Pintura moderna: siglo XIX



Descargar 15.4 Kb.
Fecha de conversión29.04.2018
Tamaño15.4 Kb.

TRABAJO SOBRE PINTURA DEL SIGLO XIX

6º MD - SETIEMBRE 2012

Prof. Marcela Pérez Banchero

PINTURA MODERNA: SIGLO XIX

“El neoclasicismo y el romanticismo se caracterizaron por una fuga de la realidad; por lo contrario, el realismo y el impresionismo trataron de avenirse a ella.”


Fleming, “Arte, Música e Ideas”



Realiza el siguiente trabajo:

  1. Ubica temporalmente cada una de las corrientes artísticas mencionadas.

  2. Destaca un artista asociado a cada una de ellas.

  3. Explica a través de ejemplos de obras pictóricas lo que nos describe la frase del comienzo.



BREVE CARACTERIZACIÓN DEL IMPRESIONISMO

En 1874 Claudio Monet exhibió un cuadro llamado: Impresión: Salida del Sol, que dio al nuevo movimiento su nombre.

En esa muestra, celebrada de modo paralelo al Salón Oficial, un grupo de pintores, entre ellos Cézanne, Monet, Pisarro, Degas y Renoir ponen de manifiesto su voluntad colectiva de hacer un arte nuevo que rompa con el academicismo artístico imperante en la época. Las obras expuestas motivaron el rechazo generalizado de la crítica y del público.

Esta corriente se identifica por la pintura al aire libre, y por la búsqueda de la espontaneidad. El artista plasma sobre el lienzo una representación directa de lo percibido por los sentidos, intentando evitar cuanto sea posible, la interferencia de la razón mental y los conocimientos. Las líneas delimitadoras de la forma y el sombreado para la definición de los volúmenes, así como la perspectiva lineal y la profundidad se desvanecen en la pintura de Monet, quedando confiados al color y la luz protagonistas indiscutibles de las obras impresionistas.

De 1876 a 1886, el grupo impresionista realizó siete exposiciones más. A lo largo de esos años dejaron el grupo algunos de los pioneros como Cézanne y Renoir y se incorporaron otros como Gauguin, Seurat y Signac.

El neoimpresionismo, también conocido como divisionismo o puntillismo por la técnica utilizada, es una modalidad estilística del impresionismo desarrollada por Seurat y Signac.


Surge, en cierto grado, como reacción contra el impresionismo. Los impresionistas habían formulado los principios que les servían de base, pero sin una sujeción firme a los mismos, cosa que si harán los neoimpresionistas. Sin embargo, se oponen al impresionismo por su interés por el volumen y la ordenación meditada del cuadro.
Signac fue el teórico del movimiento y su representante más riguroso. El neoimpresionismo tuvo una vida corta (1884 a 1891) ya que las obras requerían una paciente elaboración.   
Responde:

  1. Según tu criterio, ¿A qué se le llama romper con el academicismo?

  2. Busca ¿Qué artista rompe con el academicismo previamente al Impresionismo?, ¿Con qué obras? ¿Por qué se considera esto?

  3. Busca información sobre Seurat y Signac

  4. Escoge una obra típicamente impresionista y realiza un breve comentario sobre la misma.


Lee e interpreta el siguiente comentario:
Resulta interesante leer algunos comentarios de prensa con que fue recibida la primera exposición de los impresionistas. Un respetable crítico escribía en 1876:

“Le rue Le Peletier es un lugar de desastres. Después del incendio de la Ópera ha ocurrido otro accidente en ella. Acaba de inaugurarse una exposición en el estudio de Durand-Ruel que, según se dice, se compone de cuadros. Ingresé en ella y mis ojos horrorizados contemplaron algo espantoso. Cinco o seis lunáticos, entre ellos una mujer, se han reunido y han expuesto allí sus obras. He visto personas desternillándose de risa frente a estos cuadros, pero yo me descorazoné al verlos. Estos pretendidos artistas se consideran revolucionarios, “impresionistas”. Cogen un pedazo de tela, color y pinceles, lo embadurnan con unas cuantas manchas de pintura puestas al azar y lo firman con su nombre. Resulta una desilusión de la misma índole que si los locos del manicomio recogieran piedras de las márgenes del camino y se creyeran que habían encontrado diamantes.”


Gombrich, Ernst, “La Historia del Arte” Ed. Sudamericana, Bs.As. 1999, Pág. 519.


  1. ¿Por qué se horroriza este crítico de arte contemporáneo frente al Impresionismo?



POST-IMPRESIONISMO- VINCENT VAN Gogh
“...Van Gogh había asimilado las lecciones del impresionismo y del puntillismo de Seurat. Gustó de la técnica de pintar con puntos y trazos de colores puros, pero en sus manos esta técnica se convirtió en algo muy diferente de lo que aquellos pintores de París se habían propuesto. VAN Gogh empleó pinceladas aisladas no sólo para desmenuzar el color, sino también para expresar su propia agitación. En una de sus cartas escritas desde Arlés describe su estado de inspiración, cuando “las emociones son algo tan fuerte que se trabaja sin darse cuenta de ello... y las pinceladas adquieren una ilación y coherencia como las palabras en una oración o en una carta”. La comparación no puede ser más clara. En tales momentos él pintó como otros escriben. (...) A Van Gogh le gustó pintar objetos y escenas que ofrecieran amplio campo de acción a estos nuevos recursos, temas en los que podía dibujar lo mismo que pintar con su pincel y cargar el acento sobre el color, de la misma manera que un escritor subraya sus palabras. Por eso fue el primer pintor en descubrir la belleza de los rastrojos, los setos y los sembrados, las retorcidas ramas de los olivos y las formas oscuras y flamígeras de los cipreses. Van Gogh experimentó tal frenesí de creación que se sintió impulsado a representar el mismísimo sol radiante, sino también las cosas humildes, apacibles y cotidianas, que nadie había considerado que merecieran la atención del artista. Pintó su reducida habitación en Arlés y lo que acerca de este cuadro escribió a su hermano explica maravillosamente los propósitos del artista:
“Tengo una nueva idea en la cabeza y aquí está el boceto...: esta vez se trata sencillamente de mi dormitorio; aquí sólo debe operar el color, y, dándole un mayor estilo a las cosas por su simplificación. Ha de surgir el reposo o el sueño en general. En una palabra, al contemplarse el cuadro debe descansar el pensamiento, o mejor aún, la imaginación.

Las paredes son de violeta pálido. El suelo, de tablas rojas. La madera de la cama y de las sillas son de amarillo de manteca tierna; las sábanas y la almohada, de limó verdoso. El cubrecama, de rojo escarlata. La ventana, verde. La mesa de aseo, naranja. La jofaina azul. Las puertas, lila.

Y esto es todo; no hay nada en esta habitación con los cerrojos echados. Las amplias líneas de los muebles deben expresar también un reposo inviolable. Retratos en las paredes, y un espejo y un perchero con algunas ropas.

El marco, puesto que no hay blanco en el cuadro, será de este color. Estoy obligado a recurrir a él a modo de desquite del forzado reposo.



Trabajaré en él, además, todo el día, pero verás cuán sencilla es la concepción. Las sombras quedan suprimidas; está pintado en capas planas y libres como las estampas japonesas...

Gombrich, Op. Cit, Págs. 547-548




  1. Busca la obra a la que hace referencia el artista en esta carta. Observando la obra y leyendo la carta, ¿Qué comentarios te merece?

  2. ¿Cuáles las características de la obra de Van Gogh?



La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal