Poetas: Antología de poesía argentina II



Descargar 0.54 Mb.
Página1/4
Fecha de conversión29.04.2017
Tamaño0.54 Mb.
  1   2   3   4

www.lilianaheer.com.ar Poetas: Antología de poesía argentina II

Cita a ciegas

Por Liliana Heer y Ana Arzoumanian

El mapa de la poesía argentina de las últimas décadas aparece en esta versión cambiado, a los treinta poetas de “La letra que se re-cita” sumamos otros autores. Un dispositivo más allá de las marcas nacionales nos permite traducir poetas argentinos a una lengua ubicada en los márgenes disolutorios de las fronteras del lenguaje. Lengua franca que atraviesa planos de consistencia en los que no hay pasado ni porvenir.
La noción de local se ha transformado en velocidad, un concepto que implica tanto la ruptura de un entramado narrativo como la construcción de variables de intensidad diversa en el límite de un estilo. A contrapelo de la cronología, el tiempo de las pulsaciones poéticas -más allá de lo regular y lo periódico- impone un gradiente de aceleración que involucra desplazamientos rítmicos, redefine los conceptos de belleza e introduce nuevas polifonías.

Hacer saltar el autoritarismo de las posturas certificadas distorsiona la categoría de propiedad. Lo legítimo se torna cuestionable, cada expansión fragmentaria se apodera del guión.


El lugar de la poesía como práctica de la lengua existe en el gesto utópico del poeta cuyo espacio semántico, sintáctico, léxico es un no lugar colmado de afectos en constante circulación.
“cuando digo delirio digo Rimbaud

cuando digo lucidez digo Rimbaud

Gloria y dolor habitan estos laberintos subterráneos



Una sola salida arde a lo lejos

A veces mis ojos se apagan

y a veces la luz me traiciona”
Mario Trejo, “La lucha personal”

Perdidos desde el principio, sin distinción de entrada o salida, sin retorno a ningún origen, más acá de cualquier ingenuidad, el silencio y el nombre son flàneurs.


“Si me quedo el tiempo suficiente

veré al pescador regresar con su lámpara,

si me quedo el tiempo suficiente

y no desaparezco en una pieza de hotel

como un cangrejo asustado.”

Paulina Vinderman, “Simbad en la taza”

La operación poética no consiste en reducir la cosa, lo que sucede como acontecimiento es ajeno a la representación, excede, se precipita, aparece al ser nombrado.
“orquídeas gardenias

correrán descalzos

reirán

de su destierro



en el cuadro final

de un paraíso comprador”

Jorge Paolantonio, “Paraíso levemente perdido”

Cuando el poeta escribe la extensión, el riesgo de tocar -núcleo de incesante sobresalto- prefija lo indiscernible del sentido. Ese adentro de lo que no se puede decir es extraído: crudo, no cuerpo todavía, preámbulo de cualquier inmunidad.


“Mi corazón

es una masa informe

sanguinolenta

obvia


y para colmo roja

un músculo hosco

y nauseabundo

sin vocación de pájaro”

Reynaldo Sietecase, “En fin”

Es de Aquiles esa lanza que cura las heridas. Son las cartas que traen el sello del Soberano con mandatos de encierro o exilio. Amenaza, escándalo, líneas de destrucción, desorden.


“La barba remojada entre las piernas de tu barbarie

tímida


más audaz o tanto

como las propiedades químicas de tus líquidos

y el frío metal de nuestras espadas”.

Alejandro Pidello, “La Cour des Voraces

Hacer de la desmesura un estado, un diseño: hybris in progress. Sortear la cartografía política que divide paisajes, latitudes, planicies. Constituir un fuera de combate entre lo singular y lo plural.
“atravesar

por meses y años y estaciones

desiertos

de piedra hielo o arena

con paso firme

como impertérrito

a los cambios

de la luz de la temperatura

a la inclemencia

del paisaje

para adquirir

la consistencia casi pétrea

de los insectos

o los paquidermos

su elegancia

recóndita y misteriosa…”

Anahí Mallol, -9-

Un zumbido, el ronroneo, el fondo de la boca sin lengua. Aire entrando y saliendo por la cavidad sonora. Caverna, tambor con su tapa de piel animal tensa al extremo. Se trata de la música, rumor de ausencia


“me da

una blanca

flor

que no huele


la dejo

en la sombra

del agua

del jarro”

Susana Szwarc, “Vano”

Desmembrado el lugar y los sentidos, irrumpe la violencia cauterizada por el fuego. Lo Uno abierto, indefinido. La soledad no es un tema, es la imagen misma y su expresión.


“…¿saldrá por ese hueco iluminado la

sustancia de tantos cuerpos en suspenso?

detrozado el cuerpo ¿se destroza también esa

sustancia o quedan jirones dando vuelta como

amantes que se buscan después de una catástrofe?...”

”Lila Zemborain, “11 de marzo 2002 (de noche)”

Pasan a nuestro lado los restos, las ruinas, los despojos de una civilización eclipsada, una naturaleza haciendo muecas en un trazo manso y no definitivo. Si el vehículo moral se transforma en artístico, entonces el paisaje es gesto de sí mismo.
“Rompo, por lo tanto, las anotaciones,

desactivo el estallido,

y dejo a cada cosa en su lugar

mientras sigo de viaje

con la tranquilidad de haber dejado intacto al mundo,

como si nunca nadie hubiera andado por él”.

Santiago Sylvester, “Libro de viaje”

Oda a la superficie finita, no ilimitada. Escribir sin voz interpuesta, sin notas al pie. Hay un único mensaje y ni la tierra ni la miseria son capaces de arroparlo, el ambiente y el contexto en permanente errancia.


“Sueña con objetos sagrados, con aparatos sexuales, con piedras humedecidas por la perfidia, con el comienzo de toda deformación”.

Mario Sampaolesi, “2”

Preciso, pero hasta cierto punto incontrolable, una manera furtiva de descubrir todos los vaivenes de la escena, incluido el deterioro. El drama se desencadena como detención. Las voces observan el pasado desprovisto de épica.

“la historia de quien

desde su ruinoso confín

entregado al placentero vicio de la palabra

espera finalmente

deseoso


despojado

deshecho


y con tantas cosas por decir”

Basilia Papastamatiu, “2”

Los poemas de esta antología sinfín conforman un umbral donde acecha cierta esperanza de transmisión cívica: dar a conocer algo del lenguaje de los argentinos. Nos gustaría simplemente destacar la armonía de lo no conciliado, esto equivale a decir: es la obra la que hace una lengua. En la resonancia de las palabras, sujetos y formas se desvanecen para convertirse en actores inmediatos.

CITA A CIEGAS – POEMAS SELECCIONADOS
Autores que participan:
Mario Trejo
Tamara Kamenszain
Santiago Sylvester
Alicia Genovese
Paulina Vinderman
Jorge Paolantonio
Reynaldo Sietecase
Alejandro Pidello
Anahí Mallol
Susana Szwarc
Lila Zemborain
Mario Sampaolesi
Basilia Papastamatíu
Alejandra Correa
Nicolás Peyceré
Sandra Cornejo
Leonardo Martínez
María Victoria Suárez
Hebe Solves
Bea Lunazzi
Romina Freschi

Mario Trejo, “Il geniale poeta argentino” como dijo Bernardo Bertolucci, publicó El uso de la palabra, Premio Casa de las Américas (La Habana 1964, Barcelona 1979, Buenos Aires 1999 y Buenos Aires 2006); la obra de teatro No hay piedad para Hamlet escrita junto a Alberto Vanasco, y Libertad y otras intoxicaciones; el guión cinematográfico Desarraigo junto a Fausto Canel, Cuba 1965, que recibió una mención en el Festival de San Sebastián. Trejo ha escrito varias canciones y Astor Piazzolla musicalizó muchas de ellas, la más famosa es Los pàjaros perdidos.

Personal Struggle

Translations by James Randolph M.


When I say Germany

I say Schumann and Auschwitz

I say Benn I say Brecht

I say Marx and Gestapo


When I say death madness

I say Auschwitz and Stalin

I say Dallas Texas

I say the Bomb


When I say work ethic

future as a fixed idea

I say Lenin Far West

and at times I say Stalin


When I say made in USA

I say Hemmingway Lincoln

I say Jazz Miles Davis

KKK and the Bomb


When I say madness

I say Artaud Nerval Hölderlin

when I say delirium I say Rimbaud

when I say lucidity I say Rimbaud


When I say work ethic

future as a fixed idea

death madness lucidity delirium

I say Van Gogh Mayakovsky Essenine

and Hart Crane and Pavese and Crevel and

those who made the Bomb

but not those who used it

those who crashed future against

the nucleus of an atom,

whom death does not kill

whom suicide does not postpone
Glory and grief live in these subterranean mazes

One-way out burns in the distance

Sometimes my eyes fade

and sometimes the light blinds me

It’s not easy it’s not easy
Oh semantic heroine

Even though cats bark

when I say all these men

I’m naming myself


La lucha personal
Cuando digo Alemania

digo Schumann y Auschwitz

digo Benn digo Brecht

digo Marx y Gestapo


Cuando digo muerte locura

digo Auschwitz y Stalin

digo Dallas en Texas

digo la Bomba


Cuando digo la fe en el trabajo

el porvenir como una idea fija

digo Lenin Far West

y a veces digo Stalin

Cuando digo made in USA

digo Hemingway Lincoln

digo Jazz y Miles Davis

KKK y la Bomba


Cuando digo locura

digo Artaud Nerval Hölderlin

cuando digo delirio digo Rimbaud

cuando digo lucidez digo Rimbaud


Cuando digo fe en el trabajo

el porvenir como una idea fija

muerte locura lucidez delirio

digo Van Gogh Maiacovski Essenine

y Hart Crane y Pavese y Crevel y

los que hicieron la Bomba

y no los que la usaron

los que se estrellaron contra

el núcleo de un átomo de porvenir

que la muerte no mata

que el suicidio no aplaza
Gloria y dolor habitan estos laberintos subterráneos

Una sola salida arde a lo lejos

A veces mis ojos se apagan

y a veces la luz me traiciona

No es fácil no es fácil

Pero
Oh heroína semántica

aunque los gatos ladren

cuando digo todos los hombres

me estoy nombrando
The Beautiful Error

or the Finesse of Being

Translations by James Randolph M.


I will talk about her whose legs are a gesture

She who plunges from the heights of her eyes

From the deepness of her body
She who loves me in lunacy

With scandals and silences


She who has talk for the others

And a hint for our secret


She who disposes of noon with just one minute

Arranges her life for always

And my life for eternity
She, with the weakness to wait for me

And the mania to love me


You, where errors become achievements or beauty

You, with the finesse of being



El bello error

o de la delicadeza de existir
Hablaré de aquella cuyas piernas se asemejan a un gesto

La que se arroja desde lo alto de sus ojos

Desde lo oscuro de su cuerpo
La que me quiere con delirios

Con escándalos y silencios


La que tiene palabras para los otros

Y una sonrisa

Para nuestro secreto
La que dispone de un minuto para el mediodía

De su vida para siempre

De mi amor para la eternidad
Ella, que tiene la debilidad de esperarme

Y la manía de quererme


Tú, donde el error se hace acierto o belleza

Tú, que tienes la delicadeza de existir




Rispetto Toscano for an unfinished

Sonnet to Borges

Translated by Mario Trehoe and Gary Allen


You will drink the desert grain by grain

and time will remain. The Universe

is a mirror that disappears

in the eye of another blind mirror.


Games solve hand to hand

their double solitude: verse and reverse

of a poem that resembles you.
Don’t play tricks, gentlemen, it’s just a game.

(“No tricks” is just a game.)



Rispetto toscano para un soneto

inacabado a Borges
Beberás el desierto grano a grano

y el tiempo sobrará. El Universo

es un espejo que desaparece

en la mirada de otro espejo ciego.


La partida termina mano a mano

su doble soledad: verso y anverso

de un poema que se te parece.
No hagan trampas, señores, es un juego.

(Ahora valen las trampas en el juego.)

---
Tamara Kamenszain es poeta y crítica literaria. Publicó siete libros de poesía y cuatro de ensayos, los más recientes son Solos y solas (2005) y La boca del testimonio (2007). Tamara Kamenszain recibió los premios de la Fundación Guggenheim, la Fundación Konex y la Medalla de Honor Pablo Neruda. Está a cargo del Departamento de Poesía Latinoamericano en New York University en Buenos Aires.  
Traducción de Cecilia Rossi publicado en Corresponding Voices, Siracuse University, 2005
Anne Frank (from the book El Ghetto
There is no darker cellar

than this one into which the soul descends

to hide with words

what should be spoken

DEATH.

They hound us and that is why



we leave a trail

of outliving.

It is a homage to the ghetto

precocious incarceration

where a girl learns to exchange

twenty-four blank hours

per minute of writing.
Ana Frank (del libro El Ghetto)
No hay sótano más oscuro

que éste al que desciende el alma

para esconder con palabras

lo que debería decirse

MUERTE.

Nos persiguen y por eso



dejamos constancia

de sobrevida.

Es un homenaje al ghetto

encierro precoz

donde la niña aprende a canjear

veinticuatro horas en blanco

por segundo de escritura.

From the book Solos y solas

 

1.

A squatter in my own house

since ownership walked out on me

I no longer have the deeds and like in dreams

the front door waits for me on the outside

so that everything may start again

I cross hospitality on a slant

behind the pictures under the furniture

grows a new roof and where

the hearth glowed only stills remain

you he him the man with the double bed

pushed away by the room sent adrift

the living-room books crawling behind him

inside a briefcase that gives way and it’s in the bath-

room that the tank roars for one last time.

I’m speaking of a toilet that swallows us far

into other houses.

1.

Soy la okupa de mi propia casa

desde que la propiedad se fue de mí

ya no tengo escritura y como en los sueños

la puerta de entrada me espera afuera

para que todo empiece de nuevo

atravieso de canto esa hospitalidad

atrás de los cuadros debajo de los muebles

se aquerencia un techo nuevo

donde hubo hogar quedan fotogramas

vos tú él el hombre con la cama doble

mudado por el cuarto a la deriva paso a paso

los libros del living lo siguen arrastrados

en un maletín que se desfonda y es en el baño

donde la mochila ruge por última vez.

Hablo de un inodoro que nos traga lejos

hasta otras casas.

3.

Without them I’m Cinderella in radio taxi

everyone by one is released from my dance

solitude takes a step that drags along with music

the echo of the echo of what lyricists can do:

write a song that says all that we are

our most intimate views

one or two plain simple words

the shortest way home

when the radio lights up company to the night shift.

The nape of his neck sees me: I am alone

my key not enough to make me feel I own

my double bed.
3.

Soy sin ellos la cenicienta en radiotaxi

todos en uno se libran de mi fiesta

la soledad da ese paso que arrastra con la música

el eco del eco de lo que pueden los letristas:

hacer una canción que diga lo que somos

nuestro sentir más íntimo

dos o tres palabras lisas y llanas

el camino más corto para llegar a casa

cuando la radio le enciende al del horario nocturno

una compañía. Su nuca me ve: estoy sola,

ni la llave me alcanza para sentirme dueña

de la cama doble.

---
Santiago Sylvester nació en la provincia de Salta, 1942. Publicó doce libros de poesía, uno de cuentos y otro de ensayos editado en Argentina y España. Recibió el Premio Nacional de Poesía, Gran Premio Internacional Jorge Luis Borges y recientemente el Premio Municipal de la Ciudad de Buenos Aires. En España, recibió el Premio Ignacio Aldecoa de Cuento y el Jaime Gil de Biedma de Poesía. Sylvester realizó dos antologías de poesía del norte argentino.

Es editor de la colección de poesía Pez Náufrago, Ediciones del Dock.
Traducción de Anthony Edkins
TRAVEL BOOK
Travel is just a way of sitting down at a table,

a timely word

which to its regret decides a foreseeable change.

But a travel book is an invasion:

the separating eye,

the pointlessness of the particular,

an opinion on the subject of time,

a sham of prestigious vomit.

All this is too much for an ephemeral project.
So I tear up my notes,

deactivate the explosion,

and leave everything in place

while I continue my journey

satisfied to have left the world untouched,

a place no foot had ever trod.


LIBRO DE VIAJE
Un viaje no es más que una forma de sentarse a la mesa,

una palabra dicha a tiempo

que a su pesar decide un cambio previsible.

Pero un libro de viaje ya es una irrupción:

el ojo que separa, la vanidad

del detalle,

una sentencia sobre el tiempo

o la impostura del vómito notable.

Y esto ya es demasiado para un proyecto efímero.
Rompo, por lo tanto, las anotaciones,

desactivo el estallido,

y dejo a cada cosa en su lugar

mientras sigo de viaje

con la tranquilidad de haber dejado intacto al mundo,

como si nunca nadie hubiera andado por él.



THE SISTINE CHAPEL
God stretches out his arm

and from his finger Adam’s born;

whit him, the history of man

and, attaching risk to fate,

metaphors of good and evil.
We look from one side to the other

awed by the presence of perfection

and thinking it’s lucky

we haven’t run into Michelangelo

because living so long on the scaffolding,

mixing colours and a restlessly moving his hand,

will have made him unsociable,

dirty, plagued by lice,

his nerves on edge because of the rats.
Beauty is unaware of our reflections

and takes root where it wants:

in lice and rats

in the lines of a hand consumed

by weariness and sweat.
CAPILLA SIXTINA
Dios extiende su brazo

y de su dedo nace Adán,

y con él la historia del hombre,

las metáforas del bien y del mal

que agregan riesgos al destino.
Miramos a uno y otro lado

con el espanto de testimoniar la perfección

y pensando que es una suerte

no habernos encontrado con Miguel Ángel

porque tantos viviendo en los andamios,

mezclando colores y moviendo angustiosamente la mano,

lo habían puesto intratable, sucio,

asediado por los piojos

y con los nervios al borde por la proximidad de las ratas.
De tal manera la belleza,

que ignora nuestras consideraciones,

hace pie también en la miseria

–en piojos y ratas–

y en las líneas de una mano agotada

de cansancio y sudor.



WE WERE STROLLING AROUND THE TOWN

for Leonor


We bought some algae in the market

and they told us

its name means sea grass,

then we scanned the newspaper headlines,

we were strolling through the arcade

and in the Plaza de Armas

we watched a one-man band

playing his music and dancing –

he wasn’t doing it for us

but for his boy.


All afternoon

you strolled around the town with me.

Maybe you didn’t realize this

because you were a long way off

but you’ve covered the town

so thoroughly that

when all is scattered memory

they’ll still come across you

looking at a bookshop window

in the Calle San Diego,

and when he develops his photos on Sunday

the photographer in the square

will see among the orange trees

a woman he doesn’t know

smiling at him.
CAMINAMOS POR LA CIUDAD

a Leonor
En un mercado compramos unas algas

y nos dijeron

su nombre quiere decir hierba del mar,

después leímos los titulares de los diarios,

caminamos por la recova

y en la Plaza de Armas

vimos cómo un hombre-orquesta

tocaba su música y bailaba,

pero no lo hacía para nosotros

sino para su hijo.
Toda la tarde

caminaste por la ciudad conmigo.

Tal vez no lo sabías

porque estabas demasiado lejos,

pero tan intensamente

has recorrido la ciudad

que cuando todo sea dispersión de la memoria

todavía te encontrarán

mirando los escaparates de una librería

en la calle San Diego,

y el fotógrafo borracho de la plaza

cuando revele sus fotografías del domingo

verá que entre los naranjos

una mujer que él no conoce

le sonríe.

-----
Alicia Genovese es poeta y ensayista. Publicó siete libros de poesía: El cielo posible (1977), El mundo encima (1982), Anónima (1992), El borde es un río (1997), Puentes (2000), Química diurna (2004) y La hybris (2007), la antología poética La ville des ponts/ La ciudad de los puentes (2001, Canada). Escribió el ensayo La doble voz. Poetas argentinas contemporáneas (1998). Recibió el Premio Fondo Nacional de las Artes en 1999 y en 2002 la Beca de John S. Guggenheim Foundation.


Traducción de Kathy Dwyer Navajas

From the book Anónima
She moves in a distant language

and writes letter in her own

asks

about the Spanish moss



that hangs from the trees

like hallucinations

about the cranes that migrate

In October or November?

looks for words

reasons


dies of asphyxia

in the humid air


in the letters

she talks about acorns

about the tropics

about the rains of Macondo

and the wild palm trees
she wants to write her reality

she rewrites fictions

Florida, 1988
Del libro Anónima
se mueve en un lenguaje ajeno

y escribe cartas en el suyo

pregunta

por los musgos

que cuelgan de los árboles

como fantasmagorías

por las grullas que emigran

¿en octubre o noviembre?

busca palabras

razones


se muere de asfixia

en el aire húmedo


en las cartas

habla de bellotas

del trópico

de las lluvias de Macondo

y las palmeras salvajes
quiere escribir su realidad

reescribe ficciones

Florida, 1988

  1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal