¿Qué es violencia contra la mujer para la Relatora especial de Naciones Unidas en la que se fundan Rodríguez y Carrió?



Descargar 32.91 Kb.
Fecha de conversión10.01.2018
Tamaño32.91 Kb.
Según sus fundamentos, el proyecto intenta recoger los avances de la Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la Violencia contra la Mujer (Convención de Belem do Pará), y las directrices para elaborar leyes sobre violencia contra la mujer de la Relatora especial sobre Violencia contra la Mujer de Naciones Unidas, Radhika Coomaraswamy. Considera asimismo que la Ley nacional 24.417, de protección contra la violencia familiar, por ser anterior a la Convención de Belem do Pará no satisface sus requerimientos ya que “es neutral en relación al género”.

Recordemos que el proyecto que le otorga jerarquía constitucional a la Convención de Belem del Pará, la convención que incorporó la perspectiva de género en la legislación Interamericana, tiene media sanción de la Cámara de Diputados y que la autora del proyecto aprobado por la cámara baja también fue Marcela Rodríguez (Vid Notivida 274, 298, 306, 323, 324 y 328).



¿Qué es violencia contra la mujer para la Relatora especial de Naciones Unidas en la que se fundan Rodríguez y Carrió?

En su “Informe sobre la violencia contra la mujer, con inclusión de sus causas y consecuencias” (E/CN.4/1997/47), Radhika Coomaraswamy entre otras cosas ha dicho:

La violencia contra la mujer derivada del extremismo religioso es un fenómeno preocupante que se da en muchas sociedades de todo el mundo y que no se limita a una sola religión o a un grupo de países, sino que existe en diversas formas en diferentes Estados”. (pto.143)

El crecimiento de sectas fundamentalistas cristianas en algunos países ha creado también un clima en el que se justifica la violencia contra determinadas categorías de mujeres. En los Estados Unidos, donde el Tribunal Supremo interpreta que la Constitución protege el derecho a someterse a un aborto en condiciones específicas, el activismo de ciertos grupos cristianos conduce a la justificación de la violencia contra aquellas mujeres que ejercen un derecho fundamental previsto en la Constitución”. (pto. 152)

Los Estados que han restringido los derechos de reproducción de la mujer limitando su acceso al aborto deberían levantar esas restricciones en casos de violación y adoptar medidas encaminadas a ampliar el acceso de la mujer a abortos seguros y legales”. (pto.167)

Los Estados deberían respetar su compromiso, expuesto en la Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer, de no invocar ninguna costumbre, tradición o consideración religiosa para justificar la violencia contra la mujer y deberían velar por la aplicación universal, indivisible e interdependiente de los instrumentos internacionales de derechos humanos en todos los Estados y sociedades (pto.180).  



Conclusión

Los dos temas que figuran en el temario de la Comisión de Familia para el martes 4 de Abril son igualmente graves. El mismo empeño para impedir un dictamen para despenalizar o liberalizar el aborto, también debemos ponerlo en el primer tema, impedir que se concrete un proyecto de "violencia familiar" y/o "violencia contra la mujer". FIN




Este boletín se recibe en forma gratuita por email. Visite nuestra web y suscríbase.

Web: www.notivida.org.ar Email: notivida@notivida.com.ar

Editor Pbro. Dr. Juan C. Sanahuja, - Coeditor: Lic. Mónica del Río

____________________________________________________________________________

Citando la fuente, se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos contenidos en cada número del boletín.



NOTIVIDA


Año VI, n° 342, 343, 344. Marzo - Abril 2006

NOTIVIDA, Año VI, nº 342, 30 de marzo 2006 

MÉDICOS CATÓLICOS RECHAZAN EL CEDAW

El Consorcio de Médicos Católicos de Buenos Aires reiterando sus anteriores declaraciones, volvió a reclamar al Senado el rechazo del Protocolo Facultativo del CEDAW. Dice la declaración:

En reunión especial del día 28 de Marzo de 2006, por unanimidad de los socios presentes, el Consorcio de Médicos Católicos de Buenos Ante, ha reiterado su posición -ya manifestada públicamente en Diciembre de 2001 y Marzo de 2005- referente a la iniciativa del Poder Ejecutivo Nacional, que está por ser tratada en el Senado de la Nación, sobre la ratificación del Protocolo Facultativo de la Convención de Eliminación de toda forma de Discriminación contra la Mujer (CEDAW).

El Consorcio expresa nuevamente en forma enfática que si se concretara dicha ratificación se comprometerá la soberanía jurídica de nuestro país y se abrirá las puertas a la legalización del aborto.

Por lo tanto, se insiste en los conceptos expresados en la presentación hecha en conjunto con la Corporación de Abogados Católicos ante el Senado de la Nación el 20 de Noviembre de 2001 y en lo expuesto en las declaraciones antes mencionadas.

De ratificarse el Protocolo nuestro país quedaría sujeto a las recomendaciones del Comité de seguimiento de la Convención, obligándose a cambiar la legislación nacional según lo ordene ese Comité. Como ejemplo, recordamos que el Comité recomendó espenalizar e aborto a Rumania, Irlanda, Uruguay, Paraguay, Luxemburgo, Antigua y Barbuda, Venezuela, Marruecos, Méjico, Namibia y otros países.

Destacamos que en el año 2005, también se han manifestado en contra de la ratificación: la Cámara de Representantes de la Provincia de Misiones, la Cámara de Senadores y la Cámara de Diputados de la Provincia de Salta, la Cámara de Diputados de la Provincia de San Juan y el Senado de la Provincia de Mendoza.

En el mismo sentido la Conferencia Episcopal Argentina expresó su parecer negativo sobre la ratificación del Protocolo del CEDAW “porque implicaría una renuncia a la soberanía y dejaría una brecha abierta a la futura aprobación del aborto" (82ª Asamblea Plenaria de la CEA, noviembre del 2001), lo que reiteró en la 140ª reunión de la Comisión Permanente, el 15 de marzo de 2005.

Por lo dicho esperamos que el Senado de la Nación haciendo honor a la tradición de protección y defensa de la vida humana desde la concepción de la República Argentina, rechace la ratificación del Protocolo Facultativo de la CEDAW.

Buenos Aires, 29 de marzo de 2006

Carlos CARRANZA CASARES, Presidente

Carlos Abel RAY, Vicepresidente

Susana P. de VAUCHERET, Secretaria



NOTIVIDA, Año VI, nº 343, 31 de marzo 2006 

El OBISPO DE SAN LUIS INSTA A RECHAZAR EL CEDAW

En un comunicado emitido el 30 de marzo, Mons. Jorge Lona, Obispo de San Luis, reiteró su preocupación por la posible aprobación del Protocolo del CEDAW. El prelado fustigó la manipulación ideológica de los “derechos de la mujer”, que desembocan, por esa vía, en la legalización del aborto. Criticó además que se le permita al Comité de seguimiento del CEDAW avanzar sobre la soberanía nacional.

Transcribimos a continuación el texto completo del comunicado:

EL ASESINATO DE UN NIÑO JAMAS PUEDE SER UN DERECHO

La Iglesia está firmemente comprometida a favor de los derechos de la mujer, inseparables de su altísima dignidad como persona humana amada por Dios, que la creó a su imagen y semejanza, tal como al varón.

Pero, tristemente la causa de los derechos de la mujer es invocada de la manera mas falsa, pretendiendo que entre esos derechos está el derecho al aborto. Y el aborto es un crimen, cometido sobre el ser humano más inocente e indefenso. El niño no nacido, que es también persona humana, y no parte del cuerpo femenino, que pueda ser extirpado como un tumor que amenace la salud.

Por eso la patria experimentaría un grave retroceso en la defensa de los Derechos Humanos si se aprobara en el Congreso Nacional, el Protocolo Facultativo de la CEDAW, con la aceptación de un Comité de Seguimiento que pretendiendo defender los Derechos de la mujer, es un Organismo Supranacional que interviene activamente avanzando sobre la soberanía de los países, en favor de la legalización y promoción oficial del aborto.

La Argentina no puede aceptar ninguna forma de la Cultura de la muerte. Así se lo ha manifestado reiteradas veces, y seria doloroso que todas esas expresiones queden desvirtuadas por la aprobación de una Norma Legal orientada precisamente a facilitar la muerte de los niños no nacidos.

San Luis, 30 de marzo de 2006.

+Mons. Jorge Luis Lona

Obispo de San Luis

NOTIVIDA, Año VI, nº 344, 2 de abril 2006 

Cámara de Diputados de la Nación



PREOCUPANTE REUNIÓN DE LA COMISIÓN DE FAMILIA

El próximo martes, la Comisión de Familia de la Cámara de Diputados tiene previsto tratar varios proyectos vinculados al aborto. Algunos están referidos explícitamente a la legalización del aborto y otros enmascarados detrás de la expresión: “violencia contra la mujer”. La reunión de Comisión tendrá lugar el martes 4 de Abril a las 16.00 hs en la Sala 5 del Anexo (Rivadavia 1851, 3º piso, of 348).

El primer punto del temario es violencia (incluye violencia familiar y violencia contra la mujer), más adelante aparecen proyectos vinculados a la despenalización del aborto. Nos preguntamos si poner aborto detrás de un tema como violencia contra la mujer que incluye también el aborto (sin explicitarlo), no ha sido una estrategia para desviar la atención de los grupos provida. En pocas palabras, los dos temas que especifica el temario, violencia y aborto, confluyen en lo mismo: liberalizar el aborto; aunque "violencia" es más amplio y  legalizaría además otras iniquidades.

Aclaremos que también el tema de “violencia familiar” engloba al de “violencia contra la mujer”. Y recordemos que la "no violencia contra la mujer" exige el pleno ejercicio de los "derechos sexuales y reproductivos" y que los diversos comités del sistema de derechos humanos de la ONU consideran como violencia a toda traba legal, familiar o social que impida el aborto en cualquier momento del embarazo.

Tres proyectos sobre violencia

Hay tres proyectos sobre violencia como primer punto del temario de la Comisión de Familia:

1.- Proyecto de “Ley para prevenir, erradicar y sancionar todo tipo de violencia dentro del grupo familiar” (exp. 0837-D-05) de Lucrecia Monti y Silvia Martínez (Peronismo Federal).

Considera “miembros de la familia” (art.5) “a los cónyuges, concubinos, ex cónyuges, ex concubinos, las personas que cohabiten o hayan cohabitado, las personas con la que se haya mantenido o se mantenga una relación consensual íntima, y las personas vinculadas por relaciones de parentesco consanguíneo u adoptivo (ascendientes, descendientes y colaterales)” (art. 6). Reiteramos que compartir un ámbito doméstico no implica conformar una familia, por lo que el proyecto es objetable desde su mismo título.



Describe como “violencia sexual” a “toda conducta que amenace o vulnere el derecho de la persona a decidir voluntariamente su conducta sexual, comprendida en ésta no sólo el acto sexual sino toda forma de contacto o acceso sexual, genital o no genital” (art. 5).

Están habilitados a realizar la denuncia, entre otros, las personas mayores de 14 años afectadas por la situación de violencia (art.7).

Esto que significa que un chico de 14 años, por ejemplo, podría denunciar a sus padres si éstos intentan ayudarlo a salir del estilo de vida homosexual.

2.- Proyecto de “Ley para prevenir, sancionar y erradicar la violencia intrafamiliar” (exp. 3261-D-05) de Gladys Cáceres (PJ, La Rioja).

Define como grupo familiar al “originado por el matrimonio civil o por las uniones de hecho que presenten signos inequívocos de permanencia, exista o no convivencia” (art.2). Define cuatro tipos de violencia: física, psicológica o verbal, sexual y económica (art.4).



El proyecto de Elisa Carrió

3.- Proyecto de “Ley para prevenir, erradicar y sancionar la violencia contra las mujeres en el ámbito familiar y las relaciones interpersonales” (exp nº 0294-D-2006), de la diputadas del ARI Marcela Rodríguez y Elisa Carrió.

El proyecto define violencia contra la mujer a “cualquier acto u omisión por medio del cual se provoque sufrimiento físico, sexual o psicológico; directa o indirectamente, a través del engaño, la seducción, la amenaza, la coerción, la intimidación, la persecución o la vigilancia constante o frecuente o cualquier otro medio, sobre cualquier mujer en el ámbito familiar, con el objeto o a efectos de intimidarla, castigarla o humillarla, mantenerla dentro de los roles sexuales estereotipados, o negar su dignidad humana, autodeterminación sexual, integridad física, mental o moral o socavar la seguridad de su persona, su respeto a sí misma o su personalidad o disminuir sus capacidades físicas o psicológicas, o producirle daños a los bienes que integran su patrimonio, el de sus familiares o allegados” (art. 3).

Establece planes, políticas y servicios para erradicar la violencia contra la mujer desde el Consejo Nacional de la Mujer (art.5), Ministerio de Educación (art.6), Ministerio de Justicia (art.7), Ministerio del Interior (art.8) y Ministerio de Salud (art.9).



La persona agraviada podrá efectuar la denuncia, en forma verbal o escrita, ante cualquier juez (art.11).


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal