Padre hurtado y juanita de los andes



Descargar 317.83 Kb.
Página1/7
Fecha de conversión19.01.2017
Tamaño317.83 Kb.
  1   2   3   4   5   6   7
PROYECTO EDUCATIVO

COLEGIOS

PADRE HURTADO Y JUANITA DE LOS ANDES



Somos Instrumentos de Dios

Para Transformar el Mundo




ÍNDICE

  1. Presentación



  1. Breve historia de los Colegios



  1. Fundamentos del Proyecto Educativo

    1. El modelo de persona: Ser de Encuentro-Puente y Misión

    2. El carácter propio de la Misión

    3. Una Espiritualidad de Encarnación

    4. El Método. Cuatro Actitudes Fundamentales

    5. Misión de los Colegios

    6. Una recapitulación didáctica




  1. Una Formación Integral de Excelencia

    1. Currículo Integral de Excelencia

    2. La modalidad de un sistema de coeducación

    3. Formación socio-afectiva

      1. Colegio una gran Comunidad

      2. Colegio Familiar

      3. El profesor jefe, primer pastor de su curso

      4. Cursos pequeños

      5. El profesor, cercano y contenedor

      6. Reconocimientos y premios

      7. Apoyos institucionales

      8. Colegio y familia

      9. Convivencia escolar



    1. Formación Cognitiva y Académica

      1. Excelencia Académica

      2. Currículo de Excelencia

      3. Atención a la diversidad

      4. Plan de Estudio

  • Inglés Intensivo

  • Programa de deportes

  • La cultura y el arte

  • Plan de estudio de III y IV Medio

  1. Formación Cristiana Integral, Espiritual y Religiosa

    1. Una Espiritualidad de Encarnación

    2. Metodología: Toda esa Espiritualidad se especifica en los siguientes pasos:

      1. Formación Católica

      2. El Trabajo con los Padres: Participación de los Padres como parte de la Comunidad Escolar

  2. Nuestra forma de organización

    1. Organigrama




  1. Anexos

    1. Sistema Disciplinario

    2. Plan de Estudio

    3. Perfil del Alumno/a

    4. Perfil del Profesor/a

    5. Perfil de los Padres


PRESENTACIÓN

Los Colegios Padre Hurtado y Juanita de Los Andes nacen de la visión de un grupo interdisciplinario de profesionales, laicos católicos y comprometidos con la Iglesia, que por historia personal estaban vinculados a la educación. Compartir sus experiencias, marcadas por un espíritu de servicio hacia la sociedad, significó el primer paso en la fundación de la institución en un contexto y momento histórico particularmente favorable para el emprendimiento privado, con estructuras de apoyo financiero que hicieron propicio el inicio de esta gran aventura y misión en el ámbito educativo.

En el país se vivía una época en que los Colegios privados tradicionales enfrentaban dificultades para dar respuesta a las necesidades de innovación requeridas por la sociedad. Esas circunstancias coincidían con el hecho de que varias congregaciones religiosas dedicadas a la educación habían optado por otras vocaciones.

Durante todo el año se trabajó en la preparación del proyecto, recogiendo las experiencias educacionales y organizativas del grupo fundador, así como la de varios colaboradores especialistas en el área. Finalmente el colegio abrió las inscripciones para sus primeras matrículas el 15 de octubre de 1980. Fue un período de profunda reflexión y arduo trabajo, que significó tomar con sensibilidad las necesidades de la época para lograr dar forma al Proyecto Educativo: Un colegio para la familia, católico y laico, con un concepto innovador en cuanto a coeducación; un solo proyecto educativo, una Dirección, un mismo cuerpo docente, administrativo y de servicios, con una rama femenina y otra masculina. Un colegio preocupado especialmente por las personas, con un compromiso explícito para con el contexto social; típicamente chileno, comprometido con sus tradiciones y particularmente marcado por la sencillez. Un colegio con inglés intensivo, como instrumento indispensable para responder a las necesidades de una época abierta y en creciente diálogo intercultural. En lo inspiracional dos figuras chilenas cercanas y contemporáneas, con espiritualidades diferentes pero complementarias e integradoras de contemplación y acción, nacidas con el siglo y conocedoras de nuestras mismas calles y plazas. Esta visión apuntó directamente a las dos máximas figuras de la Iglesia Católica chilena, Juanita Fernández Solar y Alberto Hurtado Cruchaga, hoy canonizados y reconocidos por la Iglesia universal.

La historia del rápido y auspicioso desarrollo de los Colegios es parte de un proceso de entrega y dedicación personal que han ido realizando, año a año, todos quienes han integrado su extensa comunidad, motivados siempre por el ideal común de dar la mejor educación a nuestras niñas, niños y jóvenes. A través del tiempo, al trabajo de profesores y directivos se sumó el aporte entusiasta y comprometido de muchos padres e integrantes de Los Centros de Padres; la labor silenciosa de todo el personal y colaboradores; la de un importante número de sacerdotes amigos del clero diocesano y de distintas congregaciones y, en los últimos 12 años, la Compañía de Jesús.

En la medida que la institución se desarrollaba, los fundadores constataron la necesidad de una trascendencia en el tiempo, de un apoyo sacerdotal más estable y de la oportunidad enriquecedora que significa trabajar en red con otros establecimientos educacionales. Así fue como, después de vivir un largo proceso de acompañamiento con la Compañía de Jesús, de trabajo conjunto y acucioso discernimiento, los Colegios entraron a formar parte de la Red Educacional Ignaciana, REI. Desde ese momento, el Proyecto Educativo de la Red Educacional, de gran coincidencia medular con el de los Colegios Padre Hurtado y Juanita de Los Andes, vino a constituir un referente fundamental para su misión.


  1   2   3   4   5   6   7


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal