Resumen ejecutivo



Descargar 6.17 Kb.
Fecha de conversión11.01.2017
Tamaño6.17 Kb.
RESUMEN EJECUTIVO
Este informe resalta los resultados en el área de cuidado prolongado de la Encuesta de AARP- Impacto Social en Puerto Rico. Se realizó una encuesta vía telefónica a 1,010 personas entre Junio 27 a Julio 17 de 2005 para explorar las experiencias y opiniones de residentes en Puerto Rico de 50 años de edad y más en torno a la viabilidad de sus comunidades (incluyendo modificaciones en el hogar, gastos en agua y luz, y la carga que tienen en impuestos de propiedad), medicamentos recetados y cuidado prolongado.

Cuidado prolongado se definió en la encuesta como el cuidado provisto a una persona por un tiempo extendido, en un escenario de la comunidad, o en centros de cuidado prolongado o facilidad similar. Las personas de todas las edades que eran frágiles, enfermas o con algún impedimento y que necesitaban ayuda con las actividades del diario vivir, tales como vestirse, bañarse, preparar las comidas o comer que puedan necesitar servicios de cuidado a largo plazo.


La encuesta arrojó que mientras menos de una cuarta parte de los residentes en Puerto Rico de 50 años o más han hecho uso de los servicios de cuidado prolongado o algún miembro de su familia, el poder costear los servicios es de gran preocupación:


  • Más de la mitad están preocupados de si podrán costear los servicios de cuidado prolongado

  • Casi la mitad de los encuestados piensa que sería duro y difícil conseguir servicios de cuidado prolongado en sus comunidades que puedan costear.

  • Más de dos terceras partes indicó no saber cómo pagarían por los servicios de cuidado prolongado si los necesitaran- con la mayoría indicando que dependerían del Seguro Social para pagarlo

  • Con un costo aproximado entre $12,000 a $18,000 anual para el cuidado en una facilidad en Puerto Rico, ocho de cada diez dijo no estar confiados de poder pagar para el cuidado a este nivel por un año.

Al mismo tiempo, los residentes de Puerto Rico están claros en sus preferencias en cuanto a cuidado prolongado:




  • Sobre el 90% dijo que prefieren recibir el cuidado en el hogar con la ayuda de la familia, amistades, o profesionales, si fuese necesario

  • Más de tres cuartas partes dijo que sería importante tener servicios de cuidado prolongado que les permita mantenerse en sus hogar el mayor tiempo posible

  • Aproximadamente la mitad dijo estar dispuesto a mudarse a otra comunidad para recibir los servicios de cuidado prolongado ,si fuese necesario

  • Casi 9 de cada 10 dijo que es importante para AARP ser cabilderos en el desarrollo y expansión de los servicios de cuidado prolongado en Puerto Rico de manera que permita a las personas mantenerse en sus hogares y comunidades


2005 AARP Puerto Rico Social Impact Survey: Long-Term-Care; April, 2006


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal