Registro de la Nº 8/2009 Propiedad Intelectual



Descargar 1 Mb.
Página21/30
Fecha de conversión10.01.2017
Tamaño1 Mb.
1   ...   17   18   19   20   21   22   23   24   ...   30

Pesar por el fallecimiento del músico Sixto Palavecino


PROYECTO DE DECLARACIÓN

La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires declara su profundo pesar por el fallecimiento del músico Sixto Palavecino, ocurrido el 24 de abril de 2009.

PEDREIRA, Silvina.

Señor presidente:

Sixto Palavecino, el gran violinista y compositor, una de las personalidades más influyentes en el folklore nacional falleció a los 94 años de edad, el día 24 de abril de 2009.

Nació el 15 de marzo de 1915 en una humilde familia que habitaba en la localidad de Barrancas, Departamento de Salavina. Su amor por la música lo acompañó desde su infancia.

A los 13 años construyó su primer violín, ese instrumento que lo llevó por lugares del mundo que jamás imaginó y que lo convirtieron en un referente de la música popular.

Su primer grupo musical fue Corazón de Madera, recorriendo especialmente los pueblos quichua.

Fue defensor ferviente de la lengua quichua, y son reconocidas sus traducciones, composiciones, poemas; e inclusive libros del español al quichua.

Impulsó un programa radial “Alero Quechua Santiagueño” en el que trataba la identidad cultural del pueblo santiagueño.

Compartió con Felipe Corpos, Vicente Salto y Domingo Bravo, grandes investigaciones sobre la cultura nativa, formando una agrupación cuyo lema es “Ama Sua, Ama Llulla, Ama Ckella” (Ni ladrón, ni mentiroso, ni holgazán).

Pisó escenarios con los más grandes músicos nacionales e internacionales, como Mercedes Sosa, León Gieco, Los Carabajal, Chico Buarque, Milton Nascimento, Pete Segger, Pablo Milanés, entre otros.

Su vida inspiró al profesor Lisandro Amarilla quien en 1993 hizo su biografía novelada a la que llamo El violín de Dios. Su vida también fue fuente de inspiración para el documental del cineasta Daniel Rojas titulada La sabia del algarrobo, que se estrenara en el año 2000.

Por todo lo expuesto solicito la aprobación de este proyecto de declaración.



PROYECTO DE DECLARACIÓN

La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires expresa su profundo pesar por el fallecimiento del músico Sixto Palavecino.

PAGANI, Enzo.

Señor Presidente:

El viernes 24 de abril de 2009, luego de padecer durante años el mal de Chagas, enfermedad que le provocó problemas cardiacos y una fuerte neumonía, falleció en el Instituto de Cardiología de Santiago del Estero, a los 94 años, el brillante violinista Sixto Palavecino, músico autodidacto impulsado por su eterno amor a la música y a los instrumentos.

Fue despedido por miles de personas que pasaron por el Teatro 25 de Mayo, donde fueron velados sus restos, duelo provincial mediante, y ante una guardia de honor que lo acompañó al igual que las chacareras, gatos, zambas y vidalas, que retumbaron el coliseo mayor de la provincia, con miles de gargantas que cantaban las ya tradicionales composiciones de Sixto.

Nacido en la Provincia que Santiago del Estero, en la localidad de Barrancas, departamento Salavina, en el año 1915, Sixto Palavecino fue uno de los mayores exponentes de la música de la cultura indígena, dedicando su vida a la defensa del idioma quichua de sus ancestros, difundiéndolo a través de la poesía y la música y en toda la dimensión cultural. Incluso durante la prohibición gubernamental, que se extendía a la totalidad de las escuelas provinciales como también a las dependientes de la Nación.

Compuso más de 350 canciones, entre las que se registran gatos, chacareras, zambas y vidalas; tradujo canciones, poemas, libros y hasta las estrofas del Himno Nacional Argentino del español al quechua, además de realizar varias composiciones bilingües.

La mayoría de sus temas eran una mixtura de “cartilla y quichua”, “overitos” como el los llamaba, método tendiente a facilitar al público la interpretación de las letras y sin duda, para ir acostumbrando a los oídos a escuchar una lengua desterrada, pelando desde la cultura, para que se enseñe la música y la letra de su lengua originaria en las escuelas santiagueñas.

Además del violín, Sixto Palavecino ejecutaba bandoneón, guitarra y bombo.

Su aporte a la cultura le valió el título “Doctor honoris causa” por la Universidad de Rosario y un homenaje de la Presidencia de la Nación en 1997 por su aporte cultural.

Su primer violín lo tuvo a los 13 años, y fue moldeado por su inseparable facón, que lo acompañaba en el cuidado de las majadas a orillas del río Dulce.

De niño sorprendía a propios y extraños con su extraordinario talento para tocar el violín. Más tarde, comenzó también a escribir sus canciones.

Formó parte del conjunto folklórico “Corazón de madera”, con gran repercusión sobre todo en los departamentos quichua-parlantes. Durante su larga y exitosa carrera trabajó y grabó junto a importantes artistas, compartió escenarios con músicos destacados del país, entre ellos Mercedes Sosa, León Gieco, el Chaqueño Palavecino, Peteco y Carlos Carabajal, Soledad Pastorutti, y muchos otros. El conjunto “Sixto Palavecino y sus hijos”, fue el más duradero de los formados, con el que recorrió todo el país.

Decía don Sixto a sus amigos: “Yo soy violinista de oído, aprendí mirando y escuchando a mis mayores. Con el tiempo, y viendo a otros músicos, descubrí que la posición mía es incorrecta, pero no la cambié. Toco a mi manera, y eso tiene un saborcito distinto”.

Don Sixto será recordado como un grande de la música. Y como Horacio Banegas dijo: “se llevó el quichua por el mundo y ahora más allá también”.

TEXTO CONSENSUADO PROYECTOS 804-D-09 Y 817-D-09

(Diputada Silvina Pedreira y diputado Enzo Pagani)



PROYECTO DE DECLARACIÓN

La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires expresa su profundo pesar por el fallecimiento de Sixto Palavecino, ocurrido el 24 de abril de 2009.




Sr. Secretario (Pérez).- Está en consideración el texto consensuado que obra en las bancas.

Informes sobre la construcción de una escultura en homenaje al doctor Arturo Umberto Illia



PROYECTO DE RESOLUCIÓN

Artículo 1º.- La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires solicita al Poder Ejecutivo que por intermedio de los organismos correspondientes y dentro del término de treinta (30) días de recibida la presente, informe sobre los puntos que a continuación se detallan en relación con el cumplimiento de la Ley Nº 412, promulgada por Decreto Nº 1088 del 17 de julio de 2000, referida a la construcción de una escultura sobre un pedestal en homenaje al Doctor Arturo Humberto Illia. Éstos son:

a) Cuáles son las causas de que, a casi nueve (9) años de ordenada la confección de dicha escultura, exista un lugar vacío en el sitio en que se debía colocar, esto es en calle Arroyo y Avenida 9 de Julio.

b) Qué áreas y quiénes fueron los responsables de las mismas, encargadas de cumplir las diversas etapas conducentes al cumplimiento de la citada Ley.

c) De las etapas a las que se refiere la pregunta anterior, cuáles se concretaron y cuáles quedaron pendientes, determinándose específicamente la instancia de interrupción del mandato legal.

d) Cuál es el estado actual de los trámites pertinentes referidos al concurso público de escultores, la constitución de un jurado y la colecta pública que se deberían realizar, según lo ordenado en los artículos 3º y 4º de la mencionada ley.

e) Si se instruyó o se instruirá sumario administrativo tendiente a deslindar eventuales responsabilidades ante el flagrante incumplimiento de la ley.

Art. 2º.- Comuníquese, etc.

SMITH, Guillermo.

FUNDAMENTOS

Señora presidenta:

La Ley 412, promulgada por Decreto Nº 1088 del 17 de julio de 2000, disponía que se confeccionara una escultura sobre un pedestal en homenaje al doctor Arturo Humberto Illia, en la intersección de la calle Arroyo y Avenida 9 de Julio.

No obstante lo ordenado por la citada norma y dado el tiempo transcurrido, hasta la fecha dicho lugar se encuentra vacío y no existen indicios de que se fuera a instalar ninguna escultura.

Pareciera que nada se dispuso y que la ciudad se hubiera olvidado de este justo y necesario homenaje para este ilustre ciudadano, que ocupara el cargo más honorable entre otros dentro de una República, como es el de Presidente de la Nación Argentina.

Es evidente que ése era el mensaje de los legisladores cuando sancionan la referida ley.

Abundar en detalles sobre la vida y obra de Arturo Humberto Illia sería algo redundante toda vez que es una personalidad reconocida mundialmente a la cual el pueblo argentino siempre le estará agradecido, por sus lecciones de civismo y coraje ante la adversidad del golpe de Estado que lo arrojara del sillón de Rivadavia y también ante la soledad con que tuvo que enfrentar determinadas circunstancias.

Hoy Don Arturo, como le decían sus amigos y quienes lo apreciaban, descansa entre los próceres de la Revolución del Parque en el Cementerio de la Recoleta y desde allí seguramente que su espíritu no reclama ningún homenaje porque la sencillez era su estilo de vida. Pero sí los argentinos exigimos que esta escultura se construya y se instale en el lugar establecido.

Por todo ello, solicito la aprobación del presente proyecto de resolución.


1   ...   17   18   19   20   21   22   23   24   ...   30


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal