Ordenamiento e impulso a la pesca y acuacultura



Descargar 19.64 Kb.
Fecha de conversión03.07.2017
Tamaño19.64 Kb.

Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca

2do. Informe de Gobierno

- Pesca y Acuacultura -


ORDENAMIENTO E IMPULSO A LA PESCA Y ACUACULTURA

Una de las más altas prioridades de este gobierno estatal es cimentar las bases que permitan el impulso de un desarrollo sustentable y ordenado de la pesca y acuacultura, acompañado de un programa integral de apoyo a las comunidades pesqueras.


Para enfrentar la problemática diversa de esta actividad y lograr este propósito, el gobierno del estado, la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA) y la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), han establecido convenios de coordinación para asignar, por primera ocasión en forma federalizada 63 millones de pesos, más 23 millones por parte del estado, orientados a programas de ordenamiento pesquero y acuícola, proyectos productivos para la diversificación e impulso de las diferentes pesquerías, infraestructura básica, sanidad e investigación. Para ello se constituyó, con la participación de gobierno y organizaciones de productores, el Comité y la Unidad Operativa de este sector.
De nueva cuenta Sinaloa ocupa el primer lugar nacional en valor de producción pesquera con un monto estimado al cierre del año de alrededor de 3,256 millones de pesos y segundo lugar en volumen con un registro calculado de 294,439 toneladas.



Temas de Rendición de Cuentas

  • Ordenamiento pesquero y acuícola

  • Diversificación e impulso de las pesquerías

  • Sanidad e investigación



ORDENAMIENTO PESQUERO Y ACUÍCOLA.

Con base en los trabajos del INP, se estableció como fecha de veda de camarón en el océano pacífico el 24 de marzo a las 00:00 horas. Asimismo, se determinó su levantamiento el día 17 de septiembre a las 00:00 horas para pescadores ribereños y el día 24 del mismo mes para los de altamar.


Por segundo año consecutivo, gobierno del estado, CONAPESCA y los 10 municipios costeros, realizaron el programa de inspección y vigilancia con la colaboración de representantes de las diferentes pesquerías, para respetar los aspectos normativos y las fechas de veda.
Para inhibir la pesca furtiva, se canalizaron 20 millones de pesos que incluye el avituallamiento para realizar operaciones, tanto marinas como terrestres, contando con 12 barcos y 37 pangas en apoyo a 44 oficiales de pesca y 48 infantes de marina. Asimismo, se creó el Grupo Especial contra la Pesca Ilegal, para operar la vigilancia terrestre, contando para ello con 15 vehículos y equipo de comunicación.
Es importante señalar que conforme al acuerdo firmado en el 2002 entre pescadores de altamar y ribera, continuarán saliendo a pescar a aguas marinas 2,512 pangas de las cooperativas concesionadas de la zona centro y norte.
Por otra parte, el gobierno del estado en coordinación con los ayuntamientos, impulsó con éxito el programa de la veda de tilapia en las presas, otorgando apoyo de combustible para la realización de los operativos en el interior de los embalses. Para el debido cumplimiento de la normatividad, se estableció una estrecha coordinación con CONAPESCA a efectos de contar con la participación de los oficiales federales de pesca en los actos de vigilancia de veda y uso de artes de pesca permitidos.
Con el propósito de ordenar las actividades pesqueras y turísticas de los embalses del estado, se encuentran en operación los consejos de administración de 8 presas. Esta acción se considera como el paso más relevante para el establecimiento de las Normas Oficiales Mexicanas que regularán la explotación de los recursos pesqueros de cada embalse. En cada caso el presidente municipal correspondiente funge como presidente del consejo de administración.
DIVERSIFICACIÓN E IMPULSO DE LAS PESQUERÍAS.

Con recursos de los programas de desarrollo y acuacultura rural del 2005 por un monto de 13 millones de pesos, se entregaron este año apoyos a 47 proyectos productivos de ostión, jaiba, ecoturismo y tilapia, con la incorporación de nuevas tecnologías. Con estas acciones de beneficiaron 11 municipios del estado.


Para este año se dispone de un presupuesto de 25 millones de pesos de los programas de acuacultura rural, maricultura y pesca y fomento pesquero, que permitirán apoyar a más proyectos productivos, de infraestructura, así como el fortalecimiento de las organizaciones.
La dinámica de la producción pesquera se incrementó para el 2006. Las dos principales especies marinas por el volumen de captura son el atún y la sardina, mismas que se estiman en 85,940 y 107,269 toneladas respectivamente, cifras superiores a las obtenidas el año pasado.
En producción de camarón de captura y acuícola se proyecta que alcance un volumen de aproximadamente 49 mil toneladas, las que a pesar de un precio en el mercado bastante castigado supone un valor superior a los 2,000 millones de pesos, donde la captura en esteros, bahías y altamar en el 2006 se incrementó en 40% respecto al 2005.
El estado cuenta con una amplia gama de acuacultura, tan sólo para la producción de camarón se disponen de 295 granjas, donde se calcula alcanzar un volumen de 23,609 toneladas, 20% superior al año pasado.

El gobierno del estado y la federación apoyaron la adquisición de 194 motores marinos, con una inversión de 20 millones de pesos para un programa de reconversión de motores de 2 a 4 tiempos, para el cuidado del medio ambiente y reducir el costo de operación.
Con una inversión global de 45 millones de pesos correspondiente a 2005 y 2006, se continúa trabajando en obras de dragado y dezasolve del sistema lagunar Huizache-Caimanero, canal de acceso al campo pesquero Playa Colorada y del campo Dautillos, bahía de Altata, apertura de las bocas del río Baluarte y Presidio, una escollera en las Aguamitas en el municipio de Navolato y 3 dragados más en proceso.
Dentro del programa integral de apoyo a las comunidades pesqueras se distribuyeron 15,500 despensas alimenticias en campos pesqueros ribereños y 5 mil a los pescadores de altamar del sector social.
SANIDAD E INVESTIGACIÓN.

Los diferentes programas de sanidad, inocuidad y el diagnóstico de los ecosistemas pesqueros, constituyen un instrumento indispensable en la prevención y control de las enfermedades que hace posible el desarrollo de esta actividad.


Este año con un presupuesto para sanidad acuícola de 9 millones de pesos, con la participación del gobierno federal, estatal y productores, a través del Comité Estatal de Sanidad Acuícola de Sinaloa (CESASIN), permitió fortalecer las campañas sanitarias y promover la aplicación de protocolos de manejo por regiones, como una acción preventiva de brotes de enfermedades virales en las unidades de producción camaronícolas.
El estado de Sinaloa cuenta con 20 laboratorios de producción de postlarvas, mismos que alcanzaron una producción de 4,938 millones, abasteciendo las granjas camaronícolas de Sinaloa, Sonora, Nayarit, Colima y Tamaulipas. La demanda estatal representa el 65% del total de su producción, por lo que somos el estado con el primer lugar en producción de postlarvas de camarón en el país.
El CESASIN ha desarrollado en coordinación con sus homólogos de Sonora, Nayarit, Baja California Sur y Colima, el programa de verificación de reproductores y postlarvas de camarón, el cual tiene como objetivo detectar patologías virales antes de que las postlarvas puedan ser sembradas en las granjas camaroneras, lográndose resultados excelentes.
Con la finalidad de disminuir las enfermedades en las microzonas acuícolas, se están invirtiendo 3.2 millones de pesos, en Obras de Infraestructura Básica de Uso Común para el Rediseño Hidráulico del Sistema de Drenaje compartido de unidades de producción camaronícolas de la Zona Noroeste del Sistema Lagunar de la Bahía de Santa María, Angostura.
Para el caso de las especies dulceacuícolas, se realizó un programa de supervisión, muestreo y diagnósticos de cada una de las unidades productoras, tanto en embalses como en estanques rústicos y geomembranas. Actualmente, se tiene un padrón de 35 productores de tilapia, ubicados principalmente en la zona centro y norte del estado.
Además, se continúa avanzando con los trabajos del Programa Nacional de Diagnóstico de los Ecosistemas Costeros (PNDEC), atendiendo las cuatro vertientes que son: análisis de la calidad del agua, reforestación del mangle, ordenamiento hidráulico y programa de manejo de residuos peligrosos.

Se autorizó por parte del gobierno del estado un presupuesto inicial de un millón de pesos para constituir un fondo para promover trabajos de investigación pesquera y acuícola.


Este año, los Centros Piscícolas de El Varejonal y Chametla registraron una producción aproximada de 15 millones de alevines de tilapia, con lo cual se pudo trabajar en acciones de repoblamiento en los embalses de las presas, con el fin de incrementar el volumen de producción.
Por iniciativa del gobierno estatal se estableció un acuerdo de cooperación con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para realizar un estudio de la zona costera con el propósito de orientar la formulación de políticas de desarrollo y asistencia social en favor del sector productivo y en general de los habitantes de las comunidades pesqueras.
AVANCE DE METAS.

En lo que respecta al cumplimiento de las metas programadas para el sector pesquero y acuícola, se avanzó en el ordenamiento integral, ya que se implementó el programa estatal de inspección y vigilancia de las vedas del camarón y tilapia y se continuó con el programa de disminución del esfuerzo pesquero.


Por otra parte, se mantuvieron por segundo año consecutivo los niveles de captura de camarón y producción de tilapia, se establecieron en este periodo 47 proyectos productivos alternativos de empleo. Además, se cumplió con lo programado en materia de dragado, se realizó en tiempo el programa sanitario de granjas de camarón y dulceacuícolas y se avanzó en el proyecto de operación del Centro Piscícola El Varejonal por parte del gobierno del estado.
RETOS Y COMPROMISOS.

En la captura de camarón compiten por un mismo recurso 656 embarcaciones de altamar y alrededor de 6 mil pangas, con más de 13 mil pescadores ribereños con intereses encontrados, lo que genera en forma recurrente conflictos entre las partes.


Para ordenar esta situación, se requiere la participación de los actores involucrados y los tres niveles de gobierno para establecer reglas claras y equitativas, que concilien los diferentes puntos de vista, por lo que se tiene que seguir trabajando en los aspectos normativos, soportados en estudios técnicos del Instituto Nacional de la Pesca (INP).
Otras acciones importantes de ordenamiento que se deben de reforzar tienen que ver con la disminución del esfuerzo pesquero y la generación de otras alternativas de empleo, tanto dentro del sector como en otras actividades económicas, que reduzcan la presión sobre este limitado recurso.





La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal