Original: español



Descargar 0.58 Mb.
Página12/13
Fecha de conversión11.12.2017
Tamaño0.58 Mb.
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   13

Brasil


  • Eliane Cavalleiro, Instituto da Mulher Negra GELEDÉS

  • Hédio da Silva Jr., CEERT

  • Marcio Macedo, Programa de Pesquisa em Relaçoes étnicas e internacionais, Departamento de Sociologia, Universidade de Sao Paulo

  • Padre José Enes, Presidente, Instituto do Negro Padre Batista

  • Lino Pinheiro da Silva, Sinvaldo José Finnio y Fada Piétra Lopes Güimaraes Machado, abogados del Instituto do Negro Padre Batista

  • María José de Assis Souza, psicóloga del Instituto do Negro Padre Batista

  • Deise Benedeto, Directora, Fala Preta

  • Guillerme de Almeida, Núcleo de Estudos da Violença, Universidade de Sao Paulo

  • Maria Thereza Rocha de Assis Moura, Jacqueline Signoretto, Flavia Dúrso y Olga Espinoza, Instituto Brasileiro de Ciências Criminais (IBCCRIM)

  • Marcos Coelho Zili, Juez y miembro del IBCCRIM

  • Renato Ferreira, abogado, Educafro

  • Flavia Tonel, CERENA (Centro de Referência Nazareth Cerqueira contra o racismo e o anti-semitismo), Secretaría de Estado de Justiça e Direitos do Cidadao, Governo do Estado do Rio de Janeiro.

  • Roberto Kant de Lima, Director, Núcleo Fluminense de Estudos e Pesquisas (NUFEP), Universidade Federal Fluminense

  • Kátia Sé Mello, Lenin Pires y Marcos Alvito, investigadores NUFEP

  • Raquel Cesar, Directora, Programa Raça e Poder na Educaçao, Universidade Federal do Estado do Rio de Janeiro (UNIRIO); Pedro Pablo Giannini, psicólogo del mismo Programa; alumnos participantes en el Programa

  • Luiz Fernando Martins da Silva, abogado en casos de acciones afirmativas y Profesor en la Universidade Cándido Mendes

  • Edna Roland, UNESCO, Relatora de Brasil en la Conferencia Mundial contra el Racismo (entrevista telefónica).



Colombia





  • Oakley Forbes, presidente de Archipelago Movement for Ethnic Native Self-Determination (AMEN-SD)

  • Diego Livingstone, abogado Defensoría del Pueblo (San Andrés)

  • Fernando Urrea, sociólogo, profesor Universidad del Valle (en comunicación personal)

  • Esther Sánchez, antropóloga, perito judicial en temas indígenas

  • Jaime Arocha, antropólogo, Departamento de Estudios Afrocolombianos, Universidad Nacional de Colombia

  • Rafael Williams, abogado

  • Darcio Serna, abogado Defensoría del Pueblo

  • Patricia Guerrero, abogada, Liga de Mujeres Desplazadas, Cartagena

  • Laureano García, presidente de la Organización de Comunidades Negras (ORCONE)

  • Rudecindo Castro, ORCONE

  • Juan de Dios Mosquera, presidente de CIMARRÓN, Movimiento Nacional por los Derechos Humanos de las Comunidades Afrocolombianas

  • Alvaro Lloreda, Asociación de Afrocolombianos Desplazados (AFRODES)

  • Andrea Bolaños, politóloga. investigadora Comisión Colombiana de Juristas

  • Ana María Jiménez, abogada investigadora, Comisión Colombiana de Juristas

  • Apolinar Mosquera, Presidente de la Organización de Desplazados de Quibdo

  • Mateo Eloy Pirez, Paz y Tercer Mundo

  • Elisabeth Cunin, investigadora, IRD (Institut de Recherche pour le Développement)



Perú





  • Luis La Rosa, asesor Comisión de Justicia Congreso Nacional (ex magistrado)

  • Marco Solari, Oficial de Programa, Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo

  • Luis Miguel Iglesia, secretario general del Consejo Directivo, Academia de la Magistratura

  • Oswaldo Bilbao, Director Ejecutivo Centro de Desarrollo Étnico, CEDET

  • Jorge Ramírez, Director General Asociación Negra de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, ASONEDH

  • Eddie Meléndez, abogado ASONEDH

  • Wilfredo Ardito, investigador, Instituto de Defensa Legal (IDL)

  • Guillermo Muñoz, psicólogo, Comisión Nacional de Pueblos Amazónicos, Indígenas y Afroperuanos (CONAPA)

  • José Campos, profesor, Universidad Enrique Guzmán (comunicación personal)

  • Roberto Pereira, abogado, Comisionado en Asuntos Constitucionales, Defensoría del Pueblo

  • Jorge Vega, abogado, Comisionado en Administración de Justicia y DDHH, Defensoría del Pueblo

  • José Luis Risco, Congresista de la República

  • Mario Alvarez, Gerente de Asuntos Legales, Consejo Nacional de la Magistratura

  • Carlos Arias, Vocal Superior, Sala Contenciosa-Administrativa, Corte Superior de Lima

  • Fernando O`Phelan, Director Ejecutivo ProJusticia


República Dominicana


  • Sonia Pierre, Directora Movimiento de Mujeres Dominico-Haitianas (MUDHA)

  • Manuel Dandre, abogado MUDHA

  • Olaya Dotel, Movimiento Jesuita de Refugiados Padre Juan Montalvo

  • Pedro Ubiera, Director Ejecutivo, Centro de Asesoría e Investigaciones Legales (CEDAIL)

  • María Victoria Méndez, abogada CEDAIL

  • Dorina López, Consultora Políticas Públicas, UNICEF

  • José Alfredo Rizek, Director Ejecutivo, Fundación Institucionalidad y Justicia, Inc. (FINJUS)

  • Antonio Pol Emil, Director Ejecutivo, Centro Cultural Dominico-Haitiano (CCDH)

  • Roberto Antoine, abogado CCDH

  • Marisol Antigua, abogada Movimiento Jesuita de Refugiados Padre Juan Montalvo

  • Joseph Cherubin, Director Ejecutivo Movimiento Socio Cultural de Trabajadores Haitianos (MOSCTHA)

  • Juan Artola, Jefe de Misión, Oficina Internacional para las Migraciones

  • Rafael Luciano Pichardo, Magistrado de la Suprema Corte

  • Pelegrín Castillo, Diputado de la República

  • Digna Reyes, encargada capacitación Servicio Jesuita a Refugiados

ANEXO II: BIBLIOGRAFIA CONSULTADA

Brasil


  • Adorno, Sérgio, Discriminaçao Racial e Justiça Criminal em Sao Paulo, en: Novos Estudos Nº43, CEBRAP (noviembre 1995), pp.45-63.




  • Articulaçao de Mulheres Negras Brasileiras, We, Brazilian Black Women: Analysis and Proposals, Netowork of Organizations of Black Brazilian Women Preparaing for the 3rd World Conference Against Racial Discrimination, Xenophobia and Intolerance (2001).




  • Barbosa Gomes, Joaquim B., O Ministério Público e os efeitos da discriminaçao racial no Brasil: Da Indiferença à Inércia; en: Boletim dos Procuradores da República, Ano II Nº15 (julio 1999), pp.15-25.




  • Cesar, Raquel, Açoes afirmativas no Brasil: e agora, doutor?, en: Ciencia Hoje, vol.33 N°195 (2003), pp.26-32.







  • De Lima, Renato Sêrgio; Teixeira, Alessandra; y Signoretto, Jacqueline, Mulheres Negras: as mais punidas nos crimes de roubo; en: Boletín del Núcleo de Pesquisas IBCCRIM Nº125 (abril 2003).




  • Guimaraes, Antonio Sérgio Alfredo, Preconceito e discriminaçao: queixas de ofensas e tratamento desigual dos negros no Brasil, Universidade Federal da Bahia. Ed. Novos Toques (1998).




  • Iglésias, Francisco, Breve Historia Contemporánea del Brasil, Fondo de Cultura Económica, México, D.F. (1995).




  • Instituto do Negro Padre Batista, Boletín Nº4 (marzo 2003).




  • Jaccoud, Luciana y Beghin, Natalie, Desigualdades Sociais no Brasil: un balanço da intervençao gubernamental, Instittuto de Pesquisa Econômica Aplicada (IPEA) (2002).




  • Ministério da Justiça, Secretaria de Estado dos Direitos Humanos, Segundo Relatório Nacional sobre os Direitos Humanos no Brasil, Brasilia (2002).




  • Ministério do Trabalho e Emprego, Programa Nacional de Direitos Humanos, Discriminaçao: uma questao de Direitos Humanos, Brasilia (2003).




  • Ministério do Trabalho e Emprego, Programa Nacional de Direitos Humanos, Gênero e Raça e a Promoçao da Igualdade, Brasilia (2000).




  • Ministério do Trabalho e Emprego, Núcleos de Promoçao da Igualdade de Oportunidade e de Combate à Discriminaçao no Trabalho, Brasilia (2003)




  • Pastana, Débora Regina, Cultura do medo: reflexoes sobre a violencia criminal, controle social e cidadania no Brasil, IBCCRIM, Sao Paulo (2003).




  • Racusen, Seth, The Ideology of the Brazilian Nation and the Brasilian Legal Theory of Racial Discrimination, paper presentado al Seminario de la Latin American Studies Association (LASA) (marzo 2003).




  • Rede Feminista de Saúde, Assimetrias Raciais no Brasil, Belo Horizonte (2003)




  • Secretaria de Estado dos Direitos Humanos, Direitos Humanos 1995-2002: Políticas Públicas de Promoçao e Proteçao, Brasilia (2002).




  • Silva Jr., Hédio, Anti-Racismo: coletânea de leis brasileiras (federais, estaduais, municipais), Editora Oliveira Mendes, Sao Paulo (1998).




  • Silva Jr., Hédio, Direito de Igualdade Racial: aspectos constitucionais, civis e penais, doctrina e jurisprudencia, Editora Juarez de Oliveira (2002).




  • Silva Jr., Hédio, Discriminaçao racial nas escolas: entre a lei e as práticas sociais, Ediciones UNESCO, Brasilia (2002).




  • Skidmore, Thomas E., Uma História do Brasil, Rio de Janeiro (1998).




  • VV.AA., Direitos Humanos: Atualizaçao do debate, Departamento Cultural e de Divulgaçao Ministério das Relaçoes Exteriores – UNDP, Brasilia (S/F).



Colombia


  • Archipelago Movement for Ethnic Native Self-Determination (AMEN-SD), Complaints of the Indigenous Raizal People of the Archipelago of San Andres, Providence & Katleena, documento presentado a la Relatoría Especial contra el Racismo, Discriminación Racial, Xenofobia y Otras Formas Conexas de Intolerancia de las Naciones Unidas (2003).




  • Comisión Colombiana de Juristas, Situación de Derechos Humanos y Derechos Humanitario en Colombia (marzo de 2003), Bogotá, (2003).




  • Comisión de Estudios para el Plan de Desarrollo Afrocolombiano, Plan Nacional de Desarrollo para las Comunidades Negras 2002-2006, mimeo., (S/F).




  • Cunin, Elisabeth, La ‘negra Nieves’, ou le racisme à fleur de peau. Regards croisés sur une caricature, inédito (S/F).




  • Denuncia presentada ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por Violaciones Sistemáticas de la Convención Americana sobre Derechos Humanos en el Medio Atrato Antioqueño y Chocoano y otros tratados y convenios del derecho Internacional de los Derechos Humanos (julio 2003).




  • Documentos de las Comisiones Temáticas (2861), Planeta Paz, Comisiones Temáticas, 6, 7, 8, Conflicto Armado y Solución Política Negociada, Bogotá, Planeta Paz (2002).




  • Foro Interétnico Solidaridad Chocó, Una experiencia de construcción de paz regional desde las organizaciones, Boletín (2003).




  • Ministerio de Educación Nacional, Cátedra de Estudios Afrocolombianos. Lineamientos Curriculares, Ministerio de Educación Nacional (2001).




  • Ministerio del Interior, Visión, Gestión y Proyección de la Dirección de Asuntos para las Comunidades Negras – DACN. Dos años después. 1995-1996, Santa Fe de Bogotá, (1997).




  • Misión Internacional Derechos Humanos y Situación Carcelaria, Informe: Centros de Reclusión en Colombia: un estado de cosas inconstitucional y de flagrante violación de derechos fundamentales, preparado por F. Marcos Martínez, M. Tidball-Binz y R. Yrigoyen Fajardo (2001).




  • Primer Encuentro de Jefes de Oficinas de Derechos Humanos de la Fuerza Pública Colombiana, Cartagena de Indias (2003).




  • Sánchez Botero, Ester, La aplicación práctica de la política de reconocimiento a la diversidad étnica y cultural, Ministerio de Salud / Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Bogotá, 2ª edición, (2002).




  • Sánchez Botero, Ester, Política de reconocimiento a la diversidad étnica y cultural y de protección al menor. Jurisprudencia de la Corte Constitucional de Colombia, Ministerio de Salud / Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Bogotá, 2ª edición (2002).




  • Viafara Valverde, Elder, Aspectos Políticos y Sociales de la Ley 70/1993 en el Municipio de Guapi, Cauca (1993-2001), Tesis para optar el título de Politólogo, disponible en http://axe-cali.tripod.com/viafara.htm.



Perú


  • Ardito, Wilfredo, Racismo en el Perú: ¿seguirá la impunidad?, en: La Insignia (2002), disponible en http://www.lainsignia.org/2002/marzo/soc_045.htm.




  • Centro de Desarrollo Etnico, Los Derechos Económicos, Sociales y Culturales. Percepción de las Mujeres Afroperuanas, CEDET, CD Rom.




  • Cimarrones, El Quinto Suyo: Afrodescendientes en el Perú, Banco Mundial / Cimarrones, CD Rom.







  • Denuncia Personal sobre Discriminación Racial contra el Estado Peruano de Elías Guillermo Urriola Gonzáles.




  • Discriminación en discotecas: libertad de contratación y derechos del consumidor, en: VV. AA., Defensa Jurídica del Interés Público, Cuaderno de Análisis Jurídico, Nº 9, Universidad Diego Portales, Santiago, 1999, pp. 263-268.




  • García, Jesús, Comunidades afroamericanas y transformaciones sociales, en: Mato, Daniel (comp.), Estudios latinoamericanos sobre cultura y transformaciones sociales en tiempos de globalización, Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO), Buenos Aires (2001).




  • Luciano Huapaya, José Carlos, Los Afroperuanos. Trayectoria y destino del Pueblo Negro en el Perú, Centro de Desarrollo Étnico (CEDET), Lima (2002).




  • Pueblos Indígenas y Afrodescendientes del Perú, Declaración de Pachacamac, Lima (2001).



República Dominicana


  • Centro Cultural Dominico-Haitiano (CCDH), Los reclusos haitianos en las cárceles dominicanas, CCDH, Santo Domingo (2003).




  • C

    entro de Estudios Sociales Padre Juan Montalvo, El mercado mundial del azúcar y su impacto en las comunidades bayeteras de la República Dominicana. Resumen Ejecutivo, inédito, (S/F).






  • Centro de Estudios Sociales y Demográficos, Encuesta Demográfica y de Salud. Informe Preliminar sobre VIH/SIDA (2003).




  • Centro Dominicano de Asesoría e Investigaciones Legales (CEDAIL), Los operativos de declaración de nacimientos, CEDAIL, (S/F).




  • Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Informe Nº30/03, Caso 12.189, Dilcia Yean y Violeta Bosica con República Dominicana.




  • Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial, 55o período de sesiones, Observaciones Finales del Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial: Dominican Republic. 12/04/2001, CERD/C/304/Add.74.




  • Dirección General de Prisiones, Estadística Carcelaria Diaria, de 9 de diciembre de 2003.




  • Fundación Institucionalidad y Justicia (FINJUS), Las necesidades judiciales desde la Perspectiva de las Organizaciones Comunitarias. Diagnóstico y Consulta, FINJUS, Santo Domingo (2003).




  • Movimiento de Mujeres Dominico-Haitianas (MUDHA), Camino a construir un sueño, MUDHA (2001).




  • Movimiento de Mujeres Dominico-Haitianas (MUDHA), Solidaridad con la lucha de la minoría dominicana de ascendencia haitiana por la ciudadanía y la justicia, MUDHA, Documento de trabajo (S/F).




  • Oficina Internacional para las Migraciones (República Dominicana), Encuesta 2003, Santo Domingo, (2003).




  • Procuraduría General de la República, Sistema de Prisiones, de 10 de diciembre de 2003.



1 El Informe ha sido elaborado por los profesores Felipe González Morales y Jorge Contesse Singh. Felipe González, quien actuó como coordinador del Informe, es Director del Programa de Derechos Humanos de la Facultad de Derecho de la Universidad Diego Portales, en Santiago de Chile, y Profesor de Derecho Internacional de los Derechos Humanos y de Derecho Constitucional en la misma Facultad. El Profesor González posee una larga experiencia en el ámbito del trabajo internacional en derechos humanos, habiendo participado en la elaboración de una serie de instrumentos internacionales en la materia, así como en numerosos casos ante la Comisión y la Corte Interamericana. Se desempeñó como Representante para América Latina del International Human Rights Law Group durante más de una década. Ha sido Profesor Visitante en The American University, en la Universidad de Wisconsin, en la Universidad Carlos III de Madrid y en la Universidad de Alcalá de Henares, dictando en ellas cursos sobre Derecho Internacional de los Derechos Humanos. El Profesor Contesse es docente en Derecho Constitucional y Teoría del Derecho en la Facultad de Derecho de la Universidad Diego Portales y es redactor principal del Informe Anual Sobre Derechos Humanos en Chile que se elabora en dicho centro de estudios; asimismo, ha participado anteriormente en estudios para el CEJA en materia de administración de justicia.

2 Los autores agradecen de manera especial la colaboración brindada por las siguientes personas para la preparación y realización de las visitas a los países que cubre este Informe: Jacqueline Signoretto (Instituto Brasileiro de Ciências Criminais, IBCCRIM), Raquel Cesar (Universidade Federal do Estado do Rio de Janeiro, UNIRIO), Catalina Díaz (Comisión Colombiana de Juristas), Fernando O’Phelan (Projusticia, Perú) y Paula Quiroga (Servicio Jesuita a Refugiados y Migrantes, SJRM, República Dominicana). Los autores agradecen también a Cristián Varela por su colaboración en la recolección de información complementaria.

3 El Centro de Estudios de Justicia de las Américas agradece al Gobierno de Brasil por su apoyo financiero para la realización de este Informe.

4 AG/Res. 1930 (XXXIII-O/03), 10 de junio de 2003.

5 Véase, IBGE, Censo Demográfico 2000, en: www.ibge.br

6 Antonio Sérgio Guimaraes, Preconceito e discriminaçao: queixas de ofensas e tratamento desigual dos negros no Brasil, Universidade Federal da Bahia. Ed. Novos Toques (1998), pp.20-21 (esta y las demás traducciones de citas de textos en Portugués han sido hechas por los autores de este Informe).

7 Consúltese, Luciana Jaccoud y Nathalie Beghin, Desigualdades Sociais no Brasil: un balanço da intervençao gubernamental, Instittuto de Pesquisa Econômica Aplicada (IPEA), 2002, p.13.


8 Todas las estadísticas anteriores han sido tomadas de: Rede Feminista de Saúde, Assimetrias Raciais no Brasil (2003), que a su vez las recoge de la elaboración realizada por el Instituto de Pesquisa Econômica Aplicada (IPEA)/DISOC, a partir de datos del Instituto Brasileiro de Geografia e Estatística (IBGE). Los índices excluyen la población rural de Rondônia, Acre, Amazonas, Roraima, Pará y Amapá.

9 Hédio Silva Jr., Direito de Igualdade Racial, p.67.

10 Aunque, según la información recogida, en la práctica esta legislación benefició a los hijos de hacendados; véase Raquel Cesar, Açoes afirmativas no Brasil: e agora, doutor?, en: Ciencia Hoje, vol.33 N°195, pp.26-32. La referencia es de p.28.

11 Tomado De Raquel Cesar, cit., p.28.

12 Jaccoud y Beghin, op. cit., p.23.

13 Para un listado completo de tales iniciativas desde el Gobierno Federal en el período 1995-2002, véase, Jaccoud y Beghin, op.cit., pp. 55-64 y pp.107-148 (anexo documental). Los documentos mencionados de fecha posterior a 2002 han sido tomados de la página web de la Subsecretaría de Informaciones del Senado Federal, wwwt.senado.gov.br

14 Documento enviado por vía electrónica por la Dirección del IBCCRIM al CEJA con fecha 26 de agosto de 2003, p.1 (copia del documento en poder de los autores del presente Informe).

15 Ídem, p.3.

16 Id, p.4.

17 El editor Siegfried Ellwanger publicó los libros “O judeu internacional”, de Henry Ford; “A história secreta do Brasil” y “Brasil colonia de banqueiros”, de Gustavo Barroso; “Os protocolos dos sabios do Siao”; “Hitler,culpado ou inocente?”, de Sérgio Oliveira; “Os conquistadores do mundo –os verdadeiros criminosos de guerra”, de Louis Marschalko; y “Nos bastidores da mentira do século”, de autoría del mencionado editor, publicado con el seudónimo de S.E.Castan. El imputado fue absuelto en primera instancia por considerarse que no existía incitación a la discriminación étnica al pueblo judío, pero condenado en segunda instancia. Posteriormente, el imputado presentó un habeas corpus, ya sin entrar a disputar la existencia de un acto discriminatorio, sino apuntando al hecho de que el mismo no constituiría una práctica de racismo, por lo que el delito estaría prescrito. El argumento fue desechado y el recurso rechazado por el Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Rio Grande do Sul, llegando así hasta el Supremo Tribunal Federal.

18 El propio Informe presentado al Supremo Tribunal Federal por Celso Lafer se encarga de hacer presente los desarrollos en el Derecho Comparado sobre esta materia, indicando que “[t]anto el caso Shaara Tefila Congregation v. Cobb, decidido por la Corte Suprema Corte de EE.UU. en 1987, como el caso Mandla y Otro v. Dowell Lee y Otro, decidido por la House of Lords de Inglaterra en 1983, interpretan y aplican la legislación de sus respectivos países en materia de discriminación racial. El caso decidido por la Corte Suprema de EE.UU. se refiere a la práctica del racismo en relación a los judíos. El caso decidido por la House of Lords concierne a la práctica del racismo en relación con los sikhs. En ambos, estas dos Cortes Superiores decidieron, no obstante las alegaciones de los reos semejantes a las del impetrante que, a pesar de que ni los judíos ni los sikhs son una ‘raza’ [en sentido biológico], ellos fueron víctimas de prácticas racistas, correspondiendo, así, respectivamente, la tutela de la legislación norteamericana de 1982 y de la legislación inglesa de 1976, que tratan de la discriminación racial. En estos dos casos, relativos a discriminación racial, se atribuyó al término ‘raza’ su dimensión histórico-cultural, de la cual provienen las prácticas discriminatorias.”



19 Guimaraes, op. cit., p.47.

20 Ídem, p.47.

21 Centro de Referência Nazareth Cerqueira Contra o Racismo e o Anti-semitismo.

22 Joaquim B. Barbosa Gomes, O Ministério Público e os efeitos da discriminaçao racial no Brasil: Da Indiferença à Inércia; en: Boletim dos Procuradores da República, Ano II Nº15, julio 1999, pp.15-25; la cita es de p.21.

23 Íd., íd.

24 Ídem, p.57 (se ha eliminado una referencia a una nota de pie de página). Guimaraes añade que, en consecuencia, “no se trata de corregir un status de clase inferior invocando la raza, sino, al contrario, de invocar la raza para desequilibrar una situación simétrica de status de clase.” (íd., íd.).

25 Entrevista con Hédio Silva Jr., abogado especialista en la materia.

26 Véase, Seth Racusen, The Ideology of the Brazilian Nation and the Brasilian Legal Theory of Racial Discrimination, paper presentado al Seminario de la Latin American Studies Association (LASA), marzo 2003.

27 Proceso Criminal N°256/93, 8ª Vara Criminal Sao Paulo, citado por Seth Racusen, cit., p.10.

28 Guimaraes, op. cit., p.35.

29 Tribunal de Justiça do Estado de Sao Paulo, 2ª. Câmara Criminal; Proceso Nº 272.907, 20 de septiembre de 1999.

30 Apelación Criminal Nº294.084, 4ª. Câmara Criminal del Tribunal de Alzada, Río Grande do Sul; citado por Racusen, cit., p.9.

31 Citado por Racusen, íd.

32 Sérgio Adorno, Discriminaçao Racial e Justiça Criminal em Sao Paulo, en: Novos Estudos Nº43, CEBRAP, noviembre 1995, pp.45-63.

33 Ídem, p.53.

34 Íd., p.63.

35 Renato Sêrgio de Lima, Alessandra Teixeira y Jacqueline Signoretto, Mulheres Negras: as mais punidas nos crimes de roubo; en: Boletín del Núcleo de Pesquisas IBCCRIM Nº125, abril 2003, p.3.

36 Ídem.

37 Íd.

38 Id, p.4.

39 Comisión de Estudios para el Plan de Desarrollo Afrocolombiano, “Plan Nacional de Desarrollo para las Comunidades Negras 2002-2006”, mimeo., p. 1.

40 Notables son las diferencias que se observan, no sólo en las personas entrevistadas, sino también, en los documentos existentes. A modo de ejemplo, en un documento oficial –que desconoce las cifras del organismo gubernamental encargado de censar la población-, el Ministerio del Interior señala que la población afrocolombiana “se estima en unos 5 millones de habitantes, sin incluir la población de las grandes ciudades como Santa Marta, Cali, Barranquilla, Cartagena, Medellín, Pereira, Florencia, Villavicencio, Santa Fe de Bogotá, entre otras”. Ver Ministerio del Interior, Visión, Gestión y Proyección de la Dirección de Asuntos para las Comunidades Negras – DACN. Dos años después. 1995-1996, Santa Fe de Bogotá, enero de 1997, p. 14. Un documento que resume las conclusiones de una reunión de actores estatales señala, por su parte, que “la población afrodescendiente representa aproximadamente un 26% de la población total de Colombia” (“Primer Encuentro de Jefes de Oficinas de Derechos Humanos de la Fuerza Pública Colombiana”, Cartagena de Indias, 9-12 de febrero de 2003, p. 37).

41 Ester Sánchez Botero, La aplicación práctica de la política de reconocimiento a la diversidad étnica y cultural, Ministerio de Salud / Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Bogotá, 2ª edición, 2002, Tomo I, p. 23.

42 La Corte Constitucional de Colombia, por medio de sentencias de tutela, unificación y constitucionales, ha abordado cuestiones relativas a los derechos de los indígenas en más de 35 ocasiones, pronunciamientos que han dado pie a la realización de estudios especializados que, respecto de los afrocolombianos, simplemente no existen. Ver Esther Sánchez Botero, Política de reconocimiento a la diversidad étnica y cultural y de protección al menor. Jurisprudencia de la Corte Constitucional de Colombia, Ministerio de Salud / Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Bogotá, 2ª edición, 2002, Tomo III.

43 Idem.

44 Sobre la población raizal se hace mención hacia el final de este apartado.

45 De acuerdo con información de la Comisión Colombiana de Juristas, el desplazamiento por causa del conflicto armado ha movilizado a más de dos millones de personas en lo últimos seis años, recayendo, como se ha dicho, en las mujeres sus principales consecuencias. A pesar de la discrepancia en las cifras, es claro que el drama humanos que esta violación sistemática a los derechos deben soportar los afrocolombianos se agrava en el caso de las mujeres (según la Defensoría del Pueblo, 10,78% de la población desplazada es afrodescendiente, mientras que la Conferencia Episcopal de Colombia asegura que la cifra asciende al 22,66%; Comisión Colombiana de Juristas, Situación de Derechos Humanos y Derechos Humanitario en Colombia (marzo de 2003), Bogotá, marzo de 2003, p. 46).

46 Carlos Rosero, “Situación de la Población Afrodescendiente en Colombia” (mimeo), Bogotá, 2000, citado en ibíd., p. 47.

47 Uno de los episodios más lamentables de la violencia política que ha afectado a las comunidades afrocolombianas es la masacre de Bojayá, ocurrida el 2 de mayo de 2002. En dicha localidad, ubicada en el departamento del Chocó (como se dijo, con un 85% de población negra), a causa de un enfrentamiento entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y grupos paramilitares, 119 civiles que se refugiaban en una iglesia murieron debido al lanzamiento de un cilindro explosivo de las FARC. Un abogado de la Defensoría del Pueblo entrevistado durante la visita a Colombia hizo notar que en los reportes, oficiales y de organismos no gubernamentales, no se habla de 119 afrocolombianos muertos, sino de 119 personas.

48 En Cartagena, acompañando la visita del Relator Especial contra el Racismo, Discriminación Racial, Xenofobia y Otras Formas Conexas de Intolerancia de las Naciones Unidas, Doudou Diène, se constató las extremas e indignas condiciones en que se encuentran mujeres desplazadas, quienes viven sobre ciénagas, sin agua ni electricidad, con una alta vulnerabilidad a la violencia, embarazos no deseados, y temerosas de hacer pública su situación por eventuales represalias en su contra (“El Posón”, barrio El León). Por su parte, aquellas mujeres que se encuentran asociadas para enfrentar los problemas derivados del desplazamiento forzado señalan ser víctimas de acoso, persecución y hostigamiento (incluso policial).

49 Elder Viafara Valverde, Aspectos Políticos y Sociales de la Ley 70/1993 en el Municipio de Guapi, Cauca (1993-2001), Tesis para optar el título de Politólogo, disponible en http://axe-cali.tripod.com/viafara.htm.

50 Ministerio del Interior, op. cit., p.15.

51 Documentos de las Comisiones Temáticas (2861), Planeta Paz, Comisiones Temáticas, 6, 7, 8, Conflicto Armado y Solución Política Negociada, Bogotá, Planeta Paz, 2002, p. 49.

52 En parte debido a la presión ejercida por las comunidades afrocolombianas, el Gobierno cumplió con el mandato establecido en el artículo 39 de la Ley 70 de 1993 e instituyó la “Cátedra de Estudios Afrocolombianos”, la que tiene por objeto reinstalar el tema afro en las escuelas, de modo de lograr una real integración de este sector de la población. Ver Cátedra de Estudios Afrocolombianos. Lineamientos Curriculares, Ministerio de Educación Nacional, mayo de 2001. Sin embargo, de acuerdo con información aportada por personas entrevistadas, no es esto prioridad para el actual Gobierno, desde que sólo se ha llegado a la tercera parte del plan de acción, sin que haya indicios de nuevas iniciativas.

53 Archipelago Movement for Ethnic Native Self-Determination (AMEN-SD), “Complaints of the Indigenous Raizal People of the Archipelago of San Andres, Providence & Katleena”, documento presentado a la Relatoría Especial contra el Racismo, Discriminación Racial, Xenofobia y Otras Formas Conexas de Intolerancia de las Naciones Unidas, octubre 2003, p. 1 (la traducción es nuestra). A partir de 1991, esta intendencia fue erigida a departamento (art. 309 de la Constitución).


54 “En el caso del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, sabemos que la población raizal carece de servicios públicos como aseo y alcantarillado, además soporta un alto índice de desempleo y degradación ambiental como resultado de la explosiva inmigración procedente del país continental, que deteriora su calidad de vida.” Cátedra de Estudios Afrocolombianos..., p. 32.

55 Ilustrativo es el siguiente pasaje extraído de un pronunciamiento de la Corte Constitucional sobre la constitucionalidad del Decreto 2762/91, que establece una regulación especial de los derechos de circulación y residencia, con el propósito de proteger los recursos naturales de San Andrés (C-530/93). En él, el Movimiento Sons of the Soil sostiene que "la situación ambiental y étnocultural (sic) que tienen las islas en la actualidad, son consecuencias de omisiones y errores de quienes tuvieron la autoridad y el poder para velar por su protección, conservación, mejora y promoción integrales. Los redactores de la Constitución de 1.886, excluyeron de Ella, a las minorías étnoculturales (sic) que habitaban y habitan el territorio nacional, al definir la nacionalidad con base en el español y la fe católica ... esa omisión constitucional, dio pie, para que mandatarios y funcionarios obraran desconociendo las realidades particulares de las regiones, como las que tienen nuestro archipiélago, destruyendo todo cuanto no representaba la cultura nacional e imponiendo lo que para ellos si lo representaba. Fueron múltiples los abusos cometidos contra las minorías étnoculturales (sic) en nuestro país. Del sanandresano, se dijo, que no conocía a Dios y no hablaba español, por lo tanto no era colombiano. Se recomendó colombianizarlo y así se hizo. Se le sometió al régimen del Concordato, se le cerraron sus escuelas, le quemaron sus biblias, se le tradujeron sus nombres, se le prohibió hablar inglés en escuelas y colegios, se le impuso maestros y profesores monolingües de habla española, se le invalidó sus matrimonios no católicos; por medio de la ley 54 de 1912 y la creación de un puerto libre, se impuso la presencia de residentes, 'verdaderos colombianos', haciendo del isleño no un beneficiario sino un damnificado de los cambios que vienen ocurriéndose en su tierra ... de esos errores, hoy sufrimos las consecuencias RAIZALES Y CONTINENTALES RESIDENTES. Tenemos unos sistemas ecológicos seriamente intervenidos con tendencia a la irreversibilidad, un ambiente social y económico cada día más deprimente, cuyos indicadores entre otros son: insuficiencia de los servicios públicos, tugurización creciente, inversión de los valores morales universalmente aceptados y de los raizales, desplazamiento de los RAIZALES de sus tierras (por medios directos o indirectos), discriminación laboral de los RAIZALES y Continentales Residentes antiguos, por los inversionistas y contratistas recién llegados o que están llegando, el debilitamiento cultural del RAIZAL, la prostitución, la mendicidad, el robo y el comercio de narcóticos y votos como alternativas económicas de vida".

56 Como se vio recientemente, ya con respecto a una importante comunidad afrocolombiana, los raizales, el respeto por su tradición lingüística no se observa por parte del Estado (como sí ocurre con los indígenas, aun con sus propios problemas).

57 Artículo 1º de la Ley 725 de 2001.

58 De conformidad con el decreto 2248 de 1995 (art. 15), la Dirección está encargada de llevar el registro único nacional de las organizaciones de base de las comunidades negras (esto es, de aquellas organizaciones que, según el artículo 20-1 del decreto citado, "actúan a nivel local, reivindicando y promoviendo los derechos territoriales, culturales, económicos, políticos, sociales, ambientales y la participación y toma de decisiones autónomas de este grupo étnico").

59 Por la sentencia C-086/94, la Corte Constitucional examinó un reclamo de inconstitucionalidad que se había presentado en contra de algunas normas de esta Ley que disponen, por caso, que los empleados públicos deben hablar tanto inglés como español y que para ser elegido Gobernador se requiere, entre otras cosas, haber nacido en territorio del Departamento (o haber residido por más de diez años). En dicho pronunciamiento, la Corte consideró que estas provisiones no pugnaban con la Constitución colombiana (decisión confirmada en la sentencia de inconstitucionalidad C-321/94).

60 Además de esta Ley, se han expedido otras que se refieren directamente a la situación de los raizales, aunque, según comentan, “la mayoría (...) están escritas solamente sin ser cumplidas” (Dulph W. Mitchell, de AMEN-SD, en comunicación personal).

61 Se trata del artículo 176 de la Constitución, el cual prescribe, en lo pertinente, que “[l]a ley podrá establecer una circunscripción especial para asegurar la participación en la Cámara de Representantes de los grupos étnicos (...)”. Este artículo fue regulado por la Ley 649/2001, la cual dispuso que las comunidades negras tienen derecho a elegir dos representantes.

62 En la Defensoría del Pueblo, un abogado señaló a los autores de este Informe que, en caso de obtener datos estadísticos acerca del número de personas afrodescendientes actualmente presas, le remitiéramos dicha información porque no existe (tanto a nivel oficial como de la sociedad civil).

63 De acuerdo con el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC), en 2001, cerca de un 1% de la población reclusa era indígena, sin que se levantaran datos sobre los afrocolombianos.

64 Misión Internacional Derechos Humanos y Situación Carcelaria, Informe: Centros de Reclusión en Colombia: un estado de cosas inconstitucional y de flagrante violación de derechos fundamentales, preparado por F. Marcos Martínez, M. Tidball-Binz y R. Yrigoyen Fajardo, octubre 2001,disponibleen http://www.hchr.org.co/documentoseinformes/informes/tematicos/informe%20 carceles.htm.

65 Idem.

66 Idem.

67 Tutela T-153, Corte Constitucional de Colombia, 28 de abril 1998, Magistrado Ponente Eduardo Cifuentes.

68 En el documento se solicita información sobre i) tipo de acciones afirmativas y proyectos desarrollados, ii) cantidad y calidad de funcionarios los afrodescendientes y iii) (sólo para determinados organismos) las razones por las cuales los Censos de población no incluyen preguntas que identifiquen la variable étnica.

69 Antes de examinar algunos casos, con todo, parece pertinente advertir acerca de la falta de información sistemática sobre el tema objeto de este Informe. Todas las personas consultadas coincidieron en la falta de estudios que aborden el tratamiento judicial del afrocolombianismo (a diferencia de lo que ocurre con los indígenas) y no faltaron quienes, ante las conversaciones surgidas durante la visita, comentaron la necesidad urgente de realizar este tipo de trabajos.

70 Tutela T-422/96, Corte Constitucional de Colombia, 10 de septiembre de 1996, Magistrado Ponente Eduardo Cifuentes.

71 El destacado de este pasaje es nuestro.

72 Por ejemplo, las sentencias C-086/94 y C-321/94. Véase supra nota 21.

73 Para algunos, una notable excepción a esto es la sentencia T-111/95, mediante la cual la Corte Constitucional confirmó la revocatoria que una sentencia de segunda instancia (de la Sala Civil del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Cartagena) hiciera del fallo dictado por el Juzgado Civil del Circuito de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, a propósito de la venta del hotel “El Isleño” y sus zonas aledañas. El tribunal de primera instancia acogió la demanda que presentara la Fundación Sons of the Soil (S.O.S.), ordenando la suspensión del proceso de venta mientras no se dictara la ley sobre condiciones especiales para la enajenación de inmuebles con el fin de proteger la identidad cultural de las comunidades nativas de San Andrés.

74 En general, no hay registro documental de los casos ya que, según advierten, la cultura raizal es una cultura que sólo conoce el traspaso de información por vía oral. Sólo en los últimos años, representantes de algunas organizaciones sociales, con el deliberado objeto de hacer seguimiento de políticas estatales y presentar reclamos, han comenzado a dejar constancia escrita de casos y sucesos de relevancia.

75 Archipelago Movement for Ethnic Native Self-Determination (AMEN-SD), “Complaints of the Indigenous Raizal People of the Archipelago of San Andres, Providence & Katleena”, documento presentado a la Relatoría Especial contra el Racismo, Discriminación Racial, Xenofobia y Otras Formas Conexas de Intolerancia de las Naciones Unidas, octubre 2003, p. 3 (la traducción es nuestra).

76 En sus palabras: “la Justicia es designada y aplicada de acuerdo con la voluntad centralizada de Bogotá (master´s will). La peor parte del problema es que al hablar de derechos humanos y justicia, lo primero que debe decirse es que, aquí, la justicia es denegada a nuestra gente, y las formalidades que se exigen constituyen una flagrante violación a nuestro derechos humanos y lingüísticos. Por ejemplo, continentales que se desempeñan como jueces, magistrados y otros aplicadores del Derecho aplican la ley y la Constitución en su lengua pero en nuestro territorio, y desde su propio punto de vista, tanto cultural, como lingüístico, político, económico, administrativo y social”. Ibíd., p. 6.

77 Entrevista a Consuelo Lago, creadora de “la negra Nieves”, 20 de marzo de 2003, en El País, disponible en http://elpais-cali.terra.com.co/paisonline/notas/Marzo202003/A1020N1.html.

78 Elisabeth Cunin, “La ‘negra Nieves’, ou le racisme à fleur de peau. Regards croisés sur une caricature”, artículo no publicado, p. 23. El hermano del abogado Charrupí, quien falleciera en 1999, señala, en este texto, que “[e]l movimiento negro es una ilusión, ni aun entre sus militantes existe unidad” (idem; la traducción es nuestra).

79 Ibíd., p. 16.

80 Sentencia del juez Guillermo Arias Blanco, Juzgado Octavo Civil del Circuito de Cali.


81 Opinión de Juan de Dios Mosquera, en ibíd., p.24.

82 El dirigente de una de las organizaciones sobre afrocolombianos más importantes del país explicó que estuvo obligado a abandonar la ciudad donde impartía clases e intervenía en un programa de radio local por las amenazas y presiones recibidas –en especial, de grupos paramilitares. En algunas ocasiones, al llegar a la sala de clases se encontró con ataúdes y crucifijos pintados en los muros.

83 Denuncia presentada ante la CIDH, p. 1.

84 José Carlos Luciano Huapaya, Los Afroperuanos. Trayectoria y destino del Pueblo Negro en el Perú, Centro de Desarrollo Étnico (CEDET), Lima, octubre de 2002, pp. 76-77.

85 Ibíd., p. 3.

86 Idem.

87 Ibíd., p. 76.

88 Ibíd., p. 26.

89 En palabras de José Luciano, “[el afroperuano] dirigió su agresión a sí mismo, consolidando el proceso de despersonalización y desintegración grupal iniciado en la colonia. Optó por el mestizaje como vía de ‘blanqueamiento y ascenso social. Así transfigurado y convertido en uno más de los ‘`ciudadanos’ su existencia empezó a ser negada por la sociedad toda y por el propio negro. El mito de la democracia racial tomó forma” (Ibíd.., p. 35).

90 Se informa que la Ministra de la Mujer, en audiencia pública, celebrada en 2002, señaló que el 90% de los peruanos son discriminados por no ser blancos y que, desde luego, el 50% lo es por ser mujer (Cimarrones, “El Quinto Suyo: Afrodescendientes en el Perú”, CD Rom en poder de los autores delInforme).

91 José Luciano, op. cit., p. 77.

92 Según explica el abogado y Director General de la Asociación Negra de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos –y actual miembro de la Comisión Nacional de los Pueblos Andinos, Amazónicos y Afroperuanos (CONAPA)-, Jorge Ramírez, la falta de atención que el Estado peruano brinda a los afroperuanos se manifiesta, por ejemplo, en que, con ocasión de la Conferencia de Durban celebrada en Sudáfrica, en 2001, el Estado propuso la incorporación de un capítulo especial sobre discriminación en contra de los mestizos, situación que pone en evidencia, según indica, que para el Estado peruano es ése, y no otro, el problema de racismo que debe abordarse. Una situación similar acontece, según el Comisionado en Asuntos Constitucionales, Roberto Pereira, al interior de una importante institución para la defensa de los derechos de las personas, cual es, la Defensoría del Pueblo, señalando que mientras existe un “equipo de comunidades nativas” (dentro de la Ayudanía de Derechos Humanos del Defensor del Pueblo), encargado de atender las demandas y reclamos de las personas pertenecientes a comunidades nativas, no hay tal departamento para los afroperuanos, no obstante que los problemas, denuncias y violaciones a sus derechos fundamentales son asimismo tramitados por este equipo.

93 Este mismo Código prescribe: “(...) cuando los casos involucren a niños o adolescentes que pertenezcan a grupos étnicos, nativos o comunidades indígenas, sus prácticas y costumbres deben respetarse (...)” (art. IX).

94 Jesús “Chucho” García, “Comunidades afroamericanas y transformaciones sociales”, en Daniel Mato (comp.), Estudios latinoamericanos sobre cultura y transformaciones sociales en tiempos de globalización, Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO), Buenos Aires, 2001, p. 54.

95 Resulta sintomático visitar el sitio web de la CONAPA (www.conapa.gob.pe), ya que, en algunas informaciones se habla de la “Comisión Nacional de Pueblos Andinos, Amazónicos y Afroperuanos”, pero, en otras, el guarismo ‘afroperuanos’ está excluido. Lo mismo ocurre con las fotografías que se incluyen en el sitio: no es fácil encontrarse con alguna donde aparezcan afrodescendientes, mientras sí hay muchas con indígenas del Amazona y pueblos andinos.

96 Información disponible en www.conapa.gob.pe (“objetivos”). El destacado es nuestro.

97 Los 16 miembros restantes son “representantes de los estudios de la problemática” y representantes del Estado ante la Comisión, la que es presidida por Miguel Hilario Escobar (quien asumió en reemplazo de la Primera Dama, Eliana Karp de Toledo, en agosto de 2003).

98 La propuesta presentada al Congreso consiste en la incorporación del siguiente artículo a la Constitución: “[e]l Estado reconoce a la comunidad afroperuana como persona jurídica de derecho público y garantiza sus derechos colectivos. La comunidad afroperuana cuenta con derechos colectivos propios de su tradición cultural y conocimientos que enriquecen al conjunto de la Nación Peruana. Es obligación del Estado facilitar su desarrollo autónomo y participación en la vida política mediante una incorporación directa en el parlamento nacional. Es obligación del Estado combatir en todas sus formas la discriminación que sufre la comunidad afroperuana y lograr su plena vigencia multicultural.

99 Así, por ejemplo, el Código de Ejecución Penal (vigente desde 1991), el Reglamento del régimen de vida y progresividad del tratamiento para internos de difícil readaptación, procesados y/o sentenciados por delitos comunes (D.S. Nº 003-96) y el Reglamento del régimen de vida y progresividad del tratamiento para internos procesados y/o sentenciados por delito de terrorismo y/o traición a la patria (D. S. N° 005-97). Estos últimos Decretos Supremos fueron dejados sin efecto por el D.S. Nº 003-2001, que establece “disposiciones sobre el derecho de defensa y el régimen carcelario de los internos en establecimientos penitenciarios”, regulando el derecho de los internos de recibir visitas directas de sus familiares y amigos, el de entrevistarse y comunicarse en privado con su abogado, así como el disponer de más horas de patio.

100 Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, Informe Anual 2000, disponible en http://www.cnddhh.org.pe/anual00/cap32f.htm.

101 Wilfredo Ardito, “Racismo en el Perú: ¿seguirá la impunidad?”, en La Insignia, marzo de 2002, disponible en http://www.lainsignia.org/2002/marzo/soc_045.htm.

102 Acaso el mejor ejemplo de cómo se reproduce en todas las esferas, incluida la estatal, la asociación del afroperuano y el delito se halla en un spot sobre seguridad ciudadana del Gobierno, en el cual, previniendo a los niños a no aceptar invitaciones de desconocidos, aparecían dos manos, una blanca y una negra. El niño, que en el aviso publicitario “sabe cuidarse”, da la espalda a la mano del afrodescendiente y, tomando la otra, parte a su destino con seguridad.

103 Con ocasión de la visita realizada al país para la elaboración de este Informe, se narró la situación de unos magistrados de Corte Superior (“de una ciudad de la Sierra”) que lisa y llanamente hacían bromas y chistes racistas a un funcionario negro que había llegado a trabajar. En relación con la discriminación en altas esferas del poder, durante la visita al Perú, un ex dirigente sindical y actual congresista de la República de raza negra, José Luis Risco, denunciaba que al interior de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos del Congreso Nacional no se le tomaba en consideración cuando pedía la palabra a fin de intervenir en los debates parlamentarios. Las explicaciones que se daban a este hecho iban desde la falta de capacidad que tendría el representante hasta el hecho que su mano levantada no era vista por el presidente de la Comisión.

104 Como explica Wilfredo Ardito, “[e]n el ámbito de la administración de justicia, se mantiene en los magistrados, fiscales y policías la percepción de que las personas de rasgos andinos o negros son más propensos a cometer delitos, por lo que se ven sujetas a interrogatorios y afirmaciones racistas. De igual forma, en el caso que la víctima tenga estas características, las dificultades que plantea el sistema son similares, desestimándose las afirmaciones del agraviado y pretendiendo disuadirlo en su decisión de obtener justicia. Finalmente, los miembros de estos sectores, cuya posición social o nivel educativo no son muy visibles, frecuentemente sufren abusos como detenciones arbitrarias o batidas, así como la violación de diversos derechos cuando son detenidos” (Ardito, op. cit.).

105 En el Consejo Nacional de la Magistratura, órgano encargado del nombramiento, ratificación y remoción de los jueces y fiscales de la República, ante la misma pregunta –acaso existen funcionarios afrodescendientes trabajando en el sistema judicial- la respuesta fue: “debe haber”. Y, con respecto a quienes trabajan en dicho órgano del Estado, se nos informó de un funcionario negro, encargado de llevar la documentación al interior del edificio y a otras dependencias.

En este mismo sentido, el Secretario General del Consejo Directivo de la Academia de la Magistratura, señaló no conocer a ningún juez, defensor o fiscal de raza negra, salvo “uno que llegó a ser juez de paz no letrado”.



106 José Luciano, op. cit., p.77.

107 Se dice que el funcionamiento de la CONAPA ha sido relativamente inútil toda vez que, llamada a promover políticas de desarrollo a favor de los afroperuanos (además de los indígenas y amazónicos, como se describiera anteriormente, su labor ha servido, más bien, para monopolizar la voz de los colectivos raciales, suprimiendo la escasa presencia que éstos tenían.

108 Véase Capítulo sobre Conclusiones y Recomendaciones del presente Informe.

109 Al parecer, las situaciones de racismo al interior de las Fuerzas Armadas son una constante en el Perú. Conforme ha dejado ver Wilfredo Ardito, “resulta chocante que dos de los espacios donde la discriminación se muestra todavía como segregación racial pertenezcan al Estado: la Fuerza Aérea y la Marina. En ambos lugares, los postulantes a oficiales de rasgos andinos y negros son sistemáticamente rechazados” (Ardito, op. cit.).

110 Denuncia Personal sobre Discriminación Racial contra el Estado Peruano de Elías Guillermo Urriola Gonzales, pp. 7-8 (en poder de los autores de este Informe).

111 Ibíd., pp. 18-19.

112 Carta de la Dra. Rossana Cuentas Pinto, Jefa del Area DD.HH. y Administración de Jusitica, Oficina Defensorial de Lima, Defensoría del Pueblo a Elías Urriola Gonzales, enviada el 29 de abril de 2003 (en poder de los autores del Informe).

113 Denuncia …, p. 11.

114 Supra nota 112
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   13


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal