Índice resumen 5 introduccióN 6 preámbulo 9 la desmaterialización de los actos 9


Ley Nº18.680 de 11 de enero de 1988



Descargar 0.81 Mb.
Página21/42
Fecha de conversión01.07.2017
Tamaño0.81 Mb.
1   ...   17   18   19   20   21   22   23   24   ...   42

4.2.Ley Nº18.680 de 11 de enero de 1988.

Sustituyó el Libro III del Código de Comercio, relativo al comercio marítimo. En el Título IV sobre los sujetos de la navegación y el comercio, el inciso segundo del artículo 913 establece que las anotaciones que deben estamparse en el diario de navegación o libro bitácora pueden realizarse por medios mecánicos o electrónicos, siempre que éstos garanticen la fidelidad y permanencia de los datos consignados.


El Título V del Código de Comercio, sobre los contratos para la explotación comercial de las naves, regula en el párrafo tercero el contrato de transporte marítimo. El artículo 1014, sobre la documentación del transporte, señala que la firma en el conocimiento de embarque –documento que acredita la recepción por el transportador de las mercancías– puede ser registrada por cualquier medio mecánico o electrónico.

4.3.D.S. Nº114 de 19 de abril de 1989, Ministerio de Hacienda.

Texto reglamentario que fijó el Reglamento del Sistema de Pronósticos Deportivos de Polla Chilena de Beneficencia, en consideración a la captación mecanizada de apuestas. La norma que regula el registro computacional es el artículo noveno, y señala que los pronósticos efectuados por el apostador en el volante serán leídos o captados por medio de los equipos que Polla determine, para generar inmediatamente un registro computacional de la información. De la apuesta realizada quedará constancia en un documento impreso denominado recibo, el que constituye el comprobante y el medio de prueba de la participación del apostador en el concurso.


El inciso final del artículo establece que los registros computacionales de las apuestas son el medio válido para acreditar los pronósticos realizados por el apostador, y que toda anotación o señal que aparezca en el recibo y que difiera de las asentadas en los registros computacionales son nulas y sin ningún valor.

4.4.Ley Nº18.857 de 6 de diciembre de 1989.

Modificó diversas normas del Código de Procedimiento Penal, relativas especialmente a la comprobación del hecho punible y a la averiguación o determinación del delincuente. Mediante esta reforma se sustituyó el artículo 113, para permitir al juez, siempre que sea necesario para el esclarecimiento de los hechos, “valerse de resultados obtenidos por la utilización de aparatos destinados a desarrollar exámenes o demostraciones científicas o por medio de la computación”, para lo cual, entre otras medidas, determinará la forma como se dejará constancia en el proceso de estas pruebas y podrá designar un asesor técnico que desarrolle o explique la prueba. De este modo los documentos contenidos en soporte informático son aceptados sin restricciones en este tipo de procesos.


La admisibilidad otorgada por vía legal, en la especie, resulta lo suficientemente amplia como para permitir la investigación en todo el ámbito informático. Según el artículo 177 del mencionado código, “El juez podrá, asimismo, ordenar que por cualquier empresa de telégrafos o cables, o de otros sistemas de comunicación semejantes, se le faciliten copias de los telegramas, cablegramas o comunicaciones transmitidos o recibidos por ella si lo estimare conveniente para el descubrimiento o comprobación de algún hecho de la causa. Podrá, además, exigir las versiones que existieren de las transmisiones por radio o televisión”.
El artículo 113 bis del mismo código alude a la actividad probatoria que atañe a las partes, las que deben solicitar expresamente estas nuevas pruebas y en tal caso se decretan con citación de la contraria: “Podrán admitirse como pruebas películas cinematográficas, fotografías, fonografías, y otros sistemas de reproducción de la imagen y del sonido, versiones taquigráficas y, en general, cualquier medio apto para producir fe”. Los actos de prueba del artículo 113 bis son más numerosos que los del precepto anterior, pero el juez puede ordenar todos los que estime convenientes, dado los conceptos genéricos del artículo 113, por lo que la diferencia es irrelevante138. Sobre el valor probatorio establece que estos medios podrán servir de base a presunciones o indicios.

4.5.Ley Nº18.876 de 21 de diciembre de 1989.

Definió el marco legal para la constitución y operación de entidades privadas de depósito y custodia de valores. Se establece que algunas transferencias de valores pueden hacerse mediante comunicaciones (o documentos) digitales o electrónicas, las que, legalmente, constituyen un título suficiente para hacerlo. El artículo séptimo, en relación al contrato de depósito, establece expresamente que entre los depositantes de una misma empresa, las transferencias de valores depositados que sean consecuencia de las operaciones que se realicen, se efectuarán mediante cargo en la cuenta de quien transfiere y abono en la del que adquiere, sea en base a una comunicación escrita o por medios electrónicos que los interesados entreguen a la empresa. “Esta comunicación ante la empresa –dice la ley– será título suficiente para efectuar tal transferencia”.



4.6.Ley Nº19.155 de 13 de agosto de 1992.

Faculta genéricamente al Director Nacional de Aduanas para autorizar que la formalización de las destinaciones aduaneras se efectúe por medio de la utilización, por los despachadores o agentes de aduana, de un sistema de transmisión electrónica de datos, cuya regulación detallada se contiene en el Reglamento D.S. Nº1.015 de 19 de octubre de 1994 del Ministerio de Hacienda, que se publicó en el Diario Oficial de 11 de febrero de 1995.


Por la vía de las normas reglamentarias de alcance particular, pero con expresa referencia al tema del valor probatorio de los mensajes en uno de sus acápites, mediante Resolución Nº1.681 de ocho de Abril de 1999 del Director Nacional de Aduanas, se dictó el “Manual de Procedimientos Operativos para la Transmisión Electrónica de Documentos”, con el objeto de refundir diversas instrucciones particulares y lograr la uniformidad y estandarización del sistema. Específicamente, en el Capítulo II sobre Normas Generales, se incluyó un número 6º sobre “Valor Probatorio de los Mensajes” que estableció que los archivos computacionales de los mensajes EDI constituyen “instrumentos electrónicos que, en caso de conflicto, pueden ser admitidos por los Tribunales de Justicia, constituyendo prueba de los hechos contenidos en él, a menos que se evidencie lo contrario”. El segundo inciso del número 6º agrega que para establecer este medio de prueba los usuarios de la transmisión electrónica deberán entregar, a requerimiento del Servicio Nacional de Aduanas, copia del intercambio electrónico en un medio externo de respaldo y el documento electrónico impreso en soporte papel. El inciso tercero acota que dicha evidencia en medio magnético e impresa deberá proveerse sin alteraciones ni demoras, y que en caso de alegar destrucción o pérdida de la información se estará exclusivamente a la data que provea la Red de Valor Agregado o a la que se obtenga de los sistemas de respaldo del Servicio.




Compartir con tus amigos:
1   ...   17   18   19   20   21   22   23   24   ...   42


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2019
enviar mensaje

    Página principal