Partió y fue sin demora



Descargar 65 Kb.
Fecha de conversión02.07.2017
Tamaño65 Kb.
Oración mariana
María visita a Isabel
En aquellos días, María partió y fue sin demora a un pueblo de la montaña de Judá. Entró en la casa de Zacarías y saludó a Isabel. Apenas esta oyó el saludo de María, el niño saltó de alegría en su seno, e Isabel, llena del Espíritu Santo, exclamó: «¡Tú eres bendita entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo, para que la madre de mi Señor venga a visitarme? Apenas oí tu saludo, el niño saltó de alegría en mi seno. Feliz de ti por haber creído que se cumplirá lo que te fue anunciado de parte del Señor».

María dijo entonces: «Mi alma canta la grandeza del Señor, y mi espíritu se estremece de gozo en Dios, mi Salvador, porque él miró con bondad la pequeñez de su servidora. En adelante todas las generaciones me llamarán feliz, porque el Todopoderoso ha hecho en mí grandes cosas: ¡su Nombre es santo! Su misericordia se extiende de generación en generación sobre aquellos que lo temen. Desplegó la fuerza de su brazo, dispersó a los soberbios de corazón. Derribó a los poderosos de su trono y elevó a los humildes. Colmó de bienes a los hambrientos y despidió a los ricos con las manos vacías. Socorrió a Israel, su servidor, acordándose de su misericordia, como lo había prometido a nuestros padres, en favor de Abraham y de su descendencia para siempre». María permaneció con Isabel unos tres meses y luego regresó a su casa.




Oración

María de la Visitación,

Amiga y hermana nuestra.

Visitada por Dios

y visitadora de muchos.

Corazón capaz de comprender.



María de la Visitación,

pies descalzos, ojos abiertos

al mundo que amanece.

Alma vigilante a los

signos de los tiempos.

María de la Visitación,

mujer de las paradojas según Dios.

Del valor de los débil y pequeño.

Al cuidado de la vida y la esperanza.

María de la Visitación.

Andar ligero, de visita.

Unificación de alabanza y profecía.

Memoria agradecida,

Bendición y entrega martirial,

tiempo de riesgo con un pueblo

empobrecido y creyente.

María de la Visitación,

la de los pies descalzos,

del amor primero.

Ruega por nosotros

en esta hora al Hijo. Amén.


Canto: ¡Alégrate!
¡Alégrate, alégrate, llena de gracia! (2)

La voz quedó sellada en su entraña,

se ha hecho carne la Palabra.
¡Alégrate, alégrate,

llena de gracia!

¡Alégrate!

Como un río en crecida,

como copa de vino en la fiesta,

desbordada de amor has salido al encuentro.

Ya no hay distancia, no hay tiempo,

es la vida engendrada en tu seno

quien te hace tener la certeza de que todo.

¡Todo es posible para Dios!
Risas en el aire,

gozo hecho canción;

música de encuentro,

danza de dos cuerpos al ritmo de un abrazo,

dos vidas multiplicadas por el amor (2)
Saltan mis entrañas,

siento que es Dios quien se acerca

y se inunda mi ser del Espíritu Santo.

¿No oyes gritos de júbilo?

¡Es el mundo que estalla en un canto!

Feliz tú que creíste en su Nombre

y entre todas las mujeres.

¡Bendita tú!
Marial Prayer
Mary visits Elizabeth

Mary then set out for a town in the Hills of Judah. She entered the house of Zechariah and greeted Elizabeth. When Elizabeth heard Mary’s greeting, the baby leapt in her womb. Elizabeth was filled with holy spirit, and

giving a loud cry, said, “You are most blessed among women and blessed is the fruit of your womb! How is it that the mother of my Lord comes to me? The moment your greeting sounded in my ears, the baby within me suddenly leapt for joy. Blessed are you who be lieved that the Lord’s word would come true!”

And Mary said: “My soul proclaims the greatness of the Lord, my spirit exults in God my savior! He has looked upon his servant in her lowliness, and people forever will call me blessed. The Mighty One has done great things for me, 49Holy is his Name! From age to age his mercy extends to those who live in his presence. He has acted with power and done wonders, and scattered the proud with their plans. He has put down the mighty from their thrones and lifted up those who are downtrodden. He has filled the hungry with good things but has sent the rich away empty. He held out his hand to Israel, his servant, for he remembered his mercy, even as he promised our fathers, Abraham and his descendants forever.” Mary remained with Elizabeth about three months and then re turned home.




Prayer

Mary of the Visitation

Our friend and sister

Visited by God

And a visitor of many

Heart able to listen

Mary of the Visitation

Bare feet, eyes open,

To the world that may be threatening

Soul watchful for

The signs of the times



Mary of the Visitation

Woman of the paradoxes of God

Of the value of the weak and the worthless

In care of life and hope

Mary of the Visitation

Going swiftly on visit

Uniting praise and prophecy

Grateful memory

Blessing and surrender of martyrdom

Time of peril with a people

Believing and impoverished

Mary of the Visitation

One of the barefooted ones,

Of love first of all

Pray for us

Now to your Son. Amen
Canto: ¡Alégrate!
¡Alégrate, alégrate, llena de gracia! (2)

La voz quedó sellada en su entraña,

se ha hecho carne la Palabra.
¡Alégrate, alégrate,

llena de gracia!

¡Alégrate!

Como un río en crecida,

como copa de vino en la fiesta,

desbordada de amor has salido al encuentro.

Ya no hay distancia, no hay tiempo,

es la vida engendrada en tu seno

quien te hace tener la certeza de que todo.

¡Todo es posible para Dios!
Risas en el aire,

gozo hecho canción;

música de encuentro,

danza de dos cuerpos al ritmo de un abrazo,

dos vidas multiplicadas por el amor (2)
Saltan mis entrañas,

siento que es Dios quien se acerca

y se inunda mi ser del Espíritu Santo.

¿No oyes gritos de júbilo?

¡Es el mundo que estalla en un canto!

Feliz tú que creíste en su Nombre

y entre todas las mujeres.

¡Bendita tú!
Prière mariale




Marie visite sa cousine Elisabeth
En ces jours-là Marie prit sa décision et partit sans perdre de temps vers une bourgade des monts de Juda. Elle entra dans la maison de Zacharie et salua Elisabeth. Or, quand Elisabeth entendit la salutation de Marie, l’enfant tressaillit dans son ventre. Elisabeth fut remplie de l’Es prit Saint et elle s’écria : “Tu es bénie parmi les femmes et le fruit de ton ventre est béni ! Que m’arrive-t-il donc ? La mère de mon Seigneur vient à moi ! Sais-tu qu’à l’instant même où ta sa lu tation est parvenue à mes oreilles, l’en fant a tressailli de joie dans mon ventre ! Tu as cru, toi, en l’accomplissement de ce que le Seigneur t’a fait dire : Heureuse es-tu !”

Marie dit alors : “Mon âme exalte le Seigneur, mon esprit tressaille de joie en Dieu mon Sauveur ! Car il a regardé son humble servante et tous les âges désormais me diront heu reuse. Le Puissant a fait pour moi de grandes choses, Saint est son Nom ! Sa miséricorde s’étend d’âge en âge sur ceux qui le craignent. Il a fait un coup d’éclat, il a dispersé les orgueilleux et leurs projets. Il a renversé les puissants de leur trône, il a élevé les humbles. Il a comblé de biens les affamés et renvoyé les riches les mains vides. Il a repris de la main Israël, son serviteur, il s’est souvenu de sa miséricorde, comme il l’avait promis à nos pères, à Abraham et à sa descendance pour toujours.” Marie resta trois mois auprès d’Elisabeth, puis elle retourna chez elle.




Prière
Marie de la Visitation
Notre ami et notre sœur.
Tu as été visitée par Dieu
et tu nous rends visite.
Tu as un cœur capable de comprendre.


Marie de la Visitation
les pieds nus, les yeux ouverts
au monde qui s'annonce.
Âme vigilante ouverte aux
signes des temps.

Marie de la Visitation


femme paradoxale selon Dieu.
Tu chantes les faibles et les petits.
Tu donnes sens à la vie,
à l’espérance.


Marie de la Visitation.
Tu marches vite pour rendre visite.
Tu unifies la louange et la prophétie.
Tu es la mémoire reconnaissante
La bénédiction et le dévouement
à un peuple appauvri et croyant


qui sait faire face à ses défis.


Marie de la Visitation
les pieds nus,
du premier amour.
Prie pour nous, maintenant,


à Ton Fils. Amen.

Canto: ¡Alégrate!


¡Alégrate, alégrate, llena de gracia! (2)

La voz quedó sellada en su entraña,

se ha hecho carne la Palabra.
¡Alégrate, alégrate,

llena de gracia!

¡Alégrate!

Como un río en crecida,

como copa de vino en la fiesta,

desbordada de amor has salido al encuentro.

Ya no hay distancia, no hay tiempo,

es la vida engendrada en tu seno

quien te hace tener la certeza de que todo.

¡Todo es posible para Dios!
Risas en el aire,

gozo hecho canción;

música de encuentro,

danza de dos cuerpos al ritmo de un abrazo,

dos vidas multiplicadas por el amor (2)
Saltan mis entrañas,

siento que es Dios quien se acerca

y se inunda mi ser del Espíritu Santo.

¿No oyes gritos de júbilo?

¡Es el mundo que estalla en un canto!

Feliz tú que creíste en su Nombre

y entre todas las mujeres.

¡Bendita tú!

Oração mariana


Visita de Maria à sua prima Isabel
Naqueles dias, Maria se levantou e foi às pressas às montanhas, a uma cidade de Judá. Entrou em casa de Zacarias e saudou Isabel. Ora, apenas Isabel ouviu a saudação de Maria, a criança estremeceu no seu seio; e Isabel ficou cheia do Espírito Santo. E exclamou em alta voz: Bendita és tu entre as mulheres e bendito é o fruto do teu ventre. Donde me vem esta honra de vir a mim a mãe de meu Senhor? Pois assim que a voz de tua saudação chegou aos meus ouvidos, a criança estremeceu de alegria no meu seio. Bem-aventurada és tu que creste, pois se hão de cumprir as coisas que da parte do Senhor te foram ditas!

E Maria disse: Minha alma glorifica ao Senhor, meu espírito exulta de alegria em Deus, meu Salvador, porque olhou para sua pobre serva. Por isto, desde agora, me proclamarão bem-aventurada todas as gerações, porque realizou em mim maravilhas aquele que é poderoso e cujo nome é Santo. Sua misericórdia se estende, de geração em geração, sobre os que o temem. Manifestou o poder do seu braço: desconcertou os corações dos soberbos. Derrubou do trono os poderosos e exaltou os humildes. Saciou de bens os indigentes e despediu de mãos vazias os ricos. Acolheu a Israel, seu servo, lembrado da sua misericórdia, conforme prometera a nossos pais, em favor de Abraão e sua posteridade, para sempre. Maria ficou com Isabel cerca de três meses. Depois voltou para casa.




Oración

Maria da Visitação,

Amiga e irmã nossa.

Visitada por Deus

E que visitas muitos.

Coração capaz de compreender.


Maria da Visitação,

Pés descalços, olhos abertos

Ao mundo que amanhece.

Alma aberta aos

Sinais dos tempos.
Maria da Visitação,

Mulher paradoxal aos olhos de Deus.

Mulher que valoriza os fracos e pequenos,

Cuidas da vida e manténs a esperança.


Maria da Visitação,

Andar ligeiro ao encontro do outro.

Unificação de louvor e profecia.

Memória agradecida,

Bendição e entrega martirial,

Não temes o risco e caminhas com o povo

Empobrecido e crente.
Maria da Visitação,

A dos pés descalços,

Do primeiro amor.

Roga por nós, nesse momento ao teu filho.

Amém.

Canto: ¡Alégrate!


¡Alégrate, alégrate, llena de gracia! (2)

La voz quedó sellada en su entraña,

se ha hecho carne la Palabra.
¡Alégrate, alégrate,

llena de gracia!

¡Alégrate!

Como un río en crecida,

como copa de vino en la fiesta,

desbordada de amor has salido al encuentro.

Ya no hay distancia, no hay tiempo,

es la vida engendrada en tu seno

quien te hace tener la certeza de que todo.

¡Todo es posible para Dios!
Risas en el aire,

gozo hecho canción;

música de encuentro,

danza de dos cuerpos al ritmo de un abrazo,



dos vidas multiplicadas por el amor (2)
Saltan mis entrañas,

siento que es Dios quien se acerca

y se inunda mi ser del Espíritu Santo.

¿No oyes gritos de júbilo?

¡Es el mundo que estalla en un canto!

Feliz tú que creíste en su Nombre

y entre todas las mujeres.

¡Bendita tú!


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal