S cdip/13/13 original: ingléS fecha: 10 de noviembre de 2014 Comité de Desarrollo y Propiedad Intelectual (cdip) Decimotercera sesión Ginebra, 19 a 23 de mayo de 2014



Descargar 0.97 Mb.
Página7/18
Fecha de conversión04.03.2017
Tamaño0.97 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   18




  1. La Delegación de Chile afirmó que su país ha participado activamente en el proceso de la A.D. desde su inicio. Es uno de los autores de las propuestas de las recomendaciones, que son parte integrante de la labor del Comité. La A.D. atañe a todos los Estados miembros, y el trabajo sobre la misma debe realizarse meticulosamente. La Delegación expresó su preocupación por la evolución de las discusiones sobre el mecanismo de coordinación. Algunas delegaciones siguen manteniendo posturas rígidas. No han variado en cuatro años. Esto es perjudicial no sólo para el Comité, sino para toda la Organización. El debate sobre el mecanismo de coordinación y los comités a los que resulta de aplicación son asuntos muy importantes. No obstante, no se está tratando el fondo de la cuestión. La Delegación recordó la labor realizada sobre el Tratado de Marrakech. Entre otras cosas, se debatió acerca del desarrollo y de la aplicación de la A.D. En ese debate, los Estados miembros lograron hacer avances sobre los temas de fondo. El Tratado es mucho más importante que el informe que un comité pueda presentar a la Asamblea General sobre su contribución a las correspondientes recomendaciones de la A.D. La Delegación instó al Comité a centrarse en los asuntos de fondo, y no en las cuestiones de redacción. El CWS no ha debatido sobre cuestiones de fondo del desarrollo. Por ello, la Delegación preguntó sobre qué va a informar ese comité. Instó a las delegaciones a que entablen un debate sincero y a que no vuelvan a exponer posturas que ya son conocidas por todos. Chile está a unos 12.000 kilómetros de Ginebra. La Delegación no puede permitir que esta situación continúe sin expresar su preocupación. Llamó a todas las delegaciones a intentar encontrar una solución. El resultado del debate afectará a toda la Organización.




  1. La Delegación del Uruguay, haciendo uso de la palabra en nombre del GRULAC, manifestó su apoyo a la opinión expresada por la Delegación de Chile. El Grupo está muy preocupado por los debates celebrados en los comités sobre este asunto. No está habiendo suficiente diálogo en los debates del Comité, pues simplemente se está insistiendo en posturas muy conocidas. Esta situación se prolonga ya varios años. El debate avanza por una vía equivocada, y ello puede paralizar a toda la Organización. El Grupo apeló a todas las delegaciones y Grupos regionales a que escuchen y se comprometan. Deben evitar repetir lo que ya es conocido, por cuanto ello no lleva a ninguna parte. Esto afectará a todos. Lo que importa es el desarrollo, y no las cuestiones políticas que pueden estar relacionadas con él. El Grupo instó a todas las delegaciones a centrarse e intentar encontrar una solución.




  1. La Delegación de la República Bolivariana de Venezuela manifestó su apoyo a las opiniones expresadas por la Delegación de Chile y el GRULAC. El Grupo siempre ha ayudado a encontrar soluciones. Venezuela es igualmente miembro del Grupo de Amigos del Desarrollo. Lleva interesándose por este asunto desde 2005. La participación de países desarrollados puede ayudar a lograr avances. El desarrollo es una cuestión que interesa a todos. Los debates vacíos no pueden llevar a ninguna parte. El Comité debería centrarse en las cuestiones de fondo.




  1. La Delegación de la India solicitó a la Secretaría que reseñe los antecedentes de este asunto, pues es posible que algunos miembros no conozcan todos los datos. Ello ayudaría a aclarar cualquier malentendido o interpretación errónea sobre lo que se haya decidido en el pasado.




  1. La Secretaría (Sr. Baloch) respondió a la petición de la Delegación de la India. Recordó que el CDIP negoció y adoptó el mecanismo de coordinación en 2010. Señaló que contiene varios elementos. Uno de ellos es que todos los órganos de la OMPI interesados deberían presentar un informe a la Asamblea General de la OMPI sobre sus actividades relativas a la aplicación de la A.D. Entre las delegaciones, hay diferentes interpretaciones sobre la expresión “órganos de la OMPI interesados”. Esto ha generado confusión desde la adopción del mecanismo de coordinación. La cuestión fue debatida por la Asamblea General el año pasado. Su decisión fue anterior al CDIP. Se pidió al Comité que debatiese sobre el asunto y presentase un informe a la Asamblea General. Esta es una de las cuestiones. La segunda se refiere a la propuesta del DAG de que el tercer pilar del mandato del CDIP sea un punto permanente del orden del día del Comité. La propuesta fue presentada por la Delegación del Brasil, en nombre del DAG, en la sexta sesión del CDIP (documento CDIP/6/12 Rev). No se logró ningún acuerdo al respecto. No obstante, se pidió a la Secretaría que continuara manteniéndola en el orden del día. Esta cuestión formó parte también de la decisión adoptada en la última sesión de la Asamblea General. Se pidió al CDIP que debatiese estas dos cuestiones y que trasladase sus recomendaciones a la Asamblea durante este año. Se suponía que iba a examinarlas en sus sesiones duodécima y decimotercera para, a continuación, presentar a la Asamblea General una propuesta sobre el modo de proceder acerca de estas dos cuestiones, por cuanto fueron trasladadas al Comité.




  1. La Delegación de Kenya, haciendo uso de la palabra en nombre del Grupo Africano, aludió a la explicación dada por la Secretaría. Dijo que está claro que se supone que la aplicación de las recomendaciones de la A.D. debe coordinarse a través del mecanismo de coordinación. Lo importante es que todos los órganos de la OMPI pertinentes informen sobre sus actividades relativas a la aplicación de las recomendaciones de la A.D. La presentación de información no debe ser difícil si las recomendaciones de la A.D. sirven como guía para ayudar a calibrar el trabajo en la OMPI con el fin de que el sistema de P.I. funcione para todos los países. Todos los comités deberían poder presentar cada año un informe a la Asamblea General que refleje la manera en que tuvieron en cuenta, durante su labor, las recomendaciones de la A.D. Quizá el Comité está intentando debatir la manera en que debe presentarse la información, si en el marco de un punto del orden del día específico para esta cuestión o solicitando a la Secretaría que elabore un informe sobre el modo en que las actividades contribuyen a la aplicación de las recomendaciones de la A.D. Dicho informe podría ser examinado por los Estados miembros. Por contribución se entiende, básicamente, que cuando se lleva a cabo cualquier labor, se tienen en cuenta las recomendaciones de la A.D. Ello presenta dos aspectos. Un comité podría declarar que, aunque ha estudiado de qué modo pueden tenerse en cuenta las recomendaciones de la A.D. respecto de una actividad específica, no lo ha conseguido porque esa actividad se refiere a un modelo. Sin embargo, se puede afirmar también que estas consideraciones podrían quedar compensadas en otro comité. Por ejemplo, en el caso de una ley tipo, las consideraciones aplicadas en otros comités pueden hacer que las normas sean más aceptables o más fáciles de aplicar. En consecuencia, el Grupo cree que se deben buscar niveles diferentes de presentación de información. Para ello, tiene en cuenta a la OMPI en su conjunto. De esta forma, debería resultar muy fácil tener en cuenta lo que todos los comités han hecho a fin de conseguir ese equilibrio. En definitiva, se trata sencillamente del modo en que puede ponerse en marcha el mecanismo de presentación de información, de si la Secretaría debe elaborar un informe sobre las actividades que pueda ser debatido por los Estados miembros y remitido a la Asamblea General, o de si debe crearse un punto del orden del día específico para esta cuestión. El Grupo cree que el punto objeto de debate es realmente la manera en que debe presentarse la información. Las delegaciones simplemente discrepan sobre el modo en que esto debe hacerse. El Grupo propuso un punto del orden del día sobre la contribución de cada comité a la aplicación de las recomendaciones de la A.D., pues no se existía ningún otro mecanismo sobre la información. No obstante, podría haber otra manera de hacerlo. La Secretaría podría preparar un informe fáctico en el que se reseñen las actividades emprendidas para integrar o tomar en consideración las recomendaciones de la A.D. Este informe podría ser debatido por los Estados miembros antes de presentarlo ante la Asamblea General. El mecanismo de presentación de información podría consistir sencillamente en eso.




  1. La Delegación de Tailandia dijo que suscribe las opiniones expresadas por el GRULAC y por las delegaciones de Chile y Venezuela. Dijo que le preocupa que no se hayan celebrado debates concretos sobre cuestiones relacionadas con la P.I. y el desarrollo. Se han logrado avances en la aplicación de los dos primeros pilares del mandato del CDIP. Sin embargo, existe todavía margen para la mejora. Como señaló la Delegación de Egipto el día anterior, el CDIP debería implicarse más en el cumplimiento del tercer pilar del mandato del CDIP. En este sentido, la Delegación manifestó su pleno apoyo a la propuesta presentada por la Delegación del Brasil en nombre del DAG de crear un nuevo punto permanente del orden del día sobre la P.I. y el desarrollo. Los preparativos de la Conferencia Internacional sobre P.I. y Desarrollo deberían debatirse en el marco de ese nuevo punto permanente del orden del día. La Delegación instó a quienes se oponen a la propuesta a mostrar flexibilidad. Pidió al CDIP que establezca lo antes posible un punto específico del orden del día sobre esta cuestión y que informe de ello a la Asamblea General.




  1. La Delegación del Japón, haciendo uso de la palabra en nombre del Grupo B, se refirió al mecanismo de coordinación y afirmó que la interpretación objetiva de la palabra “interesados” es evidente. El significado de esta palabra es totalmente diferente del de la palabra “todos”. El mecanismo de coordinación ha funcionado bien, de conformidad con la decisión adoptada por la Asamblea General en 2010. Acerca de la propuesta de un nuevo punto del orden del día, el Grupo afirmó que ya ha expuesto todos sus comentarios al respecto, y que no desea repetirlos. El Grupo está convencido de que no es preciso emprender ninguna medida más sobre este punto del orden del día. Llamó la atención sobre el comentario de la Presidenta de la Asamblea General de que el Comité no debería plantear cuestiones no resueltas ante la Asamblea de modo que ésta quede sometida a una carga de trabajo excesiva. El Comité debe actuar con precaución al respecto.




  1. La Delegación de Sudáfrica dijo que, a su entender, se pidió al Comité que planteara recomendaciones a la Asamblea General. Por ello, no entiende por qué no se ha adoptado ninguna medida respecto a esta cuestión. El Comité debe hacer una recomendación aun cuando no exista acuerdo. Esa recomendación podría decir que no hay acuerdo y que la Asamblea General debe analizar las medidas a adoptar. Sin embargo, es preciso aprobar alguna medida sobre la cuestión, pues la Asamblea General solicitó claramente al Comité que formule recomendaciones y que informe acerca de sus debates.




  1. La Delegación del Japón, haciendo uso de la palabra en nombre del Grupo B, afirmó que el Comité podría hacer una recomendación en el sentido de que ya no es necesaria ninguna medida más sobre el asunto. El Grupo entiende que está claro que la Asamblea General ha pedido al Comité que debata la cuestión y que haga recomendaciones. El Grupo no está diciendo que el Comité no deba hacerlas. El Comité tiene que presentar una recomendación. Ello es conforme con la decisión de la Asamblea General. Sin embargo, la recomendación podría ser que no es necesaria adoptar ninguna medida más sobre el asunto.




  1. La Delegación de Kenya, haciendo uso de la palabra en nombre del Grupo Africano, se refirió al comentario del Grupo B de que el Comité no debe adoptar ninguna medida más sobre esta cuestión. El Grupo recordó el punto muerto que se alcanzó al respecto la semana anterior. El mecanismo de coordinación fue mencionado en los debates informales. Se sugirió que las delegaciones contactasen con sus capitales para comprobar si podría haber flexibilidad sobre esas dos palabras. Esto resulta sorprendente, ya que no se requiere más flexibilidad política para un asunto previamente acordado en la Asamblea General. Los Estados miembros adoptaron una decisión al respecto. Esta cuestión es importante, pues lleva cuatro años bloqueando los avances. Decir que no se necesita adoptar ninguna medida más implicaría que tampoco es preciso llevar a cabo ninguna medida más en otros comités que tratan asuntos sobre los que existe controversia. De ser así, la labor de esos comités debería quedar paralizada. Si esa es la intención, se estaría rebajando la labor y los objetivos de la Organización. Si las cuestiones no pueden resolverse mediante debates y acuerdos sobre la forma de avanzar en beneficio de todos, podría llegar un punto en el que los Estados miembros tengan que decidir si la OMPI es realmente relevante para satisfacer sus necesidades. La cuestión principal es de qué modo los países desarrollados y los países en desarrollo pueden lograr que la OMPI funcione para todos ellos. Si no pueden lograrse avances porque un grupo no está de acuerdo con la postura de otro, ello significa que no se está teniendo en cuenta la postura de ese otro grupo. Esto es muy grave. Para negociar en cualquier organización, se necesita que exista otra parte. Si una parte negocia consigo misma, no es necesaria esa otra parte. Es preciso recuperar los fundamentos de la negociación. Son necesarias cesiones mutuas, así como una comprensión recíproca. El sistema multilateral se creó para que los países pudieran debatir y llegar a acuerdos sobre las cuestiones. Aunque las posturas difieran, deben encontrarse soluciones. El Grupo no tiene intención de clausurar la OMPI. Considera que esa es la intención detrás de los comentarios hechos por el Grupo B. Este grupo, al declarar que no es necesario adoptar ninguna medida más, después de que durante la semana pasada no hubiera avance alguno, básicamente vino a decir que está dispuesto a echar el cierre si los Estados miembros no logran llegar a ningún acuerdo entre sí. El Grupo cree que la Organización y el sistema de P.I. son lo bastante amplios como para dar cabida a los intereses de los países desarrollados y de los países en desarrollo. No existen limitaciones. La situación de los países desarrollados no empeorará si los países en desarrollo logran algo ese día. Es una cuestión de equilibrio.




  1. La Delegación de Sudáfrica dijo que está totalmente de acuerdo con la opinión expresada por la Delegación de Kenya. El Comité no puede decir que no es preciso adoptar ninguna medida más. La semana anterior, el CWS no pudo hacer su labor por este motivo. Por ello, cuando el Grupo B afirma que no es necesario llevar a cabo ninguna medida más, también está diciendo que el CWS no debería volver a ser convocado. El Grupo B declaró que el mecanismo de coordinación ha funcionado bien. Sin embargo, la Delegación insistió en que, incluso en otros comités, el mecanismo de coordinación está siendo adoptado con carácter especial. Por ello, no entiende cómo es posible que se puede decir que ese mecanismo está funcionando adecuadamente. El Comité debe hacer una recomendación. Podría declarar que no existe acuerdo y recalcar que la Asamblea General debe dar orientaciones al Comité sobre el mecanismo de coordinación, pues la Asamblea es el órgano superior de toma de decisiones y aprobó el mecanismo de coordinación en 2010. No sería incorrecto hacer esto. Sin embargo, afirmar que no es necesario adoptar ninguna medida más es inaceptable.




  1. La Delegación del Camerún señaló que el debate parece haber quedado aislado del debate general sobre el desarrollo. El orden del día del CDIP se introdujo porque los Estados miembros reconocieron que la P.I. puede contribuir de modo significativo al desarrollo mundial. La lógica sigue siendo la misma. La Delegación dijo que suscribe las opiniones expresadas por las delegaciones de Kenya y Sudáfrica. Existen dos asuntos diferentes. El primero atañe a las cuestiones de fondo que el Grupo B ha traído a colación acerca de los órganos interesados. El segundo es sobre el procedimiento. La Delegación de Kenya preguntó si la Secretaría debería presentar un informe, o si en realidad los órganos interesados correspondientes deberían presentar sus propios informes sobre sus respectivas contribuciones a la aplicación de la A.D. La declaración del Grupo B en el sentido de que no son necesarias nuevas medidas, es únicamente la opinión de sus delegaciones integrantes. No es una decisión del Comité. Por ello, quizá resulte útil recabar las opiniones de otras delegaciones sobre si se precisan o no nuevas medidas. El Comité no debería estar demasiado preocupado por la opinión del Grupo B. Aunque respeta su opinión, no constituye una decisión. Conviene tener presente en todo momento que el CDIP forma parte del debate general sobre el modo en que la P.I. puede contribuir a la consecución de los ODM. Está previsto que la consecución de estos objetivos dé respuesta a cuestiones que conciernen a toda la humanidad. La intención es que el orden del día del CDIP beneficie a todos los países.




  1. La Delegación del Japón, haciendo uso de la palabra en nombre del Grupo B, señaló que la idea de que el Comité no necesita adoptar nuevas medidas sobre esta cuestión es sólo la postura de su Grupo. Éste en ningún momento ha dicho que no vaya a participar en las negociaciones con un espíritu constructivo y positivo. Cada comité debería decidir sobre si es o no un órgano interesado en relación con las recomendaciones de la A.D. y el mecanismo de coordinación. Por tanto, la no adopción de nuevas medidas por el CDIP sobre esta cuestión no significa que el CWS vaya a ser clausurado. El CWS puede decidir si es o no un órgano interesado, lo que es totalmente diferente. No debe distorsionarse este hecho. Los Estados miembros deben preguntarse a sí mismos qué es lo que impide que el CWS lleve a cabo labores técnicas, de conformidad con su mandato principal.




  1. La Delegación de la República Bolivariana de Venezuela, en relación con la decisión de la Asamblea General sobre el mecanismo de coordinación, afirmó que el debate no debe centrarse en la palabra “interesados”. La condición de interesado no es permanente. Por consiguiente, ello no debería tenerse en cuenta en esos comités. El CWS debería haber aprobado su orden del día la semana anterior y debería haber examinado su punto 4 del mismo. Debería haber informado sobre su resultado. Todos los comités deberían informar acerca de si han realizado o no avances sobre cuestiones concretas, con independencia de si el mismo es o no un órgano interesado, ya que tal condición no es permanente.




  1. La Delegación de El Salvador dijo que considera que el debate no está llevando a ninguna parte. La Delegación propuso que se deje en suspenso. El Presidente podría convocar una reunión con los coordinadores de grupo para debatir la cuestión. Quizá pueda surgir algo positivo de ello. El Comité no es el órgano pertinente para interpretar la decisión de la Asamblea General. La sesión no será productiva si se continúa con el debate.




  1. La Delegación de Kenya, haciendo uso de la palabra en nombre del Grupo Africano, se refirió a la decisión de la Asamblea General sobre el mecanismo de coordinación y llamó la atención sobre el siguiente enunciado: “La Asamblea General decide adoptar los siguientes principios del mecanismo de coordinación del CDIP”. Esto se menciona al principio de la decisión. Por tanto, corresponde al Comité decidir si un órgano es o no un órgano interesado. Asimismo, en la decisión se pide a los órganos de la OMPI interesados que señalen de qué modo están integrando en su labor las recomendaciones de la A.D., y les insta a aplicarlas de conformidad con ello. Un comité no puede pedirse a sí mismo hacer nada. Puesto que existe un mecanismo de coordinación y un comité general para coordinar la aplicación de las recomendaciones de la A.D., es tarea del CDIP decidir si un órgano es o no un órgano interesado. Si el CDIP decide que un comité concreto es un órgano interesado a efectos de la aplicación de las recomendaciones de la A.D., ese comité será responsable de presentar un informe cuando el Comité se lo solicite. Por tanto, no es una cuestión de auto propia. El Comité desempeña una función en la coordinación de la aplicación de las recomendaciones de la A.D. Esa función debe ser respetada. Al Grupo le gustaría que el Grupo B muestre flexibilidad en esta materia con el fin de lograr un equilibrio de intereses. Si se deja esta responsabilidad en manos de cada comité, éstos podrían afirmar que no tienen nada que ver con las recomendaciones de la A.D. No se llevaría a cabo la aplicación, haciendo así inútil lo que se adoptó en 2007. El Grupo considera que lo que importa es saber cuál es el mejor modo de hacer esto sin necesidad de dictar nuevas instrucciones o decisiones. Basta con las decisiones ya adoptadas. Con que tan sólo se mostrara un poco de flexibilidad el Comité podría avanzar. No es una cuestión de vida o muerte. Si un comité presenta un informe ante la Asamblea General, ello no generará perjuicio alguno a nadie, ya que tan sólo se trata de un informe.




  1. La Delegación del Reino Unido agradeció los esfuerzos de las delegaciones por explicar los motivos por los que el Comité no logra avanzar en esta cuestión. La mejor descripción de la situación actual ha sido la realizada por la Delegación de Chile en su intervención inicial. Contiene numerosos argumentos de calidad. Se ha perdido el tiempo en cuestiones procedimentales. El Comité debe centrarse en los asuntos de fondo. Es el único modo de avanzar, en lugar de debatir sobre puntos del orden del día y cuestiones que en realidad carecen de importancia para los países beneficiarios de la asistencia técnica y de las actividades de fortalecimiento de capacidades de la OMPI. La Delegación llamó también la atención sobre el hecho de que el CWS no ha cumplido con la tarea que tenía encomendada la semana anterior, ya que no ha logrado acuerdo alguno sobre su propuesta de orden del día. El Grupo B está a favor del mismo y está dispuesto a aceptarlo. Sin embargo, hay otros que no manifestaron su disconformidad. El fracaso del CWS, y esto es algo que debe quedar claro, nace de lo anterior. Hay una serie de cuestiones que deben reconocerse respecto al mecanismo de coordinación. Los miembros del Grupo B consideran que todos los comités interesados de la OMPI están encuadrados ya en el mecanismo de coordinación. Esto es un hecho. Asimismo, debe aceptarse que distintas delegaciones mantienen opiniones diferentes. Asimismo, existen varios principios del mecanismo de coordinación sobre los que todos los Estados miembros están de acuerdo. Algunos de ellos no han sido examinados, incluido el principio básico de que todos los comités de la OMPI están en pie de igualdad. El Comité debe ser muy diligente en el mantenimiento de este principio, así como del equilibrio. También está el principio de que el mecanismo de coordinación debe utilizarse en las estructuras y procedimientos de gobierno existentes. Es preciso evitar duplicidades. La decisión disponía también que el mecanismo de coordinación debe ser flexible, eficiente, eficaz, transparente y pragmático. Eso es algo que el Comité, hoy por hoy, no está logrando. Debe ser más pragmático e intentar encontrar soluciones en esa dirección, y no solamente sobre las cuestiones de procedimiento. La situación actual es de punto muerto, y salir de él va a requerir muchos más esfuerzos. El Comité debe invertir tiempo en las cuestiones que realmente importan a los países en desarrollo, como el uso de la asistencia técnica y el fortalecimiento de capacidades que brinda la OMPI, y permitir a los expertos que acudan a la reunión expresar sus opiniones sobre el modo en que esas actividades se llevan a cabo sobre el terreno.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   18


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal