Programa de vigilancia epidemiologico para riesgo cardiovascular



Descargar 117.96 Kb.
Fecha de conversión29.01.2019
Tamaño117.96 Kb.





MANUAL

PROGRAMA DE VIGILANCIA EPIDEMIOLOGICO PARA RIESGO CARDIOVASCULAR


MINISTERIO DEL INTERIOR

BOGOTA D.C



  1. ÍNDICE O CONTENIDO



  1. PROLOGO Y/O INTRODUCCION 2




  1. OBJETIVO 3




  1. ALCANCE DEL PROGRAMA DE VIGILANCIA EPIDEMIOLÓGICA 3

  2. TERMINOS Y DEFINICIOES 4




  1. RESPONSABILIDAD 11

  2. DESARROLLO 12

    1. . DESCRIPCION DEL PROGRAMA 12

7.2 IMPLEMENTACION DEL PROGRAMA 17

7.3. VERIFICACION DEL PROGRAMA 19

7.4. ACCIONES DE MEJORA 19

7.5. SISTEMAS DE INFORMACION 19

7.6 CRONOGRAMA DE ACTIVIDADES 20

8. DOCUMENTO/REGISTRO 20

9. CONTROL DE CAMBIO 20

10. CONTROL FIRMAS 20



11. ANEXOS 20

2. PRÓLOGO Y/O INTRODUCCIÓN
Las enfermedades cardiovasculares constituyen una de las causas más importantes de discapacidad y muerte prematura en todo el mundo. El problema subyacente es la aterosclerosis, que progresa a lo largo de los años, de modo que cuando aparecen los síntomas, generalmente a mediana edad, suele estar en una fase avanzada. Los episodios coronarios (infarto de miocardio) y cerebrovasculares (ataque apoplético) agudos se producen de forma repentina y conducen a menudo a la muerte antes de que pueda dispensarse la atención médica requerida. La modificación de los factores de riesgo puede reducir los episodios cardiovasculares y la muerte prematura tanto en las personas con enfermedad cardiovascular establecida como en aquellas con alto riesgo cardiovascular debido a uno o más factores de riesgo.
Las enfermedades cardiovasculares son causas importantes de morbi- mortalidad en la población general, por lo tanto es importante desarrollar un programa de prevención de tales enfermedades en las organizaciones, con el fin de evitar, controlar y minimizar los efectos que estas patologías producen en el individuo.

  1. OBJETIVO

Disminuir el impacto de la exposición a los factores de riesgo cardiovascular en la salud y la calidad de vida de los trabajadores del Ministerio del Interior desde el enfoque del mejoramiento continuo.

  1. ALCANCE


El presente Programa de Vigilancia Epidemiológico está dirigido a todos los trabajadores directos e indirectos que desarrollen actividades para el Ministerio del Interior, independientemente de su forma de contratación y vinculación del Ministerio que inicia mediante el tamizaje donde se clasifican en uno de los grupos de intervención del riesgo cardiovascular y termina con las actividades de intervención y mitigación del riesgo cardiovascular.

  1. TERMINOS Y DEFINICIONES





Prevención Cardiovascular

Conjunto de actividades e intervenciones que tienen como objetivo reducir la probabilidad o riesgo de padecer o morir por una enfermedad cardiovascular (ECV).

Riesgo cardiovascular global

La estimación del riesgo cardiovascular global, evalúa todos los factores de riesgo presentes y determina su importancia para el desarrollo de enfermedad cardiovascular y cerebro vascular futura. Aunque en ocasiones el manejo del riesgo cardiovascular se ha hecho a través de la evaluación de los factores de riesgo presentes y luego tratándolos de manera individual, la estimación global del riesgo cardiovascular permite determinar la necesidad de tratamiento del individuo y las metas a las cuales debe llegarse con cada uno.

Factor de riesgo cardiovascular

Aquella característica biológica (no modificables) o hábito de vida (modificables) que aumenta la probabilidad de padecer una ECV, mortal o no mortal, en aquellos individuos que lo presentan.

Medición del riesgo cardiovascular

Se reconocen varias formas de medir el riesgo cardiovascular de acuerdo con la población evaluada, entre las cuales sobresalen el método basado en el seguimiento de Framingham, el SCORE, y las derivadas del estudio PROCAM. En general se hace una determinación de la probabilidad de tener eventos en los próximos diez años por enfermedad cardiovascular.

Detección temprana

Conjunto de actividades, procedimientos e intervenciones que permiten identificar en forma oportuna y efectiva la enfermedad, facilitando el diagnóstico precoz y el tratamiento oportuno, evitando secuelas, incapacidad y muerte.

Tamizaje

Se refiere a la evaluación masiva de sujetos aparentemente sanos, en mayor riesgo de tener una determinada enfermedad, que hasta ese momento no se les ha diagnosticado.

Medidas antropométricas

Se refieren a las mediciones que se realizan en diferentes partes del organismo dentro de las que se incluye el peso, la talla y el perímetro abdominal

Tensión Arterial

Se refiere a la fuerza que ejerce la sangre a través de las arterias.

Índice de Masa Corporal (IMC)

s una medida de asociación entre el peso y la talla de un individuo donde el peso se expresa en kilogramos y el cuadrado de la estatura en metros cuadrados, siendo la unidad de medida del IMC

Enfermedades cerebrovasculares

Comprenden un conjunto de trastornos de la vasculatura cerebral que conllevan a una disminución del flujo sanguíneo en el cerebro con la consecuente afectación, de manera transitoria o permanente, de la función de una región generalizada del cerebro o de una zona más pequeña o focal.

Cardiopatía coronaria

Enfermedad de los vasos sanguíneos que irrigan el músculo cardiaco (miocardio).

Cardiopatías congénitas

Malformaciones del corazón y los grandes vasos que existen desde antes del nacimiento.

Infarto Agudo de Miocardio

Se refiere a un riego sanguíneo insuficiente que causa daño tisular (necrosis de tejido) en alguna área del corazón.

Angina

Dolor de carácter opresivo en la región pectoral, ocasionado por insuficiente aporte de sangre (oxigeno) a las células del musculo del corazón.

Artropatías Periféricas

En general la expresión Artropatía Periférica (AP) alude a la aterosclerosis que obstruye el riego sanguíneo dirigido a las extremidades superiores o inferiores. El término vasculopatía periférica es menos específico debido a que abarca un grupo de enfermedades que afectan a los vasos sanguíneos, no sólo la AP, sino también vasculitis, vaso espasmos, trombosis venosa, insuficiencia venosa y procesos linfáticos. La correlación entre la AP y el riesgo de sufrir episodios cardiovasculares graves es elevada, ya que suele asociarse a aterosclerosis coronaria y cerebral.

Trombosis venosas profundas y embolias

Coágulos de sangre (trombos) en las venas de las piernas, que pueden desprenderse (émbolos) y alojarse en los vasos del corazón y los pulmones

Hipertensión arterial

es la elevación persistente de la presión arterial por encima de los valores establecidos como normales por consenso.

Nefropatía Hipertensiva

Se refiere a un trastorno dañino del riñón causado por una persistente elevación de la presión arterial. Como resultado de la hipertensión arterial, se acumulan en los riñones un material hialino (amorfo y homogéneo), especialmente en las paredes de las pequeñas arterias y arteriolas, haciendo que sus paredes se vuelvan más gruesas y la luz del vaso más angosta: arteriosclerosis hialina.

Dislipidemia o Hiperlipidemia

Alteración en el metabolismo de los lípidos que se manifiesta de forma subclínica al encontrarse valores anormales en los resultados de laboratorio del perfil lipídico (Colesterol total, HDL, LDL, Triglicéridos). Ejemplo: dietas ricas en grasas de origen animal.

Hiperglicemia

Se refiere al alto nivel de azúcar en la sangre y se presenta cuando el cuerpo produce muy poca insulina o cuando no es capaz de usar dicha insulina de la manera apropiada. Es una de las principales causas de muchas de las complicaciones que sufren las personas con diabetes

Diabetes Mellitus

Conjunto de trastornos metabólicos, que comparten la característica común de presentar concentraciones elevadas de glucosa en la sangre (hiperglicemia) de manera persistente o crónica. Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte asociada con la diabetes. Las personas con diabetes son de dos a cuatro veces más propensas a desarrollar enfermedades de este tipo. En las personas con diabetes, el exceso de glucosa en la sangre produce arteriosclerosis, lo que contribuye a la afectación del sistema cardiovascular.

Síndrome Metabólico

Es una alteración en la que coexisten una obesidad visceral, un aumento del nivel de lípidos, un incremento en los valores de glucosa e hipertensión.

Sedentarismo


Se refiere a la falta de actividad física regular, definida como: “menos de 30 minutos diarios de ejercicio regular y menos de 3 días a la semana”

Tabaquismo

Se refiere a la adicción al tabaco, provocada principalmente por uno de sus componentes más activos, la nicotina; la acción de dicha sustancia acaba condicionando el abuso de su consumo. Dicha adicción produce enfermedades nocivas para la salud del consumidor como las enfermedades cardiovasculares. Aumenta el trabajo del corazón, disminuye la circulación y aumenta la presión arterial

Alimentación desequilibrada

Definida como alto consumo de grasas saturadas, alimentos procesados, carbohidratos y sal principalmente y con asociación a alteraciones cardiovasculares.

Sobrepeso

Se define como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. Una persona con un IMC igual o superior a 25 es considerada con sobrepeso. OMS.

Obesidad

Se define como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. Una persona con un IMC igual o superior a 30 es considerada obesa. La obesidad se clasificada por la OMS en tres tipos: Obesidad tipo I: 30 a 34.9, Obesidad tipo II: 35 a 39.9, Obesidad tipo III: = > 40.

Las enfermedades cardiovasculares (ECV) son la principal causa de muerte en todo el mundo. La Organización Mundial de la Salud calcula que cerca de 23,3 millones de personas morirán en 2030 a causa de las mismas. La carga económica y social de estas enfermedades en los sistemas de salud de América Latina es enorme, a pesar de que la mayoría de las ECV pueden prevenirse si se toman acciones contra los factores de riesgo. Las enfermedades cardiovasculares tienen un origen multifactorial, siendo claves en su etiopatogenia los factores de riesgo cardiovascular, tanto los no modificables (como la edad, el sexo, la etnia y la herencia) como los denominados modificables entre los que podemos destacar el tabaquismo, la alimentación desequilibrada, sedentarismo, la hipertensión arterial, la dislipidemia, obesidad y la diabetes mellitus.


Del mismo modo, otros riesgos potenciales de la enfermedad cardiovascular incluyen variables socioeconómicas entre las que se encuentran condiciones medioambientales y laborales. No existen dudas sobre el problema de salud pública que suponen este tipo de enfermedades en nuestro medio y de la necesidad de realizar intervenciones para disminuir su incidencia. La actuación sobre factores modificables es una estrategia de prevención primaria de la que disponemos de evidencia científica epidemiológica y clínica que avala su efectividad.
La enfermedad cardiovascular ocupa el quinto lugar en cuanto a morbilidad. En la mayoría de países latinoamericanos y del Caribe también constituye la primera causa de muerte, en Colombia la primera causa de mortalidad en hombres y mujeres mayores de 45 años son la enfermedades isquémicas del corazón, en el tercer lugar el accidente cerebrovascular, octavo lugar la diabetes y noveno lugar la enfermedad hipertensiva para el año 2010. Se estima que la mortalidad en Latinoamérica debida a enfermedad cardiovascular aumentara más del 60% entre el año 2000 y 2020, a menos que se implementen medidas preventivas, mientras que en los países desarrollados se espera un incremento del solo 5%. En Latinoamérica y el Caribe el 31% de las muertes son atribuidas a enfermedad cardiovascular.
Se han identificado múltiples factores causales y marcadores de riesgo cardiovascular, sin embargo no todos tienen el mismo impacto en la enfermedad, o tienen poco peso en el cálculo del riesgo global, o no se ha demostrado que al modificarlos de forma independiente cambie el riesgo de forma significativa. La modificación de varios factores de riesgo ha demostrado reducir la mortalidad y la morbilidad en pacientes con o sin enfermedad cardiovascular. La actuación sobre los factores de riesgo modificables (como el tabaquismo, la alimentación desequilibrada, sedentarismo, la hipertensión arterial, la dislipidemia, obesidad y la diabetes mellitus) es una estrategia de prevención primaria de la que disponemos de evidencia científica epidemiológica y clínica que avala su efectividad. Teniendo en cuenta que para lograr un cambio es necesaria la concientización y adopción de un estilo de vida saludable por parte del trabajador, condiciones óptimas de seguridad y salud en el trabajo, el apoyo de entidades responsables de la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad en el país, entre otras (intervención multifactorial).
El riesgo cardiovascular puede estar asociado a otros peligros presentes en la empresa, como es el caso del área operativa, que dentro de la identificación de peligros, se ha considerado al ruido como un factor de riesgo importante al cual se encuentra expuesto el trabajador durante la operación. El ruido actúa como un estresor biológico no especifico, produciendo respuestas que preparan al cuerpo para una respuesta tipo “lucha o huye. Por ello, el ruido puede provocar respuestas tanto del sistema endocrino como del sistema nervioso autónomo que afectan al sistema cardiovascular y por ello ser un factor de riesgo para las enfermedades cardiovasculares.
Estos efectos empiezan a ser observados con exposiciones diarias a largo plazo a niveles de ruido por encima de 65 dB o con exposiciones agudas a niveles de ruido por encima de 80 – 85 dB. Las exposiciones agudas al ruido activan las respuestas nerviosas y hormonales, conduciendo a incrementos temporales de la presión sanguínea, tasa cardiaca y vaso constricción.
Estudios en individuos expuestos a ruido ocupacional o medioambiental muestran que la exposición de suficiente intensidad y duración incrementa la tasa cardiaca y la resistencia periférica, incrementa la presión sanguínea, la viscosidad de la sangre y los niveles de lípidos en sangre, causa incrementos en los electrolitos, en los niveles de epinefrina, norepinefrina y cortisol.

En Colombia, la tabla de enfermedades laborales publicada en el 2014, incluye en el Grupo VIII las Enfermedades del sistema cardiovascular y cerebro-vascular entre las que se destacan la hipertensión arterial secundaria, la angina de pecho, y las enfermedades cerebrovasculares que pueden ocurrir en trabajadores de cualquier actividad económica que en razón de su trabajo se encontraran expuestos a agentes etiológicos como: Gestión organizacional, características del grupo social de trabajo, Condiciones de la tarea, carga física, condiciones del medio ambiente de trabajo, interface persona tarea y jornada de trabajo. Estos agentes etiológicos psicosociales no discriminan si el trabajador pertenece al área operativa o administrativa, por lo que todos los frentes de trabajo deben ser tenidos en cuenta por la empresa en la prevención de enfermedades laborales.


Los costos de una enfermedad laboral, se pueden ver desde dos aspectos, el coste humano y el coste económico. El coste humano lo constituye el daño que sufren las personas directamente afectadas, como el que llega a tener sus allegados. Supone desde las alteraciones físicas o biológicas para el trabajador que lo sufre, que implican dolor, pérdida de trabajo, necesidad de atenciones médicas y/o rehabilitación, hasta, en determinados casos pérdida de autonomía personal, alteración de proyectos de vida, minusvalías, etc. Los allegados también sufren el coste de la pérdida de familiares por consecuencias fatales, cuando esto ocurre. El coste económico está formado por todos los gastos y pérdidas materiales que el accidente ocasiona, para la persona y su familia, así como el coste del deterioro de materiales y equipos y pérdida de tiempo de trabajo para la empresa y sus compañías aseguradoras, costes para las arcas públicas, para la sociedad en general, etc.
En relación con el coste y la efectividad de la intervención, es fundamental saber las causas que están llevando a la enfermedad laboral, porque es ahí donde se van a dirigir los controles. Esta inversión en los controles busca mejorar los resultados económicos debido a que dejarán de haber paradas productivas por corte de suministro debido a la sobrecarga. Los costes de la prevención no pueden separarse de los costes productivos. Es en este sentido, que podemos decir que la mayor parte de los costes de la prevención han de ser consideradas inversiones productivas, y por lo tanto, inversiones rentables, y no sólo costes.
Los programas del Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo del Ministerio del Interior, tienen como objetivo principal prevenir los riesgos laborales mediante el estudio y evaluación de las condiciones de trabajo y salud de las personas que se encuentran en los diferentes frentes, lo que permite entre otras cosas hacer el cruce con las causas de morbilidad. Para ello se han desarrollado los Programas de Vigilancia Epidemiológica que permiten la recolección, análisis e interpretación de la información generada por actividades de observación de los factores de riesgo y de los efectos en la salud, y así identificar anticipadamente los daños a la misma y realizar las acciones más apropiadas para la protección de la salud humana.
El Programa de Vigilancia Epidemiológica para la Prevención de la Patología Cardiovascular de el Ministerio del Interior está dirigido a todos los funcionarios de la entidad, y se fundamenta en un sistema de gestión de mejoramiento continuo (Planear, Hacer, Verificar y Actuar) que permite tomar decisiones para reducir los costos humanos y sociales derivados de los problemas de salud que originan los factores riesgo cardiovascular.
Este Programa tiene como estrategia de prevención primaria la actuación sobre los factores de riesgo cardiovascular modificables. Para ello es básica la adopción de estilos de vida saludables que prevengan su aparición. Por ejemplo estimulando el ejercicio físico, la pérdida de peso en los casos de obesidad o sobrepeso y actuando sobre el consumo de tabaco, entre otros. Estas actuaciones son especialmente efectivas si las intervenciones son multifactoriales. La adopción de estos estilos de vida saludables no sólo previene la aparición de los factores de riesgo cardiovascular modificables más importantes sino que además disminuye la morbimortalidad cardiovascular. Por ejemplo, se ha comprobado que el ejercicio físico disminuye la incidencia de accidentes cerebrovasculares y de cardiopatía isquémica, similares consideraciones pueden hacerse con la pérdida de peso o el abandono del hábito tabáquico. En segundo lugar, pueden reducirse los eventos cardiovasculares a través del control de los factores de riesgo cardiovascular modificables. En este sentido, está claramente demostrado mediante meta análisis la reducción de eventos cardiovasculares al reducir los niveles de colesterol y tensión arterial.

Anatomía del Corazón

El corazón pesa entre 7 y 15 onzas (200 a 425 gramos) y es un poco más grande que una mano cerrada. Al final de una vida larga, el corazón de una persona puede haber latido (es decir, haberse dilatado y contraído) más de 3.500 millones de veces. Cada día, el corazón medio late 100.000 veces, bombeando aproximadamente 2.000 galones (7.571 litros) de sangre.

El corazón se encuentra entre los pulmones en el centro del pecho, detrás y levemente a la izquierda del esternón. Una membrana de dos capas, denominada «pericardio» envuelve el corazón como una bolsa. La capa externa del pericardio rodea el nacimiento de los principales vasos sanguíneos del corazón y está unida a la espina dorsal, al diafragma y a otras partes del cuerpo por medio de ligamentos. La capa interna del pericardio está unida al músculo cardíaco. Una capa de líquido separa las dos capas de la membrana, permitiendo que el corazón se mueva al latir a la vez que permanece unido al cuerpo.

El corazón tiene cuatro cavidades. Las cavidades superiores se denominan «aurícula izquierda» y «aurícula derecha» y las cavidades inferiores se denominan «ventrículo izquierdo» y «ventrículo derecho». Una pared muscular denominada «tabique» separa las aurículas izquierda y derecha y los ventrículos izquierdo y derecho. El ventrículo izquierdo es la cavidad más grande y fuerte del corazón. Las paredes del ventrículo izquierdo tienen un grosor de sólo media pulgada (poco más de un centímetro), pero tienen la fuerza suficiente para impeler la sangre a través de la válvula aórtica hacia el resto del cuerpo.

Las válvulas que controlan el flujo de la sangre por el corazón son cuatro:


  • La válvula tricúspide controla el flujo sanguíneo entre la aurícula derecha y el ventrículo derecho

  • La válvula pulmonar controla el flujo sanguíneo del ventrículo derecho a las arterias pulmonares, las cuales transportan la sangre a los pulmones para oxigenarla.

  • La válvula mitral permite que la sangre rica en oxígeno proveniente de los pulmones pase de la aurícula izquierda al ventrículo izquierdo.

  • La válvula aórtica permite que la sangre rica en oxígeno pase del ventrículo izquierdo a la aorta, la arteria más grande del cuerpo, la cual transporta la sangre al resto del organismo.

El sistema de conducción: Los impulsos eléctricos generados por el músculo cardíaco (el miocardio) estimulan la contracción del corazón. Esta señal eléctrica se origina en el nódulo sino auricular (SA) ubicado en la parte superior de la aurícula derecha. El nódulo SA también se denomina el «marcapasos natural» del corazón. Los impulsos eléctricos de este marcapasos natural se propagan por las fibras musculares de las aurículas y los ventrículos estimulando su contracción. Aunque el nódulo SA envía impulsos eléctricos a una velocidad determinada, la frecuencia cardíaca podría variar según las demandas físicas o el nivel de estrés o debido a factores hormonales.

El aparato circulatorio: El corazón y el aparato circulatorio componen el aparato cardiovascular. El corazón actúa como una bomba que impulsa la sangre hacia los órganos, tejidos y células del organismo. La sangre suministra oxígeno y nutrientes a cada célula y recoge el dióxido de carbono y las sustancias de desecho producidas por esas células. La sangre es transportada desde el corazón al resto del cuerpo por medio de una red compleja de arterias, arteriolas y capilares y regresa al corazón por las vénulas y venas. Si se unieran todos los vasos de esta extensa red y se colocaran en línea recta, cubrirían una distancia de 60.000 millas (más de 96.500 kilómetros), lo suficiente como para circundar la tierra más de dos veces.

¿Qué son las enfermedades cardiovasculares?

Las enfermedades cardiovasculares (ECV) son un conjunto de trastornos del corazón y de los vasos sanguíneos, dentro de las cuales se encuentran:



  • La cardiopatía coronaria – enfermedad de los vasos sanguíneos que irrigan el músculo cardiaco (miocardio);

  • Las enfermedades cerebrovasculares – enfermedades de los vasos sanguíneos que irrigan el cerebro;

  • Las arteriopatías periféricas – enfermedades de los vasos sanguíneos que irrigan los miembros superiores e inferiores;

  • La cardiopatía reumática – lesiones del miocardio y de las válvulas cardíacas debidas a la fiebre reumática, una enfermedad causada por bacterias denominadas estreptococos;

  • Las cardiopatías congénitas – malformaciones del corazón presentes desde el nacimiento; y

  • Las trombosis venosas profundas y embolias pulmonares – coágulos de sangre (trombos) en las venas de las piernas, que pueden desprenderse (émbolos) y alojarse en los vasos del corazón y los pulmones.

Los ataques al corazón y los accidentes cerebrovasculares (ACV) suelen ser fenómenos agudos que se deben sobre todo a obstrucciones que impiden que la sangre fluya hacia el corazón o el cerebro. La causa más frecuente es la formación de depósitos de grasa en las paredes de los vasos sanguíneos que irrigan el corazón o el cerebro. Los ACV también pueden deberse a hemorragias de los vasos cerebrales o coágulos de sangre.



Principales factores de riesgo
Las causas más importantes de cardiopatía y ACV son una dieta malsana, la inactividad física, el consumo de tabaco y el consumo nocivo de alcohol. Los principales factores de riesgo modificables son responsables de aproximadamente un 80% de los casos de cardiopatía coronaria y enfermedad cerebrovascular.
Los efectos de las dietas malsanas y de la inactividad física pueden manifestarse por aumentos de la tensión arterial, el azúcar y las grasas de la sangre, sobrepeso u obesidad. Estos “factores de riesgo intermediarios” pueden medirse en los centros de atención primaria y señalan un aumento del riesgo de sufrir infarto de miocardio, ACV, insuficiencia cardíaca y otras complicaciones.
Está demostrado que el cese del consumo de tabaco, la reducción de la sal de la dieta, el consumo de frutas y hortalizas, la actividad física regular y la evitación del consumo nocivo de alcohol reducen el riesgo de ECV. El riesgo cardiovascular también se puede reducir mediante la prevención o el tratamiento de la hipertensión, la diabetes y la hiperlipidemia.
Las políticas que crean entornos propicios para elegir opciones saludables asequibles son esenciales para motivar a las personas para que adopten y mantengan comportamientos saludables.
También hay una serie de determinantes subyacentes de las enfermedades crónicas, es decir, "las causas de las causas", que son un reflejo de las principales fuerzas que rigen los cambios sociales, económicos y culturales: la globalización, la urbanización y el envejecimiento de la población. Otros determinantes de las ECV son la pobreza y el estrés.

¿Cuáles son los síntomas comunes de las enfermedades cardiovasculares?

Síntomas de cardiopatía y Accidente Cerebrovascular ACV
La enfermedad subyacente de los vasos sanguíneos a menudo no suele presentar síntomas, y su primera manifestación puede ser un ataque al corazón o un ACV. Los síntomas del ataque al corazón consisten en:


  • La dificultad para respirar, las náuseas y vómitos y el dolor en la mandíbula o la espalda son más frecuentes en las mujeres.

  • Dolor o molestias en el pecho,

  • Dolor o molestias en los brazos, hombro izquierdo, mandíbula o espalda.

  • Además puede haber dificultad para respirar, náuseas o vómitos, mareos o desmayos, sudores fríos y palidez.

El síntoma más común del ACV es la pérdida súbita, generalmente unilateral, de fuerza muscular en los brazos, piernas o cara. Otros síntomas consisten en:




  • La aparición súbita, generalmente unilateral, de entumecimiento en la cara, piernas o brazos;

  • Confusión, dificultad para hablar o comprender lo que se dice;

  • Problemas visuales en uno o ambos ojos;

  • Dificultad para caminar, mareos, pérdida de equilibrio o coordinación;

  • Dolor de cabeza intenso de causa desconocida; y debilidad o pérdida de conciencia.

Quienes sufran estos síntomas deben acudir inmediatamente al médico.



Historia Natural de la Cardiopatía Isquémica


¿Cómo reducir la carga de las enfermedades cardiovasculares?
La OMS ha identificado intervenciones muy costos eficaces para prevenir y controlar las ECV, cuya aplicación es factible incluso en entornos con escasos recursos.
Es posible reducir el riesgo de ECV realizando actividades físicas de forma regular; evitando la inhalación activa o pasiva de humo de tabaco; consumiendo una dieta rica en frutas y verduras; evitando los alimentos con muchas grasas, azúcares y sal, manteniendo un peso corporal saludable y evitando el consumo nocivo de alcohol.



  1. RESPONSABILIDAD

Empleador

La responsabilidad principal por alcanzar y mantener un entorno de trabajo saludable y propender por la adopción de prácticas seguras y comportamientos saludables, es del empleador, quien debe asegurarse de:



  • Fomentar la participación en el desarrollo de mecanismos de control de los factores de riesgo cardiovasculares y realizar la divulgación a todos los niveles de la organización.

  • Motivar a los funcionarios, contratistas y demás personal en la participación y cooperación con el programa adoptando las prácticas seguras y demás medidas de control.

  • Facilitar al trabajador el tiempo para asistir a la valoración de riesgo cardiovascular, a las capacitaciones respectivas y de participar en las actividades asignadas según la programación para el nivel de riesgo en que se encuentre el funcionario.

Profesional de la salud

  • Liderar el Programa de Vigilancia Epidemiológica para la Prevención de la Patología Cardiovascular.

  • Realizar las valoraciones de riesgo, clasificar el nivel de riesgo y dar la información correspondiente sobre las actividades a seguir.

  • Sensibilizar a los funcionarios sobre la importancia del autocuidado como base para favorecer la incorporación de factores protectores en la vida del individuo.

  • Brindar la capacitación en temas asociados, conducir las actividades de ejercicio físico, motivar el seguimiento de una dieta saludable y realizar los controles periódicos al grupo de hipertensos, sedentarios y obesos.

  • Realizar las respectivas remisiones a la EPS a los funcionarios con mayor riesgo cardiovascular.

  • Analizar la información producto de los indicadores de cumplimiento, cobertura y eficacia para reorientar las actividades según el alcance de los objetivos propuestos.

  • Identificar, analizar e intervenir los indicadores de prevalencia e incidencia en la población trabajadora objeto del programa.

  • Informar a las directivas y a los funcionarios semestralmente sobre el balance general del programa y el comportamiento de los indicadores de gestión del mismo.

Equipo de Seguridad y Salud en el Trabajo

  • Motivar al personal a asistir a la valoración de riesgo cardiovascular

  • Participar activamente en todas las actividades relacionadas con el programa.

  • Apoyar la divulgación de la información y de las capacitaciones relacionadas a todo el personal que se encuentra en el programa.

  • Apoyar la realización de los seguimientos a los funcionarios objeto del programa.

Servidores públicos (funcionarios y contratistas)

  • Asistir a la Valoración de Riesgo Cardiovascular inicial y a los seguimientos programados.

  • Seguir las recomendaciones dadas según el nivel de riesgo asignado.

  • Participar en las actividades programadas según el nivel de riesgo asignado.

  • Motivar a los compañeros de trabajo para que participen activamente en el programa de vigilancia epidemiológica.

  • Ser un multiplicador de la información recibida y ejemplo de estilos de vida saludable para su núcleo familiar y de amigos.


Entidades Promotoras de Salud (EPS)

Es responsabilidad de la EPS organizar la prestación del servicio de salud derivado de la enfermedad laboral y garantizar los servicios de salud previstos en el POS. De acuerdo a lo anterior, en presencia de casos de funcionarios con factores de riesgo cardiovascular en la empresa, será esta entidad quien tendrá que asumir la atención inicial del funcionario, al cual se deberá realizar las evaluaciones que correspondan para determinar el origen de la enfermedad. Esto último de acuerdo con lo establecido en el decreto 1295 de 1994, la cual establece que la calificación del origen de los eventos de salud corresponde en primera instancia a la Institución Prestadora de Servicios de Salud (IPS) que atiende al afiliado. Igualmente es responsabilidad de la EPS participar en el desarrollo y ejecución de actividades de promoción de la salud y prevención de la enfermedad que el cotizante requiera.


Administradora de Riesgos Laborales (ARL)

La ARL tendrá una responsabilidad fundamental en la prevención, control y seguimiento del Programa de Vigilancia Epidemiológica para la Prevención de la Patología Cardiovascular, con el asesoramiento de profesionales de la salud con la competencia respectiva (médico o enfermera/o). Lo anterior en cumplimiento a la legislación vigente, en lo que respecta al apoyo, asesoramiento y desarrollo de actividades para el control de los riesgos. Igualmente, cuando se presente un caso de enfermedad de origen laboral, la ARL tiene la responsabilidad asumir las prestaciones que correspondan, por ello esta entidad es la encargada de determinar en una primera instancia la pérdida de capacidad laboral, teniendo en cuenta la evaluación realizada inicialmente por la EPS, y se complementa con los exámenes y evaluaciones que se requieran.


NOTA: En el desempeño de todos los cuidados en su rol de empleador, es política del Ministerio del Interior que el sentido común y la experiencia de cada individuo, es la mejor defensa en contra de los riesgos a los cuales el personal está expuesto en el cumplimiento de sus deberes bajo cualquier asignación de trabajo. El esfuerzo por minimizar lesiones o pérdidas, la buena voluntad y cooperación de cada funcionario es la base para el éxito. Bajo ninguna circunstancia se interpretarán los requerimientos de este procedimiento como un esquema de todas las condiciones posibles que podrían ocurrir en la realización de las tareas asignadas.


  1. DESARROLLO




    1. Descripción del programa:

Con el objetivo de evaluar los resultados e introducirlos en el SG-SST de la empresa se deben incluir dentro de la estadística los indicadores establecidos en la matriz de indicadores de gestión.




      1. Diagnóstico y evaluación del riesgo cardiovascular


Identificación de los factores de riesgo cardiovascular en los trabajadores (Tamizaje) y clasificación del riesgo.
Inicialmente, para la identificación de los procesos o frentes de la empresa con posible presencia de factores de riesgo cardiovascular se tuvo presente la tabla de enfermedades laborales publicada en el 2014, que incluye en el Grupo VIII las Enfermedades del sistema cardiovascular y cerebro-vascular a los trabajadores de cualquier actividad económica que en razón de su trabajo se encontraran expuestos a agentes etiológicos como: Gestión organizacional, características del grupo social de trabajo, Condiciones de la tarea, carga física, condiciones del medio ambiente de trabajo, interface persona tarea y jornada de trabajo. De acuerdo a los agentes etiológicos psicosociales descritos, se incluyen en el programa tanto a los funcionarios frente administrativo como al operativo de la entidad.
La identificación de factores de riesgo cardiovascular en los funcionarios, se lleva a cabo a partir del análisis de diversas fuentes de información existentes en la empresa, tales como: Profesiogramas, Diagnóstico de Condiciones de Salud: resultados de las evaluaciones médicas ocupacionales, accidentalidad, ausentismo, morbilidad, encuestas de sintomatología, Matriz de peligros con su respectiva priorización.
Igualmente, los factores de riesgo cardiovascular son identificados mediante un tamizaje que consiste en una evaluación masiva a los funcionarios aparentemente sanos, en mayor riesgo de tener una determinada enfermedad, que hasta ese momento no se les ha diagnosticado. A continuación se presenta en el flujograma la forma en la que se realiza la recolección de la información, la posterior clasificación de los funcionarios en el grupo 1 o grupo 2 con las respectivas capacitaciones y seguimientos según el caso.




El primer paso es divulgar el programa de prevención del riesgo cardiovascular con los funcionarios, para que conozcan los objetivos, alcance, responsabilidades y beneficios del mismo.
El segundo paso es la recolección de la información mediante los exámenes médicos de ingreso y/o periódicos y la realización del tamizaje para el cual se utiliza un cuestionario. Una persona delegada por la empresa diligenciara el cuestionario de riesgo cardiovascular con el funcionario, quien firma previo consentimiento del mismo. En el cuestionario se incluyen información general del funcionario, factores de riesgo cardiovascular y clasificación del funcionario en el grupo 1 o en el grupo 2. (Ver Anexo 1. Cuestionario Tamizaje Prevención del Riesgo Cardiovascular). El cuestionario incluye dentro de los factores de riesgo cardiovascular los antecedentes personales y familiares de: Hipertensión, Cardiopatías, Derrame Cerebral, Diabetes Mellitus, Dislipidemia. Con respecto a los estilos de vida se pregunta sobre la realización de actividad física y el consumo de tabaco; para el tema de los hábitos alimenticios se tendrá el apoyo de la nutricionista.
Igualmente se realiza la toma de las siguientes medidas biofisiologicas: Tensión Arterial, Peso, Talla, IMC, Perímetro abdominal.
Para la medición de la Tensión Arterial se tomará como referencia la Guía 2013 para el manejo de la Hipertensión arterial de la Sociedad Europea de Hipertensión arterial y Sociedad Europea de Cardiología. Los funcionarios identificados en la categoría normal alta se clasificaran en el grupo 2.

Tabla 1. Categorías de cifras de Tensión arterial



Para la medición del índice de masa corporal se tomara como referencia tabla de la Organización Mundial de la salud. Los funcionarios identificados en la categoría de sobrepeso y obesidad se clasificaran en el grupo 2.

Tabla 2. Clasificación según IMC



Para la medición del perímetro abdominal, se tomara como referencia la Asociación Latinoamericana de Diabetes ALAD que recomienda para la práctica clínica la definición de la Federación Internacional de la Diabetes (IDF) con los nuevos criterios latinoamericanos para establecer el punto de corte del perímetro de cintura abdominal de 94 cm en hombres y 88 cm en mujeres.
Si en el tamizaje inicial el Funcionario tiene más de dos Factores de Riesgo Cardiovascular, se solicitará por intermedio de la EPS la realización de los Exámenes de Laboratorio y se realizará el análisis de los mismos:
Glucosa basal en plasma: Se tendrá como referencia los valores de la Federación Internacional de Diabetes: Valor normal: 70/100 mg/dl. Si la glucemia en ayunas resulta "alterada" entre 100 a 125, el funcionario se clasificara en el grupo 2 y se debe solicitar al funcionario una segunda prueba para llegar al diagnóstico definitivo, por ejemplo PTOG.
Tolerancia a la glucosa (PTOG): Se tendrá como referencia los valores de la Federación Internacional de Diabetes: Valor normal: < 140 mg/dl. Si la glucemia 2h pos-carga de glucosa resulta “alterada” entre 140 a 199, el funcionario se clasificará en el grupo 2.

Nota: Para el caso del personal contratista estas pruebas estarán a su cargo, conforme se encuentra en el anexo de Seguridad y Salud en el Trabajo del Manual de Contratación.

Tabla 3. Clasificación según niveles de Glucosa



Perfil lipídico: Se tendrá como referencia los valores lípidos plasmáticos recomendados por el Adult Treatment Panel (ATP) III. Los funcionarios identificados con valores levemente elevados en adelante se clasificaran en el grupo 2. Para el caso del HDL bajo, los valores según sexo son: hombres <40 mg/dl y mujeres HDL <50 mg/dl.

Tabla 4. Clasificación según niveles de valores de perfil lipídico


Posteriormente, según con los resultados del tamizaje, el funcionario se clasifica en uno de los dos grupos:
Grupo 1: Funcionario sin factores de riesgo cardiovascular identificados. El seguimiento se realizará anualmente.

Grupo 2: Funcionario con 1 o más factores de riesgo cardiovascular alterados. Se entregará carta con remisión a su EPS para la respectiva valoración y recomendaciones médicas. Cada funcionario debe informar a Seguridad y Salud en el Trabajo o Recursos Humanos los resultados y recomendaciones realizados por su EPS referente a su salud Cardiovascular, con previo consentimiento firmado del funcionario (Recomendaciones médicas, exámenes de laboratorio y las pruebas que el médico crea conveniente). El seguimiento se realizará de dos a tres meses evaluando nuevamente los cambios en los factores de riesgo alterados y el seguimiento de la EPS. Si los factores de riesgo están controlados el funcionario ingresara al Grupo 1. Si dichos factores no están controlados se continúa con la sensibilización al funcionario mediante las diversas actividades del programa y se remite al funcionario a una nueva valoración por la EPS.
Los dos grupos participarán en las actividades del programa, descritos en la implementación del mismo.
7.2. IMPLEMENTACION DEL PROGRAMA
Una vez se realice la identificación de los factores de riesgo cardiovascular y se clasifique el riesgo del funcionario, el paso siguiente es contribuir al control de la exposición de los funcionarios a los factores de riesgo cardiovascular modificables. Debe darse prioridad a aquellos procesos o áreas en los cuales se encuentra el mayor número de expuestos y/o el riesgo sea mayor.

Controles Administrativos: la estrategia de intervención está orientada a la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad que son dos conceptos inseparables y complementarios; el primero hace referencia al estímulo de los factores protectores para la salud de los funcionarios, representados en el fomento de Estilos de Vida Saludables y Seguros; y la Prevención de la enfermedad está relacionada con el control e intervención de los factores de riesgo de las enfermedades o de éstas como tal.


Dentro de las medidas que la organización implementa para para prevenir la aparición de factores de riesgo cardiovascular evitables y potenciar hábitos cardioprotectores que forman parte de la cultura de autocuidado del Ministerio del Interior se encuentra:
Manejo gerencial tener en cuenta la relación entre el estrés laboral y la salud, para lo cual se debe considerar los siguientes agentes etiológicos que afectan el sistema cardiovascular: Gestión organizacional, estilo de dirección, relaciones interpersonales, características del grupo social de trabajo, Condiciones de la tarea, carga física, condiciones del medio ambiente de trabajo, interface persona tarea y jornada de trabajo.
Capacitación: Uno de los factores determinantes en el éxito del programa lo constituye el factor humano, cuya disciplina, dedicación y eficiencia son el producto de una adecuada preparación, instrucción y supervisión por parte del personal responsable de su diseño y ejecución. El programa de formación y educación debe contemplar las estrategias y metodología de capacitación necesarias para el éxito del programa: formación teórica y práctica, temas generales y específicos, capacitación en diferentes niveles, capacitación por módulos, sistemas de evaluación, etc.
El plan de formación deberá:

  • Impartirse cuando el funcionario se incorpore a un trabajo que suponga una exposición a factores de riesgo cardiovascular.

  • Adaptarse a la aparición de nuevos riesgos y a su evolución.

  • Repetirse periódicamente si fuera necesario (re inducción).

  • Establecer líneas claras de comunicación que permitan al funcionario identificar qué hacer en casos puntuales. Ejemplo: rutina de ejercicio, dieta específica, control tensión arterial, plan de autocuidado, etc.

A continuación se relacionan los temas mínimos que contempla el programa, los cuales van acompañados de una evaluación de conocimientos:




  1. Prevención de Enfermedades Cardiovasculares

  2. Prevención Diabetes

  3. Prevención Dislipidemia

  4. Prevención Hipertensión Arterial

  5. Prevención consumo tabaco

  6. Manejo del estrés

  7. Actividad física

  8. Alimentación sana


Campañas Estilos de Vida Saludables: se busca sensibilizar a los funcionarios sobre temas específicos de hábitos cardioprotectores que busquen mantener y/o mejora el autocuidado.
Vigilancia Médica: Es importante vigilar constantemente a los funcionarios expuestos, con el fin de, identificar los factores de riesgo y si es el caso hacer un diagnóstico precoz y tratamiento oportuno de aquellos casos en los que no se pudo impedir el desarrollo de la patología.
Examen de ingreso: El primer paso es hacer un reconocimiento de la situación de salud del funcionario, previo a que inicie sus funciones. Esto se realiza a través del examen médico ocupacional de ingreso el cual tiene dentro de sus objetivos: Determinar si el funcionario tiene algún tipo de enfermedad previa o factor de riesgo cardiovascular que le pueda predisponer a una enfermedad cardiovascular.
Al realizar la vigilancia de la salud de los funcionarios expuestos a factor de riesgo cardiovascular se deben tener en cuenta los siguientes aspectos, que deben incluirse en el profesiograma por cargo: Riesgos psicosociales y su relación con el sistema cardiovascular en todos los cargos, factor de riesgo ruido y su relación con el sistema cardiovascular en funcionarios operativos. La evaluación médica ocupacional recogerá anamnesis y exploración detalladas, incluyendo factores de riesgo cardiovascular y exámenes de laboratorio relacionados.
A su vez, los funcionarios identificados con 1 o más factores de riesgo cardiovascular se les entregan una remisión para que consulten con el médico de su EPS para el control y manejo de los factores identificados.
Las recomendaciones brindadas en las valoraciones médicas, diagnostico de condiciones de salud son una fuente de información importante al momento de realizar el seguimiento al funcionario.
La intervención individual estará de acuerdo con el nivel de riesgo detectado y la definición de las metas a alcanzar a corto, mediano y largo plazo. El proceso se repetirá con base en la periodicidad establecida en la tabla 6. Con el fin de evaluar el impacto de las acciones implementadas

Tabla 6. Metas Individuales del Programa de Vigilancia Epidemiologica para Riesgo Cardiovascular




7.3. VERIFICACION

La empresa debe establecer, implementar y mantener un procedimiento para hacer el seguimiento y medir el desempeño del programa de vigilancia epidemiológica ocupacional. Dentro de los aspectos a verificar se encuentran:




  • Seguimiento a la eficacia de los controles administrativos y al interés por el autocuidado en el funcionario

  • Seguimiento a las recomendaciones de los exámenes médicos periódicos en cuanto a factores de riesgo cardiovascular

  • Seguimiento a las recomendaciones del médico de la EPS. Ejemplo: adherencia al medicamento, dieta etc.

  • Verificación de la gestión del riesgo psicosocial que de no ser controlado actúa como facilitador de Enfermedades del sistema cardiovascular y cerebro-vascular entre las que se destacan la hipertensión arterial secundaria, la angina de pecho, y el derrame cerebral.

  • Verificación del cumplimiento de los controles del factor de riesgo ruido que actúa como un estresor biológico no especifico, que puede provocar respuestas tanto del sistema endocrino como del sistema nervioso autónomo que afectan al sistema cardiovascular (incrementos temporales de la presión sanguínea, tasa cardiaca y vaso constricción) y por ello ser un factor de riesgo para las enfermedades cardiovasculares

  • Seguimiento a la calibración de equipos: Es necesario llevar a cabo el control metrológico de los siguientes equipos empleados para medir la tensión arterial y el peso respectivamente (tensiómetro, fonendoscopio, bascula). La periodicidad será anual. Deben portar su certificado de calibración y su hoja de vida por equipo.

  • Seguimiento a cambios en los procesos, tecnologías y personal

  • Verificación de nuevas necesidades de capacitación y entrenamiento, modificación o ajuste a las recomendaciones.

  • Registros necesarios para demostrar la conformidad con los requisitos del programa y los resultados logrados. Ejemplo: registros de capacitación. La entidad debe establecer, implementar y mantener un procedimiento para la identificación, el almacenamiento, la protección, la recuperación, la retención y la disposición de los registros. Los registros deben ser y permanecer legibles, identificables y trazables.


7.4. ACCIONES DE MEJORA

El mejoramiento de las acciones preventivas y correctivas, deben ser concertadas con la alta dirección quien revisa a intervalos definidos para asegurar su conveniencia, adecuación y eficacia continua. Las revisiones deben incluir la evaluación de oportunidades de mejora y la necesidad de cambios al programa de vigilancia epidemiológica ocupacional para la prevención de patología cardiovascular.


Cuando se evidencie que las medidas de prevención y protección relativas a los factores de riesgo cardiovascular son inadecuadas o pueden dejar de ser eficaces, estas deberán someterse a una evaluación y jerarquización prioritaria y sin demora por parte del empleador.
Todas las acciones preventivas y correctivas deben estar documentadas, ser difundidas a, los niveles pertinentes, tener responsables y fechas de cumplimiento.
7.5 SISTEMAS DE INFORMACIÓN

Con el objetivo de evaluar los resultados e introducirlos en el SG-SST de la empresa se deben incluir dentro de la estadística los indicadores establecidos en la matriz de indicadores de gestión.


7.6. CRONOGRAMA DE ACTIVIDADES:

En detalle se describe el paso a paso del cronograma planteado para realización de las actividades del programa de vigilancia epidemiológico ocupacional durante cada periodo en el plan de trabajo del Ministerio.




  1. DOCUMENTO / REGISTRO




REGISTROS

RESPONSABLE

FRECUENCIA

UBICACIÓN

Tamizaje

Equipo de Seguridad y Salud en el Trabajo

Dos años

Seguridad y Salud en el Trabajo




  1. CONTROL DE CAMBIOS




FECHA

CAMBIO

VERSIÓN













  1. CONTROL DE FIRMAS




Elaboró


Revisó y Aprobó




___________________________

Carolina Del Pilar Prada Granados

Profesional Especializado


__________________________

María Jimena Acosta Illera

Subdirectora de Gestión Humana








  1. ANEXOS

N/A






La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal