Revista enfoque



Descargar 1.21 Mb.
Página8/12
Fecha de conversión14.01.2019
Tamaño1.21 Mb.
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   12
el capítulo 1, página 15 cuenta un ejemplo de un centro fundado por John W. Perry, que junto con el Dr. Howard Levine fundaron DIABASIS , un hospital psiquiátrico donde el personal se seleccionaba según las actitudes, y ai enfermo lo veían como un ser humano haciendo un intento caótico pero vital hacia el crecimiento; al cual se Droponían tratar como individuo y no paciente.

Lo que observé y viví fue un recreo perpetuo e "^actividad que invitan a la evasión, a dormirse, a la ?romíscu¡dad, a comer vorazmente. Yo entiendo el miedo que deben sentir las personas que trabajan con enfermos "mentales", la línea es muy delgada,

¡y que acrecentar la distancia para acentuar la diferencia. Todos podemos y quizás hemos rozado o cruzado esa raya imaginaria, que están difícil de ubicar y varía de época a época, cultura a cultura.

Que suene nuestra propia melodía

Alejémonos del guión escrito, de lo "correcto", permitamos que suene nuestra propia melodía, ya que cada uno de nosotros es una pieza esencial del todo armonioso que es \a vida: y si vibramos en sntonía con nuestro interior saldrá lo más rico y auténtico de cada uno. Tendremos más para dar (sólo se rrjede dar lo que se tiene), emitiremos energías positivas, y lo que depositamos en la vida es lo que cctenemos. De todo lo anterior surge la importancia de ser congruentes. Para escuchar nuestra música necesitamos silencio y soledad, que nos da independencia de las valoraciones ajenas, Y también aceptación amorosa.

o nos aferremos al pasado, es la huella que vamos . . - :c aceptémosla, comprendamos a ese rastro . ■- ;; " zo ser lo que somos, pero -. ; - : jémoslo. Todos tenemos sólo ei presente, _r :_ :asado no nos condene, limite ni determine. Hac'e es lo que ha hecho, sido, enseñado, ni lo que es-nos-han hecho. Permitámonos el contacto

-nigenio con las personas, sin basarnos en lo que creemos que son o deberían ser, ya que los patrones ■ ="os ;c:"o traen violencia. En definitiva es

r= xe ser bueno a tener razón. Eso no significa *xj tener responsabilidad por lo que somos, y no

ajar para cambiarlo, sino no relacionarnos unos con otros desde ¡a necesidad de tener razón.

Hay poca distancia entre pensamientos y

"f: :; c que pensamos se transmite y expande, "oacta también en nuestro estado físico y emocional y en los demás. Somos seres individuales pero no

somos la suma de lo que poseemos o hacemos, eso no es nuestra esencia. Si creemos eso no lleva a competir, controlar, crea separación, temor, tensión, ansiedad. La mente indica ai cuerpo que fármacos producir para mantenernos sanos o no. Las circunstancias no se pueden cambiar, pero hacernos cargo de nuestros pensamientos en una decisión deliberada, ser optimistas depende de nuestra filosofía de vida. Salud mental es una expresión cultural con significación comunitaria. A veces sentimos desgano, desamparo, desamor, podemos sentirlo, tener problemas y no por ello tener una enfermedad mental. La psiquiatría se basa en un modelo de curar, reparar, la salud mental apunta al crecimiento más que a la enfermedad, al bienestar que es mucho más que ía ausencia de enfermedad.

Creo que tengo la suerte de tender normalmente a disfrutar lo que se da, y eso me ha permitido en muchas ocasiones tomarme la crisis como oportunidad. Para conectarme conmigo, y desenterrar de la pila de mandatos recibidos y aceptados a mi self completo, con sus emociones y pensamientos simultáneos. Conectarme con lo que me estaba sucediendo, aprovechar todo lo rico y movilizante de estos primeros momentos en lo que todo lo que estaba fosilizado se había movido.¡Qué útil hubiera sido un Counselor desde el vamos!.

La autoconservación, más aún la promoción de las propias potencialidades, dependen del amor que nos tengamos. El desamor o amor condicionado nos lleva a enfermar y a la dependencia, ya que nuestra autovaloración depende de... y por lo tanto no es autovaloración. Cuando hablamos unos con ios otros es importante hacerlo sin violencia, observando a la otra persona desde su perspectiva, sin evaluarla, de este modo la motivaremos a que coopere y colabore y a la vez estaremos respetando su autonomía. Por ejemplo, si tratamos a un adicto, podemos percibir que está esclavizado, pero también que es una fuerza básica positiva y creadora frenada, oculta, tapada por diferentes y complejos obstáculos.

Rehabilitar sería ayudar a eliminar barreras que les impiden ver ¡a realidad, aceptarla y atreverse a ser quienes son. Permitirles sacarse las máscaras e ir disminuyendo los mecanismos de defensa.

Por el contrario, si implementamos estrategias de custodia, el paciente experimentará castigo. Para ellos \a droga o el síntoma es ante ciertas situaciones un recurso para aliviar su ansiedad, para no desintegrarse, una necesidad irresistible de algo agradable, de expresarse. Son seres humanos que sufren, encontrémonos con ellos en su soledad, escuchemos sus miedos, dolores. Que nuestro propio miedo no nos impida ver el bosque.

34 ENFOQUE HUMANÍSTICO

Tanto los pacientes como quienes ayudan aprendemos a ser valorados en forme condicional y nos y les hacemos lo mismo. Hay una distorsión perceptual, una incongruencia entre el concepto de yo y la experiencia real, y eso es lo que trae el desajuste y la ansiedad, aparecen pues conductas defensivas, negación, represión, proyección, desplazamiento, racionalización, etc., que quizás no alteren el juicio de realidad pero sí las relaciones interpersonales, provocando rigidez en la conducta, menor plasticidad, formas sustitutivas de otra conducta que ha sido reprimida para evitar la incongruencia. Muchas veces inferimos valoraciones de las actitudes de otras personas y preferimos sus directivas a nuestra experiencia, que por lo menos tiende a satisfacer nuestra tendencia actualizante y puede ser comprobada y corregida por nosotros. Deberíamos eliminar los "tengo que", "debo", "no tengo que", y crear un clima libre de amenaza en el que cada uno sea la persona que es.

El adicto (y yo agregaría el "enfermo mental") es un buscador desorientado que necesita algo para trascender la realidad cotidiana que no lo satisface, pero busca en los lugares equivocados. La droga les caima la ansiedad y les da un mínimo equilibrio para evitar desintegrarse. Trabajemos las partes sanas y veamos la caídas como parte del proceso .La autodirectividad ayuda a sacar las máscaras, pero manejarnos con premio-castigo regula desde el control de síntomas y si la persona no participa en la determinación de un curso de acción, de una elección de conductas deseables, lo que surge es rebeldía, oposición. Lo grupal también ayuda a confiar más en ellos y sus capacidades ya que cada uno es terapeuta de sí y de los otros.

Para mí debe haber confianza en la capacidad de autodireccionarse, ya que si el problema es la dependencia de sustancias, de valoración del otro, de relaciones, o al menos parte del problema, gran parte de la solución es la no directividad

Al creernos dueños de la verdad estigmatizamos al otro, no reconocemos la alteridad y pensamos que la verdad es universal, cuando en realidad es cultural, dentro de cada grupo. Clasificar no sólo es dañino sino inútil, con efectos negativos ya que revela poco sobre el paciente y mucho sobre nuestros miedos, provoca estigmas y rótulos difíciles de sacar, tiñe la percepción que los otros tienen sobre la persona y la que ellos tienen de sí mismos. Si alguien tiene un rótulo tendemos a ver, todo lo que hace en base a esa etiqueta, y esa persona tiende a conducirse según fue clasificada.

Lo mejor sería hablar de comportamientos, conductas, estímulos, pero a veces no sabemos que les está sucediendo y eso nos da inseguridad, entonces clasificamos todo. Diferente es la actitud y percepción del enfermo físico, de él creemos que se cura. El enfermo mental no se recupera y es tratado con sospecha, es aislado, segregado, considerado poco creíble, se siente invisible, padece una despersonalización agobiante, no goza de contactos personales verdaderos lo que no lo ayuda a tener actitudes útiles para su vida, no se los ve como individuos socialmente interesantes o importantes. Esto restringe sus movimientos (reínsertarse, conseguir trabajo). Es como sí sintiéramos que si ya le pusimos el nombre lo conocemos, y no hay nada más interesante para descubrir.

Nuestra cultura avala y promueve el uso y abuso de sustancias y a la vez se las culpa de muchos daños, pero no son los objetos los que nos dañan sino el como nos vinculamos con ellos. Si hay una personalidad inmadura, dependiente, prepatológica, el contacto con la droga hace que critalice en dependencia. La droga es condición necesaria pero no suficiente para hacer de alguien un drogadependiente, que ai consumir pierde su libertad. ¿Cuál es \a figura y cuál el fondo? Es más fácil polarizar hijo bueno-droga mala, que ver lo propio en el asunto. Deberíamos poner vallas a los costados encauzando todo ese caudal que tienen los jóvenes, pero no por delante, pues queriendo pararlos para que no se dañen, hacemos que ese rico caudal no fluya, se estanque y pudra. Hay que contener, escuchar y también decir NO, que si bien es frustrante, es un gesto mayúsculo de amor que nos introduce en el cuidado, en el respeto del límite, del otro, de la alteridad. El no por amor, no por miedo, irritación, impotencia u otros motivos, el no que nos salva de la soledad y de la omnipotencia, pero un no porque te quiero y no por mis miedos, o por descargarme, o porque no se que hacer.

Silvia Lombardi

Teléfono 4711-1497 - Celular 1 54-400.0740 Mail: silviajombardi@hotmail.com /slombardi@fibertel.com.ar Maestra Normal Nacional, especialización en lengua, Instituto Pedro Poveda. Profesorado de Inglés y traducción literaria. Lenguas Vivas. Cambridge Certifícate in English Languge Teaching. Overseas Teacher of English, Universidad de Cambridge, Inglaterra. Alumna de año de Counseling y de posteado en Counseling Filosófico en Holos San Isidro. Coordinadora de los cursos optativos intensivos de inglés en dicho colegio como titular de la sucursal Ng 44 de la Asociación de Profesores del Lenguas Vivas desde el año 1987

hasta el año 1999.

ENFOQUE HUMANÍSTICO 35

El teatro y la vida

El teatro siempre ha sido un ritual liberador. Desde los tiempos remotos los humanos necesitamos asistir a ¡a representación de nuestros conflictos para darnos cuenta que la intensidad de ía vida sigue intacta. Este es el sentido más profundo del teatro: No importa si el lenguaje es naturalista como los bellos dramas Chejovianos o el absurdo de lonesco o de Griselda Gámbaro, el objetivo es el mismo: mostrar al hombre afrontando las distintas circunstancias que le toca vivir. Sin embargo el teatro no es la vida; es la metáfora de la vida, la poética que subyace a una trama conocida,



posible. El misterio no está en lo representado: cada una de las partes, los diferentes trances que viven los personajes pueden ser reconocidos; por algunos de ellos habremos tenido que pasar, otros resonarán lejanos, más no extraños. La perplejidad que nos provoca la acción dramática está en la revelación de que algo propio se está representando.

Walter Ghcdin junto a Virginia Belelli durante un airo en la tarea.

El escenario es el espacio elegido para que los actores ayuden ai auditorio a develar el misterio. Ellos mismos, los actores, lo han hecho durante los ensayos, brindándoles el cuerpo y las emociones a los personajes. El trabajo del actor es un arduo trabajo de búsqueda subjetiva. No se puede ofrecer lo que no se tiene o no se

conoce. El teatro es sanador no por la resolución de conflictos específicos, si no por la libertad de poder abrirnos al mundo y a los demás con comprensión, emociones verdaderas y empatia. El actor debe entregarse "de cuerpo y alma" para producir la magia de ¡a escena. Podemos reconocer fácilmente cuando un actor está comprometido "orgánicamente" con su papel y cuando no.



Me pregunto en qué consiste !a pedagogía teatral. Desde Stanislavsky nos atenemos a un método basado en las acciones físicas, las circunstancias dadas y los objetivos de los personajes. Casi como Freud, el maestro ruso trató de ser superado por sus discípulos; no pudieron con él. La revolución de Stanislavsky fue romper con el actor que aprendía un texto y lo recitaba con grandilocuencia. Propuso por entonces un delicado trabajo de exploración: antes que nada el actor es persona, debe saber cómo es, cómo procede en su vida, cuales son sus fantasmas, sus razones para vivir, el sentido que para él tiene la muerte, la ética, la mora!. Debe saber si cuenta con un cuerpo que lo limita o lo expande; si hay garra o hay temor, si hay sensibilidad o embotamiento. En síntesis, debe estar abierto a un saber que se constituye en necesario para el trabajo teatral y por supuesto para la vida en general. Por eso la sorpresa, me fascina ver cómo los alumnos del curso de teatro se asombran de reacciones de las que no estaban al tanto, de cómo los condicionamientos se transforman en posibilidad de juego, de conocimiento nuevo.

En mi doble trabajo de terapeuta y Los miembros del grupo en píena acción, coordinados por Virginia Belelli.

36 ENFOQUE HUMANÍSTICO

hombre de teatro he aprendido a transformar el "ojo clínico" del consultorio al "ojo teatral", aquella mirada que permite reconocer cuáles son las limitaciones expresivas que tienen los alumnos de teatro.

Creo, como Stanislavsky, que eí trabajo del actor se torna rico y verdadero cuando la búsqueda está centrada en uno mismo para luego encarar la composición de un personaje.

El teatro es apertura y comunión con los demás, valores que humildemente tratamos de rescatar en nuestro espacio de encuentro los sábados por la tarde.

Walter Ghedin

Coordinador junto a Virginia Beíelli, del grupo de teatro de Holos San Isidro.

■ ■


Distintas actividades filosóficas en San Isidro

Este año hemos dado un nuevo impulso a la actividad filosófica en Holos/Epogé. Comenzamos el 14 de abril a las 19 hs. con un café filosófico coordinado por el Prof Leopoldo Kohon. Éste trató sobre "El sentido de la vida desde la filosofía práctica", tema que lo motiva hace muchos años en su actividad filosófica. Fue alentador ver el interés de los asistentes en participar, ayudados por las ideas disparadoras de Leopoldo.

En ese mes también se inició, en Epogé, el curso de Postgrado de Formación en Filosofía Práctica. Allí participan los Profesores de Filosofía Alejandro Romero y Claudia Mora dictando Filosofía Occidental, y del Clr. Enrique Berni a cargo de la introducción a las Filosofías Orientales.

La parte del curso que pone en juego ¡a visión filosófica personal frente al mundo está a cargo de Leopoldo Kohon, con su espacio denominado "Pensar la Vida". Espacio donde, a través del intercambio y la guía de Leopoldo, los participantes se adentran en su mundo interior en busca de respuestas al diario vivir.

También en Epogé se vienen realizando con frecuencia mensual, los segundos viernes, los tradicionales Cafés Filosóficos. Estos, conducidos por el Profesor Eduardo Rodríguez, tienen como objetivo debatir temas de actualidad desde la perspectiva filosófica.

En el primero de ellos "Los Valores en nuestro tiempo: Un desafío ineludible", luego de una jugosa introducción, participaron "en persona" Sócrates y

Nietzsche discutiendo sus posturas casi incompatibles. Posturas que, luego de una batalla campal entre los protagonistas, fueron acercándose un tanto conciliadoramente.

En el segundo de los encuentros se trató el tema del Consumo en nuestra sociedad. Con una muy alta participación de la gente frente a un tema que tanto nos compete, fue muy cuestionado el hecho que en la sociedad actual, el paradigma de turno pareciese ser "Consumo, luego existo". Esto se compartió ampliamente dado que ía visión "consumista" del mundo estaría causando gran parte del malestar de este tiempo. Con un extenso debate los asistentes pudieron sacar buen provecho en una de las tardes más lluviosas del otoño.

Y así, si continuamos desgajando el calendario, vemos que la actividad filosófica no da descanso. El hombre desde que fue "arrojado al mundo" se encuentra continuamente en busca del sentido de su vida. Este preguntarse por él, el mundo, ios demás, la vida y la muerte, hacen que se mueva en la dirección de interrogantes que sólo arrojan respuestas fugaces.

Este camino, que ha trazado su devenir a través de los tiempos, es lo que lo diferencia del resto de los seres vivientes. Es "la diferencia que hace la diferencia", es la actividad que lo puede poner por encima de la escala, aunque también por debajo. Depende de él, de su búsqueda, de su no satisfacción

en el universo del conocimiento.

Clor. Filosófico Enrique Berni

ENFOQUE HUMANÍSTICO 37

Charla Abierta del Lie Andrés Sánchez Bodas en Holos San Isidro

1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   12


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal