Parasitology Comparison of Two Tests



Descargar 56.07 Kb.
Fecha de conversión01.07.2017
Tamaño56.07 Kb.



Parasitology


Comparison of Two Tests

Coproparasitological, Paratest® and Egg Sedimentation/Flotation, in the Diagnosis of Parasitosis in Children from a Low-Income Community, from Campos dos Goytacazes, Rio de Janeiro State
Pereira, M.A.V. da C.1 Castro, V.M. de2 Almeida, E.M. de3 Gonçalves, L.M. do V3 Vita, G.F.4

1 Veterinary Doctor, Associate Professor III, Parasitology Sector, Animal Sanity Lab, Farming & Livestock Science and Technologies Center, Universidade Estadual do Norte Fluminense Darcy Ribeiro (UENF);

2 Doctor, Assistant Professor IV, Instituto de Educação, Universidade Federal Rural do Rio de Janeiro (UFRRJ);

3 Freelance Veterinary Doctor;

4 Technical Support Scholarship Student, Fundação Estadual Norte Fluminense (FENORTE) / Parque de Alta Tecnologia do Norte Fluminense (TECNORTE), Scholarship Student of the Medium Level -TECNORTE/FENORTE) – Graduand in Biological Sciences from Universidade Castelo Branco.





Introduction
I No es de fundamental importancia que la población conoce los riesgos a que están siendo sometidos a diario, principalmente en comunidades de bajos ingresos. La falta de servicios básicos de saneamiento es una de las principales razones para el aumento de casos de zoonosis endémica desolado que los países del tercer mundo. En los últimos 50 años, la prevalencia de enfermedades parasitarias zoonóticas de potencial cambiado poco. Sin embargo, desde que el mundo ha crecido la población (de 2,5 mil millones en 1950 a más de 6 mil millones en 2000), el número absoluto de casos, también aumentó. Las previsiones muestran una considerable reducción del porcentaje de la población en los países desarrollados (donde las enfermedades parasitarias son escasas o inexistentes) y el aumento de las poblaciones de África y América del Sur (donde parasitosis son frecuentes), y que, en 2050, representan el 37% de la humanidad (OMS, 2005). El tercer mundo se compondrá de 87% de los seres humanos (REY, 2003).

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS, 2005), alrededor de 2 millones de personas se encuentran con la zoonosis en los países subdesarrollados. Un total de 300 millones están gravemente enfermos, de los cuales 50% son niños en edad escolar. En los países en desarrollo, verminosis

representará una de las causas más importantes de la epilepsia en niños (Bélanger et al., 2005).

La infección por Ascaris sp. es un importante problema de salud pública, especialmente en los países en desarrollo. Se estima que 1,5 millones de personas (una cuarta parte de la población mundial) están infectadas por este nematodo, alcanzando una prevalencia del 73% en el Sudeste de Asia y alrededor del 8% en América Central y del Sur (NISHIURA et al, 2002). Incluso en los Estados Unidos, hay 4 millones de personas infectadas, que se encuentra sobre todo en las comunidades de inmigrantes procedentes de países en desarrollo (VALENTINE et al, 2001). En Brasil, varios estudios realizados en niños de preescolar y la escuela también mostraron una alta prevalencia de esta parasitosis intestinal (COSTA-MACEDO et al, 1998, 1999; MONTEIRO et al, 1988)

Ancylostomiasis humanos, aunque descuidado, tienen gran importancia en el contexto mundial, ya que se estima que alrededor de 900 millones de personas están parasitadas por Ancylostoma sp. y Necator americanus, y que de esta población, 60 mil mueren cada año. Coprológicas recientes investigaciones realizadas en Brasil, en los años 80,


cómo permitir la presencia de ancylostomides en algunas regiones, sigue siendo alarmantemente alta (NEVES, 2004).

En 1947, la primera estimación de la prevalencia mundial de las infecciones humanas por helmintos fue publicado. Se estima que 355 millones de personas (16% de la población) estaban infectados por Trichuris trichiura. La última revisión de esta información se publicó en 1997 y se estima que 902 millones de personas están infectadas por este parásito, lo que corresponde a un mundo de prevalencia del 17%. Esto demuestra que en los últimos 50 años, a pesar de los avances científicos y la mejora de las condiciones higiénicas de la población, la prevalencia de la infección por este parásito no se modificó. Tricuriasis tiene una distribución geográfica mundial. La prevalencia es mayor en lugares con clima cálido y húmedo, donde hay falta de servicios básicos de saneamiento. La positividad de las tasas oscilan entre el 30 y el 80% de la población en general, se producen principalmente en los niños. Estos son los que sufren las más altas cargas parasitarias, y tienen una sintomatología clínica más importante (Souza et al, 2007). En Brasil, las investigaciones epidemiológicas sobre la base de las muestras obtenidas de unos 2 millones de personas de diferentes Estados se hicieron en el final de los años 60 por el Departamento rural endémica. Estos datos mostraron que la prevalencia de tricuriasis en el país osciló entre 35% y 39%. Sin embargo, la variación entre
diferentes regiones es muy grande, con tasas muy altas en los Estados de las regiones Norte, Nordeste y la región costera, al igual que Pará (6,81%), Alagoas (72%), mientras que en Goiás y Mato Grosso, la prevalencia fue de 2,5% y 8,9% respectivamente . En Minas Gerais, los datos muestran una prevalencia de 13,8%. No tenemos recientes investigaciones con una muestra significativa, pero los estudios regionales muestran que no hubo cambios significativos en el cuadro presentado (NEVES, 2004). La esquistosomiasis es endémica en 74 países y territorios, y está aumentando en muchas regiones del planeta. En 54 de ellos, la forma endémica de la enfermedad es mansonic o intestinales. Se estima que el número de personas infectadas es de 200 millones, de los cuales 120 millones son los casos sintomáticos, 20 millones sufren la forma severa de la enfermedad y 600 millones en riesgo de infección. En Brasil, mansonic Schistosomiasis es una parasitosis intestinal ampliamente distribuido, estrechamente vinculada a la precariedad de las condiciones socio-ambientales a los que un importante contingente de la población está expuesta. Su distribución geográfica se convirtió en mejor conocido en el medio del siglo 20, coproparasitológicos a través de una investigación llevada a cabo en todo el país por Pellón y TEIXEIRA (1950), mostrando la región Nordeste como el área de mayor endemicidad. Llevó a cabo en localidades con población de más de 1500 habitantes, los resultados de esta investigación mostró Esquistosomiasis difundido en el 70% de las localidades, siendo que en el 62% de estos,

la prevalencia fue superior al 4%, una tasa considerada por los autores para caracterizar un enfoque. Para el período, una prevalencia media del 14% en toda la región se estimó, con importantes variaciones entre los Estados, siendo que las tasas más altas se observaron en Alagoas (32,3%), Sergipe (28,0%), Pernambuco (25,2%) y Bahia (15,6%). Una norma similar también se observó en las últimas investigaciones realizadas por el Departamento Nacional rurales endémicas, entre 1956 y 1968, que amplió el ámbito de la investigación a otros 10 Estados, además de la región noreste. En ambas investigaciones, se destacan, entre los Estados de otras regiones, el Norte de Minas Gerais, con zonas de alta prevalencia (Bina, 1976; FREITAS, 1972). A partir de 1976, el Ministerio de Salud comenzó a realizar investigaciones parasitológicas anualmente en todos los Estados de la región Nordeste. Las investigaciones realizadas hasta la fecha muestran que no ha habido grandes cambios en la distribución espacial de la esquistosomiasis estándar, salvo la expansión a zonas anteriormente no infectadas, con la aparición de algunos se centra en el sur del país (Ministerio de Salud, 2003).

El hábito de la convivencia directa y estrecha entre el hombre y los animales domésticos aumenta los riesgos de zoonosis, lo que justifica la necesidad de aplicar programas de control de parásitos que, además de tratamientos específicos seguimiento, educación sanitaria, la gestión y formas de prevención (Castro, 2001)



Varias técnicas de diagnóstico, de diversos materiales y costos para distintos fines se proponen para el laboratorio de rutina en coproparasitológico. De estos, los que requieren menos onerosos recursos se pueden utilizar satisfactoriamente, fiable nivel de sensibilidad, para la mayoría de helmintosis intestinales (Hoffmann, 2005; SLOSS et al, 1999).

Este trabajo tenía por objeto la comparación de dos métodos coproparasitológicos: simple sedimentación / flotación de los huevos y Paratest ®, con el fin de verificar la eficacia o no de este último, y como consecuencia, promover un análisis de la situación de la parasitosis con potencial zoonótico en niños 4 meses a 14 años, en los de bajos ingresos de la comunidad Matadouro fluvial, en el municipio de Campos dos Goytacazes, Río de Janeiro, en 2005.

Material y métodos


El trabajo fue desarrollado en 2005, en los de bajos ingresos de la comunidad ribereña Matadouro, ubicado a orillas del río Paraíba do Sul, en Campos dos Goytacazes, municipio ubicado en el norte-noreste de Río de Janeiro, ocupando un área de llanura 4.027 km2. Tiene las siguientes coordenadas: 21 º 45'23 "de latitud Sur y 41 º 19'40" de longitud Oeste (Greenwich). El clima varía de tropical (caliente y húmedo) a semi-árido, en las diferentes estaciones del año, con temperaturas que oscilan entre 22 y
27 º C. El agua es suministrada en el 75% y los desechos se recogen en el 95% de las 224.237 propiedades en el municipio. El municipio comparte la frontera con otros 10 municipios (IBGE, 2000).

Matadouro tiene una superficie de aproximadamente 4 km de longitud y su población se estima en 280 familias, la recaudación o de convivir con un número aproximado de 800 animales domésticos.


Fuera de esta comunidad, 79 niños fueron seleccionados al azar, 4 pertenecientes a Coperplan Vila, 50 a Creche Evangélica Luz e Vida y de 25 a Escola Municipal de Francisco de Assis, con la edad que oscila entre los 4 meses hasta los 14 años, de los cuales el material biológico fue fecales recogidos en el muestreo doble: 1) en un colector de plástico tradicional y 2) Paratest ® envasado, con el objetivo de no sólo el diagnóstico de la parasitosis intestinal, sino también para comparar las metodologías.

Después de este procedimiento, que fueron enviados a la Parasitología sector de Laboratorio de Sanidad Animal, Agricultura y Ganadería, Centro de Ciencia y Tecnología, la Universidad Estadual do Norte Fluminense Darcy Ribeiro (UENF). Cada muestra fue sometida a los métodos de análisis cualitativo de la simple sedimentación / flotación de los huevos (Hoffmann, 1987; cenizas y ORIHEL, 1990, 1991; BOWMAN, 1995; SLOSS et al, 1999; REY, 2002), y Paratest ® (DIAGNOSTEK, 2007). Posteriormente fueron llevados al microscopio óptico, en

doble lectura de los portaobjetos para cada metodología, en la que sólo una persona ve a través de las magnitudes de 4, 10, 40 y 100X los huevos de los parásitos presentes, que fueron analizadas y debidamente diagnosticados según los criterios establecidos por Keith (1953), Freitas (1981 ), y UENO Gonçalvez (1998), VALLADA (1998) y SEQUEIRA y AMARANTE (2002).


El método simple de sedimentación de los huevos es también conocido por un proceso de lavado y flotación. En este método, 5 g de cada muestra de heces de avestruz se diluye en 200 ml de solución salina, dejándola reposar durante 10 a 20 minutos. Las suspensiones fueron filtradas en gasas estériles directamente en las tazas de sedimentación. Hubo una espera de 30 minutos para dejar que precipitado, el sobrenadante se desecha y los sedimentos añadido de nuevo a 200 ml de solución salina. Después de agitar las muestras, y su sedimentación se esperaba después de 30 minutos de descanso, cuando se descartaron los sobrenadantes y los sedimentos arrastrados Paster utilizando una pipeta.

Willis Molley El método se caracteriza por la flotación de los huevos y larvas para su posterior identificación. Un total de 5 g de heces de cada muestra se utilizó avestruz, que fue homogeneizada en un vaso de vidrio y luego mezclados en una solución de NaCl hypersaturated, utilizando una varilla de vidrio. Las heces suspensiones fueron filtradas usando gasas estériles a otra taza de vidrio. Estas suspensiones se




añadido a la Borrell tazas, sostenido por placas de Petri, y su volumen completado con solución de NaCl hasta el borde de la taza. Cuando estas se completaron con la mezcla, 4 x 7 cm, diapositivas microscopio fueron colocados en las copas en contacto directo con el menisco convexo (ojo formatos) que forman en su superficie. Después de 15 minutos, el microscopio de diapositivas fueron retirados, teniendo en sus superficies de una menor caída de entrega, que fue rápidamente invertida para no perder las gotitas adjunto a la portaobjetos de microscopio.

El Paratest ® se compone de un envase de aproximadamente 5 cm, con formalina al 5%, en una cantidad de aproximadamente 2 ml, que contiene también una pequeña pala para recoger las heces, que tiene una red de malla fina para servir como filtro. La portada de su envase es en forma de cuentagotas. Puede mantener las heces y huevos de parásitos durante 2 años, no necesitan nevera temperatura. Diagnosis is conducted using a drop of the formalin 5% content which, mixed to the feces, is dropped on a slide (use of lugol is optional) to obtain better visualization of the eggs to be researched in the optical microscope.

Resultados y discusión
Todos los niños de Vila Coperplan (un total de 4, en el rango de edad de 4 a 6 meses de edad - los recién nacidos) fueron parasitados por Ascaris sp. (100%), que sufren de trastornos digestivos (diarrea, vómitos y anorexia).

De Creche Evangélica Luz e Vida, que participaron en el trabajo con 50 niños, en el rango de edad de 4 a 6 años (preescolar), todos estaban parasitados - 80% con Ascaris sp., 25% con Ancylostoma sp. y el 5% con Trichuris sp. (Figura 1).


En la investigación realizada en la Escola Municipal de Francisco de Assis, que consiste en muestras de heces recogidas de 25 niños entre 7 y 14 años (la escuela), hay una infestación del 50% de Ascaris sp., El 25% de Dipylidium sp. y el 4% de Schistossoma sp. (Figura 2).


En las heces de un niño en edad escolar, nos hemos percatado de Schistossoma sp. huevos. El niño pertenecía a una familia que criaba cerdos para la venta en ferias y mercados municipales de los pequeños. SCHERING CORPORATION (1979) y NEVES (2004) señalan que la región Norte-Nordeste del Estado de Río de Janeiro es considerada como un área aún no investigado, con los informes de Niterói solamente. Este informe de la ocurrencia de esta zoonosis en la región objeto de estudio es un nuevo, importante y preocupante de datos, que requieren la creación o revisión de las medidas sanitarias por las autoridades competentes, ya que existen condiciones favorables para las zoonosis que se distribuirá





Ascaris sp

Ancylostoma sp.
Parasites

Trichuris sp.


Figura 1 - Porcentaje de niños de edades comprendidas entre 50 parasitados 4 a 6 años, desde Creche Evangélica Luz e Vida, desde Matadouro comunidad, Campos dos Goytacazes, Río de Janeiro, en 2005.


Figura 2 - Porcentaje de niños parasitados, de 25 años de edad 7 a 14 años, de la Escola Municipal de Francisco de Assis, desde Matadouro comunidad, Campos dos Goytacazes, Río de Janeiro, en 2005.



Ascaris sp

Schistossoma sp.

Parasites



Dipylidium sp.

y establecerse en esta región, que se encuentra a orillas del río Paraíba do Sul. Podemos citar los siguientes factores de riesgo para su aparición: un portador del parásito, las condiciones inadecuadas de saneamiento básico y el intermedio, transmisor o transmisor potencial caracol huésped. Es una enfermedad prácticamente condicionada al nivel socioeconómico bajo nivel de la población estudiada y existe una falta de acciones gubernamentales para minimizar el problema. Los datos de la OMS (2005) revelan que esta enfermedad es la segunda, precedida por la malaria, en el que existe una gran disponibilidad de ayuda financiera a los países con zonas endémicas (Asia y África) para su control, a través de servicios de saneamiento, el tratamiento de los pacientes, el envío de de equipos técnicos (sanitarios y médicos epidemiólogos) y la habilitación de personal (agentes de salud y voluntarios), además de campañas de erradicación (carpetas, al aire libre y comerciales).

Contacto íntimo con los animales que viven en áreas endémicas y la falta de higiene, tanto en lo que respecta a la salud humana y animal, es también un importante factor de predisposición para encontrar las zoonosis en los grupos investigados. Incluido en este documento es la aparición de las cápsulas de ovigerous cestodos Dipylidium sp. Diagnosticados en las heces de los niños de la comunidad.

Dipylidiasis es una enfermedad parasitaria frecuente en Canidae


y felinos, que se transmitió preferentemente a los animales a través de la ingestión de pulgas Ctenocephalides sp., después de la comezón, las pulgas son ingeridas que contiene la fase larval de los cestodos. Debido a la acción de los jugos gástricos, la pulga es digerido, el resto de cestodos instalar en el intestino y completa su ciclo de vida. En el caso de estos niños, lo mismo podría estar ocurriendo, si hay perros o gatos infestados por pulgas y estas se llevan a la boca o se coprophagia accidental de las heces de los animales domésticos, por los niños, mientras se reproduce en lugares con suelos contaminados con heces de perros y gatos transportista. Dipylidiasis en animales pueden ser asintomáticos, con algunos trastornos digestivos, pero en los seres humanos, que adquiere una forma pulmonar, formando nódulos real, que en una prueba de rayos X pueden confundirse con el diagnóstico de un tumor canceroso, o incluso la tuberculosis (REY, 2002 ).

El hecho de que los recién nacidos presentan síntomas, tales como cólicos o diarrea, siendo que en el coproparasitológicos pruebas, los huevos de Ascaris sp. fueron diagnosticados, las señales de una posible transmisión a través del calostro o transplacentary prenatal inadecuado y un seguimiento o de la falta de seguimiento completo. Ascarides se han encontrado no sólo en los recién nacidos, sino también a un alto nivel de parasitismo en los niños en edad escolar. Nuestro hallazgo apoya los datos de la OPS (2005), que informa de que el parasitismo por Ascaris sp.

sigue siendo elevada en los países tropicales, especialmente en niños menores de 12 años, se observa en Brasil, en varias regiones, ya sea en ciudades o zonas rurales.


La presencia de estas zoonosis es alta en los lugares con los siguientes factores predisponentes: infectados excremento humano o animal, la presencia de larvas infecten en el suelo, se originó directa de los ciclos de vida libre, los suelos arenosos o arenoso-arcillosos, suelos húmedos, con ausencia de la luz directa del sol, la temperatura media entre los 25 y los 30 º C, las condiciones sanitarias y la inadecuada higiene personal, alimentación y hábitos residenciales, póngase en contacto con los alimentos regados por el agua contaminada por las heces o la falta de uso de zapatos


El porcentaje de positividad de ancylostomides, en algunas regiones del país, fue examinado durante la década de los 80 (NEVES, 2004). Esta información sigue siendo alarmantemente alta, lo que demuestra que no hay ningún programa por la iniciativa pública para el control de ancylostomiasis.

En cuanto a la Trichuris sp. o "whipworm", los datos arqueológicos indican que la relación hombre-Trichuris es muy antiguo, que probablemente adaptadas a la vez que el parasitismo de primates ancestrales (REY, 2003). El Trichuris Muris especies parasitarias en ratones muy utilizados en el modelo experimental, Trichuris vulpis canidea porcina y Trichuris suis. A pesar del gran número de personas infectadas
 
 

 por trichiura, tricuriasis no ha sido tratada con la debida atención por parte de las autoridades de salud pública de las regiones con alta prevalencia de la infección. Probablemente, la indiferencia se debe a la mayor proporción de casos asintomáticos de la enfermedad y la falta de información real sobre la consecuencia de una infección crónica (casos graves: colitis y prolapso rectal), ya que no hay migración de larvas en el hombre a la lesión causada por el gusano, sigue siendo limitado en el intestino. Hay un informe del trabajo realizado en Jamaica con los niños en edad escolar parasitados con Trichuris trichiura, que puso de manifiesto la deficiencia de crecimiento y después del tratamiento, mostró un crecimiento menor de 12 cm / año, sin ningún tipo de complementos alimenticios. Los niños tratados restableció el desarrollo físico, a pesar de las condiciones de pobreza extrema a la que la población estaba expuesta. Sin embargo, la brecha mental, que se muestra por la diferencia significativa en la escuela de seguimiento y las pruebas de función cognitiva entre los infectados y no infectados niños, permanecieron en la prueba de 4 años tras el tratamiento (OMS, 2005). Este efecto de tricuriasis en el crecimiento de los niños con infección crónica se ha asociado con una deficiencia de zinc.


El alto nivel de parasitismo en el preescolar y los niños en edad escolar influye negativamente en su buen desempeño, y asociado a ello, no podemos olvidar la malnutrición.

El almuerzo escolar proporciona los mínimos requerimientos nutricionales del organismo y la falta de causa aún mayores daños.

La baja calidad de vida a la que el grupo objeto de estudio está sometida nos permitió tener estos resultados en nuestros investigadores, ya que todos los parásitos son diagnosticados reconociblemente de alto potencial zoonótico.


La perplejidad económicos y sociales existentes en varias partes del mundo, especialmente en América Latina, hizo la OMS (2005) y sugiere adoptar más radical y que abarca programas de salud. Estos programas están dirigidos a aumentar la sensibilización de los ciudadanos en general, la identificación de problemas prioritarios, la determinación de objetivos operativos, la redistribución de fondos por parte de los ministerios que realmente tengan importancia para la salud, la educación y el bienestar de la gente.


Por último, la descentralización y la preparación de los equipos de trabajo para actuar en los municipios y las comunidades, las actividades debe ser tal que involucre a todos los líderes locales y la población en una sola obra: romper el ciclo de pobreza x enfermedad x la apatía política.


Servicios básicos de saneamiento es, sin duda, una medida que se traduce en beneficios duraderos para la comunidad, debido a la gran cobertura de esta medida sanitaria perpetuality y de sus efectos. El argumento del alto coste de pobres se convierte desde el retorno de la calidad de vida


hace que este muy bajo costo. La Constitución garantiza el derecho a condiciones adecuadas de salud para el ciudadano, y esto sólo puede lograrse con los servicios básicos de saneamiento.

A través de los resultados obtenidos, hemos podido concluir que la metodología Paratest ®, que es al mismo tiempo un conservante compuesto de formalina al 5% y que puede mantener las heces y huevos de parásitos durante 2 años, no necesitan nevera temperatura, ha la práctica de diagnóstico y velocidad superior a la del método tradicional y no hay ninguna diferencia en la exactitud diagnóstica entre ambas formas de realización de la prueba. En lo que respecta al análisis de la situación, el diagnóstico del potencial zoonótico de endoparásitos nos alerta sobre el hecho de que las medidas preventivas y de control necesarios, principalmente orientados hacia la educación y el saneamiento ambiental. Es importante añadir que no obtener una referencia regional para comparar los datos de la literatura con la de nuestra investigación, debido al hecho de que es la primera que se llevará a cabo en el municipio de Campos dos Goytacazes, que caracteriza el trabajo como sin precedentes. Por último, llamar la atención sobre el hallazgo de parasitosis de alto potencial zoonótico, como es el caso de la esquistosomiasis y dipylidiasis en los seres humanos.

Agradecimientos
Agradecemos a la Fundación Carlos Chagas Filho de Amparo à Pesquisa do Estado do Rio de Janeiro (FAPERJ) y Diagnostek (Paratest ®) por su apoyo durante la investigación.





Bibliographic References

ASH, L. R.; ORIHEL, T. C. Atlas of human parasitology. 3. Ed. Chicago: ASCP Press, 1990. 245 p.

ASH, L. R.; ORIHEL, T. C. Parasites: a guide to laboratory procedures and identification. Chicago, ASCP Press, 1991. 110 p.

BÉLANGER, S.; Snyder, P.J.; Cohen, H. Epilepsia Verminosa. Available in: . Access in: 25 July 2005.

BINA, J. C. A expansão da esquistossomose mansoni no Brasil: fatores determinantes e sugestões para o seu controle.

Revista Médica da Bahia, v. 22, n. 2, p. 86-100, 1976.

BOWMAN, D. D. Giorgis parasitology for veterinarians. 6. Ed. Philadelphia: W. B. Saunders Company, 1995, 430 p.

CASTRO, M. H. G. Sistemas nacionais de avaliação e de informações educacionais. São Paulo: Perspectiva, 2001. v. 14.

COSTA-MACEDO, L. M.; MACHADO-SILVA, J. R.; RODRIGUES- SILVA, R.; OLIVEIRA, L. M.; VIANNA, M. S. R. Enteroparasitoses em pré-escolares de comunidades favelizadas da cidade do Rio de Janeiro, Brasil. Cadernos de Saúde Pública, v. 14, p. 851-855, 1998.

COSTA-MACEDO, L. M.; COSTA, M. C. E.; ALMEIDA, L. M. Parasitismo pelo Ascaris lumbricoides em crianças menores de 2 anos em comunidade aberta do Rio de Janeiro.

Cadernos de Saúde Pública, v. 15, p. 173-178, 1999.

DIAGNOSTEK. Paratest®. Available in: . Access in: 24 May 2007.

FREITAS, C. A. Situação atual da esquistossomose no Brasil.

Revista Brasileira de Malariologia e Doenças Tropicais, v. V, n. XXIV, p. 3-64, 1972.

FREITAS, M. G. Helmintologia Veterinária. 5. Ed. Belo Horizonte: Precisa, 1981. 342 p.

HOFFMANN, R. Diagnóstico de parasitismo veterinário. São Paulo: Sulina, 1987. 156 p.

HOFFMANN, R. Pobreza, insegurança alimentar e desnutrição no Brasil. Estudos Avançados, v. 9, n. 24, 1995.

Available in: . Access in: 07 Sept 2005.


IBGE. Censo Agropecuário em Microrregiões. Available in:
. Accessible in: 19 Sept 2000.

KEITH, R. K. The differentiation of the infective larvae of some common nematode. Australian Journal of Zoology, v. 1, p. 223-235, 1953.

MINISTÉRIO DA SAÚDE. Plano nacional de vigilância e controle das enteroparasitoses. Brasília: Fundação Nacional de Saúde, 2003. 28 p.

MONTEIRO, C. A.; CHIEFFI, P. P.; BENÍCIO, M. H. A.; DIAS, R. M. S.; TORRES, D. M. A. G. V.; MANGINI, A. C. S. Estudo das condições de saúde das crianças do Município de São Paulo (Brasil), 1984/1985. VII. Parasitoses intestinais. Revista de Saúde Pública, v. 22, p. 8-15, 1988.

NEVES, D. P. Parasitologia Humana. 10. Ed. São Paulo: Editora Atheneu, 2004. 428 p.

NISHIURA, H.; IMAI, H.; NAKAO, H.; TSUKINO, H.; CHANGAZI, M. A.; HUSSAIN, G. A. Ascaris lumbricoides among children in rural communities in the Northern Area, Pakistan: prevalence, intensity, and associated sociocultural and behavioral risk factors. Acta Tropical, v. 83, p. 223-231, 2002.

OMS. Geographical distribution and useful facts and stats. Available in: . Access in: 1 Nov 2005.

OPAS. Representação Brasil. Available in: . Access in: 28 Aug 2005.

PELLON, A. B.; TEIXEIRA, I. Distribuição geográfica da esquistossomose mansônia. Rio de Janeiro: Departamento Nacional de Saúde, Divisão de Organização Sanitária, 1950. 76 p.

REY, L. Bases da Parasitologia Médica. Rio de Janeiro: Ed. Guanabara Koogan, 2002. 379 p.

REY, L. A. Parasitologia e seu futuro. Parasito em Foco, v. 1, p. 1-4, 2003.

SCHERING CORPORATION. Atlas Schering das Dermatoses





Tropicais. N. 3. Doenças Parasitárias. USA: Pesquisa e Qualidade Schering Segurança Terapêutica, 1979. 32 p.

SEQUEIRA, T. C. G. O.; AMARANTE, F. T. Parasitologia animal.

São Paulo: EPUB, 2002. 149 p.

SLOSS, M. W.; ZAJAC, A. M.; KEMP, R. L. Parasitologia clínica veterinária. 6. Ed. São Paulo: Editora Manole Ltda., 1999. 198 p.

SOUZA, W. J. S.; COSTA, E. M. S.; CAVALIERI, J. T.; NASCIMENTO, D. F.; CARVALHO, M. M. Saúde coletiva – pesquisa – orientação e acompanhamento de helmintoses em escolares da periferia de Barra do Piraí-RJ. Available in: . Access in: 20 May 2007.

UENO, H.; GONÇALVES, P. C. Manual para diagnóstico das helmintoses. 3. ed. Tokyo: Japan International Cooperation Agency, 1998. 166 p.




VALENTINE, C. C.; HOFFNER, R. J.; HENDERSON, S. O. Three common presentations of ascariasis infection in an urban emergency department. Journal of Emergency Medicine, v. 20, p. 135-139, 2001.

VALLADA, E. P. Manual de exames de fezes. Coprologia e parasitologia. São Paulo: Atheneu, 1998. 201 p.



Endereço para Correspondência:

Maria Angélica Vieira da Costa Pereira

Av. Alberto Lamego, 2000,

Parque Califórnia

28013-600 - Campos dos Goytacazes/RJ

e-mail: angel@uenf.br






0 LAES&HAES _ Nº 000 _ 2007


CONSULT THE ANNOUNCER THROUGH CODE 123

USE QUICK RESPONSE CARD









Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2019
enviar mensaje

    Página principal