Presentación el presente documento contiene los resultados de las visitas de verificación de estándares efectuadas a las Entidades Administradoras del Servicio



Descargar 2.32 Mb.
Página11/23
Fecha de conversión14.10.2018
Tamaño2.32 Mb.
1   ...   7   8   9   10   11   12   13   14   ...   23

Control de factores de riesgo (50.00%): En dos de las cuatro visitas realizadas, se encontró que las entidades no realizan un control de los riesgos al interior de las instalaciones de acuerdo al estándar, ya que se encontró deficiencias en los siguientes aspectos: Escaleras sin pasamanos, ventanas sin vidrios, tomas de la luz descubiertas en dormitorios y zonas comunes, pisos irregulares y baldosas quebradas. Dado que los anteriores aspectos no son controlados por la institución, esto representa poner en riesgo la integridad física de los niños y niñas atendidos y también del equipo de trabajo. La entidad debe garantizar un plan de mantenimiento locativo, en el cual se contemplen los anteriores aspectos y solucionarlos de inmediato, pero también incluir mantenimiento preventivo que evite el deterioro de las condiciones físicas de las instalaciones donde se presta el servicio.




  • Archivo y registro de la historia integral (60.00%): En tres de las entidades visitadas, las historias no cuentan con todos los soportes de la atención. La historia de atención representa un documento de gran importancia en el proceso que lleva el niño o niña en el programa, ya que es allí donde deben reposar todos los soportes que evidencie que la institución cumple a cabalidad con los requisitos exigidos por el Instituto. Todas las acciones que realiza la institución en beneficios de los participantes, debe registrarse minuciosa y claramente en las Historias, constituyéndose en el soporte principal del proceso del niño, ante cualquier situación irregular presente y futura.




  • Evaluación integral (65.00%): En tres de las cuatro instituciones visitadas, la evaluación integral no cumple con la totalidad de los criterios estipulados en el estándar. Los conceptos por áreas presentan conceptos repetidos y no articulados. Esta situación, pone en evidencia la carencia en el trabajo interdisciplinario y la coordinación que debe tener cada una de las áreas para que se logre visualizar la problemática de una manera holística e integral. La integralidad de este instrumento es el punto de partida para las acciones que desarrollarán con el niño durante su permanencia en el programa.

  • Atención odontológica (66.67%): En una de las entidades visitadas, no todos los niños cuentan con atención odontológica. A partir de la valoración odontológica de ingreso, se visualiza el estado de salud oral con el que llego el niño o niña al programa, en muchas situaciones particulares, se requiere de un tratamiento odontológico o de atención periódica de acuerdo al diagnóstico. En estos casos o en el de una urgencia, la entidad debe garantizar la atención odontológica oportuna, las veces que sean necesarias para garantizar la salud oral de los niños y niñas.




  • Evasión (70.00%): En dos de las instituciones visitadas, hubo evasiones del proceso catalogadas entre evasión excesiva y alta. De esta manera, se evidencia que las instituciones requieren del desarrollo de un mayor número de estrategias y que éstas sean más efectivas a la hora de realizar el proceso de enganche y motivación al proceso. La institución debe desarrollar un plan de acción que permita prevenir situaciones de evasión y detectar los casos posibles. Al igual, el desarrollo de habilidades sociales como la empatía, la confianza y la capacidad de escucha por parte del equipo técnico, será un factor determinante a la hora de un niño o niña decida evadirse y no culminar con el proceso. Otros aspectos relacionados son el ambiente que se respira en las instalaciones y que los participantes se sientan parte del proceso, estos harán la diferencia para prevenir la evasión del Hogar. La institución al igual debe coordinar con la policía de infancia y adolescencia para que contribuya a la contención de los adolescentes.




  • Condiciones de la dotación personal (75.00%): Dos de los niños y niñas atendidos en una institución, no cuentan con la dotación completa y los elementos que tienen se encuentran deteriorados. Dentro del estándar, se establecen unos criterios para la dotación entregada a los niños y niñas, la institución debe encontrar las estrategias necesarias que aseguren que los niños y niñas cuenten con la totalidad de los elementos de dotación y que éstos se encuentren en óptimas condiciones. Todos estos aspectos relacionados con la calidad de los objetos que debe brindar la institución, hacen parte también de estrategias que facilitan la permanencia de los niños y niñas dentro de su proceso evitando evasiones y al precepción de los usuarios frente al programa.



  • Valoración psicológica al ingreso (75.00%): En una de las visitas, no se encontró valoración psicológica de ingreso a cinco niños y dos valoraciones no contaban con todos los criterios de calidad, ya que no tenía un diagnostico concluyente. La valoración de ingreso es el punto de partida para la articulación con las otras áreas de atención y de esta manera realizar la evaluación integral que enmarcara las acciones que se realizaran con el niño durante su permanencia en el Centro de Emergencia. La carencia de este registro impide que las acciones se planteen correctamente con el joven, viendo afectado el proceso de atención.




  • Evaluación de competencias educativas (75.00%): Dos de las visitas realizadas a las instituciones, las evaluaciones de competencias educativas, no contaban con la totalidad de los criterios del estándar y faltaban firmas. Este instrumento permite establecer el nivel de desarrollo de competencias básicas educativas, con el fin de determinar el nivel escolar o los apoyos pedagógicos que requiere el adolescente, al ingresar a la modalidad. La carencia de esta evaluación impedirá que se establezcan estrategias de apoyo educativo para el niño que sean de impacto y que logren mejorar su situación inicial.




  • Preparación para la decisión de la autoridad competente (75.00%): En una institución, no se evidencia que se realizan de acciones dirigidas a los niños, niñas o adolescentes, con el fin de posibilitar y facilitar la comprensión de la decisión de la autoridad competente tales como: reintegro familiar, ubicación en medio socio familiar o en medio institucional. Es deber de la institución, establecer estrategias y desarrollar acciones para que los adolescentes una vez la autoridad determine su egreso logren comprender la medida que se estableció para él.




  • Condiciones físicas de los espacios (75.00%): Se presenta humedad y vidrios rotos en dos de las instituciones. La institución debe garantizar el adecuado estado y condiciones de los espacios, así estos sean utilizados para diferentes actividades dentro del proceso de atención, estos deben permanecer en perfectas condiciones. El no contar con unas instalaciones adecuadas, afecta directamente la calidad del servicio que se presta a los niños y niñas. Por lo tanto la entidad contratante debe realizar un plan de mantenimiento y reparaciones locativas que den solución a los problemas encontrados dentro de las instalaciones, impermeabilizando los techos y logrando una mejor presentación del Hogar. A igual, el plan debe incluir acciones de mantenimiento preventivo evitando deterioros en cada uno de los espacios en el que se presta el servicio.



  • Dotación personal (75.00%): En una de las instituciones visitadas, no se evidencia la entregada de la totalidad de los elementos indicados por el estándar a los niños y niñas. La dotación representa un elemento importante para la permanencia y la motivación de los niños y niñas dentro del programa. El no contar con alguno de los elementos descritos en el estándar, los cuales son los básicos, el niños no está siendo atendido de la manera esperada por parte de institución y es deber de ésta brindar la totalidad de los elementos, sin que falte ninguno de ellos.



  • Talento humano (75.00%): En una entidad, en el momento de la visita no se contaba con la persona encargada de los servicios generales. A partir de los lineamientos técnico administrativos para la prestación del servicio, la entidad debe contar con la totalidad de personal que se requiere para la atención de los niños y niñas en esta modalidad. El no contar con la totalidad del personal contratado afecta la calidad del servicio prestado notoriamente. La carencia de la persona de servicios generales, pone en riesgo sanitario al programa, no garantizando el aseo de todas las instalaciones y de esta manera incumpliendo a su vez con otros criterios de calidad de las instalaciones.



  • Botiquín de primeros auxilios (75.00%): En una institución el botiquín se encontraba incompleto de acuerdo a los elementos estipulados por el estándar. El botiquín debe estar completo y en perfectas condiciones de accesibilidad, ya que es el elemento que permitirá atender una emergencia.



  • Licencia de funcionamiento (75.00%): En una institución, pese a que ya se realizó la visita de otorgamiento de licencia de funcionamiento, aun no se cuenta con la licencia. Este documento es de gran importancia para que el programa siga funcionando, sin este requisito no se podría seguir prestando el servicio. Las instituciones deben garantizar la gestión a tiempo de la licencia para evitar atrasos en las visitas y en la expedición de la misma.



  • Atención psicológica (87.50%): En una de las instituciones visitadas se presentaron inconsistencias en la atención psicológica que se le brinda a los niños y niñas. La atención psicológica, debe ser acorde con la valoración inicial y plan que se realizó de cada uno de los niños y niñas a partir de su particularidad. Las sesiones realizadas en la atención psicológica, deben dar cuenta de lo planteado, así mismo las estrategias utilizadas no son las mismas para todos los niños, sino que éstas se desarrollaran a partir de las necesidades y características propias de cada uno de los participantes del programa.



  • Alimentación (87.50%): En una de las entidades visitadas se encontró que la porción entregada a los niños en el momento de la visita no es la estipulada en la minuta patrón. El nutricionista del programa, debe cerciorarse de que los alimentos cumplan con lo establecido, en cuanto a calidad y cantidad. Al no cumplir con este requisito, no se puede garantizar que los alimentos cumplan con todos los requerimientos nutricionales necesarios para el grupo de edad, incumpliendo con uno de los estándares del servicio.



  • Condiciones de la dotación básica (87.50%): Se encontró deterioro de la dotación básica, la cual debe estar en perfecto estado. Los cubrelechos rotos, las toallas manchadas, fueron los criterios del estándar incumplidos. Todos estos aspectos relacionados con la calidad de los objetos que debe brindar la institución, hacen parte también de estrategias que facilitan la permanencia de los niños y niñas dentro de su proceso evitando evasiones.



  • Valoración de salud al ingreso (87.50%): Dos de los niños atendidos en una de las entidades visitadas, no tenía su valoración de salud. La valoración de salud, debe realizarse al tiempo indicado después del ingreso del niño al programa, con el fin de verificar el estado de salud con el que llega a la institución y la detección temprana de cualquier enfermedad o patología que lo pueda poner en riesgo a fin de iniciar un seguimiento o tratamiento cuando se requiera, de manera oportuna.



  • Valoración nutricional al ingreso (87.50%): En una institución, no se encontró la valoración nutricional en los tiempos estipulados por el estándar. Los tiempos establecidos para las valoraciones iniciales deben ser de estricto cumplimiento por parte de la institución ya que permiten a tiempo brindarle al niño lo que requiere de acuerdo a su situación particular.



  • Sensibilización para la restauración del perjuicio causado (87.50%): Se encontró que no todos los niños y niñas cumplen con este requisito. La institución debe garantizar la realización de actividades orientadas a que los niños, niñas y adolescentes comprendan y asuman la responsabilidad sobre los daños causados y la importancia de la restauración del perjuicio causado. Si este requisito no se cumple, el adolescente saldrá de la institución, creyendo que fue solo una reprensión a su mal comportamiento pero es necesario para evitar la reincidencia que el niño asuma un compromiso frente al daño causado.

  • Archivo de las hojas de vida (87.50%): En una de las instituciones visitadas no se encontró el registro profesional de la profesional en nutrición. La entidad contratista debe contar con un archivo que contenga las hojas de vida, con los soportes respectivos, del personal vinculado a la modalidad.




  • Condiciones higiénicas de los espacios (87.50%): Una de las instituciones visitadas, no tiene las condiciones óptimas de higiene en los espacios, encontrándose las paredes sucias en la mayoría de los espacios de la casa. Este aspecto tiene una relación directa con otros estándares como el de concepto sanitario y las condiciones de salubridad de los niños y niñas. Este requisito es de gran importancia y más cuando se presta un servicio de 24 horas, en el cual conviven personas bajo unos mismos espacios. La falta de higiene y de cumplimiento de todos los criterios establecidos en el estándar puede generar problemas de humedad y por ende problemas respiratorios, presencia de roedores y demás problemáticas derivadas de no realizar rutinas de aseo y desinfección rigurosas para la totalidad de los espacios de la casa.



  • Almacenamiento de alimentos (87.50%): En una institución no se encontró el registro diario de temperaturas de los equipos de refrigeración y congelación. Estas deficiencias, afecta el servicio ya que no se puede constatar la cadena de frio de los alimentos, alterando sus propiedades y siendo un riesgo para la salud de los participantes del programa.



  • Condiciones de servido de alimentos (87.50%): En una de las instituciones visitadas, se encontró que no se cumple con todos los criterios establecidos en el estándar. Los adolescentes de la institución refieren que en días anteriores a la visita, el almuerzo fue servido por un educador con apoyo de algunos de los usuarios del servicio. La persona encargada de servido de los alimentos, es aquella con la designación para cumplir esta función, ya que cuenta con el conocimiento y con los documentos que acreditan que es competente para realizar esta tarea.



  • Personal manipulador de alimentos (87.50%): El personal encargado de la preparación y servido de los alimentos no cumple con los mínimos requeridos por el ICBF: Reporte de exámenes de laboratorio: coprológico seriado, KOH uñas y frotis faríngeo, mínimo con 6 meses de realización. Las entidades son responsables que las personas que manipulan los alimentos, cumplan con la totalidad de los requisitos, ya que de lo contario no se puede garantizar la elaboración de alimentos de calidad.

La siguiente es la clasificación de las Instituciones visitadas de acuerdo a los resultados obtenidos:


Tabla No. 38

Clasificación Instituciones resultados Verificación de Estándares – Centro de Emergencia en Conflicto con la Ley


CLASIFICACIÓN POR CONDICIÓN

Numero De Instituciones Por Condición

Entre 80% y 99% Cumple parcialmente con sus obligaciones frente a la prestación del servicio y requiere seguimiento y asistencia técnica a corto plazo. Máximo 3 meses.

3

Entre 60% y 79% Cumple parcialmente con sus obligaciones frente a la prestación del servicio y requiere seguimiento y asistencia técnica inmediata. Máximo 1 meses.

1

TOTAL VISITAS

4

De acuerdo a la anterior tabla tenemos:




  • 33 niños, niñas y adolescentes de 60 cupos contratados, fueron atendidos el día de la visita por 3 instituciones que cumplen parcialmente los estándares, con porcentajes que se encuentran entre el 80% y el 99.99%.

  • 41 niños, niñas y adolescentes de 50 cupos contratados, fueron atendidos el día de la visita por 1 institución que cumple parcialmente los estándares, con porcentajes que se encuentran entre el 60% y el 79.99%.



    1. Hogar Transitorio Desvinculados

Los resultados obtenidos en las visitas de Verificación de estándares de Calidad realizadas a esta modalidad de atención se presentan a continuación:



Gráfico No. 21

Porcentaje promedio de cumplimiento por Regional – Hogar Transitorio Desvinculados

La Regional con la calificación más baja es Valle (87.93%).


Tabla No. 39

Porcentaje promedio de cumplimiento por Estándar – Hogar Transitorio Desvinculados


VARIABLE

% Cumplimiento

46. Control de factores de riesgo

0,00%

12. Valoración odontológica al ingreso

50,00%

36. Talento humano

50,00%

52. Concepto sanitario

50,00%

5. Evasión de la modalidad

70,00%

8. Archivo y registro de la Historia de Atención

70,00%

3. Atención odontológica

75,00%

4. Alimentación

75,00%

6. Condiciones de la dotación básica

75,00%

16. Manejo de medicamentos

75,00%

17. Valoración educativa

75,00%

18. Evaluación ocupacional

75,00%

26. Condiciones higiénicas de los espacios

75,00%

27. Condiciones físicas de los espacios

75,00%

30. Condiciones del Servicio de Alimentos

75,00%

1. Formulación del pre diagnóstico

100,00%

2. Atención médica

100,00%

7. Condiciones de la dotación personal

100,00%

9. Evaluación integral de egreso

100,00%

10. Gestión para la afiliación efectiva al sistema general de seguridad social en salud

100,00%

11. Valoración de salud al ingreso

100,00%

13. Valoración nutricional inicial

100,00%

14. Plan integral de salud

100,00%

15. Valoración psicológica al ingreso

100,00%

19. Gestión para la obtención de documentos de identidad

100,00%

20. Valoración socio familiar al ingreso

100,00%

21. Contacto institucional con la familia de origen y/o red de apoyo vincular

100,00%

22. Pacto de convivencia

100,00%

23. Información sobre la medida

100,00%

24. Selección de personal

100,00%

25. Formación y capacitación

100,00%

28. Almacenamiento de alimentos

100,00%

29. Prácticas higiénicas y medidas de protección del personal manipulador de alimentos

100,00%

31. Personal manipulador de alimentos

100,00%

32. Dotación básica

100,00%

33. Implementos de aseo personal

100,00%

34. Dotación personal

100,00%

35. Servicios básicos

100,00%

37. Inducción para los nuevos trabajadores

100,00%

38. Dotación institucional

100,00%

39. Condición de los equipos

100,00%

40. Existencia de los espacios

100,00%

41. Capacidad de espacios en dormitorios

100,00%

42. Capacidad del comedor

100,00%

43. Capacidad de espacios en aula o salón múltiple

100,00%

44. Proporción de sanitarios, lavamanos y duchas

100,00%

45. Requisitos del espacio para el almacenamiento de alimentos

100,00%

47. Disposición de basuras

100,00%

48. Material lúdico y deportivo

100,00%

49. Personería jurídica

100,00%

50. Representación legal

100,00%

51. Licencia de funcionamiento

100,00%

Las mayores deficiencias se presentan en los siguientes estándares:




  • Control de factores de riesgo (0.00%): En las dos visitas realizadas, se encontró que las entidades no realizan un control de los riesgos al interior de las instalaciones, incumpliendo con el estándar ya que se encontró deficiencias en los siguientes aspectos: Escaleras sin pasamanos, ventanas sin vidrios, tomas de la luz descubiertas en dormitorios y zonas comunes, pisos irregulares y baldosas quebradas. Dado que los anteriores aspectos no son controlados por la institución, el incumplimiento del estándar representa poner en riesgo la integridad física de los niños y niñas atendidos y también del equipo de trabajo. La entidad debe garantizar un plan de mantenimiento locativo, en el cual se contemplen los anteriores aspectos y solucionarlos de inmediato, pero también incluir mantenimiento preventivo que evite el deterioro de las condiciones físicas de las instalaciones donde se presta el servicio.




  • Valoración odontológica al ingreso (50.00%): En las dos entidades visitadas se encontró que dos niños no contaban con la valoración odontológica de ingreso y un niño tenía la valoración fuera del tiempo señalado por el estándar. Las dos situaciones generan dificultades en la atención de los niños y niñas de esta modalidad. La primera, porque no permite tener un concepto inicial del estado de salud oral del niño cuando ingresa al programa y la segunda situación no facilita la detección temprana de situaciones que pongan en riesgo la salud oral de los niños atendidos. Los tiempos establecidos en el estándar para cada modalidad en cuanto a las valoraciones de salud, obedecen a las necesidades propias de cada una de las poblaciones, mucho más cuando se trata de esta modalidad en la cual el tiempo de permanencia en el programa es muy corto y se requiere la atención inmediata de los niños y las niñas.



  • Talento humano (50.00%): En una entidad, en el momento de la visita no se contaba con el profesional en Nutrición y con la persona encargadas de los servicios generales. A partir de los lineamientos técnico administrativos para la prestación del servicio, la entidad debe contar con la totalidad de personal que se requiere para la atención de los niños y niñas en esta modalidad. El no contar con la totalidad del personal contratado, afecta la calidad del servicio prestado, de igual manera, la falta de personal necesario para la atención, genera retrasos en las valoraciones, y seguimientos, en este caso particular de Nutrición. La carencia de la persona de servicios generales, pone en riesgo sanitario al programa, no garantizando el aseo de todas las instalaciones y de esta manera incumpliendo con otros criterios de calidad de las instalaciones.



  • Concepto sanitario (50.00%): En una de las entidades visitadas se encontró el Concepto sanitario condicionado a fecha del 2 de Abril. El hospital, como entidad competente de otorgar el Concepto sanitario a las entidades realiza una inspección sobre el cumplimento de la institución de los requisitos de sanidad, al encontrarse condicionado, es porque la institución no cumplió debidamente con todos los requisitos y se requiere otra visita de verificación. El incumplimiento en algunos de los requisitos de sanidad por parte de la institución, puede generar riesgos para la salud de los niños, niñas y del equipo de trabajo.



  • Evasión de la modalidad (70.00%): En las dos instituciones visitadas, hubo evasiones del proceso, 17 en una de ellas y 2 evasiones en la otra. De esta manera, se evidencia que las instituciones requieren del desarrollo de un mayor número de estrategias y que éstas sean más efectivas a la hora de realizar el proceso de enganche y motivación al proceso. Si bien es cierto que la modalidad es voluntaria, la institución debe desarrollar un plan de acción que permita prevenir situaciones de evasión y detectar los casos posibles. Al igual, el desarrollo de habilidades sociales como la empatía, la confianza y la capacidad de escucha por parte del equipo técnico, será un factor determinante a la hora de que un niño o niña decida evadirse y no culminar con el proceso.



  • Archivo y registro de la Historia de Atención (70.00%): Dos de los niños atendidos en una institución no cuentan con todos los soportes de la atención en Historia. La historia de atención representa un documento de gran importancia en el proceso que lleva el niño o niña en el Hogar ya que es allí donde deben reposar todos los soportes que evidencie que la institución cumple a cabalidad con los requisitos exigidos por el Instituto. Todas las acciones que realiza la institución en beneficios de los participantes, debe registrarse minuciosa y claramente en las Historias, constituyéndose en el soporte principal del proceso del niño, ante cualquier situación irregular presente y futura.



  • Atención odontológica (75.00%): En una de las entidades visitadas, dos de los niños no cuentan con atención odontológica. A partir de la valoración odontológica de ingreso, se visualiza el estado de salud oral con el que llego el niño o niña al programa, en muchas situaciones particulares, se requiere de un tratamiento odontológico o de atención periódica de acuerdo al diagnóstico. En estos casos o en el de una urgencia, la entidad debe garantizar la atención odontológica oportuna, las veces que sean necesarias para garantizar la salud oral de los niños y niñas.



  • Alimentación (75.00%): En una de las entidades visitadas se encontró que el ciclo de minutas no tiene el aval del profesional en Nutrición del ICBF. El nutricionista del programa, debe diseñar las minutas con base en las minutas patrón dadas por el ICBF, pero el Instituto debe avalar las minutas de la institución. Al no contar con este requisito, no se puede garantizar que los alimentos cumplan con todos los requerimientos nutricionales necesarios para el grupo de edad, la frecuencia, la cantidad y calidad de los alimentos.



  • Condiciones de la dotación básica (75.00%): Los niños y las niñas de una de las entidades visitadas no cuentan con locker adecuado para guardar su dotación. Dentro del estándar, el criterio tres señala que los lockers donde se guarda la dotación deben encontrarse en perfectos estado para que cumplan con su función. Al no cumplir con este requisito, los niños y niñas del programa no podrán guardar su dotación, lo que desencadenara situaciones de conflicto que alteraran la convivencia. Al igual, al lograr guardar la dotación dentro de los lockers en mal estado está en riesgo que la dotación sea dañada y no pueda ser usada por los participantes del programa. Todos estos aspectos relacionados con la calidad de los objetos que debe brindar la institución, hacen parte también de estrategias que facilitan la permanencia de los niños y niñas dentro de su proceso evitando evasiones.



  • Manejo de medicamentos (75.00%): En una de las instituciones visitadas no se encontró registros del suministro de medicamentos a los niños y niñas. Los niños y niñas que por algún motivo y prescripción médica requieren de algún medicamento, deben recibirlo por parte de la institución esta a su vez debe de inmediato registrarlo en un instrumento donde especifique claramente el nombre del niño, el nombre del medicamento, la hora y fecha de suministro. Si este requisito no se cumple, se corre el riesgo que las personas encargadas de suministrarle los medicamentos de los niños omitan el suministro o se lo den dos veces acarreando un grave problema de salud. El no aparecer registrado el suministro con todos los criterios, es como si el medicamento no se le hubiera suministrado al niño, lo cual representa un incumplimiento del servicio.



  • Valoración educativa (75.00%): Dos de los niños atendidos en una de las instituciones visitadas no cuentan con valoración educativa. Al no contar con esta valoración, no se tendrá el diagnóstico inicial de su nivel de escolaridad y los apoyos que requiere. De esta manera si el niño recibe algún tipo de apoyo educativo dentro de la institución y no se encuentra soportada por el diagnóstico inicial, serán acciones aisladas que no generaran el impacto esperado en su proceso educativo. Es imprescindible conocer el estado educativo en el que llega el niño al proceso ya que a partir de esta información se podrá realizar el plan de acción no solo en lo pedagógico sino también en las demás áreas de atención.



  • Evaluación ocupacional (75.00%): Cinco de los niños atendidos en una institución no cuentan con la evaluación ocupacional. La valoración ocupacional permite la identificación de las habilidades vocacionales y competencias laborales que facilitan el reconocimiento de un perfil ocupacional para establecer un proyecto de vida. Este requisito es de gran importancia para la proyección del niños una vez finalicen su proceso con el Instituto, ya que es ésta valoración es la que le dará los elementos de apoyo para iniciar a plantearse metas y objetivos en su vida. La institución debe garantizar que la totalidad de los niños y niñas cuenten con esta valoración y que ésta sirva de punto de partida para las acciones que se desarrollan en las distintas áreas del proceso de atención en la institución.



  • Condiciones higiénicas de los espacios (75.00%): Una de las instituciones visitadas, no tiene las condiciones óptimas de higiene en los espacios, encontrándose paredes sucias, y moho en baños y dormitorios. Este aspecto tiene una relación directa con otros estándares como el de concepto sanitario y las condiciones de salubridad de los niños y niñas. Este requisito es de gran importancia y más cuando se presta un servicio de 24 horas, en el cual conviven personas bajo unos mismos espacios. La falta de higiene y de cumplimiento de todos los criterios establecidos en el estándar puede generar problemas de humedad y por ende problemas respiratorios, presencia de roedores y demás problemáticas derivadas de no realizar rutinas de aseo y desinfección rigurosas para la totalidad de los espacios de la institución.




  • Condiciones físicas de los espacios (75.00%): Se presenta humedad en una de las instituciones. La institución debe garantizar el adecuado estado y condiciones de los espacios, así estos sean utilizados para diferentes actividades dentro del proceso de atención, estos deben permanecer en perfectas condiciones. El no contar con unas instalaciones adecuadas, afecta directamente la calidad del servicio que se presta a los niños y niñas. Por lo tanto la entidad contratante debe realizar un plan de mantenimiento y reparaciones locativas que den solución a los problemas encontrados dentro de las instalaciones, impermeabilizando los techos y logrando una mejor presentación dela institución. El plan debe incluir acciones de mantenimiento preventivo evitando deterioros en cada uno de los espacios en el que se presta el servicio.



  • Condiciones del Servicio de Alimentos (75.00%): En una de las instituciones visitadas, se encontró que no se cumple con el estándar de las condiciones de servicios de alimentos, específicamente el criterio sobre los materiales del piso y paredes de la cocina. Los materiales en los cuales está construido, en este caso la cocina, en la cual se realiza el servicio de alimentos, deben ser adecuados para que se realicen periódicamente las labores de limpieza y desinfección. El techo y paredes de la cocina en materiales inadecuados impiden que se logre mantener en óptimas condiciones de aseo la cocina, afectando de manera directa la calidad de los alimentos ofrecidos a los niños y niñas, ya que estos pueden tener un grado de contaminación y por ende generar enfermedades en los que los consumen.

La siguiente es la clasificación de las Instituciones visitadas de acuerdo a los resultados obtenidos:


Tabla No. 40

Clasificación Instituciones resultados Verificación de Estándares – Hogar Transitorio Desvinculados


CLASIFICACIÓN POR CONDICIÓN

Numero De Instituciones Por Condición

Entre 80% y 99% Cumple parcialmente con sus obligaciones frente a la prestación del servicio y requiere seguimiento y asistencia técnica a corto plazo. Máximo 3 meses.

2

TOTAL VISITAS

2

De acuerdo a la anterior tabla tenemos:




  • 41 niños, niñas y adolescentes de 60 cupos contratados, fueron atendidos el día de la visita por 2 instituciones que cumplen parcialmente los estándares, con porcentajes que se encuentran entre el 80% y el 99.99%.



    1. Centro de Atención Especializada Sistema de Responsabilidad Penal para Adolecentes

Los resultados obtenidos en las visitas de Verificación de estándares de Calidad realizadas a esta modalidad de atención se presentan a continuación:


Gráfico No. 22

Porcentaje promedio de cumplimiento por Regional – CAE SRPA

Las Regionales con las calificaciones más bajas son Santander (77.90%), Huila (82.56%), Risaralda (82.91%), Meta (85.57%), Nariño (85.78%), Amazonas (87.06%), Tolima (88.61%), Antioquia (89.08%) y Bogotá (89.80%).


Tabla No. 41

Porcentaje promedio de cumplimiento por Estándar – CAE SRPA


VARIABLE

% Cumplimiento

82. Control de factores de riesgo:

45,00%

64. Dotación básica:

55,00%

12. Participación:

65,00%

73. Condiciones de los equipos:

65,00%

83. Disposición de basura :

65,00%

6. Alimentación:

70,00%

75. Capacidad de espacios en dormitorios:

70,00%

88. Concepto sanitario:

70,00%

59. Condiciones físicas de los espacios:

72,50%

60. Condiciones higiénicas de los espacios:

72,50%

14. Percepción de la Calidad del servicio:

75,00%

20. Condiciones de la dotación básica:

77,50%

32. Prevención de desastres:

77,50%

61. Almacenamiento de alimentos:

77,50%

62. Condiciones de servido de alimentos:

80,00%

72. Botiquín de primeros auxilios:

80,00%

36. Evaluación ocupacional:

81,58%

51. Evasión del programa:

83,00%

33. Evaluación de competencias educativas:

84,21%

11. Proyecto de vida:

85,00%

18. Análisis y evaluación de sugerencias:

85,00%

19. Implementos de aseo personal:

85,00%

22. Archivo y registro de la historia integral:

85,00%

71. Dotación institucional:

85,00%

5. Atención psicológica:

87,50%

49. Fortalecimiento a la familia:

87,50%

16. Informe de seguimiento:

88,00%

30. Seguimiento nutricional:

90,00%

65. Dotación personal:

90,00%

69. Talento humano:

90,00%

80. Proporción de sanitarios, lavamanos y duchas:

90,00%

15. PLATIN:

90,53%

42. Valoración socio familiar al ingreso:

92,50%

57. Archivo de las hojas de vida:

92,50%

8. Cobertura en formación laboral:

94,00%

17. Informe integral de egreso:

94,00%

26. Manejo y suministro de medicamentos:

95,00%

27. Promoción de la salud y prevención de la enfermedad:

95,00%

35. Apoyo pedagógico y nivelación académica:

95,00%

68. Proyecto de atención por Modalidad PAM:

95,00%

74. Existencia de los espacios:

95,00%

76. Capacidad del comedor:

95,00%

81. Requisitos del espacio para almacenamiento de alimentos:

95,00%

1. Diagnóstico integral:

96,00%

2. Afiliación efectiva al sistema general de seguridad social en salud:

96,00%

7. Cobertura en educación:

97,00%

21. Condiciones de la dotación personal:

97,50%

29. Valoración nutricional al ingreso:

97,50%

31. Valoración psicológica al ingreso:

97,50%

38. Educación no formal:

97,50%

39. Cronograma de actividades:

97,50%

40. Gestión para la obtención de documentos:

97,50%

55. Selección de personal:

97,50%

58. Formación y capacitación:

97,50%

63. Personal manipulador de alimentos:

97,50%

3. Atención médica:

100,00%

4. Atención odontológica:

100,00%

9. Documento de identidad:

100,00%

10. Vinculación de las familias en el proceso de intervención:

100,00%

13. Participación activa en las actividades artísticas, culturales, deportivas o recreativas:

100,00%

23. Valoración de salud al ingreso:

100,00%

24. Seguimiento de salud física:

100,00%

25. Tratamientos médicos:

100,00%

28. Valoración odontológica al ingreso:

100,00%

34. Vinculación a servicios educativos:

100,00%

37. Capacitación vocacional:

100,00%

41. Responsabilidad frente al comportamiento delictivo

100,00%

43. Coordinación con el equipo técnico interdisciplinario del ICBF:

100,00%

44. Prevención y detección del maltrato:

100,00%

45. Prevención, detección y manejo en el consumo de sustancias psicoactivas:

100,00%

46. Prevención, detección y manejo de situaciones de maltrato en el ámbito institucional:

100,00%

47. Contacto con personas significativas:

100,00%

48. Desarrollo de vínculos afectivos:

100,00%

50. Preparación para el egreso:

100,00%

52. Acciones ante la evasión:

100,00%

53. Información sobre el proceso:

100,00%

54. Pacto de convivencia:

100,00%

56. Programa de salud ocupacional:

100,00%

66. Dotación escolar:

100,00%

67. Servicios básicos:

100,00%

70. Inducción para los nuevos trabajadores:

100,00%

77. Capacidad de espacios en aula o salón múltiple:

100,00%

78. Capacidad de espacios en talleres vocacionales:

100,00%

79. Capacidad de espacios en talleres laborales:

100,00%

84. Material lúdico y deportivo:

100,00%

85, Personería jurídica:

100,00%

86. Representación legal:

100,00%

87. Licencia de funcionamiento:

100,00%

Las mayores deficiencias se presentan en los siguientes estándares:




  • Control de factores de riesgo (45.00%): Al interior de las instituciones aún no se controlan totalmente los riesgos de accidentalidad en los espacios en donde se desarrollan las diferentes actividades, se evidencia deterioro por humedad en recepción y servicio sanitario de la misma, muros y techos agrietados y en riesgo de caerse en zonas comunes, pisos irregulares, vidrios quebrados o ausencia de los mismos en la oficina de secretaría, puerta, área de salud y en general en diferentes secciones de prestación del servicio. Los operadores plantean que esta situación se presenta porque los adolescentes entran en crisis ante las medidas tomadas. Así mismo se identificaron toma corrientes sin protección, rejillas de desagües rotas, cilindro de gas ubicado en lugares que no están aislados, tapas de cajas de alcantarillado deterioradas. Esta condición es responsabilidad del Operador, sin embargo, el hecho que los propietarios de las infraestructuras en donde funcionan las instituciones sean personas jurídicas diferentes al Operador, como entes territoriales e ICBF, que cedieron el espacio en comodato o arriendo, dificulta su mejoramiento en el corto plazo.




  • Dotación básica (55.00%): Se evidenció que los adolescentes no tiene suficientes closet o espacios en donde guardar los elementos personales, las colchonetas no tienen protectores, en una institución se encontró que un adolescente no contaba con cama, ni colchón o colchoneta, ni toalla, ni closet o lugar donde guardar sus objetos personales; por lo cual debe compartir con otros adolescentes, lo cual no es acorde con lo establecido en el lineamiento técnico - administrativo del ICBF, la responsabilidad de garantizar los implementos básicos para que el adolescente viva su cotidianidad en condiciones adecuadas es del Operador.



1   ...   7   8   9   10   11   12   13   14   ...   23


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal