Personal participante



Descargar 0.54 Mb.
Página2/6
Fecha de conversión27.09.2018
Tamaño0.54 Mb.
1   2   3   4   5   6

Fuente: IEE, 2012.


          1. Morfología

Describe los aspectos cuantitativos y cualitativos de la forma del relieve. Unidad morfológica define el tipo de la forma del relieve a través de un nombre representativo, enmarcado en el análisis de las características de la unidad ambiental.





Unidad morfológica

Cod

Valle fluvial

Va

Valle indiferenciado

Vi

Terraza baja y cauce actual

Tb

Terraza media

Tm

Terraza alta

Ta

Terrazas indiferenciadas

Ti

Superficie de cono de deyección reciente

Cy

Superficie de cono de deyección antiguo

Cds

Abrupto de cono de deyección antiguo

Cda

Superficie de cono de esparcimiento

Ces

Nivel plano

Nb

Nivel ondulado con presencia de agua

Na

Nivel ligeramente ondulado

No

Dique o banco aluvial

D

Meandro abandonado

M

Superficie poco disectada

L1

Superficie disectada

L2

Superficie muy disectada

L3

Depresión de decantación

Dc

Coluvión reciente

Cr

Coluvión antiguo

Can

Coluvio aluvial reciente

Cv

Fuente: IEE, 2012.



          1. Morfometría

Corresponde al análisis cuantitativo del relieve, es decir que toma en cuenta los aspectos medibles de la descripción de la morfología. Las variables morfométricas deben estar acordes con los datos que provee el MDT.




        1. Proceso de fotointerpretación digital

El proceso de interpretación geomorfológica, se lo ejecutará mediante el Sistema de Fotointerpretación Digital 3D recientemente adquirido, el cual tiene como innovación la posibilidad de realizar en un solo proceso, el ajuste fotogramétrico de bloques, la fotointerpretación per se, la digitalización y la codificación de las unidades.




          1. Ajuste de bloques para fotointerpretación

El proceso de elaboración de bloques inicia a partir de las imágenes fuente, las fotografías aéreas; en el software LPS Core, se crea un bloque fotogramétrico, el mismo que debe ser orientado interna y externamente, dentro del proceso de orientación externa se realiza la medición de puntos de control (GCP), luego se generan los puntos de enlace que son puntos complementarios necesarios para el ajuste del bloque.


Una vez obtenidos los parámetros de orientación interna y externa se realiza la aerotriangulación, si el reporte de precisión es menor o igual a 2 pixeles, el bloque está ajustado y aprobado para la fotointerpretación.


          1. Fotointerpretación

Es la técnica que permite la obtención de información primaria, bajo la premisa de que los aspectos geológicos: tipo de roca, depósitos superficiales, tectónica; aspectos geomorfológicos: morfología, morfometría, morfodinámica; aspectos hidrográficos: densidad, forma del drenaje; uso del suelo; movimientos en masa; infraestructura, etcétera; son claramente identificables y susceptibles de ser analizados a través de la observación estereoscópica. La misma se fundamenta en conocimientos integrales que posibilitan un análisis sistémico de manera contextual. La finalidad es llegar al entendimiento de la existencia de cada unidad, sus características y su relación con las unidades que la rodean, ya que en el espacio geográfico todas las variables se interrelacionan en un sistema ordenado y coherente.


La interpretación estereoscópica de las fotografías aéreas se realiza por línea de vuelo (bloque ajustado), fundamentada en el estudio profundo de la zona de estudio y tomando en cuenta toda la información recopilada para obtener un producto consistente y de calidad. La unidad mínima de mapeo corresponde a 1 ha.
El proceso de fotointerpretación digital cubre los siguientes pasos:


  • Estudio y definición unidades ambientales, de acuerdo al libro y mapa “Los Paisajes Naturales del Ecuador” de A. Winckell (1997a), que proveen un marco general para la interpretación ya que determina la variabilidad de las formas del relieve que pueden encontrarse en su interior, relacionadas con su génesis, material parental y otras características, en base a un análisis sistémico. Adicionalmente se debe tener el conocimiento de la litología, tectónica y evolución geológica general del área a estudiar.

  • Organización preliminar: determinación de responsabilidades por intérprete y de mecanismos de coordinación para el avance de la fotointerpretación digital de cada uno de los bloques ajustados.

  • Demarcación de la red de drenaje: es importante para la determinación del tipo de roca.

  • Definición de la unidad morfológica y caracterización de las variables geomorfológicas y geológicas (descritas a continuación). La asignación a la forma del relieve y del tipo de roca se basa en el patrón y densidad del drenaje y en los datos geológicos y geomorfológicos secundarios recopilados.

  • Ingreso de las variables en la base de datos.

  • Definición de puntos para visita en campo en los sitios donde existen problemas en la delimitación o caracterización.

  • Empate entre bloques interpretados y obtención de un mapa preliminar.



      1. Etapa 3: Caracterización climática del suelo

En esta fase se identifica y delimita las unidades espaciales que representen las zonas climáticas de humedad y temperatura al interior del área de estudio. Esta información permite la caracterización más completa del régimen climático del suelo a través de dos parámetros fundamentales: los regímenes de humedad y temperatura, con base en los rangos definidos en el Soil Taxonomy, que fueron ajustados al medio ecuatoriano durante las investigaciones y estudios de levantamientos de suelos realizados a nivel nacional por el PRONAREG-ORSTOM (1980 y 1984).




        1. Cartografía climática

El procedimiento empleado para la elaboración de la cartografía climática es el siguiente:


- Transferencia de la información cartográfica secundaria
La información de zonas climáticas definidas por PRONAREG/ORSTOM (1983), son transferidas a la cartografía base.
Dada la diferencia de escalas, en el proceso de transferencia de información secundaria, se producen distorsiones en cuanto a la delimitación precisa de las unidades climáticas transferidas al mapa base; por tanto, es necesario realizar afinamientos en los límites de las unidades climáticas para que éstos se vayan ajustando al detalle que presenta la cartografía base, con lo cual se obtiene una definición más correcta de las zonas climáticas. Como soporte para el ajuste cartográfico climático se corre modelos digitales que permiten obtener isolíneas de precipitación (isoyetas) y de temperatura (isotermas) con series meteorológicas actualizadas.


        1. Cartografía del régimen climático del suelo

El proceso de cartografía consiste en relacionar las zonas climáticas con los regímenes de humedad y de temperatura del suelo, en base a dos criterios de sustento:


Relación del volumen total anual de lluvias con el régimen de humedad del suelo, el cual es complementado con la comprobación en campo del estado de humedad de la sección de control del suelo.
Relación entre la temperatura media ambiental y la temperatura media del suelo a 50 cm de profundidad. Se define una diferencia de 1 ºC entre la temperatura media anual ambiental (tmaa) y la temperatura media anual del suelo (tmas) a 50 cm, es decir (Porta et al., 2003):
tmas = tmaa + 1 °C
Esta fórmula será corroborada, con toma datos de campo, tanto a nivel de suelo como ambiental.


      1. Etapa 4: Levantamiento de suelos

El método adoptado y direccionado a un enfoque geopedológico (Rossiter, 2000), comprende cuatro niveles: Unidades ambientales, unidades morfológicas, tipo de roca o depósito superficial, y caracterización de los suelos a nivel de subgrupo taxonómico de acuerdo al Soil Taxonomy y las claves para la taxonomía de suelos (Soil Survey Staff, 2006). Estos diferentes niveles se utilizan para fragmentar al espacio geográfico a partir de su expresión geomorfológica y de acuerdo a sus rasgos homogéneos, los cuales permiten establecer áreas semejantes y que derivarán en unidades geopedológicas.


La metodología utilizada en el marco del proyecto, se explica brevemente a continuación, según los niveles del sistema del enfoque geo-pedológico (adaptado de Rossiter, 2000).


  1. Identificación de las unidades ambientales (nivel 1 de jerarquía), que son áreas homogéneas, caracterizadas por propiedades físicas, bióticas y por su relación con procesos ecológicos; entendidos como la interrelación o articulación de los elementos: relieve, tipo de roca o depósitos superficiales, suelos, uso del suelo y vegetación. El paisaje no es la simple suma de elementos geográficos separados, sino que es el resultado de las combinaciones dinámicas, a veces inestables de elementos físicos, biológicos y antropológicos, que concatenados hacen del paisaje un cuerpo único, indisociable, en perpetua evolución.




  1. De acuerdo al nivel de detalle de este estudio, las unidades morfológicas son delimitadas dentro de cada unidad ambiental y caracterizada por su génesis, morfología, morfometría y morfodinámica.




  1. Dentro de cada unidad morfológica se identifica el material parental o tipo de roca y/o depósito superficial, dato que es obtenido de la interpretación de fotografías e información secundaria, corroborada con el levantamiento en campo.




  1. Dentro de cada unidad morfológica se ubican los sitios de muestreo a ser intervenidos en campo, para realizar la descripción de las observaciones de suelos.




  1. El levantamiento de información en campo se lo registra en una ficha y de acuerdo a la guía de descripción de suelos de la FAO (2009) y la clasificación de acuerdo a la Soil Taxonomy (Soil Survey Staff, 2006). También se realizan observaciones complementarias con dos objetivos: el primero es corroborar en otro sitio de la misma unidad que corresponda al perfil modal y el segundo es verificar los límites de las unidades.




  1. De ser el caso, la información puede ser extrapolada a unidades que no han sido visitadas y que cumplen con las características de la zona donde se levantó la información.

En la Figura 2.1, se presenta el flujograma detallado del levantamiento de suelos, con enfoque geopedológico.



    1. M

      odelo conceptual para elaborar la cartografía geopedológica



        1. Recopilación de información secundaria

En esta fase se extrapola la información secundaria sistematizada y de sensores remotos a la cartografía geomorfológica y se realiza la selección de los sitios de muestreo; a continuación se describe los materiales necesarios para esta fase:




          1. Mapa geomorfológico

Corresponde el primer y más importante requisito para la elaboración de la cartografía temática de suelos, ya que sobre este mapa se volcará toda la información edáfica que caracteriza a todas y cada una de las unidades geomorfológicas presentes en el área de estudio.


Esta cobertura temática, consta en su leyenda de datos necesarios para la caracterización de los suelos que se encuentren dentro de cada unidad geomorfológica (forma de relieve) como son: unidades ambientales, génesis, tipo de roca o depósito superficial, morfología, morfometría, morfodinámica; que representan información de relevancia para entender la dinámica de los suelos y la interacción entre los diferentes factores de formación del mismo.


          1. Cartografía PRONAREG-ORSTOM

Tal y como consta en la metodología de todo levantamiento, la recopilación de información secundaria resulta indispensable en la ejecución de cualquier tipo de proyecto.


Para la planificación del trabajo de campo (elección de sitios de muestreo) y la posterior elaboración de la cartografía temática de suelos, se utiliza como uno de los principales insumos secundarios la información generada por PRONAREG–ORSTOM sobre cartografía de suelos, aptitudes agrícolas y morfopedológica a escala 1: 200 000 y cartografía de suelos de la sierra ecuatoriana a escala 1: 50 000 con su leyenda correspondiente (PRONAREG-ORSTOM, 1980-1984), cuya escalas referidas es de representación, pero que se levantó a partir de fotointerpretación de fotografías aéreas 1: 30 000 y 1: 60000.


          1. Modelo digital de elevación (MDE)

Felicísimo (2004), indica que estos modelos han ayudado a otras disciplinas como a identificar el clima a escala local, procesos geomorfológicos y edáficos, el movimiento y la acción de agua y consecuentemente, los numerosos procesos biológicos condicionados por ellos, que se encuentran estrechamente asociados a la forma y altitud de la superficie del terreno en los que se desarrollan.




          1. Cartografía base

Esta comprende el mapa base que contiene todos los detalles del área de estudio y donde se volcará el resto de cartografía temática. Contiene información acerca de los límites cantonales, las vías de acceso, centros poblados, hidrografía (ríos, quebradas, canales de riego) y demás información de referencia que debe conocerse para la planificación de los puntos de muestreo en gabinete.

Es de gran importancia, debido a que en base a ésta se define la accesibilidad hacia los puntos deseados para realizar perfiles de suelo y barrenaciones, así como también, muestra el límite oficial y definitivo del área de estudio.


          1. Imágenes de satélite

Algunas veces, indicios no relacionados con la geoforma, pueden dar buena correlación con los diferentes tipos de suelos. El ejemplo clásico es la vegetación incluyendo condiciones de cultivo (Rossiter, 2000). Para lo cual, el análisis de las imágenes de satélite que cubren el área de estudio son de gran ayuda al representar un insumo clave para la interpretación de diferentes unidades de suelo, las mismas que la geomorfología no discrimina. Por lo anterior, este insumo conjuntamente con el mapa geomorfológico es clave para la planificación de la ubicación de las observaciones que se deben llevar a cabo durante las salidas de campo.




          1. Selección de los sitios de muestreo

Una vez que se cuenta con todos los insumos requeridos para el análisis espacial del área de estudio, se procede a la ubicación de los sitios de muestreo en campo, el procedimiento cuenta con los siguientes pasos para su ejecución:




  • Análisis de los insumos disponibles.

  • Mapa preliminar de suelos.

  • Ubicación de los sitios de muestreo.

Para el traslado en campo se usa navegadores conectados a portátiles que permitan la navegación en tiempo real. Además deben disponer de la información preliminar procesada, lo cual permitirá ahorrar tiempo y replantear la ubicación.




        1. Trabajos de campo




          1. Programación precampo

En esta fase se extrapola la información secundaria sistematizada y de sensores remotos a la cartografía geomorfológica y se realiza la selección y ploteo de los sitios de muestreo.




          1. Descripción de los perfiles

La descripción de los perfiles se basa en criterios de la Guía para Descripción de Suelos, publicada por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en el año 2009.

Con todos los datos recabados de la descripción del perfil, se procede a dar una clasificación taxonómica preliminar del suelo hasta el nivel de subgrupo, con base a la Soil Taxonomy (Soil Survey Staff, 2006), la misma que será luego ratificada o rectificada con datos de laboratorio.




          1. Tipo de observaciones

Las observaciones de suelos se ubican en sitios estratégicos por cada unidad geomorfológica. Para tal efecto, se realizan dos tipos de observaciones: una en calicatas y otra denominada detallada de comprobación (barrenaciones).




          1. Observaciones en calicata

La observación en calicata consiste en el análisis visual y táctil de las diferentes características morfológicas de cada uno de los horizontes y/o capas del suelo.


Se utiliza la calicata para describir en forma detallada y completa, el perfil representativo del suelo o suelos que formen la unidad geomorfológica. La caracterización debe incluir al menos una observación en calicata representativa por unidad geomorfológica, a efecto de obtener una alta confiabilidad en el campo.
Las “calicatas” son huecos cavados en tierra con dimensiones de 1m de ancho por 1.5 m de profundidad, lo cual permite la caracterización de todas las capas de suelo hasta el límite con el material de origen o roca consolidada.
Nota: Sin embargo para este proyecto, se ha adoptado que las calicatas solo tengan una profundidad aproximada de 1 m, lo que en realidad permite identificar los horizontes diagnósticos para fines de la clasificación taxonómica y toma de muestras para laboratorio.
Esta determinación es solo operativa para optimizar los recursos en tiempo.


          1. Observaciones detalladas y/o barrenaciones de comprobación

Constituyen observaciones complementarias a la descripción de los perfiles modales que verifican la continuidad de un tipo de suelo dentro de la unidad geomorfológica; de encontrarse diferencias significativas en las observaciones de comprobación, se procederá a la descripción de una nueva observación en calicata.




          1. Toma de muestras de suelos en calicata

De cada perfil descrito que caracterice a una unidad geomorfológica, se toman muestras de los diferentes horizontes identificados, los mismos que serán enviadas a un laboratorio de suelos, con el fin de conocer las características físicas y químicas, que sustentarán la clasificación taxonómica de los mismos.




        1. Análisis de laboratorio

Los análisis de laboratorio que se realizan son los requeridos por la Soil Taxonomy 2006, para los trabajos de clasificación a nivel de subgrupo.




          1. Tipos de análisis de laboratorio




            1. Tipo A

Se realiza generalmente en muestras del horizonte A (en perfiles), con los siguientes análisis: pH-N-P-K-Ca-Mg, suma de bases, materia orgánica (MO), textura, acidez libre, conductividad eléctrica (C.E.) y capacidad de intercambio catiónico (C.I.C).


Tanto para la suma de bases como para la capacidad de intercambio catiónico se utiliza el método de acetato de amonio 1 N a pH 7.



            1. Tipo B

Se realiza generalmente, en muestras provenientes del horizonte B y en ocasiones del horizonte C, según el criterio del técnico.


El análisis comprende: pH-N-P-K-Ca-Mg, materia orgánica (MO), textura y conductividad eléctrica (C.E.).



            1. Tipo S

Incluye el reporte de pH, conductividad eléctrica (C.E.), análisis de cationes (Na+, K+, Ca+2, Mg+2) y aniones (CO3H-; CO3-2; SO4-2 Cl-), porcentaje de sodio intercambiable (PSI) y razón de absorción de sodio (RAS) en pasta saturada.




            1. Tipo F1

Corresponde densidad aparente.





          1. Interpretación de los datos de laboratorio

Los reportes de interpretación de los análisis de laboratorio son corroborados por cada uno de los técnicos que realizó la descripción de los perfiles en campo. De esta manera se obtiene el dato definitivo de las características de cada uno de los horizontes, para validar su clasificación taxonómica.



    1. Tipos de análisis de laboratorio de suelos


1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal