Para el Archivo de la Memoria Histórica de La Comuna Dosier para uso privado sin ánimo de lucro Materiales publicados en Internet y reseñas de libros Imágenes prestadas por sus editores Se puede reproducir, copiar, se alienta la difusión



Descargar 0.97 Mb.
Página1/22
Fecha de conversión02.05.2018
Tamaño0.97 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   22


Dosier


La Guerrilla Antifranquista

El Maquis Español


Recopilación de materiales

V. Antonio López

Madrid 2012 – 2014©

Para el Archivo de la Memoria Histórica de La Comuna

Dosier para uso privado sin ánimo de lucro

Materiales publicados en Internet y reseñas de libros

Imágenes prestadas por sus editores






Se puede reproducir, copiar, se alienta la difusión, si se hace sin ánimo de lucro y citando su procedencia original

2 conector recto
Imagen de portada: Dibujo digitalizado – “Maquis andaluces” Autor desconocido.

Imagen de contraportada: Cartel para el Socorro Popular Francés de 1946. Autor: Paul Colin.

ÍNDICE


CAPÍTULO

PÁGINA

Presentación

5

Mañana España - Historia oral de la guerrilla antifranquista – 1945-1952

9

La Federación de Guerrillas de Galicia-León

21

La Guerrilla Asturiana-Cántabra

31

La Guerrilla en el País Vasco

57

La Guerrilla en el Alto Aragón - Comarca del Berguedá - Bages

61

La invasión del Valle de Arán

69

La Guerrilla Levantina- Aragonesa – A.G.L.A.

75

La Guerrilla en Andalucía Oriental (Málaga-Granada)

93

La Guerrilla en el Campo de Gibraltar – Cádiz - Málaga

113

La Guerrilla en Sierra Morena – Badajoz - Córdoba

129

La Guerrilla en la Zona Centro – Toledo – Extremadura – Madrid - Ávila

133

De la Historia oral familiar – Guerrilleros de retaguardia

155

La Guerrilla en La Mancha – Ciudad Real – Cuenca – Albacete

161

La Guerrilla Urbana

165

Epílogo - Cifras finales aproximadas

189

Agradecimientos

191


La investigación en internet
Internet puede ser una herramienta de extraordinaria importancia para abordar el estudio de la guerrilla antifranquista en España. A través de Internet tenemos acceso a páginas y enlaces que ofrecen una gran cantidad de información que en algunas ocasiones no podrían ser encontrados mediante otras fuentes más tradicionales. También nos permite elegir entre un estilo u otro, comparar datos y confirmar otros. La red nos aporta un modo distinto de acercamos al universo informativo, y más concretamente al fenómeno del maquis en nuestro país, que lo hace diferente del resto de medios tradicionales utilizados a la hora de indagar sobre la resistencia antifranquista en el interior del estado español. Además, Internet aporta una característica sin duda enriquecedora como es la actualidad, ya que las páginas son actualizadas periódicamente, aportando datos que facilitan el estudio día a día de la historia e investigaciones acerca del maquis.




DEDICATORIA
A todos los hombres y mujeres antifascistas que lucharon por encima

de sus posibilidades materiales hasta el fin de sus días,

por un mundo mejor, más justo, más solidario y más libre.

A sus familias que sufrieron el acoso y las represalias

de la Guardia Civil y de todo el aparato represivo franquista,

sufriendo torturas y vejaciones, incluso muchos/as perdieron su vida.

A los enlaces y gentes del pueblo que les prestó su ayuda,

en definitiva a todos los luchadores por la libertad.

PRESENTACIÓN

Sin memoria, cada noche es la primera noche, cada mañana es la primera mañana, cada beso y cada abrazo son los primeros de nuestra vida”.



Alan Paige Lightman (1948) (Físico y escritor norteamericano)

Siguiendo la estela de la memoria histórica este primer trabajo de 2014 lo dedico a la Guerrilla Antifranquista, “el maquis”, “los del monte”, “los huidos”, “los bandoleros” o “los bandidos”, que de todas estas formas fueron llamados, a ellos les gustaba más la palabra “guerrillero”, a mí también me gusta más GUERRILLERO, es un término autóctono que se remonta a la época de Viriato y su guerra contra los romanos, se recupera en la guerra de independencia contra los franceses y se continua en la resistencia antifranquista. La resistencia francesa contra los nazis estaba compuesta por muchos españoles esto dio lugar a que se exportara, (permitirme el término) nuestra genuina forma de lucha.

La palabra “maquis” es de origen francés y quiere decir “campo cubierto de maleza” de ahí el dicho de “los del monte”. Guerrilla según el diccionario de nuestra lengua, es definido como diminutivo de guerra, o guerra de poca importancia, aislados, separados unos de otros, todas estas definiciones les van como anillo al dedo, estos combatientes por la libertad escribieron páginas llenas de heroicidades.

Algunos autores dan como fecha de su combate entre 1940 y 1962, otros sin embargo reducen el tiempo del conflicto entre 1942 y 1958. Yo situaría el declive a partir de 1948, fecha que Santiago Carrillo, da la orden de disolución de las Agrupaciones Guerrilleras de España (AGE), una vez fracasado el intento de invasión por los pirineos de combatientes de la segunda guerra mundial en el Valle de Arán (Lérida), pensando que Francia y el resto de aliados les prestarían su apoyo logístico, nada más lejos de la realidad, De Gaulle ordenó desarmar a todos los maquis franceses, la traición se había consumado, los aliados no estaban para ayudar al pueblo español, su enemigo era el de siempre, el comunismo internacional, la guerra fría había empezado.

Por su aislamiento organizativo y táctico fue muy difícil la comunicación fluida con las distintas Agrupaciones y algunas no se enteraron de este cambio de estrategia del PCE hasta 1950. A las Agrupaciones no comunistas este cambio no les suponía ninguna obligación disciplinaria, sea como fuese estos guerrillero tuvieron en jaque a todo el régimen franquista durante décadas, sus actos están llenos de actos heroicos, también tuvieron sus miserias en forma de traiciones, deserciones, chivatos/as y huidas, además del monte también tuvimos guerrilla urbana, sobre todo en las grandes ciudades como; Barcelona, Bilbao, Cádiz, Granada, León, Madrid o Valencia.

La ideología dominante de estos hombres y mujeres era la comunista, pero también había anarquistas, socialistas, republicanos/as y sin partido. El inicio o nacimiento se fraguo con la conquista de las provincias por las fuerzas fascistas, muchos de los huidos lo hicieron por miedo a las represalias, conocedores de la represión franquista, se escondían en casa de familiares y/o en el más cercano monte, esperando tiempos mejores, confiando en la victoria republicana, más tarde confiando en la liberación de España del yugo fascista por las fuerzas aliadas de la II Guerra Mundial, ninguna de ellas se produjo y esto condenó a los guerrilleros a enfrentarse con sus escasas armas a las fuerzas represivas del aparato franquista. Una lucha tan desigual solo podía tener un final posible, la derrota. Pese a las condiciones tan adversas estuvieron años siendo el dolor de cabeza del régimen dictatorial, pese al poco apoyo de la población estuvieron dando golpes de mano muchos años, solo hombres o mujeres con tanta determinación podrían aguantar tanto tiempo en el monte. En ese tiempo no solo ellos sufrieron la represión de los cuerpos y fuerzas franquistas, también lo sufrieron sus enlaces y apoyos de las poblaciones cercanas, y sobre todo sus familiares más allegados.

Estando activas desde el final de la guerra no es hasta 1944 que se forman las primeras agrupaciones. Hubo cuatro zonas más extensas; en el norte la Federación de Guerrillas de León-Galicia, en el sur de Andalucía, comprendiendo dos zonas independientes, Cádiz por un lado y Granada-Málaga por otro, en el este la Agrupación Guerrillera de Levante y Aragón (AGLA), que actuó en la zona comprendida entre el sur de Teruel, interior de Castellón y el norte de Cuenca, la del Centro, que englobaría Extremadura, norte de Córdoba, Ciudad Real, Toledo, Ávila y montañas del Sistema Central o la Sierra de Gredos: Además hubo actividad también en otras de menor extensión, como en La Mancha, el País Vasco, en el Alto Aragón o en la zona del Bages y el Berguedá en Cataluña. Ver el mapa de las actividades de las guerrillas en la página siguiente.

En las ciudades también actuaron grupos de resistentes armados. Los guerrilleros actuaron en varias localidades catalanas y en Barcelona, donde la amplitud de la lucha armada fue más destacada. Esta ciudad constituyó el último de los escenarios urbanos del maquis, donde tenía un respaldo social amplio perteneciendo mayoritariamente a la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) y la Federación Anarquista Ibérica (/FAI), con el apoyo del organismo “Defensa Interior”, creado en el congreso de 1961 en Limoges de dicho sindicato, a fin de coordinar las acciones revolucionarias contra el franquismo. En Madrid la guerrilla urbana tuvo un carácter predominantemente comunista, apoyada por el PCE. Otras capitales donde también hubo actividad guerrillera fueron Bilbao, Granada, León, y Valencia, destacando particularmente los grupos de Antonio Raya y los hermanos Quero, cuyo mito se extendió a lo largo de décadas.

V. Antonio López Madrid, enero 2014


En color rojo las zonas guerrilleras, en amarillo las capitales de provincia con guerrilla urbana




Escojo el prólogo del libro “Mañana España: historia oral de la guerrilla antifranquista (1945-1952” de Hana Bortlová, porque nos puede servir de introducción al mundo del guerrillero español, los relatos en primera persona del interlocutor de Hana, nos inician sin ese halo romántico que siempre rodea las historias del bandolerismo español, y nos introduce en el mundo duro y sacrificado de lo que fue nuestro “maquis” o guerrillero —como a ellos les gustaba llamarse —, he omitido las notas a pie de página por ser casi todas ellas referencias bibliográficas y ocuparían mucho espacio. Algo que me llama la atención es que el interlocutor de Hana se escuda detrás de las iniciales J.M., y no lo entiendo dado el tiempo transcurrido de los hechos y la fecha del trabajo años 2003-2004. Otro dato que me llama la atención es la cita de Hana del historiador checo Milan Vanek sobre su defensa de la historia oral, (sobre todo en los regímenes totalitarios), apoyándose en el hecho cierto de que estos regímenes hacen desaparecer muchos documentos, ojalá la lean algunos “historiadores” y algunos jueces, porque en España prácticamente no se le concede ningún valor histórico, a pesar de la censura férrea y la desidia de algunos archiveros que hemos padecido.



Mañana España: historia oral de la guerrilla antifranquista (1945–1952).
(A modo de prólogo)
Hana Bortlová (Escritora checoslovaca)
En las páginas que siguen quiero brevemente presentar los resultados de mi investigación histórico-biográfica realizada durante los años 2003 y 2004. El tema de la investigación fue la historia de la guerrilla antifranquista en España en los años 1945-1952.
El objetivo de mi investigación fue enfocar e interpretar esos acontecimientos históricos de dos maneras, a través de una doble óptica y así contribuir a la creación de una nueva imagen del pasado - imagen más humana, más plástica. Mi intención fue llenar los “secos” datos historiográficos con vida por medio del testimonio oral de un hombre — actor de la Historia — y de su historia personal.
El trabajo con el material de archivo y con la literatura especializada —es decir el mapeo de “la gran Historia” — fue facilitado por la posibilidad de realizar esta parte de investigación directamente en España. Las fuentes primarias utilizadas fueron fundamentalmente los fondos del Archivo Histórico del Comité Central del Partido Comunista de España en Madrid y los fondos del Archivo General de la Guerra Civil en Salamanca. Igualmente, fue parcialmente utilizada la prensa de la época (de diversos archivos). En cuanto a las fuentes secundarias, hice uso sobre todo de la literatura y los periódicos especializados de procedencia española (en menor medida de procedencia inglesa y francesa).
Para el trabajo con “la historia pequeña” —es decir con la historia personal de mi narrador J. M. — apliqué el método de la historia oral. Visitaba al narrador en su casa a lo largo de más de un año (de junio de 2003 a noviembre de 2004). En total se realizaron ocho visitas de aproximadamente cinco horas de duración cada una. La investigación fue conducida en forma de entrevistas autobiográficas (estructuradas o semi-estructuradas). Las entrevistas se llevaron sólo en español. Esporádicamente, utilicé también en esta parte de la investigación algunas informaciones obtenidas del manuscrito de memorias de J. M. que él mismo me había facilitado.
Historia e historia
Optando por el método de la historia oral intenté lograr lo siguiente: destacar la dimensión individual, humana del problema histórico determinado. Como es notoriamente sabido, el método de la historia oral pertenece al terreno de la investigación cualitativa y como tal, su objetivo no está en acumular datos y hechos (que es el caso de la investigación cuantitativa) sino “mirar el mundo con los ojos del sujeto”. El objetivo no es la generalización, sino el enfoque de la particularidad, de la singularidad.
El concepto de “la gran Historia” y “la historia pequeña” está basado en la siguiente diferenciación: con la Historia entendemos un conjunto de “grandes” historias oficiales constituidas por los nombres de los gobernantes, denominaciones de pactos o convenios y fechas importantes de batallas. La Historia con H está basada en el análisis objetivo de datos y es registrada por eruditos expertos —los historiadores —. Al contrario “la historia pequeña” es la historia personal del ser humano en la cual están incluidos los fenómenos corrientes de la vida de cada uno como alegrías y tristezas, esperanzas y decepciones.
La historia pequeña” es una interpretación subjetiva de los eventos históricos. Testimonia sobre el impacto de un “gran” acontecimiento histórico en la trayectoria “pequeña” de la vida. El objetivo de la historia oral es describir e interpretar el contexto histórico precisamente de la manera en la cual lo percibe el hombre ordinario.
Me propuse enfocar al hombre y su historia personal para quienes no suele quedar espacio en las páginas de la Historia. Ciertamente me doy cuenta de que los testimonios de J. M. no tienen que ser siempre los más exactos, dada la edad del narrador y otros factores psicológicos y sociales. A pesar de eso creo —junto con el historiador y antropólogo eslovaco Peter Salner — que el testimonio de mi narrador debería ser percibido y comprendido como “complementación del mosaico de la época por una dimensión más que no solemos encontrar en las fuentes oficiales: el destino individual del contemporáneo y su percepción subjetiva de las acciones históricas”. Es más bien el punto de vista de un etnólogo que el de un historiador. El objetivo de las entrevistas no fue verificar la “veracidad” de los testimonios sino dejar al narrador que explicara sus actitudes y contribuir al mencionado mosaico de la época con su experiencia personal.
La filosofía de la historia oral es presentar la historia de tal modo que no nos deje indiferentes, que nos podamos identificar con ella humanamente. Es en este aspecto del método donde para mi está su punto fuerte. Hay sin embargo otro argumento importante de por qué, aparte de los métodos tradicionales, decidí utilizar el método de la historia oral. La historia oral es frecuentemente insustituible en las situaciones donde otras fuentes no están accesibles o incluso son inexistentes. En tales casos el testimonio oral puede ser la única fuente de información sobre algún acontecimiento histórico. En su ensayo sobre las posibilidades y los límites de la historia oral el historiador checo Milan Vanek dice:
El método de oral histórico tiene su importancia específica para la investigación de las sociedades totalitarias y post-totalitarias donde no existe la pluralidad de fuentes y donde prevalecen documentos de procedencia estatal y de partido los cuales, además, sólo registraban aquellos eventos que sus autores consideraban importantes para ellos. Tal fue también el caso de la España franquista donde el tema de la guerrilla no ha sido tocado hasta tiempos muy recientes”. Milan Vanek
Estado actual de la investigación del tema
Hasta la mitad de los años noventa del siglo XX el tema de la guerrilla y los temas relacionados con ella (por ejemplo la estancia de los españoles en los campos de concentración franceses o su participación en la liberación de Francia de los Nazis) se encontraban más bien al margen del interés en el ámbito universitario. Sin embargo se trata de temas en mi opinión muy atractivos e interesantes y muchas veces completamente inexplorados y desconocidos.
En los años cuarenta y cincuenta cuando la lucha de la guerrilla contra la dictadura de Franco aún estaba lejos de terminar, la existencia de la guerrilla fue — por razones muy evidentes— ocultada. Sólo cuando el peligro que representaban los guerrilleros estaba definitivamente extinguido, Franco consintió — es más, incitó — la producción de una Literatura que cubriera el tema del “peligro rojo”. Nacieron diversos estudios sobre “los bandidos despiadados” y sus crímenes. Paralelamente con la literatura oficial existía también literatura publicada en el exilio, sobre todo en Francia (la editorial de Ruedo Ibérico) y en menor medida y en tiempos posteriores también en Cuba y en México. Sin pretender generalizar, opino que esa literatura se parecía más a leyendas y mitos comunistas que a testimonios objetivos sobre los acontecimientos en España de los cuarenta. Un interés más serio en el estudio de la guerrilla no surge hasta algunos años después de la muerte de Franco, y los primeros trabajos históricos propiamente dichos se publican sólo a partir de la segunda mitad de los años ochenta del siglo XX. El primer estudio verdaderamente minucioso sobre la guerrilla española que tenemos a nuestra disposición es obra del historiador alemán Hartmut Heine quien en el año 1980 publicó su trabajo sobre el movimiento guerrillero en Galicia (A guerrilla antifranquista en Galicia. Xeiras, Vigo 1980); otras publicaciones de esa época son ante todo las monografías de carácter regional. Los estudios que tratasen del fenómeno de la guerrilla en su totalidad llegan mucho más tarde — el primero que engloba el fenómeno del maquis español— cubriendo todo el territorio de España sale en el año 2001, y su autor es Secundino Serrano Fernández.
En los últimos años aparecieron en España algunos trabajos interesantes con carácter de memorias, frutos de los mismos contemporáneos del movimiento guerrillero. En la conciencia histórica checa el tema de la guerrilla española es, a mi juicio, hasta hoy día totalmente desconocido. He podido encontrar tan sólo dos publicaciones que están vinculadas a la problemática. La primera es el libro de reportajes de guerra de Jirí Mucha Ohen proti ohni (Fuego contra fuego) donde el tema de la guerrilla es tratado más bien marginalmente, en relación con las invasiones en los valles de Arán en el 1944. La otra es un estudio de siete páginas de extensión de Vladimír Nálevka que lleva el título Partyzánská válka ve Španelsku (Guerrilla en España) y que fue publicado en el 2000 en las Actas de la Universidad Carolina (AUC Studia Historica). El estudio de Nálevka es una rica fuente de informaciones sobre el contexto internacional más complejo — habla por ejemplo sobre el papel de Stalin en el movimiento guerrillero español—, sobre las relaciones entre los comunistas rusos y españoles etc. Según mis comprobaciones, sin embargo, no ha habido ni hay en el ámbito universitario checo más personas que han investigado sobre la cuestión de la guerrilla antifranquista.

Historia de la guerrilla antifranquista 1945-1952
En esta parte del trabajo voy primero a esbozar una breve introducción al contexto histórico. A continuación, describiré distintos momentos históricos (y los fenómenos vinculados a ellos) de la manera en que he podido reconstruirlos a base de mi investigación histórica (investigación en los archivos y trabajo con la literatura secundaria) y los completaré con la perspectiva de mi narrador J. M. introduciendo partes de citas de las entrevistas transcritas.
La situación que imperaba en España en los años cuarenta del siglo XX suele ser evocada y descrita como una época de total silencio y de miedo sofocante. Una larga y silenciosa década durante la cual los hombres y las mujeres se recuperaban del choque de la guerra civil y del milagro de que habían sobrevivido. Su situación personal completamente cambiada no permitía que se ocuparan de nada más que de la pura supervivencia. Como si entre el final de la guerra civil y la primera manifestación de desacuerdo con el régimen (como suele considerarse la huelga general de Barcelona en marzo de 1951) se extendieran doce largos años de silencio e inmovilidad. Como si la brutalidad de las represiones de la posguerra no permitiera ninguna alternativa.
Y sin embargo había una alternativa. El final oficial de la guerra no significó el final de la lucha y estado de guerra. A lo largo de los años cuarenta se siguió luchando por todo el territorio español. En las montañas de León, Galicia, Asturias, Andalucía y Aragón, grupos de guerrilleros declararon la guerra a Franco y su régimen fascista. Nació un complejo movimiento de resistencia que en muchos aspectos (temporales, ideológicos) correspondía a otros movimientos antifascistas en Europa (por ejemplo en Grecia o en Yugoslavia). J. M., que pasó seis años de su vida en la guerrilla, dice:
J.M.- “Éramos un puñado de hombres que… bueno, tal vez estábamos equivocados pero tal vez no, y puede ser que no teníamos posibilidades de vencer, pero puede que sí… bueno, hicimos todo cuanto estuvo en nuestras manos para recuperar España y devolverle su personalidad política, enajenada por el régimen dictatorial franquista”.
La guerrilla era la primera oposición antifranquista organizada. Existía prácticamente en todo el territorio español y más de una vez representó un grave problema para la dictadura.

Constituía una posibilidad de cambios importantes si consideramos la inestabilidad en la cual se encontraba el régimen de Franco hasta la mitad del año 1947. En toda la existencia de la guerrilla pasaron por sus filas alrededor de 5.000–6.000 hombres. No podemos expresar numéricamente cuántas eran las personas que ayudaban de manera activa a los guerrilleros. Eran al menos decenas de miles: sabemos que por las simpatías con el movimiento guerrillero, aproximadamente 20.000 personas fueron detenidas y posteriormente muchas veces ejecutadas.


  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   22


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal