Parashat hashavúA



Descargar 59.99 Kb.
Fecha de conversión30.01.2018
Tamaño59.99 Kb.

PARASHAT HASHAVÚA


MATERIAL PARA LEER, ANALIZAR Y DISFRUTAR, TAMBIÉN EN FAMILIA

Equipo de desarrollo del material:

Liliana Subi – Escuela Ramat Shalom

Miriam Reznik – Escuela Martin Buber


Raquel Winer – Escuela Scholem Aleijem

Roxana Herbst Escuela Hebrea Natan Gesang

Victoria Waldman – Escuela J. N. Bialik de Rosario


Viviana Esses – Escuela J. N. Bialik de La Plata
Dirección del proyecto:

Lic. Jaia Barylko



Equipo consultivo:

Lic. Ester Malbergier

Lic. Batia Dorfsman

Edición experimental

NOVIEMBRE 2006 - JESHVAN 5767

__________________________________________________________________________________


PARASHAT HASHAVÚA


MATERIAL PARA LEER, ANALIZAR Y DISFRUTAR, TAMBIÉN EN FAMILIA

Parashat Lej Lejáפרשת לך לך -



ויאמר אברהם אל לוט:

אל נא תהי מריבה בינך ובינך...

כי אנשים אחים אנחנו
Para Abraham y Sara, su querido sobrino Lot era como un hijo.

Juntos salieron en busca de una nueva vida en la tierra de Cnaan, hoy Israel.

Juntos vivían y se desarrollaban en ella.

En cierta circunstancia, Abraham, que era un hombre sabio y sensible, le ofreció a Lot elegir el lugar en donde él quisiera vivir, y de este modo separarse y separar los intereses económicos entre ambos… ¿Y saben por qué? Porque cuando empiezan las peleas, se despiertan la envidia, la rivalidad y el odio, que son el mal, mientras que el shalom - la paz y armonía entre hermanos - es el valor primordial.





CUENTA LA TORÁ...
Les presento a los personajes de este relato: Abraham Abinu, el patriarca, Sara su esposa, y su sobrino Lot, hijo de Harán, su hermano.

Un día escuchó Abraham la voz de Dios que le decía:

- Vete, de la tierra donde vives a la tierra que yo te indicaré, y allí comenzarás una nueva vida.

Y así lo hizo. Abraham se fue lejos, muy lejos, con toda su gente, en busca de la tierra prometida. Llegó a Cnaan, hoy Eretz Israel, y allí construyó una vida de bienestar económico y social.

Lot, su sobrino huérfano, lo acompañó, y también él se hizo mayor y formó su propia familia.

Abraham tenía gran cantidad de ovejas y pastores que las cuidaban. Se puede decir que era un hombre rico.

Pasó el tiempo y sucedieron ciertos hechos. Los pastores de Abraham se pelearon con los pastores de Lot. Parece ser que cada grupo aducía que los pozos les pertenecían porque ellos los habían excavado.

Abraham, al escuchar sobre la pelea, les pidió que se tranquilizaran, que él se haría cargo del problema.

Así lo hizo. Se reunió con su sobrino Lot y hablaron de hombre a hombre.

Lot trató de demostrarle que sus pastores tenían razón, a lo cual Abraham le dijo:

-Mira, Lot, hay mucha tierra aquí, hay mucho lugar. ¿Para qué seguir peleándonos? Mejor es separarnos, que se alejen nuestros rebaños, y sus pastores, los unos de los otros. Elige qué lugar prefieres y yo elegiré otro lugar para mí. Y así no surgirán conflictos entre nosotros, porque somos hermanos, es decir familia, y la cordialidad y la paz debe reinar entre nosotros.
(Basado en el libro Relatos para Padres e Hijos de Jaime Barylko)



CUENTAN QUE SE CUENTA…

Iani Abidov, en su libro “Epopeyas de Irak”, relata acerca de una situación muy especial que le tocó vivir en este país árabe:




“ Bajamos del autobús. A escasos metros de donde estábamos noté la presencia de un joven de unos 12 años que, apoyado en su bicicleta, no nos quitaba los ojos de encima. Ayudé a mi compañero Ben Tzión a cargar la mochila sobre sus hombros. Alcé la vista. El joven seguía en su lugar.


Comenzamos a caminar. Al pasar a su lado, sin quitar la mirada ni por un instante de nuestros movimientos, susurró shalom.

Nos detuvimos en el lugar como si nos hubiera partido un rayo.

Un saludo así se recibe una sola vez en la vida.
Te encuentras solo y abandonado en la oscuridad de la noche, en el centro de una ciudad extraña, a la cual percibes como poco amigable y hasta peligrosa.
Y de repente surge ante tus ojos un niño que no conoces y que no guarda ninguna apariencia de ser judío, el cual pronuncia la dulce palabra shalom.

Uno la escucha y todo cambia...


Shalom era la única palabra que el niño conocía en hebreo.”
(Iani Abidov,Epopeyas de Irak,Ed. Am Oved)





a. Dice el autor: “y todo cambia…”

¿Qué es lo que cambió en la situación relatada?

…………………………………………………………………………………………….
…………………………………………………………………………………………….

b. “…la dulce palabra shalom…

¿Qué otras “palabras dulces” conoces?
…………………………………………………………………………………………….
…………………………………………………………………………………………….




DEL MUNDO DE LA POESÍA


Vengan, hagamos la paz.

Aunque sea una paz chiquita

vengan, hagamos la paz,

una verdadera, no de mentirita.

Hagamos una paz,

aunque no sea mundial.

Yo hago una paz chiquita,

en principio, individual.


No me enojaré.

Espero poder.

No provocaré

No me pelearé.

Yo te voy a perdonar,

vos también

tendrás que conciliar.
Vengan, hagamos la paz.

Aunque sea chiquita,

no vamos a gritar,

no vamos a pelear.

Simplemente juntos nos vamos a sentar, para hablar o escuchar.
Tal vez no sea una paz grandiosa.

Tal vez sea común – silenciosa -,

porque toda paz – de alguna manera-

tiene que ser la primera.


- VENGAN, HAGAMOS LA PAZ -


Lea Naor

(Traducción: Ester Jarmatz)







  1. ¿Qué frase o estrofa del poema elegirías para incluirla en una tarjeta o un señalador?

…………………………………………………………………………..


……………………………………………………………………………..
………………………………………………………………………………



  1. Cuéntanos el por qué de tu elección:

…………………………………………………………………………………………………


………………………………………………………………………………………………….





ENSEÑANZAS DE NUESTROS SABIOS




Cuenta el midrash que a Aarón, el hermano de Moshé Rabenu, el pueblo lo quería mucho, porque era un hombre tolerante y comunicativo.

Todos los días tenía Aarón por costumbre salir a caminar. Le gustaba conversar con la gente, escuchar sus problemas y brindar consejos a quien lo solicitara.
En su recorrida diaria, si Aarón se encontraba con un conocido malvado, lo saludaba cordialmente. Al día siguiente, ese malvado iba a cometer una mala acción, pero pensaba:

 ¡Ay de mí! Si actúo como una mala persona, ¿cómo me atreveré a mirarle a Aarón en la cara? Me dará vergüenza.

En consecuencia se controlaba y no cometía el mal.
Así también ocurría cuando dos personas peleaban entre sí.

Iba Aarón y le decía a uno de ellos:

 Hijo mío, mira a tu compañero, tiene el alma desgarrada pensando en ti, en lo que ha hecho y en la vergüenza que le da mirarte a los ojos.

Y así, con en estos términos, lo calmaba y hacía desaparecer su enojo.

Lo mismo hacía con el contrincante. Luego, cuando se encontraban los enemigos de ayer, ya eran amigos y se abrazaban.
Gracias a esa actitud comprensiva y educativa, influía Aarón en la gente promoviendo una convivencia armónica. Es por eso que está escrito en el Talmud:”Aarón amaba la paz, y la perseguía”
* Perseguir la paz…, ¿será posible?, ¿cómo?.............................................................................

…………………………………………………………………………………………………





RINCÓN ISRAELÍ

Volver a la tierra prometida, a la Tierra de Abraham y sus descendientes, fue el anhelo y el proyecto más importante del Pueblo Judío. Vivir en Eretz Israel en MEDINAT ISRAEL. Seguramente en esto pensaba Theodor Hertzl, quien se llamaba en hebreo Biniamin Zeev, cuando dijo:


IM TIRTZU EIN ZO AGADÁ”- Si lo queréis, no será una leyenda.
Hatikva” se llama el himno del Estado Judío. Hatikva, que significa esperanza, porque el pueblo nunca perdió la esperanza durante los largos años de galut – exilio -, de vivir libremente en la tierra de sus antepasados. Así lo expresan sus estrofas, escritas por el poeta Naftalí Hertz Imber:



כל עוד בלבב פנימה

נפש יהודי הומיה

ולפתי מזרח קדימה

עין לציון צופיה.
עוד לא אבדה תקוותנו

התקווה בת שנות אלפיים

להיות עם חפשי בארצנו

ארץ ציון וירושלים.


Mientras en lo profundo del corazón

palpite un alma judía

y en dirección al Oriente

la mirada a Tzión se dirija,

aún no se habrá perdido nuestra esperanza,

la esperanza de dos mil años

de ser un pueblo libre en nuestra Tierra

en la Tierra de Tzión, de Jerusalem.









PARA REFLEXIONAR Y RESOLVER ...en parejas









Relata a tu compañero una situación de conflicto, que resultó en una pelea entre amigos, compañeros o familiares. (La situación puede ser real o imaginaria, del ámbito de la escuela, el hogar u otro…)


  1. Analicen juntos la causa del conflicto.

  2. Piensen en soluciones posibles para resolver dicho conflicto.

  3. Elijan la solución que les parece más apropiada.

  4. Resuman lo trabajado en el siguiente formulario:


Protagonistas de la situación conflictiva:……………………………………………


Causa del conflicto: …………………………………………………………………………...
…………………………………………………………………………………………………..
Relato de la situación:………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………..........
……………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………
Creemos que la solución más apropiada es: ......................................................................
...............................................................................................................................................





CORRESPONDENCIA

Unimos las oraciones otorgándoles sentido:

No debe haber rencillas entre nosotros del cristal con el cual se mire

¿Quién es sabio? hace la fuerza

La unión ver al otro y sus necesidades

Todo depende del color Aquél que aprende de toda persona

Ser responsable significa porque somos hermanos, familia

Si lo queréis ________________________ no será una leyenda


INVESTIGAMOS

Por la paz de su pueblo vivió, y por la paz murió.

Se llamaba Itzjak, como el hijo de Abraham…

¿Quién fue? ¿Qué puedes contar sobre él?


DIRECCIONES ÚTILES:

http://www.bamah.org/itzjak_rabin

http://www.rabincenter.org.il





La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal