Revista Ciencias Sociales 29 /Segundo Semestre 2012 Revista de Ciencias Sociales


El enfoque transnacional de las migraciones y la entrada de la complejidad en los análisis migratorios



Descargar 1.44 Mb.
Página3/20
Fecha de conversión01.07.2017
Tamaño1.44 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   20

El enfoque transnacional de las migraciones y la entrada de la complejidad en los análisis migratorios

El transnacionalismo en relación a los fenómenos migratorios se define en una primera instancia de manera muy amplia como “el proceso por el cual los inmigrantes construyen campos sociales que vinculan sus países de origen con los de destino” (Glick Schiller et al., 1992). El término transnacionalismo se refiere entonces, en palabras de Guarnizo, “... a la red de relaciones culturales, sociales, económicas y políticas, prácticas e identidades, construidas por los migrantes a través de las fronteras nacionales” (1997: 287).

Una de las características clave para poder hablar de un nuevo proceso migratorio es la manera en que muchos migrantes actualmente construyen y reconstruyen relaciones simultáneas en más de una sociedad a la vez. Estos migrantes son denominados “transmigrantes” (Glick Schiller et al., 1995, Pries, 1999 y 2002) y se caracterizan porque “sus vidas dependen de múltiples y constantes interconexiones a través de las fronteras internacionales y sus identidades públicas son configuradas en relación a más de un Estado-nación” (Glick Schiller et al., 1995). Estos autores sugieren que la concepción del inmigrante como un desarraigado (uprooted) no es un enfoque útil para comprender las nuevas realidades migratorias, ni siquiera para las migraciones de finales del siglo XIX y principios del XX. Esta concepción tradicional supone que los individuos que migran pierden sus raíces por el hecho de que se alejan de su territorio y que para echar nuevas raíces deben asimilarse a los modos de la sociedad que los recibe. Este “modelo bipolar” (Guarnizo, 1997) de migrantes permanentes v/s temporales, es poco útil para entender estas nuevas realidades.

Las primeras formulaciones del enfoque transnacional se centraron en lo que se denominó una “nueva existencia migrante”, que consistía en la construcción de espacios sociales que atravesaban las fronteras nacionales, uniendo sociedades emisoras y receptoras a través de diversos tipos de intercambios y relaciones (Glick Schiller et al., 1992). Diversos autores los describieron como “campo social transnacional” (Glick-Glick Schiller et al., 1992; Itzigsohn et al., 1999; Mahler, 1998), “espacios sociales transnacionales”, (Faist, 1998 y 2000), “circuito migrante internacional” (Rouse, 1991), “sociedad transnacional” (Guarnizo, 1997), “comunidad transnacional” (Smith, R. C., 1998), “espacio social transnacional y plurilocal” (Pries, 1999), etc. Más allá de las diferencias que cada definición resaltaba, el elemento común que definía el nuevo concepto era: la construcción y mantención de una red de interacciones (sociales, políticas, económicas, culturales) que unen dos o más espacios geográficos distantes (regiones emisoras y receptoras) a través de las prácticas de migrantes y no migrantes. Esta red de conexiones constituiría el anclaje donde migrantes y no migrantes orientan sus vidas diarias, ajustan sus comportamientos, desarrollan sus actividades, proyectan sus posibilidades, etc.

Este concepto de campo social transnacional permite analizar los procesos por los cuales los inmigrantes continúan siendo parte de la vida social de sus sociedades de origen al tiempo que participan en la vida socioeconómica y política de las sociedades de destino (Glick Schiller y Fouron, 1999). Una característica clave de estos espacios sociales que se extienden entre dos o más territorios es que los procesos de participación en ambas regiones o localidades (emisoras y receptoras) no se dan de manera independiente ni sucesiva, sino de manera dependiente y simultánea. El campo social transnacional trasciende “... las fronteras políticas y geográficas de una nación y se ha transformado en un campo relevante de referencia y acción...” (Itzigsohn et al., 1999: 317). La simultaneidad, expresada en el actuar y pensar en el “aquí y allí” al mismo tiempo, es uno de los aspectos que definen el transnacionalismo migrante (Levitt y Glick Schiller, 2004).

Mientras se describían ejemplos de transnacionalismo en inmigrantes caribeños y filipinos (Glick Schiller et al., 1995), dominicanos (Guarnizo, 1997; Itzigsohn et al., 1999), haitianos (Glick Schiller y Fouron, 1998 y 1999) colombianos (Guarnizo y Díaz, 1999; Guarnizo et al., 1999) y salvadoreños (Landolt et al., 1999), había intentos de refinar la perspectiva transnacional. Un primer esfuerzo destacado partió con la distinción entre “transnacionalismo desde abajo” (from below), como las actividades realizadas por inmigrantes y emprendedores (grassroots entrepreneurs), y el “transnacionalismo desde arriba” (from above), referido a las iniciativas transfronterizas llevadas a cabo por gobiernos y corporaciones, con el objetivo de definir el objeto de estudio y no confundir procesos y actividades de diferentes sujetos transnacionales (Smith y Guarnizo, 1998). Allí plantean además una crítica a las primeras formulaciones teóricas acerca del transnacionalismo señalando que las prácticas transnacionales no tienen lugar en un imaginario “tercer espacio”, que se localizaría de manera abstracta entre los territorios nacionales, cuestionando la aplicabilidad de conceptos como “desterritorialización” e “ilimitado” (unboundedness) para lo transnacional y sus actores. Según los autores, el fenómeno así descrito se concibe como sin fronteras, sin límites ni condicionamientos de ningún tipo. En este sentido plantean que los contextos específicos en donde las actividades y prácticas transnacionales tienen lugar no son sólo locales, sino también “translocales” (local-local).

A la luz de este enfoque interpretativo varios autores han señalado que el surgimiento de prácticas y actividades transnacionales no es incompatible con el proceso de incorporación de los inmigrantes en las sociedades de destino, sino que en algunos casos puede ser simultáneo (Levitt et al., 2003; Morawska, 2003; Itzigsohn y Saucedo 2002; Portes et al., 2007), dando lugar a procesos de integración complejos, multidimensionales y multidireccionales. El balance entre el compromiso transnacional y la asimilación a la sociedad de destino depende del tipo de actividades, el contexto institucional en el que se desarrollan estas actividades, el tipo de recursos a los que tienen acceso los inmigrantes y el momento en su ciclo de vida. Mientras unos inmigrantes participan activamente en la vida social, económica y política de sus comunidades de origen al tiempo que alcanzan una movilidad social ascendente en la de destino, algunos se comprometen en actividades transnacionales y avanzan socialmente en sólo uno de los frentes (local o transnacional), y otros se comprometen en actividades transnacionales pero estancan su movilidad tanto en las sociedades de origen como de destino (Levitt et al., 2003).

La mirada entonces cambia. Ya no se trata de una oposición entre transnacionalismo y asimilación, sino de “... pensar la experiencia migrante como una especie de indicador, que si bien está anclado, pivota entre la nueva tierra y una incorporación transnacional. El movimiento y la estabilidad no son lineales ni secuenciales sino capaces de rotar hacia adelante y hacia atrás y de cambiar de dirección con el tiempo. El punto medio de este indicador no es la plena incorporación, sino la simultaneidad de la conexión” (Levitt y Glick Schiller, 2004: 1011). Se trata de explicar el modo en que los grupos migratorios se sitúan de manera variable, dependiendo del contexto, más cerca de un polo (asimilación total) o del otro (transnacionalismo) de un continuum, y de comprender que su posición no es estática ni definitiva en un punto, sino que se configura como una combinación de ambas posibilidades.



Conclusiones: usos del enfoque transnacional

Una vez delimitado el enfoque transnacional en relación a lo que propone y a lo que se opone y complementa (modelos neoclásico y asimilacionista), es necesario describir lo que denomino usos acrítico y crítico del mismo. A lo largo de su desarrollo desde hace 20 años, se ha utilizado el enfoque transnacional desde diversos puntos de vista y con diferentes acentos: bien resaltando lo necesario de esta nueva aproximación, ya que nos muestra vías de incorporación a las sociedades de destino diferentes a las ya tradicionales (Portes, 1995, 1997, 1999, 2001 y 2003; Portes et al. 2002); bien enmarcando las prácticas transnacionales dentro de trayectorias y dinámicas ya analizadas de movimientos migratorios anteriores, y con ello cuestionando la novedad y utilidad del enfoque (Alba, 1995; Alba y Nee, 1997; Waldinger y Fitzgerald, 2004; Waldinger, 2008); o bien intentando contextualizar, según su alcance e importancia relativa, los aportes hermenéuticos del enfoque dentro de las realidades concretas en las que se aplica (Guarnizo y Smith, 1998; Levitt y Glick Schiller, 2004; Pries, 2005; Bauböck, 2003).

Dados estos diferentes usos del modelo de análisis transnacional, nos encontramos con un panorama muy diverso en cuanto a resultados y aportes significativos. Con el propósito de delinear y distinguir entre los usos acrítico y crítico del enfoque transnacional aplicado a las migraciones internacionales, propongo revisar cómo se abordan desde cada uno de ellos dos dimensiones de análisis fundamentales para este campo de estudio.

La primera de ellas es la dimensión de la localización geográfica o territorialidad, entendida como la cualidad de los fenómenos sociales de permanecer anclados en espacios geográficos concretos, específicos y múltiples. Si bien los fenómenos actuales de globalización económica, política y cultural están dibujando nuevas formas de socialización, acción colectiva y represión, que muchas veces parecen estar inscritas en un espacio no determinado, los sujetos “... no viven des-territorializados y en el aire sino, más bien, se está ampliando el margen espacial de sus acciones y de su mundo social, por un lado, y se están multiplicando los lugares geográficos en y entre los cuales se está desarrollando la vida y el espacio social de una porción creciente de seres humanos” (Pries, 2002: 13). El uso acrítico del enfoque transnacional ve todas las manifestaciones migrantes como flotando en espacios desterritorializados, sin limitaciones estructurales, ni políticas ni culturales, es decir, como fenómenos sin límites (boundless). Con ello pierde la escala de los fenómenos, tanto cuantitativa como cualitativa, ya que los sitúa aislados de la red de relaciones sociales, económicas y políticas localizadas en la que se inscriben y que le dan sentido. Y pierde también de vista sus efectos: al tratarlos de manera aislada, sin relación con su entorno, los fenómenos son observados omitiendo tanto las fuerzas que lo restringen y moldean como los efectos y desplazamientos que operan en la red en la que se insertan. Además, corre el riesgo de generalizar o aplicar modelos de análisis generados a partir de fenómenos específicos a los fenómenos migratorios en general (Glick Schiller, 2008). Paradójicamente fueron los primeros desarrollos de Glick Schiller del enfoque transnacional los que acentuaron esta “desterritorialización” de estos “nuevos migrantes”, los llamados “transmigrantes” (Glick Schiller et al., 1992, 1995), y que respondieron probablemente a la necesidad de enfatizar esta nueva perspectiva sobre las migraciones frente a las tradicionales.

Por el contrario, un uso crítico del modelo transnacional inserta los fenómenos que observa en un entramado económico, político, social y cultural, que se encuentra asociado a territorios concretos y específicos, con sus propias restricciones (espaciales, fronterizas, comunicacionales, asimetrías) y posibilidades (recursos, identidades, historias). Esto no quiere decir que, como asume el modelo del Estado-nación como contenedor de la sociedad, los fenómenos migratorios internacionales se inscriban en un único y exclusivo territorio y espacio social o en transición desde uno a otro, sino que por el hecho de conectar diferentes espacios sociales y geográficos específicos son calificados como transnacionales. Lo transnacional en este caso no significa sin raíz, sino enraizado en múltiples redes y territorios (Guarnizo, 2003; Guarnizo et al., 2003; Itzigsohn y Saucedo, 2002). Este uso del enfoque permite entender los fenómenos transnacionales relacionándolos tanto con procesos amplios y abarcadores (dinámicas económicas internacionales y regionales, marcos políticos y sociales, características societales específicas, etc.) como con procesos específicos y localizados (equilibrios étnicos locales, idiosincrasia de poblaciones autóctonas, marcos normativos específicos, etc.).

La otra dimensión de análisis clave es la estructura, entendida como el marco en el que se desarrollan los fenómenos migratorios contemporáneos. Estructura económica, política y social que delimita un marco de acción específico para los fenómenos migratorios, dentro del cual es posible movilizar ciertos recursos (capital, redes, identidades) y donde también quedan restringidas posibilidades de acción y estrategias. En este sentido es clave para entender la estructura política, económica y social actual el papel del Estado-nación. Como vimos más arriba, ciertamente que su soberanía y capacidad para dirigir e influenciar los procesos político-económicos dentro y fuera de sus fronteras ha disminuido, pero en ningún modo se ha extinguido. El uso acrítico del enfoque transnacional ha remarcado la relativa poca importancia de los Estados nacionales para las comprensión de los fenómenos migratorios actuales, argumentando que el poder que antes detentaban ha sido transferido a las empresas multinacionales, a los organismos políticos supranacionales, a los movimientos sociales globales, etc., y considerando por ello a los transmigrantes como dueños de sí. Este uso busca la explicación de las características de las prácticas transnacionales en factores intrínsecos de los grupos (endógenos), sin atender a los factores que los constriñen y condicionan (exógenos). Es el caso por ejemplo de los primeros análisis que concebían el transnacionalismo migrante como una respuesta a la globalización neo-liberal (Portes, 1997).

Un uso crítico del modelo transnacional considera a los Estados-nación como uno de los más importantes actores institucionales del escenario en el que se configuran los actuales flujos migratorios: como productor activo de identidad y alteridades (Segato, 1998); como promotor y diseñador de flujos migratorios convenientes a sus intereses (Levitt y de la Dehesa, 2003); como entidades de poder asimétrico, unas como receptoras y otras como generadoras de modernidad (Segato, 1998); como fuerzas activas que moldean los flujos migratorios en general y las prácticas transnacionales en particular (Glick Schiller y Fouron, 1998, Fouron y Glick Schiller, 2001; Portes, 1999; Glick Schiller, 2009). Además, es sensible a los contextos (políticos, económicos y sociales) donde se manifiestan los movimientos, tanto de emigración como de inmigración, incluyéndolos como factores de peso en relación a las derivas y características de los mismos.

Específicamente relacionada con las experiencias latinoamericanas, la mirada transnacional de los movimientos migratorios es una herramienta de gran utilidad para la comprensión de la heterogeneidad de fenómenos que se desarrollan en nuestro continente. Existe abundante evidencia de que, por un lado, asistimos a un período singular en relación a los flujos, intensidades y procesos sociales y culturales resultantes del los movimientos de personas (Benencia, 2008; Stefoni, 2008; Canales, 2011; Feldman-Bianco, 2011), intensificándose las migraciones intra-regionales y con ello las dinámicas de interacción entre poblaciones y culturas diversas, los conflictos, los procesos de intensificación de la discriminación y de los movimientos que buscan contrarrestarla, etc. Y por otro lado, las realidades políticas, sociales y jurídicas de los países son extremadamente heterogéneas: mientras en países como Chile o Paraguay predominan los tratamientos policiales y de seguridad respecto de los inmigrantes (Stefoni, 2011; Novick, 2011), en Argentina o Brasil la perspectiva ha tendido hacia lo que se da en llamar un “enfoque de derechos”, aunque no exento de ambivalencias (Feldman-Bianco, 2011; Domenech, 2008, 2011; Novick, 2008).

El panorama contemporáneo de la migración en América Latina viene a complejizar unas realidades ya de por sí heterogéneas y atravesadas por procesos de luchas étnicas por derechos sociales y políticos, etnificación de las luchas, redefinición de las fronteras simbólicas entre los grupos, y también por esfuerzos estatales por nacionalizar los conflictos, amalgamar la diversidad en marcos culturales cerrados y diferenciables, y gestionar, desde un punto de vista de seguridad, las manifestaciones sociales, políticas y económicas que emanan de los movimientos de personas. Aproximándose a estos fenómenos complejos desde un enfoque también complejo tenemos la capacidad, no sólo de comprenderlos e insertarlos en redes de sentido que nos permitan enfocar e implementar políticas sociales y comunales pertinentes, sino también de hacerlos comprensibles a sus protagonistas, a los ciudadanos que migran y a aquellos que los reciben, con el objetivo que piensen su historia, presente y futuro a medio y largo plazo, y no se enfrasquen en conflictos de odio y discriminación, actualizando las fronteras entre un “ellos” y un “nosotros”.

Desde una perspectiva epistemológica, un uso crítico del modelo de análisis transnacional debiera dejar en “suspenso”, en el sentido husserliano del término, aquellas categorías con las que nos aproximamos a los fenómenos para comprenderlos y construirlas como resultado de los análisis, esto es, no tomarlas como dadas: las categorías nacionales, que amalgaman en un tipo ideal una serie de características culturales, sociales, fenotípicas, y actúan como etiqueta de una serie de grupos, eliminando las diferencias y especificidades entre cada uno de ellos; las categorías étnicas y/o raciales, que a su vez también son el resultado de construcciones simbólicas específicas atravesadas por relaciones de poder y dominación (Quijano, 2000ª y 2000b); y las categorías con las que nombramos a los sujetos migrantes, que responden a construcciones sociales y políticas, y que definen el modo que tienen las sociedades de aproximarse a ellos (políticas y prácticas) y el campo de acción, negociación y resistencia de los segundos en relación a las primeras (Feldman-Bianco et al., 2011).

El enfoque transnacional, tanto en sus versiones más entusiastas como en aquellas más cautelosas, ha supuesto la entrada en los estudios migratorios de dimensiones de análisis que se encontraban relegadas o definitivamente impensadas en los desarrollos tradicionales del campo. En este sentido ha introducido complejidad a los modelos analíticos y ha significado un reto para los investigadores, ya que obligó a pensar las dinámicas migratorias como atravesadas por una miríada de factores, tanto endógenos como exógenos, locales y globales, latentes y manifiestos, que se interrelacionan unos con otros dentro de redes de poder, económicas, sociales y culturales. Un uso crítico del enfoque es sensible tanto al espacio social y geográfico que atraviesan y del que son atravesados los flujos migratorios, entendido como el locus específico en el que tales fenómenos adquieren sentido, como a las fuerzas estructurales (de carácter económico, político y cultural) que enmarcan dichos flujos, los restringen, dan forma y son también moldeadas por ellos. Y también presta atención a la construcción social y política de las categorías y unidades de análisis que utiliza, tomándolas como referencia preliminar (inicial), para luego construirlas sustantivamente como resultado del propio trabajo de investigación, con el objetivo de no “encajar” por defecto los fenómenos en los marcos interpretativos tradicionales sino construir esos marcos a partir de las particularidades de los fenómenos analizados.

Bibliografía
Alba, Richard

1995 “Assimilation's Quiet Tide”. En: The Public Interest, 119: 1-18.


Alba, Richard y Nee, Victor

1997 “Rethinking Assimilation Theory for a New Era of Immigration”. En: International Migration Review, vol. 31(4): 0826-0874.


___2003 Remaking the American mainstream: assimilation and contemporary immigration. Harvard University Press; Cambridge, United Kingdom.
Alonso, José Antonio

2011 “Migración internacional y desarrollo: una revisión a la luz de la crisis”. En: Economic & Social Affairs, CDP Background paper Nº 11.


Appadurai, Arjun

1991 “Global Ethnoscapes: Notes and Queries for Transnational Anthropology”. En: Vertovec, S. y R. Cohen (eds.) Migration, Diasporas and Transnationalism. The International Library of Studies on Migration; Cheltenham, United Kingdom - Northampton, United States.


Arango, Joaquin

1985 “Las ‘Leyes de las Migraciones’ de E. G. Ravenstein, cien años después”. En: Revista Española de Investigaciones Sociológicas, 32:7-26.


___2003 “La explicación teórica de las migraciones: luz y sombra”. En: Migración y Desarrollo, Nº 1.
Barkan, Elizabeth

1995 “Race, Religion, and Nationality in American Society: A Model of Ethnicity–From Contact to Assimilation”. En: Journal of American Ethnic History, 14: 38-101.


Bauböck, Rainer

2003 “Towards a Political Theory of Migrant Transnationalism”. En: International Migration Review, 37(3): 700-723.


Bauman, Zygmunt

2005 “Modernidad y ambivalencia”. Anthropos Editorial; Barcelona, España.


Beck, Ulrich

1998 “¿Qué es la globalización?”. Paidós; Barcelona, España.


___2000 “The Cosmopolitan Perspective: Sociology in the Second Age of Modernity”. En: British Journal of Sociology, 51: 79-107.
___2004 “Cosmopolitan Realism: On the Distinction between Cosmopolitanism in Philosophy and the Social Sciences”. En: Global Networks 4(2): 131-156.
Benencia, Roberto

2008 “Migrantes bolivianos en la periferia de las ciudades argentinas: procesos y mecanismos tendientes a la conformación de territorios productivos y mercados de trabajo”. En: Las migraciones en América Latina. Políticas, culturas y estrategias, Susana Novick (comp.). CLACSO, Buenos Aires.


Borjas, George J.

1989 “Economic Theory and International Migration”. En: International Migration Review, 23 (3): 457-485.


Bourdieu, Pierre

1985 “The forms of capital”. En: J. Richardson (ed.) Handbook of Theory and research for the Sociology of Education. New York, Greenwood, pp. 241-258.


1999 “Meditaciones pascalianas”. Editorial Anagrama, Barcelona.
Brubaker, Rogers

2001 “The Return of Assimilation? Changing Perspectives on immigration and its sequels in France, Germany, and the United States”. En: Ethnic and Racial Studies, 24(4): 531-548.


Caggiano, Sergio y Torres, Alicia

2011 “Negociando categorías, temas y problemas. Investigadores y organismos internacionales en el estudio de la migración indígena”. En: La construcción social del sujeto migrante en América Latina. Prácticas, representaciones y categorías, Feldman-Bianco, Bela, Liliana Rivera Sánchez, Carolina Stefoni y Marta Inés Villa Martínez (comps.). CLACSO-FLACSO-Univesidad Alberto Hurtado; Santiago. Chile.


Canales, Alejandro

2011 “Las profundas contribuciones de la migración latinoamericana a los Estados Unidos”. En: Pizarro, J. M. (ed.) Migración internacional en América Latina y el caribe. Nuevas tendencias, nuevos enfoques. CEPAL; Santiago, Chile.


Castles, Stephen y Miller, Mark J.

2009 “The Age of Migration: International Population Movements in the Modern World”. The Guilford Press; New York, United States.

Clifford, James

1999 “Itinerarios Transculturales”. Gedisa; Barcelona, España.


Coleman, James S.

1988 “Social Capital in the Creation of Human Capital”. En: American Journal of Sociology, 94:S95-S121.


Domenech, Eduardo

2008 “La ciudadanización de la política migratoria en la región sudamericana: vicisitudes de la agenda global”. En: Las migraciones en América Latina. Políticas, culturas y estrategias, Susana Novick (comp.). CLACSO; Buenos Aires, Argentina.


___2011 ”Crónica de una ‘amenaza’ anunciada. Inmigración e ‘ilegalidad: visiones de Estado en la Argentina contemporánea”. En: La construcción social del sujeto migrante en América Latina. Prácticas, representaciones y categorías, Feldman-Bianco, Bela, Liliana Rivera Sánchez, Carolina Stefoni y Marta Inés Villa Martínez (comps.). CLACSO-FLACSO-Univesidad Alberto Hurtado; Santiago, Chile.
Faist, Thomas

1998 “Transnational Social Spaces out of International Migration: Evolution, Significance and Future Prospects”. En: Archivos Europeos de Sociología, 39(2): 213-247.


___2000 “Transnationalization in International Migration: Implications for the Study of Citizenship and Culture”. En: Ethnic and Racial Studies, 23(2): 189-222.
Feldman-Bianco, Bela

2011 “Caminos de ciudadanía: emigración, movilizaciones sociales y políticas del Estado brasilero”. En: La construcción social del sujeto migrante en América Latina. Prácticas, representaciones y categorías, Feldman-Bianco, Bela, Liliana Rivera Sánchez, Carolina Stefoni y Marta Inés Villa Martínez (comps.). CLACSO-FLACSO-Univesidad Alberto Hurtado; Santiago, Chile.


Feldman-Bianco, Bela; Rivera, Liliana; Villa, Marta I. y Stefoni, Carolina

2011 “Introducción”. En: La construcción social del sujeto migrante en América Latina. Prácticas, representaciones y categorías, Feldman-Bianco, Bela, Liliana Rivera Sánchez, Carolina Stefoni y Marta Inés Villa Martínez (comps.). CLACSO-FLACSO-Univesidad Alberto Hurtado; Santiago, Chile.


Fouron, Georges y Glick Schiller, Nina

2001 “All in the Family: Gender, Transnational Migration, and the Nation-State”. En: Identities: Global Studies in Culture and Power, 7(4): 539-582.


Gans, Herbert

1997 “Toward a Reconciliation of 'Assimilation' and 'Pluralism': The interplay of Acculturation and Ethnic Retention”. En: International Migration Review, 32(4): 875-892.


Glick Schiller, Nina

2008 “Nuevas y viejas cuestiones sobre localidad: teorizar la migración transnacional en un mundo neoliberal”. En: Solé C., Parella S. y L. Cavalcanti (coords.) Nuevos retos del transnacionalismo en el estudio de las migraciones. Ministerio de Trabajo e Inmigración; Madrid, España.


___2009 “A Global Perspective on Migration and Development”. En: Social Analysis, vol. 53 (3): 14-37.
Glick Schiller, Nina; Basch, Linda y Szanton Balnc, Cristina

1992 “Transnationalism: A New Analytic Framework for Understanding Migration”. En: Vertovec S. y R. Cohen Migration, Diasporas and Transnationalism. The International Library of Studies on Migration. Cheltenham, United Kingdom - Northampton, United States.


___1995 “From Immigrant to Transmigrant: Theorizing Transnational Migration”. En: Anthropological Quarterly, 68(1): 48-63.
Glick Schiller, Nina y Fouron, Geroges

1998 “Transnational Lives and National Identities: The Identity Politics of Haitian Immigrants”. En: Smith M. P. y Guarnizo L. (eds.) Transnationalism from Bellow. Comparative Urban and Community Research, vol. 6, Transaction Publishers; New Brunswick, Canadá – Londres, Inglaterra.


___1999 “Terrains of Blood and Nation: Haitian Transnational Social Fields”. En: Ethnic and Racial Studies, 22(2): 340-366.
Gordon, Milton

1964 “Assimilation in American Life. The Role of Race, Religion and National Origins”. Oxford University Press; New York, United States.


Granovetter, Milton S.

1973 “The Strength of Weak Ties”. En: The American Journal of Sociology, vol. 78 (6): 1360-1380.


Guarnizo, Luis Eduardo

1997 “The Emergence of a Transnational Social Formation and the Mirage of Return Migration among Dominican Transmigrants”. En: Identities: Global Studies in Culture and Power, 4: 281-322.


___2003 “The Economics of Transnational Living”. En: International Migration Review, 37(3): 666-699.
Guarnizo, Luis Eduardo y Díaz, Luz M.

1999 “Transnational Migration: a View from Colombia”. En: Ethnic and Racial Studies, 22(2): 397-421.


Guarnizo, Luis Eduardo; Sánchez, Arturo I. y Roach, Elizabeth

1999 “Mistrust, Fragmented Solidarity, and Transnational Migration: Colombians in New York and in Los Angeles”. En: Ethnic and Racial Studies, 22(2): 365-396.


Guarnizo, Luis Eduardo; Portes, Alejandro y Haller, William J.

2003 “Assimilation and Transnationalism: Determinants of Transnational Political Action among Contemporary Immigrants”. En: American Journal of Sociology, 108(6): 1211-1248.


Guarnizo, Luis Eduardo y Smith, Michael Peter

1998 "The locations of transnationalism". En: Smith M. P. y Guarnizo L. E. (eds.) Transnationalism from Bellow. Comparative Urban and Community Research, vol. 6, Transaction Publishers; New Brunswick, Canadá – Londres, Inglaterra.


Gurak, Douglas T. y CAcaes, Fe

1992 “Migration Networks and the Shaping of Migration Systems”. En: International Migration Systems. A Global Approach. Clarendon Press; Oxford, Inglaterra.


Hannerz, Ulf

1998 “Conexiones transnacionales: cultura, gente, lugares”. Cátedra; Madrid, España.


Itzigsohn, José; Dore, Carlos; Medina, Esther H. y Vásquez, Oobed

1999 “Mapping Dominican Transnationalism: Narrow and Broad Transnational Practices”. En: Ethnic and Racial Studies, 22(2): 316-340.
Itzigsohn, José y Saucedo, Silvia

2002 “Immigrant Incorporation and Sociocultural Transnationalism”. En: International Migration Review, 36(3): 766-798.


KazalL, Russell

1995 “Revisiting Assimilation: The Rise, Fall, and Repraisal of a Concept in American Ethnic History”. En: American Historical Review, 100: 437-472.


Kearney, Michael

1995 “The Local and the Global: The Anthropology of Globalization and Transnationalism”. En: Annual Review of Anthropology, 24: 547-565.


Krivisto, Peter

2001 “Theorizing Transnational Migration: A Critical review of Current Efforts”. En: Ethnic and Racial Studies, 24: 549-577.


Landolt, Patricia

2001 “Salvadoran Economic Transnationalism: Embedded Strategies for Households Maintenance, Immigrant Incorporation and Entrepreneurial Expansion”. En: Global Networks, 1(3): 217-241.


Landolt, Patricia; Autler, Lillian y Baires, Sonia

1999 “From Hermano Lejano to Hermano Mayor: The Dialectics of Salvadoran Transnationalism”. En: Ethnic and Racial Studies, 22(2): 290-315.


Levitt, Patricia y De La Dehesa, Rafael

2003 “Transnational Migration and a Redefinition of the State: Variations and Explanations”. En: Ethnic and Racial Studies, 26(4): 587-611.


Levitt, Peggy; Dewind, Josh y Vertovec, Steven

2003 “International Perspectives on Transnational Migration: An Introduction”. En: International Migration Review, 37(3): 565-575.


Levitt, Peggy y Glick Schiller, Nina

2004 “Conceptualizing Simultaneity: A Transnational Social Field Perspective on Society”. En: International Migration Review, 38(3): 1002-1039.


Mahler, Sarah J.

1998 “Theoretical and Empirical Contributions Toward a Research Agenda for Transnationalism”. En: Smith M. P. y Guarnizo L. (eds.) Transnationalism from Bellow. Comparative Urban and Community Research, vol. 6, Transaction Publishers; New Brunswick, Canadá – Londres, Inglaterra.


Malgesini, Graciela y Giménez, Carlos

2000 “Guía de conceptos sobre migraciones, racismo e interculturalidad”. Catarata-Comunidad de Madrid, España.


Marcus, George

1995 “Ethnography in/of the World System: The Emergence of Multi-Sited Ethnography”. En: Annual Review of Anthropology, 24: 95-117.


Morawska, Eva

1994 “In defense of the Assimilation Model”. En: Journal of American Ethnic History, 34: 76-87.


___2003 “Disciplinary Agendas and Analytic Strategies of Research on Immigrant Transnationalism: Challenges of Interdisciplinary Knowledge”. En: International Migration Review, 37(3): 611-640.
Novick, Susana

2008 “Migración y políticas en Argentina: Tres leyes para un país extenso (1876-2004)”. En: Las migraciones en América Latina. Políticas, culturas y estrategias, Susana Novick (comp.). CLACSO; Buenos Aires, Argentina.


___2011 “Migraciones en el Cono Sur: políticas, actores y procesos de integración”. En: La construcción social del sujeto migrante en América Latina. Prácticas, representaciones y categorías, Feldman-Bianco, Bela, Liliana Rivera Sánchez, Carolina Stefoni y Marta Inés Villa Martínez (comps.). CLACSO-FLACSO-Universidad Alberto Hurtado; Santiago, Chile.
Piore, Michael J.

1979 “Birds of Passage: Migrant Labor in Industrial Societies”. Cambridge University Press; Cambridge, England.


Portes, Alejandro

1995 “Economic Sociology and the Sociology of Immigration: A Conceptual Overview”. En: Portes A. The Economic Sociology of Immigration. Russell Sage Foundation; New York, United States.


___1997 “Immigration Theory for a New Century: Some Problems and Opportunities”. En: International Migration Review, 31(4): 0799-0825.
___1999 “Conclusion: Towards a New World -the Origins and Effects of Transnational Activities”. En: Ethnic and Racial Studies, 22(2): 463-477.
___2001 “The Debates and Significance of Immigrant Transnationalism”. En: Global Networks, 1(3): 181-193.
___2003 “Conclusion: Theoretical Convergences and Empirical Evidence in the Study of Immigrant Transnationalism”. En: International Migration Review, 37(3): 874-892.
Portes, Alejandro y Böröcz, József

1989 “Contemporary Immigration: Theoretical Perspectives on Its Determinants and Modes of Incorporation”. En: International Migration Review, 23(3): 606-630.


Portes, Alejandro; Escobar, Cristina y Walton Radford, Alezandria

2007 “Immigrant Transnational Organizations and Development: A Comparative Study”. En: International Migration Review, 41(1): 242-281.


Portes, Alejandro; Guarnizo, Luis Eduardo y Landolt, Patricia

1999 “The Study of Transnationalism: Pitfalls and Promise of an Emergent Research Field”. En: Ethnic and Racial Studies, 22(2): 217-237.


Portes, Alejandro; Haller, William J. y Guarnizo, Luis Eduardo

2002 “Transnational Entrepreneurs: An Alternative Form of Immigrant Adaptation”. En: American Sociological Review, 67: 278-298.


Portes, Alejandro y Rumbaut, Rubén G.

2001 “Legacies: The Story of the Immigrant Second Generation”. University of California Press y Russell Sage Foundation; Berkeley y New York, Estados Unidos.


___2010 “América inmigrante”. Anthropos Editorial; Barcelona; España.
Portes, Alejandro y Sensenbrenner, Julia

1993 “Embeddedness and Immigration: Notes on the Social Determinants of Economic Action”. En: American Journal of Sociology, 98: 1320-1350.

Portes, Alejandro y Zhou, Min

1993 “The New Second Generation: Segmented Assimilation and Its Variants”. En: Annals of the American Academy of Social And Political Sciencies, 530: 74-96.


Pries, Ludger

1999 “Una nueva cara de la migración globalizada: el surgimiento de nuevos espacios sociales transnacionales y plurilocales”. En: V Seminario Internacional de la RII. Toluca, México, 21-24 septiembre.


___2002 “Migración transnacional y la perforación de los contenedores de Estados-nación”. En: Estudios Demográficos y Urbanos, vol. 17 (3): 571-597
___2005 “Configurations of geographic and societal spaces: a sociological proposal between ‘methodological nationalism’ and the ‘spaces of flows”. En: Global Networks, 5 (2): 167-190.
Quijano, Aníbal

2000a “Colonialidad del poder y clasificación social”. En: Journal of World-System Research, Vol. XI, No. 2, Summer-Fall, pp. 342-386.


2000b “Colonialidad del poder, eurocentrismo y América Latina”. En La colonialidad del saber: eurocentrismo y ciencias sociales. Perspectivas Latinoamericanas. Edgardo Lander (comp.) CLACSO; Buenos Aires, Argentina.
Ravenstein, Edward G.

1885 “The Laws of Migration”. En: Journal of the Statistical Society of London, vol. 48 (2): 167-235.


___1889 “The Laws of Migration”. En: Journal of the Statistical Society of London, vol. 52 (2): 241-305.
Rouse, Roger

1991 “Mexican Migration and the Social Space of Postmodernism”. En: Diaspora, 1 (1): 8-23.


Rumbaut, Rubén

1997 “Assimilation and its Discontents: Between Rethoric and Reality”. En: International Migration Review, 31(4): 923-960.


Sassen, Saskia

2001 “¿Perdiendo el control? La soberanía en la era de la globalización”. Ediciones Bellaterra; Barcelona, España.


___2003 “Contrageografías de la globalización. Género y ciudadanía en los circuitos transfonterizos”. Traficantes de sueños; Madrid, España.
Segato, Rita Laura

1998 “Alteridades históricas/identidades políticas: una crítica a las certezas del pluralismo global”. En: Série Antropologia, Nº 234; Brasilia, Brasil.


Smith, Robert C.

1998 “Transnational Localities: Community, Technology, and the Politics of Membership with the Context of Mexico and U.S. Migration”. En: Smith M. P. y Guarnizo L. (eds.) Transnationalism from Bellow. Comparative Urban and Community Research, vol. 6, Transaction Publishers; New Brunswick, Canadá – Londres, Inglaterra.


Smith, Michael P. y Guarnizo, Luis Eduardo (eds.)

1998 “Transnationalism from Bellow. Comparative Urban And Community Research”, vol. 6, Transaction Publishers; New Brunswick, Canadá – Londres, Inglaterra.


Stefoni, Carolina

2008 “Gastronomía peruana en las calles de Santiago y la construcción de espacios transnacionales y territorios”. En: Las migraciones en América Latina. Políticas, culturas y estrategias, Susana Novick (comp.). CLACSO; Buenos Aires, Argentina.


2011 “Ley y política migratoria en Chile. La ambivalencia en la comprensión del migrante”. En: La construcción social del sujeto migrante en América Latina. Prácticas, representaciones y categorías, Feldman-Bianco, Bela, Liliana Rivera Sánchez, Carolina Stefoni y Marta Inés Villa Martínez (comps.). CLACSO-FLACSO-Univesidad Alberto Hurtado; Santiago, Chile.
Thomas, William I. y Znaniecki

2006 “El campesino polaco en Europa y en América”. Centro de Investigaciones Sociológicas; Madrid, España.


Vertovec, Steven

1999 “Conceiving and Researching Transnationalism”. En: Ethnic and Racial Studies, 22(2): 447-462.
___2003 “Migration and Other Modes of Transnationalism: Towards Conceptual Cross-Fertilization”. En: International Migration Review, 37(3): 641-665.
___2004 “Migrant Transnationalism and Modes of Transformation”. En: International Migration Review, 38(4): 970-1001.
Waldinger, Roger

2008 “Between ‘Here’ and ‘There’: Immigrant Cross-Border Activities and Loyalties”. En: International Migration Review, 42(1): 3-29.


Waldinger, Roger y Fitzgerald, David

2004 “Transnationalism in Question”. En: American Journal of Sociology, 109(5): 1177-1195.


Wimmer, Andreas y Glick, Schiller

2002 “Methodological Nationalism and Beyond: Nation-State Building, Migration and the Social Sciences”. En: Global Networks, 2(4): 301-334


2003 “Methodological Nationalism, the Social Sciences, and the Study of Migration: An Essay in Historical Epistemology”. En: International Migration Review, 37(3): 576-610.
Zhou, Min

1997 “Segmented Assimilation: Issues, Controversies, and Recent Research on the New Second Generation”. En: International Migration Review, 31(4): 975-1008.




Recibido: 31 de Mayo de 2012

Aceptado: 20 de Agosto de 2012



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   20


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2019
enviar mensaje

    Página principal