Para reglamentar la práctica del masaje y la profesión de Terapeuta de Masaje



Descargar 78.33 Kb.
Fecha de conversión14.01.2019
Tamaño78.33 Kb.

logo principal web

PROYECTO DE LEY

Año 2015
                                                                            

 

Para reglamentar la práctica del masaje y la profesión de Terapeuta de Masaje

 

 

Para reglamentar la práctica del masaje y la profesión de Terapeuta de Masaje, establecer los requisitos para ejercer dichas profesiones, otorgarle la autoridad para reglamentar, investigar, sancionar a estos profesionales de la salud y penalizar el ejercicio ilegal de la práctica de masajes terapéuticos entre otros fines.



 

FUNDAMENTO DE LA PRESENTE LEY.

 

Recientemente han estado apareciendo en el mercado distintos negocios que alegan ofrecer servicios de masaje. Sin embargo, desafortunadamente se está utilizando el buen nombre del masaje como escudo para encubrir prácticas ilícitas. También han proliferado practicantes del masaje sin la debida preparación formal, así como escuelas e individuos que otorgan certificaciones sin tener las credenciales necesarias para ofrecer las mismas. Es que cuando el derecho no aparece a regular debidamente lo fáctico, es de esperar que dichos acontecimientos se sucedan.



 

El masaje es una práctica terapéutica reconocida como una opción legítima para el cuidado preventivo de la salud. Como tal, se necesita regular dicha práctica en Argentina para asegurar al público la disponibilidad de profesionales certificados, debidamente capacitados para brindar un servicio de calidad y profesionalismo a la comunidad argentina. Esto con el propósito de proteger el interés social en materia de salud. Es responsabilidad del Poder Legislativo regular este aspecto de la salud con el fin de reglamentar esta rama profesional, en su calidad de eje del Estado que garantice la salud tal como nuestra Carta Magna lo establece en sus arts. 33, 75 inc 22, y la jurisprudencia en tal sentido se ha pronunciado debida y oportunamente.

 

 

 



Artículo 1.-

 

Esta Ley se denominará como "Reglamentación del ejercicio de la práctica de masaje".



 
Artículo 2. –

 

El ejercicio de la práctica de masajes en el Territorio Nacional, queda sujeto a las normas que se establecen en la presente ley y las reglamentaciones que en su consecuencia se dicten.



El control del ejercicio de dicha profesión y actividad y la regulación de las matrículas respectivas se realizará por la Secretaría de Estado de Salud Pública en las condiciones que se establezcan en la correspondiente reglamentación.

 

Artículo 3.-

 

A los efectos de esta Ley, se considera:



A ) "Ejercicio de la Práctica de Masajes" en sus diferentes sistemas y técnicas al Masaje Manual Profundo, Superficial, Drenaje Linfático, Masaje Estético y cosmetológico, Masaje Reflexógeno, Digitopresión, Masaje Deportivo, Masaje de higiene, Muscular y Circulatorio, Quiromasaje.

 (b)        "Terapeuta de Masaje" es aquella persona que cumple con todos los requisitos de esta Ley y ha sido debidamente certificada por la autoridad competente "Secretaría de Estado de Salud" para ejercer la práctica de masaje en la jurisdicción de la República Argentina.

 (c)        "Terapista de Masaje con Licencia Provisional" es aquella persona certificada  por la “Secretaría de Estado de Salud” al amparo de esta Ley para ejercer la práctica de terapia de masaje hasta tanto se proceda a reglamentar la presente ley.

 (d)        "Terapia de Masaje", se refiere al Tratamiento Terapéutico. Significa un sistema de tacto estructurado que se aplica con fines terapéuticos, preventivos, y remediativos mediante la manipulación científica y diestra del tejido blando superficial o profundo para promover el relajamiento general, mejorar la circulación, el movimiento de las articulaciones, aliviar el estrés y tensión muscular, en general, promover el bienestar físico, mental y emocional. El término y su práctica incluyen procedimientos manuales, mecánicos y técnicas generalmente aceptadas en la práctica del masaje, incluyendo, pero sin limitarse tales como, frotación, deslizamiento, mecimiento presión, martilleo, desanudamiento, estiramiento, otras técnicas además de las desarrolladas bajo el concepto de "bodywork". En su aplicación, éstos pueden ayudarse de aceites, sales, compresas y otros productos de aplicación externa que faciliten movimiento. Quedan excluidas de esta definición aquellas prácticas y técnicas exclusivas de la profesión de Terapia Física, entendiéndose por tal, aquella que se refiere al incorrecto e indebido uso de equipos de electro medicina y además los ejercicios de acondicionamiento físico-terapeútico.

 (e)        "Anatomía" es el estudio de la estructura gruesa del cuerpo humano. Están integrados todos los sistemas del cuerpo: Testamentario, Esqueletal, Muscular, Circulatorio, Linfático, Respiratorio, Digestivo, Urinario, Reproductor, Endocrino, Exocrino, Nervioso y todo lo que compone cada uno de éstos.

  Artículo 4.-

 

           Todas las actividades relacionadas con la práctica de masajes y con el cuidado de la salud, en cuanto puedan relacionarse a la misma, estarán sometidas a la fiscalización de la Secretaría de Estado de Salud Pública y sujetas a las normas de esta ley y sus reglamentaciones.



 

Artículo 5.-

 

            Queda prohibido a toda persona que no esté comprendida en la presente ley participar en las actividades o realizar las acciones que en la misma se reglamentan. Sin perjuicio de las penalidades impuestas por esta ley, los que actuaren fuera de los límites en que deben ser desarrolladas sus actividades, serán denunciadas por infracción al art. 208 del Código Penal.-



 

Artículo 6.-

 

            La Secretaría de Estado de Salud Pública tiene facultades para controlar en todos los casos la seriedad y eficiencia de las prestaciones, pudiendo intervenir de oficio, por demanda o a petición de parte interesada con todo su imperium y facultades de contralor.



 

Artículo 7.-

 

            Los locales o establecimientos donde se ejerzan sus prácticas las personas comprendidas en la presente ley, deberán estar previamente habilitados por la Secretaría de Estado de Salud Pública y sujetos a su control y fiscalización, la que podrá suspender la habilitación, y/o disponer su clausura cuando las condiciones higiénico-sanitarias, la insuficiencia de elementos, condiciones técnicas y/o eficiencia de las prestaciones así lo hicieren pertinente.



 

En los mismos, deberá exhibirse el diploma o certificado habilitante con su correspondiente número de matrícula.

 

En los locales o establecimientos indicados, debe figurar en lugar bien visible al público el nombre y apellido o apellido solamente del profesional y la profesión sin abreviaturas, pudiendo agregarse únicamente títulos terciarios y/o universitarios que consten en la Secretaría de Salud Pública, días y horas de consulta, especialidad a la que se dedique.-



 

Artículo 8.-

 

La Secretaría de Estado de Salud Pública, a través de sus organismos competentes inhabilitará para el ejercicio de las profesiones y actividades auxiliares a las personas con enfermedades invalidantes mientras duren éstas. La incapacidad será determinada por una junta médica constituida por un médico designado por la Secretaría de Estado de Salud Pública, quien presidirá la junta, otro designado por la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires y el restante podrá ser designado por el interesado. Las decisiones de la junta médica se tomarán por simple mayoría de votos. La persona inhabilitada podrá solicitar su rehabilitación invocando la desaparición de las causales, debiendo dictaminar previamente una junta médica integrada en la forma prevista en el párrafo anterior.



 

Artículo 9.-

 

 Todo lo que se refiera a la publicidad y anuncios de la actividad y que exceda de nombre, apellido, profesión, título, especialidades y cargos técnicos actuales, registrados y reconocidos por la Secretaría de Estado de Salud Pública; debe ser previamente autorizado por la misma.-



 

Artículo 10.-

 

 Todo aquello que llegare a conocimiento de las personas cuya actividad se reglamenta en la presente ley, con motivo o en razón de su ejercicio, no podrá darse a conocer -salvo los casos que otras leyes así lo determinen o cuando se trate de evitar un mal mayor y sin perjuicio de lo previsto en el Código Penal sino a instituciones, sociedades, revistas o publicaciones científicas, prohibiéndose facilitarlo o utilizarlo con fines de propaganda, publicidad, lucro o beneficio personal.



 

 Artículo 11

 

Será la Secretaría de Estado de Salud Pública la encargada de establecer y mantener las pautas mínimas en cuanto a la capacidad de los practicantes y fijar las normas en cuanto a los servicios que se ofrecen al público. Para cumplir con estos objetivos, la Secretaría de Estado de Salud Pública fijará y articulará con las instituciones formadoras de profesionales de la práctica de masajes Públicas y Privadas, las normas que aseguren la capacidad profesional; como así también velará por la actualización y debida idoneidad teórico-práctica a través de un examen de reválida para la profesión de Terapeuta de Masaje utilizando los parámetros ya existentes a nivel nacional y otorgará la matrícula a las personas que aprueben dicho examen. Dictará las pautas sobre estudios continuados en la profesión. Dará seguimiento a las quejas radicadas contra los practicantes; promulgará las reglas y los reglamentos; y ejercerá funciones adjudicativas en las determinaciones disciplinarias e impondrá sanciones a los practicantes cuando fuere necesario.



 

Artículo 12.-

 

El ejercicio de la práctica de masajes sólo se autorizará a “Masoterapeutas”, previa obtención de la matrícula correspondiente.



Podrán ejercerla:  

a) Aquellas personas que tengan título válido otorgado por centros formadores públicos o privados que se acojan a las disposiciones de ley, y que deben ser habilitados por el Estado Nacional;  

b) Quienes tengan título otorgado por una universidad extranjera y que hayan revalidado en una de las instituciones que se adecúen a los requisitos del acápite que precede;  

c) Quienes tengan título otorgado por una universidad extranjera y que en virtud de tratados internacionales en vigor hayan sido habilitados en los mismos parámetros del acápite b) del presente.



Artículo 13.-

                       Anualmente las universidades nacionales e instituciones formadoras reconocidas enviarán a la Secretaría de Estado de Salud Pública una nómina de los alumnos diplomados en las distintas profesiones o actividades auxiliares, haciendo constar datos de identificación y fecha de egreso.  Mensualmente las oficinas de Registro Civil enviarán directamente a la Secretaría de Estado de Salud Pública la nómina de profesionales fallecidos, debiendo ésta proceder a la anulación del diploma y la matrícula.



Artículo 14.-

           Los títulos anulados o invalidados por autoridad competente determinarán la anulación de la matrícula. En la misma forma se procederá con relación a los títulos revalidados en el país. Las circunstancias aludidas deberán ser acreditadas con documentación debidamente legalizada.



Artículo 15.-

Los profesionales referidos en el art. 12, sólo podrán ejercer en los locales o consultorios previamente habilitados o en instituciones o establecimientos asistenciales o de investigación oficiales o privados habilitados o en el domicilio del paciente. Toda actividad de práctica de masajes en otros lugares no es admisible, salvo casos de fuerza mayor o fortuitos.



Artículo 16.-

La Secretaría de Estado de Salud Pública deberá ser la autoridad de contralor, fiscalización y se constituye en principal responsable en:

 

(a)        Expedir, renovar o denegar licencias para ejercer la profesión de Terapeuta de Masaje de acuerdo a las disposiciones de esta Ley.



 

(b)        Suspender, revocar o denegar la renovación de licencias para ejercer la profesión de Terapeuta de Masaje.

 

(c)       Mantener un registro profesional actualizado de todas las licencias que expida, en el cual consignará el nombre completo, datos personales del Terapeuta de Masaje que se le expida la licencia, la fecha de expedición, el número y término de vigencia de la licencia, al igual que el estatus de dichas licencias. Dicho registro será público.



 

(d)         Promover la educación continua de los Terapeutas de Masaje y determinar los requisitos relacionados a la educación permanente a tenor con las disposiciones establecidas en la legislación vigente.

e) Establecer, por reglamento, los requisitos de cursos o estudios y las  materias específicas necesarias para ejercer la profesión de Terapeuta de Masaje.

(f)         Adoptar, no más allá de los sesenta (60) días corridos a la fecha de vigencia de esta Ley, los reglamentos para la aplicación de esta Ley, los cuales deberán establecer, sin que se entienda como una limitación, los requisitos y procedimientos para la expedición o renovación de licencias

(g)       Se adoptará, no más allá de los seis (6) meses corridos a la fecha de vigencia de esta Ley un Reglamento de Ética, que regule la profesión.

 
 


Artículo 17.-

 

La persona que solicite la licencia de Terapeuta de Masaje al amparo de esta Ley someterá evidencia, verificada por juramento y a satisfacción de la Secretaría de Estado de Salud Pública que demuestre que cumple los siguientes requisitos:



 

(a)        Ser mayor de dieciocho (18) años.

(b)        Ser ciudadano argentino o residente legal.

(c)        Haber aprobado la Carrera de Técnico Superior en Masajes, o la carrera en formación Profesional como Auxiliar de Masajista según la especialidad elegida.

Entiéndase como requisito esencial para acceder a la Carrera de Técnico Superior en Masajes el de poseer Secundario Completo. Esta especialidad tendrá una duración de tres años, y 2400 Hs horas cátedra.

Para la Carrera Auxiliar del Masajista, será también requisito poseer título de Secundario Completo, y esta especialidad durará un año, y 1024 Hs cátedra.

Ambas carreras deberán incluir obligatoriamente las siguientes materias aplicadas a la Terapia de Masaje:


  • Anatomía y Fisiología

  • Biología Molecular

  • Masotécnia

  • Semiotécnia

  • Psicología

  • Higiene y Profilaxis

  • Histología

  • Fisiología del Ejercicio

  • Análisis del Movimiento

  • Deportología

  • Legislación Laboral

  • Masaje Deportivo

  • Masaje Profundo

  • Masaje de acondicionamiento

  • Masaje sedante y relajante

  • Masaje con elementos (esferas, piedras, cilindros, etc.)

  • Digitopresión

  • Quiromasaje

  • Drenaje Linfático

  • Masaje Reflexógeno

  • Masaje Cosmetológico

  • Práctica Profesional,:Masaje Integral

  • Atención al cliente y calidad de servicio profesional

  • Práctica Profesional: Rol del Masajista Profesional

  • Práctica Profesional: Tecnicas de Masofilaxia

  • Etica y deontologia profesional.

     

(g)        Presentar certificado de reincidencia (antecedentes penales negativos).

(h)        No haber incurrido en ninguno de los actos o infracciones que serían motivo de acción disciplinaria al amparo de esta Ley.

(i)     Presentar anualmente Certificado de Salud expedido por la institución autorizada por la Secretaría de Estado de Salud a tales fines. Aprobar el examen de reválida que ofrecerá la Secretaría de Estado de Salud

 

Artículo 18.-

 

La licencia debe ser renovada cada tres (3) años. Para renovar la licencia se deberá cumplir con los siguientes requisitos:



 

(a)        Presentar certificado negativo de antecedentes penales.

(d)        Presentar certificado de salud expedido por el Departamento de Salud.

(e)        Los solicitantes adiestrados en el extranjero deberán presentar evidencia de su capacitación y validación en una institución acreditada por la Secretaría de Estado de Salud Pública.

 Si la solicitud de renovación se radica después de noventa (90) días después de su vencimiento, el solicitante deberá someter una declaración jurada haciendo constar que no ha rendido servicios profesionales de masajes, según definido por esta Ley, durante dicho período. Cualquier violación estará sujeta a las sanciones aplicables por esta Ley y su reglamento.

 

 



Artículo 19.-

           

Los profesionales del artículo 12 deberán poseer certificado de "especialista" otorgado por la Secretaría de Estado de Salud Pública, previa certificación de antigüedad de 2 años en el ejercicio de la especialidad en servicios hospitalarios, aprobados y previamente reconocidos por la Secretaría de Estado de Salud Pública.  

El reconocimiento y aprobación de los servicios hospitalarios en los que se podrá acreditar antigüedad a los efectos del párrafo precedente, será efectuado por una Comisión Asesora que para cada especialidad designará la Secretaría de Estado de Salud Pública y que deberá estar integrada por tres funcionarios de la misma, un representante de la Facultad de Medicina y un representante de la Asociación Argentina de Masajistas. En cada caso el Secretario de Estado de Salud Pública fijará las condiciones mínimas a exigir a los servicios que soliciten su reconocimiento



Artículo 20.-

Los profesionales que ejerzan la práctica de masajes están, sin perjuicio de lo que establezcan las demás disposiciones legales vigentes, obligados a:  

1. Prestar la colaboración que les sea requerida por las autoridades sanitarias, en caso de epidemia, desastres u otras emergencias;  

2. Asistir a los enfermos cuando la gravedad de su estado así lo imponga y hasta tanto, en caso de decidir la no prosecución de la asistencia, sea posible delegarla en otro profesional o en el servicio público correspondiente;  

3. Respetar la voluntad del paciente en cuanto sea negativa a tratarse o internarse salvo los casos de inconsciencia, alienación mental, lesionados graves por causa de accidentes, tentativas de suicidio o de delitos. En las operaciones mutilantes se solicitará la conformidad por escrito del enfermo salvo cuando la inconsciencia o alienación o la gravedad del caso no admitiera dilaciones. En los casos de incapacidad, los profesionales requerirán la conformidad del representante del incapaz;  

4.  Sólo podrán anunciarse cargos técnicos o títulos que consten registrados en la Secretaría de Estado de Salud Pública en las condiciones que se reglamenten.



Artículo 21.- Queda prohibido a los profesionales que ejerzan la práctica de masajes:  

1. Anunciar o prometer la curación fijando plazos;  

2. Anunciar o prometer la conservación de la salud;  

3. Prometer el alivio o la curación por medio de procedimientos secretos o misteriosos;  

4. Anunciar procedimientos, técnicas o terapéuticas ajenas a la enseñanza que se imparte en las instituciones educativas y formadoras habilitadas por la Secretaría de Estado de Salud Pública a tales efectos;  

5. Anunciar o aplicar agentes terapéuticos inocuos atribuyéndoles acción efectiva;  

6. Aplicar en su práctica privada procedimientos que no hayan sido presentados o considerados o discutidos o aprobados en los centros universitarios o científicos reconocidos del país;  

7. Practicar tratamientos personales utilizando productos especiales de preparación exclusiva y/o secreta y/o no autorizados por la Secretaría de Estado de Salud Pública;  

8. Anunciar por cualquier medio especializaciones no reconocidas por la Secretaría de Estado de Salud Pública;  

9. Anunciarse como especialista no estando registrado como tal en la Secretaría de Estado de Salud Pública;  

10.  Publicar falsos éxitos terapéuticos, estadísticas ficticias, datos inexactos o cualquier otro engaño;  

11. Vender cualquier clase de medicamentos;  

12. Ejercer la profesión mientras padezcan enfermedades infectocontagiosas;  

13. Obtener beneficios de laboratorios de análisis, establecimientos que elaboren, distribuyan, comercien o expendan medicamentos, cosméticos, productos dietéticos, prótesis o cualquier elemento de uso en el diagnóstico, tratamiento o prevención de las enfermedades;  

14. Delegar en su personal auxiliar, facultades, funciones o atribuciones inherentes o primitivas de su profesión;  título de "especialista" otorgado por el Colegio o sociedad reconocida de la especialidad y siempre que tales entidades hagan cumplir las siguientes exigencias: acreditar antigüedad en el ejercicio de la especialidad, valoración de los títulos, antecedentes y trabajos y examen teórico práctico. En cada caso la Secretaría de Estado de Salud Pública fijará las condiciones mínimas que exigirá para el reconocimiento de tales títulos.

15. Publicar anuncios falsos y/o engañosos sobre los servicios o práctica de masaje que ofrece.

 

16.  No incluir el número de la licencia de masaje o utilizar un número falso en cualquier tipo de anuncio o promoción.



 

17.  Ayudar, asistir, procurar o aconsejar a cualquier persona no licenciada y/o autorizada a practicar como Técnico o Terapista de Masaje en Argentina contrario a esta Ley.

 

18.  Representación fraudulenta, falsa o engañosa en la práctica del masaje.



 

19. Trabajar y/u ofrecer servicios más allá de los parámetros establecidos por Ley y aceptar responsabilidades profesionales que el terapeuta sabe o tiene razón de saber que no está capacitado para ejercer.

 

20. Violar las normas de este Artículo de la Ley y/o una orden o decisión explícita de la Secretaría de Estado de Salud Pública previamente acordada en una vista disciplinaria.



 

21.  No mantener el equipo usado por el Terapeuta de Masaje limpio y en condiciones sanitarias aceptables. (Seguridad e Higiene)

  

Artículo 22.-

                      En uso de sus atribuciones de gobierno de las matrículas y control del ejercicio de la práctica de masajes, la Secretaría de Estado de Salud Pública, sin perjuicio de las penalidades que luego se determinan y teniendo en cuenta la gravedad y/o reiteración de las infracciones, podrá suspender la matrícula o la habilitación del establecimiento, según sea el caso.  

En caso de peligro para la salud pública podrá suspenderla preventivamente por un término no mayor a 90 días, mediante resolución fundada.  

Artículo 23.-

                      Las infracciones a lo dispuesto en la presente ley, a las reglamentaciones que en su consecuencia se dicten y a las disposiciones complementarias que dicte la Secretaría de Estado de Salud Pública serán penadas por los organismos competentes de la misma con:  

a) Apercibimiento.  

b) Multa de $.5.000. a $.500.000.  

c) Inhabilitación en el ejercicio de un mes a 5 años (suspensión temporaria de la matrícula).  

d) Clausura total o parcial, temporaria o definitiva del consultorio, clínica, instituto, sanatorio, laboratorio o cualquier otro local o establecimiento donde actuaren las personas que hayan cometido la infracción.  

La Secretaría de Estado de Salud Pública de la Nación, a través de sus organismos competentes, está facultada para disponer los alcances de la medida, aplicando las sanciones separada o conjuntamente, teniendo en cuenta los antecedentes del imputado, la gravedad de la falta y sus proyecciones desde el punto de vista sanitario.  

Artículo 24.-

                   En los casos de reincidencia en las infracciones, la Secretaría de Estado de Salud Pública podrá inhabilitar al infractor por el término de un mes a 5 años según los antecedentes del imputado, la gravedad de la falta y sus proyecciones desde el punto de vista sanitario.



Artículo 25.-

                     La reincidencia en la actuación fuera de los límites en que ésta debe ser desarrollada, harán pasible al infractor de inhabilitación de un mes a 5 años; sin perjuicio de ser denunciado por infracción al art. 208 del Cód. Penal.  



Artículo 26.-

                       Las acciones para poner en ejecución las sanciones prescribirán a los 5 años de cometida la infracción; dicha prescripción se interrumpirá por la comisión de cualquiera otra infracción a la presente ley, a su reglamentación o a las disposiciones dictadas en consecuencia.  



Artículo 27.-

                        Comprobada la infracción a la presente ley, a su reglamentación o a las disposiciones que en consecuencia dicte la Secretaría de Estado de Salud Pública, se citará por telegrama colacionado o por cédula al imputado a efectos de que comparezca a tomar vista de lo actuado, formular sus descargos, acompañar la prueba que haga a los mismos, y ofrecer la que no obre en su poder, levantándose acta de la exposición que efectúe, ocasión en la que constituirá un domicilio.  

En el caso de que las circunstancias así lo hagan aconsejable o necesario, la Secretaría de Estado de Salud Pública podrá citar al infractor por edicto.  

Examinados los descargos y/o los informes que los organismos técnico-administrativos produzcan se procederá a dictar resolución definitiva.  



Artículo 28.-

                   Si no compareciere el imputado a la segunda citación sin justa causa o si fuere desestimada la causal alegada para su inasistencia, se hará constar tal circunstancia en el expediente que se formará en cada caso y decretándose de oficio su rebeldía, se procederá sin más trámite al dictado de la resolución definitiva.  

Cuando por razones sanitarias sea necesaria la comparecencia del imputado, se podrá requerir el auxilio de la fuerza pública, a tales efectos.

Artículo 29.-  

                     Cuando la sanción a imponerse fuera la de inhabilitación por más de un año, el asunto será pasado previamente en consulta al señor Procurador del Tesoro de la Nación.  



Artículo 30.-

                        Toda resolución definitiva deberá ser notificada al interesado, quedando definitivamente consentida a los 5 días de la notificación si no presentara dentro de ese plazo el recurso establecido en el artículo siguiente.  



Artículo 31.-

                      Contra las resoluciones que dicten los organismos competentes de la Secretaría de Estado de Salud Pública, sólo podrá interponerse recurso de nulidad y apelación ante el Juzgado de 1ª Instancia en lo Federal y Contenciosoadministrativo, cuando se trate de penas de clausura, multa superior a $. 100.000 o inhabilitación, y tratándose de penas pecuniarias previo pago del total de la multa y dentro del mismo plazo. En los demás casos las resoluciones que se dicten harán cosa juzgada.  



Artículo 32.-

                        En los recursos interpuestos ante el órgano jurisdiccional de acuerdo con lo establecido en el artículo precedente, se correrá vista a la Secretaría de Estado de Salud Pública.  



Artículo 33.-

                          En ningún caso se dejarán en suspenso por la aplicación de los principios de la condena condicional las sanciones impuestas por infracción a las disposiciones de la presente ley, de su reglamentación o de las disposiciones que se dicten en consecuencia, y aquéllas una vez consentidas o confirmadas, podrán ser publicadas oficialmente, expresando el nombre de los infractores, la infracción cometida y la pena que le fuera impuesta.  



Artículo 34-

                     Cuando la Secretaría de Estado de Salud Pública efectúe denuncias por infracciones a las disposiciones del capítulo "Delitos contra la Salud Pública", del Cód. Penal, deberá remitirse al órgano jurisdiccional formulando las consideraciones de hecho y de derecho referentes a la misma.  

Los agentes fiscales intervinientes solicitarán la colaboración de un funcionario letrado de la Secretaría de Estado de Salud Pública para la atención de la causa, suministro de informes, antecedentes, pruebas y todo elemento que pueda ser útil para un mejor desenvolvimiento del trámite judicial, pudiendo, además, acompañar al agente fiscal a las audiencias que se celebren durante la tramitación de la causa.  

Artículo 35.-

                      En el caso de que no fueran satisfechas las multas impuestas una vez consentidas, la Secretaría de Estado de Salud Pública elevará los antecedentes al Juzgado Nacional de 1ª Instancia en lo Federal y Contenciosoadministrativo para que las haga efectivas por vía de apremio y el Ministerio Fiscal o el Apoderado Fiscal ejercerán en el juicio la representación de la Nación.



Artículo 36.-

                      Los inspectores o funcionarios debidamente autorizados de la Secretaría de Estado de Salud Pública tendrán la facultad de penetrar en los locales donde se ejerzan actividades aprehendidas por la presente ley durante las horas destinadas a su ejercicio y, aun cuando mediaren negativas del propietario, director o encargado, estarán autorizados a penetrar en tales lugares cuando haya motivo fundado para creer que se está cometiendo una infracción a las normas de esta ley.  

Las autoridades policiales deberán prestar el concurso pertinente a solicitud de aquéllas para el cumplimiento de sus funciones.  

La negativa injustificada del propietario, director o encargado del local o establecimiento, lo hará pasible de una multa de $. 50.000 a $500.000, según sus antecedentes, gravedad de la falta y/o proyecciones de ésta desde el punto de vista sanitario.  

Los jueces, con habilitación de día y hora, acordarán de inmediato a los funcionarios designados por los organismos competentes de la Secretaría de Estado de Salud Pública, la orden de allanamiento y el auxilio de la fuerza pública si estas medidas son solicitadas por aquellos organismos.  

Artículo 37.-

                     El Poder Ejecutivo nacional podrá actualizar el monto de las multas cuando las circunstancias así lo hicieren aconsejable.  



Artículo 38. –

                       El Poder Ejecutivo nacional reglamentará la presente ley dentro de los 90 días de su promulgación.  








Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2019
enviar mensaje

    Página principal