S cdip/13/13 original: ingléS fecha: 10 de noviembre de 2014 Comité de Desarrollo y Propiedad Intelectual (cdip) Decimotercera sesión Ginebra, 19 a 23 de mayo de 2014



Descargar 0.97 Mb.
Página4/18
Fecha de conversión04.03.2017
Tamaño0.97 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   18
PUNTO 6 DEL ORDEN DEL DÍA: Supervisar, evaluar y examinar la aplicación de todas las recomendaciones de la Agenda para el Desarrollo (CONTINUACIÓN)
Examen del documento CDIP/13/6 - Informe de evaluación del proyecto sobre la P.I. y la fuga de cerebros


  1. El Presidente recordó que el proyecto sobre la P.I. y la fuga de cerebros fue aprobado en la séptima sesión del CDIP. Fue ejecutado en el periodo de 18 meses comprendido entre enero de 2012 y junio de 2013. Constaba de dos actividades, a saber: el trazado de un mapa sobre corrientes de migración e innovación, y la convocación de un taller de expertos sobre la migración de trabajadores del conocimiento. La evaluación del proyecto corrió a cargo de un evaluador independiente. El presidente invitó al consultor a presentar su informe.




  1. El consultor (Sr. Ogada) ofreció una visión general del informe. La duración del proyecto fue de 18 meses. Su ejecución se llevó a cabo entre enero de 2012 y junio de 2013. Este proyecto de la A.D. tuvo como objetivo abordar las recomendaciones 39 y 40. El proyecto constó de dos actividades. La primera consistió en un proyecto de investigación cuya finalidad era utilizar los datos de nacionalidad y residencia de los inventores contenidos en los documentos de patente con el fin de trazar un mapa de la migración de científicos. La segunda actividad era la convocación de un taller de expertos al objeto de reunir al mundo de la universidad, las organizaciones internacionales pertinentes y los encargados de la adopción de políticas a fin de concebir un plan para estudiar la P.I., la migración y las corrientes de conocimientos conexas. El proyecto tuvo dos objetivos principales. El primero era contribuir a fomentar la sensibilización y una mejor comprensión de los vínculos de la P.I. y la fuga de cerebros entre los encargados de la adopción de políticas. En cuanto al segundo objetivo, se pretendía elaborar un plan documentado para estudiar la P.I., la migración y las corrientes de conocimientos conexas, el cual proporcione la base de ulteriores estudios sobre el tema. Se nombró a un consultor con el fin de evaluar el proyecto tras su finalización satisfactoria. El proceso de evaluación llevó alrededor de tres meses. Se ajustó a los siguientes criterios: diseño y gestión del proyecto, utilidad, sostenibilidad y aplicación de las recomendaciones 39 y 40 de la A.D. La evaluación deparó un total de nueve constataciones principales en los ámbitos señalados. Según la primera, se constató que el documento del proyecto sirvió de guía para la ejecución y para sopesar los resultados alcanzados. Las dos actividades principales del proyecto fueron satisfactoriamente ejecutadas sin que fuera necesario efectuar revisión alguna del documento del proyecto. Con arreglo a la segunda, los instrumentos utilizados para la supervisión, autoevaluación y presentación de informes resultaron adecuados y útiles para brindar información sobre los avances de la ejecución del proyecto. El documento del proyecto estipulaba la redacción de un informe provisional, que se debería preparar a los nueve meses posteriores al comienzo del proyecto; el informe definitivo se prepararía una vez culminado el proyecto; y asimismo habría que presentar un informe del mapa de las corrientes migratorias de los científicos y otro informe del taller. Salvo el informe definitivo, todos los demás informes fueron preparados en fecha. Puesto que dichos informes se revelaron adecuados, no fue necesario presentar un informe definitivo. La tercera constatación fue que la contribución de las demás entidades de la Secretaría fue mínima. Ello no afectó negativamente al proyecto, pues la base de datos y el análisis de corrientes migratorias hacía necesario contar con conocimientos que posee solamente la División de Economía y Estadística. Según la cuarta, los dos riesgos que se habían previsto en el documento del proyecto no acaecieron. El primer riesgo era que el proyecto de investigación se basase en los datos de nacionalidad y residencia de los inventores que constan en las solicitudes PCT. El otro riesgo era el hecho de que el éxito del taller dependiese del nivel de participación de otras organizaciones internacionales y de los expertos en migraciones. La evaluación determinó que, gracias a las solicitudes PCT, se pudo conocer los datos de nacionalidad y residencia correspondientes al 80,6% de los inventores. Fue muy numerosa la participación en el taller de las organizaciones internacionales y los expertos en migración. Ocho organizaciones internacionales y 13 universidades e institutos de investigación estuvieron representados en el taller. Por consiguiente, no se presentaron los riesgos citados. La quinta constatación apunta que en el proyecto se tuvieron en cuenta las tendencias incipientes, las tecnologías y otros factores externos, pues el propio proyecto tenía por fin la difusión de estudios y datos sobre las corrientes migratorias de inventores. La sexta dice que el proyecto resultó sumamente útil para contribuir a fomentar la sensibilización y una mejor comprensión de los vínculos entre la P.I. y la fuga de cerebros entre los encargados de la adopción de políticas. Ellos se logró gracias al acopio de conocimientos nuevos sobre la materia, el debate y difusión de información en el taller de expertos, la publicación de las constataciones del proyecto de investigación y la exposición de dichas constataciones en seminarios y conferencias. Con arreglo a la séptima constatación, el proyecto resultó bastante útil para elaborar un plan documentado de estudio de la P.I., la migración y las corrientes de conocimientos conexas que proporcione la base de ulteriores estudios sobre el tema. La octava apunta a que el proyecto presenta grandes posibilidades de sostenibilidad, pues hay fuertes indicios de que la OMPI y otros organismos e instituciones proseguirán la labor de estudio de la materia. De ello dan prueba el interés que tienen los círculos profesionales de que se prosiga el estudio de la materia, las opiniones manifestadas por dichos círculos profesionales y que fueron recogidas en las publicaciones especializadas de Internet tras conocerse la publicación del proyecto de investigación, y las posibilidades que tiene la OMPI de hacer uso de los datos recabados correspondientes a la P.I. y la fuga de cerebros. Conforme a la última constatación, el proyecto ha contribuido a la aplicación de las recomendaciones 39 y 40 de la A.D. El proyecto de investigación sobre la P.I. y la fuga de cerebros contribuyó a la aplicación de la recomendación 39, mientras que la participación numerosa de los organismos de las NN.UU. en el taller de expertos contribuyó a la aplicación de la recomendación 40.




  1. A continuación, el consultor expuso las ocho conclusiones incluidas en su informe, que están basadas en esas nueve constataciones. En primer lugar, el proyecto se ejecutó debidamente con arreglo a lo estipulado en el documento del proyecto. En segundo lugar, el documento del proyecto sirvió de guía para la ejecución y la supervisión de la ejecución del proyecto y para sopesar los resultados alcanzados. En tercer lugar, según el diseño del proyecto, estaba limitada la participación de los demás departamentos de la OMPI, pues la ejecución del proyecto obligaba a contar con conocimientos especializados. Éstos únicamente están en posesión de la División de Economía y Estadística. En cuarto lugar, la virtud principal de la metodología del presente proyecto es el uso de los datos del PCT correspondientes a la residencia y nacionalidad de los inventores. Sin embargo, la reforma de la legislación de patentes de los Estados Unidos de América por la cual se suprimió el requisito de la residencia y nacionalidad del inventor constituye una traba formidable que impedirá que en el futuro se pueda emplear dicha metodología en los estudios que tengan por objeto dicho país. En quinto lugar, el proyecto ha contribuido a fomentar la sensibilización y comprender mejor los vínculos entre la P.I. y la fuga de cerebros. En sexto lugar, aunque el plan de estudio de la materia trazado por los participantes del taller fue de carácter general, es posible señalar con más nitidez ciertos objetos de estudio. En séptimo lugar, hay interés suficiente en proseguir el estudio de la P.I. y la fuga de cerebros, tanto en la OMPI como en los círculos profesionales. Sin embargo, para reforzar la sostenibilidad, la OMPI deberá hacer lo siguiente: apoyar que se prosiga la labor de estudio de la materia, asignar más recursos a la prestación de los servicios necesarios para atender el mayor número de solicitudes de bases de datos que se deban preparar de resultas del proyecto de investigación, organizar más talleres y seminarios para dar a conocer las conclusiones del proyecto de investigación y apoyar la preparación de más publicaciones. Por último, aunque el proyecto ha contribuido a la aplicación de la recomendación 39 de la A.D., serán precisos más estudios para que la recomendación se pueda aplicar como es debido. Sobre la base de estas conclusiones, la evaluación formula las siguientes tres recomendaciones. La primera es que el CDIP deberá apoyar que se prosiga el estudio de la P.I. y la fuga de cerebros, en particular sobre las causas y consecuencias de la migración cualificada, el uso de los nombres y apellidos de los inventores con el fin de caracterizarlos y determinar sus antecedentes migratorios, y las investigaciones sobre la migración de retorno muy cualificada. La segunda, que la Secretaría de la OMPI debería ayudar a que en los países africanos se emprendan estudios que puedan servir para la puesta en vigor de políticas para que los emigrantes, principalmente los inventores, puedan regresar al país, así como para profundizar el conocimiento y la comprensión de la diáspora de muchos países africanos. La tercera recomendación apunta a que, para reforzar la sostenibilidad del estudio de la P.I. y la fuga de cerebros, la Secretaría debería apoyar que se prosiga la labor de estudio de la materia, apoyar el fortalecimiento de capacidades de los investigadores de los países en desarrollo mediante proyectos mixtos, apoyar el fortalecimiento de capacidades para atender el mayor número de solicitudes de bases de datos que se deban preparar de resultas del proyecto de investigación, apoyar la organización de más talleres para dar a conocer las conclusiones del proyecto de investigación y apoyar la preparación de más publicaciones.




  1. La Delegación de los Estados Unidos de América formuló varios comentarios acerca del informe de evaluación. Dijo que había dado su apoyo al proyecto a lo largo de todo su desarrollo. El pasado noviembre, hizo varias declaraciones subrayando la utilidad del trazado de un mapa y el alto valor que otorgaba a un taller de expertos tan concurrido, hechos ambos que, en su opinión, son claramente indicativos de que la labor de la OMPI en el ámbito de la P.I. y la fuga de cerebros aporta una información excepcional al estudio de la migración muy cualificada. La Delegación dijo estar de acuerdo con la constatación del consultor según la cual el proyecto habría contribuido satisfactoriamente a la aplicación de las recomendaciones 39 y 40 de la A.D. Asimismo, se declaró complacida de que el gran interés que entre los círculos profesionales había despertado este proyecto permita augurarle unas grandes posibilidades de sostenibilidad. El hecho de que seis organizaciones internacionales y 13 universidades hayan participado en el taller de expertos, y el persistente interés que suscita en Internet, indica que las probabilidades de que pueda proseguirse la labor de estudio de la materia son elevadas. La Delegación animó a la División de Economía y Estadística de la OMPI a que continúe prestando atención a esta área de investigación dentro de los márgenes que permiten los recursos presupuestarios y de personal existentes, y en cuanto sea posible, habida cuenta de su carga de trabajo.




  1. La Representante de la Third World Network (TWN) formuló algunos comentarios acerca del informe de evaluación. La evaluación consistió únicamente en un estudio de documentación de la literatura vinculada con el informe de investigación y al taller. No analizó los siete documentos de investigación que se presentaron en el taller ni otra literatura relacionada con la migración. Además, no se recibieron aportes de otras partes externas interesadas, pese a la utilidad que ello habría tenido a los fines de la evaluación. La Representante señaló igualmente que el informe sólo analiza el proyecto en su conjunto. Prescinde de evaluar cada una de las actividades por separado. Así, no incluye un análisis en profundidad del enfoque adoptado por el estudio. También hubiese sido útil una evaluación pormenorizada de la orientación, el contenido y las constataciones del taller. Uno de los objetivos del proyecto era lograr un conocimiento más exhaustivo sobre los vínculos entre la P.I. y la fuga de cerebros. El informe de evaluación concluye, a partir del estudio preparado por la Secretaría, que el proyecto señalaría que los vínculos entre la P.I. y la fuga de cerebros pueden establecerse de un modo satisfactorio a partir de las solicitudes PCT. En este contexto, concluyó que el proyecto es útil y sostenible. Sin embargo, el estudio no aborda el vínculo entre la P.I. y la fuga de cerebros en sentido estricto. De hecho, se ocupa de una cuestión independiente. Trata, en otras palabras, de cómo las solicitudes PCT pueden utilizarse para extraer información sobre las corrientes migratorias. De esto no se desprende automáticamente que exista un vínculo indubitable entre la P.I. y la fuga de cerebros. En lo relativo al estudio sobre la P.I. y la fuga de cerebros, la Representante afirmó que es posible que algunas partes de la investigación que se solicitó realizar a la OMPI, por ejemplo, la relativa a las causas y consecuencias de la migración, sean ajenas al mandato de la Organización y excedan de sus conocimientos. El mandato de la OMPI está bastante acotado y es difícil detectar un vínculo causa-efecto entre la P.I. y la fuga de cerebros. En este contexto, quizá el uso de las solicitudes PCT para evaluar las corrientes migratorias no proporcione una información exhaustiva, dado que la residencia y la nacionalidad de los inventores no siempre facilitan una visión completa.




  1. La Delegación del Camerún se mostró satisfecha por el hecho de que la fuga de cerebros contribuya al flujo de la ciencia y la tecnología en el seno de la comunidad científica. Afirmó que siempre había contemplado la cuestión desde un ángulo diferente. Por ello, quizá el informe debería haber ido más lejos y establecer a quién beneficia y a quién perjudica la fuga de cerebros. El informe subraya el hecho de que hay países, como los Estados Unidos de América, que han suprimido el requisito de la nacionalidad del inventor. Esto parece contradecir la recomendación tendente a que los países apliquen políticas que permitan a los inventores regresar a sus países de origen. Y aun cuando estimularan esa vuelta a casa, ello tampoco supondría una solución automática. En principio, la OMPI pretende garantizar una distribución equitativa del conocimiento. Por ello, el informe debería haber tratado de presentar enérgicas recomendaciones acerca del modo en que los países en desarrollo, en especial los africanos, podrían abordar realmente esta cuestión.




  1. La Delegación de los Estados Unidos de América apuntó que tanto en la evaluación como en la intervención de la Delegación del Camerún se hizo alusión a su sistema nacional de patentes. La Delegación aclaró que los cambios habidos en las leyes y reglamentos sobre patentes de los Estados Unidos de América han dejado de hacer necesario aportar la información sobre la ciudadanía del inventor, pero no así la relativa a la residencia y la nacionalidad. Es sólo la información acerca de la ciudadanía la que ha dejado de exigirse. La Delegación opina que esto reducirá la cantidad de información disponible en la base de datos del PCT. Sin embargo, su país debe asegurarse de que su proceso de solicitud de patentes es todo lo simplificado y eficiente posible, algo que también constituye uno de los principales objetivos de la labor de la OMPI y de sus Estados miembros. Debe garantizar su simplificación sin que por ello deban dejarse de efectuar exámenes de patentes de la máxima calidad. La supresión del requisito de la ciudadanía del inventor es un elemento que se ha analizado muy detenidamente en el marco de su proceso de simplificación de las solicitudes.




  1. La Delegación de Argelia, haciendo uso de la palabra en nombre del DAG, formuló tres comentarios acerca del documento. El primero de ellos versó sobre el propio estudio. Dijo que ya formuló comentarios acerca del mismo en la duodécima sesión. Esos comentarios quedaron registrados en el informe de esa sesión. El estudio no establece ningún vínculo claro entre la P.I. y la fuga de cerebros. Únicamente formula algunas hipótesis. Por ello, el estudio es útil en tanto que proporciona información, pero no a efectos de comprender cuáles son los vínculos entre la P.I. y la fuga de cerebros. Su segundo comentario concierne a la evaluación. El evaluador indicó que el estudio no plantea recomendación alguna sobre las áreas potenciales para futuras investigaciones. Los participantes en el taller únicamente realizaron declaraciones generales señalando el sentido en que podrían ir esas investigaciones. Esto es lo que el evaluador declaró. No obstante, también afirmó que el proyecto fue bastante eficaz. El Grupo no entiende bien por qué el evaluador calificó el proyecto de bastante eficaz, cuando en el taller no se hizo ninguna recomendación. Por ello, al Grupo le gustaría que el evaluador explique lo que quiso decir con la expresión “bastante eficaz”. El tercer comentario es acerca del proyecto mismo. Dijo que sería muy de agradecer que las futuras actividades de proyectos que apliquen la recomendación 39 fuesen debatidas con los Estados miembros antes de su ejecución, pues los estados no pueden saber qué actuaciones emprenderá la Secretaría a tal respecto. Al Grupo le gustaría saber qué hará la Secretaría en ese sentido.



  1. La Delegación de la India preguntó si el estudio se ocupó de la migración relativa a las áreas no tecnológicas. Una de las hipótesis subyacentes al estudio es que la calidad de las tecnologías y las instalaciones son factores que influyen en la migración. A la Delegación le gustaría saber cuál es la pauta migratoria en el caso de las áreas no tecnológicas, y si esto se explica en el estudio.




  1. La Delegación de Kenya, haciendo uso de la palabra en nombre del Grupo Africano, se refirió a la cuestión de la sostenibilidad. Uno de los componentes principales es la información obtenida a partir de los datos del PCT. En ese sentido, al Grupo le gustaría saber cómo llega el evaluador a la conclusión de que el proyecto puede ser sostenible, habida cuenta de los cambios habidos en las leyes y reglamentos sobre patentes de los Estados Unidos de América que suprimen el requisito de la ciudadanía del inventor. Los Estados Unidos de América es uno de los principales países del mundo por número de patentes presentadas. Por tanto, una gran cantidad de información podría no estar ya disponible para su uso futuro. En cuanto a la utilización de las solicitudes de patente como fuente de información, no todos los trabajadores migrantes cualificados presentan solicitudes de patente. Por ejemplo, algunos terminan trabajando en organizaciones o institutos de investigación y es posible que jamás presenten una solicitud de patente. Por ello, al Grupo le gustaría saber hasta qué punto es predictivo el enfoque a efectos de lograr determinar y trazar un verdadero mapa de las corrientes migratorias en función de la P.I.




  1. El Presidente invitó al consultor a responder a las preguntas planteadas y a los comentarios formulados por los presentes.




  1. El consultor (Sr. Ogada) señaló que el documento que está debatiéndose es un informe de evaluación de un proyecto que ha sido ejecutado. Otro informe, sobre el proyecto de investigación, fue preparado y presentado al CDIP. Asimismo, se presentó al Comité un informe del taller. La mayoría de las cuestiones planteadas se incluyen también en esos otros informes. El consultor se refirió a la cuestión de la sostenibilidad. Los estudios anteriores se basaban en censos que se realizaban cada diez años. Los datos se basaban en una clasificación aproximada en función de las capacidades, y no se detenían en los inventores. Por ello, el proyecto aporta una metodología más adecuada para realizar este tipo de estudios. El único aspecto negativo es el de los cambios normativos habidos en los Estados Unidos de América. Sin embargo, la información disponible hasta 2012 continuaría estándolo. Por ello, todavía es posible realizar estudios sobre el tema que tengan por objeto a los Estados Unidos de América hasta el año 2012. Hay otros países en los que todavía sería aplicable la metodología. Por tanto, en cuanto a la investigación, la metodología y el hecho de que los datos estén aún disponibles apuntan claramente a una mejora de la sostenibilidad. El consultor, en alusión a los comentarios de la Representante de la TWN, señaló que la evaluación no atañe a actividades concretas. Su objeto es abordar la cuestión en su conjunto. De acuerdo con el mandato, trata de obtener una visión general. El consultor respondió al comentario de la Delegación de Argelia acerca de su afirmación en el sentido de que el proyecto es eficaz para la consecución de los objetivos. El consultor repitió que el proyecto tiene dos objetivos. El primero es contribuir a fomentar la sensibilización y una mejor comprensión sobre la P.I. y la fuga de cerebros. El segundo es desarrollar un plan documentado de investigación. El taller realizó una declaración general indicando el sentido en que podrían ir las investigaciones. Aun con todo, esa declaración podría cristalizar en diversos temas de investigación. A tal respecto, en el informe de evaluación se mencionan cuatro de ellos. La Delegación del Camerún aludió a la cuestión de a quién beneficia y a quién perjudica la fuga de cerebros. Se trata de una pregunta importante. Es por ello que una de las áreas que se recomienda estudiar más detenidamente es el modo en que los países podrían diseñar unas políticas que estimulen el regreso a casa de sus inventores. La cuestión de los beneficios para los países de origen y receptores se expone en el informe sobre el proyecto de investigación.




  1. El presidente cerró el debate sobre el informe ante la ausencia de observaciones por parte de los presentes.


Examen del documento CDIP/13/3 - Informe de evaluación del proyecto sobre P.I. y desarrollo de marcas de producto para el fomento de la actividad empresarial de países en desarrollo y países menos adelantados (PMA)


  1. El presidente abrió el debate acerca del informe de evaluación del proyecto sobre P.I. y desarrollo de marcas de producto para el fomento de la actividad empresarial de países en desarrollo y PMA. Recordó que el proyecto fue aprobado en la quinta sesión del Comité. Consta de tres componentes, a saber: desarrollo de estrategias de investigación y de P.I., fortalecimiento de las capacidades y sensibilización. El proyecto fue ejecutado en Panamá, Tailandia y Uganda. Su evaluación corrió a cargo de un evaluador independiente. El presidente invitó al consultor a presentar el informe.




  1. El consultor (Sr. O'Neil) ofreció una visión general de las constataciones, conclusiones y recomendaciones clave incluidas en el informe de evaluación. Comenzó presentando un resumen de las 21 constataciones recogidas en el informe. La evaluación concluyó que la OMPI ha llevado a cabo adecuadamente las necesarias etapas preparatorias, la elaboración de estrategias de P.I. y el fortalecimiento de capacidades para los nueve subproyectos. Tres de los nueve proyectos avanzaron satisfactoriamente en la fase de ejecución, dado que había que poner en marcha otros elementos para llevar las marcas de producto al mercado. Los demás proyectos avanzaron más lentamente. Se detectaron problemas relacionados con la ausencia de un director de proyecto a nivel nacional y de subproyecto, y la necesidad de que los asociados pertinentes fomentaran el sentido de implicación y comprensión de la función de la OMPI. El proyecto ha posibilitado la tramitación de registros de P.I. en los tres países. La práctica de esos registros fue una experiencia positiva para la oficina nacional de P.I. y en algunos casos, era la primera vez que se tramitaba un registro específico de P.I. Sin embargo, sólo se fomentará la capacidad con el tiempo mediante la tramitación de otros registros. En abril de 2013, y en aras de fomentar la sensibilización, se celebró en la República de Corea una Conferencia Internacional sobre P.I. y Desarrollo de marcas de producto para el desarrollo de la actividad empresarial y las comunidades locales. Asistieron a la conferencia unos 200 participantes de 18 países. Según ellos, fue una actividad muy útil al facilitar el intercambio de conocimientos y experiencias sobre P.I. y el desarrollo de marcas. Se trató de la primera reunión internacional de ese tipo. También se produjo una serie de documentales de video para fomentar la toma de conciencia. Asimismo, la OMPI encargó la elaboración de un documento titulado “Marco de acción para la P.I. y el desarrollo de marcas: apoyar a las empresas locales de países en desarrollo y PMA” para ilustrar las experiencias del proyecto y presentar las directrices metodológicas aplicables en futuros proyectos de esta naturaleza. El documento todavía presentaba la forma de proyecto en el momento de llevarse a cabo la evaluación. Los nueve subproyectos tienen el potencial de contribuir a la sostenibilidad a largo plazo de la P.I. y el desarrollo de marcas de producto en las comunidades participantes. Sin embargo, como todavía no han terminado de ejecutarse seis de los nueve subproyectos, está por ver la sostenibilidad de esos subproyectos en cuestión. La sostenibilidad dependerá de que se preste apoyo a esos proyectos para que continúen. En la OMPI ha habido una demanda cada vez mayor estos últimos años en el sentido de apoyar los proyectos relativos a la P.I. y el desarrollo de marcas de producto de los Estados miembros. Este año, la OMPI ha establecido un grupo de trabajo intersectorial para examinar el apoyo de la Organización a esos proyectos. El informe de evaluación incluye cinco conclusiones. En primer lugar, el proyecto ha resultado difícil de gestionar, dado su amplio alcance y sus objetivos ambiciosos, y los limitados recursos disponibles por parte de la OMPI. Para una organización internacional como la OMPI, resulta difícil coordinar proyectos a nivel comunitario sin tener una presencia permanente o asociados nacionales capaces de ejecutar tal labor. El uso de la P.I. para introducir con éxito marcas en el mercado depende en gran medida de factores externos que escapan al control de la OMPI, sobre todo la identificación e inventariado de los productos, la movilización de partes interesadas, el fortalecimiento de capacidades, las estrategias de comercialización y la sostenibilidad financiera. La perseverancia y dedicación del personal de la OMPI y de los asociados para superar esos problemas y proporcionar apoyo más allá del elemento de P.I. permitió ejecutar satisfactoriamente el proyecto. Esto es algo digno de elogio. Sin embargo, ello indica asimismo que a fin de que tengan éxito este tipo de proyectos, esos otros elementos que han de apoyarse están en gran parte fuera del ámbito de competencias de la OMPI y de las oficinas nacionales de P.I. En segundo lugar, el proyecto resultó eficaz al desarrollar estrategias de P.I. a nivel comunitario, y se superaron las previsiones establecidas en cuanto a registros de P.I. La previsión era de un total de seis registros, y se consiguieron ocho. La OMPI fue capaz de demostrar la importancia de los derechos de P.I. en el desarrollo de actividades comerciales de las comunidades. Sin embargo, sólo tres de las nueve comunidades pudieron capitalizar plenamente ese elemento dentro del calendario del proyecto y llevar nuevas marcas al mercado. Dados los problemas descritos, esto en sí debe considerarse un éxito. En tercer lugar, el proyecto fue capaz de contribuir al logro de experiencias positivas para las tres oficinas nacionales de P.I. participantes. Sin embargo, el proyecto puso de manifiesto que esas oficinas nacionales de P.I. disponen actualmente de una capacidad limitada para participar en ese tipo de proyectos y encargarse de su gestión a nivel comunitario. Esto es comprensible ya que esas oficinas tienen indudablemente prioridades más urgentes, y los proyectos comunitarios quizá no figuren en un lugar importante de las estrategias nacionales de P.I. Tendrá que examinarse en el futuro la capacidad de gestión y de apoyo de las oficinas nacionales de P.I., si ese tipo de proyectos han de considerarse prioritarios para ellas. En cuarto lugar, el proyecto tuvo éxito al fomentar la sensibilización acerca de la posible contribución de la P.I. al desarrollo de marcas para las comunidades. Resultó digna de elogio la elaboración de un Marco ya que se utilizó la experiencia del proyecto para elaborar directrices prácticas y concretas para la labor futura en ese ámbito. Por último, sería desafortunado no poder disponer de apoyos para llevar a término los subproyectos o, como mínimo, proporcionar el seguimiento necesario para alentar los avances. A nivel general, la OMPI está examinando el apoyo que presta a los Estados miembros para fomentar los proyectos de P.I. y desarrollo de marcas. Las constataciones de la presente evaluación deberían servir a tal fin. El informe incluye cinco recomendaciones para su examen por el CDIP. En primer lugar, para los proyectos de este tipo en el futuro a nivel comunitario, la Secretaría debe considerar si es ella la más adecuada para gestionar esos proyectos, y en tal caso, use métodos alternativos de gestión de proyectos. Entre ellos podría incluirse, por ejemplo, la subcontratación de asociados encargados de la ejecución que estén presentes en los países en cuestión o la ampliación de las funciones de director de proyecto en el país definiendo claramente las funciones y responsabilidades de los principales asociados. En segundo lugar, recomienda que, en el futuro, para los proyectos de este tipo a nivel comunitario, la Secretaría defina más concretamente en qué medida ha de participar y prestar apoyo durante la fase de ejecución. En tercer lugar, se recomienda a los Estados miembros interesados en elaborar proyectos de P.I. y desarrollo de marcas a nivel comunitario que inviertan en fomentar la capacidad de sus oficinas nacionales de P.I. para apoyar tales proyectos y que se les otorgue el lugar adecuado en sus estrategias nacionales de P.I. En cuarto lugar, se recomienda que la Secretaría y los Estados miembros apoyen y promuevan el Marco de P.I. y desarrollo de marcas con el fin de fomentar la sensibilización y la aplicación de dicho Marco. Por último, se recomienda que la Secretaría de la OMPI siga apoyando los nueve subproyectos en fase de ejecución en 2014 por medio de visitas específicas de apoyo y seguimiento de personal de la OMPI o expertos externos, y limite el apoyo definiendo su estrategia de salida explicada a fin de hacerla llegar a los Estados miembros; la OMPI podría contemplar la posibilidad de realizar un estudio más profundo de la incidencia del proyecto. El grupo de trabajo intersectorial sobre P.I. y desarrollo de marcas debe tomar en consideración las constataciones y conclusiones del informe.




  1. La Delegación de la República de Corea acogió con beneplácito la finalización satisfactoria del proyecto, que fue aprobado por el CDIP y puesto en marcha por la República de Corea en 2010. Los fructíferos resultados del proyecto han sido posibles gracias al apoyo de los Estados miembros y de la Secretaría. La Delegación dijo que confía en que las experiencias y prácticas de los tres países piloto, a saber, Panamá, Tailandia y Uganda, sean puestas al alcance de otros Estados miembros que deseen adaptarlas a sus propias circunstancias. Tal como se recomienda en el informe, para futuros proyectos de este tipo, especialmente a nivel comunitario, la Secretaría debe considerar si es la más adecuada para gestionar esos proyectos y, en tal caso, utilizar métodos alternativos de gestión de proyectos, como la subcontratación de asociados encargados de la ejecución que estén presentes en los países en cuestión o la ampliación de las funciones de director de proyecto en el país definiendo claramente las funciones y responsabilidades de los principales asociados.




  1. La Delegación del Japón dijo que atribuye una gran importancia a los procesos de evaluación que permiten a la Secretaría sacar pleno partido de las lecciones aprendidas para formular los planes de trabajo de futuros proyectos. Por ello, agradeció la labor de evaluación llevada a cabo por el consultor. Por lo que a las constataciones y a las recomendaciones del informe se refiere, señaló que debería otorgarse mayor preeminencia a las recomendaciones 1 y 2, relativas a los métodos de gestión y al papel que la OMPI desempeña en este tipo de proyectos. Actualmente están ejecutándose proyectos de parecidas características, como el Proyecto piloto sobre la P.I. y la gestión de diseños para fomentar las actividades comerciales en los países en desarrollo y los PMA, que fue aprobado en la última sesión del Comité. La ejecución de su plan de trabajo podría plantear similares dificultades. Por ello, la Delegación espera que la Secretaría se atenga oportunamente a estas recomendaciones tanto en futuros proyectos como en los que ya están en marcha.




  1. La Delegación de El Salvador dijo que, en su opinión, el informe tiene un gran valor. El proyecto podría utilizarse como punto de referencia para cualquier solicitud nacional concreta de cooperación. El informe reviste también interés en tanto que Panamá fue uno de los países elegidos para el proyecto piloto. En su opinión, las constataciones de la evaluación no han sido muy favorables. Con todo, la percepción del proyecto ha sido positiva en países en desarrollo como El Salvador, que está intentando reproducir el proyecto en su ámbito nacional. En alusión al párrafo 14 del informe, la Delegación dijo que le gustaría que el consultor se pronunciara más detalladamente sobre la frase: “El proyecto resultó difícil de gestionar, dado su amplio alcance y sus objetivos ambiciosos, y los limitados recursos disponibles por parte de la OMPI”. El problema no parece radicar en los países beneficiarios, sino en el modo en que se ha gestionado y ejecutado el proyecto. Se trata de un proyecto muy importante para El Salvador y que va a ser tomado como punto de referencia.




  1. La Delegación del Paraguay dijo que, en su opinión, los informes del tipo del preparado en el marco de este proyecto ponen de relieve la forma en que la A.D. puede llevarse a la práctica y que confía en que las conclusiones del informe de evaluación sean tenidas en cuenta. Añadió que deberían dotarse los fondos necesarios para poder dar respuesta a las solicitudes de futuros proyectos de este tipo. La Delegación dijo que confía en que el documento titulado: “Marco de acción en materia de P.I. y el desarrollo de marcas: Apoyar a las empresas locales de los países en desarrollo y PMA” sea publicado en breve a fin de que sus autoridades nacionales puedan familiarizarse con los elementos necesarios para la puesta en marcha de esos proyectos. Sería también conveniente que la Secretaría organice un taller o una actividad informativa específicamente centrada en los resultados del proyecto y en las dificultades que puede plantear la ejecución de proyectos de esta naturaleza.




  1. La Representante de la Third World Network (TWN) formuló algunos comentarios acerca del informe. En primer lugar, la metodología habría quedado mejorada de incluirse las opiniones de las principales partes interesadas nacionales. Aunque se entrevistó a 11 miembros del personal de la OMPI, únicamente tres consultores de los países donde se ejecutó el proyecto fueron entrevistados. No se entrevistó ni a representantes de las oficinas nacionales de P.I. de Uganda, Panamá o Tailandia ni a productores locales, como agricultores y pymes. Ello hubiera resultado de gran utilidad para la evaluación. En segundo lugar, el proyecto puso de relieve que el desarrollo de marcas en el ámbito de la P.I. no basta por sí solo para lograr un resultado empresarial satisfactorio. Esto ha quedado patente en la evaluación. Muchos otros factores, como la identificación del producto, la movilización de las partes interesadas, las estrategias de comercialización y la sostenibilidad financiera, desempeñan papeles muy importantes. Transcurridos dos años y medio de actividades, y habiéndose contratado los servicios de expertos internacionales y nacionales, sólo han llegado al mercado tres productos. En cuanto a éstos, el informe de evaluación no proporciona información alguna sobre los beneficios que han aportado a las comunidades incumbidas ni sobre el modo en que habrían contribuido a su desarrollo. Este aspecto podría haber sido analizado en la evaluación. En tercer lugar, el informe de evaluación considera que los registros de P.I. propiciados por el proyecto constituyen un resultado satisfactorio. En este contexto, merece la pena indicar que el registro y mantenimiento de esas modalidades de P.I. entrañan costos considerables. Salvo que una entidad sea capaz de comercializar la marca y generar beneficios, el solo hecho de registrar una determinada marca o indicación geográfica no constituye un éxito en sí mismo. Con esa premisa, y teniendo en cuenta los numerosos desafíos a los que se enfrentan los países en desarrollo, la OMPI debe estar en condiciones de ayudar a los países a superar los diversos obstáculos a fin de que puedan generar beneficios a partir de la P.I. En otro caso, y habida cuenta de las condiciones imperantes en la mayoría de los países en desarrollo, la P.I. no sería de utilidad alguna. La Representante hizo alusión a la recomendación 10 de la A.D. relativa al fomento y mejora de la capacidad de las instituciones nacionales de P.I. para que dichas instituciones sean más eficaces y poder lograr un equilibrio adecuado entre la protección de la P.I. y el interés público. En ningún momento se desprende del informe de evaluación que las actividades de la OMPI en materia de fortalecimiento de capacidades aborden este último aspecto de la citada recomendación. Esto habría sido de gran utilidad. Además, la evaluación no contempló valoración cuantitativa alguna del contenido y orientación de la conferencia celebrada en la República de Corea. Habría sido útil que se proporcionaran el listado de oradores y el orden del día de la conferencia. También sería práctico poder contar con esa información en la página web de la OMPI.




  1. La Delegación de México dijo que considera que el informe de evaluación sí contiene resultados significativos. En él se analiza la ejecución práctica del proyecto en los países piloto. La Delegación agradeció las conclusiones sobre los riesgos y problemas asociados a la gestión de este tipo de proyectos y las repercusiones que tienen para los países. Todo proyecto debe contemplarse desde un punto de vista práctico a fin de que pueda ser satisfactoriamente ejecutado. La Delegación solicitó a la Secretaría aclaraciones sobre la selección llevada a cabo de los países participantes en el proyecto. Las comunidades locales de México producen una amplia gama de productos. En caso de que se prosiga con el proyecto, a México le interesaría participar en él con miras a ejecutarlo en beneficio de esas comunidades.




  1. La Delegación de Guatemala pidió al consultor que desarrolle la recomendación de que la OMPI considere la posibilidad de realizar un estudio más profundo de la incidencia del proyecto.




  1. El Presidente invitó al consultor a responder a las preguntas planteadas y a los comentarios formulados por los presentes.




  1. El consultor (Sr. O'Neil) se refirió a la pregunta formulada por la Delegación de El Salvador. Los desafíos a los que se enfrenta el proyecto son tanto internos como externos. Los internos tienen que ver con los recursos que la OMPI pone a disposición del proyecto. De la gestión del proyecto se encarga un miembro del personal de la categoría profesional que dedica únicamente el 50% de su jornada. Recibe la ayuda de una asistente de proyecto durante 16 meses y únicamente a razón de un 50% de su jornada. Los recursos de personal asignados al proyecto son, por tanto, bastante limitados si se tiene en cuenta lo ambicioso de los objetivos que persigue. Al igual que sucede con cualquier proyecto de desarrollo, también son muchos los desafíos que se plantean a nivel comunitario. Como ya se ha dicho, el desarrollo del elemento de P.I. no es más que uno de los factores que intervienen en el proceso de hacer llegar una marca al mercado. El proyecto identificó esos elementos y trató de estimular, en el marco de los subproyectos, la colaboración y apoyo necesarios para integrarlos. En tres subproyectos se avanzó satisfactoriamente en la fase de ejecución. Sin embargo, factores tanto internos como externos plantearon dificultades en las otras seis comunidades. Entre esos factores cabe citar la ausencia de un director de proyecto a nivel nacional y de subproyecto, y la imposibilidad de dar apoyo a las comunidades en los otros aspectos que intervienen en el mencionado proceso. El consultor se refirió a los comentarios realizados por la Representante de la TWN y dijo que aludían principalmente a las limitaciones que presenta la evaluación. Dijo compartir la mayoría de esos comentarios. La información proporcionada por las comunidades y las oficinas nacionales de P.I. es limitada. Se han hecho esfuerzos para lograr una toma de contacto y realizar entrevistas a distancia, pero ello no ha sido posible en los plazos previstos. Debido a las limitaciones presupuestarias, fue imposible realizar evaluaciones in situ a través de visitas de campo. A este respecto, el consultor dijo estar de acuerdo en que el informe no aborda la cuestión de los beneficios desde una perspectiva comunitaria. No se ha producido una interacción directa con las comunidades interesadas. A propósito de ello, una de las recomendaciones del informe es que se lleve a cabo un estudio más profundo, a nivel comunitario, de la incidencia del proyecto. La Representante de la TWN cuestionó que el número de registros de P.I. pueda considerarse un logro. Esto aparece como un indicador en la documentación del informe. Si bien como indicador no puede negársele una cierta importancia, cabe sostener también que los registros de P.I. tienen que mantenerse y mucho dependerá del modo en que se haga uso de ellos. Esta es una observación acertada. Sin embargo, va más allá de lo que la evaluación permite hacer. El consultor abordó la cuestión planteada por la Delegación de Guatemala acerca del estudio en mayor profundidad. Dadas las limitaciones ya mencionadas de la evaluación, se recomendó que la OMPI considere la posibilidad de realizar un estudio más profundo sobre la incidencia del proyecto, quizá por mediación de una institución tercera. Ese estudio llevaría aparejada una evaluación in situ de la incidencia del proyecto a nivel comunitario. Podría resultar verdaderamente útil, sobre todo por tratarse del primer proyecto piloto que se ejecuta en este ámbito. Tanto el estudio como la publicación del documento marco podrían ayudar a otros Estados miembros a valerse de las experiencias adquiridas en el marco del proyecto.




  1. La Secretaría (Sra. Toso) se refirió a la pregunta formulada por la Delegación de México acerca de la selección de los países piloto. Entre otros criterios, se tuvieron en cuenta el equilibrio geográfico y las solicitudes de participación en el proyecto piloto presentadas por los países. También se llevó a cabo un análisis de los países que ya fueron beneficiarios de otros proyectos de la A.D. La elección se hizo en permanente consulta con las oficinas regionales y sobre la base de un análisis de las solicitudes de cooperación técnica presentadas ante las oficinas. En lo relativo a la publicación del documento marco, la Secretaría afirmó que el texto estaba siendo finalizado y que se publicaría más avanzado el año. El documento tiene demanda y será puesto a disposición de todos. Respondiendo a la solicitud de mayor información sobre la conferencia celebrada en la República de Corea, la Secretaría afirmó que dispone de todos los documentos. La información podrá ser distribuida a través de su página web. Acerca de los beneficios para las comunidades, la Secretaría señaló que éstas tan sólo acaban de empezar a aplicar unas estrategias de comercialización y desarrollo de marcas más amplias. Sin embargo, tal y como recomienda el informe, sería de gran utilidad que se realizara un estudio que documente esos beneficios. El componente de P.I. no es más que uno de los elementos de un entorno muy complejo en el que intervienen numerosos factores. Esto guarda sintonía con una de las constataciones de la evaluación. Tal como se menciona en el informe, otros elementos, como las estrategias de comercialización, la sostenibilidad financiera y la identificación del producto, son también importantes a la hora de introducir un producto en el mercado. En este sentido, se han establecido fuertes vínculos con otras organizaciones internacionales para que intervengan en este tipo de procesos. La incorporación de otras organizaciones es un resultado concreto. La Secretaría es ahora consciente de la necesidad que hay de que en futuros proyectos de este tipo se tome en consideración todo el espectro de factores asociados. La OMPI se responsabilizaría del componente de P.I. y colaboraría con otras organizaciones en lo que se refiere a esos otros aspectos importantes. Los demás organismos del sistema de las NN.UU. comparten la misma idea. Se trata de un importante resultado del proyecto.




  1. La Delegación de El Salvador afirmó que la Secretaría acaba de confirmar el valor añadido que aporta el proyecto. El valor intrínseco del proyecto anima a su país a proseguir con su proyecto nacional.




  1. El presidente cerró el debate sobre el informe ante la ausencia de comentarios por parte de los presentes. Invitó al Comité a examinar el informe de evaluación sobre el proyecto para la intensificación de la cooperación Sur-Sur en materia de P.I. y desarrollo entre los países en desarrollo y los PMA.


Examen del documento CDIP/13/4 - Informe de evaluación del proyecto para la intensificación de la cooperación Sur-Sur en materia de P.I. y desarrollo entre los países en desarrollo y los PMA


  1. El Presidente recordó que el proyecto para la intensificación de la cooperación Sur-Sur en materia de P.I. y desarrollo entre los países en desarrollo y los PMA fue aprobado por el CDIP en su séptima sesión. La ejecución del proyecto se prolongó durante 24 meses, entre enero de 2012 y diciembre de 2013. Entre los principales productos están incluidas la organización de dos conferencias interregionales y dos conferencias anuales, el establecimiento de un mecanismo de información en Internet, la creación de redes y de instrumentos de intercambio y la designación de un coordinador para la cooperación Sur-Sur en el marco de la Secretaría. La evaluación del proyecto corrió a cargo de dos evaluadores independientes. El presidente invitó a los evaluadores a presentar su informe.




  1. El primer consultor (Sr. Musungu) presentó la primera parte del informe de evaluación. El documento incluye también un resumen y una serie de apéndices con información adicional sobre el proyecto y el informe. El propósito de la evaluación era ofrecer una valoración general acerca de si el proyecto había logrado los objetivos previstos. En consecuencia, no se han evaluado actividades concretas. La evaluación se llevó a cabo de conformidad con la política de evaluación de la OMPI. Se basó en cuatro criterios principales, a saber, la pertinencia, la eficiencia, la eficacia y la sostenibilidad. La metodología contemplaba un análisis de la documentación del proyecto y de otros documentos generados en su marco, así como entrevistas individuales, entrevistas a grupos de interés y observaciones directas. La evaluación presentó algunas limitaciones. En el momento de realizarse, las herramientas de Internet puestas en marcha en el marco del proyecto aún estaban siendo perfeccionadas a fin de asegurar su plena compatibilidad con el nuevo sitio web de la OMPI. Es por ello por lo que, en el momento de llevarse a cabo la evaluación, aún no se disponía de estadísticas sobre su uso. Tampoco fue posible ponderar la utilización de esas nuevas funcionalidades. La evaluación tuvo lugar inmediatamente después de terminarse el proyecto. Transformar los productos obtenidos en resultados concretos en el contexto de los objetivos del proyecto exigirá tiempo. Por tanto, el evaluador no pudo sopesar los resultados del proyecto, sus resultados a nivel del incidencia, ni sus beneficios globales a largo plazo.

  2. El consultor presentó las principales conclusiones de la evaluación. En primer lugar, el proyecto resultó oportuno y sumamente pertinente a las prioridades internacionales, los Estados miembros y los beneficiarios directos. Si bien la OMPI ya había aplicado un enfoque de cooperación Sur-Sur, es la primera vez que el tema se trata en un proyecto específico. Gracias a él se ha logrado concitar la necesaria atención en torno a la cuestión, al tiempo que subrayar la importancia que la misma tiene en el seno de la Organización. Todas las partes interesadas, dentro y fuera de la OMPI, han puesto de relieve la gran utilidad de las conferencias y de los temas tratados. En segundo lugar, las deficiencias en la concepción del proyecto son consecuencia en parte de la negociación de productos específicos en el marco del CDIP y su adaptación posterior a las distintas recomendaciones de la A.D. La utilización de instrumentos estándar de planificación de proyectos en la etapa de concepción podría mejorarse, entre otras cosas, aplicando un tipo de presupuestación basada en la obtención de resultados. En parte debido a la necesidad de llegar a una solución de compromiso aceptable, los aportes concretos del proyecto fueron negociados por los Estados miembros en el marco del CDIP, antes que ser determinados a partir de los elementos necesarios para lograr los resultados previstos y alcanzar los objetivos de los miembros. Los resultados previstos se determinaron tras definir una lista de actividades específicas, vinculándolas a las recomendaciones ya existentes de la A.D. En consecuencia, es débil el vínculo causal entre productos y resultados. El proceso preparatorio también podría servir para explicar por qué resulta claramente imposible lograr los objetivos y resultados del proyecto en los plazos previstos. Se supervisaron periódicamente tanto la obtención como la calidad de los productos. Los recursos se utilizaron de forma comedida. Únicamente se aplicó un 63% del presupuesto del proyecto. Por lo general, el proyecto brindó de manera correcta el tipo de apoyo adecuado y logró sus objetivos en lo que se refiere a los productos. Por ser demasiado pronto, no ha sido posible evaluar sus resultados. Aunque no ha sido posible evaluar el uso e incidencia de las herramientas puestas en marcha en Internet, el consultor dijo que les augura un futuro muy prometedor en cuanto a lo que podrá lograrse con ellas. Únicamente se dedicó un 3,9% del presupuesto a estas herramientas. En el marco del proyecto, la OMPI también participó activamente en diferentes reuniones Sur-Sur organizadas en el marco de las NN.UU., incluidas conferencias Sur-Sur de alto nivel. Además, se mantuvieron vínculos informales con otras organizaciones. Por último, para que los resultados iniciales se mantengan a largo plazo, será necesario integrar la cooperación Sur-Sur en todas las actividades de la OMPI, además de contar con una función exclusiva de coordinación y apoyo. La durabilidad de las herramientas puestas en marcha en Internet como plataforma para el intercambio de información exige que éstas se perfeccionen a partir de la información proporcionada por los usuarios y se promueva su difusión entre los eventuales usuarios.




  1. El segundo consultor (Sr. Keller) expuso las recomendaciones incluidas en el informe. La recomendación 1 va dirigida a los Estados miembros y a la Secretaría. Trataba acerca de la integración de la cooperación Sur-Sur como elemento corriente de las actividades de la OMPI. A tal respecto, se recomendó a la Secretaría que prepare, para someterla al examen de los Estados miembros, una hoja de ruta para integrar la cooperación Sur-Sur como estrategia de ejecución para complementar los enfoques existentes; asimismo, que tome en consideración el establecimiento de una función exclusiva de coordinación, que también coordinará la labor con otras organizaciones, dentro y fuera del sistema de las NN.UU., así como la formalización de la cooperación con la Oficina para la Cooperación Sur–Sur. La recomendación 2 insta al CDIP a aprobar una extensión por un año del proyecto con el fin de perfeccionar todas las herramientas puestas en marcha en Internet a partir de la información proporcionada por los usuarios, promover su difusión entre los eventuales usuarios y recabar información para las bases de datos, a trazar un esquema de las actividades Sur–Sur existentes en la OMPI, estudiando las buenas prácticas que se aplican en otras organizaciones de las NN.UU., y a seguir participando activamente en distintas iniciativas de las NN.UU. relacionadas con la cooperación Sur-Sur y la cooperación triangular. Se recomendaba igualmente que el CDIP apruebe la utilización de los fondos restantes del proyecto y de financiación adicional para mantener durante el período de extensión del proyecto los recursos de personal. La recomendación 3 va dirigida a los Estados miembros, a los encargados de la gestión del proyecto, a la División de Coordinación de la A.D. y a la División de Planificación de los Recursos, y Gestión y Rendimiento de los Programas. Trata acerca de la planificación del proyecto. Debería consolidarse el control de calidad del proyecto en la etapa de concepción, de manera de velar por la adecuada aplicación de los instrumentos existentes de planificación del proyecto. La recomendación 4 va dirigida al CDIP, a los encargados de la gestión del proyecto y a la División de Coordinación de la A.D., así como a los sectores que intervienen en el fortalecimiento de capacidades técnicas. Trata acerca de la organización de conferencias. Con el fin de atender a las necesidades de los participantes que cuentan con conocimientos especializados en campos específicos relacionados con la P.I., las conferencias deberían versar sobre un número limitado de temas que se vinculen estrechamente entre sí. Al organizar conferencias conjuntamente con reuniones de la Asamblea General de los Estados miembros o reuniones del CDIP, la ventaja de los ahorros que podrían realizarse debería ponderarse atentamente contra la desventaja de no llegar a los participantes adecuados. La recomendación 5 va dirigida al CDIP, a los encargados de la gestión del proyecto y a la División de Coordinación de la A.D. Trata acerca de la lista de consultores. Podría tomarse en consideración la inclusión en la lista de consultores de expertos que todavía no hayan trabajado para la OMPI, pero que posean los conocimientos especializados necesarios. Igualmente, podría evaluarse sistemáticamente el desempeño de los consultores externos y poner la información pertinente a disposición de todos los miembros del personal.




  1. La Delegación de El Salvador dijo que considera que el informe de evaluación es positivo. Animó a continuar con el proyecto. La Delegación expresó su apoyo a la recomendación, dirigida a la Secretaría, de preparar una hoja de ruta para la integración de la cooperación Sur-Sur. Esto es muy importante y debería ser tenido en cuenta por el Comité. La Delegación también respaldo la recomendación acerca de la puesta a disposición del público de la pertinente información, como es práctica habitual en la OMC.




  1. La Delegación del Brasil señaló que ha seguido el proyecto con gran interés. El Brasil fue la sede de una de las reuniones interregionales, y los resultados fueron muy positivos. En ella se brindó a los participantes una oportunidad para el intercambio de ideas. Su país cree firmemente en la protección de la cooperación Sur-Sur, en especial en el ámbito de la P.I. Por este motivo, ha firmado un instrumento con la OMPI por el que destinará un millón de dólares de los EE.UU. a actividades trilaterales de similar índole. En relación con las recomendaciones del informe, la Delegación expresó su apoyo a las propuestas de extensión por un año de la duración del proyecto con el fin de establecer una función exclusiva de coordinación para la cooperación Sur-Sur y de preparar una hoja de ruta que aliente iniciativas y promueva actividades en colaboración con otras organizaciones con experiencia en este ámbito. Tal como propone el informe, estudiar las buenas prácticas que se aplican en otras organizaciones de las NN.UU. relacionadas con la cooperación Sur-Sur podría ser la mejor forma de que la OMPI fije sus prioridades en este ámbito. La cooperación Sur-Sur no debería considerarse sustitutiva de las tradicionales actividades Norte-Sur. Aquélla es complementaria, en el sentido de que mejora la eficiencia de las actuaciones en su conjunto. Propicia el intercambio de ideas y experiencias entre países en situaciones socioeconómicas parecidas, en su búsqueda de soluciones a los desafíos que tienen en común.




  1. La Delegación de Chile afirmó que la cooperación Sur-Sur forma parte de las políticas de su oficina de la propiedad industrial y está muy presente en todas sus actividades. Por ejemplo, en los últimos años, su oficina ha prestado asistencia técnica a otras oficinas de América Latina. Asimismo, apoyó la transferencia de tecnología utilizando herramientas desarrolladas por ella misma. La Delegación pasó entonces al informe de evaluación, del que destacó algunos elementos importantes. Por lo que respecta a la recomendación 1, la Delegación dijo estar de acuerdo en que la Secretaría debe preparar una hoja de ruta para la integración de la cooperación Sur-Sur como estrategia de ejecución que complemente los enfoques existentes. Es importante que la cooperación Sur-Sur se integre en la labor de la OMPI. Con frecuencia se ha dicho que esta cooperación podría resultar más eficaz. También podría ser menos gravosa en términos financieros. La idea de que la OMPI establezca una función exclusiva de coordinación con el fin de coordinarse con otras organizaciones, dentro y fuera del sistema de las NN.UU., es muy importante y debe ser puesta en práctica. También es importante la recomendación 2 de extender por un año la duración del proyecto con el fin de perfeccionar las herramientas puestas en marcha en Internet y de trazar un esquema de las actividades Sur-Sur ya existentes. En principio, la Delegación agradece que los proyectos se ejecuten en los plazos establecidos. No obstante, en este caso, lo importante es que se adopte la recomendación. La información disponible en Internet es esencial y no debe quedar incompleta. La recomendación 4, que trata acerca de la organización de conferencias con el fin de atender a las necesidades de los participantes que cuentan con conocimientos especializados en campos específicos relacionados con la P.I., es importante y merece ser estudiada. La ventaja de los ahorros que podrían realizarse debería ponderarse atentamente contra la desventaja de no llegar a los participantes adecuados. Esto es necesario para que se alcancen los objetivos de las conferencias.




  1. La Delegación de Egipto afirmó que le gustaría que la cooperación Sur-Sur permanezca en la agenda del Comité y siga formando parte de la labor de la OMPI. La Delegación tomó nota de las constataciones del informe de evaluación y expresó su apoyo a las recomendaciones formuladas. En cuanto a la recomendación 1, la Delegación dijo que apoya la preparación de una hoja de ruta para la integración de la cooperación Sur-Sur como estrategia de ejecución que complemente los enfoques existentes. La Delegación se hizo eco del comentario formulado por la Delegación del Brasil en el sentido de que la cooperación Sur-Sur no sustituye, sino que complementa, a la cooperación Norte-Sur. Se trata de una herramienta para que los países se intercambien experiencias y lecciones aprendidas, y las adapten a sus necesidades. La Delegación también dio su apoyo a la recomendación 2 de extender por un año la duración del proyecto. Con ello se ayudaría a cubrir las carencias de que adolecen las bases de datos y abordar otras cuestiones que se citan en el informe en relación con las herramientas puestas en marcha en Internet y otras actividades de la OMPI. Esta extensión podría ayudar a cubrir esas carencias, al tiempo que ofrecería al Comité una perspectiva más clara sobre el modo de llevar a cabo su labor. La recomendación 3, que trata acerca del control de calidad de los proyectos en su fase de concepción, debería contribuir a impulsar la eficiencia y eficacia generales de los proyectos. La recomendación 4 trata acerca de la organización de conferencias y la necesidad de que versen sobre un número limitado de temas. Esto enlaza con la cuestión del control de calidad, puesto que, para lograr resultados concretos, es necesario centrar bien los debates. La Delegación expresó su apoyo a unos debates más centrados. Apuntó que en la evaluación no se dice nada sobre el contenido de las conferencias. La recomendación 5 trata acerca de la lista de consultores. La Delegación afirmó que ha llegado la hora de que la OMPI amplíe esa lista. En la misma debería darse cabida a expertos que todavía no hayan trabajado para la OMPI a fin de que aporten sus conocimientos especializados y asistencia en relación con la labor y las actividades que lleva a cabo de la Organización, tanto en el campo de la A.D. como en otros ámbitos. Así, aunque Egipto podría hacer llegar sus conocimientos especializados a otros países que pudieran necesitarlos, como los de la región árabe, en la lista no aparecen expertos egipcios. Por ello, es preciso hacer algo al respecto. Egipto ha sido la anfitriona de una reunión sobre cooperación Sur-Sur celebrada en mayo de 2013 y mantiene su compromiso a este respecto.




  1. La Delegación de la India señaló que las delegaciones del Brasil y Egipto ya han hablado profusamente acerca de la importancia de las constataciones que figuran en el informe de evaluación. La Delegación expresó su apoyo a la mayoría de las recomendaciones del informe, incluida la relativa a la preparación de una hoja de ruta. Ésta se compartiría con los Estados miembros a fin de hacerlos participar, juntamente con la Secretaría, en su desarrollo. La Delegación también respaldó la recomendación de extender por un año la duración del proyecto con el fin de cubrir las carencias identificadas por los dos expertos. Asimismo, se pronunció a favor de la recomendación de que la OMPI, en tanto que organismo de las NN.UU., participe de un modo más activo en las actividades Sur-Sur. En los debates en torno a la Agenda de las Naciones Unidas para el Desarrollo con posterioridad a 2015 se declaró que las TIC tienen un papel esencial que cumplir en el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que finalmente se ultimen y adopten. El papel de la OMPI será muy importante entonces. La Delegación acogió con satisfacción el informe y manifestó que apoya sus constataciones. A continuación hizo alusión a las preocupaciones expresadas por algunas delegaciones acerca de la lista de consultores. Es preciso ampliar la lista. No debe limitarse a los consultores ordinarios. Debe incluir también a otras personas que tengan una perspectiva diferente o más amplia que aportar acerca del desarrollo y la cooperación Sur-Sur.




  1. La Delegación de los Estados Unidos de América formuló comentarios acerca de algunas de las recomendaciones. La recomendación 1 del informe de evaluación sugiere que la Secretaría prepare una hoja de ruta para integrar la cooperación Sur-Sur como estrategia de ejecución que complemente los enfoques ya existentes. La Delegación está de acuerdo en que esto puede ser útil. Tal como han mencionado las delegaciones del Brasil, Egipto y Chile, la atención debe estar centrada en integrar la cooperación Sur-Sur como estrategia de ejecución que complemente los enfoques existentes, esto es, la cooperación Norte-Sur, en los lugares en que se hace aprovechamiento de ella. Conviene recordar que para determinados aspectos de las actividades de la OMPI podría no ser posible establecer una delimitación clara entre Norte o Sur. Sin embargo, en los lugares en que se dé una cooperación Norte-Sur y se preste asistencia técnica, también deberá haber lugar a la cooperación Sur-Sur. La Delegación hizo hincapié igualmente en que la cooperación Sur-Sur, tal y como se describe en el sistema de las NN.UU., incluye asimismo la cooperación triangular, que se define como un tipo de colaboración en cuyo marco los países donantes tradicionales y las organizaciones multilaterales promueven iniciativas Sur-Sur mediante la aportación de financiación, formación, recursos de gestión y sistemas tecnológicos, entre otras formas de apoyo. La Delegación sugirió que, entre los futuros esfuerzos que la OMPI dedique a la cooperación Sur-Sur, pueda incluirse también la toma en consideración de la cooperación triangular. La cuestión de la designación de un coordinador en el marco de la Secretaría fue ampliamente debatida por el CDIP en mayo de 2011. Aunque la Delegación no juzga necesario crear un nuevo puesto de personal para desempeñar esa función, dijo que apoya que la Secretaría continúe asignando miembros de su personal a tal fin. Señaló que valora que la Secretaría se tome interés a este respecto. Igualmente, la formalización de la cooperación con la Oficina para la Cooperación Sur-Sur del PNUD, tal como plantea la recomendación 1.b), es algo que podría intentar conseguirse de manera muy parecida al modo en que la OMPI procedió a incrementar su colaboración con otros organismos del sistema de las NN.UU. A continuación la Delegación hizo alusión a la recomendación 2, que trata acerca de la extensión de la duración del proyecto. Aunque no se declaró partidaria de asignar nueva financiación con motivo de tal extensión, en su opinión, es evidente que, con los recursos presupuestarios ya dotados, podría hacerse una importante labor adicional, en especial si se pone un mayor énfasis en mejorar y perfeccionar las herramientas puestas en marcha en Internet a partir de la información proporcionada por los usuarios, así como en promover su difusión entre ellos. En la evaluación se indicó que las herramientas puestas en marcha en Internet pueden llegar a constituir un importante valor añadido para los usuarios, así como un enfoque eficiente para promover el intercambio de información y el acceso a los conocimientos. Además, hasta la fecha, sólo han absorbido el 3,9% del presupuesto del proyecto. Al parecer, la única puntualización que cabe hacer sobre ellas es que no lleven funcionando el tiempo suficiente como para que puedan ser adecuadamente difundidas y a efectos de recabar la información de los usuarios con la que perfeccionarlas. Es muy importante que se siga trabajando a este respecto. Si la Secretaría utilizase el restante 37% del presupuesto original, posiblemente podría llevar a cabo una notable labor en este ámbito. La Delegación se refirió a la recomendación 4, que trata acerca de las conferencias. En lo relativo a su organización, el consultor formuló un interesante comentario acerca de la necesidad de ponderar los ahorros de costos con el tipo de participantes al que se llega. La Delegación dijo estar de acuerdo en que llegar a las partes regionales interesadas, a la industria, a las ONG, a los propietarios de pequeños negocios, a los titulares de derechos de P.I. y a los responsables de la toma de decisiones, entre otros, tendría un gran valor, máxime cuando con muchos de ellos sólo puede entrarse en contacto cuando las conferencias se organizan fuera de Ginebra. Sólo entonces pueden juntarse para debatir las cuestiones en materia P.I. que verdaderamente les atañen. De otra parte, las sesiones que se celebran en Ginebra lo son así con el propósito de servir de complemento a las reuniones regionales y de poder hacer lectura a quienes se encuentren en la ciudad ginebrina de la correspondiente documentación. Se ha dicho que, para el proyecto Sur-Sur, los encargados de la gestión del proyecto trasladaron la segunda conferencia de Ginebra a fin de que el lugar de la reunión fuera colindante con el de la sesión del CDIP, desde donde podría informar más adecuadamente a los expertos en la materia. Por último, la Delegación se refirió a la lista de consultores. Este asunto se está tratando en profundidad en el marco del debate que se sigue en torno a la revisión de la asistencia técnica. A su juicio, dicho asunto puede abordarse más apropiadamente en el marco de dicho debate, puesto que es en él donde se está sometiendo a examen la asistencia técnica de la OMPI en su conjunto. No obstante, la Delegación tomó nota de las inquietudes específicamente manifestadas en torno al proyecto Sur-Sur.




  1. La Delegación del Perú dijo estar de acuerdo en que una hoja de ruta es importante. También es necesario establecer los objetivos y metas de cada una de las reuniones y llevar a cabo un seguimiento de los elementos a que se haga mención en cada una de ellas. El Perú ha participado en las dos reuniones. Ha compartido algunas experiencias y ha aprendido de las de otros países. La Delegación expresó su respaldo a la propuesta tendente al establecimiento de una función exclusiva de coordinación en el marco de la Secretaría. La cooperación Sur-Sur es absolutamente esencial, y la Asamblea General de las NN.UU. la ha señalado como una recomendación prioritaria para todos los organismos del sistema. Por todo ello, la Delegación dijo que apoya la propuesta y las recomendaciones incluidas en el informe de evaluación.




  1. La Delegación de México se refirió a la conclusión de que resulta demasiado pronto para evaluar los resultados del proyecto. A este respecto, señaló que le gustaría que los evaluadores expliquen durante cuánto tiempo habrá de seguir ejecutándose el proyecto para que se puedan evaluar sus resultados.




  1. La Delegación de Kenya, haciendo uso de la palabra en nombre del Grupo Africano, afirmó que la cooperación Sur-Sur es muy importante, especialmente para los países en desarrollo. Les permitiría aprender mucho de sí mismos y los unos de los otros. El Grupo tomó nota de la conclusión de que, para este proyecto, los Estados miembros habían negociado los resultados antes de intentar encajarlos en el modelo de gestión del proyecto y adaptarlos a las recomendaciones de la A.D. Esta constatación resulta pertinente. El Comité debe estudiar si este enfoque puede ayudar realmente a alcanzar el objetivo último de equilibrar el sistema de P.I. de modo que sea útil a los titulares de derechos y sirva al interés público. Esto sería también aplicable a la integración de la cooperación Sur-Sur y a otras actividades. Los Estados miembros deben tener esto presente. El Grupo es favorable a la recomendación de que la cooperación Sur-Sur quede integrada en la labor de la OMPI. Ello contribuiría en gran medida a los esfuerzos encaminados a alcanzar algunos de los objetivos de las recomendaciones de la A.D. El Grupo también es favorable al establecimiento de una función exclusiva de coordinación en el marco de la OMPI y a la ampliación de la lista de consultores a fin de que incluya a más personas con diversos conocimientos especializados que aportar en este ámbito.




  1. La Delegación del Camerún dijo que valora positivamente el proyecto. La cooperación Sur-Sur para reforzar y desarrollar sistemas de P.I. ha ayudado a los investigadores de países del Sur a obtener protección de P.I. para sus investigaciones. No siempre ha sido fácil establecer procedimientos para la protección de la P.I. Las economías de algunos países del Sur están más desarrolladas que las de otros. Reforzar esta cooperación permitiría a los PMA recibir asistencia de aquellos países más desarrollados de entre los del Sur. La Delegación se refirió a la tercera conclusión del informe de evaluación, según la cual las conferencias constituyen un enfoque inicial adecuado para dar visibilidad a la sensibilización de la cooperación Sur-Sur e intensificarla. La Delegación apuntó que, en el debate sobre la cooperación Sur-Sur, hay ciertos aspectos que a menudo quedan olvidados. Por ejemplo, que hay investigadores independientes en países como el Camerún. Las conferencias o la información obtenida a través de la web no son suficientes para llegar a ellos y ayudarles a entender que pueden obtener protección de P.I. para los resultados de sus investigaciones. Quizá deberían considerarse aspectos más prácticos. Por ejemplo, en África todo el mundo tiene un aparato de radio. También se podría recurrir a la correspondencia escrita entre instituciones. La Delegación entiende que no todo el mundo asiste siempre a las conferencias. Quizá Internet sea una herramienta mejor para acercar a la gente. No obstante, no es necesariamente la panacea para todos. Los evaluadores de este proyecto deben tener en cuenta cómo se transmite la información. Quizá es preciso pensar en un modo de lograr que diferentes países del Sur se familiaricen más con esos proyectos.




  1. La Delegación de Sri Lanka afirmó que la cooperación Sur-Sur es muy importante. Se trata de la base sobre la que se creó el G-15. La cooperación Sur-Sur debe ser una herramienta para el establecimiento de alianzas estratégicamente importantes con el objetivo de promover un crecimiento sostenible y contribuir al desarrollo de los países. La Delegación acogió con satisfacción las recomendaciones del informe, especialmente la recomendación 1 relativa a la preparación de una hoja de ruta y el establecimiento de una función exclusiva de coordinación para integrar la cooperación Sur-Sur. Dijo que comparte las declaraciones de las delegaciones de Egipto y la India en el sentido de apoyar la extensión por un año del proyecto. Por último, insistió en que la cooperación Sur-Sur puede desempeñar un importante papel de cara a la consecución de cada uno de los objetivos que se describen en las recomendaciones de la A.D. Dijo que espera que la cooperación Sur-Sur pueda ser útil como herramienta para desarrollar sistemas de P.I. en los países en desarrollo y PMA, atendidas las circunstancias y los desafíos concretos a que se enfrenta cada uno de ellos.




  1. La Representante de la TWN llamó la atención sobre una serie de elementos con los que podría reforzarse la evaluación. Así, el informe de evaluación no trata sobre la contribución del proyecto a las recomendaciones de la A.D. que le conciernen, esto es, las recomendaciones 1, 10, 11, 13, 19, 25 y 32. Éstas son la base del proyecto. Habría resultado útil valorar el modo en que se aplicaron. Tal como ha mencionado la Delegación de Egipto, el informe de evaluación no incluye una evaluación cualitativa del contenido de lo debatido en las conferencias. Esto habría sido conveniente a efectos de tratar de averiguar de qué modo el proyecto alcanza sus objetivos y contribuye a la ejecución de las recomendaciones de la A.D. Además, el informe de evaluación no incluye nueva información cualitativa sobre la participación de la OMPI en la cooperación Sur-Sur. Igualmente, se prescinde de realizar una evaluación cualitativa, desde el punto de vista del desarrollo, de la participación de la OMPI en distintos eventos organizados en el marco de las NN.UU. Esto habría resultado útil. Los evaluadores mencionaron que no han llevado a cabo una evaluación por actividades concretas. Sin embargo, un estudio más cualitativo habría resultado útil a este respecto. Como mencionaron varias delegaciones, los aportes concretos del proyecto incluyen el nombramiento de un coordinador por la Secretaría. Se nombró a un coordinador, pero únicamente con carácter ad hoc. El informe de evaluación no facilita ninguna explicación sobre por qué su nombramiento no es permanente. Esto también habría sido muy útil. El informe de evaluación indica que no todos los elementos previstos en el proyecto fueron ejecutados al 100%. Es por ello que no resulta posible evaluar elementos clave del proyecto, como las herramientas puestas en marcha en Internet. En este contexto, la Representante recomendó que, una vez queden ultimados dichos elementos y se hayan recibido información y comentarios delos usuarios, se revise el informe de evaluación a fin de que incluya una valoración de esas herramientas. En lo relativo a las recomendaciones del informe de evaluación, extender la duración del proyecto sería una buena manera de avanzar, como han apuntado varias delegaciones. Esto daría a la OMPI tiempo suficiente para poner en marcha y perfeccionar las herramientas en Internet, recabar información de los usuarios y profundizar en la labor en torno a la base de datos de asistencia técnica en materia de P.I., la lista de consultores, la página web sobre la cooperación Sur-Sur y el portal interactivo en Internet. En ese intervalo de tiempo también podría nombrarse a un coordinador para la cooperación Sur-Sur con carácter permanente.




  1. El presidente invitó a los consultores a responder a las preguntas planteadas y a los comentarios formulados por los presentes.




  1. El consultor (Sr. Musungu) comentó que la mayoría de los comentarios y propuestas versan sobre la manera de avanzar. El debate en torno a sobre qué recomendaciones ha de avanzarse queda a elección de los Estados miembros. El consultor se refirió a la cuestión planteada por la Delegación de México acerca de la evaluación de los resultados del proyecto. Cuando se lleva a cabo la evaluación, los evaluadores no pueden sopesar cuál será su incidencia a largo plazo. Por ejemplo, si se ha aprovechado la información proporcionada en el marco de una conferencia, si las herramientas en Internet se están utilizando o de qué modo estarían beneficiando a los usuarios. En un momento posterior, por ejemplo, cuando se lleve a cabo la evaluación prevista para el conjunto de la A.D., podrá evaluarse su incidencia a largo plazo. El calendario del proyecto no es la cuestión. Simplemente, no es posible evaluar los resultados o la incidencia en la práctica inmediatamente después de concluirse el proyecto. La evaluación es una instantánea en un momento determinado. Posteriormente, será posible comprender cuestiones mucho más profundas. A continuación, el consultor se refirió a los comentarios realizados por la Representante de la TWN. Dijo que no entiende qué quiere decir cuando emplea la expresión “evaluación cualitativa”. La metodología utilizada incluye una evaluación tanto cuantitativa como cualitativa. Para comprender la importancia de una conferencia, la evaluación cualitativa exige que se atienda a las ponencias presentadas en la conferencia pero, aún más importante, hablar con sus asistentes a fin de conocer si quedaron satisfechos con la conferencia y sus materiales, y la oportunidad que les había sido brindada. Como se señala en el informe, los evaluadores conversaron con un gran número de personas en Ginebra y en las capitales que habían participado en las diferentes actividades, con el fin de conocer la opinión que les había merecido la conferencia y si les estaba resultando de utilidad la información proporcionada. En esto consiste una evaluación cualitativa, por contraposición al recuento del número de conferencias celebradas. Esto último sería el elemento cuantitativo. En lo relativo al coordinador, el consultor afirmó que el proyecto está sujeto a limitaciones de tiempo. El coordinador únicamente puede ser nombrado en el contexto del proyecto. Por ello se recomendó que la Secretaría analice el modo en que podría hacerse avanzar la cooperación Sur-Sur. Con el simple nombramiento de un coordinador no pueden alcanzarse los objetivos en este ámbito.




  1. El consultor (Sr. Keller) apuntó que muchas delegaciones señalaron acertadamente que la cooperación Sur-Sur no debe sustituir a la tradicional cooperación Norte-Sur ni a la cooperación triangular. El consultor considera que el futuro de la cooperación para el desarrollo pasa por integrar todas estas modalidades de cooperación en función de las necesidades específicas y del tipo de proyecto considerado. El consultor se pronunció sobre el párrafo 36 del informe. Existen varios estudios de caso sobre esa cuestión, incluido el que se menciona en el propio informe.




  1. El presidente dio por concluidos los debates sobre el informe ante la ausencia de observaciones por parte de los presentes. Invitó al Comité a examinar el Informe de evaluación interna del proyecto sobre patentes y dominio público.


Examen del documento CDIP/13/7 - Informe de evaluación interna del proyecto sobre patentes y dominio público


  1. El Presidente recordó que el proyecto fue aprobado por el CDIP en su séptima sesión. La duración del proyecto fue de 15 meses. Comenzó a ejecutarse en enero de 2012. El proyecto constaba de un estudio a pequeña escala sobre las patentes y el dominio público. Fue presentado en la duodécima sesión del Comité. El director del proyecto preparó un informe de evaluación interna sobre el mismo. El presidente invitó a la Secretaría a presentar el informe.




  1. La Secretaría (Sra. Miyamoto) presentó el informe. El proyecto sobre patentes y dominio público se describe en el documento CDIP/7/5 Rev. De conformidad con el documento del proyecto, se preparó un informe final de evaluación interna. En él se describen los principales productos del proyecto y se ofrece una evaluación final de los logros alcanzados en el marco del mismo. El proyecto consistió en la realización de un estudio a pequeña escala sobre las patentes y el dominio público. El objetivo del proyecto era lograr una mayor comprensión de la incidencia en el dominio público de determinadas prácticas empresariales en el ámbito de las patentes y la importante función que desempeña un dominio público abundante y accesible. Un grupo de expertos externos dirigidos por el profesor James Conley, de la Kellogg School of Management, preparó un estudio. Este estudio fue presentado durante la última sesión del CDIP celebrada en noviembre de 2013. De conformidad con el documento del proyecto, los comentarios de los miembros y observadores del CDIP se adjuntaron al estudio en su idioma original. El mandato del estudio se preparó en sintonía con el documento del proyecto. El estudio abarcó los contenidos exigidos en el mandato. La finalización del estudio se retrasó cinco meses debido a la solicitud de los expertos de prorrogar el período de preparación. Estaba previsto que la duración del proyecto fuese de 15 meses. Sin embargo, fueron necesarios un total de 23 meses. En consecuencia, una de las lecciones aprendidas fue que incluso en proyectos sencillos como éste se precisa contar con tiempo suficiente para garantizar la obtención de unos productos de alta calidad. El proyecto fue ejecutado dentro del presupuesto asignado. Se organizó una actividad paralela durante la última sesión del CDIP, con el fin de impulsar el objetivo del proyecto. Habida cuenta de que en la sesión plenaria del CDIP se disponía de un tiempo limitado, se estimó que mediante la actividad paralela los autores podrían comunicar más adecuadamente a los Estados miembros los resultados del estudio. Se extrajo otra lección de ello. Es importante conceder una oportunidad adicional al desarrollo y el debate de los contenidos de un estudio en el marco de una actividad paralela o en cualquier otro foro. En general, los comentarios recibidos acerca del estudio durante la actividad paralela fueron positivos. Esto no significa que los Estados miembros estuvieran de acuerdo en todas sus conclusiones. Por el contrario, durante los debates de la sesión previa del CDIP se expresaron opiniones divergentes. Esas opiniones y perspectivas contribuyeron a comprender mejor las cuestiones objeto del estudio. No obstante, cabe señalar que el volumen de comentarios acerca del estudio recibidos de los Estados miembros podría no ser suficiente para efectuar una evaluación estadística significativa. Por ello, no hay que descartar que se reciban nuevos comentarios de Estados miembros.




  1. La Delegación de El Salvador acogió el documento con satisfacción. El proyecto se prolongó durante 23 meses a fin de que los Estados miembros pudieran continuar haciendo aportaciones positivas al mismo. El documento es una herramienta muy útil para la oficina de propiedad industrial de El Salvador y para sus negociadores en la materia. Como cabía esperar, el estudio ha proporcionado una información muy valiosa sobre el tema.




  1. La Delegación del Pakistán declaró que pudo concluirse que la relación que en líneas generales existe entre las patentes, la innovación y un dominio público accesible gratuitamente es bastante compleja. Los países en desarrollo carecen de conocimientos especializados. Ese es el motivo que les impide utilizar efectivamente las invenciones que se encuentran en el dominio público de sus jurisdicciones. La Delegación dijo que conviene totalmente en la importancia que tiene un dominio público accesible gratuitamente y una rápida transferencia de la tecnología patentada al dominio público. Para alcanzar este objetivo, identificó determinados ámbitos en los que se deben tomar medidas. En primer lugar, los examinadores de patentes deberían llevar a cabo un análisis más riguroso de las reivindicaciones de patentes presentadas en unos términos demasiado generales. Las reivindicaciones generales entrañan un mayor riesgo de que se registren infracciones de patentes y litigiosidad. Por tanto, las oficinas de patentes deberían adoptar una estrategia a fin de que no se permita este tipo de reivindicaciones. En segundo lugar, algunas entidades formulan oposiciones basadas en motivos frívolos con el fin de retrasar la tramitación de las solicitudes de patente. En este sentido, las oficinas de patentes deberían establecer causas estrictas que restrinjan la presentación de oposiciones contra solicitudes de patente aceptadas. En tercer lugar, las autoridades judiciales de los países en desarrollo como el Pakistán carecen de los conocimientos suficientes sobre la P.I. o el sistema de patentes. La resolución de los pleitos por infracción de patentes se prolonga durante años. Por ello, los motivos de revocación o invalidación de patentes concedidas deben ser estrictos y estar basados en pruebas. El Pakistán se dispone a crear tribunales de P.I. en el corto plazo. La Delegación dijo que espera que estos tribunales faciliten una resolución ágil de las demandas por infracción de patentes.




  1. La Delegación de Chile insistió en que el dominio público es una herramienta que posibilita mantener un equilibrio en el sistema de la P.I. De ahí su importancia. Estos estudios son de utilidad para todos los Estados miembros. La Delegación se refirió a la recomendación 20 de la A.D. relativa al fomento de las actividades normativas en materia de P.I. que contribuyen a mantener un sólido dominio público en los Estados miembros. Aunque el proyecto ciertamente tiene en cuenta diferentes aspectos del dominio público, no sirve necesariamente al objetivo de promover las actividades normativas, tal como se establece en la recomendación 20. Es preciso seguir trabajando en este ámbito, pues el proyecto no agota necesariamente el alcance de las recomendaciones 16 o 20, que instan a la Secretaría y a los Estados miembros a emprender actuaciones concretas para fomentar las actividades normativas en materia de P.I.




  1. La Representante de la TWN se refirió a la conclusión de la Secretaría de que el volumen de comentarios acerca del estudio recibidos de los Estados miembros cuando fue presentado en el CDIP podría no ser suficiente para efectuar una evaluación estadística significativa. A este respecto, una manera adecuada de avanzar sería conceder tiempo adicional a los Estados miembros, a los observadores y a otras partes interesadas para que presenten sus comentarios sobre el estudio. Ello permitiría disponer de una valoración adecuada del proyecto, incluida una evaluación independiente.




  1. La Delegación de la India afirmó que no está claro el modo en que las entidades de reivindicación de patentes y las entidades pasivas contribuyen al dominio público, habida cuenta de que la información incluida en los documentos de patentes válidas no puede utilizarse gratuitamente. El estudio da por hecho que los países en desarrollo pueden utilizar provechosamente la invención en sus mercados para lograr una ventaja competitiva a la hora de desarrollar mejoras y exportar a los países desarrollados. Esta hipótesis es un tanto simplista. Además, a menudo las patentes abandonadas no presentan un gran potencial comercial. Por ello, la Delegación cuestionó hasta qué punto este tipo de entidades enriquecen realmente el dominio público.




  1. La Delegación del Camerún se refirió a la recomendación 20 de la A.D. Las patentes desempeñan un importante papel en el desarrollo de los países. El dominio público es una importante fuente de información técnica. Por ello, debería haberse puesto mayor énfasis en la creación de capacidades técnicas en los países en desarrollo. Los países africanos, como el Camerún, precisan de este tipo de capacidades para utilizar la información que se encuentra en el dominio público.




  1. El presidente invitó a la Secretaría a responder a los comentarios formulados por los presentes.




  1. La Secretaría (Sra. Miyamoto) se refirió a la utilización del dominio público por los países en desarrollo, en particular los que precisan de mayores capacidades técnicas para poder utilizarlo. Esto se debatió en la anterior sesión del CDIP con el autor del estudio. El autor reconoció los desafíos a los que se enfrentan los países pobres en recursos a la hora de utilizar la información que se encuentra en el dominio público. El estudio subrayó la importancia de la información que, a través del sistema de patentes, pasa a ser de dominio público tanto antes como después de que venza el plazo de una patente. Este aspecto también quedó puesto de relieve en el otro estudio, sobre las patentes y el dominio público, preparado en el marco del proyecto sobre la P.I. y el dominio público. La difusión de información a través del sistema de patentes, la divulgación de información y el modo en que el público puede acceder a ella son cuestiones que están relacionadas con el dominio público. Asimismo, son objeto de debate en el seno de otros órganos de la OMPI.



1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   18


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal