Paquete de medidas de gestión de la isla Decepción



Descargar 203.61 Kb.
Página1/6
Fecha de conversión07.04.2019
Tamaño203.61 Kb.
  1   2   3   4   5   6

Medida 10 (2012) Anexo

Paquete de medidas de gestión

de la isla Decepción




Introducción

La isla Decepción es una isla antártica única en su género, con importantes valores naturales, científicos, históricos, educacionales.


Con los años, distintas partes de la isla han recibido protección legal en el marco del Tratado Antártico como consecuencia de propuestas parciales, pero no se había formulado una estrategia coherente para proteger el total de la isla. En 2000, Argentina, Chile, Noruega, España y el Reino Unido llegaron a un acuerdo sobre una estrategia integrada para la gestión de las actividades en la isla.
En esta estrategia se recomendaba un enfoque que abarcara la isla en su totalidad. Se proponía designar la isla Decepción como Zona Antártica Especialmente Administrada (ZAEA) que abarcara una matriz de zonas antárticas especialmente protegidas (ZAEP), Sitios y monumentos históricos (SMH) y otras zonas donde las actividades debían ceñirse a un código de conducta.
En marzo de 2001, el Instituto Antártico Chileno organizó un taller en Santiago para avanzar en la preparación del plan de gestión para la isla Decepción. El grupo de trabajo sobre la isla Decepción se amplió a fin de incluir a Estados Unidos, y a la Coalición Antártica y del Océano Austral (ASOC) y la Asociación Internacional de Operadores Turísticos en la Antártida (IAATO) en calidad de asesores del grupo.
En febrero de 2002, la Dirección Nacional del Antártico (Argentina) organizó una expedición a la Estación Decepción. Participaron delegados de seis programas antárticos nacionales, la ASOC y la IAATO. La meta general de la expedición era realizar un estudio inicial sobre el terreno para facilitar la preparación conjunta, por las seis Partes Consultivas del Tratado Antártico, de un paquete de medidas de gestión para la isla Decepción.
Tras extensas consultas, se preparó la primera versión del paquete de medidas de gestión para la isla Decepción, cuya finalidad es conservar y proteger el entorno singular de la isla, manejando al mismo tiempo las diversas exigencias que compiten entre sí, entre ellas la actividad científica y turística y la conservación de los valores naturales e históricos de la isla. También procura salvaguardar a las personas que visitan la isla o que trabajan en ella. En documentos de información presentados al CPA (XII SATCM/IP8, RCTA XXIV/IP63, RCTA XXV/IP28 y RCTA XXVI/IP48) se presentan más pormenores de las extensas consultas e investigaciones del sitio que han llevado a la preparación del paquete de medidas de gestión para la isla Decepción.
De conformidad con el Artículo 6 (3) del Anexo V al Protocolo, se inició en 2010 un proceso de revisión del plan de gestión, y basándose en los debates y en nueva información, se elaboró en 2012 un nuevo plan, el cual se presentó al CPA/RCTA para su consideración y aprobación.

Plan de gestión de la Zona Antártica Especialmente Administrada Nº 4 isla Decepción, islas Shetland del Sur



1. Valores que serán protegidos y actividades que serán administradas
La isla Decepción (latitud: 62°57’S, longitud: 60°38’O), islas Shetland del Sur, es una isla antártica singular con importantes valores naturales, científicos, históricos, educacionales, y estéticos.
i. Valor natural


  • La isla Decepción es uno de sólo dos volcanes de la Antártida en donde se han observado erupciones. Causó la dispersión de varias capas de ceniza en las islas Shetland del Sur, el estrecho de Bransfield y el Mar de Escocia. Se han encontrado cenizas procedentes de la isla Decepción hasta en una muestra de hielo del polo sur. El volcán hizo erupción durante dos períodos cortos en el siglo XX., siendo la erupción más reciente la ocurrida entre 1967 y 1970. El volcán contiene una caldera activa que se encuentra en proceso de deformación activa. Es probable, por lo tanto, que se produzcan más erupciones en la isla Decepción.




  • La zona tiene un conjunto de flora excepcionalmente importante, que abarca por lo menos 18 especies que no se han encontrado en ningún otro lugar de la Antártida. Ninguna otra zona antártica puede compararse a esta zona. Revisten especial importancia las comunidades biológicas, muy pequeñas y singulares, asociadas a las áreas geotérmicas de la isla, y la comunidad de clavel antártico (Colobanthus quitensis) más extensa que se conoce.




  • En la isla, donde se reproducen nueve especies de aves marinas, se encuentra una de las mayores colonias de pingüinos de barbijo (Pygoscelis antarctica) del mundo.




  • El hábitat bentónico de Puerto Foster reviste interés ecológico debido a las perturbaciones naturales ocasionadas por la actividad volcánica.


ii. Valores y actividades de índole científica


  • La zona reviste sumo interés científico, en particular para estudios de ciencias biológicas y geociencias. Ofrece la rara oportunidad de estudiar los efectos de los cambios ambientales en un ecosistema y la dinámica del ecosistema que se recupera de una perturbación natural.




  • Durante mucho tiempo, en la Estación Decepción (Argentina) y la Estación Gabriel de Castilla (España) se han recopilado conjuntos de datos geotérmicos, sísmicos y biológicos1.



iii. Valor histórico


  • La zona tiene una larga historia de actividad humana desde 1820, aproximadamente, que abarca exploraciones, caza de focas, caza de ballenas, aviación e investigaciones científicas. Por consiguiente, ha desempeñado un papel importante en los asuntos antárticos.




  • En la bahía Balleneros, la estación ballenera noruega Hektor, el cementerio y otros artefactos, algunos de los cuales anteceden a la estación ballenera, son los vestigios más importantes de la caza de ballenas en la Antártida. La “Base B”, del Reino Unido, que se construyó en la estación ballenera abandonada, fue la primera base de la “Operación Tabarin”, expedición secreta realizada durante la segunda guerra mundial y antecesora del British Antarctic Survey. Como tal, fue una de las primeras estaciones permanentes de investigación en la Antártida. Los restos de los cazadores de ballenas y la ‘Base B’ constituyen el Sitio y Monumento Histórico (SMH) No 71. El apéndice 3 contiene la estrategia para la conservación del SMH Nº 71.




  • Los restos de la estación chilena Presidente Pedro Aguirre Cerda, en Caleta Péndulo, constituyen el SMH No 76. En la base se realizaron estudios meteorológicos y vulcanológicos desde 1955 hasta que la base fue destruida por erupciones volcánicas en 1967 y 1969.


v. Valor estético


  • La caldera inundada de la isla Decepción, su forma de herradura y la costa oriental alaciada lineal, sus laderas volcánicas áridas, las playas humeantes y los glaciares con varias capas de cenizas constituyen un paisaje antártico singular.


iv. Valores educativos


  • La isla Decepción es uno de los pocos lugares del mundo donde pueden entrar buques directamente en el centro de una caldera volcánica activa, lo cual da a los visitantes la oportunidad de aprender sobre volcanes y otros aspectos del mundo natural, así como las primeras exploraciones antárticas, la caza de las ballenas y las ciencias. La isla Decepción es también uno de los sitios más visitados por turistas en la Antártida.


2. Finalidades y objetivos
La finalidad principal de este paquete de medidas de gestión es conservar y proteger el entorno sobresaliente y singular de la isla Decepción, manejando al mismo tiempo las diversas exigencias que compiten entre sí, entre ellas la actividad científica y turística y la conservación de los valores naturales e históricos de la isla. También se procura salvaguardar a las personas que visitan la isla o que trabajan en ella.
Los objetivos de la gestión de la isla Decepción son los siguientes:



  • facilitar la planificación y coordinación de las actividades en la zona, fomentar la cooperación entre las Partes del Tratado Antártico y otros interesados, y resolver conflictos de intereses, tanto posibles como reales, entre distintas actividades, entre ellas la ciencia, la logística y el turismo;




  • evitar la degradación innecesaria, ocasionada por perturbaciones humanas, de los valores naturales singulares de la zona;




  • salvaguardar específicamente los valores científicos y de vida silvestre de aquellas áreas de la Zona que hasta la fecha no hayan sido modificados de manera importante por la actividad humana (en especial las superficies volcánicas creadas recientemente);




  • reducir a un mínimo la posibilidad de que se introduzcan especies no autóctonas por medio de actividades humanas;




  • evitar la alteración, la destrucción o el retiro innecesarios de construcciones, estructuras y artefactos históricos;




  • proteger del gran riesgo volcánico a las personas que trabajan en la zona o en sus proximidades o que la visitan;




  • administrar las visitas a esta isla singular y fomentar la conciencia de su importancia por medio de la educación.


3. Actividades de gestión
Con el propósito de alcanzar las finalidades y los objetivos del presente plan de gestión, se llevarán a cabo las siguientes actividades de gestión:


  • Las Partes que tengan un interés activo en la zona deberían establecer un Grupo de Gestión de la isla Decepción con el fin de:

-supervisar la coordinación de las actividades en la zona;

-facilitar la comunicación entre las personas que trabajan en la zona o la visitan;

-llevar un registro de las actividades en la zona;

-proveer información y material educativo sobre la importancia de la isla Decepción a las personas que la visitan o que trabajan en la isla;

-vigilar el sitio a fin de investigar impactos acumulativos derivados de las actividades científicas, las instalaciones permanentes, y de las actividades de turismo/visitantes y de la gestión;



-supervisar la ejecución del presente plan de gestión y revisarlo cuando sea necesario.


  • El presente plan de gestión para la ZAEA contiene un código general de conducta para las actividades en la zona que abarca toda la isla (véase la sección 9). Hay también códigos de conducta para sitios determinados, incluidos en la Estrategia para la conservación del SMH No 71 (apéndice 3), en bahía Balleneros, y el Código de conducta para la zona de instalaciones (apéndice 4) y el código de conducta para visitantes de sitios específicos (apéndice 5) y las Directrices para sitios para visitantes de bahía Telefon, bahía Balleneros, Caleta Péndulo y Baily Head. Estos códigos de conducta y Directrices para visitantes de sitios deben utilizarse para orientar las actividades en la zona.



  • Los programas antárticos nacionales que operan en la zona deberán cerciorarse de que su personal esté informado sobre los requisitos del presente plan de gestión y de la documentación conexa.




  • Los operadores turísticos que visiten la zona deberán cerciorarse de que su personal, tripulación y pasajeros estén informados sobre los requisitos del presente Plan de gestión y de la documentación conexa.




  • Se deberán instalar letreros y señalizadores donde sea necesario y apropiado para mostrar los límites de la ZAEP y demás zonas, como por ejemplo la ubicación de actividades científicas. Los letreros y señalizadores deberán estar bien diseñados a fin de que sean informativos y visibles pero a la vez discretos. Deberán estar bien sujetos, mantenerse en buen estado y ser retirados cuando ya no sean necesarios.




  • Se establecerá un sistema de alerta de erupciones volcánicas (como el que figura en el apéndice 6), el cual, junto con el plan para evacuaciones en casos de emergencia, se mantendrá en revisión constante.




  • Las partes que autorizan actividades en la zona de las Islas Shetland del Sur deben garantizar que los responsables de la actividad estén informados de la conveniencia de evitar el uso de la isla Decepción como puerto de emergencia en caso de accidentes o incidentes marítimos, tanto debido a la vulnerabilidad ecológica como a los problemas de seguridad propios de la isla. Las Partes deben cerciorarse de que los responsables de la actividad se informen de los puertos de emergencia alternativos que hay en la zona, y alentar a que sean los utilizados en caso de presentarse una situación que lo estime posible y adecuado.




  • En la Estación Decepción (Argentina) y la Estación Gabriel de Castilla (España) se deberán facilitar copias del presente plan de gestión y la documentación conexa, en inglés y en español. Asimismo, el Grupo de Gestión de la isla Decepción debería instar a los operadores antárticos nacionales, las compañías de turismo y, en la medida de lo posible, los operadores de yates que visiten la zona a que tengan copias del presente plan de gestión cuando visiten la zona.




  • Los integrantes del Grupo de Gestión de la isla Decepción deberán efectuar visitas a la zona según sea necesario (por lo menos una vez cada cinco años) para cerciorarse de que se estén cumpliendo los requisitos del Plan de gestión.


4. Período de designación
La designación abarca un período indeterminado.

5. Descripción de la zona
i. Coordenadas geográficas, indicadores de límites y características naturales

Descripción general

La isla Decepción (latitud: 62°57’S, longitud: 60°38’O) está en el estrecho de Bransfield, en el extremo sur de las islas Shetland del Sur, frente a la costa noroeste de la Península Antártica (figuras 1 y 2). El límite de la ZAEA está definido por la costa exterior de la isla sobre el nivel de bajamar. La ZAEA comprende las aguas y el lecho marino de Puerto Foster hasta el norte de una línea que atraviesa los Fuelles de Neptuno entre la Punta Entrada y los peñascos Cathedral (figura 3). No se necesitan indicadores de límites para la ZAEA, ya que la costa está claramente definida y es visualmente evidente.


Geología, geomorfología y actividad volcánica

La isla Decepción es un volcán basáltico activo. La base sumergida tiene un diámetro de alrededor de 30 km y se eleva 1,5 km sobre el lecho marino. El volcán tiene una gran caldera inundada, que da a la isla la forma de herradura que la caracteriza, interrumpida únicamente en el sudeste por los Fuelles de Neptuno, un pasaje estrecho y poco profundo de 500 m de ancho, aproximadamente.


La erupción que formó la caldera posiblemente se haya producido hace 10.000 años. Una gran erupción, violentamente explosiva, arrojó alrededor de 30 km3de roca fundida con tanta rapidez que la cima del volcán se hundió, formando la caldera de Puerto Foster. Las lluvias de cenizas y los tsunamis conexos tuvieron un importante impacto ambiental en el norte de la Península Antártica. El volcán se mantuvo particularmente activo a fines del siglo XVIII y en el siglo XIX, época durante la cual hubo varias erupciones. En cambio, las erupciones del siglo XX se limitaron a dos períodos cortos, aproximadamente de 1906 a 1910 y de 1967 a 1970. En 1992, una actividad sísmica en la isla Decepción estuvo acompañada por una deformación del suelo y un aumento de la temperatura del agua subterránea en los alrededores de la Estación Decepción.
Posteriormente, el volcán volvió a su estado normal, básicamente quiescente. Sin embargo, el fondo de Puerto Foster está subiendo a una tasa geológicamente rápida (aproximadamente 30 cm al año). Junto al registro de erupciones históricas y a la presencia de longevas zonas de actividad geotérmica, se clasifica como una infatigable caldera con un importante riesgo volcánico.
Aproximadamente 57% de la isla está cubierto por glaciares permanentes, mucho de los cuales están recubiertos de cenizas volcánicas. En los márgenes de los glaciares hay montículos y crestas bajas de escombros transportados por glaciares (morrenas).
Un anillo casi completo de cerros, que alcanza una altura máxima de 539 m en la laguna Mount, rodea el interior sumergido de Puerto Foster y es la principal divisoria de aguas de la isla. Hay arroyos efímeros que fluyen hacia las costas exterior e interior. En el lado interno de la divisoria de aguas hay varios lagos.

Clima

El clima de la isla Decepción es marítimo polar. La temperatura media anual del aire en el nivel del mar es –2,9°C. Las temperaturas mensuales extremas oscilan entre 11°C la más cálida y –28°C la más fría. Las precipitaciones, que se producen en más del 50% de los días de verano, son elevadas, con una media anual equivalente a 500 mm de lluvias. Prevalecen los vientos del nordeste y del oeste.



Ecología marina

En la ecología marina de Puerto Foster han influido mucho la actividad volcánica y la deposición de sedimentos. La ZAEP Nº 145, que comprende dos subsitios, está ubicada en la zona. En el plan de gestión de la ZAEP No 145, que figura en el apéndice 2, se describe la ecología marina de Puerto Foster de forma más detallada.



Flora

La isla Decepción es un sitio botánico singular y excepcionalmente importante. La flora abarca por lo menos 18 especies de musgo, agrimonia y líquenes que no se han encontrado en otros lugares de la Antártida. En varias zonas geotérmicas de la isla, en algunas de las cuales hay fumarolas, crecen comunidades pequeñas que incluyen especies raras y asociaciones singulares de grupos taxonómicos. Asimismo, la concentración más extensa que se conoce de clavel antártico (Colobanthus quitensis) está entre Baily Head y Punta Sudeste.


En muchos lugares, la superficie del terreno creado por las erupciones de 1967-1970 está siendo colonizada con rapidez, proceso que probablemente se vea intensificado por el aumento de las temperaturas que se registran actualmente durante el verano en la Península Antártica como resultado del cambio climático regional.
La ZAEP Nº 140, que comprende dos subsitios, está ubicada en la zona. En el plan de gestión para la ZAEP Nº 140, que figura en el apéndice 1, se describe la flora de la isla Decepción con más detalles.

Invertebrados

Los invertebrados terrestres y de agua dulce de cuya presencia en la isla Decepción se tiene constancia consisten en 18 especies de Acarina (ácaros), 1 especie de Díptera (moscas), 3 especies de Tardigrada (tardígrados), 9 especies de Collembola (tisanuros), 3 de Crustacea (crustáceos) de agua dulce, 14 de Nematoda (nematodos), 1 de Gastrotricha (gastrotrichos) y 5 de Rotifera (rotíferos). Indicios de colonias de aves marinas (Ixodes uriae) suelen encontrarse bajo las rocas adyacentes a los criaderos de pingüinos (por ejemplo, en el criadero de pingüinos de Vapour Col).


La zona intercotidal de las playas sedimentarias alberga una serie de especies invertebradas, en su mayor parte en la zona saturada: 3 especies de anfípodos, 3 especies de prosobranquios y un conjunto aún sin identificar de especies de oligoquetos y poliquetos. La abundancia de invertebrados y la biodiversidad es más alta en las playas de guijarros y de peñascos que en los sedimentos arenosos. Es frecuente observar macroalgas de color rojo y verde en estas áreas, ya sea varadas o adheridas a las rocas.
Aves

En la zona se reproducen nueve especies de aves. Las más numerosas son el pingüino de barbijo (Pygoscelis antarctica), con una población estimada de 70.000 parejas reproductoras en total sobre la isla. En la pingüinera más grande, situada en Baily Head, las últimas estimaciones arrojan 50.000 parejas reproductoras2. Durante los últimos 20 años la población de pingüinos de barbijo ha disminuido en la zona, probablemente debido a los efectos del cambio climático sobre la abundancia de krill. Los últimos estudios indican una disminución del 50% de las parejas reproductoras en Baily Head desde el censo realizado en la temporada1986/1987.3


Si bien anidan ocasionalmente algunos pingüinos de frente dorada (Eudyptes chrysolophus) en la isla, no se han observado parejas de aves reproductoras durante las últimas dos décadas. En la zona se reproducen también skúas pardas (Catharacta antarctica lonnbergi), skúas antárticas (Catharacta maccormicki), gaviotas cocineras (Larus dominicanus), petreles dameros (Daption capensis), petreles de Wilson (Oceanites oceanicus), gaviotines antárticos (Sterna vittata), cormoranes antárticos (Phalacrocorax bransfieldensis) y palomas antárticas (Chionis alba).

Mamíferos

En la isla Decepción no hay mamíferos reproductores. En las playas de la costa interior y exterior suelen permanece en tierra algunos lobos finos antárticos (Arctocephalus gazella), focas de Weddell (Leptonychotes weddelli), focas cangrejeras (Lobodon carcinophagus), elefantes marinos (Mirounga leonina) y focas leopardo (Hydrurga leptonyx). A intervalos poco comunes pueden verse ballenas, en su mayoría ballenas jorobadas (Megaptera novaeangliae), en puerto Foster. Es habitual ver ballenas jorobadas alimentándose en las aguas costeras de la isla desde fines de diciembre en adelante. Una gran cantidad de focas peleteras antárticas (unas 500) pueden observarse en la playa que está situada entre Punta Entrada y Punta Collins.



ii. Estructuras situadas dentro de la zona
La estación Decepción (Argentina) (latitud: 62°58’20” S; longitud 60°41’40” O) está ubicada en la costa septentrional de la bahía Fumarola. La Estación Gabriel de Castilla (España) (latitud: 62°58’ 40”S, longitud 60°40’ 30”O) está ubicada a un kilómetro al sudeste, aproximadamente. El código de conducta para la zona de instalaciones (apéndice 4) contiene información más detallada sobre ambas estaciones.
En bahía Balleneros están los restos de la estación ballenera Hektor (Noruega) y otros restos que anteceden a la estación ballenera, el cementerio de balleneros y la antigua “Base B” británica (Sitio y Monumento Histórico Nº 71) (véase el apéndice 3). En la costa sudoeste de Puerto Foster hay varias calderas de vapor de la estación ballenera. En Caleta Péndulo están los restos de la estación chilena Presidente Pedro Aguirre Cerda (SMH Nº 76). Aproximadamente a un kilómetro al sudoeste del SMH No 76 hay un refugio de madera abandonado. Una choza de madera abandonada esta ubicada aproximadamente a 1 Km. al suroeste del SMH Nº 76.
En la punta Collins hay una baliza, cuyo mantenimiento está a cargo de la Marina de Chile. Debajo hay un faro derrumbado que data de la época de los balleneros. En la Punta Sudeste se encuentran los restos de otro faro de la época de los balleneros.
En la playa sin nombre al oeste de la Punta Entrada se encuentra la popa del Southern Hunter, buque ballenero perteneciente a la Christian Salvesen Company que se hundió en la roca Ravn, Fuelles de Neptuno, en 1956.
En la zona hay varias balizas y mojones que marcan sitios utilizados para reconocimientos topográficos.

6. Zonas protegidas y administradas situadas dentro de la zona
La figura 3 muestra la ubicación de las siguientes ZAEP, SMH, zona de instalaciones y otros sitios de la ZAEA a los cuales se aplican disposiciones de gestión especiales.


  • ZAEP Nº 140, que comprende 11 sitios terrestres;






  • HSM Nº 71, donde se encuentran los restos de la estación ballenera Hektor y otros restos que anteceden a la estación ballenera, el cementerio de balleneros y la “Base B”, bahía Balleneros;




  • HSM Nº 76, donde se encuentran los restos de la Estación Pedro Aguirre Cerda, Caleta Péndulo;




  • una zona de instalaciones, situada en el lado occidental de Puerto Foster, que incluye la Estación Decepción y la Estación Gabriel de Castilla;




  • Cuatro sitios adicionales para los cuales han sido aprobadas Directrices para sitio en Caleta Péndulo, Baily Head, bahía Balleneros y bahía Telefon.


7. Mapas
Mapa 1: Ubicación de la ZAEA Nº 4, isla Decepción, en relación con la Península Antártica.

Mapa 2: Mapa topográfico de la isla Decepción



Mapa 3: Zona Antártica Especialmente Administrada Nº 4, isla Decepción


8. Documentación de respaldo
El presente plan de gestión contiene los siguientes documentos en los apéndices:


  • Plan de Gestión para Zona Antártica Especialmente Protegida Nº. 140 (Apéndice 1)

  • Plan de Gestión para Zona Antártica Especialmente Protegida Nº. 145 (Apéndice 2)

  • Estrategia de conservación para el SMH Nº 71, bahía Balleneros (Apéndice 3)

  • Código de conducta para la zona de instalaciones (apéndice 4)

  • Código de conducta para visitantes de la isla decepción (apéndice 5)

  • Sistema de alerta y estrategia de escape para casos de erupciones volcánicas en la isla Decepción (apéndice 6).

  • Directrices para sitios para visitantes: bahía Telefon (Apéndice 7)

  • Directrices para sitios para visitantes: bahía Balleneros (Apéndice 8)

  • Directrices para sitios para visitantes: Baily Head (Apéndice 9)

  • Directrices para sitios para visitantes: caleta Péndulo (Apéndice 10)

  • Medidas prácticas de bioseguridad (Apéndice 11).

Aquellos apéndices que contienen planes de gestión de ZAEP o Directrices para sitios para visitantes deben mantenerse actualizados a las últimas versiones de los documentos tal como fueran aprobados por la RCTA.



9. Código general de conducta

i. Riesgo volcánico
Todas las actividades que se realicen en la zona deberán planificarse y ejecutarse teniendo en cuenta el gran riesgo para la vida humana que representa la amenaza de erupciones volcánicas (véase el apéndice 6).

ii. Acceso a la zona y circulación dentro de ella
El acceso a la zona normalmente es por buque o yate, y para los desembarcos generalmente se usan lanchas o, con menos frecuencia, helicóptero.
Los buques que entran o salen de Puerto Foster deben anunciar por el canal marino 16 VHF la hora en que tengan la intención de pasar por los Fuelles de Neptuno y la dirección en que lo harán.
Los buques pueden transitar por la ZAEP No 145, pero deben tratar de no anclar en ninguno de los dos subsitios, excepto en situaciones de emergencia extrema.
No se aplican restricciones a los desembarcos en cualquiera de las playas situadas fuera de la zona protegida comprendida en la sección 6, pero en la figura 3 se muestran los sitios recomendados para los desembarcos. Cuando se efectúen desembarcos en lancha se deberá tratar de no perturbar las aves y las focas. Se deberán tomar precauciones extremas al tratar de desembarcar en la costa exterior, debido al fuerte oleaje y las rocas sumergidas.
Los sitios recomendados para el aterrizaje de helicópteros se indican en la figura 3. Los helicópteros deberán evitar los sobrevuelos sobre las zonas donde hay grandes concentraciones de aves (por ejemplo, criaderos de pingüinos u otras colonias de aves marinas reproductoras). Las operaciones aéreas sobre la zona deberán realizarse de conformidad, como mínimo requisito, con la Resolución 4 (2004) de la RCTA, “Directrices para la Operación de Aeronaves cerca de Concentraciones de Aves en la Antártida”.
Por lo general, la circulación dentro de la zona deberá realizarse a pie. Se podrán usar también vehículos todo terreno para tareas de apoyo científico o de logística a lo largo de las playas situadas fuera de la ZAEP No 140. En todo desplazamiento se deberá tener cuidado para reducir a un mínimo la perturbación de los animales, el suelo y las zonas con vegetación y no dañar o sacar ejemplares de la flora de su lugar.
iii. Actividades que se llevan a cabo o que se pueden llevar a cabo dentro de la zona, incluyendo las restricciones con respecto al horario y el lugar


  • Investigaciones científicas o apoyo logístico para investigaciones científicas que no pongan en peligro los valores de la zona;




  • Actividades de gestión, incluidas la restauración de construcciones históricas, la limpieza de lugares de trabajo abandonados y la vigilancia de la ejecución del presente plan de gestión;




  • Visitas de turistas o expediciones privadas que cumplan el código de conducta para visitantes de sitios específicos (apéndice 6) y las disposiciones del presente plan de gestión;

Se desaconseja pasar el invierno en la isla Decepción (a menos que sea para fines científicos) debido a las particularidades relacionadas con la seguridad (incluso durante las operaciones de rescate) asociadas a la posible actividad volcánica sobre la isla.


Se aplican restricciones adicionales a las actividades dentro de la ZAEP No 140 y la ZAEP No 145 (véanse los apéndices 1 y 2).
iv. Instalación, modificación o desmantelamiento de estructuras
La selección de sitios y la instalación, la modificación o el desmantelamiento de refugios temporarios, paranzas o tiendas de campaña deberán efectuarse de forma tal que no comprometa los valores de la zona.
El equipo científico que se instale en la zona deberá llevar claramente el nombre del país, el nombre del investigador principal y el año de instalación. Todos esos artículos deberán estar hechos de materiales que presenten un riesgo mínimo de contaminación de la zona. Todo el equipo y el material conexo deberán retirarse cuando ya no se use.
v. Ubicación de los campamentos
Los campamentos deberán estar en sitios sin vegetación, como en planicies yermas de cenizas, pendientes o playas, o sobre una cubierta espesa de nieve o hielo cuando sea posible, y se deberán evitar los lugares con concentraciones de mamíferos o aves reproductoras. Al seleccionar los sitios para campamentos se deberán evitar también los terrenos calentados por fuentes geotérmicas y las fumarolas, así como lechos secos de lagos y arroyos. En los casos en que corresponda se deberán reutilizar sitios de campamentos anteriores.
La figura 3 muestra los sitios recomendados para campamentos en la zona.
vi. Recolección de flora y fauna autóctonas o su alteración perjudicial
Se prohíbe la toma de ejemplares de la flora o fauna autóctonas y la intromisión perjudicial en ellas, excepto con un permiso otorgado de conformidad con el Anexo II al Protocolo al Tratado Antártico sobre Protección del Medio Ambiente (1998). En los casos de toma de animales o intromisión perjudicial con fines científicos, deberán aplicarse como mínimo las normas del Código de conducta para el uso de animales por motivos científicos en la Antártida del SCAR.
vii. Toma o traslado de cualquier cosa que no se haya llevado a la zona
Se podrá retirar material de la zona sólo con fines científicos, arqueológicos o de gestión, y dicho material deberá limitarse al mínimo necesario para alcanzar esos fines.
Si se encuentran en otras zonas de la isla objetos con probabilidad de provenir de uno de los Sitios y monumentos históricos de la Zona, éstos deben ser devueltos a la zona de Sitios y monumentos históricos de donde hayan provenido y anclarse a fin de evitar su dispersión por el viento. Debe presentarse un informe que describa la naturaleza del material y la ubicación del lugar donde se ha anclado y guardado al interior de la zona de Sitios y monumentos históricos al Director del Grupo de gestión de la isla Decepción, con objeto de definir la manera más adecuada para lidiar con los escombros (por ejemplo, su conservación para preservar todo valor histórico o su eliminación adecuada).
viii. Restricciones relativas a los materiales y organismos que puedan introducirse en la Zona
Se prohíbe la introducción de especies no autóctonas salvo que sea con un Permiso expedido de conformidad con l Anexo II al Protocolo al Tratado Antártico sobre la Protección del Medio Ambiente. Las medidas recomendadas para reducir a un mínimo la introducción no intencional de especies no autóctonas se exponen en el Apéndice 11. A fin de reducir a un mínimo el riesgo de introducción accidental o involuntaria de especies no autóctonas, debe consultarse el "Manual sobre especies no autóctonas" anexo a la resolución 6 (2011) de la RCTA.

viii. Eliminación de desechos
Todos los desechos que no sean desechos humanos y desechos líquidos de origen doméstico deberán ser retirados de la zona. Los desechos humanos y los desechos líquidos de origen doméstico de las estaciones o campamentos podrán verterse en Puerto Foster debajo de la marca baja de bajamar, y no dentro de los límites de la ZAEP Nº 145. No se deberán verter desechos humanos en arroyos o lagos de agua dulce ni en zonas con vegetación.
ix. Requisitos relativos a los informes
Los informes sobre actividades realizadas en la zona que no estén comprendidos en los requisitos vigentes en materia de presentación de informes deberán proporcionarse al Grupo de Gestión de la isla Decepción.

10. Intercambio anticipado de información



  • En la medida de lo posible, la IAATO deberá proporcionar al Grupo de Gestión de la isla Decepción información detallada sobre las visitas programadas de buques inscritos en la IAATO. Los operadores turísticos que no estén afiliados a la IAATO también deberán informar al Grupo de Gestión de la isla Decepción sobre las visitas planeadas.




  • Todas las Partes deben, en la medida que sea factible, notificar al Director del Grupo de gestión de la isla Decepción acerca de toda expedición gubernamental o no gubernamental que haya sido autorizada pos su autoridad nacional competente y que tenga planes de visitar o de realizar actividades en la Zona.




  • En la medida de lo posible, todos los programas antárticos nacionales deberán avisar al Grupo de Gestión de la isla Decepción sobre la ubicación, la duración prevista y consideraciones especiales relativas a expediciones y el emplazamiento de instrumentos científicos o cuadrantes botánicos en los cuatro sitios comúnmente visitados por turistas (bahía Balleneros, Caleta Péndulo, Baily Head y el extremo oriental de la bahía Telefon). Esta información será remitida a la IAATO (y, en la medida de lo posible, a operadores que no sean miembros de la IAATO).



Apéndice 1: ZAEP 140
El plan actual vigente está disponible en http://www.ats.aq/documents/recatt/Att291_s.pdf.

Apéndice 2: ZAEP 145
El plan actual vigente está disponible en http://www.ats.aq/documents/recatt/Att284_s.pdf.

Apéndice 3: Estrategia para la conservación para la bahía Balleneros
  1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal