Prepare! Level 1 Joanna Kosta, Melanie Williams



Descargar 1.77 Mb.
Página7/28
Fecha de conversión01.07.2017
Tamaño1.77 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   28

Esta aproximación facilita en gran medida los ajustes a realizar en determinados casos de alumnos con necesidades educativas especiales (ver punto 7). Supongamos, por ejemplo, un alumno con discapacidad auditiva: es obvio que podemos reducir los porcentajes asignados a los bloques 1 y 2, así como al aspecto de pronunciación, y transferirlos al resto de bloques o aspectos.


Por otro lado, la calificación puede ser matizada en función de lo que denominamos factores de corrección, que pueden suponer hasta un ± 5-10% en la nota final. Estos factores son:

  • Intención comunicativa en Lengua inglesa.

  • Motivación hacia el aprendizaje de la Lengua inglesa.

  • Trabajo personal: esfuerzo, persistencia en la tarea…

Asimismo, se establece que cualquier actitud fraudulenta por parte del alumno (p.e., “copiar” en las pruebas escritas o suplantar la autoría de un trabajo) supondrá la pérdida de todos los puntos de la unidad didáctica o unidades didácticas cursadas hasta ese momento a lo largo del trimestre.


7 NECESIDADES EDUCATIVAS






7.1. Introducción al concepto de atención a la diversidad.
Educar significa hacer lo posible para que todos los alumnos alcancen el máximo desarrollo personal, intelectual, social y emocional, además, por supuesto, de que superen los objetivos curriculares establecidos. Y esto significa tener que prestar una esmerada atención a la diversidad de nuestro alumnado. Está claro que cada persona es diferente pero sabemos que los alumnos que precisan un mayor esfuerzo de ajuste pedagógico son aquellos en los que se han identificado necesidades específicas de apoyo educativo, que se categorizan en los siguientes grupos:
a) los alumnos con necesidades educativas especiales derivadas de una discapacidad o de un trastorno grave de conducta;
b) los alumnos con altas capacidades intelectuales,
c) los alumnos que se han integrado de forma tardía a nuestro sistema educativo;
d) los alumnos con dificultades específicas de aprendizaje;
e) los alumnos con necesidades educativas especiales por condiciones personales o de historia escolar.
Quitando el grupo de incorporación tardía, ya que el aprendizaje de la Lengua inglesa es en principio independiente del sistema educativo, el resto de alumnos precisará, como decimos, adecuaciones que se ajusten a sus características individuales. Hablaremos brevemente de cada perfil (asumiendo que en los casos de alumnos en los que se den conjuntamente más de una problemática el abordaje didáctico se complica).


  • Alumnos con necesidades educativas especiales derivadas de una discapacidad o de un trastorno grave de conducta.

La discapacidad puede ser de tipo físico (sensorial o motórica), intelecutal o estar relacionada con un trastorno del lenguaje. En el primer caso, se asocia normalmente a un déficit significativo en el aparato visual, auditivo y/o motórico. Por mor de dicho déficit el alumno tendrá mayor o menor dificultad para acometer alguna de las habilidades lingüísticas (p.e., listening en el caso de un hipoacúsico). Así las cosas, el profesor deberá, en primer lugar, modificar oportunamente los objetivos y, en segundo lugar, adoptar las medidas metodológicas de acceso al currículo, que serán unas u otras dependiendo de la discapacidad. En otras palabras, adecuar el proceso de aprendizaje a las peculiaridades del alumno (siguiendo con el mismo ejemplo, enfatizar la entrada visual, habida cuenta de la deficiencia en la vía auditiva), potenciando actividades, materiales, recursos, etc., que faciliten su proceso de aprendizaje.


En los casos de la discapacidad intelectual y de los trastornos del lenguaje (TEL, expresivos y/o comprensivos) el profesor se enfrenta a un problema totalmente diferente pues como norma general el alumno precisará una adaptación curricular significativa de los objetivos y de los contenidos, y proceder a una evaluación en consonancia. En concreto para los alumnos con un TEL. si se tiene en cuenta que las dificultades en su lengua materna son ya muy importantes, no es difícil asumir lo que supondrá el aprendizaje de una segunda (o tercera) lengua. Para todos estos alumnos, las decisiones sobre su itinerario académico deberán ser meditadas despacio, en coordinación con el Departamento de Orientación, puesto que no será infrecuente que algunos se alejen de la consecución de las competencias que se estipulan para la etapa.
Por trastorno de conducta se entiende esencial, aunque no únicamente, el relacionado con el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad. En todos los casos el profesor deberá adoptar medidas ordinarias que compensen de alguna manera las dificultades de este tipo de alumnado. De manera breve, cabe mencionar: equilibrar una adecuada rutina de clase con una didáctica novedosa y motivadora, cuidar la ubicación del alumno, reforzar los éxitos, valorar el esfuerzo por encima de los resultados (cuidando así su autoestima y su motivación), modificar las herramientas de evaluación, etc. Si no existe desfase, no se deberán modificar los objetivos. En el caso de que exista desfase se valorará la posibilidad de realizar adaptaciones del currículo, teniendo siempre presente las competencias a alcanzar para poder promocionar y/o titular.


  • Alumnos con altas capacidades intelectuales.

El principal problema de estos alumnos suele ser la desmotivación, fruto de la sensación de aburrimiento que supone afrontar actividades sobre aprendizajes que ya tienen conseguidos. La tarea del profesor consiste en implementar estrategias didácticas adecuadas (p.e., facilitar que lideren trabajos en equipo o permitir que participen en algunas explicaciones como alumnos-ayudantes…) y en ofrecer actividades que supongan un reto al alumno (actividades de ampliación o enriquecimiento, voluntarias o no).




  • Alumnos con dificultades específicas de aprendizaje.

En el caso del aprendizaje de una lengua habremos de tener en cuenta las asociadas a un trastorno del aprendizaje por dificultades en la lectura (p.e., una dislexia) o por dificultades en la expresión escrita. En cualquiera de las dos posibilidades, el profesor deberá tener en cuenta la concreción de esas dificultades y realizar, como en casos mencionados más arriba, adaptaciones curriculares y metodológicas encaminadas a un mejor ajuste del proceso de enseñanza-aprendizaje.




  • Alumnos con necesidades educativas especiales por condiciones personales o de historia escolar.

Este campo ha sido recientemente incorporado a la legislación vigente y da pie a diferentes interpretaciones. El Departamento de Orientación deberá determinar los alumnos que se recogen bajo este epígrafe (p.e., alumnos con epilepsia que incida negativamente en su aprendizaje) y determinar asimismo la línea de la intervención educativa.


7.2. Atención a la diversidad en Prepare!
Teniendo este abanico de posibilidades presente, hay que apuntar que Prepare! se ocupa de la atención a la diversidad en su programa, estructura y contenidos. Como ya se ha mencionado anteriormente, el programa de Prepare! es flexible. Ofrece puntos concretos y propuestas generales para ayudar a los profesores a adaptar ese programa a su propio contexto: el centro, su aula y cada alumno.
Los contenidos de Prepare!, cuidadosamente seleccionados, se presentan de un modo atractivo y estimulante con el objeto de atender a la diversidad. El curso se atiene a una estructura cíclica que permite a los alumnos ampliar sus conocimientos en base a lo que ya saben y profundizar más en las áreas culturales o lingüísticas nuevas o de mayor complejidad. A su vez, el complejo procedimiento de evaluación contiene criterios generales que se deben elaborar y adaptar para cada grupo, estableciendo objetivos concretos, según el contexto del centro, el profesor y la clase. Los profesores disponen de distintos instrumentos de evaluación y habilidades, así como de tareas concretas. Además, es necesario establecer los contenidos mínimos según las necesidades, capacidades y ritmo al que aprenden nuestros alumnos.
Es más, para poder ocuparnos de las necesidades educativas con éxito hay que fijarse en las actividades, materiales y recursos que se proponen en Prepare! La gran mayoría de dichas actividades se pueden utilizar de modo personalizado y son abiertas de modo que cada alumno puede responder de forma diferente, según su capacidad.
Las actividades del Cuaderno de Actividades se centran en los contenidos clave de cada unidad. Pueden utilizarse tanto para aquellos alumnos que necesitan más apoyo como para los más capacitados que terminan la tarea inicial pronto. Cada alumno necesitará una cantidad de tiempo determinada, que dependerá en mayor o menor grado de su motivación. La gran parte de las actividades están pensadas para uso en el aula, pero también se pueden mandar de deberes a modo de refuerzo. Como se muestra en la tabla que aparece más adelante, el mismo material y/o recursos se pueden utilizar como apoyo o como ampliación, es decir, se cambia el objetivo según corresponda. Por ejemplo, una sencilla pregunta sobre un texto puede servir de refuerzo para los alumnos menos avanzados, pero también puede actuar como inspiración en una actividad de ampliación en la que se pida a los alumnos que piensen en otras palabras del mismo campo semántico.
Se recomienda que el profesor aproveche las habilidades de los alumnos de todas las formas que se le ocurran. Puede suceder que un alumno que detesta hablar disfrute escribiendo vocabulario en la pizarra, mientras que a otros se les dé bien dibujar o confeccionar pósters.
Otro factor crucial es la metodología que sigue el profesor con su grupo en particular y, más concretamente, con los alumnos que tienen dificultades de aprendizaje. Lo más importante con cualquier tipo de tarea es asegurarse de que se ha llevado a cabo una correcta preparación previa, que los alumnos saben todas las palabras que van a necesitar y que comprenden la finalidad de la actividad. Si se dota a los alumnos con las herramientas lingüísticas adecuadas que les permitan realizar la actividad con éxito, tendremos garantías de que a todos les resulta suficientemente exigente e interesante. Sin la preparación necesaria, los alumnos pueden sufrir una experiencia de aprendizaje negativa, lo que les llevará a perder confianza y a sentirse frustrados con una actividad que exige un grado de habilidad que no tienen.
Como se ha dicho anteriormente, la evaluación y la estimulación son cruciales para los alumnos, pero más para aquellos que tienen necesidades educativas. Al realizar una actividad, se les debe dirigir para que encuentren las respuestas correctas en vez de facilitárselas. Así, los alumnos se sentirán satisfechos al encontrar la respuesta correcta. Cada vez que un alumno cualquiera cometa un error, hay que insistir en que cometer errores es parte del proceso de aprendizaje y que no deben sentir vergüenza por equivocarse.
Las Actividades Extra de cada lección (extension ideas y alternative treatment) se pueden utilizar cada vez que el profesor considere que los alumnos necesitan practicar más cierto vocabulario. Se pueden utilizar esas mismas actividades como ampliación para los alumnos más avanzados, aunque en ocasiones haya que modificar ligeramente las instrucciones. Además, en el CD de Recursos del Profesor hay hojas de ampliación o refuerzo del vocabulario y estructuras principales de cada unidad. Asimismo hay hojas de listas de palabras con sus definiciones para repasar y ampliar el vocabulario del alumno.
No hay que olvidar que el repaso constante es otra parte importante del proceso de aprendizaje que ayudará en gran medida a los alumnos con necesidades especiales, así como al resto del grupo. Prepare! se basa en un sistema de repaso continuo, con diferentes juegos y técnicas para repasar el vocabulario estudiado en cada unidad y en cada bloque de dos unidades.

El CD de Recursos del Profesor, las actividades online interactivas y el CD-ROM para pizarra digital presentan más materiales pensados para ayudar al profesor a atender a las distintas necesidades específicas con las que se encuentre en el aula.






Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   28


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2019
enviar mensaje

    Página principal