Osmanli yildirim



Descargar 28.14 Kb.
Fecha de conversión18.10.2017
Tamaño28.14 Kb.

OSMANLI YILDIRIM



Leones Otomanos Defensores de la Verdad y Protectores del Islam



Sultanato

La Majestad y la Grandeza son inherentes al Sultanato, no son tomadas de otro lado.

La Teocracia, que significa un estado gobernado mediante las Leyes Divinas, viste al Sultán con estas Majestad y Grandeza.

Por esto el Sultán exhibe tal poder imponente. Estas cualidades son perdurables y no pueden ser separadas de él.

La Democracia es lo opuesto al Sultanato.

Quienes piden por Democracia piden ser gobernados por lo más bajo de lo bajo, por la vulgar multitud.



(Sheykh Maulana Nazim en Saltanat vol. 2 N°8)



Las Trampas del Renacimiento y la Democracia



Es un gran país, un gran continente que los Otomanos han dejado. Los otomanos debían mantener en sus manos y dirigir (un continente) que es diez veces más que esto (Turquía). Y un solo hombre debía gobernarlo. ¡Ahora, ni cien hombres pueden arreglárselas para dirigir! Porque para los Otomanos había un león, alguien en el poder era un león, no uno falso. Nuestro sistema de gobierno, incluso antes del periodo islámico, fueron los khans, hakans. Nuestras antiguas naciones en Turan (tierra perteneciente a los turcos, en Asia Central) nunca eligieron a sus líderes a través de elecciones. Luego, después que ingresaron al Islam, en cada país había un Sultán que seguía la Shariat. La gente debía seguir al Sultán y este la Shariat.

Ahora, dicen Renacimiento. El Renacimiento es la mayor de las trampas que Sheytan ha armado para esta gente. Comenzó un nuevo periodo, era llamado Renacimiento para hacer que la gente pelee entre sí, para enfrentar a los países, para enemistar a la gente entre sí, para asesinar gente, destruir civilizaciones, y para arruinar el orden y las regulaciones que se habían establecido, comenzando desde el día en que Sayyidina Adam posó su pie sobre la tierra hasta hoy.

Un grupo de gente sin religión, sin fe apareció, sin misericordia, sin buenas maneras; opresores, no creyentes, ateos, quienes negaron a Allah y sus Profetas (la paz sea sobre ellos), y que son enemigos de la humanidad.

Cuando esta gente dijo “Renacimiento” dijeron, “hemos comenzado una nueva era”. ¿Quién tuvo una queja en contra del Sultán? ¿Quién tuvo una queja en contra de su Rey? Cada Rey era el león de su propio país. Cada Sultán era el león de su propia nación. Y estos eran las cabezas, sheytan apuntó a ellos, y además reunió a sus seguidores. Él dijo; “¿qué significa esto? ¿Por qué un hombre solo, debe gobernarte? Deberías tener tú también algunos derechos dentro del sistema de gobierno.” Entendemos eso… pero la cabeza es diferente, los pies son distintos. Si remplazas los pies por la cabeza y la cabeza con los pies, ¿Qué tipo de sistema sería? Está la gente que es ciudadana de un país. Algo de todo esto debe ser; o un Rey debe gobernarlos, o un Emperador, o un Sultán. Antes era así. Y los otros dijeron; “No, no, no puede ser así. Uds. también tienen derecho.

Sheytan comenzó a tentarlos para hacer que se pongan salvajes. Comenzó a hacerlos poner salvajes… y la gente que no piensa, aquellos que no entienden las cosas, ¿Qué pueden hacer?
Había dos clases; una clase era de aquellos que gobiernan, la aristocracia. Dijeron; “Vamos a remover a los aristócratas y traeremos a los demócratas. Somos la gente. La democracia nos pertenece. La aristocracia, esta gente que nos gobierna… ¡no! Nosotros también contribuiremos en el gobierno. ¡Si ellos son aristócratas, entonces nosotros seremos los demócratas!” Desde ese momento la gente que vive en este mundo ha sufrido todo tipo de miserias y opresión.

En los 1500, entre los años 1400 y 1500, estas ideas venenosas se han formado y han puesto estas ideas en el mercado, diciendo: “no puede haber nada mejor que esto. El control estará en manos de la gente.” Asesinaron a los Reyes. Removieron a los Emperadores. Tomaron control del gobierno diciendo: “nosotros dirigiremos”. Entonces pelearon entre ellos mismos. Tuvieron una pelea entre ellos mismos: “yo seré la cabeza”, “No. Yo seré la cabeza”. Esta es la misión de sheytan. De todas formas, la misión de sheytan es no dejar que la gente forme una alianza. Sheytan los hace decir; “¡No! Tu regirás”. Allí una persona debe gobernar. En este (sistema) cien personas pelean, cada una dice “Yo mandaré”. Nos juntamos cada vez más cerca, más cerca… y finalmente, nos han hecho caer en un agujero también. Nuestro país hierve así. El mundo Islámico hierve así (hace un gesto con las manos) ahora. Yo digo: Oh musulmanes: ¿Por qué Allah Todopoderoso envió al Profeta (saws)?


Desde 1908; nos han hecho caer dentro de esto también. Estas tontas ideas sheytanicas, que no tienen fin. En esos tiempos, en los tiempos del sultanato, había solo un sucesor, una persona. Una persona, el trono sería dado a una persona. Lo podrían llamar su voluntad, “el Decreto Imperial”. Todo sería preparado y el Sultán vería esto y diría: “Esto es lo adecuado, es mi decreto imperial. Deberá ser ejecutado de esta forma”. Una segunda persona no podría objetar.

Ahora, ¿Quién tiene la voluntad, la autoridad? Dicen que la gente tiene la palabra. ¡Mentira! Es una mentira. ¡En democracia, nadie tiene la autoridad más que sheytan! ¿Quién es el Satán? Él es el que tiene los ojos más abiertos en ese grupo. El que tiene los ojos más abiertos, el más maligno. ¡Ese es aquel que representa enteramente a Sheytan! ¡Ese es! y escribe: “esta es mi voluntad”, y ejecuta su orden. Luego burlan a la gente diciéndoles: “hay democracia en este país”. ¿Puede un pastor ser un congresista? Acaso ¿puede un hojalatero ser congresista? ¿Puede un zapatero ser congresista? ¿Puede un granjero ser congresista? ¿Puede un doctor ser congresista? ¿Qué saben ellos sobre esto? Ahora imaginen un hospital, digamos que el cirujano en jefe falleció, dicen: “el cirujano ha muerto. ¿Quién tomará su puesto?” Y responden: “pongámoslo a votación”. ¿Funciona así? Como el hombre que limpia los baños con un balde en sus manos es considerado como parte del personal del hospital, él puede ser candidato también. Ahora, si haces que el hombre que limpia los baños sea jefe de cirujanos, ¿podrías seguir llamándolo un hospital? ¿Quién operaria?



¡Pero que hermosa democracia! Con semejante democracia, este mundo se ha hundido. Turquía primero, luego Europa… hasta incluso he escuchado que Rusia también ha sostenido un referéndum y que el 60% de la gente dijo “queremos al Zar”, “estamos cansado de estos mentirosos y tiranos. El periodo de los Zares fue la era de oro. Tuvimos honor y gloria. Todos tenían dinero y fortuna. No estábamos en semejante miseria. Queremos al Zar ahora”. Ellos están pidiendo esto. Dicen que el próximo líder a venir sea “el segundo Zar”. Escuché esto, ¿es cierto?
Nuestro Profeta (saws), el Sultán de todos los Profetas, dijo: “Entregad el trabajo al experto y dejádselo a él”.
Ninguno de los hombres que se sientan en el parlamento hoy en día son expertos en gobernar un país, en regir a la gente. No es así como funciona.

La gente ahora comienza a caminar. Y dicen: “nuestro Zar era nuestro león. Él era un león. Luego, Trotsky, Lenin, Stalin… se han convertido en nuestros líderes. ¡Ellos eran todos burros! Y, ni siquiera pudieron satisfacer a los burros con los sistemas que construyeron. Por lo tanto, queremos nuestro león de nuevo. Nosotros pensamos que eran leones pero resultaron ser peores que los burros. No los queremos, tampoco el sistema que construyeron. Queremos al Zar ahora, nuestro viejo Zar.”


Ahora sheytan ha hecho que todas las naciones peleen entre ellas así. Turcos, Árabes, Europeos, Americanos, todos ellos están en un terrible lío. Su resultado es este.

(Sheykh Maulana Nazim, sohbet dado el 19/11/2011 en Lefke, Chipre, transmitido por Saltanat TV.)



Hay un grupo creciente de gente que se llama a sí mismos "Defensores de la Verdad". Todos deberían de esforzarse por tener este título y ser un Defensor de la Verdad, ya que si los Defensores de la Verdad no surgen, la soberanía del mal continuará hasta el final.



El precio de habernos levantado contra nuestro Sultán

Esto es Shari’at (Legislación Sagrada del Islam). Las leyes y el gobierno que se le da a la mano de un rey es que si el setenta y cinco por ciento de su nación se levanta contra él, por orden divina hay una ley en su mano para cortar las cabezas del setenta y cinco por ciento. Si lo hace, en el Día del Juicio ese Rey no va a ser responsable. Cuando está gobernando de manera justa y su nación quiere irse por el camino erróneo, ellos están siguiendo a sus egos y al Sheytan y el Rey observa. Le pregunta a sus wazirs: “¿Cuál es el porcentaje de la gente que se levanta contra la verdad?”. (Si) le dicen: “Más que el setenta y cinco (por ciento)”, dice: “nuestro tiempo se ha acabado. Allah nos está retirando este poder porque el porcentaje es más del que se nos ha dado (autoridad para suprimir). No vamos a responderles con lucha. Tenemos que esperar hasta que Allah remueva de nosotros este poder”. Y entonces todo individuo en ese reino será severamente castigado, ellos, sus hijos, quizá sus nietos o quizá hasta sus bisnietos.

Esto es lo que le está ocurriendo al mundo hoy en día. Esto es exactamente lo que ha ocurrido al mundo hoy en día. (Sheykh Effendi señala a una pared en la mezquita). Allí hay las fotos de dos Sultanes. ¿Quiénes son?

(Un murid responde: Sultán Abdul Aziz Khan y Sultán Abdul Hamid Khan.)

Sultán Abdul Aziz y Sultán Abdul Hamid. En el tiempo del Sultán Abdul Aziz Khan la gente empezó a levantarse. Empezaron a correr para construir el reino del Sheytan. Empezaron a apoyar al reino del Sheytan y con el tiempo no les gustaron las leyes y mandatos que el Rey les estaba poniendo. Así que empezaron a levantarse contra él aquí y allá, poco a poco. El Sultán lo sabía. Lo sacaron del poder y lo colgaron. Allah lo removió. Él pidió ser removido, irse de este mundo. El Santo Profeta (sws) dice: “Toda persona que gobierna justamente y a quien se le quita del poder y se le sentencia con la pena de muerte se convierte en el más elevado de los mártires en el Día del Juicio”. Él obtuvo el martirio. Todos esos que le hicieron eso están sufriendo desde ese tiempo hasta ahora. Sus hijos y sus nietos están sufriendo. La historia muestra quién fue hacia él (con ese propósito) y todo lo que le ocurrió a toda esa gente después de eso. Pasaron años y esa gente vio a dónde fueron, a qué países fueron, cómo sufrieron, cómo murieron y lo que les pasó a sus hijos. Algunos de sus hijos se convirtieron en sacerdotes en diferentes países. Ellos sufrieron también allí porque ni siquiera el cristianismo los aceptó.

Esta nación (ummah) [los musulmanes de hoy en día], ahora mismo está pagando el precio de ello. Aún no hemos llegado a (el pago del precio por remover a) Sultán Abdul Hamid. Cuando se trató del Sultán Abdul Hamid Khan, observó el asunto diciendo: “¿Cuánta gente? ¿Cuál es el porcentaje que se rebela?”. Así que Sultán Abdul Hamid miró y observó. Vio aquellas naciones que estaban bajo su gobierno y vio que se estaban rebelando. ¿Contra qué? Decían: “Queremos ser libres”. ¿Qué significa eso? Sin las leyes de Allah. Vio quiénes eran las naciones (rebelándose), cuánto es el porcentaje de los que se rebelan en cada nación y el Sultán Abdul Hamid se sentó y esperó. Le dijo a su gente: “No hagan nada”. Los Generales le dijeron: “Oh Sultán, tenemos un gran poder. Tenemos un gran ejército. Podemos caerles y golpearles”. Él dijo: “No. Todos estos soldados que están conmigo, si uno de ellos muere de esa manera entonces estaré con mucha pena en el Día del Juicio. No deben hacerlo. Pero pueden convertirse en mártires junto conmigo”. Y no lo hicieron (no tomaron acciones militares). Él no usó el ejército. Les dejó rebelarse. Lo tomaron, lo enviaron al exilio y él también murió como mártir.




Ahora están pagando. La gente está pagando el precio, las naciones están pagando el precio y aún no despiertan. Ahora, desde Afganistán a Irak, desde Indonesia a Malasia, desde Filipinas a Qudus, desde África a Marruecos, de Bosnia a Chechenistán, por doquier todo está en llamas. La gente está pagando el precio. La gente está pagando el precio de haberse rebelado contra el Sultán. Nada más. La misericordia de Allah siempre está abriéndose y Él está enviado otras gentes a llamar a (esas) gentes al camino correcto. ¡No despiertan! Pues no despierten. Hay otros que están viniendo. Nunca más se va a volver en algo más fácil. Allah no se va a rendir. Nosotros sí.

(Sohbet dado por Sheykh Abdul Kerim el-Kibrisi el Viernes 13 de Rabi-ul Akhir, 1427/12 de Mayo de 2006.)


BIZ OSMANLIYIZ



PEK SANLIYIZ

Este humilde trabajo ha sido realizado con la intención de que sea un mínimo aporte a la Causa de Allah. Esperamos que Allah Todopoderoso, Su Amado Profeta (asws), nuestro Grandsheykh Maulana Nazim al-Haqqani, y nuestro Maestro Sheykh Abdul Kerim Effendi estén complacidos con él.



OSMANLI YILDIRIM -N° 10- Rajab 1433

PUBLICACIÓN DE OSMANLI NAKSIBENDI DERGAHI.

La publicación cuenta con la autorización y la bendición de Sheykh Abdul Kerim Effendi, Jalifa de Maulana Sheykh Nazim al-Haqqani.

Dedicado con profundo respeto a nuestro Maestro Sheykh Abdul Kerim Effendi”



autoforma 1



La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal