ResolucióN por la que se acepta la solicitud de parte interesada y se declara el inicio de la investigación antidumping sobre las importaciones de cables de acero, originarias de la República Popular China



Descargar 415.44 Kb.
Página4/7
Fecha de conversión14.01.2019
Tamaño415.44 Kb.
1   2   3   4   5   6   7
b. seleccionó aquellos importadores sobre los que tienen conocimiento de que usan, comercializan o emplean el producto objeto de investigación en la manufactura de sus productos, y

c. para el resto de los importadores identificó su giro comercial compatible con el uso, comercialización o empleo del producto objeto de investigación (minero, ferretero, construcción, petrolero, equipos de carga, etc.).

32. De acuerdo con la metodología descrita, presentó una lista de operaciones en donde se identifican las operaciones del producto investigado y del producto no investigado.

33. De las importaciones del producto objeto de investigación, Deacero presentó un grupo de operaciones para el periodo investigado. De este grupo, identificó las operaciones de importación de acuerdo con el diámetro y construcción de los cables de acero importados. La Secretaría solicitó pedimentos de importación a agentes aduanales, con lo que pudo corroborar la información que presentó Deacero. De esta manera se identificaron 20 tipos de cables que cumplen con la descripción del producto objeto de investigación.



34. Para la conversión de la unidad de volumen de metros a kilogramos, Deacero presentó el factor de conversión que corresponde al peso teórico; de igual manera proporcionó la conversión de rollos a metros para aquellas operaciones comerciales aplicables.

35. Con base en la metodología anteriormente descrita, la Secretaría calculó el precio de exportación promedio ponderado, para cada uno de los 20 tipos específicos de cables de acero, de conformidad con los artículos 39 y 40 del RLCE.

a. Ajustes al precio de exportación

36. De acuerdo con la información del SIC-M y de los pedimentos de importación, la Secretaría identificó los términos y condiciones de venta, y dependiendo de éstos, ajustó el precio de exportación por los conceptos de flete interno, manejo de mercancía, flete externo, gastos aduanales en China y conocimiento de embarque, de acuerdo con la mejor información disponible que es la que Deacero tuvo a su alcance.

i. Flete externo

37. Para acreditar el ajuste por flete externo, Deacero utilizó las cifras obtenidas de la cotización de una empresa transportista. El importe que se reporta en la cotización se refiere al costo por flete de un contenedor estándar de 20 toneladas del producto objeto de investigación. Deacero dividió el monto entre los kilogramos correspondientes a 20 toneladas para obtener el monto en dólares por kilogramo.

ii. Flete interno, manejo de mercancía, gastos aduanales y conocimiento de embarque

38. En cuanto a los ajustes por flete interno en China, manejo de mercancía, gastos aduanales y conocimiento de embarque, Deacero utilizó la cotización de una empresa transportista, que contiene también los costos en que se incurren por esos conceptos, por contenedor estándar de 20 toneladas, para transportar la mercancía.

39. Para obtener el importe en dólares por kilogramo de cada uno de los conceptos, la Secretaría dividió el costo por flete interno, gastos por manejo de mercancía, gastos aduanales y conocimiento de embarque entre los kilogramos correspondientes a 20 toneladas.

40. Con fundamento en los artículos 2.4 del Acuerdo Antidumping; 36 de la LCE, y 53 y 54 del RLCE, la Secretaría aceptó la información, metodología y cálculo de los ajustes al precio de exportación propuestos.

2. Valor normal

a. Selección país sustituto

41. Deacero identificó a empresas exportadoras de la mercancía objeto de investigación, ubicadas en China, que operan en condiciones de economía de no mercado, por lo que se justifica, en términos del artículo 15 del Protocolo de Adhesión de China a la OMC, el uso de una metodología para la determinación de valor normal basada en la utilización de un país sustituto con economía de mercado.

42. Deacero propuso a Brasil como país sustituto, ya que a su juicio, es el país idóneo para este efecto. Para acreditar lo anterior, presentó un estudio de mercado sobre la industria de cables de acero en Brasil que elaboró una empresa consultora especializada. En el estudio de mercado se incluye información sobre los productores en Brasil.

43. La Secretaría ingresó a la página de Internet que se indica en el estudio de mercado y corroboró que la consultora que realizó dicho estudio, es una empresa brasileña de ingeniería, con 5 oficinas en el país, que ofrece consultoría, diseño y gestión de proyectos en varios campos, incluyendo el siderúrgico. Lo anterior, de conformidad con el artículo 5.3 del Acuerdo Antidumping.

i. Producción de la mercancía objeto de investigación

44. Deacero manifestó que en Brasil la producción se concentra principalmente en 6 empresas fabricantes de cables de acero. En 2012, la producción de cables de acero alcanzó una cifra de alrededor de 4,500 toneladas por mes, de acuerdo con datos proporcionados por las empresas brasileñas a la firma consultora que efectuó el estudio de mercado en Brasil. Adicionalmente, la Solicitante presentó el Reporte de mercado de Greenberg de junio 2012, donde se observa que China es uno de los principales países productores de la mercancía investigada.



ii. Similitud en el proceso de producción

45. Deacero indicó que los procesos productivos para fabricar cables de acero, tanto en Brasil como en China, son similares.

46. En el caso de Brasil, la firma consultora describió la fabricación de cables de acero de la siguiente manera:

a. El alambrón de acero de alto carbono se utiliza como materia prima para la fabricación de cables. Antes de trefilarlo se le da un tratamiento a su superficie y después se somete a baños químicos;

b. El trefilado del alambrón (deformación en frío), puede hacerse en 2 pasos: el primero es para producir un alambre y el segundo es para llegar al diámetro final y la tolerancia dimensional requerida;

c. Al someterse al proceso de deformación plástica mediante el trefilado, el material adquiere la resistencia requerida para formar un cable;

d. Entre los 2 procesos de trefilado, se aplica un tratamiento térmico. El patentado del alambre se logra mediante una inmersión del mismo en plomo, donde la temperatura llega a ser de 915 grados Celsius;

e. Luego el alambre se enfría a 550 grados Celsius y se mantiene a esta temperatura por algunos minutos antes de su enfriamiento final;

f. Sigue el proceso de galvanizado por inmersión en baño de zinc, el cual usualmente se efectúa en línea continua con el proceso de patentado. Los alambres que no van a ser recubiertos se procesan y se limpian en un baño de fosfato;

g. El control de calidad de las especificaciones del alambre es esencial para asegurar la calidad del cable. Se realizan exámenes de laboratorio para cada rollo de alambre (diámetro y ovalidad, estado de la superficie, resistencia a la tensión, ductilidad, grosor, adherencia y centralización de la capa de zinc para alambres galvanizados, metalografía);

h. El primer paso para procesar alambres en cables es su trenzado multicapas, donde se realiza una torsión helicoidal. Se tienen 2 tipos de máquinas de trenzado: tubular o convencional y máquinas de doble torsión, con más productividad, y

i. Para la producción de cables cerrados, las máquinas de trenzado proceden al trenzado de los torones. Se trata de máquinas similares a las de trenzado, pero de tamaño más grande.

47. Por otra parte, Deacero describe el proceso productivo de los cables de acero en China, tal y como se indica en el punto 11 de esta Resolución, y explicó que la tecnología utilizada para la fabricación de la mercancía objeto de investigación, tanto en Brasil como en China es intensiva en capital en cuanto a que es un proceso a base de maquinado; es decir, existe un uso intensivo de máquinas torcedoras, cableadoras, etc., que incorporan una tecnología madura, habiendo una serie de opciones en el mercado de cuando menos 5 productores que abastecen a los fabricantes de cables de acero a nivel mundial.

48. Asimismo, señaló que las diferencias entre proveedores son mínimas, de tal forma que la tecnología que se usa tanto en Brasil como en China es la misma; es decir, a base del uso intensivo de máquinas que, independientemente de su fabricante, desarrollan las mismas funciones pertinentes a un proceso productivo como el que ya se describió, sin que hasta el momento exista un cambio tecnológico importante por parte de algún fabricante de maquinaria.

49. Proporcionó información de distintos proveedores que ofrecen maquinaria para la fabricación de cables de acero a nivel mundial, la mayoría de los cuales tienen presencia tanto en China como en Brasil, lo que corrobora la similitud en el tipo de maquinaria utilizada en ambos países. Asimismo, incluyó información puntual sobre el equipo que proveen todos los fabricantes, para constatar que la función de cada tipo de equipo corresponde a las etapas del proceso productivo de fabricación de cables de acero. Además, Deacero señaló que tanto Brasil como China utilizan principalmente la maquinaria de doble torsión.

iii. Disponibilidad de insumos

50. Deacero manifestó que en cuanto a disponibilidad de insumos, Brasil y China tienen producción propia de los principales insumos, alambrón de acero y zinc.

51. Con relación a la producción de alambrón, Deacero presentó información del CRU Monitor, en la que se aprecia que Brasil y China son de los principales países productores. De acuerdo con la información “Steel long products” obtenida de la página de Internet www.crugroup.com del CRU Monitor, Brasil ocupa el quinto lugar mientras que China es el primero.

52. Por lo que hace a la producción de zinc, la Solicitante presentó las cifras del USGS para 2010, en donde se observa que Brasil y China se encuentran dentro de los primeros 15 productores de este insumo.

iv. Similitud del producto chino y brasileño

53. Deacero señaló que el producto objeto de investigación es similar en Brasil y China. Presentó un cuadro comparativo de los grupos de productos exportados a México y los comparables vendidos en el mercado interno de Brasil, en el que se especifica cuántos y cuáles son los tipos de cables que corresponden a cada grupo, de acuerdo con las principales características físicas. En dicho cuadro se reportan los precios de los productos idénticos comparables con los que China exportó a México y los vendidos en el mercado de Brasil, de acuerdo con el diámetro y la construcción. También presentó una tabla en la que se aprecia la similitud de ambos productos y un cuadro comparativo de las principales características de los cables de acero en Brasil y China (diámetro, construcción, acabado y alma).

v. Otros elementos

54. Deacero señaló que Brasil está libre de investigaciones por comercio desleal sobre la mercancía objeto de investigación. Presentó listas de investigaciones antidumping en contra de Brasil de diversos países, en donde se señalan los productos sujetos a investigación antidumping en contra de exportaciones brasileñas; en dichos documentos no se observa procedimiento alguno o medidas tomadas en contra de la mercancía objeto de investigación por algún miembro de la Organización Mundial del Comercio. Para sustentar este argumento, presentó la página de Internet del Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil http://www.desenvolvimento.gov.br/sitio/interna/interna.php?area=5&menu=228. Además, argumentó que Brasil es considerado como un país con desarrollo económico comparable con el de China, al estar agrupados ambos en el grupo de los “BRICS”. Presentó copia del documento citado en el literal CC del punto 17 de esta Resolución.

vi. Determinación

55. El segundo párrafo del artículo 48 del RLCE, define que por país sustituto se entenderá un tercer país con economía de mercado similar al país exportador con economía centralmente planificada. Agrega que la similitud entre el país sustituto y el país exportador se definirá de manera razonable, de tal modo que el valor normal en el país exportador, en ausencia de una economía planificada, pueda aproximarse sobre la base del precio interno en el país sustituto, considerando criterios económicos. Para cumplir con dicha disposición, la Secretaría efectuó un análisis integral de la información proporcionada por Deacero para considerar a Brasil como país sustituto. Advirtió que ambos países son productores de la mercancía investigada y que existe similitud en los procesos de producción. Respecto a la disponibilidad de insumos necesarios para la fabricación del producto investigado, tanto en Brasil como en China, existe una importante producción de alambrón y zinc, principales insumos para la fabricación de los cables de acero. A partir de lo anterior, la Secretaría puede inferir, de manera razonable, que la intensidad en el uso de los factores de la producción de cables de acero objeto de investigación es similar en ambos países.



56. Con base en el análisis descrito en los puntos 44 al 55 de la presente Resolución y de conformidad con los artículos 2.7 y 5.3 del Acuerdo Antidumping; 33 de la LCE, 48 del RLCE, y la segunda disposición suplementaria del párrafo 1 del artículo VI del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio de 1947, contenida en su anexo I y el numeral 15 literal a del Protocolo de Adhesión de China a la OMC, la Secretaría aceptó utilizar a Brasil como país con economía de mercado sustituto de China, para efectos del cálculo del valor normal.

b. Precios en el mercado interno de Brasil

57. Para acreditar el valor normal en el mercado doméstico de Brasil, Deacero presentó un estudio de mercado de un consultor especializado, que contiene las listas de precios de los cables de acero similares al producto objeto de investigación exportado a México de los 6 productores brasileños, que se considera representan el 100% de la producción de Brasil, por lo que son representativos del mercado interno de ese país. Los precios corresponden al periodo investigado.

58. Deacero manifestó que los precios de los cables de acero de Brasil reportados en el estudio de mercado, están dados en el curso de operaciones comerciales normales. Para sustentar su argumento presentó un análisis de costos de producción en Brasil, realizado por el consultor especializado que elaboró el estudio de mercado, donde se muestra que los costos están por debajo de los precios promedio, lo cual es indicativo de operaciones comerciales normales.

59. Para convertir los precios de reales por metro a reales por kilogramo, dividió el precio en reales por metro entre el factor de peso teórico en kilogramos por metro, dando como resultado un precio en reales por kilogramo. En el estudio de mercado se incluyeron los factores de conversión que corresponden al peso teórico.

60. Para convertir los precios de reales por kilogramo a dólares por kilogramo, la Secretaría utilizó el tipo de cambio promedio publicado por el Banco Central de Brasil para el periodo investigado, proporcionado por Deacero.

61. La Secretaría aceptó la información contenida en el estudio de mercado de la consultora especializada y, de conformidad con los artículos 2 del Acuerdo Antidumping; 31 y 33 de la LCE, y 48 del RLCE, calculó el valor normal con base en los precios en el mercado interno de Brasil.

62. Para cada uno de los tipos específicos de cables de acero que se indican en el punto 33 de la presente Resolución, se identificó un valor normal de cables de acero comparable, conforme lo estipula el artículo 39 del RLCE.

c. Ajuste al valor normal por cargas impositivas

63. De acuerdo al estudio de mercado, los precios de los cables de acero en Brasil pueden incluir: i) el impuesto sobre la circulación de mercancías (ICMS); ii) el impuesto sobre productos industrializados (IPI), y iii) la contribución para el financiamiento de la seguridad social (COFINS), y el programa de integración social (PIS). No obstante, como se señala en el mismo estudio, las listas de precios incluyen únicamente el ICMS, por lo que Deacero propuso ajustar los precios por el monto de dicho impuesto, el cual es diferente dependiendo del estado donde se ubique la empresa.

64. Para ajustar los precios por el impuesto ICMS al precio en reales por metro proporcionado por Deacero, le restó el porcentaje del ICMS correspondiente a cada empresa.

65. Para acreditar el ajuste por el impuesto ICMS, Deacero presentó el estudio de mercado.

66. La Secretaría aceptó la información que aportó Deacero para el cálculo del monto del ajuste por el impuesto ICMS, de conformidad con los artículos 2.4 del Acuerdo Antidumping; 36 de la LCE, y 53, 57 del RLCE.

3. Margen de discriminación de precios

67. De conformidad con los artículos 2.1 del Acuerdo Antidumping; 30 de la LCE, y 38 y 39 del RLCE, la Secretaría comparó el valor normal con el precio de exportación y determinó que existen pruebas que permiten presumir que las importaciones de cables de acero, originarias de China, que ingresan por las fracciones arancelarias 7312.10.01, 7312.10.05, 7312.10.07 y 7312.10.99 de la TIGIE, se realizaron con un margen de discriminación de precios superior al de minimis durante el periodo de investigación.



G. Análisis de daño y causalidad

68. Con fundamento en los artículos 3 del Acuerdo Antidumping; 41 y 42 de la LCE, y 64 y 68 del RLCE, la Secretaría analizó los argumentos y las pruebas aportadas por Deacero y Camesa para determinar si existen indicios suficientes de que las importaciones de cables de acero originarias de China en presuntas condiciones de discriminación de precios causaron daño y amenaza de daño a la rama de producción nacional del producto similar.

69. Para ello, la Secretaría consideró datos anuales del periodo analizado que incluye 2010, 2011 y 2012. Cabe señalar que el último año corresponde al periodo investigado. El comportamiento de los indicadores en un determinado año o periodo se analiza, salvo indicación en contrario, con respecto al año o periodo comparable inmediato anterior.

70. Por otro lado, la Solicitante argumentó que un análisis adecuado de daño debe versar sobre los mercados y las operaciones en que la producción nacional compite o concurre con las importaciones investigadas, por lo que presentó su información de forma agregada, así como separada del segmento de ventas a gobierno. Agregó que, con base en el último párrafo del artículo 44 de la LCE, aplicado por analogía al presente caso, así como en el artículo 64, fracción I del RLCE, se debe hacer un análisis de daño separando los segmentos mencionados. Por su parte, Camesa señaló que un análisis eliminando el segmento de ventas a gobierno, amplía su pérdida de participación en el mercado nacional.

71. La Secretaría consideró improcedentes dichos argumentos, ya que los artículos 44 último párrafo de la LCE y 64 fracción I del RLCE que utiliza la Solicitante para sugerir que se excluyan del análisis de daño o amenaza de daño las ventas al gobierno, no prevén tal situación, toda vez que el primero se refiere a una segmentación geográfica, y no a una segmentación por clientes, como pretende la Solicitante, y el segundo, que únicamente se refiere a daño material a la rama de producción nacional, señala que se analizará si las importaciones investigadas concurren al mercado nacional para atender los mismos mercados o a los mismos consumidores y si utilizan los mismos canales de distribución, lo cual no implica que se sea apropiado para el análisis de daño o amenaza de daño limitar el examen separadamente a determinadas ventas de la industria nacional, de manera compatible con los artículos 3.1 y 4.1 del Acuerdo Antidumping, en términos de que se debe hacer un examen objetivo de la repercusión de las importaciones en condiciones de dumping sobre la rama de producción nacional establecida conforme al artículo 4.1 del Acuerdo Antidumping, y no únicamente sobre una parte de la misma.

1. Similitud de producto

72. De conformidad con los artículos 2.6 del Acuerdo Antidumping y 37 fracción II del RLCE, la Secretaría evaluó las pruebas que aportó la Solicitante para determinar la similitud entre el producto importado y el de fabricación nacional.

73. La Solicitante manifestó que los cables de acero originarios de China y los de producción nacional son productos similares, en virtud de que tienen las mismas características físicas, usos y funciones, comparten los mismos insumos y proceso productivo, se distribuyen a través de canales de distribución similares, y abastecen a los mismos clientes y mercados geográficos.



a. Características físicas y especificaciones técnicas

74. La Solicitante señaló que la mercancía objeto de investigación y la de producción nacional tienen características y propiedades físicas similares, situación que soportó con la información contenida en los catálogos de ventas, de su empresa, de Camesa y de empresas productoras chinas.

75. La Secretaría revisó los catálogos de ventas de Deacero y Camesa, y la información de las empresas chinas Jiangsu Changjiang Steel Rope Co., Ltd. (“Jiangsu Changjiang”), Maanshan Dingtai Rare Earth and New Materials Co., Ltd. (“Maanshan Dingtai”), Nantong Boyi Steel Rope Co.,Ltd. (“Nantong Boyi”); Jiangsu Langshan Wire Rope Co. Ltd. (“Jiangsu Langshan”), Guizhou Wire Rope Incorporated Company (“Guizhou Wire Rope”) y Jiangsu Shenwang Group Co., Ltd. (“Jiangsu Shenwang”), incluida en sus páginas de Internet. Comparó las especificaciones de materiales, así como las características de los cables de acero, y observó que, en general, son coincidentes.

76. Adicionalmente, la Secretaría advirtió que algunos catálogos de empresas chinas incluyen información sobre resistencia a la tensión, peso aproximado, masa aproximada, fuerza nominal, carga de ruptura mínima, entre otras. Deacero indicó que dichas especificaciones son estándar en la industria y cobran importancia en la medida en que los cables de acero tienen un uso específico, sin embargo, las características más relevantes para definir el producto investigado son el diámetro y la construcción.

77. A partir de la información anterior, la Secretaría observó que ambas mercancías comparten los materiales e insumos con los que son fabricados, y que tienen las mismas características físicas.

b. Proceso productivo

78. Deacero y Camesa afirmaron que los cables de acero se elaboran a partir de alambrón o alambre de distintos grados de acero, los cuales pueden tener un acabado negro o galvanizado; almas o núcleos que pueden ser de acero, fibras naturales o sintéticas, y grasas o lubricantes. De conformidad con lo descrito en el punto 11 de esta Resolución, el proceso de producción consta de siete etapas: decapado, trefilado, patentado, galvanizado (cuando aplica), segundo trefilado, torcido y cerrado.

79. Para acreditar el proceso utilizado en la fabricación de cables de acero, Deacero y Camesa presentaron una descripción del proceso de producción. La Secretaría se allegó de mayor información sobre la descripción del proceso productivo de empresas chinas. Obtuvo información de la empresa Toho-Rongkee Nantong Wire Rope Co., Ltd., publicada en la página de Internet http://www.tohowire.com/News/Notice_Notice/xw725.html, y confirmó que los procesos de producción de China y de la producción nacional del producto objeto de investigación son similares.
1   2   3   4   5   6   7


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal