Relatos de una kedada en nueva york



Descargar 20.73 Kb.
Fecha de conversión04.05.2017
Tamaño20.73 Kb.

F

ather Gorgonzola


Relatos de Humor



RELATOS DE UNA KEDADA

EN NUEVA YORK.
Volumen7. La Excursion a

Central Park


La reprimenda que nos estaba echando el AdministraDios, estaba mas que justificada.

Los poderes fácticos comenzaban a abandonar poco a poco el Timesquare. Los servicios de limpieza arrojaban arena sobre un enorme montículo pajizo cuyo olor tiraba de espaldas. Montón de mierda. Literalmente.

Tan solo el recordar la cara de dolor del noble animal al que Josepmarin había propinado semejante cabezazo, nos compungía a todos.

Lo había estoqueado certeramente. Había sido sorprendido el corcel posando para los cientos de fotógrafos amateurs. Cabeza alta. Cola alzada formado un arco. Sus ojos parecían de plata reflejando la luz de los flashes. Orgulloso de representar a su raza. Dientessss, Dientessssss….decía el precioso jamelgo remedando a famosa folklórica española.

Ahora sin embargo… Corría despavoridamente.
Sonaba así…. cataplapcataplapcataplapcataplap . Dirección como ya sabéis a la 52th
St.

Los hocicos henchidos y soltando vapor. Los ojos desorbitados y sanguinolentos. Los labios abiertos de par en par dejando asomar una mueca que parecía, que paradoja, una sonrisa. Cataplapcataplapcataplapcataplap


Uno de sus atributos testiculares (un cohón, vamos!) del tamaño y forma de una pelota

d


Giligil, que así se llamaba el imperioso corcel, sería enterrado con honores por la Policía Montada der Nuevayó!


e rugby y ese cabalgar tan desaforado como renqueante, nos producía a todos -cuando menos- el sentimiento de la compasión. Poesitor cavayo! que diría Camarón; el de La Isla.

Su sacrificio, fue inevitable. Giligil, que así se llamaba el imperioso corcel, sería enterrado con honores por la Policía Montada der Nuevayó!


Se había acallado el cataclap para siempre. R.I.P (Relincha En Paz).

Con la firme promesa hecha al supremo hacedor de que nos comportaríamos con la debida corrección y en teniendo en cuenta que es massssomennosss imposible romper un parque del tamaño de Central Park, nos dirigimos a este.



Central Park.

El pulmón de la City. Columbus Circle.

Entramos en el susodicho Parque. La sensación de paz y el colorido de los árboles del otoño neoyorquino, es como para poner nerviosa a la retina. Se puede colapsar esta, tratando de distinguir y poner en orden el caos cromático que se nos presenta. Que nos invade.

Pasamos el pequeño puente llamado The Pond.

Corsso hace chascarrillo alegórico al puente.: “My name is Pond”.”Brich Pond”

Es celebrada la ocurrencia. Corsso agradece las muestras de aprobación. Flipa. Piensa dedicarse a esto de la Arquitectura de la Palabra.

La pista de patinaje de Wollmank Rink produce un escalofrío a Father.

La cordialidad se va restableciendo. Ira pregunta a Fuentess por el estado de su lacerada espalda. Al final resultó que si hacían daño los latigazos.

Bethesda Terrace y Strawberry Fields (Forever). Cristian empieza cantar el Imagine….todos un poco emocionados, pero en cuanto vemos que a Karmele se le empieza a alzar la pata…..continuamos con nuestro camino. Duró poco el emotivo momento cantarín.

Frente a Bethesda Terrace esta The Lake y Beldevere Castle.
Disfrutamos de las preciosa vistas del Beldevere y aguantamos las peroratas de forero con similar nombre que insinúa fue propiedad de un remoto familiar. De los Castle de toda la vida!! Decía.

A


Decidimos comer al Sbarros de Chinatown para comprobar in situ la existencia del plato llamado Penne alla Vodka.
Nuevayó!


l pasar por El Great Lawn, una escena nos rompe el corazón.

Suenan gaitas plañideras. Tristes.

Policías uniformados de gala. La Banda de música de la Policía Monta de Nueva York, es la que entona la melodía con gravedad. Mujeres enlutadas lloran desconsoladamente. Y una fila de Policías armados que disparan salvas al aire. El cielo quiere romper a llorar también.

Una Yegua Blanca golpea tristemente con su pata delantera el suelo de césped.

Sobre su silla de montar vacía, la bandera de las Barras y Estrellas reposa doblada.

Debe de ser la Viuda. Pensamos con el corazón en un puño.

Las miradas reprobatorias de todo el grupo forero se dirigen a Josepmarin, que despojado de su gorro de lana de NYC, soporta estoicamente en posición de firmes la emocionante escena mientras dos lagrimones, corren por sus mejillas.

Continuamos paseando.

Los servicios del W.C. del parque se nos aparecen como tabla de salvación para tanta vejiga reventona.

El puesto de Hot Dogs, hace la caja del día. Two Dolars per sausage. Riquísimos.

Decidimos comer al Sbarros de Chinatown para comprobar in situ la existencia del plato llamado Penne alla Vodka. Una velada referencia a la fellatio según algún que otro malintencionado.

Después, a hacer Safari de marcas en la famosa cadena Pisidenegris en Broadway.

El maremágnum de bolsos falsos Louis Vuiton, y similares hace que el vagón del Underground camino de vuelta al hotel sea coto privado de los foreros. No cabe ni nada ni nadie.

Los pantalones se caen de las cinturas por el peso de los cuantiosos relojes de imitación que llenan los bolsillos.

Vuelta al hotel para ducha y cena… y después brillante idea de la donostiarra, visita a club para oír música.

Música trankilitaaaaaa… Faaaaatheeeeer…..; decía Karmele: No te asusteeeees!!

T
El chundachunda, nos avisaba que el club estaba ahí mismo. . Reggaeton y hip hop. El sueño de Father.


omar una copitaaaa en Nueva York y oír música en local apropiado, Faaaatheeeeeer…. Un sitio trankiliiiiiiiitooooooo…mentía la vasca poniendo cara de ternura. Josu Ternura.

Así que después de la cena, toooodos encaminados hacia el local que previamente había sido elegido por Kristina y Karmele.

Así se llamaba:
La Nueva Escuelita
Cabaret &Revue, Dance Club - DJ
301 W 39Th St. /Eight Ave.
A C D at 42th St
Cerca de la Penn Station y del Madison Square Garden

Father, Los Josepmarin, Los Castle, Los Tonyd, Los Cristian y algunos otros del grupo tranquilito, suplicaban un Cocktail Manhattan en Rockefeller Center. Céntrico y agradable lugar proclive a la conversación culta, amena, tranquila y enriquecedora...

Iba a ser que no!!!! Las coyotasssssss.

El chundachunda, nos avisaba que el club estaba ahí mismo. Reggaeton y hip hop. El sueño de Father.

Las chicas como locas ya empezaban a moverse bajando las escaleras de tan oscuro tugurio. Chundachundachundachunda. Más chundachunda aún.

Father comprueba con enorme sorpresa que el club esta semivacío.

Oh m God!!! Iba en serio que era un lugar tranquilito, si acaso con la música bastante alta. Se guarda de pedir al DJ de bajar un poco el volumen.

Se aposentan en una especie de palco desde el cual se domina toda la pista de baile que esta ocupada por diez o doce parejas que bailan frenéticamente aunque todo hay que decirlo también desangeladamente al disponer de la pista para ellos solos.

Buenooooo… comunica Father al clan de los 50. Nos tomaremos aquí ese Manhattan Cocktail charlando tranquilamente y podremos contar a la vuelta a España que hemos estado en un club de reggaeton en New York, Jiiiijijijijiji. Eran las nueve de la noche. 21.00 horas. Hora local.

A


Dando saltos con los brazos en alto y la manos abiertas
Unayotravez, unayotravez, unayotravez, unayotravez…….

eso de las 23.00 hora NYC, no se podía ni respirar en el local. La pista rebosaba de gente apretujada y sudorosa dando botes demoníacos. El calor…bochornoso.

La música aterradoramente alta…muuuuuuucho mas alta que a las 21.00


Grupos de latinos con mas pintas de Latin Kings que de otra cosa. Rapados y con pañuelos liados en las cabezas habían tomado la pista.

Daaaaaaaaaaaaaaaaame la gasuliiiiiinaaaa. Aeshale guta la gasuliiiiinaaaaaaaaaaaaaa…

Los culos reondos de las mozuelas, tenían vida propia. Los hombres bailaban rodeados por ellas…..los foreros displicentes en el palco observaban con los ojos como platos el espectáculo que se les ofrecía.

Entre aterrorizados y cautivados.

Zumbale mambo pake mi gata prenda los motooooooooores….. Daaaaaaaaaaaaaaaaame la gasulinaaaaaaaa. Zúmbale la gasuuuliiinaaaaaaaa…… Aeshale guta la gasuliiiiinaaaaaaaaaaaaaa… Los Pandilleros no paraban de restregar la cebolleta contra los redondos culos de las pandilleras. Camareras en su mayoría del Cositas Ricas. Allá por Queens.


En medio de aquel aquelarre atronador de combustible, las foreras, que por cierto se veían diminutas en medio de aquel gentío de licenciados AMA (Atracos a Mano Armada) no dejaban de danzar y - todo hay que decirlo- de menear el culo. El calor se hacia insoportable. Todo el mundo empapado en sudor.


Miiirasupriiiiimo con la gaaaasuuuuliiiiinaaaaaaaaaaaa….

De pronto el silencio.

Chunda chunda CHUNDACHUNDACHUNDACHUNDA chunda chunda chunda.
Invade el lugar el chunda.

La gente se pone a bailar frenéticamente.

Dando saltos con los brazos en alto y la manos abiertas

Unayotravez, unayotravez, unayotravez, unayotravez…….

Los pandilleros molestos por el cambio de sintonía se retiran a su rincón privado.
Mariiicooooonnsonessss!!!!!!! Dicen con el ceño fruncido.

Chunda chunda CHUNDACHUNDACHUNDACHUNDA chunda chunda chunda . Chunda chunda CHUNDACHUNDACHUNDACHUNDA chunda chunda chunda .


Chunda chunda CHUNDACHUNDACHUNDACHUNDA chunda chunda chunda .

Las coyotas saltan frenéticas.


Los Glenrothes no salen de ese estado que nada entre las aguas del pánico y lo inusitado.

Karmele, absolutamente extasiada por el ritmo que le invade el cuerpo, cierra, como es costumbre en ella, los ojos para sentir mejor las vibraciones de la música y poder bailar mejor.

C
Y de un inoportuno culazo……Plassss!!! Manda la mesa a tomar por la jiga y vuelca la docena de vasos llenos hasta arriba
hunda chunda CHUNDACHUNDACHUNDACHUNDA chunda chunda chunda . Chunda chunda CHUNDACHUNDACHUNDACHUNDA chunda chunda chunda .
Chunda chunda CHUNDACHUNDACHUNDACHUNDA chunda chunda chunda.

Salta Karmele sin parar con los ojos cerrados. Salta y sigue saltando. Sin darse cuenta que en cada chunda que pega, se acerca un palmo al lugar donde los pandilleros descasan junto a sus “mamitas”; todos alrededor de una inestable mesa repleta de botellas de licores todos ellos de primeras marcas.

Chundachundachunda…se acerca la pequeña, resuelta y cegata langosta.
Y de un inoportuno culazo……Plassss!!! Manda la mesa a tomar por la jiga y vuelca la docena de vasos llenos hasta arriba de licores con coca cola helada en la bragueta del Capo de Queens.

(Propietario que es, entre otros negocios, de Cositas Ricas, tan conocido por los foreros, y que le sirve de tapadera.)

La danzante abre los ojos y comprueba con estupor lo que ha ocasionado. Se quiere morir.
Cristian, vehementemente, salta en su ayuda!!!! Con tan mala fortuna que se escoña.
Castle llama por teléfono a la policía sin saber el número al que llamar!!!!!
Corsso entona un Miserere!!!!!
Josepmarin comienza una plegaria!!!!!
Y……El único que guarda la compostura……. Father, que en un alarde de valentía e ingenio, se va para la pared y pega un fuerte tirón de una palanca que hay con un cristalito que pone “Only in Case of Fire”

El ruido de las sirenas y de las campanas de alarma es atronador!!!


La red de Sprinklers, comienza a soltar fortísima lluvia de agua!!!!!
Los electroimanes de las puertas cortafuego se activan y se abren las salidas de emergencia!!!!!



La gente baila con el sentido perdido entendiendo que la lluvia es gracia de la casa y que es servida a modo de refresco.


La gente baila con el sentido perdido entendiendo que la lluvia es gracia de la casa y que es servida a modo de refresco.

Aprovechando la confusión, los foreros salen en estampida del Club. Las pérdidas son millonarias,…… se pierden camino del Empire State Building, que es la única referencia conocida que la vista les regala.

Dos noches huyendo son demasiadas……. Habrá que arreglar esto.

El Departamento de Policía de Nueva York y el FBI. se pregunta si no habrá una cédula de Al-Queda en la ciudad.



Continuará…….









La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal