Resistencia judía durante el Holocausto



Descargar 53.78 Kb.
Fecha de conversión04.07.2017
Tamaño53.78 Kb.
Resistencia judía durante el Holocausto

De Wikipedia, la enciclopedia libre

Saltar a: navegación, búsqueda

La resistencia judía durante el Holocausto fue un movimiento de resistencia de los judíos en contra de la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Debido a la cuidadosa organización y abrumador poderío militar del nazismo del Estado alemán y sus partidarios, muchos judíos fueron incapaces de resistir a los asesinatos. Sin embargo, hubo muchos casos de intento de resistencia de una forma u otra, y más de un centenar de levantamientos judíos armados.






Génesis y características

La Resistencia judía propiamente tal no tuvo la génesis ni la estructura ni la organización de otros grupos de resistencia con la Resistencia francesa o italiana, ni tampoco recibió ayuda externa ni contó con agentes de enlace entre los grupos de Inteligencia de los países libres, salvo Palestina, si no que ocurrió como una sublevación a factores altamente opresivos del régimen nazi en contra de las etnias consideradas subhumanas por los nazis, estos factores fueron representados por acciones de los comandos Einsatzgruppen implementados por Reinhard Heydrich y las acciones de policía alemana (Fieldgendarmerie SS) en contra de los Guettos en los territorios de la Alemania nazi.

Muchos judíos polacos que lograron escapar se unieron en Francia para luchar formando el l'Armee Juive o ejército judío. [1]

Si bien algunos judíos (Judenrat) estaban consciente de que no iban a salvar a todos del exterminio lo hicieron para poder ayudar y salvar a cuantos fueran posible y para demostrar que no eran una etnia que se dejaba llevar a la muerte sin antes luchar. Cabe destacar que la inmensa mayoría de los judíos que fueron erradicados, hostilizados y encarcelados fueron llevados como corderos al exterminio bajo engaños bien elaborados y que el carácter de sublevación no se manifestó en una gran mayoría de ellos. Muchos judíos se refugiaron en los bosques fronterizos de Polonia, Bielorrusia y Francia tales como la región de Vilna,los bosques de Wyszkow, Novogrudok, Espinassier (Francia).



Tipos de resistencia

En su libro El Holocausto: La tragedia judía, de Martin Gilbert se describen los tipos de resistencia:



"En cada gueto, en todos los trenes de deportación, en cada campo de concentración, incluso en los campos de exterminio, la voluntad de resistir era fuerte, y adopto muchas formas. Con las pocas armas que se contaban, los actos individuales de desafío y protesta, el coraje para la obtención de alimentos y agua bajo amenaza de muerte, la necesidad de negarse a permitir que los alemanes gocen de su deseo privó más que el de pánico y desesperación.

Incluso la pasividad fue forma de resistencia. El morir con dignidad es una forma de resistencia. Para resistir a la desmoralización, la fuerza bruta del mal, que se nieguen a ser reducidas a la categoría de animales, para vivir a través del tormento, para sobrevivir a los verdugos, estos también son actos de resistencia. El mero hecho de dar testimonio de estos hechos fue, en definitiva, una contribución a la victoria. Simplemente sobrevivir fue una victoria del espíritu humano."[2]

Esta opinión cuenta con el apoyo de Yehuda Bauer, que escribió que la resistencia a los nazis, no sólo fue oposición física, pero cualquier actividad que dio el pueblo judío a la dignidad humana de la forma más humillante y condiciones inhumanas. Bauer se opone a la idea popular de que la mayoría de los judíos fueron a la muerte pasivamente. El autor sostiene que, dadas las condiciones que los judíos de Europa Oriental tuvieron que soportar, lo que es sorprendente es que no hubo poca resistencia, sino más bien mucha.



Resistencias pasivas

Otro hecho destacable fue la Protesta de los Mischlinge o matrimonios mixtos judíos en Berlín en 1943, llamada la Protesta Rosenstraße que tuvo cierto grado de éxito al atraer a la opinión pública internacional. Teniedo asi una amplia participacion



Resistencia en los campos de concentración

También hubo importantes esfuerzos de resistencia en tres de los campos de exterminio



  • En agosto de 1943, un levantamiento tuvo lugar en el campo de exterminio de Treblinka. Muchos edificios fueron arrasados por el fuego, y 70 presos escaparon, pero otros 1500 fueron asesinados. Las operaciones de gaseamiento se interrumpieron durante un mes.

  • En octubre de 1943, otro levantamiento tuvo lugar en el campo de exterminio de Sobibor . Este levantamiento tuvo más éxito; 11 comandantes oficiales de la SS, incluido el vicecomandante adjunto, murieron, y aproximadamente 300 de los 700 reclusos escaparon del campamento, con unos 50 supervivientes de guerra. Este escape obligó a los nazis a cerrar el campamento.

  • El 7 de octubre de 1944, los Sonderkommandos (mantenidos separados del resto de los prisioneros de manera que no pudieran dar detalles sobre sus asignaciones, a fin de no alertar a los prisioneros que iban a ser exterminados, y obligados a trabajar en las cámaras de gas y crematórios) del campo de concentración de Auschwitz-Birkenau organizaron un levantamiento. Las reclusas habían pasado de contrabando explosivos de una fábrica de armas, y el Crematorio IV quedó parcialmente destruido por una gran explosión. En esta etapa se les unió el Kommando Birkenau Uno, que también superaron a sus guardias y escaparon del complejo. Fue entonces que el resto de los reclusos intentaron una fuga masiva, pero casi todos (unos 250) fueron asesinados poco después. (También existieron planes para un levantamiento general, en Auschwitz, coordinando un ataque aéreo Aliado y la resistencia polaca para un ataque desde el exterior.)

Grupos partisanos

Artículo principal: Judíos partisanos.

Los hermanos Bielski son los hechos más destacables de la llamada Resistencia judía en contra de la opresión nazi. Hubo grupos de judíos partisanos que operaron en muchos países. Los judíos partisanos fueron más numerosos en Europa Oriental.

Organizaciones


  • American Jewish Joint Distribution Committee

  • Antyfaszystowska Organizacja Bojowa

  • Betar

  • Fareinigte Partizaner Organizacje

  • Hashomer Hatzair

  • Comité Judío Anti-Fascista

  • Movimiento Juvenil Sionista

  • Żydowska Organizacja Bojowa (Organización Judía de Combate)

  • Żydowski Związek Wojskowy (Unión Militar Judía)

Fuerzas de Resistencia Judía

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/e/e8/1943_belorussia_jewish_resistance_group.jpg/210px-1943_belorussia_jewish_resistance_group.jpg

http://bits.wikimedia.org/skins-1.19/common/images/magnify-clip.png

Bielorrusia, 1943. Un grupo de partisanos judíos de la Brigada Chkalov.[3]



  • Mordechaj Anielewicz

  • Yitzhak Arad

  • Bielski partisans

  • Masha Bruskina

  • Eugenio Caló

  • Franco Cesana

  • Icchak Cukierman

  • Szymon Datner

  • Marek Edelman

  • Abba Kovner

  • Zivia Lubetkin

  • Dov Lopatyn

  • Moše Pijade

  • Haviva Reik

  • Hannah Szenes

  • Shalom Yoran

  • Simcha Zorin






El Holocausto


El Holocausto fue la persecución y el asesinato sistemático, burocráticamente organizado y auspiciado por el Estado de aproximadamente seis millones de judíos por parte del régimen nazi y sus colaboradores. "Holocausto" es una palabra de origen griego que significa "sacrificio por fuego". Los nazis, que llegaron al poder en Alemania en enero de 1933, creían que los alemanes eran una "raza superior" y que los judíos, considerados "inferiores", eran una amenaza extranjera para la llamada comunidad racial alemana.

Durante la era del Holocausto, las autoridades alemanas persiguieron a otros grupos debido a su percibida "inferioridad racial": los romaníes (gitanos), los discapacitados y algunos pueblos eslavos (polacos y rusos, entre otros). Otros grupos fueron perseguidos por motivos políticos, ideológicos y de comportamiento, entre ellos los comunistas, los socialistas, los testigos de Jehová y los homosexuales.

En 1933, la población judía de Europa ascendía a más de nueve millones, y la mayoría de los judíos europeos vivía en países que la Alemania nazi ocuparía o dominaría durante la Segunda Guerra Mundial. Para el año 1945, los alemanes y sus colaboradores habían asesinado aproximadamente a dos de cada tres judíos europeos como parte de la "Solución final", la política nazi para asesinar a los judíos de Europa. Si bien las principales víctimas del racismo nazi fueron los judíos, a quienes consideraban el mayor peligro para Alemania, entre las otras víctimas se incluyen 200 mil romaníes (gitanos). Como mínimo, 200 mil pacientes discapacitados física o mentalmente, en su mayoría alemanes y que vivían en instituciones, fueron asesinados en el marco del llamado Programa de Eutanasia.

A medida que la tiranía nazi se propagaba por Europa, los alemanes y sus colaboradores perseguían y asesinaban a millones de otras personas. Entre dos y tres millones de prisioneros de guerra soviéticos fueron asesinados o murieron de inanición, enfermedades, negligencia o maltrato. Los intelectuales polacos no judíos fueron perseguidos y asesinados por los alemanes. Millones de civiles polacos y soviéticos fueron deportados para realizar trabajos forzados en Alemania o en la Polonia ocupada, donde generalmente trabajaban y muchas veces morían en condiciones deplorables. Desde los primeros años del régimen nazi, las autoridades alemanas persiguieron a los homosexuales y a otras personas cuyos comportamientos no se ajustaban a las normas sociales prescritas. Miles de oponentes políticos (incluidos comunistas, socialistas y sindicalistas), así como disidentes religiosos (como los testigos de Jehová), fueron perseguidos por oficiales de la policía alemana. Muchas de estas personas murieron como resultado de la encarcelación y el maltrato.

En los primeros años del régimen nazi, el gobierno nacionalsocialista estableció campos de concentración para detener a oponentes políticos e ideológicos tanto reales como supuestos. En los años previos al estallido de la guerra, los oficiales de las SS y la policía encarcelaban en estos campos a cada vez más judíos, romaníes y otras víctimas del odio étnico y racial. Para concentrar y controlar a la población judía y al mismo tiempo facilitar la deportación posterior de los judíos, los alemanes y sus colaboradores crearon ghettos, campos de tránsito y campos de trabajos forzados para los judíos durante los años de la guerra. Asimismo, las autoridades alemanas establecieron numerosos campos de trabajos forzados, tanto en el denominado Gran Reich Alemán como en territorios ocupados por los alemanes, para personas no judías a quienes los alemanes buscaban explotar laboralmente.

Después de la invasión de la Unión Soviética en junio de 1941, los Einsatzgruppen (equipos móviles de matanza) y más adelante, los batallones militarizados de oficiales de la Policía iban detrás de las líneas alemanas para llevar adelante operaciones de asesinato en masa de judíos, romaníes y oficiales del partido comunista y del estado soviético. Las unidades alemanas de las SS y la policía, con el apoyo de unidades de la Wehrmacht y de la Waffen SS, asesinaron a más de un millón de hombres, mujeres y niños judíos junto con cientos de miles de otras personas. Entre los años 1941 y 1944, las autoridades alemanas del régimen nazi deportaron a millones de judíos desde Alemania, los territorios ocupados y los países de muchos de sus aliados del Eje hacia los ghettos y los centros de exterminio, también llamados centros de la muerte, donde fueron asesinados en cámaras de gas diseñadas especialmente para tal fin.

Durante los últimos meses de la guerra, los guardias de las SS trasladaron a los prisioneros de los campos en tren o en marchas forzadas, también denominadas “marchas de la muerte”, en un intento por evitar que los Aliados liberaran a grandes cantidades de prisioneros. A medida que las fuerzas aliadas se trasladaban por Europa en una serie de ofensivas contra Alemania, empezaron a encontrar y liberar a prisioneros de los campos de concentración, así como a los prisioneros que estaban en el camino en marchas forzadas desde un campo hacia otro. Las marchas continuaron hasta el 7 de mayo de 1945, el día en que las fuerzas armadas alemanas se rindieron incondicionalmente a los Aliados. Para los Aliados occidentales, la Segunda Guerra Mundial finalizó en Europa oficialmente al día siguiente, el 8 de mayo (día V-E), mientras que las fuerzas soviéticas anunciaron su “día de la victoria” el 9 de mayo de 1945.

Después del Holocausto, muchos de los sobrevivientes encontraron refugio en los campos de refugiados que administraban las fuerzas aliadas. Entre 1948 y 1951, casi 700 mil judíos emigraron a Israel, incluidos 136 mil judíos refugiados de Europa. Otros judíos refugiados emigraron a Estados Unidos y a otros países. El último campo de refugiados se cerró en 1957. Los crímenes cometidos durante el Holocausto devastaron a la mayoría de las comunidades judías de Europa y eliminaron totalmente a cientos de comunidades judías de los territorios ocupados de Europa Oriental.

http://www.ushmm.org/wlc/es/article.php?ModuleId=10005751

La vida de los judíos en Europa antes del Holocausto


Cuando los nazis llegaron al poder en Alemania en 1933, los judíos vivían en todos los países de Europa. Un total de aproximadamente nueve millones de judíos vivían en los países que serían ocupados por Alemania durante la Segunda Guerra Mundial. Al finalizar la guerra, dos de cada tres de estos judíos estarían muertos, y la vida de los judíos de Europa cambiaría para siempre.

En 1933, las poblaciones de judíos más grandes se concentraban en Europa oriental, incluyendo Polonia, la Unión Soviética, Hungría y Rumania. Muchos de los judíos de Europa oriental vivían en ciudades o pueblos predominantemente judíos, llamados shtetls. Los judíos de Europa oriental vivían una vida separada como una minoría dentro de una cultura mayoritaria. Hablaban su propio idioma, yidish, que combina elementos del alemán y el hebreo. Leían libros en yidish e iban a obras de teatro y películas en yidish. Si bien muchos judíos jóvenes de ciudades más grandes estaban comenzando a adoptar modos y vestimentas modernas, la gente mayor se solía vestir de manera tradicional: los hombres usando sombreros y gorras, y las mujeres cubriéndose modestamente el cabello con pelucas o pañuelos.

En contraste, los judíos de Europa occidental —Alemania, Francia, Italia, Holanda y Bélgica— constituían un porcentaje mucho menor de la población y solían adoptar la cultura de sus vecinos no judíos. Se vestían y hablaban como sus compatriotas y las prácticas religiosas tradicionales y la cultura yidish desempeñaban un papel menos importante en sus vidas. Solían tener más educación formal que los judíos de Europa oriental y vivían en municipios o ciudades.

Había judíos de todas las profesiones y condiciones sociales, como por ejemplo granjeros, sastres, costureras, obreros, contadores, médicos, docentes y propietarios de pequeños comercios. Algunas familias eran ricas, pero muchas más eran pobres. Muchos niños dejaban la escuela temprano para comenzar a trabajar en algún oficio o como artesanos; otros tenían expectativas de continuar su educación en la universidad. Pero, independientemente de las diferencias, eran iguales en un aspecto: en la década de 1930, con el ascenso al poder de los nazis en Alemania, todos se convirtieron en víctimas potenciales y sus vidas cambiaron para siempre.


Fechas claves


SEPTIEMBRE DE 1791
EMANCIPACIÓN DE LOS JUDÍOS EN FRANCIA

El término "emancipación de los judíos" significa la eliminación de toda discriminación legal contra los judíos y la concesión de igualdad de derechos con respecto a otros ciudadanos de un país. En septiembre de 1791, la Asamblea Nacional de Francia les concede derechos de ciudadanía a los judíos que hacían un juramento de lealtad. Francia estaba a la vanguardia del movimiento de emancipación. Por ejemplo, la emancipación de los judíos tuvo lugar años más tarde en Grecia (1830), Gran Bretaña (1858), Italia (1870), Alemania (1871) y Noruega (1891). Pero a pesar de que la igualdad civil para los judíos estaba garantizada por ley, los judíos europeos siguieron siendo asediados por el antisemitismo y la discriminación social.

24 DE JUNIO DE 1922
POLÍTICO JUDÍO ASESINADO EN ALEMANIA

Walter Rathenau, una de las figuras políticas judías más prominentes de la República de Weimar, es asesinado por extremistas de derecha. Rathenau, que era presidente de la General Electric Corporation de Alemania (AEG) desde 1915, se convirtió en ministro de asuntos exteriores de la República de Weimar en 1922. Como judío, era odiado por los grupos de derecha particularmente por su política de cumplimiento de los términos del Tratado de Versalles y su normalización de las relaciones con la Unión Soviética. Su asesinato es sintomático de la campaña antisemita de la derecha que culpaba a los judíos por la derrota de Alemania en la Primera Guerra Mundial.

9 DE MARZO DE 1936
POGROM EN PRZYTYK, POLONIA

La violencia irrumpe en Polonia. Tres judíos son asesinados y más de sesenta resultan heridos en la ciudad de Przytyk, Polonia. En los días posteriores al ataque, el pogrom se extiende a ciudades vecinas. Antes de finalizar el pogrom, casi 80 judíos son asesinados y más de 200 resultan heridos. Entre 1935 y 1937, la violencia contra los judíos se generaliza en el centro de Polonia. Hay pogroms antisemitas, por ejemplo, en Czestochowa, Lublin, Bialystok y Grodno.

http://www.ushmm.org/outreach/es/article.php?ModuleId=10007689



Muertos en el Holocausto

* 5.600.000 a 6.100.000 de judíos, de los que entre el 49 y el 63 % eran polacos,


* 3.500.000 a 6.000.000 de civiles eslavos,
* 2.500.000 a 4.000.000 de prisioneros de guerra soviéticos,
* 2.500.000 a 3.500.000 de polacos no judíos,
* 1.000.000 a 1.500.000 de disidentes políticos,
* 200.000 a 800.000 gitanos,
* 200.000 a 300.000 discapacitados,
* 10.000 a 250.000 homosexuales,
* 2.500 Testigos de Jehová .

En total las víctimas suman una cifra de 20.000.000 (veinte millones de personas).



Muertos por la II Guerra Mundial
56.407.500 millones de personas inocentes:
Sovieticos : 27.000.000
Alemanes : 10.000.000
Judios : 6.000.000
Polacos : 5.600.000
Yugoslavos : 1.700.000
Rumanos : 900.000
Franceses : 800.000
Hungaros y gitanos : 750.000
Italianos : 600.000
Croatas : 595.000
Norteamericanos : 500.000
Britanicos : 450.000
Checos : 400.000
Lituanos : 350.000
Letones: 207.000
Holandeses : 200.000
Finlandeses : 97.000
Belgas : 88.000
Bulgaros : 50.000
Canadienses : 45.000
Albaneses : 28.000
Españoles : 22.000
Noruegos : 10.000
Daneses : 7.000
Luxenburgueses : 5.000
Brasileros : 2.000
Malteses : 1.500


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal