Pulido por Carlos Rouco Couzo



Descargar 7.61 Kb.
Fecha de conversión31.01.2018
Tamaño7.61 Kb.
PULIDO

por Carlos Rouco Couzo

El pulido dentro del contexto del análisis metalográfico se lleva a cabo con el fin de conseguir una superficie especular que, después de ser atacada debidamente, sea capaz de reflejar los rayos luminosos y dar una imagen útil al microscopio.

El pulido se puede llevar a cabo a mano o, más comúnmente, mediante máquinas pulidoras. Éstas consisten en un disco giratorio de madera, aluminio o bronce, con base flexible de papel o tela donde se deposita un abrasivo en agua.

La probeta de la cual queremos conseguir una superficie lisa se colocará cara a cara contra el disco en movimiento de forma que se produzca la fricción.

Los abrasivos más utilizados son:


  • El polvo de diamante, idealmente el mejor, pero es caro.

  • La alúmina, tanto la alfa como la gamma, siendo la primera de tamaño de grano más grande y la segunda más fino.

  • Magnesia: óxido de magnesio en polvo.

  • Alundum, mezcla cuya composición es Al2O3 + SiO2.

  • Otros como el óxido de cromo, el óxido férrico (también llamado rojo de joyeros o rojo inglés), etc.

En tanto que muchos harán un trabajo satisfactorio parece haber preferencia por la gama del óxido de aluminio para pulir materiales ferrosos y de los basados en cobre y óxido de cerio para pulir aluminio, magnesio y sus aleaciones.

Durante el proceso de pulido se producen alteraciones físicas. Se crea una zona externa de naturaleza amorfa que se origina cuando el material de pulido utilizado fluye para cubrir las irregularidades de la superficie.

También se dan alteraciones químicas. Pueden producirse oxidaciones y decarburaciones en zonas donde se ha podido alcanzar alta temperatura.

Cuando la superficie de la muestra está exenta totalmente de rayas y se vean en ella solamente las inclusiones no metálicas, la operación se puede considerar como terminada.

Se presentan ciertos riesgos a tener en cuenta:

- Accidentes por rotura del disco, por giro a altas velocidades. Debe ser fuerte y resistente a los impactos.


- Lesiones en los ojos: por polvo, abrasivos, gránulos, impacto de fragmentos.
- Las propias máquinas pulidoras pueden causar accidentes por enganches y por ello deben estar protegidas estas zonas.
- Riesgo de incendio: por la emisión de polvos, o en el rectificado de aleaciones de magnesio con riesgo de combustión accidental.
- Exposición al polvo silíceo si se usan piedras de arenisca, con riesgo de silicosis.
- Exposición a polvo de otros materiales que puedan ser perjudiciales.

BIBLIOGRAFÍA

Apuntes de la asignatura “Ciencias de los Materiales III” J.L Mier Buenhombre. EPS Ferrol. Curso 2007/2008.

Wikipedia, la enciclopedia libre.

http://es.wikipedia.org/wiki/Metalograf%C3%ADa

Escuela de Ingeniería de Antioquía.



http://materiales.eia.edu.co/laboratorios/metalografia.htm


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal