Niveles de planificación



Descargar 18.88 Kb.
Fecha de conversión03.05.2018
Tamaño18.88 Kb.
Niveles de Acción Pastoral
Ante todo, cuando se habla de “niveles de planificación” se entienden aquellos campos o áreas de acción pastoral que se han de planificar. En este sentido se puede hablar también de áreas o campos pastorales.
Si se quiere aplicar el plan global hay que explicarlo en todos los campos de acción en los que se agrupan las diversas y múltiples acciones pastorales que se han de realizar.
La definición de los campos de acción tiene un valor determinante cuando se quiere coordinar el conjunto de las acciones en una única secuencia progresiva de acción. Es necesario distinguir para poder coordinar. Solo así es posible servir al mismo tiempo a la UNIDAD y a la DIVERSIDAD. De lo contrario se tendrá la confusión.
Hay que distinguir las acciones que se dirigen al conjunto de los destinatarios en cuanto conjunto y que se llama “pastoral comunitaria”; las que se dirigen a grupos específicos o “pastoral sectorial”; las que tienen como objeto los servicios que la Iglesia debe ofrecer o “servicios pastorales”; aquellas que se dirigen a los mismos agentes de pastoral o “pastoral ministerial”; las que se refieren al funcionamiento de las “estructuras”; y las que, por su naturaleza, no están incluidas en las anteriores.
Seis niveles que aquí llamamos “fundamentales” ordenados siguiendo dos criterios. El primero, partir de lo general a lo particular y, el segundo, de los niveles determinantes del plan a los niveles dependientes de ellos. En concreto:

DESTINATARIOS (A QUIENES).


  • Lo que se hace para el conjunto de los bautizados en cuanto pueblo de Dios es, ciertamente, lo más general y determinante (Pastoral Comunitaria).

  • Después lo que se hace para esos mismos destinatarios en cuanto reunidos en grupos según el papel que ellos cumplen en la sociedad (Pastoral Sectorial). Estos dos primeros niveles expresan la iglesia que va al encuentro de la gente.



SERVICIOS (QUÉ).


  • A ellos sigue el nivel de los servicios pastorales específicos que la iglesia ofrece a todos los bautizados que quieran servirse de los mismos (Servicios Pastorales).



AGENTES (QUIENES).


  • Posteriormente está, el nivel que se refieren a la formación y capacitación de los agentes de la acción pastoral (Pastoral Ministerial).



MEDIOS (CÓMO O DE QUÉ MANERA)


  • Después las estructuras que promueven y facilitan todo lo anterior (Estructuras Pastorales).

  • Dicho de otro modo, las estructuras sirven a los agentes para realizar una acción cada vez que se dirige a los que libremente aceptan, y aquella que se dirige a todos con carácter misionero y amplio. Así queda claro que la distinción de niveles es sólo para poder ordenar, compaginar y dar dirección unitaria a todo lo que se hace.



RELACIONES CON OTRAS REALIDADES


  • Aquí se planifican las actividades o iniciativas que tienen que ver con la relación de otras realidades eclesiales y sociales que no estén incluidas ya en los niveles anteriores en razón a su actividad específica.

Esos niveles se llaman “fundamentales porque constituyen las categorías más generales que dan razón y fundamentan las múltiples divisiones internas o niveles específicos. Son también fundamentales porque son las categorías que permiten la organicidad de la sección pastoral de la curia diocesana. Esta división, en fin, facilita la formulación de objetivos intermedios en cada etapa suficientemente precisos para dar una idea general del proceso de transformación de cada etapa. De todos modos, esta división en seis niveles fundamentales es solo un artificio que permite una articulación más comprensible y más fácil del plan global.


Los niveles mantienen un dinamismo ad intra y ad extra. Hacia dentro del propio nivel, en relación al objetivo propio y específicos de comisiones, dimensiones y/o equipos. Y en dirección hacia los otros niveles, en relación a los objetivos de cada nivel, al objetivo general de fase o etapa y al objetivo diocesano. Los niveles deben garantizar que los objetivos no estén desfasados o que sean ajenos a los objetivos generales. Las comisiones, dimensiones, y/o equipos, los niveles de manera particular y en conjunto deben coadyuvar al cumplimiento de los objetivos generales. Es importante que en las evaluaciones de la programación siempre este presente el problema fundamental, la idea fuerza (ideal), y los objetivos planteados de manera general.
Dentro de estos seis niveles se señalan un conjunto de dimensiones que, a su vez, serán objeto de planes específicos. Ahora, de cada uno de ellos diremos cuál es el objeto propio y que se planifica.


  1. Pastoral Comunitaria.

Objeto de este nivel fundamental: las acciones que se dirigen a todos los bautizados de la Iglesia Católica y gente de buena voluntad, en orden a la experiencia sistemática de integración de las diversidades humanas y eclesiales en la unidad. En este nivel se mira a los destinatarios de la acción pastoral pero en cuanto son parte de un cuerpo social que, como tal, está llamado a la santidad. Pastoral comunitaria que, en nuestro caso, se realiza en tres espacios comunitarios específicos: pastoral de multitudes, pastoral de pequeñas comunidades y pastoral familiar.


  1. Pastoral Sectorial.

Este segundo nivel fundamental también se dirige a todos los bautizados ya no como conjunto, sino agrupados por sectores o categorías de personas que, en cuanto cumplen una función en la sociedad, beben interpretar en la fe su situación específica y deben dar testimonio de las mismas en su ambiente. (Aquí no se agrupan aquellos grupos humanos cuya necesidad fundamental es la promoción humana o la asistencia social ya que ésta no es la razón de ser de este nivel).

Este nivel fundamental incluye un conjunto de dimensiones específicas que en cada diócesis, según la propia realidad y el ideal, pueden ser distintas.




  1. Servicios Pastorales.

Este tercer nivel fundamental engloba las acciones que comúnmente la Iglesia ofrece como servicios religiosos, es decir, los servicios de catequesis, liturgia y caridad o ayuda fraterna, en armonía con el camino de fe de todo el pueblo de Dios. Estos servicios pastorales incluyen los siguientes niveles específicos:


  1. Pastoral ministerial.

Este nivel fundamental mira a la formación doctrinal, espiritual, pastoral y metodológica, inicial y permanente de los agentes de pastoral, excepto la inicial al presbiterado. Se trata de la formación general, común a todos los ministerios, aunque teniendo en cuenta que se puede hacer en grados diversos y atendiendo a la diversidad de personas. En la práctica se han agrupado las acciones de formas diversas. Por tal razón la categorización específica debe determinarse en cada diócesis de acuerdo con su realidad y con el ideal que se propone.

  1. Estructuras Pastorales.

Objeto de este nivel fundamental son las acciones orientadas a la creación y funcionamiento de las estructuras de comunicación, de participación y de corresponsabilidad de todo el pueblo de Dios en la vida y misión de la Iglesia.


  1. Relaciones con otras realidades.

En este nivel se planifican las actividades o iniciativas que tienen que ver con la relación de otras realidades eclesiales y sociales que no estén incluidas ya en los niveles anteriores en razón a su actividad específica.


    • Relación con otras realidades religiosas y eclesiales.

  • Relación con otras realidades de la Iglesia Católica.

  1. Provincia Eclesiástica.

  2. Conferencia Episcopal Nacional.

  3. Conferencia Episcopal Continental.

  4. Santa Sede.

  • Relación con otras Iglesias (ecumenismo).

  • Relación con otras religiones (diálogo interreligioso).




    • Relación con realidades sociales.

  • Realidades gubernamentales locales, estatales, nacionales.

  • ONG’s.

  • Otras.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal