S cdip/13/13 original: ingléS fecha: 10 de noviembre de 2014 Comité de Desarrollo y Propiedad Intelectual (cdip) Decimotercera sesión Ginebra, 19 a 23 de mayo de 2014



Descargar 0.97 Mb.
Página5/18
Fecha de conversión04.03.2017
Tamaño0.97 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   18
PUNTO 7 DEL ORDEN DEL DÍA: EXAMEN DEL PROGRAMA DE TRABAJO RELATIVO A LA APLICACIÓN DE LAS RECOMENDACIONES ADOPTADAS (CONTINUACIÓN)
Examen de los siguientes documentos:
Resumen del estudio de país sobre innovación, P.I. y economía informal: La medicina herbaria tradicional en Ghana
Resumen del estudio de país sobre la innovación, la propiedad intelectual y la economía informal: El sector informal de la metalurgia en Kenya
Resumen del estudio de país sobre innovación, P.I. y economía informal: Fabricantes del sector informal de productos para el hogar y el cuidado personal en Sudáfrica


  1. El Presidente invitó a la Secretaría a presentar los tres estudios de país sobre la innovación, la propiedad intelectual y la economía informal.




  1. La Secretaría (Sr. Wunsch-Vincent) comenzó presentando el proyecto sobre la P.I. y la economía informal relativo a la aplicación de la recomendación 34 de la A.D. La innovación es importante tanto para los países desarrollados como para los países en desarrollo. Desde el principio, el proyecto reconoce la omnipresencia de la economía informal como elemento estructurador de los sistemas de innovación de los países en desarrollo. El proyecto reconoce también las importantes aportaciones de la economía informal al empleo y el crecimiento en esos países. Por último, el proyecto da un cierto reconocimiento a la creatividad y el ingenio presentes en la economía informal. Sin embargo, poco se sabe acerca del modo en que se presenta realmente la innovación en este tipo de economía, y sobre cómo se pueden rentabilizar económicamente los activos intangibles. El proyecto gira en torno a tres cuestiones principales, a saber, de qué modo se manifiesta la innovación en la economía informal, cómo se rentabilizan económicamente sus beneficios y cómo se aprovechan los activos intangibles. Los Estados miembros solicitaron también recomendaciones de política para estimular la innovación en la economía informal. Fueron dos los principales productos que se extrajeron del proyecto, a saber, un estudio conceptual y tres estudios de caso sobre países. El estudio conceptual fue presentado en la undécima sesión del CDIP. Los tres estudios de caso de países se presentarán en la actual sesión. Éstos se ocupan de la medicina herbaria tradicional en Ghana, del sector informal de la metalurgia en Kenya, y de los fabricantes del sector informal de productos para el hogar y el cuidado personal en Sudáfrica. Por la tarde se celebrará también una actividad paralela sobre los estudios. El proyecto se ocupa de un aspecto de la innovación que no había sido estudiado anteriormente en profundidad. Se trata de los primeros estudios globales de país acerca del sector informal. Para trabajar en el proyecto, se consiguió reunir a expertos en las tres áreas, esto es, la innovación, la economía informal y la P.I. El proyecto incluye también el apoyo a medidas encaminadas a cuantificar la innovación. Aunque son muchas las organizaciones que trabajan en su cuantificación, pocas han atendido a este aspecto en particular. Se espera que el proyecto consiga influir en la agenda de esas organizaciones en lo relativo a este ámbito. Para la Secretaría, resulta estimulante que, en el prólogo de la última Perspectiva de innovación en África, los autores reconozcan que sus futuras ediciones deberían prestar atención a la economía informal. La Secretaría señaló que espera que el marco de política desarrollado para contribuir a la toma de decisiones políticas en los países en desarrollo resulte útil.




  1. El consultor (Sr. Essegbey) presentó el estudio de país sobre la medicina herbaria tradicional en Ghana. A su juicio, este estudio puede contribuir a comprender las relaciones entre la propiedad intelectual y la innovación en el sector informal. El sector de la medicina herbaria tradicional conforma una parte importante del sistema de prestación de servicios de salud en Ghana. El estudio buscaba identificar a las partes fundamentales y conocer cuáles son los motores y los factores inhibidores de la innovación en este sector. Prestó igualmente atención a la cuestión de si el sistema de P.I. de Ghana facilita la innovación en este terreno, y de qué modo puede mejorarse. El sector de la medicina herbaria tradicional atraviesa los sectores formal e informal. Hay un gran desarrollo de innovaciones en relación con los productos y los procesos de fabricación. La reglamentación y las políticas estimulan a quienes practican la medicina tradicional a innovar y acceder a mercados de un valor superior. El consultor abordó entonces los resultados del estudio y presentó algunos de los puntos destacables. Se debatirá en detalle acerca de ellos durante la actividad paralela de la tarde. Las personas que practican la medicina tradicional se organizan en torno a asociaciones y se relacionan con el Ministerio de Sanidad, las autoridades reguladoras y las entidades investigadoras. Estas relaciones hacen posibles las innovaciones. Los motores de la innovación son las políticas puestas en marcha por las autoridades, en concreto por el Ministerio de Comercio. La normativa permite a las personas que practican la medicina tradicional elaborar productos que son conformes con requisitos y estándares específicos. La P.I. no se ejerce de un modo formal, por ejemplo, a través de patentes y marcas. Su ejercicio se adapta al entorno, desenvolviéndose de un modo confidencial. Esta confidencialidad permite a quienes practican la medicina tradicional asegurarse de ser dueños de los conocimientos que resultan esenciales para sus productos. Sin embargo, las innovaciones observadas apuntan al potencial de expansión que tiene la P.I. Este aspecto podría analizarse en mayor detalle. El estudio se limita al sector de la medicina tradicional. Sería posible extraer más enseñanzas de otros sectores. Asimismo, no ha sido posible elaborar un estudio más completo sobre el sector de la medicina herbaria tradicional debido a limitaciones de tiempo.




  1. La consultora (Sra. Kraemer-Mbula) presentó el estudio de caso sobre los fabricantes del sector informal de productos para el hogar y el cuidado personal en Sudáfrica. En este contexto, el estudio identificó los productos, servicios y procesos innovadores obtenidos mediante la economía informal. El estudio adoptó un enfoque sistemático con el fin de examinar las actividades de la economía informal que se generan en torno a la fabricación de productos para el hogar y el cuidado personal, analizándolas como actividades que están integradas en un sistema económico, social e institucional más amplio en el que operan los fabricantes de este sector. Mediante el trazado del mapa del sistema de innovación que les rodea, el estudio identificó las partes fundamentales que conforman la cadena productiva de los productos para el hogar y el cuidado personal (incluidos los proveedores de los sectores formal e informal, y los fabricantes, distribuidores o minoristas del sector informal), así como a una gran variedad de organizaciones de enseñanza y formación, organizaciones de financiación, organismos gubernamentales y reguladores, organizaciones de transferencia de conocimientos y tecnología, y los organismos representativos de la industria. En el marco de este sistema de innovación, el estudio buscó dilucidar los mecanismos de apropiación de conocimientos y el modo en que éstos se usan, el papel que desempeña la propiedad industrial y las posibles repercusiones en las políticas. Los productos para el hogar y el cuidado personal se encuadran, a grandes rasgos, en el sector químico. Incluyen elementos como productos cosméticos, fragancias, productos humectantes, productos para el cuidado del cabello, detergentes y productos de limpieza. Por tanto, se trata de un sector que presenta mucha diversidad. Se celebraron entrevistas estructuradas con una muestra de fabricantes informales implicados directamente en la elaboración de productos para el hogar y el cuidado personal en dos provincias sudafricanas. Con estos fabricantes se utilizaron herramientas de estudio. Se realizaron entrevistas abiertas con organizaciones educativas y de formación, entidades financiadoras, autoridades públicas y entes reguladores, organizaciones dedicadas a la transferencia de conocimientos y tecnología, y entidades representativas de la industria. El estudio determinó que los fabricantes informales no operan de modo aislado. Interactúan en diferentes fases de la producción con una variedad de actores. Las interacciones conforman el comportamiento innovador, la naturaleza de las innovaciones y las preferencias en lo referente al intercambio y la apropiación de conocimientos. Se determinó que las conexiones con el sistema de innovación más amplio y la calidad de esas interacciones resultan fundamentales a efectos de comprender la innovación y la apropiación de conocimientos. Se observó un alto nivel de innovación en relación con los productos y los procesos. La mayoría de las innovaciones son adicionales, y no enteramente novedosas. Resultan novedosas para la empresa, así como en el contexto en el que ésta opera. La mayoría de las innovaciones surgen de modo reactivo, en el sentido de que se desarrollan en respuesta a necesidades específicas de los clientes. También se descubrió que los empresarios suelen innovar como respuesta ante algún hecho, y no por iniciativa propia. Sin embargo, se observaron ejemplos de innovaciones por propia iniciativa, en las que los fabricantes informales lograban acceder a una base de clientes más amplia a través del uso de una serie de mecanismos, como el desarrollo de productos dirigidos específicamente a ciertos grupos étnicos. Las innovaciones son principalmente fruto de la colaboración, pues los fabricantes informales suelen carecer de recursos para invertir en investigación y desarrollo. Dependen del intercambio de recursos mediante pactos de colaboración en distintas fases del proceso productivo. Las innovaciones son el fruto de esas colaboraciones. El estudio determinó que no es frecuente que se utilicen mecanismos formales de apropiación de conocimientos. Esto es algo parecido a lo que se observó en Ghana en relación con el sector de la medicina tradicional. Se da un uso extendido de mecanismos semiformales e informales de apropiación de conocimientos, como la confidencialidad y la división estratégica del trabajo. Las instituciones informales y las normas contractuales son importantes para dirigir las conductas hacia el intercambio y la apropiación de conocimientos. Las interacciones con el sistema de innovación más amplio son un motor fundamental para la mejora y la diferenciación. Los fabricantes informales que operan de forma aislada respecto del sistema de innovación más amplio tienden a quedar rezagados. Los que buscan interactuar de forma proactiva con el sistema de innovación más amplio suelen tener más posibilidades de innovar, y muestran una actitud diferente ante la apropiación de conocimientos. Por último, el estudio mostró que existe una falta de familiaridad con el marco normativo de la P.I. Por ello, quizá sea necesario adecuar el marco que regula la P.I. a la realidad y las limitaciones en que se desenvuelven los microfabricantes. Éstos son eminentemente informales en el contexto de los países africanos analizados. Ello hace necesario que se lleve a cabo un proceso consultivo sistemático.




  1. La Secretaría (Sr. Wunsch-Vincent) propuso que el estudio sobre Kenya se presente durante la actividad paralela sobre la P.I. y la economía informal. La propuesta fue aprobada ante la ausencia de observaciones por parte de los presentes.



PUNTO 6 DEL ORDEN DEL DÍA: SUPERVISAR, EVALUAR Y EXAMINAR LA APLICACIÓN DE TODAS LAS RECOMENDACIONES DE LA AGENDA PARA EL DESARROLLO (CONTINUACIÓN)
Examen del documento CDIP/13/5 - Resumen del Informe de Evaluación relativo al proyecto sobre la P.I. y la Economía Informal


  1. El Presidente invitó al evaluador a presentar el Informe de Evaluación relativo al Proyecto sobre la P.I. y la Economía Informal.




  1. La consultora (Sra. Austin) afirmó que los objetivos de la evaluación fueron, ante todo, aprender de la experiencia durante la ejecución del proyecto y proporcionar información basada en pruebas en apoyo del proceso de toma de decisiones del CDIP. En este sentido, es preciso entender qué aspectos funcionaron y cuáles no en el proyecto, mediante la evaluación de su marco de diseño, su gestión, los resultados obtenidos y su sostenibilidad. La metodología de la evaluación no revistió ninguna característica especial. Incluía entrevistas con los principales interesados del equipo del proyecto, la Secretaría de la OMPI y los Estados miembros, un examen de documentos esenciales a nivel interno y externo, y la incorporación de comentarios de la Secretaría de la OMPI al informe de evaluación final. El proyecto tenía por fin comprender más adecuadamente cómo se genera la innovación en la economía informal. Incluía un estudio conceptual y tres estudios de caso de países (Ghana, Kenya y Sudáfrica). La ejecución del proyecto fue supervisada por un gestor de proyectos de la División de Economía y Estadística. Su aprobación se produjo en abril de 2010. La ejecución comenzó en enero de 2012, quedando terminado al finalizar ese año. La consultora pasó a hablar de los resultados de la evaluación. En lo que se refiere al diseño y gestión del proyecto, la evaluación prestó atención a un total de ocho áreas específicas, y se extrajeron seis constataciones clave. En primer lugar, la creación de un grupo informal de expertos sobre la base de los conocimientos necesarios para ayudar a guiar los estudios de caso y el proyecto en su conjunto es importante, por cuanto permite el intercambio de ideas sobre varios temas y acerca del diseño del proyecto. El grupo tiene ahora un interés en el proyecto. En segundo lugar, el planteamiento general del proyecto, que implica la consulta periódica con los Estados miembros para asegurar una adecuada interpretación de la recomendación, el desarrollo de un estudio conceptual que ayude a guiar los estudios de caso de países, la celebración de un taller inicial para garantizar que se aplican enfoques metodológicos coherentes en la ejecución del proyecto, y una orientación constante a cargo de un grupo informal de expertos, tiene un gran valor a efectos de asegurar un proceso de diseño y gestión del proyecto sólido y coherente. En tercer lugar, no está claro que el modo en que está redactada la recomendación 34 de la A.D. resulte útil para que el equipo de gestión del proyecto cuente con una orientación sobre la forma de ejecutar el proyecto de un modo que sea conforme a esa recomendación. Ésta no aclara, por sí sola, en qué debe centrarse el proyecto y cuál es la dirección principal que debe adoptar y, por consiguiente, es necesario que el equipo del proyecto redacte un documento oficioso a fin de garantizar que existe un acuerdo sobre la orientación del proyecto. En cuarto lugar, la creación de un grupo de trabajo de expertos, integrado por representantes de una amplia gama de organizaciones, para que efectúen aportaciones durante todo el proyecto es una parte esencial de su éxito. En quinto lugar, la ejecución del proyecto se atuvo al presupuesto, produciéndose retrasos menores en la misma a fin de completar los estudios de caso de países. Por último, el presupuesto de un proyecto tan innovador y vanguardista como éste era limitado. Esto puede haber dificultado la obtención de un acuerdo sobre los pasos siguientes en la esfera de cada país y en el seno de los círculos más amplios del ámbito académico, político y de las políticas. La evaluación analiza también la efectividad del proyecto, extrayéndose cuatro constataciones clave en este sentido. En primer lugar, el hecho de asegurar que el estudio conceptual servía como fundamento para los tres estudios de país, al tiempo que permitía la aportación de comentarios por esos estudios al estudio conceptual, permitió un intercambio fructífero de información entre los diferentes estudios, con el efecto consiguiente de reforzarlos. En segundo lugar, todavía es pronto para poder cuantificar hasta qué punto el proyecto resultó provechoso a los efectos de contribuir a una mayor concienciación sobre la P.I. y la economía informal entre los responsables políticos. Esa cuantificación puede ser más viable una vez se publiquen los resultados de los estudios de caso. En tercer lugar, no está claro cuáles van a ser, en su caso, los próximos pasos del proyecto. Los productos del proyecto se han obtenido. Se ha dado cumplimiento a la recomendación y se ha logrado sentar las bases; sin embargo, se desconoce si esta innovadora labor va a tener continuidad y, de ser así, la manera en que lo hará. Por último, la consultora apuntó que la selección del grupo asesor de expertos, la de los equipos de los estudios de caso de países y la de las instituciones participantes en estos últimos fue un éxito. Contribuyó a la consecución de los objetivos de la recomendación y a asegurar que el proyecto y sus resultados logran trascender en los foros académicos y políticos pertinentes. Acerca de la sostenibilidad, no está claro si la OMPI va a continuar la labor iniciada con el proyecto ni, de ser así, la manera en que lo hará. Esto dependerá, en cierto modo, de los Estados miembros. Se están adoptando algunas medidas externas para asegurar la sostenibilidad. Por ejemplo, a través de un proyecto vinculado en el que se están llevando a cabo investigaciones complementarias. El estudio conceptual plantea también posibles sugerencias de política y a nivel estadístico que pueden permitir que la labor continúe. El proyecto ha abonado el terreno para recoger el fruto de la atención del mundo académico y de los encargados de la formulación de políticas. Igualmente, muchos de los que participan en el proyecto, incluido el grupo asesor de expertos, plantearon continuar la labor iniciada en el mismo. Por ello, existen factores que apoyan su sostenibilidad. El proyecto ha puesto ya unos cimientos que son esenciales. Al objeto de que sea posible la continuación de los trabajos, es necesario lograr que los Estados miembros confirmen que el proyecto está avanzando en la dirección adecuada, a fin de hacer que pase a las siguientes fases. El diseño del calendario de las distintas fases del proyecto ha resultado fundamental para asegurar que sus productos son útiles, sobre todo teniendo en cuenta que la coordinación entre países es de una gran complejidad y precisa un planteamiento sólido. El proyecto ha permitido también una colaboración estrecha entre los Estados miembros y la Secretaría, ya que el equipo del proyecto ha celebrado reuniones no sólo con los Estados miembros sobre los que versaban los estudios de caso, sino también con el CDIP, al objeto de asegurar que la orientación del proyecto era la adecuada. Por último, aunque el presupuesto del proyecto ha sido limitado, permitió llevar a cabo investigaciones fidedignas que han resultado fundamentales, innovadoras y únicas.

  2. La Delegación de Kenya se refirió a la recomendación 3 del informe de evaluación. Apuntó que algunos Estados miembros no participaron realmente en el estudio. Por ello, surgen dudas sobre la sostenibilidad del proyecto. La Delegación habló de las entrevistas celebradas por el evaluador, que aparecen en la página 36 del informe. No se entrevistó a ninguno de los Estados que acogieron el proyecto, ni siquiera a las oficinas pertinentes de P.I., para evaluar la pertinencia, sostenibilidad o efectividad del proyecto. Por ello, a la Delegación le gustaría que el coordinador o el evaluador del proyecto aclaren en qué medida participaron los países y las oficinas pertinentes de P.I., y si se ha compartido información en esos países a efectos de la sostenibilidad. La Delegación señaló que tiene la impresión de que el proyecto ha sido ejecutado en Ginebra. Según la información que le consta, no hubo contacto en Kenya.

  3. La Delegación de Grecia, haciendo uso de la palabra en nombre de la UE y sus Estados miembros, presentó comentarios sobre los informes de evaluación incluidos en los documentos CDIP/13/3, CDIP/13/4, 13/5, 13/6 y 13/7. La UE y sus Estados miembros acogieron con agrado las evaluaciones externas respecto del proyecto sobre P.I. y desarrollo de marcas de producto para el fomento de la actividad empresarial de países en desarrollo y PMA, del proyecto sobre la P.I. y la economía informal, y del proyecto sobre la P.I. y la fuga de cerebros. Asimismo, acogió con satisfacción el informe de evaluación interna del proyecto sobre patentes y dominio público. Todos estos informes brindan una valiosa oportunidad para evaluar los proyectos una vez finalizados. Los informes de evaluación son herramientas útiles para impulsar mejoras y para identificar deficiencias que deben evitarse en futuros proyectos. La UE y sus Estados miembros se refirieron a sus anteriores intervenciones, en las que destacaron la importancia de la efectividad, la eficiencia y la transparencia en la gestión de los proyectos. Además de estos aspectos, la evaluación de la incidencia y la sostenibilidad de los proyectos deben estar integradas sistemáticamente en su desarrollo y ejecución. Aunque dijeron que les complace comprobar que las recomendaciones emitidas son claras, instaron a la OMPI a asegurar que las futuras actividades de desarrollo se centran en las áreas que cuenten con el correspondiente mandato, así como para las que se disponga de conocimientos técnicos adecuados. Llamaron la atención sobre las enseñanzas extraídas del informe de evaluación del proyecto sobre la P.I. y desarrollo de marcas de producto para el fomento de la actividad empresarial de países en desarrollo y PMA, y del informe de evaluación del proyecto para la intensificación de la cooperación Sur-Sur en materia de P.I. y desarrollo entre los países en desarrollo y los PMA, en los que se destaca que el alcance y propósitos de los proyectos deben ser concretos y realistas. Estos últimos deben tener en cuenta los recursos de la OMPI. Es esencial que los productos obtenidos con el proyecto puedan ser verificados objetivamente. La UE y sus Estados miembros se refirieron al proyecto sobre la P.I. y la economía informal, y afirmaron que las investigaciones llevadas a cabo por la OMPI son sólidas desde el punto de vista científico, al tiempo que abren vías inexploradas en ámbitos de gran importancia para las partes interesadas y los Estados miembros. El informe de evaluación concluyó que es preciso seguir este planteamiento y tratar de lograr esos objetivos teniendo en cuenta otros proyectos de la OMPI. Uno de los desafíos principales identificados en los informes es la ausencia de unas estructuras de responsabilidad y de gestión de proyectos definidas a escala nacional. La UE y sus Estados miembros instaron a la OMPI a estudiar las enseñanzas obtenidas al abordar estas cuestiones, así como a buscar formas de asegurar que la supervisión de los proyectos y la colaboración con los expertos nacionales pertinentes experimentan mejoras. También pidieron a la Secretaría que no deje de lado las importantes enseñanzas obtenidas, ya que van a resultar fundamentales para asegurar la efectividad y eficiencia de futuros proyectos.




  1. La Delegación de los Estados Unidos de América afirmó que ha apoyado el propósito del proyecto desde su inicio, y dijo que juzga favorablemente el estudio conceptual presentado en mayo de 2013 en el CDIP/11. Le complace observar que el consultor ha identificado diversas maneras en las que la labor realizada en este proyecto podría ejercer unos efectos sostenibles en el futuro. En concreto, aludió a que la labor llevada a cabo posibilitaron que el proyecto y sus productos llamaran la atención de un grupo de expertos interesados en ese ámbito, que el proyecto haya generado pruebas fidedignas que estos expertos y otros podrán utilizar, y que la participación de este conjunto de expertos contribuirá probablemente a asegurar la sostenibilidad de la labor realizada. Se trata de una labor apasionante, al igual que lo es el hecho de que la OMPI haya conseguido atraer a estos expertos externos e interesarles en esta labor. La Delegación se refirió a la recomendación 1. Aunque está de acuerdo en que se promuevan y divulguen más los productos de los proyectos, sugirió que los trabajos adicionales de la OMPI sean realizados bien por el Economista Principal y su personal dentro de los límites presupuestarios existentes, o bien con el apoyo de los Estados miembros a los que les gustaría aplicar el marco y el enfoque metodológico para examinar un sector informal específico de su país. Teniendo en cuenta que se ya se han establecido el marco y la metodología, y que se han desarrollado eficiencias demostradas, como la satisfactoria gestión eminentemente virtual del proyecto que, según el consultor, funciona bien a pesar de la dispersión por todo el mundo de los expertos participantes, quizá se podrían poner en marcha nuevos trabajos en países interesados a un costo relativamente reducido. En lo que se refiere a la recomendación 2, la Delegación animó a los tres países de los estudios de caso a colaborar con la Secretaría para identificar instituciones, patrocinadores u organizaciones de sus países que puedan colaborar en la futura labor de supervisión de los sectores informales analizados. Se trata de una labor muy conveniente, y su continuidad a través de ese mecanismo de participación activa sobre el terreno le beneficiaría. En este sentido, la Delegación dijo que está igualmente de acuerdo con la opinión expresada en la recomendación 3 de que los Estados miembros que alberguen los estudios de casos de países difundan los estudios de la manera más amplia posible dentro de sus propios países. Esto también fue mencionado por la Delegación de Kenya. La recomendación 3 aconseja que otros Estados miembros interesados pueden sopesar la pertinencia que puedan tener para su propio contexto y promover la ejecución de estudios parecidos utilizando las mismas metodologías en sus propios países. La Delegación considera que el establecimiento de colaboraciones con instituciones académicas locales puede proporcionar información y conocimientos locales, así como capacidad a nivel local, para la realización de este tipo de investigaciones económicas. La recomendación 5 incluye un taller de final de proyecto. En este sentido, la Delegación se mostró satisfecha de que la oficina del Economista Principal vaya a celebrar exactamente este tipo de taller durante la pausa para el almuerzo. Durante dicho taller se llevará a cabo una presentación sobre la economía informal.




  1. La Representante de la TWN afirmó que quizá el examen del informe resulte prematuro, pues los estudios sobre países acaban de ser presentados al CDIP. El informe debería haberse examinado a continuación del debate sobre los estudios sobre países. Entonces, podrían incorporarse los comentarios recibidos. La Representante habló entonces de algunos elementos del informe. Los estudios individuales no han sido evaluados, ni se ha realizado una evaluación del taller. El evaluador entrevistó a seis miembros del personal de la OMPI, a cinco delegados que trabajan en Ginebra y a tres miembros del equipo del proyecto. Sin embargo, el informe de evaluación no refleja expresamente las opiniones de los entrevistados. Se afirmó que las entrevistas “se centrarían en la obtención de datos cualitativos”. Sin embargo, no se entendió qué datos cualitativos se emplearon en la evaluación. Se realizaron entrevistas a representantes del Brasil, Djibouti, el Senegal, el Reino Unido y los Estados Unidos de América. Sin embargo, ninguno de estos países se estudió en el marco del proyecto. Habría sido útil entrevistar a representantes de países que participaron en el proyecto, así como a expertos externos que no formaran parte necesariamente de su equipo.




  1. El Presidente reanudó el debate sobre el informe de evaluación. Dijo que espera que la actividad paralela celebrada durante la pausa para el almuerzo haya sido útil, e invitó a la Secretaría a responder a las preguntas planteadas y a los comentarios formulados por los presentes.




  1. La Secretaría (Sr. Wunsch-Vincent) se refirió a la participación de los Estados miembros en el proyecto. Cuando los tres países africanos fueron seleccionados, se prestó una considerable atención a que participaran en el proceso y en los talleres locales celebrados. El estudio sobre países se remitió de forma regular a diferentes ministerios. Algunos delegados participaron igualmente en varios de los talleres. Es importante que los estudios sobre países sean realizados por expertos independientes. Sin embargo, hubo intercambio de información con las autoridades nacionales a fin de obtener sus opiniones. La Secretaría se refirió a la cuestión planteada por la Delegación de los Estados Unidos de América acerca del futuro. Como sugirió esta delegación, aunque el proyecto ha finalizado, podría realizarse una mayor labor analítica sobre la base del marco y de los estudios de países. En este sentido, la Secretaría sugirió tres ámbitos en los que se debe trabajar en el futuro. En primer lugar, se podría profundizar en el trabajo analítico. Los expertos seleccionados y reunidos para el proyecto continuarían en esta línea de trabajo fuera de la OMPI. La cuestión fue difundida por los círculos de política de innovación tanto a escala nacional como internacional. También podría ser interesante intentar aplicar el marco en otros sectores y países. Es preciso comprobar si las enseñanzas extraídas son generalmente aplicables. En segundo lugar, se desarrolló un amplio y detallado marco de política. Los responsables de la toma de decisiones políticas pueden poner a prueba el marco en sus propios países y transmitir sus opiniones acerca de los aspectos que conviene mejorar. Para finalizar, la mayoría de las mediciones de la innovación están concebidas para los países de renta alta. El gasto en I+D es un ejemplo de ello. Puesto que también se produce innovación en la economía informal de los países en desarrollo, los rangos utilizados para las mediciones deben adaptarse a ello. Los estudios incluyen algunas propuestas. Se espera que aquellos organismos que están trabajando en las mediciones de la innovación, incluidas la OCDE, la UNESCO y la OMPI, hagan caso a estas recomendaciones y las apliquen.




  1. El Presidente puso fin a los debates sobre el proyecto ante la ausencia de comentarios por parte de los presentes. Invitó al Comité a examinar la decisión de la Asamblea General sobre las cuestiones relacionadas con el CDIP.


1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   18


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal