ResolucióN por la que se acepta la solicitud de parte interesada y se declara el inicio de la investigación antidumping sobre las importaciones de cables de acero, originarias de la República Popular China



Descargar 415.44 Kb.
Página6/7
Fecha de conversión14.01.2019
Tamaño415.44 Kb.
1   2   3   4   5   6   7

127. Camesa indicó que en el periodo analizado persistió una significativa subvaloración de las importaciones chinas que generó en la industria la contención del incremento en los precios, por lo que no ha podido resarcir el aumento de los costos de producción y el consecuente deterioro de la rentabilidad.

128. Por su parte, Deacero señaló que se vio imposibilitada para incrementar sus precios en términos reales, siendo claro que la contención de precios impidió que hiciera frente a los incrementos de sus principales insumos durante el periodo analizado. En particular, no logró ajustar sus precios para recuperar los aumentos en los costos del alambrón y la energía eléctrica, por lo que sólo recuperó los aumentos inflacionarios acumulados durante el periodo analizado. Adicionalmente, argumentó que si bien es cierto que los precios en términos nominales registraron un incremento, éste fue prácticamente nulo en cuanto a su contribución económica.

129. Con la finalidad de evaluar el comportamiento de los precios y la existencia de subvaloración, la Secretaría comparó, por un lado, el precio promedio de las importaciones ajustados con los gastos de internación (arancel, pago al agente aduanal y derechos de trámite aduanero), con el precio promedio nacional de venta al mercado interno que proporcionó Deacero y Camesa.

130. El precio de las importaciones originarias de China aumentó 11% en 2011 y disminuyó 6% en el periodo investigado, con ello acumuló un aumento de 4% entre 2010 y 2012. El precio de las importaciones de otros orígenes incrementó 25% en 2011 y 1% en 2012, por lo que acumuló el 26% durante el periodo analizado.

131. Por su parte, el precio promedio de la mercancía similar de producción nacional incrementó 6% en 2011 y 2% en el periodo investigado, acumulando un incremento de 8% entre 2010 y 2012. Dichas cifras muestran que durante el periodo investigado se registró una disminución en la dinámica del crecimiento de los precios de la rama de la producción nacional.

132. La Secretaría observó que los precios de la rama de producción nacional crecen a un ritmo inferior al de las importaciones de otros orígenes y que, la disminución de precios de las importaciones chinas de cables de acero en el periodo investigado, limitó el crecimiento del precio del producto nacional en el mercado doméstico.

133. Adicionalmente, los precios de la mercancía objeto de investigación registraron márgenes de subvaloración durante todo el periodo analizado en comparación con los precios de la mercancía similar de producción nacional, y con los precios de los cables de acero de otros orígenes, como se observa en la Gráfica 4:

a. En relación con el precio de venta al mercado interno de la rama de producción nacional se registró una subvaloración de 31% en 2010, 27% en 2011 y 33% en el periodo investigado.

b. Con respecto al precio de otros orígenes la subvaloración observada fue de 60% en 2010, 64% en 2011 y 67% en el periodo investigado.

Gráfica 4. Precios de las importaciones y del producto nacional

Fuente: Base de datos oficial e información de las empresas que conforman la producción nacional.



134. En relación con el argumento sobre la contención de precios de las empresas que conforman la rama de la producción nacional, la Secretaría solicitó a Deacero y Camesa que proporcionaran un análisis de precios y costos unitarios para el periodo analizado que acreditara que el incremento en los precios de los cables de acero no refleja el aumento de sus costos de fabricación.

135. Las empresas que integran la rama de producción nacional presentaron información de costos unitarios de los cables de acero empleando las metodologías siguientes: i) Deacero, sumó los costos unitarios de la materia prima a valor de mercado, mano de obra, energía y gastos indirectos sin considerar la energía eléctrica que obtuvo de dividir el costo total de cada uno de esos rubros entre la producción total, y ii) Camesa, dividió el costo de fabricación y el costo de producción entre el volumen de producción. Ambas empresas compararon la variación de dichos costos unitarios con la variación del precio de las ventas al mercado interno sin considerar las ventas al gobierno observadas durante el periodo analizado, aunque Camesa presentó otro escenario donde comparó los costos unitarios con los precios de las ventas al mercado interno considerando las ventas al gobierno.

136. Tal y como se señaló en el punto 71 de esta Resolución, la Secretaría considera que no existen elementos suficientes que justifiquen excluir en su cálculo las ventas al sector gobierno, tanto de los costos unitarios como de los precios de las ventas al mercado interno, como argumentaron los productores nacionales.

137. En atención de lo anterior, la Secretaría consideró la metodología propuesta por las empresas productoras pero incluyó el sector gobierno, calculó el costo unitario de la rama de la producción nacional a partir de sumar el costo total de materia prima, mano de obra directa, energía eléctrica y gastos indirectos de fabricación, divididos cada uno entre la producción. Comparó la tasa de variación de los mismos con la tasa de variación del precio de las ventas al mercado interno, con los siguientes resultados:



a. Los costos unitarios de la rama de la producción nacional (expresados en dólares) disminuyeron alrededor de 16% en 2011 e incrementaron más de 16% en el periodo investigado.

b. Por su parte los precios de las ventas al mercado interno (expresados en dólares) crecieron 6% en 2011 y 2% en 2012.

c. Lo anterior, indica que el precio nacional respondió en menor medida respecto al incremento en el costo de fabricación, superado de manera importante (14 puntos porcentuales) por el crecimiento del costo en el periodo investigado.

138. Con base en lo establecido en los puntos 125 al 137 de la presente Resolución, la Secretaría dispuso de elementos suficientes que indican que durante el periodo analizado y el investigado las importaciones originarias de China, en presuntas condiciones de dumping, concurrieron al mercado nacional a precios que se ubicaron por debajo de los precios de los cables de acero de fabricación nacional y de los precios de las importaciones originarias de otros países. La subvaloración incentivó la demanda de las importaciones de origen chino, durante el periodo analizado y limitaron el ritmo de crecimiento de los precios nacionales, los cuales disminuyeron su tasa de crecimiento en 4 puntos porcentuales en el periodo investigado, lo cual evidenció una contención de dichos precios, los cuales no permitieron recuperar el aumento de los costos de fabricación.

139. La Solicitante señaló que las importaciones originarias de China continuarán concurriendo al mercado nacional a precios discriminados en caso de no imponer una cuota compensatoria. Al respecto, presentó la proyección de los precios de las importaciones originarias de China para 2013, la cual estimó a partir de la tasa de crecimiento esperado del principal insumo que utilizó (alambrón) proveniente del Reporte de mercado de Harbor.

140. La Secretaría analizó la metodología utilizada y la replicó a partir del precio obtenido con la base de datos oficial y observó que: i) el precio de las importaciones originarias de China aumentaría en 4% en 2013 con relación al precio observado de 2012, y ii) al comparar el precio estimado de las importaciones con el precio nacional, se registraría una subvaloración de 32% para ese mismo año.

141. Lo establecido en los párrafos precedentes permite determinar preliminarmente la existencia de indicios suficientes que sustentan que, de continuar concurriendo las importaciones de origen chino en tales condiciones, repercutirán sensiblemente en los precios nacionales, a la vez que, los amplios márgenes de subvaloración registrados, constituyen el factor determinante para explicar el incremento y la participación de las importaciones investigadas en el mercado nacional y harán aumentar la cantidad demandada por nuevas importaciones

7. Efectos reales y potenciales sobre la rama de producción nacional

142. Con fundamento en lo dispuesto por los artículos 3.1, 3.2, 3.4, 3.5 y 3.7 del Acuerdo Antidumping; 41 y 42 de la LCE, y 64 y 68 del RLCE, la Secretaría evaluó los efectos de las importaciones originarias de China sobre los indicadores económicos y financieros pertinentes de la rama de producción nacional del producto similar.

143. Deacero señaló que el ingreso de considerables volúmenes de importaciones en presuntas condiciones de dumping ocasionó un efecto negativo en los indicadores de la producción nacional, sobre todo durante el periodo investigado. En particular, la pérdida de clientes y la disminución en el volumen de ventas, aunado a un incremento de precios que no recuperó el aumento en los costos, afectó negativamente sus utilidades. Por otra parte, si bien se registró un aumento en los volúmenes totales de producción durante el periodo analizado, éste se debe en gran medida al comportamiento de los volúmenes de venta en el mercado de exportación.

144. Camesa agregó que las importaciones en presuntas condiciones de dumping afectaron el adecuado crecimiento de las ventas, que tenían el propósito de colocar la producción fabricada para un mercado interno en expansión, y cuyo incremento fue absorbido por las importaciones chinas de cables de acero, lo que generó efectos negativos tales como acumulación de inventarios, disminución de la producción y un menor uso de la capacidad instalada.

145. De acuerdo con la información disponible en el expediente administrativo, la Secretaría observó que el volumen de ventas al mercado interno de la rama de producción nacional se incrementó 9% y 1% en 2011 y 2012, respectivamente. Los ingresos por ventas al mercado interno en dólares aumentaron 16% y 3% en 2011 y 2012, respectivamente.



146. La producción de la rama de producción nacional aumentó 20% en 2011 y disminuyó 0.4% en el periodo investigado. La participación de la producción orientada al mercado interno de la rama de producción nacional en el CNA fue de 72% en 2010 y 2011 y 65% en el periodo investigado, lo que representó una disminución de 7 puntos porcentuales de 2010 a 2012.

147. La capacidad instalada de la rama de producción nacional disminuyó 1% y aumentó 7% en 2011 y 2012 respectivamente, mientras que en el periodo analizado aumentó 5%. La utilización de la capacidad instalada fue de 44% en 2010, 53% en 2011 y 49% en 2012, lo que significó una disminución de alrededor de 4 puntos porcentuales en el periodo investigado con respecto al periodo anterior.

148. Los inventarios de la rama de producción nacional aumentaron 28% en 2011 y disminuyeron 5% en el periodo investigado, con lo que acumularon un incremento de 22% entre 2010 y 2012. La relación de inventarios a ventas totales de la rama de producción nacional fue de 12%, 14% y 12% en 2010, 2011 y 2012, respectivamente.

149. El empleo de la rama de producción nacional aumentó 12% y 1% en 2011 y 2012, respectivamente, lo que generó un incremento acumulado de 13% entre 2010 y 2012. La productividad del empleo de la rama de producción nacional aumentó 7% en 2011 y disminuyó 2% en el periodo investigado, con ello registró un aumento acumulado de 5% de 2010 a 2012. La masa salarial aumentó 16% y 13% en 2011 y en el periodo investigado, respectivamente, lo que implicó un incremento acumulado de 31% de 2010 a 2012.

150. Deacero presentó 4 versiones del estado de costos, ventas y utilidades del producto similar al objeto de investigación, para los años del periodo analizado, cada versión considera la siguiente información: i) ventas de exportación y al mercado nacional, que integra las ventas al gobierno y a los demás sectores; ii) ventas totales al mercado nacional; iii) ventas a los demás sectores del mercado nacional, que excluye las ventas al gobierno, y iv) ventas al gobierno del mercado nacional.

151. Camesa presentó las siguientes versiones del estado de costos, ventas y utilidades: i) el que incluye las ventas de exportación y las ventas al mercado nacional, este último está compuesto por las ventas al gobierno y a los demás sectores; ii) el que incluye las ventas totales al mercado nacional; iii) el que considera sólo las ventas de exportación, y iv) el que considera únicamente las ventas a los demás sectores del mercado nacional para los años de 2010 a 2012 y la estimación para 2013.

152. Deacero propuso sustituir el costo de producción de alambrón interno por el valor de venta del alambrón. La Secretaría consideró inviable la propuesta de la Solicitante, toda vez que opera como empresa integrada, razón por la cual a partir de la información presentada por Deacero, la Secretaría estimó el estado de costos, ventas y utilidades del producto similar al investigado considerando los costos de producción del alambrón en los que realmente incurrió y de esta forma poder hacerlo comparable con los periodos previos.

153. En cuanto a los rubros del costo de fabricación de materia prima, mano de obra directa, energía eléctrica y gastos indirectos de fabricación, proporcionó las cifras correspondientes al costo total que incluye mercado interno y externo. Por lo anterior, la Secretaría asignó a cada componente del costo de fabricación, la parte proporcional por mercado, con base en la distribución anual de los costos que la Solicitante presentó, esto es, determinó la participación del costo de venta por mercado respecto al costo de venta total y este porcentaje fue el que aplicó a cada uno de los componentes del costo de fabricación.

154. Las empresas integrantes de la rama de producción nacional de cables de acero solicitaron que el análisis se realizara sobre la versión que considera únicamente las ventas a los demás sectores del mercado nacional, eliminando las ventas al gobierno. Por las razones descritas en el párrafo 73 de la presente Resolución, la Secretaría desestimó la solicitud de los productores nacionales y realizó el análisis de beneficios operativos de las ventas totales orientadas al mercado interno, es decir, que incluye ventas al gobierno y demás sectores.

155. Deacero y Camesa argumentaron que los precios nacionales de la mercancía similar a la investigada registraron aumentos en términos nominales. No obstante, éstos no lo hicieron en la medida suficiente para compensar el incremento de los costos de los principales insumos (energía eléctrica y alambrón) empleados en la fabricación. Para valorar el argumento, la Secretaría les requirió la separación de los principales elementos del costo de venta. Deacero proporcionó dicha separación para el costo total, mientras que Camesa omitió desglosar el costo del alambrón y de la energía eléctrica. Por lo anterior, en la siguiente etapa de la investigación la Secretaría solicitará dicha separación para realizar el análisis de costos para la rama de producción nacional.

156. La Solicitante afirmó que las inversiones que efectuó para incrementar la capacidad de producción durante el periodo analizado no están siendo amortizadas adecuadamente, debido a los bajos niveles de utilización de la capacidad instalada, por lo que los recursos erogados no se recuperan adecuadamente; adicionalmente, indicó que dichas inversiones deben ser analizadas bajo la metodología que considere los flujos de efectivo esperados. Sin embargo, no proporcionó los flujos de efectivo correspondientes, por lo que la Secretaría se allegará en la etapa preliminar de la investigación, de la información necesaria para evaluar la inversión señalada. Camesa señaló que no tienen proyectos de inversión relacionados con la mercancía similar a la objeto de investigación.

157. Con base en la información que la rama de producción nacional aportó, la Secretaría observó que los ingresos de las ventas al mercado interno de cables de acero aumentaron 9.1% de 2010 a 2011 y 6.3% en 2012. Los costos de operación totales (costos de venta y gastos de operación) redujeron 4.6% en 2011 y crecieron 2.2% en 2012.

158. Como resultado del comportamiento de los ingresos y los costos de operación, las utilidades operativas incrementaron 29.9% en 2011 y 10.9% en 2012, en tanto el margen de operación aumentó 7.6 puntos porcentuales en 2011 y 2 puntos porcentuales en 2012.

159. La contribución del producto similar al rendimiento sobre la inversión (ROA, por las siglas en inglés de “return of the investment in assets”) fue positiva al ubicarse en 0.7% en 2010 y 2011 y 0.8% en el periodo investigado.

160. Para la información financiera correspondiente a flujo de caja, capacidad de reunir capital y rendimiento sobre la inversión que no es factible identificarlas separadamente para el producto similar, la Secretaría analizó dichos indicadores para las empresas integrantes de la rama de la producción nacional, a partir de sus estados financieros dictaminados correspondientes a 2010, 2011 y 2012.

161. El ROA de la rama de producción nacional, calculado a nivel operativo, fue positivo en 2010, 2011 y 2012, pues fue 8%, 10.8% y 9.5%, respectivamente.

162. En lo que se refiere al flujo de caja de la rama de la producción nacional, también a nivel operativo, este indicador disminuyó 10.4% de 2010 a 2012.

163. Por otra parte, la capacidad de reunir capital mide la capacidad de un productor para obtener los recursos financieros necesarios para llevar a cabo la actividad productiva. La Secretaría analizó este indicador mediante el comportamiento de los índices de solvencia, apalancamiento y deuda:



a. los niveles de solvencia y liquidez de la rama de la producción nacional reportaron niveles aceptables en el periodo 2010 a 2012, ya que la relación entre activos y pasivos circulantes fue mayor que 1:

i. la relación de circulante (relación entre los activos circulantes y los pasivos a corto plazo) fue de 1.75 en 2010, 2.64 en 2011 y 2.50 en 2012, y

ii. en los mismos años, la prueba de ácido (activo circulante menos el valor de los inventarios, en relación con el pasivo a corto plazo) registró niveles de 1.12, 1.82 y 1.65, respectivamente.

b. En cuanto al nivel de apalancamiento se considera que una proporción del pasivo total con respecto al capital contable inferior a 100% es manejable. En este caso se concluyó inicialmente que el apalancamiento se ubicó en niveles no adecuados, pero la razón de pasivo total a activo total o deuda fue aceptable:

i. el pasivo total a capital contable fue de 153% en 2010, 197% en 2011 y 180% en 2012, y

ii. el pasivo total a activo total registró niveles de 60% en 2010, 66% en 2011 y 64% en 2012.

164. Con base en el desempeño de los indicadores económicos y financieros de la rama de producción nacional durante el periodo analizado, descritos en los puntos 145 al 163 de esta Resolución, la Secretaría observó que la concurrencia de las importaciones chinas en presuntas condiciones de dumping, si bien no ocasionó un deterioro generalizado en todos los indicadores económicos y financieros de Deacero y Camesa; es importante resaltar que durante el periodo investigado ya se observó una disminución en la tasa de crecimiento de algunos indicadores relevantes; en particular, el deterioro de la producción, productividad y utilización de la capacidad instalada. Asimismo, la expansión del mercado nacional no se tradujo en un crecimiento para la industria nacional, por el contrario el incremento del volumen de las importaciones y su mayor participación en el mercado nacional disminuyeron el ritmo de crecimiento del volumen e ingreso por ventas al mercado interno, en el periodo investigado en 8 y 13 puntos porcentuales, respectivamente.

165. Deacero manifestó que el incremento previsto de las importaciones investigadas, en caso de no imponer una cuota compensatoria, tendría en el futuro inmediato un efecto negativo en los indicadores económicos y financieros de la producción nacional. Las ventas disminuirán afectando el nivel de producción en la misma medida, al tiempo que aumenta la capacidad ociosa. Por su parte, los precios de venta del producto nacional al mercado interno registrarán una reducción, resultado del efecto de los precios desleales de las importaciones originarias de China, mismos que continuarán con subvaloración. El efecto final se reflejará en las variables financieras, en particular, en una disminución de la utilidad operativa.

166. Por su parte, Camesa señaló que de continuar la práctica desleal sin imponer cuotas compensatorias en el futuro inmediato, la industria se verá seriamente dañada en sus indicadores en razón de los crecientes volúmenes de importación en el mercado doméstico, lo que generará una reducción en las ventas del producto nacional, el uso de infraestructura productiva, empleos, márgenes operativos y otros indicadores relevantes. Agregó que la presencia de importaciones de cables chinos a precios desleales tendrá un efecto negativo sobre la inversión reciente, la cual se encuentra amenazada, debido a que la contención de precios del cable nacional no permitirá obtener los rendimientos que le permitan amortizar y recuperar dicha inversión.

167. Con la finalidad de cuantificar la magnitud de la afectación sobre la rama de producción nacional, resultado del posible incremento de las importaciones en presuntas condiciones de discriminación de precios, Deacero y Camesa presentaron proyecciones de sus indicadores económicos y financieros para 2013 y la metodología correspondiente, la cual se describe a continuación:

a. Calcularon la tasa media anual de crecimiento de aquellas variables que consideraron presentan una tendencia y aplicaron dicha tasa para proyectar las cifras de 2013;

b. Consideraron aquellas variables que resultan del agregado, diferencia o porcentaje de otras y las calcularon a partir de las proyecciones individuales, y

c. Compararon las proyecciones de 2013 con los datos observados de 2012 y obtuvieron las tasas de crecimiento.

168. La Secretaría revisó la metodología de las proyecciones, que incluyen hojas de cálculo y una explicación detallada de los criterios utilizados, información que le permitió replicar las proyecciones. Por lo anterior, consideró inicialmente aceptable la metodología presentada por la producción nacional.

169. Las proyecciones de los indicadores económicos que presentaron Deacero y Camesa indican una afectación general de los indicadores de la rama de producción nacional en 2013 con respecto a los niveles alcanzados en 2012. Los decrementos más importantes se registrarán en el CNA (1%), volumen de producción (7%), producción orientada al mercado interno (13%), volumen de las ventas al mercado interno (15%), volumen de las ventas totales (8%), ingresos de las ventas al mercado interno (13%), ingresos de las ventas totales (8%), empleo (indirecto 4% y directo 6%) y salarios (indirecto 6% y directo 5%).

170. Deacero y Camesa también presentaron proyecciones de los indicadores financieros señalados en el estado de costos, ventas y utilidades para 2013, en un escenario con importaciones de China en condiciones de discriminación de precios. Dichas empresas proporcionaron la metodología y las fuentes de información que utilizaron, misma que se describe a continuación.

171. Deacero proyectó sus costos de producción de la siguiente manera:


1   2   3   4   5   6   7


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal