Programa de accióN



Descargar 47.25 Kb.
Fecha de conversión02.05.2018
Tamaño47.25 Kb.
PROGRAMA DE ACCIÓN

Acción Afirmativa es una Asociación de Ciudadanos1 que, en el marco de lo previsto para las Agrupaciones Políticas Nacionales por los artículos 33, 34 y 35 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales y demás relativos siempre respetuosa de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y de las leyes que de ella emanan así como de las constituciones y las leyes de las entidades federativas en que desarrolle sus actividades, tiene como su cometido fundamental aportar el debate democrático nacional, a través de los medios siempre conducidos en forma pacífica y democrática que a continuación se enumeran, una visión de largo plazo que ayude a corregir el frecuente olvido al que hoy es condenado el futuro en el país, ante las presiones de lo urgente, dentro del proceso cotidiano de hacer política y gobierno.


Este Programa de Acción, en términos de lo establecido por el artículo 26 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, contiene las medidas planteadas para realizar los postulados y alcanzar los objetivos de nuestra Declaración de Principios, así como nuestras propuestas específicas de política para la solución de los grandes problemas nacionales, las diferentes acciones tendientes a la formación ideológica de nuestros afiliados, en que invariablemente se infundirá el respeto al adversario y a sus derechos en la lucha política, y finalmente, las modalidades previstas de participación activa de la militancia en los procesos electorales.

Medidas para realizar los Postulados y alcanzar los Objetivos de nuestra Declaración de Principios.
Acción Afirmativa tiene como sus Postulados básicos derivados de la Declaración de Principios, los siguientes:


  • La política es el medio de que se vale la sociedad para tratar de superar las limitaciones de un presente insatisfactorio y por lo tanto siempre es una apuesta al cambio y una visión del futuro. Ningún proyecto nacional es automático o queda garantizado por la tradición sino que requiere de esa voluntad social expresa de proyección al futuro que es la política. Ni el mercado ni la norma bastan para la realización del proyecto social que encarna la nación, siempre es indispensable la continua deliberación, la conciencia colectiva, acerca de lo que somos y de lo que desearnos llegar a ser en el futuro a largo plazo.




  • La deliberación ciudadana informada es el nuevo cemento del vínculo social. La democracia deliberativa ampliamente participativa a la que poco a poco el país desemboca, pasa de ser sólo un método para elegir representantes de gobierno a un proceso de autoidentificación ética en colectivo. De cara al siglo XX la política deviene instrumento esencial de una permanente reconstrucción social que busca tomar control del desarrollo de acontecimientos hasta ahora sujetos a automatismos económicos o tecnológicos, y cuyas consecuencias son cada vez más inciertas2, más globales y más peligrosas3.




  • Ninguna deliberación política seria puede sustraerse ya de reflexionar cuidadosamente sobre el futuro. Las democracias actuales han ampliado durante las últimas décadas el campo de sus preocupaciones hasta incluir el derecho de las generaciones futuras a un mando sustentable o sólo en lo ambiental sino también en lo social. Difícilmente alguien discreparía de la opinión de que los mexicanos del futuro merecen un país más sano e incluyente, más educado y consciente de sí mismo, que deje de ser víctima de las lacras de la miseria y el colapso ecológico, sin un tejido social desgarrado hasta sus cimientos, sin oleadas de criminalidad ubicua y creciente. sin precariedad y abandono, pero estos deseos sólo tendrán sentido y esperanza si estamos atentos hoy a las consecuencias futuras de las políticas que se aplican: El futuro no se cuida sólo, requiere de un proceso continuo de apertura de miras y de ampliación del horizonte de visión de los tomadores de decisiones que frecuentemente choca con los intereses miopes pero poderosos del corto plazo.

Estos tres postulados se traducen por su parte para Acción Afirmativa en los siguientes tres Objetivos concretos:




  • Impulsar por todos los medios pacíficos y democráticos a nuestro alcance una mayor conciencia en nuestro país, no sólo entre nuestros militantes sino también entre los principales actores sociales y entre la ciudadanía en general, acerca de los riegos e impactos que para el futuro implican las políticas que hoy se adoptan.




  • Participar en todos los foros abiertos al debate democrático para proponer políticas que garanticen el desarrollo sustentable del país en lo ambiental, cuidando preservar el equilibrio entre los distintos recursos naturales; en lo social, buscando detener la creciente tendencia a la desarticulación y a la exclusión que amenazan con fracturar a la nación y sentando las bases para un desarrollo centrado en la persona humana; y en lo político, a través del aliento a una cada vez mayor participación de la sociedad civil en el manejo de la cosa pública, como preludio de una nueva forma de democracia directa.




  • Apoyar los esfuerzos de grupos y comunidades del país por garantizar, por la vía administrativa o judicial, siempre en forma respetuosa y responsable pero ciertamente decidida, los distintos derechos con que ya la legislación tutela su futuro.

Sobre la base de lo anterior, las principales medidas que Acción Afirmativa asume para la realización de los Postulados y el logro de los Objetivos que se derivan de la Declaración de Principios de la Asociación, pueden resumirse con el conjunto de las siguientes doce grandes líneas de acción4.




  • Establecer un centro de investigación abocado al estudio de los efectos a largo plazo de los programas de gobierno y de las agendas partidarias, que permita garantizar dentro del debate democrático nacional que el impacto futuro de acciones de hoy no se descarte, eluda o subestime. A fin de que este centro pueda contar con la credibilidad e influencias necesarias, deberá estar integrado por un cuerpo de profesionistas del mayor nivel técnico y reconocimiento académico y caracterizar sus trabajos por altos raseros de rigor y calidad.




  • Crear una publicación de divulgación nacional, con periodicidad no menor a un mes, que de a conocer de modo accesible. oportuno y amplios tareas del centro, así como las de otras instituciones de investigación o asociaciones políticas con vocación semejante, en materia de pronóstico, análisis o encueste, sobre las implicaciones futuras de las decisiones actuales en materia de política nacional y regional y su percepción dentro de la población.




  • Editar una publicación técnica especializada, con periodicidad trimestral, en que de forma rigurosa se aborden a profundidad las tesis, diagnósticos y pronósticos de la asociación, así como aspectos de orden metodológico colaterales que ayuden a esclarecer o fundamentar sus posiciones de política nacional o regional.




  • Difundir a través de los diferentes medios de comunicación, ya sean de carácter predominantemente técnico o dirigidos al público en general, los resultados, las opiniones y posturas políticas nacionales o regionales de la asociación, con el objeto de buscar su mayor impacto y trascendencia.




  • Preparar monografías temáticas especializadas bajo una visión prospectiva de largo plazo sobre los grandes problemas nacionales y sus soluciones alternativas, en que el acento sea puesto de modo enfático sobre la calidad técnica y la solidez de su fundamentación, de modo que sus resultados puedan ser aprovechados por diversos actores del escenario político nacional con total independencia respecto a diferencias partidistas o ideológicas.




  • Desarrollar cursos, talleres, seminarios y conferencias en que el tema toral sean las implicaciones futuras de las decisiones y acciones políticas de hoy, así como sobre otros asuntos subsidiarios que abonen a su esclarecimiento ulterior, en forma directa o través del concurso de otras instituciones de estudio o formación política.




  • Impulsar, de modo directo o en coparticipación con universidades o centros superiores de investigación, la preparación de profesionales en prospectiva con los más altos niveles de calificación académica. pues únicamente en la medida en que el número de los expertos en la aplicación de las técnicas de análisis y elicitación prospectiva se incremente, cabrá hacer posible su aplicación extensiva de forma cotidiana en las miles de instancias centrales y locales de gobierno de que se conforma el país.




  • Promover la incorporación dentro de los tres niveles de administración pública, de personas que conjugando simultáneamente honradez, capacidad, conocimientos y una profunda preocupación por hacer de la aplicación del enfoque prospectivo en política un recurso generalizado, representen la ampliación del número de quienes dentro del gobierno se pronuncian de modo expreso por la salvaguarda de los intereses de largo plazo y las comunidades.




  • Impulsar mediante todos los recursos previstos en la legislación electoral vigente, y en estricto acatamiento de su normatividad, las diferentes candidaturas a puestos de elección popular, federales y locales, de aquellos que incorporen en sus programas de modo destacado demandas específicas hacia una política más consciente del futuro, tales como la obligatoriedad de asociar estudios de impacto a largo plazo a toda obra pública de gran envergadura y a las modificaciones sustantivas de ley; o la creación de comisiones legislativas sobre el futuro en las diferentes cámaras; o la institucionalización de la práctica elaborar y revisar continuamente planes estatales y municipales de largo plazo.




  • Participar en los distintos espacios abiertos al debate público, desde los claustros universitarios hasta los medios masivos de comunicación para insistir sobre la necesidad de tomar en cuenta los impactos futuros de la acción política.




  • Brindar asesoría y apoyo técnico en materia de análisis prospectivo a largo plazo a grupos interesados, dentro de los sectores público, social y privado, como parte de un proceso necesario, cabe decir indispensable, conducente al logro de una mayor familiaridad y comprensión de estos enfoques sobre como hacer una política consciente del futuro entre los principales agentes sociales.




  • Auspiciar, mediante todos los recursos administrativos y judiciales a su alcance, la salvaguarda de los mejores intereses a largo plazo de comunidades, sectores y grupos sociales, particularmente de aquellos que sufren algún tipo de precariedad o exclusión, que se desprendan del actual marco jurídico, a fin de garantizar la plena vigencia de los derechos sobre el futuro que la ley tutela.



Políticas propuestas para resolver los grandes problemas nacionales
Sobre la base de lo señalado por el inciso b) del artículo 26 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, este Programa de Acción contempla una serie de propuestas específicas de política que se desprenden de !os Postulados y Objetivos de la Asociación y del análisis de la realidad nacional. Debe entenderse este conjunto de posturas, no como la cosificación de nuestra propuesta para un país ideal, ni como un hecho acabado e invariable, sino como la concreción de algunas de las demandas más urgentes que se derivan de nuestra revisión tanto de la política actual como de las tendencias que se registran hoy en el país, a la luz de sus posibles implicaciones finaras. El cometido de Acción Afirmativa no es impulsar una serie de políticas particulares aisladas sino obligarse a la continua reflexión de los impactos futuros de cualquier agenda, y derivar de ahí recomendaciones que variarán conforme varíen las circunstancias. Por lo que la relación que aquí se incorpora, no es una lista exhaustiva o limitativa sino sólo la presentación preliminar de los consensos más sólidos al interior de la Agrupación. Es, en este sentido, una agenda abierta, un punto de partida, que se afinará y ampliará como parte de la propia dinámica de trabajo de Acción Afirmativa.
Resumiendo nuestras posturas políticas, Acción Afirmativa propone:
en materia de política económica


  • Una política de moneda estable, que a través del control de crecimiento, moderado y sin sobresaltos, de la masa monetaria garantice la estabilidad de precios y el acceso a crédito suficiente a tasas razonables5, sin los cuales cualquier desarrollo económico realmente generalizado del país está condenado al fracaso.




  • Un déficit público manejable, que lejos de convertir, como hoy, en un fetiche intocable al equilibrio de las cuentas públicas, conciba el gasto deficitario en condiciones de astringencia del consumo y la inversión privada, como un instrumento limitado pero útil de reactivación económica.




  • Una reforma fiscal integral que permita el sano financiamiento del gasto público sin presiones inflacionarias ni de endeudamiento externo. Sin un sólido crecimiento del ingreso público hasta alcanzar niveles del 35-45% del PIB, toda política de combate a la extrema pobreza, a la precariedad y a la exclusión será sólo de carácter paliativo.




  • Un fomento decidido a la producción cooperativa y a la pequeña empresa social y familiar, corno fuentes poderosas que son de empleo formal y permanente frente a una situación generalizada de desempleo encubierto de origen tecnológico6 y organizacional, de subempleo y de economía subterránea sin prestaciones sociales7.




  • Un amplio desarrollo de cajas de ahorro popular del tradicional tipo Raiffeisen8 o del más reciente tipo Bangladesh9, como una alternativa a la banca comercial, para favorecer los proyectos productivos de cientos de miles de empresarios informales rurales y urbanos para los cuales un crédito de poca monta puede ser la diferencia entre la miseria y la autosuficiencia y respeto a los cuales la información internacional disponible permite reconocer una cartera vencida mucho menor que la del sistema financiero convencional, a pesar de operar prácticamente sin garantías.




  • Un combate frontal al deterioro ambiental mediante acciones que permitan el reflejo integral de los costos externos en el precio de los factores10, entendiendo que una de las principales razones de la situación actual obedece al hecho de que la sociedad entera subsidia, al ignorarlos, los costo externos invisibles asociados a actividades corno la del transporte particular, que si reflejaran en su precio unitario plenamente el daño social que producen, verían de inmediato abatida su demanda.


en materia de política social


  • Una educación para todos los mexicanos, para toda la vida11, centrada calo que es relevante para todos y no sólo en lo que es relevante para unos cuantos, que reconociendo el carácter multidimensional de la educación, no se restrinja a la preparación de meros trabajadores diligentes, bajo la metáfora de “una educación basada en competencias”, sino se oriente a la formación de mujeres y hombres integrales, ciudadanos útiles a si mismos y a la patria. Una educación que alcance por igual al niño, al joven y al viejo, que nos permita adaptarnos al cambio y no ser víctimas de una obsolescencia prematura y excluyente, y que al estar centrada en valores se convierta en eje de la vida ciudadana, fuente de tolerancia y participación, en vínculo social fundamental, en envolvente de nuestra nacionalidad. Educación para la vida y no sólo para ganarse la vida.




  • El establecimiento eventual en nuestro país de una verdadera sociedad del bienestar, en que la solidaridad de una sociedad civil cada vez más consciente y participativa y la construcción de un estado realmente responsable en todos sus niveles tiendan una red de contención por debajo de la cual nadie puede caer12, estableciendo mínimos de bienestar que no sólo benefician a los recipiendarios directos, sino a la sociedad en su conjunto, al disminuir la anomia e inseguridad de un tejido social roto, como única solución a la insultante e insostenible desigualdad que hoy padece nuestra patria. Si un somos capaces de construir un México para todos, México difícilmente tendrá un futuro.




  • La implantación de un salario mínimo de inserción social garantizado13 como una forma de combate a la exclusión, que no sólo allegue medios de subsistencia a grupos marginados sino que al hacerlo los integre a tareas socialmente relevantes para el país, con lo que la ayuda preserva la dignidad del beneficiario y refuerza el mantenimiento del vínculo social. Es tiempo de que en nuestro país el nexo de pertenencia y filiación que ofrece la ciudadanía política en el paradigma liberal se extienda a la denominada ciudadanía social.




  • Una política de salud para todos, no como atavismo o resabio de modelos políticos superados, sino con la plena convicción de que representa una inversión en capital humano que a todos beneficia y a todos dignifica, no nos empeñemos como parte de una visión económica pueril14 en una privatización que va a contratiempo de la historia. De cómo enfrentemos el combate a enfermedad y el dolor, particularmente el de los más marginados, podrá apreciarse el verdadero rostro y temple del México de próximo milenio.




  • Una plena responsabilidad social ante el fenómeno de la explosión demográfica en que se combine el necesario respeto a la dignidad humana, con la indispensable toma de conciencia sobre la finitud de los recursos naturales y de los serios riesgos y costos actuales que la sobrepoblación entraña al bien común.




  • La búsqueda de una renovada soberanía estatal y municipal y el replanteamiento del pacto federal que permita rescatar grados de libertad para estos niveles de gobierno, hoy secuestrado por la federación, situación que representa un lastre para el desarrollo económico y la justicia social. Un buen indicador de este equilibrio de soberanías buscado, sería el que el gasto público combinado de estados y municipios fiera equivalente al doble del de la federación, cifra comparable al del resto de los países de la OCDE.




  • La conclusión de un proceso de descentralización de la actividad pública iniciado hace más de tres décadas y sin el cual ni la eficiencia ni la equidad regional podrán alcanzarse dentro de las acciones de gobierno; reduciendo simultáneamente el ámbito de lo que hoy es materia federal y retornando al nivel que realmente corresponden el fomento y control de actividades que pueden ser mejor atendidas en la esfera local.




  • Ciudadanizar las instituciones más sensibles de la vida económica y social de la nación, como el Banco de México, el INEGI, la Contraloría de la Federación, el Seguro Social y el Instituto Nacional de Ecología, a fin de mantenerlas a salvo del partidismo que ha venido sesgado su necesario desempeño imparcial.




  • El fomento de las actividades de la sociedad civil, proveyéndola por principio de un marco legal integrado y transparente15, y de una política de fomento que le permita ser una contraparte realmente funcional del estado para la solución de los graves problemas de exclusión que padece el país. Hay problemas como el de los niños de la calle, la inseguridad pública, el analfabetismo, y la drogadicción donde la acción estatal parece haber entrado en urja zona de rendimientos claramente decrecientes, y a los sólo la acción social directa, in situ. del vecino organizado y comprometido parece ofrecer una oportunidad de solución.




  • Lograr una transparencia total en el manejo de la administración de recursos públicos, haciendo públicos los reportes que sobre su situación patrimonial tienen la obligación de formular los funcionarios públicos, así como estableciendo reconocimientos, premios y recompensas por la ministración ciudadana de información conducente a la identificación de desvíos o ineficiencias patentes.




  • La adopción del referéndum, el plebiscito y la iniciativa popular como parte integral de nuestro sistema político, así como la incorporación de la consulta tipo Delfos y la insaculación como prácticas habituales de elicitación de opiniones16y selección de servidores públicos.




  • El establecimiento de “Comisiones sobre el Futuro” como órganos consultivos de consejos metropolitanos, de legislaturas, y de otras entidades del sector público que por la magnitud del impacto en el largo plazo de sus acciones así lo ameriten.




  • Establecimiento de un Parlamento Ciudadano que a semejanza de sus equivalentes norte europeos signifique un espacio de deliberación democrática ampliada sin las distorsiones y tiempos sincopados de la política competitiva partidista actual, un espacio en que se enfaticen los acuerdos y no las diferencias como ocurre hoy en el trabajo cameral, y que eventualmente puede convertirse en un medio válido de interlocución entre la sociedad civil y las diferentes instancias de gobierno.



Medidas para la formación ideológica y política de los afiliados
Con fundamento en lo señalado en el inciso c) del artículo 26 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, este Programa de Acción prevé dentro de las medidas específicas para la formación ideológica y política de los afiliados las siguientes:


  • Publicación de un periódico mensual de información política, ya descrito anteriormente, destinado en primer término a circular entre la militancia, que proporcione elementos para la comprensión cabal de la plataforma política y la agenda de Acción Afirmativa, así como la de una revista trimestral de carácter técnico, cuyo primer destinatario es así mismo el militante, en este caso el militante con formación académica más sólida, en que se profundizará sobre temas específicos de interés nacional.




  • Creación de pequeños acervos bibliográficos, tradicionales o electrónicos, que permitan la consulta de los referentes indispensables del pensamiento contemporáneo en prospectiva, política y democracia, y que den soporte a las tareas de investigación, capacitación y difusión de la Asociación.




  • Publicación, en forma independiente o bajo contratos de co-participación, con centros académicos o empresas editoriales, de obras sobre los tópicos sustantivos del trabajo político de Acción Afirmativa.




  • Preparación de cursos de capacitación política, dirigidos a la militancia e impartidos por cuadros del Centro de Estudios Prospectivos de la Asociación, o por expertos externos invitados, con el propósito de ampliar y actualizar las perspectivas del militante interesado.




  • Presentación frecuente de las tesis de la Asociación a través de medios como las revistas, la prensa, el radio y la televisión, indirectos en el sentido de no estar dirigidos en primera instancia a la militancia, pero a su alcance, como un modo complementario y en ocasiones supletorio, de las vías directas de capacitación, en abono de la economía y reconocimiento de las limitaciones naturales en que se desenvuelve nuestra actividad.


Medidas para la participación activa de los militantes en los procesos electorales.
De conformidad con lo previsto por el inciso d) del artículo 26 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, este Programa de Acción contempla la preparación de la participación de sus militantes en los procesos electorales a través de las siguientes medidas.

  • Mantener vigentes de modo invariable las publicaciones periódicas de la Asociación como un canal abierto de información sobre el grado en que las distintas ofertas electorales toman en cuenta en futuro en la conformación de sus agendas de gobierno, a fin de permitir un voto informado y consecuente.




  • Establecer medios alternativos de información y movilización como el uso de páginas Web, que a bajo costo permitan ampliar o reforzar cobertura de nuestros medios impresos.




  • Invitar a los distintos Partidos políticos a exponer, y en caso debatir, ante nuestra militancia, de modo directo a través de foros, seminarios y talleres, o indirecto a través nuestras publicaciones impresas o electrónicas sus visiones alternativas del país y sus propuestas específicas de gobierno, y auspiciar el debate interno sobre las distintas plataformas electorales.




  • Celebrar acuerdos de participación previstos en los párrafos 1,2 y 3 del artículo 34 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, y siempre en términos estatutarios, al efecto de apoyar aquellas plataformas electorales compatibles con nuestros Postulados y Objetivos.

1 Toda vez que Acción Afirmativa obtenga del Instituto Federal Electoral su certificado de registro como Agrupación Política Nacional, esta última denominación habrá de sustituir a la de Asociación de Ciudadanos para todos los efectos de este Programa de Acción.

2 En el sentido de menos controlables o previsibles, más sujetas a la inestabilidad.

3 Como el creciente desempleo y subempleo a nivel mundial, la hambruna en unas regiones coincidente con la sobre producción y en desperdicio de otras, el gravísimo deterioro ambiental de las grandes metrópolis, en desarrollo, la explotación demográfica, de deforestación, el agotamiento de los mantos acuíferos, el notable incremento del crimen a escala global, el cambio climático inducido por el desequilibrio químico de la alta atmósfera provocado por el consumo irresponsable de fluorcarbonados y la emisión bióxidos de carbono, los riegos de la producción de energía nuclear o del uso indiscriminado de la manipulación del código genético que alcanza ya la clonación trasgénica entre animales y seres humanos.

4 Que sin embargo no debe entenderse como una relación limitativa sino sólo enunciativa de lo esencial, pudiéndose eventualmente toda acción que siendo estatutariamente legítima, a la vez que pacífica y democrática, obre en abono de los Postulados y Objetivos de la Asociación.

5 Lo que ya se había logrado como parte del periodo denominado como de desarrollo estabilizador y que el país no supo conservar.

6 El empleo industrial en nuestro país es menor hoy que hace veinte años, y otro tanto puede afirmarse respecto al empleo formal en el sector público federal.

7 Sólo un veinticinco por ciento de la población económicamente activa esta empleada bajo las condiciones de seguridad laboral previstas por nuestra Constitución.

8 Adaptación austriaca de principios de siglo a las tesis de la Rerum novarum, y que tuvo una cierta presencia en el Bajío pre-revolucionario.

9 Quizá la categoría mas conocidas y exitosa en la actualidad de esta modalidad financiera y que aparentemente se ha aclimatado recientemente en Guanajuato.

10 Mediante impuestos compensatorios, por ejemplo, que además tendrían como efecto secundario incrementos en los fondos del erario público.

11 Bajo un esquema parecido al del Plan Delors para la OCDE.

12 Y que como subproducto, de acuerdo a la experiencia europea provee a los estados que la establecen de una sólida estabilidad macroeconómica.

13 Cuya práctica inicia Bélgica desde 1979, y que poco a poco se ha generalizado a prácticamente toda Europa.

14 En los Estado Unidos, epitome del paradigma de la atención a la salud como negocio privado, el gasto total en servicios médicos es el mayor del mundo como proporción del PIB, pero los indicadores de morbilidad colocan a los estadounidenses fuera de la lista los treinta países con mejores índices de salud.

15 A cuyo establecimiento espera más de doce mil asociaciones de distinta índole desde el radical desencuentro entre el Código Civil y la Ley del Impuesto sobre la Renta, que provoca la miscelánea fiscal de 1989.

16 En los Estados Unidos se le utiliza ya como sustituto de elecciones primarias a nivel local.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal