Procesos pastorales



Descargar 61.64 Kb.
Fecha de conversión03.05.2018
Tamaño61.64 Kb.
PROCESOS PASTORALES

Coordinador equipo: Santiago Gaviria (Provincia de Nazaret). pastoral.nazaret@gmail.com
Elementos esenciales de nuestra Pastoral Escolapia.
No hay humanidad nueva si no hay en primer lugar hombres nuevos

con la novedad del bautismo y de la vida según el Evangelio.

La finalidad de la evangelización es, por consiguiente, este cambio interior…” (EN 18)

La Orden de las Escuelas Pías, desde su ministerio Escolapio, ha querido cuidar e impulsar decididamente los Procesos Pastorales como un elemento crucial de su apuesta educativa, expresada en el lema de “Piedad y Letras”. San José de Calasanz1 “concibió una escuela capaz de integrar la fe y la cultura como elementos fundamentales en la buena educación de los niños. La Piedad y las Letras no eran para él polos opuestos ni realidades rivales o difícilmente compatibles, sino dimensiones esenciales de la pedagogía integral que él desarrolló para su obra. El anuncio del Evangelio encuentra en la escuela calasancia un lugar muy adecuado, pues los valores cristianos y el conocimiento profundo de la fe, son esenciales para una buena educación integral de la niñez. Así mismo, la ciencia y la cultura, en cuanto búsqueda de la verdad son absolutamente compatibles con la búsqueda de Dios que plantea la fe y responden a la necesidad concreta de capacitación para la vida que tienen los niños.”

Desde el Taller de Procesos Pastorales del Congreso de Educación Escolapia (COEDUPIA) realizado en Chile en el mes de abril del año 2017, se ha abordado la reflexión acerca de los elementos que dan identidad a dichos procesos pastorales, aquellos rasgos o principios que están presentes, o deberían estarlo, en la diversidad de acciones evangelizadoras de la Orden. A continuación compartimos algunas reflexiones y apuestas manifestadas en dicho taller y que también han venido trabajándose en equipos pastorales de las Provincias de Betania y Nazaret.
Procesos Pastorales.

Comencemos por lo que entendemos por la expresión “Procesos Pastorales”:



  1. Hablamos de “proceso”2 tanto para identificar propuestas metodológicas muy concretas para la pastoral como para referirnos a movimientos internos en las personas de difícil objetivación. De igual forma, hablamos de procesos cuando nos referimos a las personas, pero también cuando queremos explicar las acciones o programas que desarrollamos.”

Etimológicamente, la palabra “proceso” viene de pro-cedere: ir hacia delante y caminar. De esta manera, la Academia de la Lengua define como su primera acepción “acción de ir hacia delante”. La palabra “proceso” lleva implícito el sentido de progreso, de futuro, de fin, y se refiere al camino que se sigue para llegar a él, que implica una serie de pasos sucesivos, ninguno de los cuales sería posible sin los anteriores. En la pastoral en general, y específicamente en la pastoral con jóvenes, podemos aplicar este concepto tanto a la acción que desarrollamos los agentes pastorales como a lo que sucede en los jóvenes que acompañamos; aunque el énfasis lo debe llevar el proceso interior de los jóvenes, las dinámicas que viven y, desde allí, ajustar o mejorar los itinerarios y acciones pastorales.

  1. Utilizamos el término ‘pastoral’3 como sinónimo de ‘evangelización’ en su denominación más amplia. La escuela hoy acoge entre sus miembros a personas en diferentes estados de evangelización: ‘los que viven su bautismo y lo expresan; los que están bautizados pero no viven las exigencias del mismo y los que no conocen a Jesucristo o lo rechazan’ (cf. EG 14). Sabemos que cada grupo tiene su acción evangelizadora concreta (cf. AG y EG), propiamente solo los primeros es ‘pastoral’, pero aquí la englobamos todas bajo el término ‘pastoral’.”

La pastoral se refiere al cuidado y asesoramiento espiritual proporcionado por ‘pastoralistas’, religiosos y laicos, a miembros de su comunidad educativa; se entiende como un servicio enmarcado en el triple ministerio litúrgico, profético y de servicio.

Al respecto decía San José de Calasanz: “…Por lo cual, como buenos pastores de la grey del Señor, han de proveer primero que a las propias, a las necesidades espirituales y corporales de las ovejas que les han sido confiadas… para que se queden tranquilos y hagan el servicio de Dios alegremente…” (Exhortación de Calasanz a los Padres superiores RC 13, 47)

La propuesta evangelizadora de las Escuelas Pías está llamada a ser misionera, como lo ha pedido en reiteradas ocasiones el Papa Francisco: está llamada a leer los signos de los tiempos para responder de manera acertada al acompañamiento de la comunidad confiada; está llamada a sembrar el Reino de Dios incansablemente en todo terreno.

Decía el Papa Francisco a los sacerdotes, en la Eucaristía Crismal el 2 de abril del año 2015 en Roma, estas palabras que llegan a todo agente pastoral: “tengan olor a oveja y sonrisa de padres; eviten la cara de vinagre y el no ser pastores aburridos que se quejan… No sólo se trata de hacer el bien, con toda la fatiga que conlleva, sino que hay que defender al rebaño y defenderse uno mismo contra el mal”.

Para finalizar, no podemos olvidar que nuestros Procesos Pastorales hacen parte del ámbito educativo, ofertados a toda la comunidad, con una opción por encarnarse y estar presente en cada realidad, reconociendo y valorando la pluralidad, en comunión con la Iglesia y apostando por la unidad de los creyentes.
Elementos de identidad de la Pastoral Escolapia.4

En la reflexión por la acción pastoral es muy importante partir de lo que da identidad, de aquellos elementos que nutren, dan sentido o son principio desde dónde se realiza todo. Identificar aquellos elementos a cuidar y que deben estar en las diferentes apuestas pastorales según la creatividad y capacidad de respuesta de los responsables de ello en cada rincón de la Orden, pueden regalar mucha riqueza, unidad, hermandad a las Escuelas Pías.

Cada uno de los elementos tendrá una breve explicación, se expresará el objetivo que se quiere alcanzar con él y tres dinámicas que propicia en quien los vive:


  • Conocimiento: desde qué fuente teórica o reflexión se parte en dicho elemento pastoral, para descubrir algo en la persona desde la razón;

  • Experiencia: lo que busca suscitar o despertar en la persona desde la propia vivencia;

  • Compromiso: la opción que busca movilizar en la persona desde su proyecto de vida.

El Taller de Procesos Pastorales de COEDUPÍA, poniendo en común la experiencia pastoral de los integrantes del taller pertenecientes a diferentes demarcaciones de la Escuela Pía, puede aportar los siguientes 10 elementos esenciales que dan identidad a nuestros Procesos Pastorales, sabiendo que hay mucha riqueza en la Orden aún por revisar. No pretende ser una reflexión cerrada o concluida, sino abierta y provocadora, para continuar identificando lo esencial que da identidad a nuestros Procesos Pastorales:

Experiencia personal con Jesús y con el Dios que Él revela.

Se trata de una pastoral arraigada en Jesús, es una pastoral cristológica, que tiende a hacer de Jesucristo el centro de sus propuestas. Y por eso confesamos en todo lo que hacemos que Jesús es Señor.

Nuestra acción pastoral supone una preferencia por el testimonio cristiano, el anuncio del Evangelio y el acercamiento vital a la persona de Jesús como Hijo de Dios.

Objetivo: Queremos anunciar a Jesús, para propiciar un encuentro personal con Él, con el Padre y con el Espíritu Santo, para conocerlo, amarlo y seguirlo.


Conocimiento

Experiencia

Compromiso

Partiendo del Conocimiento del Jesús histórico y del tipo de humanidad que se revela en Él, descubrir al Cristo de la fe que manifiesta el misterio de Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Suscitar una relación con Jesús como hombre, amigo, maestro, Señor, Dios y Salvador.


Optar por una vida asumida como seguimiento de Jesús.




Centralidad de la Palabra de Dios.

Se trata de una pastoral iluminada y en conexión con la Palabra de Dios, fuente de la Revelación. Una pastoral que lee, anuncia, incultura, testimonia la Palabra. Este elemento esencial de la pastoral requiere de laicos y religiosos comprometidos con su estudio y qué sean fieles a ella en el anuncio.



Objetivo: Queremos que la Sagrada Escritura sea la fuente de nuestros Procesos Pastorales, que se inspiren en ella, que posibiliten su conocimiento y vivencia profundos, como lugar privilegiado de la Revelación.

Conocimiento

Experiencia

Compromiso

Partiendo del conocimiento profundo, exegético y hermenéutico, de la Sagrada Escritura, descubrir en ella la manera como Dios se nos ha revelado.

Suscitar un encuentro con la Palabra de Dios, de manera que ella sea clave de lectura para mirar la historia y la vida propia a la luz de la voluntad de Dios.

Optar por hacer de la Palabra de Dios alimento para la propia vida y guía para la vivencia comunitaria y el compromiso social.


Propio conocimiento y construcción de una nueva humanidad.

Se trata de una pastoral que invita al conocimiento personal como un buen principio de la vida espiritual, que pregunta por las realidades propias de las personas y ayuda al crecimiento de todo dinamismo humano.

Será pues cometido de todas nuestras propuestas evangelizadoras alimentar y acompañar este ‘propio conocimiento’ junto al cuidado de nuestro prójimo y de la realidad creada. Nuestra pastoral pretende fomentar en todos la conciencia de ‘hijos amados de Dios’, a través de un estilo de vida evangélico y de la vivencia de la fraternidad.

Objetivo: Queremos que a través del conocimiento de sí mismas, las personas descubran la interna inclinación, su bondad esencial, reconozcan sus tendencias torcidas e inconsistencias fundamentales y las trabajen para ser revestidas de una nueva condición humana por la Gracia de Dios.

Conocimiento

Experiencia

Compromiso

Partiendo de los datos de la revelación cristiana, descubrir los elementos esenciales de la antropología cristiana: creado a imagen de Dios, limitado por el pecado, necesitado de salvación y llamado a la plenitud.

Suscitar una dinámica de propio conocimiento que ayude a identificar dones, capacidades y talentos, así como limitaciones, defectos, inconsistencias, para que se descubran necesitados de salvación.

Optar por acoger el llamado de Dios a vivir en el amor y construir desde allí una nueva humanidad y unas nuevas relaciones consigo mismo, con los demás y con el mundo.


Experiencia comunitaria y comunión eclesial.

Una pastoral que nace de una comunidad cristiana que se ofrece como referencia, constituyendo el alma y el motor de la evangelización, y sustenta el carisma con su ministerio.

Una pastoral que se fragua en el encuentro interpersonal que se convierte en el modo más concreto y cotidiano de evangelizar. Promueve y provoca el encuentro que posibilita el acceso a la fe o el crecimiento en la misma. Este modo de evangelizar suscita fraternidad en las relaciones que establece y en el mensaje que propone; cultiva la vivencia fraterna en cada una de sus etapas de modo que se vaya “entrenando” la capacidad de compartir la vida “desde la más tierna infancia”.

Una pastoral que tiende a una inserción eclesial en diferentes realidades, sintiéndose parte de una realidad más amplia y rica. Así, viviendo la maternidad de la Iglesia, nos sentimos parte activa de la misma y acogemos como oportunidad su inmensa riqueza carismática apostando por la relación, la colaboración y la comunión.



Objetivo: Queremos que la comunidad sea el entorno en el cual se anuncie, se viva y se celebre la fe en sintonía con la Iglesia universal.

Conocimiento

Experiencia

Compromiso

Partiendo de la experiencia de Jesús con sus apóstoles, de la primera comunidad cristiana y de la eclesiología del Vaticano II, descubrir a la Iglesia como la comunidad de los discípulos de Jesús animada por el Espíritu Santo.

Suscitar la formación de comunidades y grupos en los cuales se aprenda a vivir en común, se crezca en las relaciones interpersonales y se descubra el sentido de pertenencia a la iglesia.

Optar por construir comunidad con sentido de pertenencia a la Iglesia para, desde esa experiencia comunitaria, transformar la sociedad.


Espiritualidad y pedagogía Calasancias.

El legado de San José de Calasanz, su espiritualidad, pedagogía y sabiduría vital, son fuentes primordiales de nuestra pastoral. Nuestra acción pastoral se inspira explícitamente en ‘el afortunado atrevimiento y la tesonera paciencia de San José de Calasanz’ y sintiéndonos verdaderos hijos, herederos y continuadores del carisma calasancio, cuanto proponemos tiene como fin la gloria de Dios y la utilidad del prójimo, especialmente, niños, adolescentes y jóvenes, y también ampliamos nuestra mirada a las familias y los propios educadores.

La persona de San José de Calasanz, su vida y su obra, como un ‘peculiar evangelio’ estarán presentes en las diferentes etapas del proceso pastoral, proponiendo así el propio carisma y enriqueciéndolo con la vida y la experiencia de las nuevas generaciones que lo acogen.

Objetivo: Queremos que nuestros Procesos Pastorales tengan un estilo propio, definido por la espiritualidad pedagógica y la pedagogía espiritual de San José de Calasanz.

Conocimiento

Experiencia

Compromiso

Partiendo de la persona de San José de Calasanz y sus valores, descubrir una forma concreta de vivir el Evangelio, caracterizada por el compromiso con los pobres, la centralidad de los niños y jóvenes, la fidelidad a la Iglesia, el amor a María, la transformación de la sociedad y la búsqueda de la gloria de Dios y utilidad del prójimo.

Suscitar una identidad profunda con Calasanz que ayude a vivir la fe.


Optar por el seguimiento de Jesús al estilo de Calasanz.


Cultura vocacional.

Toda nuestra pastoral es vocacional y tiene como finalidad última que cada uno de nuestros destinatarios pueda descubrirse llamado y amado por Dios, pueda responder confiadamente a lo que descubra como voluntad suya, asumiendo un estado de vida, adquiriendo unos valores determinados y ejerciendo una profesión acorde a la llamada descubierta, de manera que contribuya con su vida y acción al establecimiento del Reinado de Dios.

Nuestra propuesta educativa es eminentemente vocacional, buscando desarrollar al máximo las potencialidades de cada persona para que descubra, desde el propio conocimiento, la acogida incondicional de su prójimo y la lectura creyente de la realidad, su lugar en el mundo.

Objetivo: Queremos acompañar a las personas para que descubran, asuman y vivan su propia vocación.

Conocimiento

Experiencia

Compromiso

Partiendo de la comprensión del ser humano como alguien llamado descubrir que se es feliz cuando se vive la vocación.

Suscitar un proceso en el cual la persona identifique sus dones, aptitudes y talentos, escuche las necesidades del mundo que lo rodea, y comprenda todo esto como llamada de Dios a ocupar un lugar en la transformación de la sociedad.

Optar por definir su proyecto de vida y ponerlo en práctica.


Compromiso Social.

Una pastoral que acerque a la persona a la realidad sufriente de la humanidad y manifieste el carácter liberador del Evangelio fomentando una lectura cristiana de la realidad. La cual la consideramos incompleta si no se da una correcta y evidente atención a las periferias, tanto geográficas como existenciales.

Permitimos así dar cauce al compromiso socio-político de la fe desde la doctrina social de la Iglesia y suscitamos una mirada crítica de la realidad que anime la asunción de compromisos personales y ofrezca experiencias de servicio y voluntariado.

Evangelizamos educando en la inclusión, en la aceptación de la diferencia y en el respeto y la tolerancia, transmitiendo la misericordia, el perdón y la salvación de Dios en las realidades necesitadas.



Objetivo: Queremos que nuestros Procesos Pastorales desemboquen en compromisos sociales concretos en favor de los pobres y de la transformación del mundo.

Conocimiento

Experiencia

Compromiso

Partiendo del llamado de Jesús a servir a los más pobres, de la doctrina social de la Iglesia y de aportes de las Ciencias Sociales, descubrir que hay dinámicas estructurales que generan marginación, pobreza y exclusión, ante las cuales el Evangelio es una alternativa de generación de cambio.

Suscitar una mirada de la realidad desde la perspectiva del pobre y una experiencia de compasión, a partir de las cuales se descubra un llamado a responder solidariamente.

Optar por vivir experiencias concretas de servicio y entrega a los demás, buscando que en el proyecto de vida esté incluida una relación fraterna con los más necesitados.


Diálogo con el mundo.

Una pastoral con capacidad de argumentación, apertura y claridad para tomar propias posturas y escuchar otras, invitando al respeto, la reflexión, la toma de conciencia, el diálogo, que propicien crecimiento personal y de la humanidad que nos rodea. Una pastoral que invite a ver con los ojos de Jesús la diversidad del mundo, de la cultura y del conocimiento para enriquecerlo, y para identificar aquellos signos que destruyen la humanidad que requieren ser transformados.



Objetivo: Queremos propiciar una relación con la cultura, la economía, la política, la ecología, la ciencia, y las religiones, que sea valorativa, respetuosa, crítica y dialógica.

Compromiso

Experiencia

Compromiso

Partiendo de la apertura al mundo que nos concede la libertad de los hijos de Dios, discernir en los diversos planteamientos que nos llegan del entorno lo que realmente humaniza, sin caer en la acriticidad ni en el fundamentalismo.

Suscitar espacios de encuentro y diálogo con personas, instituciones, corrientes de pensamiento diferentes, que permitan abrirse a otras maneras de ver el mundo para identificar en ellas lo valioso y verdadero.

Optar por vivir con apertura y capacidad de encuentro la relación con la sociedad y la cultura, testimoniando con claridad y caridad los valores del Evangelio para construir un mundo mejor.


Pastoral misionera

Una pastoral misionera es aquella impulsada por el envío que hace Jesús Resucitado a Bautizar en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo a todas las gentes (Mt.28). Así, nos sentimos llamados de un modo peculiar a evangelizar a los niños, adolescentes y jóvenes de nuestros lugares, especialmente los que nadie quiere o son rechazados y marginados, y sus familias. Expresado más carismáticamente, descubrimos el rostro de Cristo en todos estos últimos.

Acogemos la llamada actual de la Iglesia a ‘marchar a las periferias’, entendiendo estas como lugares existenciales donde están, no solo los pobres y marginados, sino los alejados e indiferentes.

Objetivo: Queremos despertar la dinámica misionera de la fe para vencer las propias fronteras y salir donde más lo necesiten, donde llama Dios a servirle.


Compromiso

Experiencia

Compromiso

Partiendo de la invitación permanente de Jesús a salir a evangelizar, a ser sal y luz en el mundo, descubrir que una dimensión esencial del creyente es ser misionero, llamado a dar de sí, a ser testigo del Evangelio.

Suscitar espacios de misión, de encuentro solidario cristiano, de anuncio de evangelio, que permitan descubrir la llamada de Dios a ser sal y luz del mundo anunciando su amor.

Optar por vivir como testigo del Evangelio, misionero que anuncia a Jesús con su palabra y su vida.



Pastoral de procesos y experiencias

La propuesta pastoral que presentamos acompaña el camino de madurez humana y cristiana de los niños, jóvenes o adultos en un itinerario adaptado a su realidad: flexible y abierto a quienes se incorporan a lo largo del proceso. Capaz de integrar distintas experiencias de fe y de vida así como de aprovechar otras plataformas donde se pueda crecer.

Una pastoral dinámica que conjuga el grupo como metodología y el acompañamiento personal como pedagogía. Y secuencia contenidos en función de los destinatarios, intentando hacer siempre atractivo y vital el mensaje del Evangelio y la persona de Jesús.

Una pastoral experiencial que propone “experiencias significativas” de encuentro capaces de marcar hitos en la propia historia de fe y que permiten avanzar en el proceso de manera más consciente. Experiencias acompañadas y discernidas permitiendo descubrir y elaborar síntesis personales.



Objetivo: Queremos cuidar una pastoral procesual, de experiencias y acciones conectadas que generan camino de interioridad en las personas para su crecimiento espiritual y humano.


Compromiso

Experiencia

Compromiso

Partiendo del análisis de la realidad y de los elementos esenciales de la pastoral, definir un trabajo por proyectos y acciones interconectadas que generen experiencias significativas y proceso interior en las personas.

Suscitar acciones, itinerarios y experiencias significativas pastorales, que permitan camino, proceso, crecimiento en la fe de las personas.

Optar por vivir una pastoral de procesos organizados y sistemáticos pastorales que generen camino interior en las personas, evitando acciones aisladas.


Criterios y orientaciones de aplicabilidad.

El asumir unos Procesos Pastorales que vayan siendo significativos para las Demarcaciones de la Orden de las Escuelas Pías, va requiriendo un trabajo en conjunto, en equipo, que involucre a religiosos y laicos de las diferentes plataformas para lograr una acción mancomunada, que ayude a generar puentes, unión, proceso e identidad escolapia, evitando apuestas pastorales aisladas, desconectadas o de poca identidad de Orden.

Para apoyar el proceso de construcción de esta pastoral, pueden servir los siguientes pasos que ofrecerán herramientas y luces para orientar las acciones y trabajar juntos por un mismo sueño:


  1. Fundamentos de los Procesos Pastorales: se trata de definir la base, la fuente, lo que estará de fondo sea cual sea la acción posterior por la que se opte. Puede ayudar en este ejercicio de construcción:

  • Realizar un diagnóstico o análisis de la realidad pastoral de las plataformas y la demarcación para tomar decisiones más contextualizadas que puedan impactar nuestras comunidades.

  • Definición de los elementos esenciales pastorales que iluminarán todo el proceso. Estos elementos se convierten en fuente de inspiración, en claves para vivir la pastoral demarcacional.

  • Proponerse sueños, anhelos profundos partiendo de la realidad y de los fundamentos a cuidar, plasmados en objetivos y estrategias que ayuden a hacer seguimiento del proceso.

  1. Acciones:

  • Determinar unos proyectos específicos u acciones pastorales organizadas de manera sistemática y constantes en el tiempo que permitan avanzar en el sueño plasmado y que estén en consonancia con los elementos esenciales o fundamentos de la Pastoral.

  • Seguimiento: estar atento a los signos, al proceso, la evaluación para poder crecer permanentemente, ajustar, mejorar, orientar.

La Orden de las Escuelas Pías ha querido insistir en que cuidemos unas acciones pastorales que nos unen y que están conectadas con la identidad escolapia. Sabemos que la pastoral es rica en propuestas y alternativas de acuerdo a los contextos de cada rincón de la geografía escolapia y de la creatividad y empeño de los agentes pastorales, sin embargo, estas dos propuestas se cuidan con empeño como una manera de hermanarnos y seguir caminando juntos:

La Oración Continua5:

Puesto en marcha por nuestro fundador al comienzo de su actividad educativa, este ejercicio pastoral vertebra la vida cotidiana de las escuelas de Calasanz. Coordinado por los maestros se dirige a la totalidad de los alumnos de las Escuelas Pías, convirtiéndose junto con el acompañamiento escolar de las filas en señal de identidad de las escuelas calasancias.

El santo fundador codifica la práctica de la Oración Continua en las Constituciones primitivas, refiriéndose a este ejercicio en escritos diversos. Sus raíces hemos de buscarlas en la espiritualidad de la época y en la experiencia creyente de Calasanz: contexto, experiencia y práctica pastoral de lo que resulta una propuesta inédita adaptada al entorno escolar.

La Oración Continua deviene así en legado y reto para los educadores escolapios de hoy, invitados a inspirarnos en el hacer de Calasanz para proponer nuevos modos de orar en la escuela.

Recorriendo algunos textos de los inicios de la Escuela Pía, se puede extraer algunas claves que aproximen a la idea que Calasanz tenía de la Oración Continua:


  • Se trata de una PRÁCTICA ESCOLAR: plenamente inserta en la dinámica de la escuela. Calasanz no concibe su labor educativa sin esta actividad.

  • Su OBJETIVO principal es enseñar a los alumnos el MODO DE HACER ORACIÓN.

  • La coordina y acompaña un maestro con CAPACIDAD Y APTITUDES para esta tarea: ha de ser “letrado” (conocimientos teológicos y pastorales de altura), “experimentado” en la vida espiritual, y “consistente” (virtuoso y de cierta edad).

  • Implica a TODOS LOS ALUMNOS, adultos e integrantes de comunidades parroquiales, voluntarios No formal desde los mayores a los más pequeños. Todos pasan, en una sucesión de turnos por el oratorio a lo largo de la jornada lectiva.

  • Dura TODA LA JORNADA, en cada momento del desarrollo escolar hay un grupo de alumnos rezando.

  • Se realiza en un LUGAR ESPECÍFICO Y APROPIADO: el Oratorio.

  • Se emplea una PEDAGOGÍA ORACIONAL ACTIVA: se enseña a los alumnos a hacer oración, haciendo oración con ellos.

  • Se trata de una práctica oracional ADAPTADA: tanto en los contenidos (distintos para pequeños y mayores) como en los tiempos (30 min).

  • La oración continua está INTEGRADA, en conexión con otras acciones pastorales (preparación sacramental, conferencias…) y es INTEGRAL, asociada a la presencia real de Jesús en la EUCARISTÍA, a la intercesión de la Iglesia y a las circunstancias del entorno.

  • La O.C. de Calasanz es una práctica pastoral CONTEXTUALIZADA. Las intenciones de intercesión, que se mantienen desde el inicio (1602), son un modo concreto y eficaz de responder desde la escuela católica a las necesidades del momento.


El Movimiento Calasanz6:

El Movimiento Calasanz es la comunión de grupos de distintas Demarcaciones de toda la geografía escolapia, que se unen en una misma propuesta educativa y evangelizadora, inspirada en el espíritu y el estilo de Calasanz.

Este Movimiento quiere reforzar las realidades ya existentes, poniéndolas en conexión, para enriquecerse mutuamente, para ganar en identidad escolapia y para ofrecer horizonte pastoral a quienes lo necesiten en este momento.

El Movimiento Calasanz supone un itinerario continuo de diferentes experiencias y para todas las edades que pretende posibilitar un proceso personal, vivido en grupo, de descubrimiento y maduración de la propia vocación así como una clara inserción eclesial.

Este proceso incluye expresamente la oferta escolapia de desembocadura en las Escuelas Pías, especialmente en la vida religiosa y en la Fraternidad escolapia.

Algunos elementos claves del itinerario son:



  • La acción evangelizadora no se hace por acciones aisladas, sino por un proceso donde se va concretando el proyecto de vida vocacional compartido en comunidad.

  • El carisma de San José de Calasanz y de los escolapios orienta los pilares del proceso educativo de todo el Movimiento.

  • Los elementos fundamentales, siempre interrelacionados entre sí y con la perspectiva del seguimiento de Jesús al estilo de Calasanz, son:

        1. El encuentro personal con El Señor en la oración, los sacramentos, la Palabra, la lectura creyente y cristiana de la realidad, la cercanía solidaria con los pobres, la comunidad, la historia eclesial y escolapia y el compromiso personal.

        2. Un estilo de vida desde las claves del Evangelio, en seguimiento de Jesús, buscando siempre la vocación a la que Dios nos llama y adecuando nuestra vida a su propuesta en actitud de conversión permanente.

        3. La formación humana, cristiana y escolapia que permita ser capaces de dar razón de nuestra esperanza y encarnar los valores cristianos y escolapios a la vez que vamos creciendo como personas.

        4. El servicio a los demás y el compromiso por la construcción del Reino de Dios, especialmente con los más necesitados, desde las intuiciones de Calasanz.

        5. Compartir el seguimiento de Jesús y todos los aspectos de la vida con los hermanos y hermanas en pequeños grupos y comunidades en clara comunión con las Escuelas Pías y con toda la Iglesia.

        6. Todo ello al estilo de Calasanz, cuyo estilo de vida, espiritualidad y misión marcan todos los elementos anteriores.

Las etapas del Movimiento Calasanz de acuerdo a las edades y a la mejor manera de llegar a las personas según sus procesos son:



  1. Infancia: desde la primera edad en que se convoque hasta los 12 años aproximadamente se hacen aprendizajes básicos y se siembran valores, hábitos y actitudes.

  2. Pre-adolescencia (12-14 años) donde cobran importancia los modelos de referencia y pertenencia tan importantes en la socialización personal y cristiana.

  3. Adolescencia (14-18 años) donde va cristalizando la personalidad en función de los valores asumidos y las opciones de vida que se van tomando. Es fundamental una propuesta escolapia atractiva para continuar en los procesos, especialmente al finalizar la etapa escolar.

  4. Catecumenado juvenil o adulto, donde con el estilo y metodología apropiados a la edad, se profundiza en las claves del seguimiento de Jesús y se acompañan las decisiones de vida que éste implica.

  5. Discernimiento vocacional y/o de inserción eclesial, donde se busca el lugar al que Dios llama y donde finalmente se hace la Opción por la comunidad de referencia que irá acompañando a cada cual a lo largo de su vida.

Algunos datos del Movimiento Calasanz en la geografía de la Orden son:



resultado de imagen para datos del movimiento calasanz

Se están generando experiencias nuevas del Movimiento Calasanz en otras demarcaciones que comienzan a realizar su inscripción en este proceso: Chile, Hungría, Estados Unidos, entre otras.


Las claves que debe cuidar un acompañante del Movimiento Calasanz escritas por el Padre General Pedro Aguado SchP son:resultado de imagen para claves del movimiento calasanz
Confiamos que estos aportes acerca de los Procesos Pastorales en nuestras Demarcaciones, sigan siendo motivo de impulso y de ánimo renovado para crecer juntos en el Ministerio Escolapio, cuidando el lema de Piedad y Letras con profesionalismo y santidad.


  1. Bibliografía




  • Documento – Declaración 3 “46° Capítulo General”: NUESTRA ESCUELA EN CLAVE PASTORAL.

  • Proyecto pastoral ARJÉ. Escolapios Betania. 2016.

  • Rasgos esenciales de la Pastoral Calasancia. Escolapios Nazaret. 2015.

  • Ideario del Movimiento Calasanz. Orden de las Escuelas Pías. 2013.

  • AYALA Guijarro, Ángel. La Oración Continua. Una escuela calasancia de oración. Analecta Calasanctiana. Enero – Diciembre 2015 (113-114). Madrid. Pág.331

  • GASOL Rafel, Menéndez Cristina, Pajuelo Daniel. Proceso: “10 palabras claves sobre pastoral con jóvenes”. Diplomado calasancio de Pastoral juvenil.

1 Documento – Declaración 3 “46° Capítulo General”: NUESTRA ESCUELA EN CLAVE PASTORAL

2 GASOL Rafel, Menéndez Cristina, Pajuelo Daniel. Procesos: “10 palabras claves sobre pastoral con jóvenes”. Diplomado calasancio de Pastoral juvenil.

3 Tomado del proyecto pastoral Arjé. Escolapios Betania. 2016.

4 Rasgos esenciales de la Pastoral. Escolapios Nazaret.

Principios de la Pastoral. Proyecto Arjé. Escolapios Betania.



5 AYALA Guijarro, Ángel. La Oración Continua. Una escuela calasancia de oración. Analecta Calasanctiana. Enero – Diciembre 2015 (113-114). Madrid. Pág.331

6 Ideario del Movimiento Calasanz. Orden de las Escuelas Pías. 2013.



La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal