Objetivo Poner de manifiesto la diferencia, entre decisiones colectivas vinculantes y negociaciones libres, con ayuda de una historia que presenta un dilema Ilustrar las alternativas a un proceso democrático – tutelaje o anarquía – y cómo estas alternativas,



Descargar 14.2 Kb.
Fecha de conversión03.07.2017
Tamaño14.2 Kb.
Pedro y Pablo y las alternativas



Objetivo

negociaciones libres, con ayuda de una historia que presenta un dilema

  • Ilustrar las alternativas a un proceso democrático – tutelaje o anarquía – y cómo

estas alternativas, a menudo, resultan más accesibles que una solución democrática

1. Historia de Pedro y Pablo

Había una vez tres chicos que andaban por ahí haciendo trastadas. Y resulta que la pandilla encontró una chocolatina.

–¡Mía! ¡Me la pido! –dijo Pedro.

–¡Ni hablar! Tú no eres el único que la ha visto –dijo Pablo.

–No, pero yo me la he pedido primero –dijo Pedro.

–¡No es justo! No vas a decidir tú sólo.

–¡La chocolatina es mía! –dijo Pedro y fue y le pegó un puñetazo a Pablo, en pleno ojo.

Y allí se hubiera armado una batalla si no llega a ser porque un señor se mete entremedias. Estaba allí al lado y lo había oído todo:

–Chicos, chicos. No hay que pelear. La violencia solo trae violencia.

–Pero la chocolatina es mía –dijo Pedro. Yo me la pedí primero.

–Sí, pero eso no vale. Hay que repartirla a partes iguales –dijo Pablo. Pero para entonces ya había un ojo a la funerala.
Entonces el señor agarró a los chicos y les dijo:

–¡Jovencitos! Tienen que arreglar los conflictos negociando. Tienen que aprender a llegar a un compromiso. Las caras de Pedro y Pablo parecían un signo de interrogación.

–Sí, ¿no entienden? En un compromiso cada uno cede un poquito y encuentra al otro a medio camino –dijo el señor. Pero los chicos continuaban mirándole sin hacer nada.

–¡Venga! Lleguen a un compromiso¡ Vamos! Encuentrense a medio camino. Pero no pasó absolutamente nada.


–¡Vaya por Dios! El uno quiere la chocolatina entera y el otro la mitad... No puede ser, ¿entienden? Van a hacerme el favor de llegar a un compromiso. Pedro, ahora mismo vas y le das un cuarto de la chocolatina a Pablo y... ¡a no pelear más!
¿Y qué pasó luego? Eso es justamente la cuestión.

2. La Colmena

¿Qué es lo insatisfactorio de esta historia? Deje que los participantes discutan en la Colmena (V. Banco de métodos) un par de minutos en torno a las cosas del relato que les plantean dudas y que expongan después sus apreciaciones al respecto. Anote los comentarios en un bloc de caballete y observe si enlazan con alguno de los puntos del paso siguiente.



3. Charla

Charla de conferencia en torno a los puntos que se exponen a continuación. Ilustre el razonamiento con ayuda del esquema sobre formas de gobierno alternativas (V. El ABC de la democracia).



  • El señor dice una cosa, pero hace otra: Habla a favor de la negociación pero, en la práctica, dicta la solución. Actúa como un tutor e impone a los chicos una decisión colectiva vinculante que ha tomado él por su cuenta: "Pedro, ahora mismo vas y le das un cuarto de la chocolatina a Pablo...y ¡a no pelear más!” Su solución se basa en la oferta inicial de los chicos – Pedro exige la chocolatina entera, y Pablo la mitad

  • Pedro invoca la ley de "en la aceña, primero muele el que primero llega" No considera que la chocolatina sea un asunto común sobre el que decidir o negociar, sino que impone su línea con violencia

  • Pablo estima que la chocolatina es un asunto común: "Tú no eres el único que decide." Apela también a un principio de justicia: "Tenemos que repartirla a partes iguales ¿entiendes?" aunque también él esté dispuesto a llegar a las manos

  • Y ¿qué fue del tercer chico mencionado al inicio de la historia? Por lo visto no se sentía participe de la situación, no se veía como un miembro de la pandilla

El análisis de esos cuatro puntos suele provocar muchas preguntas. Para no arriesgarse a que se produzcan largas discusiones y a perder el hilo conductor, es bueno presentar la Nevera (V. Banco de métodos)



4. Debate

Una solución democrática presupone:



  • Una agrupación en la que determinadas cuestiones se consideren asunto común, aun cuando se tengan distintos puntos de vista sobre cómo resolverlas

  • Los miembros estarán dispuestos a aplicar a sí mismos la norma de Igual trato y la regla de Autonomía personal

  • Todos y cada uno estarán dispuestos a seguir las decisiones conjuntas, les gusten o no

¿Se da alguna de las condiciones para una solución pacífica y democrática del conflicto planteado en este caso?


Comentarios

La historia puede ser vista como una muestra de un modelo más general. Cambiemos, por ejemplo, Pedro por Serbia, Pablo por Bosnia, el chico pasivo por Croacia y el señor por la OTAN y tendremos un caso real del tratamiento de un conflicto que sigue el mismo modelo. Eso fue lo que sucedió en principio cuando en 1994, en la antigua Yugoslavia, se impuso el acuerdo de Dayton a las partes en conflicto, con la diferencia de que, en esta ocasión, el "señor" no sólo exigió que las partes fueran amigas en adelante, sino que establecieran un gobierno democrático en Bosnia común para todos los grupos étnicos concernidos.


Anime a los participantes a encontrar otras historias paralelas actuales.

Véase la aplicación Focalización de la agenda para otra versión de la historia de Pedro y Pablo.



Retos Democráticos, www.democracy.se


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal