Pauta resolución de casos (3)



Descargar 15.98 Kb.
Fecha de conversión02.05.2018
Tamaño15.98 Kb.

Pauta resolución de casos (3)




  1. En virtud de que las partes nada dijeron, se sigue la regla general y supletoria en materia contractual según el art. 1511 inciso 1°, por tanto, nos encontramos ante una obligación mancomunada. Respecto a lo segundo, si nada dice se entiende que la deuda se repartirá proporcionalmente, es decir, en partes iguales según el art. 2307 CC.



  1. Se encuentra en la situación de hecho en que sus deudas (pasivos) son mayores que sus activos, es decir, no está en situación de pagar, al menos en su sentido civil, ya que distinto es el caso de la iliquidez.

El riesgo de la insolvencia la tendrá que soportar el acreedor, ya que según el art.1526 CC la insolvencia de uno de los deudores no afecta a los otros.

Podría haber constituido garantías reales (como una prenda o hipoteca) o personales (como la solidaridad pasiva).



  1. Las principales ventajas están en que el acreedor podrá hacer efectivo su crédito en tres patrimonios, por lo tanto, podrá demandar a cualquiera de los tres por el total. Esto en términos económicos es beneficioso, no sólo por la diversidad de patrimonios, sino que, además, por razones prácticas, ya que podrá elegir demandar al deudor que tenga domicilio más cercano, lo que conlleva una ventaja en términos de costos judiciales.

Hay que tener presente que en la solidaridad pasiva, si paga uno de los deudores, estos estarían pagando una deuda propia, porque todos tienen interés en la deuda, entonces en virtud del pago de Alexis operaría la subrogación de éste en todos los derechos y accesorios del acreedor, salvo la solidaridad, ya que se extingue (1522 inciso 1).

  1. Tendrá que oponer la excepción de pago, acompañando copia del documento en que conste el pago de la obligación. Esta excepción se puede interponer en cualquier estado del juicio. En el supuesto de Cristiano, aquí concurrirá la compensación como excepción personal, por lo tanto se rebajará la deuda a $2.000.000, por aplicación del art. 1520 CC (también puede ser real según su inciso 2°).

Respecto del plazo, este puede operar como excepción personal o real según si se estableció en beneficio de todos los deudores o sólo de alguno de ellos. En este caso contestarían con la excepción de plazo, puesto que aún se encuentra vigente y se pactó en beneficio de todos.

En caso que solo estuviera establecido en beneficio de Edinson, será excepción personal, por lo tanto, si lo demandan sólo él podrá oponer el plazo, por lo cual, Sebastián tendrá que demandar a cualquiera de los otros deudores.



  1. Tenemos que distinguir las relaciones externas y las internas. Las primeras se dan entre el acreedor y los codeudores, por ende, si uno o todos pagan la deuda se extingue la obligación.

Ahora, respecto de relaciones internas, estas se darán en caso de que uno de los deudores pague el total, operando entonces la subrogación. Por lo tanto, se podrá dirigir a sus demás codeudores por su cuota. Por esto es conveniente tener clara la distinción entre obligarse y contribuir, así todos los deudores en virtud de las relaciones externas con el acreedor se encontrarán obligados, pero no necesariamente todos tendrán que contribuir a la deuda.

Contribuir a la deuda significa que el deudor tendrá que soportar en su patrimonio el costo del crédito, ya sea por su cuota, o totalmente. Esto porque no necesariamente todos los codeudores deben tener interés en la deuda. He aquí el segundo supuesto, en que Bruce se obliga solidariamente, pero no tiene interés en la deuda (podría ser un fiador o codeudor solidario). Por consiguiente, pagando Bruce el total, podrá demandar el total a los demás deudores, porque en definitiva estará pagando una deuda ajena. En este caso, concurría una acción de reembolso, no subrogatoria, ya que está pagando una deuda ajena (Arts. 2370 y 2372 CC).

Si Bruce actúa en esta relación como un simple fiador, podrá oponer el beneficio de excusión (Arts. 2357 y 2358 CC). Ahora, si se constituyó como un fiador y codeudor solidario, en este caso se le podrá requerir el total sin la posibilidad de oponer el beneficio de excusión, pero tendrá acción de reembolso por el total en contra de los demás deudores. En ese caso sumamos a las reglas de la fianza, las reglas de la solidaridad pasiva.


  1. La muerte es un modo de extinguir la solidaridad, ya que no se transmite a los herederos (Art. 1523 CC). Por lo tanto, se podrá dirigir en contra de los herederos de manera mancomunada. En este caso, y adelantando lo que ocurre en una sucesión intestada (de igual forma se vio en lo referido al pacto sobre sucesiones futuras en objeto ilícito), se repartirían en partes iguales la deuda



  1. Nos encontramos frente a un caso de indivisibilidad de pago de una obligación que naturalmente es divisible1. Esto, ya que la regla general es que las deudas hereditarias de dividan a prorrata de sus cuotas hereditarias (Arts. 1353 y 1360 CC), no obstante, se presenta una de las excepciones contempladas por el art. 1526 CC.

Esta obligación es transmisible a los herederos por disposición expresa del art. 1528 CC al establecer que cada uno de los herederos del que ha contraído una obligación indivisible es obligado a satisfacerla en su totalidad.

Pedro no se encuentra obligado, ya que no concurrió su voluntad en el establecimiento de una limitación en las posibilidades de cobro de su crédito, por tanto, le es inoponible el testamento. No obstante, Pedro posee un derecho de opción entregado por el artículo 1526 N°4 parte primera: pudiendo dirigirse contra Antonia por el total de la deuda o en contra de cada uno de los herederos por la parte que le corresponda a prorrata de sus cuotas hereditarias. Finalmente, la opción que elegirá el acreedor va a depender del patrimonio de los deudores, en tanto, cuál es más solvente para poder satisfacer el crédito en su totalidad.

Nos encontramos ante un pacto de indivisibilidad celebrado entre el acreedor y el causante que afecta a los herederos, por lo que ellos son obligados a pagar la totalidad.

Sin perjuicio de lo anterior, en virtud del art. 1530 en concordancia con el art. 1526 N°4 parte segunda, los herederos pueden solicitar que se les otorgue un plazo para entenderse con los otros coherederos con el fin de realizar un pago único (excepción dilatoria), y en caso que finalmente uno de ellos decida realizar el pago en su totalidad o se vea obligado a realizarlo, puede repetir en contra de los otros coherederos por el exceso pagado, a prorrata de sus cuotas hereditarias. (recordar diferencia entre obligación a la deuda y contribución a la deuda)



  1. Del mutuo surge una obligación civil; de dar; genérica; de objeto único; de dinero; positiva; de resultado; al ser una obligación contractual y no pactarse la forma en que se obligan, se entiende mancomunada; sujeta a plazo.

De la prenda emana una obligación civil; de dar; especie o cuerpo cierto; de objeto único; positiva; de resultado; indivisible; sujeta a plazo.

  1. Los acreedores al no poder hacer efectiva la prenda por haber perdido su valor por culpa durante la mora de uno de los deudores solidarios se pueden dirigir por el precio en contra de cualquiera de los dos hermanos (Art. 1514 CC en relación con la parte primera del art. 1521 CC), toda vez que hay solidaridad pasiva. No obstante, a los acreedores les conviene dirigir su acción en contra de Alberto, que es más solvente que José, asegurando así la satisfacción de la totalidad su crédito. Sin perjuicio de que luego en sus relaciones internas, Alberto pueda dirigirse en contra de su hermano José por la cuota que le corresponde en la deuda, subrogándose en la acción de acreedor con todos sus privilegios y seguridades (art. 1522 CC).

No se aplica la misma solución en caso de proceder indemnización de perjuicios, ya que según el art. 1521 parte segunda: la acción de perjuicios a que diera lugar la culpa o mora no podrá intentarla el acreedor únicamente contra el deudor culpable o moroso. En consecuencia, en este caso al haber sido culpa de José el accidente de Jacinto (por llevar a cabo de manera negligente la mantención general del caballo) se entiende que los acreedores sólo pueden dirigirse contra él para efectos de obtener una indemnización de perjuicios.

1 Recordar que existen algunas obligaciones que son naturalmente divisibles pero que el legislador las considera indivisibles, que son los casos de excepción a la divisibilidad contemplados por el artículo 1526 CC, que se conocen en doctrina como “indivisibilidad de pago”, ya que, si bien las prestaciones son divisibles, para los efectos del pago se consideran indivisibles.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal