Normas para bibliotecas universitarias españolas. Rebiun. Colecciones



Descargar 172.63 Kb.
Página1/2
Fecha de conversión07.07.2017
Tamaño172.63 Kb.
  1   2
NORMAS PARA BIBLIOTECAS UNIVERSITARIAS ESPAÑOLAS. REBIUN.

Colecciones

Introducción. La primera meta de la Biblioteca es seleccionar, coleccionar, organizar y proporcionar a los usuarios el acceso a la información en todas sus variedades.

Hasta fechas recientes, las bibliotecas universitarias y científicas españolas han adolecido, en general, y por razones de diversa índole, de una falta de planificación sistemática en el desarrollo de sus colecciones y en la evaluación de las mismas, por lo que las colecciones resultantes a menudo presentan desequilibrios, inconsistencias, duplicidades innecesarias, falta de adecuación a la demanda real, etc.

A la necesidad de corregir estos desajustes se suman los importantes cambios que se han venido produciendo en el mundo de la información desde finales de los 80 y que han acentuado la función de la Biblioteca como punto de acceso a la información, bien mediante recursos propios, bien mediante recursos accesibles a través de planes cooperativos, préstamo interbibliotecario y acceso a la información electrónica a través de las redes de telecomunicaciones.

Las Bibliotecas Universitarias españolas disponen en la actualidad de importantes herramientas para facilitar el desarrollo de un programa de gestión de colecciones:



  • Catálogos informatizados accesibles a través de Internet.

  • Catálogos colectivos en CD-ROM o en línea.

  • Bases para una normativa común de préstamo interbibliotecario.

  • Elevado uso de los servicios de INTERNET.

  • Existencia en muchas Bibliotecas Universitarias de Secciones encargadas de la gestión de adquisiciones.

  • Inclusión de estudios de evaluación y control de calidad de servicios en la gestión de un buen de B.U.

1. Consideraciones generales

1.1. Las recomendaciones que se incluyen en este documento están orientadas hacia la gestión de colecciones, más que simplemente al desarrollo de las mismas, por considerar que este primer concepto más amplio incluye, además del desarrollo de colecciones, la gestión relacionada con la disponibilidad, la conservación, la evaluación y el uso de los diferentes tipos de materiales.

1.2. La gestión de colecciones incluye no sólo las adquisiciones, sino también la facilidad de acceso a otras colecciones, incluyendo recursos compartidos planificados y almacenamiento cooperativo, así como acceso electrónico a bases de datos y otros recursos de información accesibles a través de las redes de telecomunicaciones.

2. El Programa de Gestión de la Colección

Parece cada vez más evidente la necesidad de que la Biblioteca disponga de un Programa de gestión y desarrollo de la colección. Dicho programa deberá ajustarse a los requerimientos siguientes:


  • Tener en cuenta los objetivos de la Institución en la que se integra la Biblioteca

  • Ser pactado con las fuerzas sociales de la Institución (Comisión de Biblioteca, Grupos de usuarios, etc.)

  • Ser revisado regularmente

  • Ser elaborado a partir de las necesidades reales

  • Supone la evaluación previa de la colección existente

2.1.Elementos que lo componen

2.1.1. Introducción

a) Propósito del Programa y a quien va dirigido
b) Descripción general de la Institución y objetivos
c) Misión y objetivos del Programa de gestión de la colección
d) Postura de la Biblioteca en el ámbito de la Libertad intelectual y censura
e) Breve visión de la colección (historia, áreas temáticas, localización de la colección)
f) Relación con otras políticas o programas de gestión de la colección (conservación, almacenamiento,reposición, expurgo, etc.)
g) Acuerdos de cooperación para el desarrollo de la colección

2.1.2.Programa general de gestión y desarrollo de la colección

Se describen en este apartado los aspectos que trascienden las materias y afectan a la colección en lo que respecta a formato, lengua y uso.

a) Formato


b) Colecciones especiales
c) Colecciones de autores locales
d) Publicaciones oficiales
e) Compras caras
f) Procedimientos de adquisición que afectan a la colección

2.1.3.Análisis detallado de las distintas materias de la colección

Este apartado describe la amplitud y profundidad de las materias de la colección de forma normalizada, uniforme y detallada. Se divide la colección en amplios descriptores o materias y en cada área se incluye la siguiente información:

a) Ambito de cobertura


b) Tipo de material que se colecciona
c) Relaciones interdisciplinares
d) Unidad de la biblioteca o persona responsable de la colección
e) Políticas alternativas de acceso a la colección
f) Otros recursos: bibliotecas locales, regionales y nacionales, consorcios, etc.

3. Recomendaciones generales

3.1. Cada Biblioteca Universitaria ha de disponer de una política de gestión de colecciones orientada a servir a los fines de la propia Institución, que se concretará en la elaboración de un programa escrito, siguiendo las recomendaciones expresadas en el apartado anterior.

3.2. El tamaño de la colección debe ser proporcional al número de usuarios, de cursos y de métodos de enseñanza y educación.

3.3. La colección debe proporcionar, al menos, la bibliografía básica para el estudiante y el docente y la colección básica para cubrir los trabajos de investigación.

3.4. Las Bibliotecas Universitarias y Científicas deberán establecer los canales necesarios para compartir aquellos recursos que por su especifidad o coste no resulten rentables para un sólo centro.

3.5. Las categorías de las colecciones a considerar en relación a los distintos tipos de usuarios incluyen:


  • . Fondos básicos para el aprendizaje y formación de base (manuales,bibliografía básica, revistas, obras de divulgación, etc.).

  • Material de referencia y consulta de carácter general y especializada (directorios, enciclopedias, diccionarios, bibliografías, catálogos, etc.).

  • Fondos básicos para el profesorado, específicos para la enseñanza.

  • Fondos para la investigación (tesis, revistas, informes...).

  • Fondos de apoyo a la gestión universitaria.

  • Otras colecciones de interés para la Institución que den un valor específico a la colección (ejem.: colecciones de temas locales, trabajos especializados en un campo determinado, etc.)

3.6. No es función de la Biblioteca evitar la compra de libros por parte de los usuarios, pero deberá disponer de varios ejemplares de los libros más utilizados.

3.7. Se tendrán en cuenta diferentes tipos de soportes, incluida la edición electrónica. Debe escogerse aquel soporte que genere una mayor economía de escala en función de los usuarios reales.

3.8. La Biblioteca dispondrá de un presupuesto propio que asegure, al menos, el mantenimiento de la colección de referencia, la colección básica de interés general, la bibliografía orientada a cubrir las necesidades derivadas de los planes de estudio y las necesidades básicas de las diferentes líneas de investigación.

3.9. Cuando se inicien nuevos estudios en una Universidad, debe dotarse a la Biblioteca con un presupuesto extraordinario para crear el fondo documental apropiado, así como incluir su mantenimiento en el presupuesto ordinario.

3.10. Se recomienda la existencia en cada Biblioteca de una Sección de Adquisiciones cuyas funciones, además de gestionar las adquisiciones bibliográficas (control presupuestario, relación con distribuidores, gestión económica, etc.), incluyan también la de coordinar y supervisar la coherencia y equilibrio de las colecciones que se adquieran.

4. Selección y expurgo



4.1. Principios generales de la selección

4.1.1. La responsabilidad última sobre la selección de la colección corresponde al Director de la Biblioteca.

4.1.2. La responsabilidad en la selección no debe ser considerada como un privilegio dándose la oportunidad a toda la comunidad universitaria a participar en este proceso.

4.1.3. La selección deberá ser realizada por el profesorado, en base al Departamento, en colaboración con los bibliotecarios.

4.1.4. La selección debe basarse y estar de acuerdo con las metas y objetivos de la política

4.2.Criterios de selección

Los siguientes criterios de selección están ordenados de acuerdo con su importancia. La ponderación de cada uno de ellos estará en función de las líneas de gestión de la colección de cada Biblioteca Universitaria.

El precio no se ha considerado como un criterio de decisión en la selección, aunque sí será un criterio decisivo a la hora de la decisión de la compra.

4.2.1. Contenido temático.

Valorándose si son fondos fundamentales, auxiliares o tangenciales para los programas de docencia e investigación de la Universidad. Así como si forman parte de las áreas fundamentales, especializadas o marginales de los mismos. 4.2.2. Calidad.

Valorándose si son trabajos y autores fundamentales para una materia, si son trabajos que aportan nuevas teorías, conocimientos o enfoques, si son obras generales, especiales o de divulgación.

4.2.3. Previsión de uso.

Valorándose la petición realizada por miembros del personal docente y discente. La recomendación como libro básico o de consulta para los planes de estudio, así como de libros de interés general para consulta de temas no específicos de los planes de estudio e investigación.

4.2.4. Adecuación de la colección.

Se estudiará la adecuación de la obra al desarrollo de una colección equilibrada y coherente, valorándose si forma parte del núcleo de la misma, si desarrolla líneas específicas o si cubre las lagunas existentes. Asimismo, se tendrá en cuenta el nivel de cobertura de la materia (estudiantes, graduados, investigadores, etc.) y si pertenecen a colecciones prioritarias ya existentes.

4.2.5. Valores bibliográficos.

Valorándose la calidad y especialización de la casa editora, la entidad patrocinadora y el tipo de publicación (reports, working papers, tesis no publicadas, etc.)

4.2.6. Lengua de publicación.

Valorándose la lengua en función de la importancia que tenga el desarrollo de un tema concreto en dicha lengua, así como el uso y conocimiento de la misma por la comunidad universitaria.



4.3.Principios generales de expurgo

4.3.1. La finalidad del expurgo es mejorar la calidad y accesibilidad de la colección. Es una parte importante de la gestión de la misma y debe recibir una atención similar a la de la selección.

4.3.2. La responsabilidad final del expurgo corresponde al Director de la Biblioteca Universitaria. Será realizado por bibliotecarios asesorados, en caso necesario, por el personal docente. 4.3.3. El expurgo no conlleva necesariamente destrucción de documentos, pudiendo, los materiales expurgados, trasladarse a zonas de almacenamiento menos accesibles o costosas, o utilizarse para intercambio, o donarse a instituciones y en último caso destruirse.

4.4. Criterios de expurgo

4.4.1. Contenido temático.

Valorándose los cambios en las líneas de investigación y docencia de la Universidad. La desactualización temática de los documentos o la obsolescencia de su información, así como las ediciones antiguas con ediciones posteriores.

4.4.2. Previsión de uso.

Valorándose el período transcurrido desde su última utilización, la fecha de publicación, la fecha de adquisición y el número de ejemplares existentes o duplicados no necesarios. La accesibilidad de materiales de uso infrecuente en instituciones próximas.

4.4.3. Estado físico. Valorándose el estado físico de los documentos, así como la existencia de los mismos en nuevos formatos.

5.Volumen e incremento de las colecciones

5.1. Respecto a los aspectos cuantitativos que afectan a la dimensión y crecimiento de las colecciones, se parte de la dificultad en fijar normas comunes para todas las BBUU españolas debido a las grandes diferencias existentes en cuanto a la historia,evolución y dimensiones de las propias universidades. No obstante, se establecen unas recomendaciones generales que puedan servir de referencia y que, en cualquier caso, cada Biblioteca deberá adaptar a su situación particular.

5.2. Las normas hacen referencia a número de volumenes (documentos no periódicos) y número de títulos de publicaciones periódicas, debiendo considerarse en cada caso los diferentes soportes existentes.

5.3. Recomendaciones cuantitativas

5.3.1. Colección básica: 50.000 volúmenes.

5.3.2. Nuevos estudios


  • 5.000 volúmenes colección básica de nueva titulación

  • 1.000 volúmenes cada nuevo programa de doctorado

  • 500 volúmenes cada nuevo programa de master

5.3.2. Un título de publicación periódica cada 3 usuarios.

5.3.3. Incremento anual



  • 1 volumen por alumno

  • 10 volúmenes por PDI

5.4. El volúmen de incremento anual se ha calculado atendiendo a la media de número de usuarios de las Bibliotecas Universitarias españolas. Se deberán aplicar, por lo tanto, índices correctores al alza o a la baja en aquellas Bibliotecas Universitarias cuyo número de usuarios sea sensiblemente inferior o superior respectivamente a dicha media, con el fin de ajustar el incremento al volumen de usuarios.

6. Conservación y restauración del fondo bibliográfico

Algunas definiciones previas:

* Preservación: comprende todas las actividades económicas y administrativas, que incluyen el depósito y la instalación de los materiales, la formación del personal, los planes de acción, los métodos y técnicas referentes a la preservación de los materiales de archivos y bibliotecas y la información contenida en los mismos.

* Conservación: comprende los planes y prácticas específicas, relativos a la protección de los materiales de archivos y bibliotecas frente al deterioro, daños y abandono, incluyendo los métodos y técnicas desarrollados por el personal técnico.

* Restauración: comprende las técnicas y conocimientos utilizados por el personal técnico responsable de reparar los daños causados por el uso, el tiempo y otros factores en los materiales de archivos y bibliotecas.

6.1. La Biblioteca deberá contar con un Programa de Conservación y Preservación de materiales que, estableciendo prioridades, asegure un entorno adecuado de conservación y se integre en los programas nacionales para la conservación y la restauración.

6.2. La Biblioteca debe contar con un Plan de Emergencia y Seguridad que abarque catástrofes grandes y pequeñas. Deberá hacerlo de acuerdo con el ³campus² y la Institución e integrarse en el Plan General de Seguridad.

6.3. La Biblioteca deberá participar en los planes de preservación nacionales, regionales y locales mediante programas cooperativos * Registro centralizado de ³masters² de microfilm * Microfilm para conservación * Digitalización para acceso

6.4. La Biblioteca deberá contar con las garantías adecuadas contra pérdidas, mutilaciones y robos y ejercer el control adecuado sobre el préstamo, con el fin de reducir las pérdidas y los daños.

7. Evaluación de colecciones

Se recomienda la aplicación de los siguientes métodos de evaluación de las colecciones utilizando los indicadores propuestos en el documento de trabajo publicado por la Dirección General XIII de las Comunidades Europeas.



7.1.Metodos cuantitativos

Tamaño: fórmulas ³libros por usuario² (ACRL) Crecimiento



7.2.Métodos cualitativos

  • Contraste de bibliografías

  • Opinión de expertos

  • Comparación entre fondos bibliográficos de bibliotecas con características semejantes

  • Análisis de uso:
    . Consulta en sala
    . Préstamo
    . Préstamo interbibliotecario

7.3.Datos

7.3.1. Costes



  • Inversiones en material bibliográfico

  • Inversiones en encuadernación/conservación

7.3.2. Recursos

  • Número de adquisiciones

  • Número de títulos adquiridos

  • Número de títulos de publicaciones periódicas recibidos

  • Libros pedidos y solicitados

  • Listas bibliográficas actualizadas

  • Número de documentos en la colección

7.3.3. Utilización

  • Número de préstamos

  • Número de documentos en depósito cerrado

  • Número de documentos en préstamo

  • Documentos no prestados durante un periodo de tiempo

  • Documentos prestados durante un periodo de tiempo

  • Número de títulos prestados

  • Reservas a títulos

  • Número de documentos utilizados en la biblioteca durante el año

7.4.Indicadores

7.4.1. Costes:



  • Población

  • Inversiones en capital bibliográfico per cápita

7.4.2. Costes:

  • costes

  • Inversiones en encuadernación/conservación per cápita

  • Inversiones en material bibliográfico per cápita históricamente

7.4.3. Recursos:

  • población

  • Adquisiciones per cápita

  • Títulos adquiridos per cápita

  • Copias adquiridas / Títulos adquiridos

  • Documentos en la colección per cápita

  • Antigüedad de la colección

7.4.4. Utilización:

  • población

  • Consulta en sala per cápita

  • Préstamos per cápita

  • Títulos prestados per cápita

  • Títulos en préstamo per cápita

7.4.5. Utilización:

  • recursos

  • Préstamos por número de documentos

  • Consulta en sala por número de documentos

  • Proporción de documentos en préstamo

7.4.6. Necesidades cubiertas

  • Proporción de títulos recomendados / títulos adquiridos

  • Ratio de necesidades cubiertas

  • Chequeo de listas bibliográficas

  • Libros mal colocados

7.4.7. Estudios de tiempos

  • Entre adquisición y proceso

  • Entre la solicitud de un libro de depósito y su entrega

  • Entre cualquier solicitud y su respuesta

  • Entre reclamaciones o reservas de títulos y su entrega

  • Entre la solicitud de documentos no disponibles in situ y su entrega

7.4.7. Satisfacción

  • Satisfacción de los usuarios con la colección

8.Bibliografía. - Atkinson, Ross Old forms, new forms: The challenge of collection development.- En College and Research Libraries 1989, (50) pa. 507 . - Collection management in academic libraries /Edited by Clare Jenkins and Mary Morley.- Aldershot : Gower, 1991. . - Curley, Arthur ; Dorothy, Broderick Building Library Collections.- Metuchen (NJ): Scarecrow Press,1985 . - Kania, Antoinette M. Academic Library standars and perfomance measures.- En: College and Research Libaries, January 1988, pag. 16-23. . - Lynch, B.P. University Library Standards.- En: Library Trends, summer 1982, pa. 33-47. - Nisonger, T.E. Collection evaluation in academic libraries: a literature guide and annotated bibliography.- Englewood (Co): Libraries Unlimited,1992 . - Normas para Bibliotecas Universitarias : evaluación de la eficacia / preparadas por el Comité de Revisión de normas de la ACLR; traducidas por Ramón Abad Hiraldo.- En: Boletín de la ANABAD, nº 4, 1994. . - Slote, S.J. Weeding library collections.- Littleton (Co) : Libraries Unlimited,1989

Infraestructuras



Introducción

Esta breve introducción a las recomendaciones sobre edificios de Bibliotecas Universitarias tiene como propósito situarlas en el contexto del progresivo interés por la evaluación del servicio bibliotecario, como instrumento de la Universidad para mejorar sus servicios después de corregir defectos y suprimir carencias.

Si la biblioteca existe para cumplir una serie de requerimientos educativos, informativos, culturales, recreativos, de investigación, etc. se hace necesario la existencia de edificios bibliotecarios que permitan esas funciones con una utilización funcional, segura, económica y a poder ser, confor-table.

En la mayoría de las universidades españolas la Biblioteca es considerada como un servicio de apoyo a la docencia y la investigación constituido por todos los fondos bibliográficos. Tal definición es perfectamente compatible con la más aceptada internacionalmente: la que trata a la Biblioteca Universitaria como "una combinación orgánica de personas, colecciones y edificios con el objetivo de asistir a la comunidad universitaria en el proceso de transformar la información en conocimiento". Ello supone unos servicios a los que habrá que adecuar un ámbito donde se desarrolle.

La biblioteca es prácticamente el único espacio univer-sitario común, no ya de carácter discrecional, sino necesario para cada uno de los estamentos: profesores, pas y alumnos de los distintos ciclos, en sus labores, tanto de docencia como de investigación. Tal circunstancia específica permite considerarla como espacio-común universitario que requiere un tratamiento adecuado.

La dialéctica servicio de bibliotecas/edificio-continente incluye múltiples variables: habrá de tener en cuenta la complejidad del fenómeno biblioteconómico, así, la biblioteca universitaria no es siempre un solo edificio, sino fundamental-mente un conjunto de edificios. También hay que conocer la tipología existente para posteriormente clasificar los edificios en función de esa tipología.

El análisis deberá asumir el específico carácter del servicio bibliotecario en el edificio valorado, por lo que habrá de tener en cuenta el tipo de biblioteca, en el caso de ser la Central, su relación con el resto de la red, y qué parte del total del servicio a la colectividad le debe corresponder.

La propia actuación constructiva sobre el edificio o el solar, condicionará la adecuación del edificio: exento o integrado en otro mayor, caso de las bibliotecas especializadas de centros educativos, combinadas con otros centros culturales, etc... o ya sea por acciones sobre edificios preexistentes, por remodelación, adaptación a edificios históricas o no, ampliaciones, etc.

Las bibliotecas son espacios específicos y comunes a personal y usuarios, que ha de contemplar también lugar para material bibliográfico y equipamiento tanto general como específico de información bibliográfica y científica. Además, toda previsión sobre el edificio continente habrá de tener en cuenta los cambios que ya están afectando a las Bibliotecas Universitarias: en los materiales que custodia, en la forma de prestar los servicios, y en los propios servicios, nuevas comunicaciones, la irrupción de la automatización, los audiovi-suales y el soporte electrónico como el CD-ROM, hasta el Modem y el Fax, suponen un proceso de adaptación del que no puede quedar al margen el continente, el edificio.

Lo antedicho muestra brevemente la dificultad de ponderar un fenómeno tan complejo sometido a tantas variables como el binomio servicio de Bibliotecas universitarias/edificios-continente.

De ahí que solo quepa aportar unas recomendaciones en-cuadradas por un lado en las listas de cualidades , pero que también han de referirse a un aspecto obviado casi siempre en dichas listas, las dimensiones.

El método mas común de valoración de un servicio de Bibliotecas consiste en verificar si se adecua a una serie de elementos tipificados como necesarios en los edificios-biblio-tecarios, son las listas de cualidades, que ya sea en forma de cuestionario o no, aportan la ventaja de permitir la comparación con los elementos a verificar en los supuestos o propuestas concretas, el propósito sería el de ajustar el mayor número de elementos a las listas de cualidades.

Tales listas de cualidades a considerar en la valoración de los proyectos o edificios de bibliotecas cuentan, en la mayoría de los casos, con un número de elementos fijos: seguridad, flexibilidad, confort, etc.., sobre todo a partir de su for-mulación en el decálogo de Faulkner Brown. Teniéndolo en cuenta, nuestro interés se dirige hacia una característica, que por su valor fundamental en relación con la comunidad universitaria, razón de ser del servicio bibliotecario, habrás de ser priorita-rio: el dimensionamiento.

Por muy bella, segura, confortable y demás cualidades que podamos señalar de una biblioteca, su funcionalidad se verá mermada hasta límites inadmisibles, si la relación de us parámetros constituyen una absoluta distorsión frente al número de usuarios al que teóricamente debe atender.

Dos aspectos básicos que están interrelacionados de manera indisoluble y debemos contemplar son: el tamaño, superficie util y total, y por otro, el número de puestos de lectura totales y de cada área. Es un valor objetivo , cifrable y cotejable. La adecuación a las normas, así como el umbral mínimo a partir del cual pierde la biblioteca su funcionalidad ante la comunidad a atender, son las cuestiones que lo complementan. Menos de la mitad de las recomendaciones entendemos marcan ese límite que no debe traspasarse.

La exacta valoración de la importancia de las dimensiones dentro del marco más amplio de las cualidades señaladas el las listas como las del Faulkner Brown, posibilitarán unos parámetros que permitam medir el nivel de adecuación del edificio-continente a las necesidades del servicio de bibliotecas, una propuesta orientativa sobre dichos parámetros es la que presentamos a continuación.

Para terminar, señalar que salvo las pautas básicas del dimensionamiento, se ha evitado dar recomendaciones cuan-titativas, remitiendo para recomendaciones más específicas a las obras ³Construire une bibliotheque universitaire ³ y ³Guidelines for College Libraries:Recommendations for performance and resourcing² citadas en la bibliografía anexa.

1. Locales



1.1 Principios arquitectónicos

Se recomienda atenerse al decálogo de principios establecidos por el arquitecto Harry Faulkner-Brown: la biblioteca debe ser flexible, compacta, accesible, extensible, variada, organizada, confortable, constante en su medio ambiente, segura, económica.



1.2 Aspectos cuantitativos

Aunque las últimas tendencias internacionales inciden en menor medida en los aspectos cuantitativos, las demandas y necesidades de nuestras bibliotecas hacen necesario mantener las recomendaciones aprobadas en las Jornadas de Trabajo sobre bibliotecas universitarias "Castillo de Magalia", Las Navas del Marqués en 1986, al menos relativas a dos parámetros que en todo caso habrán de guardar una relación equilibrada:



  • Un metro cuadrado por usuario.

  • Un puesto de lectura por cada 5 usuarios.

1.3 Locales

Se considera conveniente que el edificio o el local de la biblioteca cuente con los siguientes espacios:

1.3.1 Acceso

Su función es de orientación y distribución hacia las demás dependencias de la Biblioteca. Deberá dar una impresión atractiva y acogedora de la misma.

Es zona de encuentro y descanso de los lectores. Tendrá una señalización clara y contendrá el directorio de la Biblioteca. El área de acceso deberá tener dos zonas:

a) Zona fuera de control antihurtos



  • Información general

  • Guardarropas, taquillas, etc.

  • Lavabos

  • Teléfonos

b) Zona dentro del control antihurtos

  • Mostrador/es de préstamos, devoluciones, carnets, etc.

  • Catálogos y opacs.

  • Expositores de novedades, guías, etc.

  • Espacio para lectura de prensa diaria, revistas de carácter general, publicaciones oficiales etc.

1.3.2 Area de servicio público

* Información



  • Estará situada en el área de acceso a la Biblioteca.

  • Dependiendo del tamaño de la Biblioteca estará unida o separada de la zona de préstamo.

  • Se situará en un lugar fácilmente identificable por los lectores.

* Préstamo

  • Estará situado dentro de la zona controlada.

  • La distancia entre los ordenadores de préstamo y el control antihurtos será suficiente para evitar interferencias.

  • Tendrá espacio suficiente para permitir el depósito temporal de libros devueltos o reservados.

  • Se procurará que los mostradores estén protegidos de corrientes de aire, frío y excesivo ruido.

  • Tendrá acceso fácil al depósito.

  • Se situará próximo a los catálogos u opacs.

  • Según el tamaño de la biblioteca podrá haber más de un punto de préstamo.

* Consulta de carácter general

  • Espacio reservado para lectura de prensa diaria, revistas de carácter general y/o para consulta de publicaciones oficiales.

* Zona de Información bibliográfica, Referencia y Acceso al Documento

  • Tendrá estanterías de acceso directo para las obras de referencia y repertorios.

  • Contará con puestos de consulta para las obras impresas.

  • Contará con puestos de consulta a catálogos (en línea o CD-ROM) y acceso a Internet.

  • Tendrá al menos un punto de servicio para personal cualificado.

  • Se deberá contemplar espacios suficientes y diferenciados, según el tamaño de la Biblioteca, para la ubicación de estos servicios.

* Salas de lecturas

  • Deberán contar con espacio tanto para puestos de lectura como para estanterías de libre acceso.

  • Las salas contarán con espacio destinado a puestos de consultas a los catálogos e información automatizada.

  • Las publicaciones periódicas tendrán una zona propia con expositores de los últimos números y puestos de consulta.

  • Se recomienda la variedad de puestos: mesas individuales y mesas para varios lectores.

  • La distancia entre estanterías y mesas será suficiente para que los lectores no se molesten entre sí.

  • Los espacios de las salas de lectura podrán singularizarse, según las necesidades, mediante: iluminación, colorido, amueblamiento, etc.

* Salas especiales

En función de las necesidades y las colecciones habrá que contar con:



  • Salas de estudio en grupo. Estarán aisladas suficientemente para no producir ruido.

  • Cubículos para investigación, con posibilidad de guardar libros durante un tiempo y conectar ordenadores.

  • Mediateca con puestos y equipamiento para lectura y visionado de materiales especiales.

  • Cartoteca con muebles del tamaño recomendado para el material de la sala.

  • Sala reservada para consulta de tesis y lectura de libros procedentes de préstamo interbibliotecario.

  • Otras salas posibles: Fondo antiguo, Centros de documentación, Sala de tests, etc.

  • Se habilitará una zona de descanso suficientemente aislada y ventilada para fumadores.

No parece aconsejable que las Bibliotecas tengan salas únicamente de estudio. La demanda de dichas salas por parte de los alumnos debería ser asumida, en todo caso, por la Universidad conservando la Biblioteca su tarea de proporcionar información y documentación a la comunidad universitaria con fines de docencia, estudio e investigación.

* Salas multiusos: conferencias, exposiciones, formación etc.



  • Deberán tener un acceso autónomo.

  • Contarán con el equipamiento necesario, cabinas de traducción simultánea y el aislamiento acústico adecuado.

  • Contarán con sala auxiliar aneja.

* Reprografía

  • Los espacios para las máquinas reprográficas estarán convenientemente insonorizados.

* Lavabos

  • Estarán suficientemente aislados de las salas de lecturas para evitar ruidos.

Se deberá tener en cuenta toda la legislación vigente en relación con usuarios discapacitados.

1.3.3 Area de trabajo interno

La Biblioteca deberá tener los espacios necesarios para el tratamiento de la documentacion desde la recepción hasta su ubicación en el lugar que le corresponda, evitando interferencias en la circulación tanto de documentos como de personal y separando las zonas de trabajo interno de las de servicio al público.

Las zonas recomendadas son:



  • Dirección y secretaría

  • Administración

  • Adquisiciones

  • Proceso técnico (en una o varias zonas)

  • Tratamiento físico de los documentos (tejuelado, sellado etc)

  • Gestión de Préstamo interbibliotecario

  • Informática y nuevas tecnologías

  • Laboratorio de reprografía, microfilmación, encuadernación, etc.

Además la Biblioteca deberá contar con espacios comunes para el personal:

  • Sala de reunión

  • Aula de formación

  • Zona de recepción de correo y paquetes

  • Almacén para material de oficina

  • Vestuarios y taquillas

  • Aseos y duchas

  • Local para servicio de mantenimiento y limpieza

  • Sala de descanso con cocina y frigorífico

Se deberá tener en cuenta la legislación laboral relativa a las condiciones de trabajo en relación con la seguridad, iluminación, acústica, etc.

1.3.4 Depósitos

Deberá contemplarse espacios para:


  • Conservación de documentos antiguos, anticuados o poco consultados.

  • Conservación de materiales especiales.

Dependiendo de la finalidad, el depósito deberá estar o no directamente comunicado con la zona de préstamo o de consulta.

En general la forma cuadrada o rectangular se considera la más adecuada para el aprovechamiento del espacio en los depósitos.

Deberá tenerse en cuenta las condiciones adecuadas de temperatura, humedad, aire etc. para la correcta conservación de los materiales.

Deberá cuidarse muy especialmente las normas de carga en los espacios de depósito, teniendo en cuenta que frecuentemente en ellos se colocan "compactus".

1.3.5 Instalaciones técnicas

La Biblioteca deberán contar con espacios, preferentemente desde una sala integrada, para el control de sistemas técnicos del edificio:



  • Climatización

  • Electricidad

  • Seguridad: alarma, incendios

  • Montacargas, ascensores

2. La infraestructura informática

2.1 Consideraciones básicas:

Al diseñar un espacio para biblioteca hay que pensar desde el principio en las instalaciones/infraestructuras que serán necesarias para la prestación de los servicos bibliotecarios en entornos informatizados. Conviene que estas sean tenidas en cuenta como parte integrante del proyecto y no como una planificación a posteriori, de manera que no reciban un tramiento presupuestario aislado o especial.

La rápida evolución de las tecnologias de la información y de las comunicaciones nos conducen necesariamente a un diseño de instalaciones que deberá adaptarse a una dinámica de cambios imprevisibles.

Estas nuevas herramientas han provocado un cambio radical en la organización del trabajo, en los servicios y en la interacción entre usuarios, bibliotecarios e informáticos condicionando los espacios.

El diseño de espacios e instalaciones deberá contemplar que estos sean dinámicos, abiertos y múltiples de manera que permitan el acceso a la información que hoy contienen las bibliotecas: sea física, magnética, informática y virtual.

Las instalaciones estan intimamente ligadas al diseño de espacios por eso deberán también obedecer a criterios generales de Funcionalidad, Espacialidad y Infraestructura

Desde el punto de vista Funcional tendremos en cuenta el criterio de Accesibilidad: para dar especificidad al lugar de trabajo con equipos (trabajo o consulta) por un tema de reconocimiemto como de ahorro en la circulación.

Desde el punto de vista de la Espacialidad consideraremos el criterio de Diversidad: para asegurar que el soporte espacial permita la diversidad de oferta en la consulta de equipos informáticos.

Desde el punto de vista de Infraestructura se tendrán en cuenta criterios de Homogeneidad para mantener condiciones similares para poder ofertar servicios iguales en toda la superficie sin que cualquier cambio implique reformas en las instalaciones y criterios de Cobertura, eso es, que las instalaciones necesarias se hagan sobre elementos permanentes del edificio que a la vez pudieran cubrir con facilidad la totalidad de la superficie.

2.2 Condicionantes para el diseño de instalaciones:

Deberá tenerse en cuenta los siguientes factores:



  • El desarrollo en cantidad y capacidad de los equipos informáticos

  • La integración de equipos y multimedia

  • La transformación y evolución de las redes, las mejoras en las telecomunicaciones y el desarrollo de protocolos más transparentes y rápidos

  • La creciente compatibilidad entre infraestucturas (Pasarelas)

La rápida obsolescencia del hardware, del software y de las comunicaciones tendrán efectos determinantes sobre las infraestructuras y es precisamente este el mayor problema: definir un esquema de desarrollo informático en una biblioteca es dificil, debido a la poca durabilidad de lo planificado en la inversión en muchas ocasiones.

Evidentemente las instalaciones tienen que cubrir las expectativas de servicios electrónicos que da la biblioteca de hoy: acceso a sistemas de gestión, consulta a OPACS, acceso a Redes de CD-ROM y todas la herramientas propias del mundo de Internet (e-mail, FTP, Telnet, Gopher,Wais...) sin desatender a la posible biblioteca del mañana que aunque tenga necesidades que no podamos preveer hoy debemos estar preparados para poder cubrirlas minimizando el cambio.



2.3 Características de las instalaciones y el equipamiento:

Cuando hablamos de infraestructuras pensamos, indisociablemente, en instalaciones y equipamiento, para que estas funcionen.

El elemento que necesita de una planificación más exhaustiva es el cableado. Se procurará que su instalación sea extensa y ampliable, para facilitar en todo momento el incremento y/o la mobilidad del mismo.

1. Elementos que hay que tener en cuenta del Soporte físico (cableado):


  1. criterios mecánicos: definir con claridad como deben ser las conexiones físicas entre equipos y su tipologia. Establecer desde el punto de vista físico y lógico las conexiones.

  2. criterios eléctricos: establecer los mecanismos de protección de las instalaciones externas e internas medidas de seguridad en todas.

  3. criterios funcionales: métodos y medios físicos para la activación, mantenimiento y desactivación de los circuitos físicos.

El elemento superior al cableado lo constituye la Red (dispositivos físicos y lógicos). Sobre estas hay que tener presente que:

    1. se puedan interconectar distintas tipologias de red (LAN, WAN)

    2. se pueda aumentar su capacidad de interoperatividad, de cobertura y de estaciones conectadas mediante el uso de los siguientes dispositivos:

  • Repetidores: para ampliar y regenerar la señal si fuera necesario

  • Puentes (Bridges): para enlazar redes de área local distintas.

  • Encaminadores (Routers): para enlazar redes de de área local con redes de área extensa.

  • Pasarelas (Gateways): entre redes de distinta arquitectura y protocolos.

En el edificio de biblioteca deberá planificarse la instalación de la Red local teniendo en cuenta los siguientes puntos:

      1. Sistema de cableado (tipología - Ej: trenzado, coaxial, fibra óptica)

      2. Elementos de hardware necesarios para el funcionamiento de ésta (tarjetas de conexión, transceptores, repetidores, conectores...)

      3. Los equipos que se conectaran a la misma (pc, terminales...etc)

      4. Servidor de recursos Software en la Red.

      5. Sistema operativo de la Red.

      6. Las aplicaciones soportadas en la Red

      7. Sístema de gestión de la Red. Servidor administrador de Red (Seguridad, control, configuración.)

Además en la elección del medio transmisor de datos tendremos en cuenta que:

        1. La tipología de la red vendrá condicionada según sea la configuración de los equipos y las distancias existentes entre los mismos

        2. Hay que evaluar previamente el tráfico que soporta la Red para tipología con capacidad suficiente

        3. La Red sea Fiable en la transmisión de datos

        4. Que sea Integradora en cuanto a los recursos que albergue y en cuanto a la tipología de información que transmita (texto,voz, imagen)

2. Condiciones para los equipos:

Se recomienda que las instalaciones (entiéndase infraestructuras + equipos) cumplan lo siguiente:



          1. Que el espacio físico para la instalación sea suficiente y ampliable si fuera necesario.

          2. Que el suministro eléctrico sea fácil y suficiente. Instalando sistemas de alimentación ininterrumpida (SAI) para los aparatos que así lo requieran.

          3. Que se respeten las distancias mínimas entre equipos para evitar interferencias.

          4. Que los espacios donde se instalen los equipos sean zonas con temperatura adecuadas, sin luz solar directa, zonas limpias y no contaminadas.

          5. Que los equipos (del tipo que sean) esten lejos de zonas con vibraciones.

          6. Que se articulen las soluciones de cableado por falso suelo o techo según proceda para facilitar la ampliación y la movilidad del cableado.

          7. Que allí donde haya que instalar grandes máquinas el suelo sea anti-estático.

Por lo que hace referencia a los suministros eléctricos se contemplará que un funcionamiento correcto de una instalación requiere: de manera preceptiva atenerse a la legislación vigente sobre instalaciones eléctricas, conocer de antemano la ubicación de los equipos preveiendo su movilidad y ampliación para la instalación de suficientes puntos de corriente (pecando por exceso), comprobar una vez hecha la instalación eléctrica que las fases estén equilibradas y instalar sistemas automáticos de alarma y corte de fluido eléctrico ante casos de incendio, inundación, elevadas temperaturas. Además todos los equipos contaran con una toma de tierra que será reisada periodicamente con objeto de mantener los equipos en buenas condiciones. Se observará que los grandes sistemas cuenten con una única toma de tierra con la menor impedancia posible.

En cuanto al cuadro eléctrico debería ser exclusivo para los equipos informáticos y que éste estuviera dimensionado de manera suficiente para situar los magnetotérmos en posibles ampliaciones.


  1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal