S cdip/14/13 original: ingléS fecha: 20 de abril de 2015 Comité de Desarrollo y Propiedad Intelectual (cdip) Decimocuarta sesión Ginebra, 10 a 14 de noviembre de 2014



Descargar 1.02 Mb.
Página12/22
Fecha de conversión10.01.2017
Tamaño1.02 Mb.
1   ...   8   9   10   11   12   13   14   15   ...   22




  1. El Presidente resumió los debates habidos en torno al informe revisado. Recordó que la Secretaría no ha recibido unas directrices claras sobre el modo de proceder en el futuro y que hay opiniones divergentes sobre la manera de abordar este asunto. Informó al Comité de que se encuentra en la sala un representante de la Secretaría, que podría proporcionar aclaraciones o la información adicional que se precise. El Presidente dio por concluido el debate ante la ausencia de comentarios por parte de los presentes.



Examen del documento CDIP/14/8 Rev. – Documento conceptual relativo al proyecto sobre propiedad intelectual y transferencia de tecnología: desafíos comunes y búsqueda de soluciones (recomendaciones 19, 25, 26 y 28)


  1. La Secretaría (Sr. Jazairy) presentó el documento. El proyecto se basa en las recomendaciones 19, 25, 26 y 28 de la A.D. Consta de una serie de actividades destinadas a estudiar posibles iniciativas y políticas de P.I. que favorezcan la transferencia de tecnología así como la difusión y facilitación del acceso a la tecnología en aras del desarrollo, especialmente en beneficio de los países en desarrollo y de los PMA. Como se prevé en el documento inicial del proyecto (CDIP/6/4 REV), aprobado por el CDIP en 2010, el objetivo del proyecto es “estudiar nuevas maneras de crear una red internacional de colaboración en materia de P.I. con mayor comprensión y consenso sobre posibles iniciativas o políticas de P.I. que fomenten la transferencia de tecnología”. Está previsto que la ejecución del proyecto se lleve a cabo en cinco fases consecutivas, que incluirán la organización de otras tantas consultas regionales, la elaboración de seis estudios analíticos examinados por expertos, la organización de un foro de expertos de alto nivel, la puesta en marcha de un foro en Internet, y la incorporación de los resultados de dichas actividades en los programas de la OMPI, tras su examen por el CDIP y teniendo en cuenta las posibles recomendaciones que formule el Comité a la Asamblea General. El proyecto está entrando en su etapa final de ejecución. Si se aprueba el documento conceptual, se convocará un foro internacional de expertos de alto nivel que servirá de marco para el diálogo entre expertos independientes de países desarrollados y países en desarrollo especializados en transferencia de tecnología, tanto del sector público como del privado. El objetivo es identificar desafíos comunes y desarrollar soluciones conjuntas, teniendo en cuenta el título elegido para el proyecto, esto es, “Desafíos comunes y búsqueda de soluciones”. A continuación de los debates en el seno del foro de alto nivel, los aportes concretos del proyecto se presentarán al CDIP para su debate, incluidos los resultados de las cinco reuniones regionales de consulta, los seis estudios analíticos y las conclusiones del foro de alto nivel. Se espera que el Comité logre entonces acordar las medidas necesarias para poner en marcha la cooperación internacional en materia de P.I. y mejorar el conocimiento y el consenso en torno a posibles iniciativas de P.I. o a políticas que promuevan la transferencia de tecnología. Una vez celebrado el debate en el CDIP y conseguido un acuerdo en su seno acerca de esas medidas, la Secretaría pasaría entonces a abordar el aporte concreto final del proyecto, es decir, la preparación y suministro de material, módulos, métodos de enseñanza y otros instrumentos necesarios para la ejecución de esas medidas en el marco de la quinta fase del proyecto, e incorporar los resultados de las actividades en los programas de la OMPI, tras su examen por el CDIP y teniendo en cuenta las posibles recomendaciones formuladas por el Comité a la Asamblea General. Se pide al CDIP que apruebe el documento conceptual (documento CDIP/14/8 REV). En él se resumen los principales logros del proyecto, incluidos los resultados de las cinco reuniones regionales de consulta y los seis estudios analíticos. Las opiniones expresadas en el estudio pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la opinión de la Secretaría de la OMPI ni la de sus Estados miembros. Se ha invitado a los autores a presentar sus estudios en el foro de alto nivel, donde estarán disponibles para proporcionar las aclaraciones que sean necesarias. Los comentarios que las delegaciones formulen durante la presente sesión del CDIP serán trasladados a los autores. Todos los estudios han sido revisados por expertos, conforme a lo acordado por el CDIP cuando aprobó el documento inicial del proyecto. Cada uno de esos expertos sabía quién era el autor del estudio, y viceversa. La celebración del foro de alto nivel estaba inicialmente prevista para el mes de enero de 2015. De acuerdo con el documento CDIP/9/INF/4, acordado por el CDIP en su novena sesión, y tras celebrarse consultas informales con todos los coordinadores regionales el 24 de octubre de 2014, se solicita a los Estados miembros que den su aprobación a los criterios propuestos para la selección de los expertos invitados al foro. Al respecto, se hizo referencia al párrafo 24 del documento. La propuesta de mandato dirigido a los expertos se incluye en el párrafo 25 del mismo. El documento conceptual se ha beneficiado de varias rondas de consultas formales e informales, entre las que se incluyen consultas con expertos internacionales, celebradas en marzo de 2014, sesiones informales de información dirigidas a las Misiones Permanentes en Ginebra, celebradas los días 1 de septiembre y 21 de octubre de 2014, consultas informales con los coordinadores regionales el 24 de octubre de 2014, y una reunión con OIG, ONG, asociaciones profesionales y expertos, que tuvo lugar el 28 de octubre de 2014.




  1. La Delegación del Paraguay, haciendo uso de la palabra en nombre del GRULAC, formuló una serie de comentarios preliminares. Dijo que el Grupo está interesado en el proyecto. Le complace constatar que el proyecto está entrando en su recta final. Las recomendaciones concretas ayudarán a fomentar la innovación y difundir la tecnología en los planos nacional, regional y multilateral. La Delegación se refirió a los criterios propuestos para la selección de los expertos a quienes se invitará al foro internacional de alto nivel. Indicó que son los adecuados para seleccionar a oradores con diferentes perfiles y procedentes de todas las regiones del mundo. Está convencida de que los expertos que se seleccionen de su región contribuirán de forma tangible a la conferencia, aportando tanto estudios de caso como lecciones aprendidas. Esto contribuirá, a su vez, a las evaluaciones, análisis e iniciativas en la esfera multilateral. También se refirió a las conclusiones formuladas en las reuniones regionales. En la reunión de Monterrey, uno de los puntos mencionados en relación al marco reglamentario fue el uso de flexibilidades en el Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (“Acuerdo sobre los ADPIC”) con el fin de mejorar el acceso a la tecnología, según se detalla en la página 23 de la versión en inglés del documento conceptual. Sin embargo, esa conclusión no se incluía en “Cuadro 1: Resumen de las “ideas” propuestas en las cinco reuniones regionales de consulta”. Al Grupo le gustaría que esto se reflejase en el cuadro incluido en el documento conceptual.




  1. La Delegación de la República Checa, haciendo uso de la palabra en nombre del Grupo de Estados de Europa Central y el Báltico, reconoció los resultados expuestos del proyecto, es decir, las cinco reuniones regionales de consulta sobre P.I. y transferencia de tecnología y los seis estudios elaborados. El tema de la P.I. y el apoyo a la transferencia de tecnología es importante para los miembros del Grupo que tienen el estatus de economías en transición. Se trata de países que disponen de sistemas sólidos de protección de P.I., incluidos marcos legales, autoridades públicas, medidas de observancia desarrolladas e infraestructuras de información en materia de P.I. Sin embargo, a menudo sus organizaciones públicas de investigación y desarrollo adolecen de un nivel relativamente bajo de sensibilización sobre la P.I. Se observa también una insuficiente colaboración entre las entidades dedicadas a la I+D, las universidades, autoridades públicas como las Oficinas de P.I., entre otras, y el sector privado, incluido el ámbito de los negocios, las pymes de economías locales y los inversores, como bancos, inversores de capital riesgo, representantes empresariales o inversores situados al margen de las estructuras de financiación oficiales. Por todo ello, el nivel de transferencia de tecnología en las economías en transición plantea un serio desafío. Desde esta perspectiva, sería de agradecer que el tema de la P.I. y la transferencia de tecnología en las economías en transición pudiera presentarse en el foro de alto nivel previsto para el próximo año en Ginebra, por ejemplo, invitando a expertos en la materia e incluyendo una mesa redonda específicamente dedicada a este tema en concreto. Al Grupo le gustaría que los restantes Estados miembros compartiesen en la conferencia sus experiencias acerca de las políticas e instrumentos que aplican en apoyo de la P.I. y la transferencia de tecnología. El Grupo aguarda con interés a conocer las deliberaciones y resultados del foro, que debería priorizar los asuntos de fondo. El Grupo apoya todas las recomendaciones incluidas en la página 19 del documento conceptual que se formularon en la tercera reunión regional de consulta de la OMPI sobre P.I. y transferencia de tecnología celebrada en Estambul en octubre de 2013, y pide a la Secretaría que las aplique. El Grupo está dispuesto a implicarse en el proceso de aplicación de las respectivas recomendaciones en la OMPI, centradas en la P.I. y la transferencia de tecnología en los países en transición. Asimismo, el Grupo da por hecho que algunas de las recomendaciones mencionadas se incorporarán en la labor ordinaria de la OMPI, tras ser examinadas detalladamente por los Estados miembros.




  1. La Delegación del Japón, haciendo uso de la palabra en nombre del Grupo B, agradeció que la versión revisada del documento de consulta se haya elaborado en colaboración con los Estados miembros. No obstante, aún quedan algunos aspectos del documento por mejorar. En primer lugar, en lo que se refiere a la definición de “transferencia de tecnología” que se menciona en sus párrafos 3, 4 y 5, el Grupo entiende que esa definición únicamente se ha formulado a efectos de este proyecto. No se trata de una definición con validez universal de “transferencia de tecnología”. La OMPI, por sí sola y sin la colaboración de las organizaciones pertinentes en el campo de la transferencia de tecnología, no puede elaborar una definición común de “transferencia de tecnología”, que, además, no es necesaria para el presente proyecto. En ese sentido, los párrafos 3 y 4 del documento conceptual deberían ser sustituidos por los párrafos 9 y 10 del documento CDIP/9/INF/4, y las palabras “definición común” del párrafo 5 del documento conceptual deberían ser eliminadas. En segundo lugar, todavía aparece en el párrafo 30 la referencia a la recomendación en cuanto que resultado del foro internacional de alto nivel, referencia que debe ser eliminada. La palabra “recomendaciones” debería ser sustituida por la palabra “ideas”. El Grupo no puede aprobar el documento conceptual sin que se le presente una versión revisada que incluya estos cambios. En cuanto a los criterios de selección de los expertos a los que se invitará al foro, el Grupo apoya los criterios recogidos en el párrafo 24 del documento conceptual. El proceso de selección debería confiarse por entero a la Secretaría con el fin de evitar que el foro entre en una situación de punto muerto. Con respecto al mandato dirigido a los expertos propuesto por la Secretaría, al Grupo le plantea dudas su pertinencia, pues los Estados miembros no suelen conferir un mandato a los ponentes o los oradores de seminarios, conferencias, foros y talleres. Aun en el caso de que los Estados miembros intentasen establecer un mandato para un experto, deberían evitar especificar un listado de sugerencias como resultado del foro. Un informe fáctico bastaría y sería lo adecuado como resultado que los Estados miembros podrían utilizar como tema de reflexión en el CDIP. La OMPI es una organización impulsada por sus miembros. Son los propios Estados miembros los que deben, mediante el examen de las ideas de los expertos, arbitrar sugerencias. Asimismo, el Grupo propone que se aprovechen las reflexiones aportadas por los revisores de los estudios en el marco del foro de alto nivel. Podrían contribuir al foro, por ejemplo, actuando en calidad de moderadores de los debates. Por último, pero no por ello menos importante, la Delegación abordó la cuestión de la calidad de los estudios. Así, se refirió a la explicación dada por el Economista Jefe, en el marco del punto del orden del día dedicado a la fase II del proyecto sobre la P.I. y el desarrollo socioeconómico, de que se ha introducido un adecuado sistema de revisión por expertos para los estudios encargados por su oficina. El Grupo agradece el hecho de que se realice una revisión por expertos de los estudios elaborados en ese contexto. También está firmemente convencido de que esta práctica debería observarse con cualquier informe o estudio externo que la OMPI encargue y financie a todos los niveles de la Organización. Una revisión por expertos es importante y resulta esencial para mantener la calidad de un estudio, pues garantiza que los argumentos empíricos se ven corroborados por hechos.




  1. La Delegación de Italia, haciendo uso de la palabra en nombre de la UE y sus Estados miembros, afirmó que las cinco reuniones regionales de consulta han aportado un amplio catálogo de comentarios sustanciales, ideas y peticiones. Todas ellas conforman una base adecuada que presentar a la consideración del foro de alto nivel. La información del Cuadro 1 y de los apéndices debe fundamentar los debates. Sin embargo, hay otros elementos que forman parte del documento que a la UE y sus Estados miembros les parecen preocupantes. Al respecto, la Delegación señaló que algunos de los principales aportes concretos del documento original del proyecto no se habían materializado en absoluto o sólo en parte. Por ejemplo, los estudios analíticos del proyecto deberían haberse elaborado en colaboración con otros órganos competentes de las NN.UU. e internacionales. Este elemento ya no forma parte de los últimos aportes concretos del proyecto y no parece que se haya materializado de la forma prevista por el Comité. Además, se observan notables altibajos en la calidad de los estudios. Así, muchos parecen tener una base más ideológica que empírica, por lo que llegan a conclusiones que están insuficientemente fundamentadas. Se constata una evidente discrepancia entre la definición de “transferencia de tecnología” que aparece en el documento conceptual y la que se había presentado anteriormente al Comité. La única definición de la que los Estados miembros tienen conocimiento hasta el momento es la que se incluye en el documento del proyecto (documento CDIP/9/INF/4). Esa definición se identificó de manera clara como adecuada sólo a efectos de la ejecución de este proyecto. La definición común más amplia que se menciona en los párrafos 3, 4 y 5 del documento conceptual no ha sido acordada en ningún momento. En su opinión, los párrafos 3, 4 y 5 son inexactos y equívocos. Sería preciso revisarlos antes de que puedan formar parte del documento. Al respecto, se proponen varios cambios fácticos. De acuerdo con ellos, los párrafos 3 y 4 deben ser eliminados y sustituidos por la definición completa que se cita en los párrafos 9 y 10 del documento del proyecto (documento CDIP/9/INF/4). Asimismo, la Delegación solicitó que se elimine del párrafo 5 la expresión “común acordada”. La UE y sus Estados miembros no desean que se produzcan retrasos en la siguiente fase del proyecto. Sin embargo, consideran que es necesario redoblar los esfuerzos con miras a armonizar el documento conceptual con el documento original del proyecto.




  1. La Delegación del Brasil afirmó que la transferencia de tecnología es un asunto importante para su país y que el Comité es un foro adecuado para debatir la relación de la transferencia de tecnología con la P.I. El proyecto debe presentar un enfoque global para abordar esta cuestión, que allane el camino hacia unas conclusiones y recomendaciones equilibradas y provechosas. La Delegación formuló varios comentarios específicos acerca del documento conceptual. En relación con los resultados de las reuniones regionales de consulta, la Delegación cree que debe ampliarse el alcance de las ideas que se resumen en el Cuadro 1 de la página 4 de la versión en inglés del documento. Como ha mencionado la Delegación del Paraguay en nombre del GRULAC, el Cuadro no incluye el uso de flexibilidades en el sistema de la P.I. entre las ideas formuladas en la reunión de la región de América Latina y el Caribe celebrada en Monterrey el pasado diciembre. La Delegación considera que estas flexibilidades se encuentran entre los instrumentos más importantes para fomentar la transferencia de tecnología, y pidió que este punto se incluya en el Cuadro 1. Acerca de la definición de transferencia de tecnología, la Delegación reconoció que el documento incluye la reserva de que esa definición constituye meramente un entendimiento común a efectos del presente proyecto de la A.D. Es importante insistir en ello. Los miembros de la OMC llevan mucho tiempo intentando, sin éxito, elaborar una definición en diferentes órganos de dicha organización. No se ha debatido suficientemente, por lo que no está justificado que esta definición pueda utilizarse fuera del ámbito estricto del proyecto. El foro de alto nivel puede contribuir de manera notable a los resultados del proyecto, tomando como fundamento las fases anteriores. No obstante, hay dos factores que han de ser tenidos en cuenta. El primero es el criterio para seleccionar a los expertos. Es fundamental que se elabore una lista de invitados equilibrada y diversificada que dé cabida a las diferentes perspectivas que concita la materia, y que se preste una atención especial a la selección de expertos que conozcan bien los desafíos a que se enfrentan los países en desarrollo. El segundo factor es la participación de los Estados miembros durante la reunión. La Delegación instó a los organizadores a que animen a las delegaciones a presentar sus comentarios a fin de que los presentes puedan colaborar con los expertos de cara a alcanzar unas conclusiones equilibradas en todos los ámbitos.




  1. El Representante de la TWN afirmó que es importante que se debata y se avance para poder ejecutar satisfactoriamente el proyecto. El Representante llamó la atención sobre ciertas cuestiones que atañen al documento conceptual. Su párrafo 6 se dedica únicamente a la innovación medioambiental. De igual modo, el párrafo 8 se ocupa sólo de los canales oficiales, ignorando así la relevancia de los canales informales de transferencia de tecnología, como la retroingeniería, que es importante en la fase inicial del desarrollo de las tecnologías. El párrafo 9 incluye una declaración general sobre la manera en que la P.I. logra capturar el valor económico del desarrollo y propicia la reducción de la brecha del conocimiento. Pasa por alto la importancia de las flexibilidades, así como las barreras a la transferencia de tecnología que crea la P.I. En la fase de concepción, la inexistente protección de la P.I. supone a menudo un gran paso que facilita la superación del atraso tecnológico. Este es un hecho probado en lo que se refiere el desarrollo de los países recientemente industrializados y de algunas economías asiáticas. El párrafo 10 trata del mundo de los negocios y de la importancia de los activos de P.I. para mantener la competitividad. Esto no concierne demasiado a la mayoría de los países en desarrollo, que no suelen ser exportadores, sino más bien importadores netos de P.I. El párrafo 17 señala que el apéndice incluye un completo listado de ideas y recomendaciones que fueron acordadas en las reuniones regionales de consulta. El listado del Apéndice II no debe considerarse una enumeración completa de recomendaciones, sino simplemente cuestiones o reflexiones que emanan de esas reuniones. Eso viene corroborado por la redacción que utiliza el Apéndice II, que presenta algunas de las recomendaciones susceptibles de ser aplicadas. En el Apéndice III figura una breve descripción de los estudios. Sin embargo, no incluye resúmenes de los mismos. Sería conveniente que se incluyeran estos resúmenes en el Apéndice. El párrafo 24 afirma que “los expertos deberán tomar como punto de partida los denominadores comunes mínimos de todas las perspectivas y fundamentar tales ideas en elementos realistas y mutuamente aceptables y beneficiosos a fin de ofrecer soluciones conjuntas”. Esto pone límites a las perspectivas que aportan los expertos. La idea general que animaba el foro de alto nivel era invitar a expertos para que expresasen sus opiniones sin reserva alguna, ayudando así a los Estados miembros y a las demás partes a celebrar un debate fundamentado y a acordar una serie de puntos susceptibles de aplicación. Por ello, es importante que la Secretaría aclare el significado de esta frase en concreto. También es importante incluir un mandato dirigido a los expertos que van a ser invitados a la conferencia. Sin este mandato, las presentaciones podrían desviarse de su contexto. El mandato debería hacerse público.




  1. La Delegación de los Estados Unidos de América dio las gracias a la Secretaría por el documento conceptual que ha elaborado. La Delegación expresó su apoyo a la declaración efectuada por la Delegación del Japón en nombre del Grupo B. El proyecto es muy importante para todos los Estados miembros. La Delegación lo ha respaldado desde que se debatió por primera vez en la cuarta sesión del CDIP. Unas políticas sólidas en lo que afecta a la P.I. ayudan a promover la transferencia de tecnología en condiciones mutuamente convenidas, y consiguen divulgar las nuevas tecnologías en beneficio de la sociedad. El objetivo del proyecto es ayudar a identificar políticas y prácticas de P.I. que puedan ser útiles para estimular la transferencia y divulgación voluntarias de tecnología a los países en desarrollo y PMA. Dado que el proyecto es muy importante y afecta a todos los Estados miembros, a la Delegación le preocupan los retrasos y la calidad de los resultados. Dijo que espera que los directivos de la OMPI puedan analizar más cuidadosamente el proyecto con el fin de lograr reencauzarlo y mejorar la calidad de los aportes concretos. Como siempre, la Delegación está dispuesta a ayudar cuando se la necesite. Concretamente, dijo que hay una pregunta y varias observaciones que desea formular en relación con la planificación y gestión generales del proyecto, y respecto de determinados aportes concretos del proyecto. De acuerdo con el documento del proyecto, la creación del foro en Internet debería iniciarse unos seis meses antes de que se celebrase el foro de alto nivel. El documento conceptual no deja claro si esta labor se ha iniciado ya. Tampoco está claro qué implicaciones va a tener el foro en Internet. La Delegación pidió a la Secretaría que aclare estos dos puntos. Anunció entonces que la Delegación formulará comentarios concretos sobre los estudios encargados en el marco del proyecto cuando se debatan, bien más tarde ese mismo día o durante la jornada siguiente. No obstante, el proyecto pone manifiestamente de relieve la necesidad que hay de mejorar la calidad y la credibilidad de los estudios que encarga la OMPI. La Organización gasta cada año cientos de miles de francos suizos en encargar a autores externos a la OMPI documentos de investigación sobre temas relacionados con la P.I. Dijo que, a su entender, muchos de estos trabajos no están sujetos a un control de calidad formal, aparte de su revisión a cargo de un empleado de la Secretaría. Muchos documentos de políticas encargados externamente adolecen de una baja calidad y presentan desequilibrios tanto en cuanto a los análisis que incorporan como a las pruebas que presentan. Pese a ello, son publicados en Internet como documentos oficiales de la OMPI, razón por la que podrían ser percibidos como documentos que cuentan con el refrendo de la Organización. Estos documentos no sólo son escasamente representativos de la OMPI, sino que su valor para los encargados nacionales de la formulación de políticas, los investigadores y otros, es cuestionable. Como aspecto positivo, el Comité ha escuchado lo expresado el día anterior por el Economista Jefe acerca de las buenas prácticas que su oficina aplica en la contratación de documentos externos. La Delegación instó a la OMPI a implantar una política clara para la realización de revisiones por expertos, así como en materia de cierre de los documentos revisados. Disponer que todos los documentos encargados por la OMPI sean revisados por al menos dos expertos con experiencia y conocimientos en el ámbito de que se trate sin duda mejoraría la calidad general y la credibilidad de los documentos de la Organización. Los comentarios formulados por los revisores deben ser tenidos en cuenta y abordados por los autores antes de que se finalice su proceso de redacción y los documentos sean publicados en el sitio web de la OMPI. Además, y para mejorar aspectos como la pertinencia, la orientación, la credibilidad y la utilidad, es preciso establecer límites al número de páginas de los documentos. Ello también fomentará que su traducción sea eficiente en cuanto a los costos. Los documentos deben ser pertinentes y evitar caer en lo superfluo. Igualmente, han de ser equilibrados, presentar una buena disposición, basarse en fuentes adecuadas y hechos verificados, y estar correctamente redactados. Eso ayudará a que los documentos de la OMPI sean más útiles para los encargados de la formulación de políticas, los investigadores y otros actores implicados en las cuestiones de P.I.
1   ...   8   9   10   11   12   13   14   15   ...   22


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal