Panamá Rasgos generales de la evolución reciente



Descargar 27.83 Kb.
Fecha de conversión15.12.2017
Tamaño27.83 Kb.


PANAMÁ

1. Rasgos generales de la evolución reciente
En 2011, la economía panameña creció un 10,6%, continuando con sumo vigor el proceso de crecimiento que ha caracterizado al país en los últimos años, debido, en gran parte, a los megaproyectos de infraestructura pública y privada. En una perspectiva de largo plazo, Panamá ha crecido a una tasa media anual del 7,3% durante los últimos diez años.
Numerosos sectores registraron un vigoroso crecimiento en 2011, destacándose los de minería (18,4%), construcción (18,2%), comercio (15,9%) y transporte y comunicaciones (13,7%). En contraposición, el sector de la pesca mostró una fuerte caída en su actividad (21,9%), fundamentalmente debido a fenómenos climáticos.
En coincidencia con los altos niveles de actividad, las tasas de desocupación y de desempleo abierto registraron un considerable descenso en 2011 y llegaron al 4,5% y el 2,9%, respectivamente, mientras que la tasa de inflación medida por el cambio en el índice de precios al consumidor (IPC) de diciembre de 2010 a diciembre de 2011 aumentó al 6,3%.
El déficit del sector público no financiero (SPNF) llegó al 2,3% del PIB en 2011 (1,9% en el año previo).
El déficit de la cuenta corriente llegó a un 12,7% del PIB, frente a un 10,8% en el año previo. Los flujos de entrada de inversión extranjera directa (IED) alcanzaron un 9,1% del PIB, comparado con un 8,8% en 2010.

2. La política económica
a) Política fiscal
En 2011, el SPNF finalizó con un déficit de 703 millones de dólares, correspondiente al 2,3% del PIB (frente a un 1,9% el año previo). Este resultado se enmarca dentro de la ley de responsabilidad fiscal, que estableció un límite superior del 3% para 2011. Este límite fue aprobado por la resolución num. 103 del Consejo de Gabinete, de junio de 2011, para hacer frente a los gastos ocasionados por las inundaciones, aspecto contemplado en la mencionada ley de responsabilidad fiscal. El déficit gubernamental se explica principalmente por un aumento del gasto de capital del gobierno central (24,2%) debido a las obras de infraestructura y, en menor medida, por un incremento del gasto corriente (8%). A su vez, el balance primario registró un superávit del 0,1% del PIB, frente a un superávit del 0,8% en el año previo.
Los ingresos tributarios en 2011 totalizaron 3.536 millones de dólares, un aumento del 14% nominal respecto de 2010, lo que representa un 11,4% del PIB (frente a un 11,6% el año previo). En buena medida, la mayor recaudación es consecuencia de un incremento en los ingresos tributarios indirectos, que aumentaron un 25% respecto del período previo, en tanto que los ingresos directos se elevaron un 3,5%. Por su parte, los gastos totales del SPNF aumentaron un 14,6% respecto del año previo. Este aumento obedece a una expansión en los gastos del gobierno central, tanto corrientes (12%) como de capital (20,6%).

Los gastos de capital del SPNF en proyectos de infraestructura totalizaron 2.698 millones de dólares, lo que representa un aumento del 20,6% respecto del año anterior y constituye un 8,8% del PIB (frente a un 8,4% en 2010). Los gastos corrientes se expandieron un 12% en 2011 (un 18,8% del PIB frente al 19,4% en el año previo), debido a la continuación de los programas sociales de transferencias condicionadas impulsados por la actual administración, entre los que se incluye la puesta en marcha del programa de Beca Universal, el programa “100 para los 70” (que otorga 100 dólares mensuales a adultos mayores que no gozan de pensión social), el programa Red de Oportunidades y las transferencias a los hogares entregadas en forma de subsidio eléctrico y de gas licuado.


En 2011, el total de la deuda pública llegó al 41,4% del PIB (frente al 43,7% en 2010), y se advierte una continuación de la tendencia observada en los últimos años de aumentar la proporción de deuda pública interna y disminuir la externa.
En junio de 2011 se comenzó con el programa de Creadores de Mercado, junto con la primera subasta de notas del Tesoro con vencimiento en 2018. Los principales objetivos del programa son aumentar la liquidez y profundidad del mercado secundario de deuda pública y sustituir fuentes de financiamiento externas por fuentes internas, con lo que se contribuye a la diversificación de la cartera de deuda pública y se desarrolla el mercado interno de capitales. A marzo de 2012, este programa emitió notas del Tesoro por 938 millones de dólares.
En agosto de 2011, Moody´s mejoró la perspectiva de calificación de riesgo del país de estable a positiva, dentro de la categoría de grado de inversión, algo que Fitch Ratings había hecho anteriormente.
b) El Centro Bancario Internacional y la política crediticia
El crédito interno a diciembre de 2011 continuó mostrando mucho dinamismo. La cartera crediticia interna exhibió un crecimiento nominal del 17,3% respecto del período anterior (un 13,3% el año previo), lo que contribuyó al dinamismo del PIB local. Los cinco sectores mas importantes de la economía panameña constituyen un 89,8% del total de la cartera crediticia interna, de acuerdo con el siguiente desglose: comercio (27,9%), hipotecario (26,6%), consumo personal (19,7%), construcción (9,7%) e industria (5,9%). La dinámica del crédito interno alcanzada en 2011 estuvo sustentada en el desempeño favorable de estos cinco sectores. Los tres sectores más importantes —comercio, hipotecario y consumo personal— crecieron a tasas nominales del 24%, el 7,3% y el 9,5%, respectivamente, en tanto que el crédito a la industria y a la construcción crecieron un 17,9% y un 11,5%, respectivamente.
Los indicadores de calidad de la cartera crediticia local y externa muestran la solidez del centro bancario panameño. El índice de morosidad de la cartera del sistema bancario local llegó al 2,7% en 2011, en comparación con el 3,4% del año previo. Respecto de la cartera crediticia externa, este indicador llego al 0,6% en 2011, frente al 0,8% del año anterior. Un indicador adicional en que se manifiesta la solvencia del sistema bancario panameño es la razón de adecuación de capital (activos ponderados por riesgo sobre patrimonio), que llegó al 15,6%, un porcentaje superior al 8% requerido de conformidad con el marco legal.
La banca panameña continúa siendo rentable y sólida. Las utilidades del sistema bancario se situaron en 1.314 millones de dólares a diciembre de 2011, lo que representa un incremento del 23,1% respecto del año previo. El retorno sobre el patrimonio alcanzó un 15% a diciembre de 2011, frente al 14% del período previo.
Las tasas de interés activas reales se redujeron en alrededor de 2,5 puntos porcentuales en 2011 respecto de 2010 y llegaron al 1,3% para créditos otorgados a los sectores de comercio e industria y al 3,6% para vivienda. Por su parte, las tasas de interés pasivas reales fueron negativas y se ubicaron en el -3,8% y el -3,3%, a tres y seis meses, respectivamente. Esta importante caída en las tasas de interés reales en comparación con el nivel registrado en 2010 se debe, sobre todo, al elevado nivel de liquidez existente en el sistema financiero panameño y a los relativamente altos niveles de inflación que han caracterizado al país en los últimos años.
c) La política comercial y otras políticas
En 2011, la actual administración continuó su política orientada a promover las condiciones necesarias para que Panamá deje de incluirse en las listas de países catalogados como paraísos fiscales. Para lograrlo, se elaboró un programa que implica la firma de tratados cuyo objetivo es evitar la doble tributación, principalmente con países miembros de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE). A los tratados ya firmados en 2010 con Corea del Sur, España, Holanda, Luxemburgo, México, los Países Bajos, Portugal, Qatar y Singapur, se agregaron en 2011 las negociaciones que se encuentran en distintos grados de avance con Bahrein, los Emiratos Árabes Unidos, Israel y la República Checa.
En abril de 2011 la Asamblea Nacional de Panamá aprobó la ley 40 para la cooperación fiscal y el intercambio de información en materia de impuestos y el canje de notas interpretativo entre Panamá y los Estados Unidos. En este acuerdo se fija un marco legal para el intercambio de información sobre la administración y aplicación de la legislación interna de cada país, información acerca de la determinación, evaluación, aplicación y recaudación de impuestos con respecto a las personas sujetas a ellos, enjuiciamiento de asuntos penales, tributarios y otros. Un elemento importante del acuerdo es que da una señal de compromiso del Gobierno de Panamá respecto de su intención de eliminar la modalidad de sociedades anónimas con acciones al portador, lo que aumentará la transparencia y permitirá un mayor control fiscal.
Un segundo acuerdo, también con el Gobierno de los Estados Unidos, es el tratado de promoción comercial, que en octubre de 2011 fue ratificado por el Congreso de los Estados Unidos y que probablemente entre en vigor a fines de 2012 o principios de 2013. En el acuerdo se consolidan las preferencias unilaterales que tienen los productos panameños en el mercado estadounidense y se crean las condiciones necesarias y más favorables para el fomento de exportaciones de bienes y servicios panameños a los Estados Unidos, que es su principal socio comercial.

3. Evolución de las principales variables
a) La actividad económica
El vigoroso crecimiento registrado en 2011 refleja un gran dinamismo de la mayoría de los sectores económicos. Los sectores que lideraron este proceso fueron: minería (18,4%), construcción (18,2%), comercio (15,9%), y transporte y comunicaciones (13,7%). Al margen del sector minero, que tiene un tamaño relativamente pequeño en la economía panameña, los restantes tres sectores representan un 45% del PIB. El significativo crecimiento alcanzado por los sectores de construcción y minería se explica por la ejecución de proyectos en obras de infraestructura, acorde con el plan quinquenal del gobierno. Entre los proyectos se destacan la ampliación del canal de Panamá, el saneamiento de la bahía, la extensión de la cinta costera, la construcción del metro en Panamá, la ampliación del aeropuerto internacional y la construcción de carreteras y plantas hidroeléctricas. El comercio mayorista y minorista creció mucho en 2011, impulsado principalmente por el componente mayorista (25,1%), debido al incremento de la compra de materiales de construcción, maquinaria y equipo. Por su parte, el comercio minorista creció un 9,2%, impulsado por las ventas de alimentos, bebidas y automóviles.
El sector de transporte, el más grande de la economía, creció un 13,7%. Las operaciones del sector transporte y comunicaciones siguieron mostrando un desempeño favorable, principalmente por el movimiento de contenedores, el transporte aéreo y las naves que transitaron por el canal de Panamá, así como las operaciones realizadas por vía férrea. El crecimiento del sector de telecomunicaciones se debió, sobre todo, a la telefonía móvil e Internet. Otros sectores que mostraron un importante dinamismo fueron los servicios en hoteles y restaurantes, principalmente por la mayor entrada de turistas, la prestación de servicios de diversión y esparcimiento, y la producción de electricidad y agua, atribuible al incremento en la generación de energía térmica e hidráulica, entre otros. Por otra parte, y continuando con la tendencia de los últimos años, la actividad pesquera registró un nuevo descenso (21,9%), básicamente debido a la reducción en la producción de atún y filetes de pescado.
Un total de 14.684 buques cruzaron el canal en 2011, en comparación con las 14.230 embarcaciones que lo atravesaron el año previo, lo que muestra un aumento del 3,2%. Las toneladas netas transportadas llegaron a 322,1 millones en 2011, un incremento del 7,1% respecto de 2010. Como resultado de lo expuesto, y producto del aumento selectivo de las tarifas en algunos de los tráficos, los ingresos por peaje registraron un aumento nominal del 16,7% respecto del año anterior.
b) Los precios, las remuneraciones y el empleo
La tasa de inflación medida por el cambio en el IPC entre diciembre de 2010 y diciembre de 2011 fue del 6,3% (frente a un 4,9% en el año previo). Los principales rubros que explican esta evolución son los incrementos del precio del transporte (12,5%), dada la importante alza del precio del petróleo en los mercados internacionales, alimentos y bebidas (5,9%), y vestido y calzado (5,7%).
Las tasas de desocupación y de desempleo abierto registraron un considerable descenso en 2011 y llegaron al 4,5% y el 2,9%, respectivamente, frente al 6,5% y el 4,7% del año previo. Según la encuesta trimestral de los establecimientos formales con cinco o más empleados, los sectores económicos que mostraron un mayor aumento en el número de personas contratadas fueron el comercio al por mayor (7,9%) y el comercio al por menor (4,8%). Según esta misma encuesta, las remuneraciones medias anuales aumentaron un 9% nominal. Las actividades que registraron los mayores aumentos fueron nuevamente el comercio mayorista (13,5%) y minorista (10,2%).
c) El sector externo
En 2011 la cuenta corriente registró un déficit de 3.892 millones de dólares, equivalente al 12,7% del PIB, comparado con un déficit del 10,8% en el año previo. Este resultado es producto de la ampliación del déficit registrado en la balanza de bienes, que en 2011 llegó al 19,5% del PIB, frente al 17,1% del año anterior.
Entre las exportaciones, es necesario diferenciar las nacionales (que constituyen un 5,4% del total) de las reexportaciones realizadas por las empresas que operan en la Zona Libre de Colón (que comprenden un 94,6% del total). Las primeras aumentaron un 8,3% respecto del año previo, lo que se explica por las mayores exportaciones de oro (66,1%), bananos (32,4%) y desechos de hierro (39,7%), entre otros. Por su parte, las reexportaciones mediante la Zona Libre de Colón se elevaron un 20,4% respecto del año anterior. Los productos de mayor venta fueron los de la industria química (39,2%), textiles y manufactura (17,8%), maquinaria eléctrica (16,2%) y bienes de uso final (8,9%).
Las importaciones nacionales, por su parte, aumentaron un 24,9% en 2011 respecto del período anterior. Dicho aumento deriva del alza del valor de los bienes importados para satisfacer la demanda final (principalmente bienes de capital), los que se incrementaron en un 35,5%, así como de la depreciación del dólar frente a los principales países proveedores.
El aumento del déficit en la balanza de bienes fue compensado parcialmente por un incremento en el superávit de la cuenta de servicios, la que totalizó 3.775 millones de dólares en 2011, un 10,3% más que el año anterior. Las partidas más importantes que contribuyeron a este resultado fueron los ingresos adicionales por peajes del canal de Panamá (17,8%), los servicios brindados en puertos para contenedores (23,3%) y la venta de pasajes a no residentes (14%). Además, la entrada al país de 4,59 millones de visitantes significó un ingreso adicional de 1.925 millones de dólares en divisas.
La balanza de renta presentó un saldo negativo de 1.799 millones de dólares (-5,9% del PIB), generado principalmente por las utilidades de 2.094 millones de dólares obtenidas en las empresas locales que operan con capital de inversionistas no residentes y por el pago de 596 millones de dólares por concepto de intereses sobre la deuda externa.
La cuenta de capital y financiera continuó registrando un superávit que llegó a 4.224 millones de dólares (un 13,8% del PIB), lo que representa un aumento del 45,2% respecto del año previo. Esta evolución se explica por la creciente entrada de flujos de IED y préstamos y depósitos de no residentes en bancos que operan en el país. Los flujos de entrada de IED totalizaron 2.790 millones de dólares (un 9,1% del PIB), lo que representa un aumento del 18,7% respecto del período previo.

4. Rasgos principales del primer trimestre de 2012
En el primer trimestre de 2012, el índice mensual de actividad económica (IMAE), medido en términos de la serie original, creció un 9,2% comparado con el mismo período del año anterior (un 9,1% ajustado por tendencia y ciclo). Los sectores que más incidieron en la economía fueron los mismos que exhibieron un alto crecimiento en 2011. Para 2012 se prevé una tasa de crecimiento del 8%, sustentada por el alto nivel de inversiones en infraestructura que viene desarrollando el país bajo la actual administración.
En abril de 2012, Francia retiró a Panamá de la lista de paraísos fiscales (cabe señalar que esta decisión es posterior a la ratificación del tratado de doble tributación con dicho país, efectuada en diciembre de 2011).
La tasa de inflación interanual medida por el cambio en el IPC llegó a un 6% en abril, debido al alza interanual en varios rubros, entre los que se destacan alimentos y bebidas (7,9%) y transporte (6,6%).
Para 2012 se prevé una mayor presión sobre la cuenta corriente, debido al dinamismo de la economía, que traerá asociada la expansión de la importación de bienes de capital para obras de infraestructura, así como a un aumento en los pagos de intereses producto de la emisión de una mayor deuda soberana para financiarlos. Asimismo, se prevé un aumento acotado del déficit fiscal, que estará dentro de los límites de la ley de responsabilidad fiscal.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal