Patricia salazar cuéllar magistrada ponente



Descargar 60.59 Kb.
Fecha de conversión05.11.2017
Tamaño60.59 Kb.



República de Colombia

Corte Suprema de Justicia





CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACIÓN PENAL


PATRICIA SALAZAR CUÉLLAR

MAGISTRADA PONENTE



AP1212-2016

Radicación No.: 45.072

Acta No. 64


Bogotá D. C., tres (3) de marzo de dos mil dieciséis (2016).



VISTOS

Se pronuncia la Sala sobre las peticiones probatorias elevadas por el defensor de HEBERT BUITRAGO LÓPEZ, presentadas dentro del término contemplado en el artículo 224 de la Ley 600 de 2000.



HECHOS

En la decisión condenatoria de primera instancia, proferida por el Juzgado Primero Penal del Circuito Especializado de Cali fueron consignados así:


La presente investigación tuvo su génesis en información suministrada por fuente humana que puso en conocimiento la existencia de un grupo de personas dedicadas al tráfico de estupefacientes y lavado de activos desde Colombia hacia los Estados Unidos, lo que originó la investigación por parte del S.S. Henry Canizalez (sic) Corrales, adscrito a la Dirección Especial COMCA de la DIJIN en la que se logró establecer que dicho grupo era liderado por Juan Carlos Palacios Escobar, alias “El Negro” y Hebert Buitrago López, quienes a través del sistema de encomiendas o correos humanos enviaban estupefacientes a los Estados Unidos, siendo comercializados por terceras personas, que igualmente se encargaban de realizar los giros producto de la venta a personas en este país, entre ellas, la señora Maritza Moreno Cabal.

ANTECEDENTES PROCESALES

1. Con fundamento en los hechos descritos, la Fiscalía dispuso abrir investigación formal y llamar a indagatoria a HEBERT BUITRAGO LÓPEZ y otros. El 31 de agosto de 2005, resolvió su situación jurídica imponiéndole medida de aseguramiento en establecimiento carcelario.
El 11 de agosto de 2006, la Fiscalía Octava Especializada de Cali, calificó el mérito del sumario con acusación contra HEBERT BUITRAGO LÓPEZ por los delitos de concierto para delinquir con fines de narcotráfico, tráfico de estupefacientes y lavado de activos, entre otras consideraciones. Tal determinación fue apelada y el 20 de noviembre de ese año, la Fiscalía Tercera Delegada ante el Tribunal Superior de esa ciudad, la confirmó integralmente.
La fase de juicio se surtió ante el Juzgado Cuarto Penal del Circuito Especializado de Cali, pero en razón de medidas adoptadas por la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura, correspondió a su homólogo Primero de descongestión dictar, el 30 de enero de 2012, la correspondiente sentencia, donde sancionó a HEBERT BUITRAGO LÓPEZ a las penas de 16 años y 8 meses de prisión y 20.198 salarios de multa, como responsable de los delitos por los que lo acusó la fiscalía1.
Esa determinación fue objeto del recurso de apelación y la alzada correspondió a la Sala Penal del Tribunal Superior de Cali, que mediante sentencia del 31 de mayo de 2012 la confirmó integralmente.
Contra la decisión de segundo nivel acudieron en casación los defensores de HEBERT BUITRAGO LÓPEZ y Juan Carlos Palacios Escobar2, pero en providencia CSJ AP, 31 de octubre de 2012, Rad. 40.145, la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia refirió que el correspondiente libelo carecía de los requisitos de lógica y argumentación exigidos para su estudio, por lo que lo inadmitió.
2. Al amparo de la causal contenida en el numeral 2º del artículo 220 de la Ley 600 de 2000 y alegando la vulneración de las garantías constitucionales de cosa juzgada y non bis in ídem, el defensor de HEBERT BUITRAGO LÓPEZ acudió a la acción de revisión.
Sustentó la causal invocada en que, previo a la emisión de las decisiones condenatorias, su defendido fue objeto de un trámite de extradición3, formulado por el gobierno de los Estados Unidos de América. Como consecuencia, fue llamado a juicio y como se declaró culpable de la acusación planteada por la Fiscalía de ese país, fue condenado por el Tribunal del Distrito Este de Nueva York dentro del caso 06-cr-332-01(SLT).
Precisó, que los hechos que edificaron la acusación foránea son los mismos por los que las autoridades nacionales también lo declararon penalmente responsable de los delitos de lavado de activos, concierto para delinquir y tráfico de estupefacientes. Tal situación, impone que la Corte revise la sentencia condenatoria emitida por el Juzgado Primero Penal del Circuito Especializado de Descongestión de Cali, que fue confirmada por la Sala Penal del Tribunal Superior de esa ciudad, pues es evidente la vulneración del principio de prohibición de doble juzgamiento.
3. En auto del 20 de agosto de 2015 la Sala aceptó los impedimentos propuestos por los H. Magistrados JOSÉ LUIS BARCELÓ CAMACHO, JOSÉ LEONIDAS BUSTOS MARTÍNEZ, GUSTAVO ENRIQUE MALO FERNÁNDEZ y LUIS GUILLERMO SALAZAR OTERO y en consecuencia, los separó del conocimiento del asunto.
El 28 de septiembre siguiente fue admitida la demanda4. El 23 de octubre del mismo año se notificó personalmente el contenido del auto admisorio a HEBERT BUITRAGO LÓPEZ5, a su defensor6 y a Juan Carlos Palacios Escobar7. El 26 posterior, a Maritza Moreno Cabal8.
El 27 de noviembre de 2015 se dispuso abrir a pruebas el asunto para que las partes solicitaran las que estimaran conducentes. Dentro del término correspondiente, se pronunció el defensor de HEBERT BUITRAGO LÓPEZ. Los demás intervinientes en el trámite guardaron silencio.

LA PETICIÓN

El defensor del condenado BUITRAGO LÓPEZ, pidió a la Sala que se alleguen las siguientes pruebas:


1. El expediente con radicación 76001 31 07 004 2007 00001 00, contentivo del proceso penal que se adelantó ante el Juzgado Cuarto Penal del Circuito Especializado de Cali, contra su defendido.
2. Los documentos que componen el trámite de extradición que se surtió ante la Corte Suprema de Justicia contra el condenado, donde se hallan «los hechos y los fundamentos de prueba que presento (sic) el gobierno americano para hacer la solicitud».
3. Las piezas procesales que se refieren al trámite penal que en los Estados Unidos cursó contra BUITRAGO LÓPEZ, para establecer con ellos que la situación fáctica por la que fue condenado, tiene correspondencia con la cual fue juzgado por las autoridades de nuestro país.
De tales documentos, el accionante arrimó copia de la sentencia impuesta por la Corte del Distrito Este de Nueva York apostillada y traducida por intérprete oficial. También, reproducción simple del acuerdo de culpabilidad y del informe previo a la emisión de condena, sin la respectiva traducción.

CONSIDERACIONES



1. La procedencia de la práctica de pruebas en el trámite de la acción de revisión, se encuentra delimitada por los temas señalados en la causal que se invoca, en este caso, la del numeral segundo del artículo 220 de la Ley 600 de 2000.
Ahora, en consonancia con el artículo 235 del Código de Procedimiento Penal, se rechazarán aquellas pruebas que no conduzcan a acreditar el supuesto sobre el cual se fundamenta el motivo de revisión invocado, así como las que sean prohibidas o ineficaces, versen sobre hechos notoriamente impertinentes, o sean manifiestamente superfluas e innecesarias (inútiles).
Además, quien eleva una postulación probatoria, debe definir los hechos que pretende demostrar con ella y su relación con la causal solicitada. De no hacerlo, la Sala queda impedida para realizar este juicio de valor, es decir, si las pruebas están dirigidas a demostrar o enervar la causal y si es útil para ello.
Por lo anterior es que la Corte ha indicado que:
…el periodo probatorio de la acción de revisión tiene como finalidad demostrar los supuestos sobre los cuales se fundamenta la causal invocada, de manera que la conducencia de una prueba está marcada por la naturaleza de esa causal; y su pertinencia por la eficacia que pueda tener para comprobar la circunstancia que ha servido de sustento a la postulación; conducencia y pertinencia que el actor debe allegar respecto de cada elemento de juicio que pretenda se allegue a la actuación.9. (Negrillas fuera de texto).
2. Pues bien, el defensor del condenado HEBERT BUITRAGO LÓPEZ pide a la Sala que se alleguen y tengan como pruebas para el trámite:


  1. El expediente contentivo del proceso penal que contra su defendido cursó en nuestro país.

  2. La carpeta mediante la cual se tramitó la solicitud de extradición formulada por el gobierno de los Estados Unidos respecto del condenado.

  3. Los documentos que soportan el juicio penal que contra BUITRAGO LÓPEZ se surtió ante el Tribunal del Distrito Este de Nueva York, dentro del proceso 06-cr-332-01(SLT).


2.1. Tales elementos de convicción son afines a la causal invocada. No obstante, los dos primeros resultan innecesarios, pues el expediente penal que cursó en nuestro país contra BUITRAGO LÓPEZ se solicitó al admitir la demanda y ya fue allegado10.
Igual sucede con la carpeta que contiene el trámite de extradición que contra el condenado se surtió ante la Corte Suprema de Justicia y el Ministerio de Justicia y del Derecho, foliatura que también fue pedida con el auto que admitió a trámite el libelo rescisorio.
En consecuencia, tales postulaciones probatorias se denegarán, pues ya cuenta la Sala con ellas y en el momento correspondiente, procederá a llevar a cabo el ejercicio de contrastación requerido para verificar si procede o no la causal invocada.
2.2. Ahora, respecto de las piezas procesales relacionadas con el proceso que en los Estados Unidos cursó contra HEBERT BUITRAGO LÓPEZ debe la Sala precisar que:
i. Es necesario llevar a cabo un ejercicio de contrastación entre los hechos descritos en la sentencia proferida en Colombia, con los que cimentaron la decisión condenatoria impuesta por las autoridades en los Estados Unidos. Ese análisis debe hacerse además, frente a las pruebas que se consideraron en los expedientes de los dos países, las que edificaron las dos providencias emitidas contra el sancionado.
Por lo tanto, serán procedentes las pruebas solicitadas por los intervinientes, relacionadas con el cumplimiento de esos fines.
ii. Para el caso, con la demanda, el actor allegó copia de la sentencia condenatoria proferida por el Tribunal del Distrito Este de Nueva York, contra HEBERT BUITRAGO LÓPEZ11.
Ese documento fue aportado por el defensor de BUITRAGO LÓPEZ con la apostilla respectiva y además, con traducción al español12, la que fue hecha por una intérprete oficial avalada por el Ministerio de Justicia13, por lo que frente a ese medio de convicción, se cumple a cabalidad la exigencia contenida en el artículo 251 del Código General del Proceso14.
En consecuencia, se tendrá la sentencia proferida en el los Estados Unidos contra HEBERT BUITRAGO LÓPEZ, como prueba dentro del presente trámite.
iii. Allegó el demandante copia del «plea agreement»15 suscrito entre el fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Este de Nueva York, BUITRAGO LÓPEZ y su defensor16; y además, del informe de investigación previo a la sentencia elaborado por un agente de libertad condicional de los Estados Unidos17.
Pero tales reproducciones son copias simples y no reúnen las condiciones exigidas por el artículo 251 del Código General del Proceso para ser tenidas como pruebas dentro del presente trámite, pues no cuentan con apostilla, ni tampoco fue remitida la correspondiente traducción oficial de tales documentos.
Por ende, deberá negar la Sala la incorporación de esos elementos de convicción al trámite.

2.3. Pruebas de oficio.

No obstante la decisión atrás adoptada, el «plea agreement» y el informe de investigación previo a la sentencia dictada por la Corte del Distrito Este de Nueva York, resultan relevantes para los fines de la presente acción de revisión.


Del mismo modo, se hace necesario que las autoridades foráneas alleguen copia de las piezas procesales que contengan la narración fáctica y las pruebas que sustentaron la sentencia emitida dentro del caso 06-cr-332-01(SLT).
Por tal razón la Sala, de oficio, dispondrá que por conducto del Ministerio de Relaciones Exteriores se requiera a la Corte del Distrito Este de Nueva York o a la autoridad competente en los Estados Unidos, para que remita a esta Corporación los siguientes documentos:


  1. Copia del «plea agreement»18 suscrito entre el Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Este de Nueva York, Hebert Buitrago López y su defensor.

  2. Copia del «presentence investigation report»19 elaborado por un agente de libertad condicional de los Estados Unidos dentro del caso 06-CR-332-01(SLT).

  3. Copia de las piezas procesales que contengan la narración fáctica y las pruebas que sustentaron la sentencia emitida dentro del caso 06-CR-332-01(SLT).

Una vez recibidos por el Ministerio de Relaciones Exteriores, se le solicitará a esa entidad que previo a remitirlos a esta Corporación, los traduzca al español, al tenor de lo dispuesto en el artículo 251 del Código General del Proceso20.


Tales elementos de convicción deberán ser allegados dentro del término de treinta (30) días de que trata el inciso 2º del artículo 224 de la Ley 600 de 2000.
3. En mérito de lo expuesto, la SALA DE CASACIÓN PENAL DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA,

RESUELVE

1. TENER como prueba la sentencia proferida por la Corte del Distrito Este de Nueva York contra HEBERT BUITRAGO LÓPEZ, de conformidad con lo expuesto en la parte motiva de esta providencia.
2. DE OFICIO disponer la práctica de las pruebas relacionadas en el numeral 2.3 de los considerandos de esta decisión.

3. DENEGAR, por las razones expuestas en la parte motiva, el decreto y práctica de las pruebas solicitadas por el apoderado judicial de HEBERT BUITRAGO LÓPEZ, salvo a la que se aludió en el numeral primero de este acápite.
4. En relación con la decisión adoptada en el numeral 3º procede el recurso de reposición.
NOTIFIQUESE Y CÚMPLASE


PATRICIA SALAZAR CUÉLLAR

Magistrada Ponente




FERNANDO ALBERTO CASTRO CABALLERO

Magistrado




EUGENIO FERNÁNDEZ CARLIER

Magistrado




EYDER PATIÑO CABRERA

Magistrado




PAULA CADAVID LONDOÑO

Conjuez



ABEL DARÍO GONZÁLEZ SALAZAR

Conjuez



RICARDO POSADA MAYA

Conjuez



JULIO ANDRÉS SAMPEDRO ARRUBLA

Conjuez



NUBIA YOLANDA NOVA GARCÍA

Secretaria





1 En ese proveído condenó además, a Juan Carlos Palacios Escobar por el delito de tráfico de estupefacientes y a Maritza Moreno Cabal, por el de lavado de activos.

2 Coprocesado.

3 Sobre el cual se pronunció esta Corporación en providencia CSJ CP, 9 de mayo de 2007, Rad. 26.675 emitiendo concepto favorable a la solicitud.

4 Folios 7 a 9 del cuaderno de la Corte No. 2.

5 Folios 28 y 29 ídem.

6 Folio 23 ibídem.

7 Coprocesado, a folio 30 ibídem obra la notificación respectiva.

8 Coprocesada en el trámite, ver fl. 25 ídem.

9 CSJ AP, 23 abr. 2003, Rad. 18453. Reiterado en radicados: No. 23059, 5 agosto 2008, Rad. 29075, 19 mayo 2010, entre otros.

10 Como así lo dispone el artículo 223 de la Ley 600 de 2000, al referir que en el auto mediante el cual se admite la demanda, también se dispondrá solicitar el proceso objeto de la revisión.

11 Folios 250 a 257 del cuaderno de la Corte No. 1.

12 Folios 258 a 266 ídem.

13 Mediante resolución 1043 de 1999.

14 ARTÍCULO 251. DOCUMENTOS EN IDIOMA EXTRANJERO Y OTORGADOS EN EL EXTRANJERO. Para que los documentos extendidos en idioma distinto del castellano puedan apreciarse como prueba se requiere que obren en el proceso con su correspondiente traducción efectuada por el Ministerio de Relaciones Exteriores, por un intérprete oficial o por traductor designado por el juez. En los dos primeros casos la traducción y su original podrán ser presentados directamente. En caso de presentarse controversia sobre el contenido de la traducción, el juez designará un traductor.

Los documentos públicos otorgados en país extranjero por funcionario de este o con su intervención, se aportarán apostillados de conformidad con lo establecido en los tratados internacionales ratificados por Colombia.



15 Acuerdo de culpabilidad.

16 Folios 206 a 211 del cuaderno de la Corte No. 1.

17 Folios 212 a 226 ìdem.

18 Acuerdo de culpabilidad.

19 Informe de investigación previo a la sentencia.

20 ARTÍCULO 251. DOCUMENTOS EN IDIOMA EXTRANJERO Y OTORGADOS EN EL EXTRANJERO. Para que los documentos extendidos en idioma distinto del castellano puedan apreciarse como prueba se requiere que obren en el proceso con su correspondiente traducción efectuada por el Ministerio de Relaciones Exteriores, por un intérprete oficial o por traductor designado por el juez. En los dos primeros casos la traducción y su original podrán ser presentados directamente.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal