Resistencia a la mercantilización de la naturaleza y su impacto en la política en el caso del maíz en México Resumen



Descargar 46.65 Kb.
Fecha de conversión14.01.2019
Tamaño46.65 Kb.
GT 14

Edit Antal Fodroczy, México, Universidad Nacional Autónoma de México, CISAN

Resistencia a la mercantilización de la naturaleza y su impacto en la política en el caso del maíz en México

Resumen

A pesar de que México no produce a gran escala maíz transgénico, se requiere una explicación a fondo por qué es tan aguda la controversia y duradera la resistencia en torno al maíz genéticamente modificado. ¿Qué tipo de concepciones sobre la naturaleza, por tanto de la semilla, existen y cómo interactúan éstos, en forma de cooperación o conflicto? ¿Qué implica la existencia de un triple movimiento de fuerzas que se identifica en México y cómo se relaciona esto con los distintos conceptos de la naturaleza, o en este caso semilla de maíz en México?

El trabajo analiza el proceso de construcción de los distintos discursos sobre la semilla del maíz en México, en lo que presta particular atención a la comunidad científica y los movimientos sociales así como evalúa su impacto en la política pública. Se identifican tres diferentes conceptos relacionados con el tipo de maíz - el nativo o criollo, el mejorado y el transgénico - que constituyen las bases para los discursos sobre la naturaleza y la sociedad. Se sostiene la tesis de que cada uno de estos que coexisten en la actualidad en el campo mexicano se asocia con un contexto productivo socio-ecológico y cultural concreto. La coincidencia entre los dos primeros discursos y no obstante sus notables diferencias, crea una amplia base social para la resistencia al maíz transgénico en México que hoy por hoy tiene su máxima expresión en una acción colectiva que se ha desarrollado en el nivel jurídico y que hasta la fecha ha impedido la introducción comercial del maíz transgénico en el país.

La metodología del trabajo se inspira en la economía política de la Gran Transformación de Karl Polanyi que ofrece un concepto para entender la mercantilización de la naturaleza, del trabajo y de las finanzas. De acuerdo a su visión la mercantilización de la sociedad implica un doble movimiento, por un lado es liberador o autodestructor (mecanismo de cambio) por el otro implica siempre resistencia que tiene la función de proteger y amortiguar. De acuerdo a este marco conceptual, el elemento moral de la mercantilización, es particularmente importante puesto cuanta con un gran valor simbólico.



Descriptores: maíz transgénico, mercantilización de la naturaleza, México

Introducción

La ponencia busca dar respuesta a las siguientes preguntas: ¿Por qué es tan aguda y duradera la controversia sobre el maíz genéticamente modificado en comparación con países como Brasil o Argentina qué sí producen transgénicos a gran escala? ¿Qué significa la mercantilización ficticia de Polanyi para la biotecnología moderna, así como la existencia de un triple movimiento de fuerzas en México, en términos de Fraser? ¿Qué tipo de conocimiento sobre la naturaleza, es decir, distintos conceptos de semilla de maíz existen en México y cómo entran estos en conflicto?



Evolución del conflicto en México y los principales actores

En un principio, el tema del maíz transgénico era entendido como un asunto de “contaminación” y fueron los científicos que jugaban el papel principal en la discusión. Más adelante, se ha convertido en un asunto político, se ha institucionalizado, se ha creado la ley de bioseguridad que dio lugar a la creación del CIBIOGEM y estableció responsabilidades de las secretarías y el legislativo. (Antal, 2007)

Al mismo tiempo el maíz transgénico representa un asunto social de justicia, tratado por movimientos sociales: vinculado con otros temas como seguridad alimentaria; conflicto entre pequeños productores, empresa nacional y empresa transnacional. En la actualidad es también, un asunto de poder judicial, puesto que se pelea en forma de una acción colectiva que aún está inconclusa.

La acción colectiva en México significa un juicio para preservar los derechos de un grupo de personas. Es una demanda contra de la liberalización del maíz transgénico en la fase comercial en la que participan 53 personas, 20-23 organizaciones civiles, y su representante es Semillas de Vida AC. El argumento principal que ha presentado este grupo es que el maíz transgénico contamina el maíz nativo que atenta contra diversidad biológica y con ello contra la cultura indígena. Este proceso legal inicia en julio de 2013 cuando el tribunal del Distrito Federal, el magistrado Jaime Manuel Marroquín Zavaleta emite una medida precautoria para la suspensión de la liberalización comercial del maíz GM, bajo el argumento de que la contaminación es real por vía de la polinización que atenta al maíz nativo y está contra la diversidad biológica. (San Vicente Tello, 2013)

Las empresas se han movilizado de inmediato, las transnacionales como Syngenta, Monsanto, Dupont emitieron diversas apelaciones contra la medida precautoria, 2014 enero Monsanto emite un incidente de recusación en que acusa al magistrado de ser parcial a favor de la acción colectiva. El asunto sube del nivel, del local al colegiado, en este nivel el magistrado Walter Arellano apoya la medida precautoria, con el argumento de que la sola o mera posibilidad de afectar el medio ambiente es suficiente para mantener la medida cautelar. Con ello, si sigue el proceso, y la empresa transnacional apela esta determinación, el asunto sube otro nivel, al 3, llamado unitario, esto ya estará muy cerca a la última, a la suprema corte. Finalmente, después de 21 meses y tras ganar 19 juicios de amparo entre las 91 impugnaciones por las empresas y el gobierno federal en u total de 17 tribunales, el Poder Judicial Federal mexicano, acepta iniciar un juicio del maíz transgénico. El asunto central del juicio son los derechos humanos de las generaciones presentes y futuras a la diversidad biológica de los maíces nativos y criollos, y decidir si los transgénicos dañan o no estos derechos.

Características específicas de la controversia en torno a los transgénicos en México (Campos Motta, 2013)

Es un tema altamente discutido, mucho más que por ejemplo en Brasil y Argentina, ´países que sí son grandes productores.

En México, se trata de un debate, a priori a la introducción masiva de los transgénicos, de hacho el área cultivada de transgénicos es muy poca (0.2 m de ha), esto hace que los argumentos que se usan se basan en proyecciones al futuro (como por ejemplo la promesas de rendimiento alto y poder evitar pérdidas)

El asunto central en el debate en torno al maíz transgénico es la biodiversidad puesto que es un país centro de origen del maíz. Consecuentemente, todos los actores, pros y contras, coinciden en el discurso de no afectar variedades nativas (incluso Monsanto), pero al mismo tiempo no se usan términos como contaminación o coexistencia.

El asunto de los transgénicos se ve mayormente desde la perspectiva ética y política de la agropolítica (36%), salud y medio ambiente (30%) y solo en menor grado se concibe como un asunto económico (20%). El debate no se refiere a costos, reducir ventajas agronómicas, externalidades económicas, derechos del consumidor y costos de la propiedad intelectual.

En cambio, en el debate, el riesgo sí es un tópico importante (33%) que se asocia directamente con el hecho de que se trata del maíz en su calidad de alimento básico. El discurso se refiere mucho a conceptos como: riesgo= responsabilidad; contaminación, incluso de engaño, la idea de “contaminar desde un inicio intencionalmente para no dejar opciones” en el futuro. El debate en México9 es particularmente sensible a asuntos de identidad e de justicia.

Un rasgo distintivo en México es que se trata de un debate de tinte nacionalista, puesto que se involucra nociones tales como la soberanía y la dependencia. Sin duda, es un debate altamente politizado referente a la justicia social, artículos publicados sobre el tema han sido en un 67% en la sección de política nacional y el 49% la de sociedad y justica.

En los medios sobre el asunto de los transgénicos predomina la crítica en distintas formas: como víctima de la revolución industrial; criminalización de los transgénicos “crimen histórica contra la gente del maíz”, contra la humanidad por considerar que la domesticación y la selección milenaria del maíz es un logro civilizatorio; y que un proceso de conocimiento no dado por la naturaleza sino hecho por el hombre. Frecuentemente se culpar las empresas transnacionales de usar medios ilegales para forzar la introducción de los OGM que se considera un engaño. En esta fase del debate, los actores principales son los movimientos sociales y los científicos.

Ciertamente, los científicos se encuentran divididos sobre el tema, no solamente entre ciencias naturales y sociales (por un lado ciencias duras: biotecnólogos, biólogos, agrónomos, fitotecnólogos; y por el otro ecólogos, ciencias ambientales y sociales: antropólogos, sociólogos rurales, politólogos, filósofos, economistas) sino también por su posición ideológica: neoliberalismo vs proteccionismo, estatismo, así como defensa de derechos indígenas, relación norte-sur etc.
Marco conceptual de la mercantilización

Polányi: La gran transformación

En su conocida obra sobre la relación entre sistema económico y social Polányi sostiene que la economía de mercado es un mecanismo autoregulador, en que las mercancías ficticias: la tierra, el trabajo y el dinero son componentes esenciales para la industria. Les llama ficticias porque originalmente no han sido producidas para compra y venta. Una política que impide la formación de mercados ficticios pone en peligro el sistema y conduce necesariamente a efectos nefastos que pueden ser tan graves como la destrucción de la naturaleza, ruptura de las comunidades y destrucción de la subsistencia. (Polányi,1989)

De esta forma, en la obra de Polányi la mercantilización de la sociedad implica un doble movimiento: por un lado liberador o autodestructor (mecanismo de cambio) y por la otra resistencia (que protege y amortigua), sin la que sociedad habría visto aniquilada. En la Gran transformación, el elemento moral en la mercantilización, es muy importante, cuenta con un gran valor simbólico.

¿Cómo entender la mercantilización de la tierra y trabajo a través de la biotecnología y los transgénicos? Traducido para la situación de los transgénicos, la mercantilización de la tierra o naturaleza significa la propiedad intelectual del gen de la semilla frente una semilla concebida como resultado de un largo proceso de construcción del conocimiento campesino. La mercantilización de trabajo en este caso, y simbólicamente, a través de la identificación del maíz con el hombre, simbiosis entre objeto y sujeto, implica también la mercantilización del productor, del indígena, del creador de la semilla. Hay una doble mercantilización ficticia, que implica una doble resistencia, que explica la fuerza de esta resistencia en México.



Can society be commodities all the way down? (Fraser, 2012)

Nancy Fraser, retoma el carácter destructivo de la dimensión ecológica, financiera y social de la mercantilización ficticia de Polányi y se pregunta qué tan severa es la crisis hoy cuando las tres se producen al mismo tiempo. Para la autora, las nuevas mercancías ficticias son por ejemplo los bonos de carbono para reducción de los GEI, la biotecnología, el cuidado de los niños y de personas mayores, la escuela y lo derivados financieros. Según ella, mientras que en tiempo de Polányi había un doble movimiento, la lucha entre libre cambio y proteccionismo social en última instancia ha conducido a la II Guerra Mundial, hoy en día existe un contra-movimiento para proteger la sociedad y la naturaleza de la devastación del mercado, que puede ser vista como una segunda gran transformación. La gran transformación en el caso de Polányi al contraponer la mala economía a la buena sociedad coqueteaba con la idea romántica del comunitarismo y era poco sensible a la noción de la dominación, por lo que hay necesidad de des-idealizar la concepción de la sociedad y tomar en serio la dominación en el mundo. Polányi desarrollo sus ideas en el marco del Estado-Nación, pero sostiene Fraser hoy en día el marco de referencia debe ser el contexto global en que tiene lugar el movimiento alter-globalización como la alternativa.

Derivado de lo anterior, la crítica estructural de la mercantilización ficticia se debe conectar con la crítica a la dominación global en el contexto Norte-Sur, en forma de una nueva democracia al nivel global y de carácter transnacional. Es necesario conectar los tres mayores dimensiones -ecológico, social-reproductivo y financiero- en un momento constitutivo de la crisis del capitalismo. Al lado de la mercantilización y proteccionismo social se debe analizar también la lucha por la emancipación en función ya no de dos sino de tres movimientos, esto es, un triple movimiento: neoliberales, proteccionistas sociales y proponentes de emancipación de migrantes, eco-feministas, indígenas, eco-socialistas, oponentes al racismo ambiental y otros.

Triple movimientos en torno a las semillas de maíz en México

El triple movimiento en torno al maíz transgénico en México puede entenderse a través de la conceptualización de tres definiciones, formas de entender y concebir la semilla del maíz en México:



  • Mejoradas, o híbridas generadas en instituciones nacionales, en el pasado principalmente públicas y ahora privadas, libres (actores: semilleras nacionales, proteccionistas sociales)

  • Transgénicas, empresas privadas predominantemente transnacionales, propiedades intelectual (actores: empresa transnacional, neoliberales)

  • Nativas y criollas, conocimiento tradicional común, bien común (actores indígenas y campesinos, proponentes de emancipación, agricultura de autoconsumo)

Definición indígenas de la semilla: reservorio de la vida; eslabón para apropiarse de toda la cadena y todo el sistema alimentario; los genes (recursos naturales) y el materia genética del maíz es conocimiento ancestral son los nuevos territorios de saqueo. (Benítez, 2013, y Mitos del Maíz, 2010)

Acerca de la posibilidad de coexistencia entre la biotecnología y agroecología la científica Alejandra Bravo opina: Técnicamente podrían ser complementarios, el problema es en el orden social y económico: (Bravo, 2013)

“En el caso de los transgénicos no se puede utilizar la semilla obtenida por el productor; el 70% del área cultivada del maíz está asignada a los pequeños productores en comunidades indígenas y ejidos; solo el 25% del maíz se siembra con semillas comerciales; y el 75% de la semilla viene de la cosecha de los agricultores; además el 54% del territorio mexicano pertenece a los pueblos indígenas y campesinas”

Proceso de privatización y transnacionalización

Antes el gobierno de México tenía prácticamente monopolio en la investigación y reproducción de la semilla del maíz, pero actualmente, solo el 6% de la producción de la semilla es del sector público; empresa transnacional domina el 90% del capital de este concepto. Subsisten 350 productoras de semilla certificadas en el mercado nacional, el mercado nacional se lo dividen dos empresas, el 40% es de Monsanto. El mercado de semillas es de 1 mil millones de US$, 80% de grandes empresas, la mayoría transnacionales (entre 60-70%). Mexicanos: Royal de México, Grupo Ceres Internacional; Aspros y Semillas Conlee Mexicana.

Hoy el dominio de las variedades es: semillas mejoradas: 92% empresas privadas transnacionales, 5% pequeñas empresas nacionales y solo el 3% de variedades son libres y públicas. El autoconsumo es todavía muy grande: el 60% de granos es producto campesino; 18 millones de toneladas de maíz en 8.5 millones de ha.

¿Porqué es tan politizado el asunto de OGM en México? El momento político coincide con el TLCAN y la apertura total del campo mexicano al comercio internacional; el debate se centra en el maíz y no en ortos productos, favorece a los movimientos sociales y dificulta la introducción. El radicalismo en gran medida proviene del enfoque antropológico que se basa en un vínculo entre diversidad biológica y étnica cultural; la agro-ecología que concibe a los transgénicos en términos de criminalización, victimización y de resistencia doble en términos de Polányi.



Politización en dos sentidos

  1. Mercantilización (Polanyi) Neoliberales vs. proteccionistas nacionalistas

El momento más importante del debate coincide con el aumento de la importación del maíz a raíz de la liberalización del campo del TLCAN, y también movimiento neo-zapatista. Todos (incluso los defensores del OMG) están de acuerdo en defender la seguridad alimentaria y criticar la dependencia alimentaria de los Estados Unidos. Las empresas semilleras nacionales están en contra de las transnacionales en defensa de sus mercados, para ellos la semilla es una mercancía nacional. De hecho, hasta los años 60 en México la semilla era un monopolio estatal distribuido por instituciones estatales como INIFAP y PRONASE. Actualmente solo el 6% de las semillas es del sector público, el resto es de empresas transnacionales (Monsanto y Syngenta), pero solo el 40% de la superficie de la siembra del maíz es comercial, el resto es todavía autoconsumo.

  1. Emancipación indígena (Fraser)

Desde la perspectiva del movimiento de globalización alternativa la propuesta es combinar las luchas por defensa del medio ambiente, protección del clima, justicia económica, protección de la cultura indígena, paz y otras libertades civiles. La lógica global de la emancipación de los pueblos indígenas, la controversia es en torno al conocimiento tradicional vs. conocimiento patentado; los modelos de producción entre productores pequeños vs. agronegocio; Es un asunto de justicia social, concebida como la sobrevivencia del sector rural en conexión a la crisis ecológica (coincide con aparición de los zapatistas). En México, habrá una división entre las regiones Norte y Sur, los primeros mayormente por los transgénicos, los segundos en contra.

Radicalización: tercer movimiento indígenas

La radicalización, como ya se dijo se debe al factor antropológico y cultural en torno al maíz: en palabras de Adelita San Vicente, representante de los grupos e individuos de la demanda, la disyuntiva es: mantener la planta sagrada como patrimonio de la humanidad o permitir si apropiación en virtud de la transformación genética. El maíz se ve como factor civilizatorio: en el proceso de la colonización se lleva fuera de América cuando el maíz pierde su humanidad y se convierte en un simple objeto; resistencia histórica; conflicto de valores; anti- sistémico y anti-individualista; comunalidad del maíz: una relación entre gente y naturaleza; derechos históricos de los indígenas; sistemas de pensamiento en juego.



Simbiosis entre bio-diversidad y diversidad étnica y cultural1

El artículo intitulado “La disputa por el maíz: comunalidad vs transgénicos en México” de Adelita San Vicente Tello y Areli Carreón se expresa en los siguientes términos del maíz y su papel en la cultura de los mexicanos:

“El maíz es un invento nuestro. Y el maíz, a su vez, nos inventó” (Bonfil Batallo); el maíz es una planta sagrada, base de una civilización; loa transgénicos significan una apropiación de la planta sagrada, de una conquista de la humanidad y de un logro civilizatorio; la semilla= sangre; artefacto; teocintle grano de los dioses; contiene una cosmovisión, esto es, una relación con la naturaleza; el material genético del maíz = conocimiento colectivo común acumulado durante 10 mil años = esfuerzo colectivo milenario de la humanidad; es maíz es el vínculo entre conocimiento y trabajo campesino (la semilla encierra el modo de vida rural); transgénicos significan la ruptura en la unidad entre objeto y sujeto (en la colonización ya se ha separado una vez). Como lo ha expresado un indígena recientemente: “el maíz no puede vivir sin la mujer y el hombre, y un ser humano no puede vivir si no come maíz o, por esto es que hay que defenderlo” (Aldo Gonzáles Rojas, La jornada….)

Conclusiones

El choque entre distintas construcciones del conocimiento es múltiple, tres movimientos, no simplemente semilla transnacional vs. nacional. El radicalismo de la resistencia es histórica y cultural, conecta defensa de la diversidad biológica, agrícola y cultural. Derechos indígenas, defensa de la cultura indígena parte del movimiento global alternativo, Convención Internacional de derechos campesinos que incluye defensa de la semilla. En términos antropológicos (teoría del control cultural): refuerza capacidad de reproducir la cultura indígena, mientras que en términos políticos, a menudo el movimiento de protección social coincide y refuerza el movimiento indígena.



Bibliografía

Antal, Edit, Verschoor Gerard y Baker Lauren, Maize and Biosecurity in Mexico. Debate and practice, 2007 Centro de Estudios y de Documentación de América Latina, Ámsterdam, Holanda, Cuadernos CEDLA No. 22.

Bravo, Alejandra, “Biotecnología agrícola y agroecología ¿Complementarias u opuestas?” En Ciencia, enero-marzo 2013, pp.68-77.

Polányi, Karl, Capítulo 6. “El mercado aoturegulador y las mercancías ficticias: trabajo, tierra y dinero” en La gran transformación, Las ediciones de la Piqueta, Madrid, 1989, pp-121-130.

San Vicente Tello, Adelita y Carreón, Areli, Capitulo 17. “La disputa por el maíz: comunidad vs transgénicos en México” en el libro El maíz en peligro ante los transgénicos. Un análisis integral sobre el caso de México, CEIICH, UNAM, México. 2013

Benítez K, Mariana y otros “Conclusiones” en el libro El maíz en peligro…, pp.527-535.

Wynne, Brian, Capítulo 9. Ciencia global…en el libro El maíz en peligro….., pp.279312.

Fraser, Nancy, Can society be commodities all the way down? Polanyian reflections on capitalist crsis, FMSH, No.18, agosto de 2012.

Wagner, Cynthia K., “Biotechnology in Mexico: placing science in the service of business”, en Technology in Society, 20, 1998, pp 61-73.

Campos Motta, Renata, The public debate about agrobiotechnology in Latin American countries: a comparative study of Argentina, Brasil and Mexico, ECLAC. United Nations, 193, 2013.



Mitos del maíz, Numero de la Revista Artes de México, 79, junio de 2006.

Timothy A. Wise, High risks, few rewards for Mexico with Monsanto’s maize, Al Jazeera May 27, 2014

Timothy A. Wise, México y Monsanto: Tomando precauciones para enfrentarse a la contaminación genética, Vía Orgánica A.C., 21 de mayo de 2014


1 En su obra cumbre El México Profundo, una civilización negada señaló la permanencia de una civilización que el colonialismo quiso dar por erradicada y sostuvo que existen simbólicamente dos Méxicos: Uno Profundo, que hunde sus raíces en una milenaria civilización, que le ha dado un rostro propio y un corazón verdadero al pueblo, de una manera definitiva e imborrable. Y que existe otro México, el Imaginario. Lo llama así, no porque no exista, sino porque su proyecto es imaginario, en tanto toma sus inspiraciones en lejanas tierras, con disímbolas culturas, todas ajenas a la propia. La historia reciente de México, la de los últimos 500 años, es la historia del enfrentamiento permanente entre quienes pretenden encauzar el país en el proyecto de la civilización occidental y quienes resisten arraigados en formas de vida de estirpe mesoamericana.

La presencia de las culturas indígenas es, en algunos aspectos, tan cotidiana y omnipresente, que rara vez se repara en su significado profundo y en el largo proceso histórico que hizo posible su presencia en sectores sociales que asumen hoy una identidad no india. En el fondo de su ser los mexicanos (y los latinoamericanos) son indígenas; la sociedad mestiza tiene que reconocerse a sí misma como indígena, en lo filosófico, en lo ontológico y fundamentalmente en lo espiritual. La actual crisis del sistema es señalada. Según Bonfil, el papel de los pueblos indígenas en el escenario mexicano (y latinoamericano) es definitivo, y serán parte importante en la conformación de una nueva sociedad.

El control cultural es una forma de control social en que se afecta la capacidad de decisión sobre los elementos culturales. El control cultural, por eso, no es absoluto ni abstracto, sino histórico. Aunque existen diversos grados y niveles posibles en la capacidad de decisión, el control cultural no sólo implica la capacidad social de usar un determinado elemento cultural, sino –lo que es más importante aún- la capacidad de producirlo y reproducirlo.

Una sociedad puede tener, según el momento histórico de su desarrollo, una cultura de resistencia, una cultura de innovación, o una cultura de apropiación; siendo estos tres momentos dependientes del grado de control de los elementos culturales que tenga una sociedad, ya sean propios o ajenos. Las decisiones propias dan como resultado, con elementos propios, culturas autónomas y con elementos ajenos, culturas apropiadas; las decisiones impuestas resultan en culturas enajenadas con elementos propios, o en culturas impuestas con elementos ajenos. Desde la autonomía es posible construir, la cultura de la pluralidad, un espacio donde se admitan y se valoren las diferencias. En situaciones de dominación colonial, es decir, cuando la relación entre grupos con culturas diferentes es una relación asimétrica, de dominación / subordinación, será posible distinguir, en la cultura del grupo subalterno, la presencia de elementos culturales que corresponden a cada uno de los cuatro ámbitos o categorías de cultura.






La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal