Regionalizacion y descentralizacion



Descargar 40.84 Kb.
Fecha de conversión14.01.2019
Tamaño40.84 Kb.

Publicado en La Revista ADEM Nº 3. Mayo del 2006.


REGIONALIZACION Y DESCENTRALIZACION
Parte I

Es nuestra preocupación que se conozca de qué manera La Asociación de Empleados Municipales, ADEM, participan en los espacios de gestión pública denominados Concejos de Concertación y cuáles son sus funciones. Para la cual presentamos dos textos explicativos.

ADEM Y SU PARTICIPACIÓN EN LOS CONSEJOS DE CONCERTACIÓN REGIONAL Y MUNICIPAL
Por: Víctor Ibáñez Avalos

Vicepresidente de la ADEM




El autor del Texto, Víctor Ibáñez con el Presidente de la ADEM, profesor José Félix Mendoza Black


La jurisprudencia regional y municipal, que por lo demás es frondosa, permiten que las Instituciones y Organizaciones que representan a la sociedad civil -denominadas así por no usar recursos públicos- participen en espacios de gestión, denominados Consejos de Concertación Regional y Consejos de Concertación Municipal, tanto en la Región, Provincias y Distritos, en una nueva, novedosa e inédita modalidad participativa en la gestión pública. Es una estrategia participativa, a fin de que la gestión pública, gasto público, que usa recursos transferidos por el gobierno central y recursos propios no solo esté manos de las autoridades elegidas, como alcaldes, regidores, presidentes y consejeros regionales, sino también del pueblo, que sin ser actores electorales elegidos, participan planificando las obras que requieran y sobre todo fiscalizando la inversión realizada. En realidad, en países como Brasil ha dado buen resultado, siendo el Partido de los Trabajadores de Lula, los que lograron implementarlo con éxito.
Veamos su principal norma legal.
El 8 de agosto de 2003, el Presidente de la República, Dr. Alejandro Toledo Manrique, promulgó La Ley Nº 28056, Ley Marco del Presupuesto Participativo, obligando a los gobiernos regionales y locales, en el marco del proceso de descentralización y regionalización, a promover el desarrollo de mecanismos y estrategias de participación de la sociedad civil, no solamente en la programación de sus presupuestos, concordantes con sus planes de desarrollo concertados, sino también, en la vigilancia y fiscalización del uso de los recursos públicos.



LOS REPRESENTANTES DE LA ADEM
En la Región La Libertad, es en el Consejo de Concertación Regional (CCR), donde el Presidente de la ADEM actúa conjuntamente con los alcaldes provinciales y representantes de otras organizaciones de la sociedad civil, se reúnen ordinariamente dos veces al año y extraordinariamente cuando lo convoca el Presidente Regional, sus acuerdos deben ser consensuados, no recibiendo ningún tipo de asignación económica, dieta ni viático.
En los gobiernos locales, como en nuestro caso, La Municipalidad Provincial de Trujillo, La Ley Orgánica de Municipalidades Nº 27972 vigente desde el 27 de mayo del 2003, lo considera como órgano de coordinación y concertación, presidida por el alcalde provincial, integrándola los regidores provinciales, los alcaldes distritales de las respectiva jurisdicción provincial, en una proporción del 60% y los representantes de las organizaciones sociales de base, comunidades campesinas y nativas, organizaciones de productores, gremios empresariales, profesionales, universidades, ONG, juntas vecinales, organizaciones juveniles y otras forma de organización provincial, siendo el 40% del número que resulta de la sumatoria del total de miembros del respectivo concejo municipal provincial y la totalidad de los alcaldes distritales de la jurisdicción provincial correspondiente.
La ADEM, cumpliendo con su papel de insertarse en la gestión pública, acatando su Plan de Desarrollo Institucional, PDI, 2004 - 2014, cumplió con todos los requisitos para ser reconocida y está debidamente representada en el segmento que corresponde a gremios laborales.
Durante 3 años: 2004, 2005 y 2006,los representantes del ADEM, debidamente elegidos, fueron el Prof. José Mendoza Black en el Consejo de Concertación Regional y Víctor Ibáñez Avalos en el Concejo de Concertación Local de la Municipalidad Provincial de Trujillo, han trabajado en la formulación del Plan de Desarrollo Municipal y Regional Concertado, en el presupuesto participativo provincial y regional, aprobados en los talleres que fueron programados, proponiendo las prioridades en las inversiones de infraestructura de envergadura regional, han propuesto proyectos de cofinanciamiento de obras para la Región y la provincia de Trujillo, así como servicios públicos locales, contribuyendo al desarrollo sustentable y sostenible de la Región La Libertad.
Lo que debería normarse, es la obligatoriedad, para que los titulares de los pliegos, presidentes regionales y alcaldes, conjuntamente con sus funcionarios responsables del Presupuesto Participativo, cumplan con la ejecución de los acuerdos tomados, luego, de agotadores debates en estos importantes espacios de gestión pública, bajo sanción, que puede incluir la destitución definitiva del cargo. Se percibe que no hay voluntad de parte de las autoridades elegidas sean regionales o provinciales y distritales por institucionalizar estos espacios de gestión, y darle facilidades para el cumplimiento de sus funciones, apoyarlos económicamente en la implementación de una oficina propia, fundamentalmente, porque son adversos a la fiscalización, falta de cultura fiscalizadora y en otros casos por desconocimiento de la normatividad.
TRANSPARENCIA Y NO CORRUPCION
Uno de los principios rectores que establece la Ley Marco del Presupuesto Participativo es la transparencia en el ejercicio y uso de los presupuestos de los gobiernos regionales y locales, por lo que deben difundirse por todos los medios posibles de información y lograr que la ciudadanía tome conciencia de su rol y participe activamente. En ambos Concejos de Concertación, se eligen sus respectivas directivas, elaboran y aprueban sus estatutos, reglamentos y planes de trabajo, conforman los Equipos Técnicos -Organismos encargados de priorizar y seleccionar los proyectos presentados, integrados por funcionarios y representantes de la sociedad civil- y Las Juntas de Vigilancia y Control con participación obligatoria de la sociedad civil y al solo indicio de malos manejos económicos, están en la capacidad de denunciar a la Contraloría General de la República o al poder judicial, sin necesidad de tener prueba.

RENDICIÓN DE CUENTAS
Los titulares de los pliegos presupuestales local y regionales (Alcaldes y Presidente Regional), están obligados a rendir cuentas de manera periódica ante los Concejos de Concertación Regional, Local: Provincial y Distrital, antes de empezar el proceso participativo y deben informar documentadamente sobre los avances de los acuerdos logrados en la programación participativa y en el presupuesto total de la entidad, por tal razón, los responsables del pliego presupuestal deben darles las facilidades y proveerlas de recursos, incluyendo, un local apropiado donde puedan ejercer sus funciones, manejar su documentación y archivo, además, de movilidad para fiscalizar las obras ejecutadas en diferente pueblos de la Región y cumplir con el encargo de la sociedad civil. Los informes que generen deben ser expuestos al público.
Probablemente, esta sea la tarea más difícil que afrontan los procesos participativos, pues, las autoridades, se niegan a brindar información sobre los presupuestos invertidos, la cantidad y calidad de obras a realizar en su jurisdicción, esta “cultura del secreto”, es lo que ha generados procesos de corrupción en la administración pública.

Publicado en La Revista ADEM Nº 4. Mayo del 2007.


REGIONALIZACION Y DESCENTRALIZACION

PARTE 2

LA VIGILANCIA CIUDADANA EN LA GESTION LOCAL Y REGIONAL
Por: Víctor Ibáñez Avalos

Uno de los temas de mayor relevancia en la gestión de los gobiernos locales y regionales -denominados arbitrariamente como gobiernos subnacionales- es sin duda, el referido a la fiscalización y el control del uso de los recursos, vale decir, la verificación que debe hacer la sociedad civil del uso correcto de los recursos públicos y que culmina con la rendición de cuentas en la ejecución del Presupuesto Institucional.


LAS NORMAS DEL PROCESO PRESUPUESTARIO
Todo el basamento normativo, o “andamiaje legal” decía el Presidente Alejandro Toledo, que sustentan el proceso del Presupuesto Participativo,(PP.), como La Ley Nº 28056, LEY MARCO del PP. vigente y con ligeras modificaciones, desde el 08 de agosto del 2003, su REGLAMENTO aprobado con el D. S. Nº 171-2003-EF., y promulgado también el 2003, y los INSTRUCTIVOS que cada año, la Dirección Nacional del Presupuesto Público del MEF, emite como su ampliación y complemento legal, prevén la elección, conformación y el ejercicio de sus funciones de la instancia fiscalizadora: EL COMITÉ DE VIGILANCIA Y CONTROL. CVC.
¿QUE SE VA A FISCALIZAR Y CONTROLAR?
La primera discusión está referida al ámbito de la fiscalización y control, los funcionarios municipales y regionales, sostienen que la fiscalización solo se aplica al presupuesto que se asigna a obras, dejando intocable el del gasto corriente -pago de planillas, personal y adquisición de bienes y servicios- que es la mayor tajada y que alcanzan hasta el 85% del Presupuesto en cada región o municipalidad.

Pero, LA LEY MARCO, antes referida, tanto en los Principios Rectores sobre PARTICIPACIÓN y en sus Artículos Nº 1 sobre Definición y el Nº 2, Objeto de la Ley, precisa que la vigilancia y fiscalización es de la gestión de los recursos públicos, es decir, se aplica a toda la gestión y no solo al porcentaje que proponen los funcionarios, queda entonces aclarado que la vigilancia y control, así como la rendición de cuentas, Articulo Nº 11, es de toda la gestión, del presupuesto total de la institución, sea edil o regional.


Da la impresión que los funcionarios gubernamentales, que no les gusta la fiscalización y el control, mal interpretan el Articulo Nº 5 de la Norma, donde se indica que “La sociedad civil toma parte activa en el proceso de programación participativa de los presupuestos de los gobiernos locales y regionales con énfasis en los gastos de inversión…, pero no dice que se limite a ellos, más claro ni el agua.
El segundo tema, es el referido a su conformación del CVC, quienes lo integran y como se eligen. Los Agentes Participantes, nos señala las Normas, o sea los representantes de la sociedad civil, organizaciones de base territorial, por ejemplo, juntas vecinales, comunidades campesinas o temático, clubes de madres, organismos laborales, sindicatos, asociaciones de jóvenes, mujeres, etc., que no administran recursos públicos, incluyendo a instituciones privadas, iglesia, que participan con voz y voto, deben estar debidamente elegidos y acreditados por sus instituciones de procedencia.
El Instructivo del 2005 para el año 2006, nos indica un mínimo de 4 integrantes y la vigencia de sus cargos es por dos años, pudiendo incluso ir a la reelección, aunque esto último no se indica. Mas bien y es importante recalcarlo, este Comité se elige al empezar el proceso, es lo primero que debe hacer la sociedad civil, luego de la etapa del registro de participantes.

También se ha normado los requisitos para ser miembros del Comité de Vigilancia y Control, siendo el más importante, que el candidato resida en la jurisdicción donde se desarrolla el Presupuesto Participativo.



¿QUE FACULTADES TIENE EL COMITÉ DE VIGILANCIA Y CONTROL?
Si encuentra indicios o pruebas que señala la Comisión de delito, deben de denunciarlos a la Contraloría General de la Republica, Ministerio Publico, el Congreso de la Republica y a la Defensoría del Pueblo, incluso, los ciudadanos a través del CVC, puede formular sus denuncias y hacerlo llegar a estos organismos públicos.

En un año pueden funcionar dos Comités, “Aquel conformado para el año en curso y al año siguiente; porque la gestión del Comité dura dos años como vimos líneas arriba, vigila la elaboración y luego su ejecución, que es en el segundo año y ese segundo año, el comité vigila y controla, pero simultáneamente, se elabora el presupuesto del año siguiente y necesita de otro comité de vigilancia y así sucesivamente.


La ejecución del presupuesto participativo es anual, o sea, dura solo un año, pero su elaboración parte del año anterior. Parece un rompecabezas, pero no es así, por cuanto el Presupuesto Participativo que es anual, es elaborado y aprobado un año anterior y desde allí empieza la fiscalización y control, que debe ser permanente, por eso es, que la elección del Comité de Vigilancia y Control debe hacerse al inicio del proceso presupuestario.
La Vigilancia del Presupuesto Participativo, es permanente, hemos escrito, desde sus diferentes etapas, la información solicitada a los gobernantes locales y regionales, debe ser atendida de manera obligatoria. La verificación si en el PIA, Presupuesto Inicial de Apertura, se consignan los proyectos priorizados, incluyendo los compromisos de la sociedad civil; tiene que informar semestralmente al Consejo de Concertación Local, CCL o Regional, CCR. (Ver mi artículo: “El Proceso de Regionalización y la Participación de la Sociedad Civil: CCR y CCL”. Revista SIN FRONTERAS, edición de marzo del 2005 y periódico “EL PUEBLO”, abril del 2005.).


LOS RECURSOS PARA LA VIGILANCIA Y CONTROL
Desde el Instructivo 2004, hasta el actual 2007, que en la Tercera Disposición Final a la letra dice: “Los costos que irroguen la participación del proceso presupuestario son atendidos con cargo al Presupuesto Institucional de los gobiernos locales y regionales”.
En consecuencia, los Gerentes de Planificación y Presupuesto, o quienes hagan sus veces, deberán incluir un porcentaje de los recursos económicos en el Presupuesto Inicial de Apertura, para sufragar los gastos que demanden tanto la gestión del Concejo de Concertación Local y Regional y los Comités de Vigilancia y Control, al final y al cabo, es nuestra plata y por lo tanto, todos tenemos derecho a su acceso y más aún, cuando se trata de asegurar su uso eficiente y eficaz y finalmente, la conformación de los Comités de Vigilancia y Control por Obras, tanto en el Instructivo del 2006 y 2007, solo los consideran como una posibilidad, “pueden” constituirse, usan el condicional de “poder”, como no, el verbo correcto a usar, seria “deben”, de carácter mandatorio, será para el próximo proceso presupuestario 2009.

Ing. Víctor Ibáñez Avalos.



Mayo del 2007.




La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal