S cdip/14/13 original: ingléS fecha: 20 de abril de 2015 Comité de Desarrollo y Propiedad Intelectual (cdip) Decimocuarta sesión Ginebra, 10 a 14 de noviembre de 2014



Descargar 1.02 Mb.
Página13/22
Fecha de conversión10.01.2017
Tamaño1.02 Mb.
1   ...   9   10   11   12   13   14   15   16   ...   22




  1. La Delegación de la Argentina expresó preocupación por la definición de transferencia de tecnología que se propone en el documento conceptual. Esa definición debe tener en cuenta otras definiciones, como la formulada por la UNCTAD. La relación entre la transferencia de tecnología y el público en general es una cuestión de primer orden. El acceso sin restricciones a una diversidad de tecnologías es una de las vías más eficaces para lograr transferir tecnología. Por ello, es preciso que se formulen opiniones factibles y eficaces para promover la transferencia de conocimiento protegido por derechos de P.I., al tiempo que se consigue un equilibrio entre la protección de la P.I. y la promoción de la innovación continua mediante un dominio público accesible. La Delegación expresó su total apoyo a la declaración efectuada por la Delegación del Paraguay en nombre del GRULAC.




  1. La Delegación de México hizo suya la declaración formulada por la Delegación del Paraguay en nombre del GRULAC. La Delegación se refirió a las cinco reuniones regionales de consulta. Una de ellas se celebró en Monterrey en diciembre de 2013. En ese foro, expertos en P.I. de 25 países tuvieron la oportunidad de hacer frente, desde una perspectiva regional, a problemas concretos relacionados con la transferencia de tecnología y conocimiento, la innovación, la ciencia y la P.I. a nivel mundial. La Delegación dijo que espera que las ideas puestas de manifiesto en la reunión de Monterrey hayan sido tenidas en cuenta para enriquecer los debates en el foro de alto nivel de 2015. Dijo que también confía en que los resultados de este proyecto sirvan como base para aclarar y dinamizar los debates sobre transferencia de tecnología en la OMPI y en otros organismos de las NN.UU.




  1. La Delegación de Argelia señaló que el documento conceptual fue elaborado de cara a la organización del foro de expertos de alto nivel. Sin embargo, se echan en falta en el mismo detalles importantes que atañen a ese foro. Cuestiones como el mandato del foro y los expertos que serán invitados deberían detallarse en el documento conceptual. La finalidad del documento es conseguir la aprobación por el CDIP de la organización del foro de expertos. El documento señala que la Secretaría pretende “abordar a los coordinadores de los grupos regionales al objeto de que éstos ofrezcan su asesoramiento acerca de un posible mecanismo para obtener la aprobación de los Estados miembros de un conjunto de criterios de selección, así como para efectuar consultas con los Estados miembros sobre el mandato que dirigir a los expertos que serán invitados al foro internacional de alto nivel”. En lo que afecta a la selección de temas y expertos, el documento del proyecto (documento CDIP/9/INF/4) dispone lo siguiente: “En lo que atañe al foro de expertos de alto nivel, también deberían efectuarse consultas con los Estados miembros. La OMPI se encargará de seleccionar a expertos en distintos aspectos de la cuestión procedentes de todo el mundo, siguiendo los criterios de selección que hayan aprobado los Estados miembros para garantizar el avance del proyecto. A las reuniones de expertos se invitarán expertos del sector público y privado. El mandato de los expertos se decidirá en consulta con los Estados miembros”. Por tanto, es importante que los Estados miembros decidan cuál es el mandato del foro de alto nivel y determinen qué expertos participarán en la reunión. Es importante hacer la elección adecuada. La Delegación se refirió a los párrafos 3 y 4 del documento conceptual, en lo tocante a la definición de “transferencia de tecnología”, así como a los comentarios formulados al respecto por algunas otras delegaciones. Dijo que es reacia a utilizar la palabra “consenso”, como lo es a referirse a la definición como algo comúnmente aceptado por los Estados miembros. A su entender, la definición es válida sólo a efectos del proyecto. Por tanto, cualquier referencia a que se haya alcanzado un consenso sobre la definición propuesta debe ser eliminada del documento. La Delegación se refirió al párrafo 21 del documento conceptual, que establece lo siguiente: “Gracias a los resultados de las cinco reuniones regionales de consulta, a los estudios revisados por expertos y a la experiencia de expertos de todo el mundo en el ámbito de la transferencia de derechos de P.I. en los sectores académico y privado, el foro servirá de marco para el diálogo”. El documento conceptual parece limitar los debates del foro a los resultados de las reuniones regionales, los estudios y la experiencia de los expertos en las universidades y la industria. Sin embargo, como se señala en el documento inicial del proyecto (CDIP/9/INF/4), “El foro de expertos de alto nivel tendrá el formato de una conferencia internacional para iniciar los debates sobre la manera de facilitar a los países en desarrollo y a los PMA, con arreglo al mandato de la OMPI, el acceso a los conocimientos y a la tecnología en ámbitos de actualidad y en otras esferas de especial interés para los países en desarrollo, teniendo en cuenta las recomendaciones 19, 25, 26 y 28 (alimentación, agricultura y cambio climático). El foro servirá de marco para el diálogo entre expertos independientes de países desarrollados y países en desarrollo especializados en transferencia de tecnología, tanto del sector público como del privado”. Este debería ser el objetivo del foro. Por ello, a la Delegación le gustaría que se revise el párrafo 21 de manera que refleje la redacción exacta del documento inicial del proyecto que fue acordado.




  1. La Delegación de Chile dijo que comparte los comentarios formulados por la Delegación del Paraguay en nombre del GRULAC. Apoyó igualmente los comentarios formulados por la Delegación del Brasil y otras delegaciones en el sentido de que la definición de “transferencia de tecnología” que aparece en el documento conceptual es válida sólo a efectos del presente proyecto. La Delegación respaldó los comentarios de la Delegación de la Argentina acerca de la relación entre la transferencia de tecnología y el dominio público. La Oficina de Propiedad Industrial de Chile ha puesto en marcha una herramienta de búsqueda para acceder a la información que es de dominio público, lo que incluye la innovación y la tecnología. Esta herramienta puede usarse en el contexto de la transferencia de tecnología. Es susceptible igualmente de ser utilizada en otros países.




  1. La Delegación de Kenya, haciendo uso de la palabra en nombre del Grupo Africano, afirmó que la transferencia de tecnología es un elemento muy importante para el Grupo. Las recomendaciones de la conferencia deberían poder llevarse a la práctica para que la labor de la OMPI en este terreno pueda avanzar. Los resultados de ello deberían beneficiar a los países en desarrollo. En lugar de dedicársele dos días, la conferencia debería celebrarse a lo largo de tres jornadas, como se acordó inicialmente. La selección de oradores debe ser equilibrada en lo que se refiere a la representación geográfica y la perspectiva. Algunos de los comentarios formulados por los Estados miembros merecen una reflexión más profunda. El Grupo está dispuesto a trabajar con otros miembros de cara a que el documento conceptual resulte aceptable. Es preciso otorgar un mandato claro a los expertos. La conferencia ha de resultar fructífera. Tiene que ser de utilidad para los Estados miembros, en especial en aras de lograr avances en esta cuestión, que reviste una enorme interés para los países en desarrollo.




  1. La Delegación de Indonesia dijo haber tomado nota de los comentarios formulados por las delegaciones. El documento le parece muy útil y oportuno. La selección de oradores reviste una importancia crítica, pues ha de facilitar el cumplimiento del objetivo del foro. A este respecto, la Secretaría ha de tener en cuenta ciertos principios a la hora de confeccionar la lista de oradores. Todos los Estados miembros tienen derecho a proponer uno. Los oradores que se propongan deberán atesorar la formación adecuada y competencias en materia de P.I. y desarrollo. La lista de oradores debería ser equilibrada en cuanto a la representación geográfica y el nivel de desarrollo de sus países de origen.




  1. La Delegación de Turquía dijo que la tercera reunión regional de consulta sobre P.I. y transferencia de tecnología se celebró en Estambul los días 24 y 25 de octubre de 2013. Hubo lugar en la misma a un diálogo franco y abierto entre los representantes de 26 países y de los participantes locales. En ella se debatieron los desafíos que plantea la transferencia de tecnología en la zona y sus soluciones, especialmente durante las mesas redondas. La Delegación cree que el foro de expertos de alto nivel de enero de 2015 permitirá coronar con éxito las cinco reuniones regionales. La labor realizada en otros foros internacionales, sobre todo en las NN.UU., es algo que también debería tenerse presente en los debates del Comité. En este contexto, la Delegación informó al Comité de que Turquía se ofrece a albergar un banco tecnológico y un mecanismo de apoyo a la ciencia, la tecnología y la innovación para los PMA, bajo los auspicios de las NN.UU.




  1. La Representante de la FIIM expuso un ejemplo de transferencia de tecnología en el que interviene una de sus empresas miembro, Eli Lilly and Company. Esta compañía participa desde hace más de una década en un programa de transferencia de tecnología cuyo objetivo es capacitar a los países en desarrollo para producir medicamentos con los que tratar la tuberculosis polifarmacorresitente (MDR-TB). Durante la pasada década, este programa hizo posible una transferencia de tecnología que ha capacitado a las compañías fabricantes de genéricos de estas regiones para producir medicamentos más adecuados con que hacer frente a esta crisis, todo ello conforme a estándares de calidad internacionales. Además, esta alianza frente a la MDR-TB ha prestado apoyo para la formación de más de 100.000 trabajadores sanitarios en las regiones más duramente castigadas y ha permitido gestionar esta complicada enfermedad, al tiempo que realizar investigaciones de fase temprana para la fabricación de nuevos medicamentos. La Representante señaló que esos programas sólo pueden alcanzar sus objetivos cuando media la más absoluta de las voluntariedades. Eli Lilly tiene la capacidad de escoger a los países con los que se asocia a través del establecimiento de lazos de confianza con socios locales, quienes también están sumamente interesadas en que esa colaboración se revele fructífera para todas las partes. El flujo de conocimiento y tecnología es un proceso recíproco que no puede ser forzado. Esa independencia aporta un nivel de seguridad y fiabilidad sin el cual este programa no podría haber tenido éxito. Dijo que la industria del medicamento está firmemente comprometida con la transferencia de tecnología. Agregó que cree firmemente que este tipo de alianzas permiten salir ganando a todos los que participan en ellas.




  1. El Presidente invitó a la Secretaría a responder a las preguntas planteadas y a los comentarios formulados por los presentes.




  1. La Secretaría (Sr. Matthes) se refirió a los comentarios formulados por la Delegación del Paraguay y por otras delegaciones acerca de una de las recomendaciones o ideas emanadas de la reunión de Monterrey que no fue incluida en el Cuadro 1. A la Secretaría le complacería verla incluida en él. Dijo que ha intentado ayudar incorporando un cuadro en el cuerpo principal del documento en el que se resumen las recomendaciones formuladas en las cinco reuniones regionales. No existe intención alguna de priorizar ninguna de esas recomendaciones. La Secretaría insistió en que todas éstas, más los estudios y las aportaciones de los Estados miembros, abastecen de temas para la reflexión. Todo ello se debatiría en el foro de expertos de alto nivel, y los resultados serían debatidos a continuación por el Comité. Los Estados miembros podrán entonces acordar medidas concretas, si así lo desean. En cuanto a la definición de la expresión “transferencia de tecnología” contenida de los párrafos 3, 4 y 5 del documento, la Secretaría señaló que muchas delegaciones han afirmado que, aunque la definición fue acordada por los Estados miembros en una sesión anterior, únicamente es aplicable al proyecto. La Secretaría aclaró que con esta afirmación no pretende sugerir que la definición haya sido acordada con respecto a algún tema distinto del propio proyecto. Dijo que querría ver aclarado esto en el documento. De acuerdo con lo sugerido por el Grupo B, estos párrafos podrían ser sustituidos por el texto que aparece en los párrafos 9 y 10 del documento CDIP/9/INF/4, que advierte de forma clara de que tal definición únicamente ha sido acordada por los Estados miembros a los efectos de este proyecto. La Secretaría se refirió a la sugerencia formulada por el Grupo B de sustituir la palabra “recomendaciones” por la palabra “ideas” en el párrafo 30 del documento. “Recomendaciones” es el vocablo que se utiliza en el documento original del proyecto aprobado por el CDIP en su sexta sesión como resultado concreto y como el resultado previsto del foro de alto nivel. Sin embargo, a la Secretaría le complacería sustituirla por la palabra “ideas”, que es la que se utiliza en el resto del documento. Sobre los comentarios formulados por la Delegación de Argelia, la Secretaría afirmó que las citas proceden de la versión original del documento. Como se menciona en el documento revisado (documento CDIP/14/8 REV), el mandato dirigido a los oradores que serán invitados al foro de alto nivel, así como los criterios de selección, fueron debatidos con todos los coordinadores regionales en una sesión informal. En la reunión, todos los coordinadores regionales estuvieron de acuerdo en solicitar a los Estados miembros la aprobación por su parte de los criterios de selección de los oradores y de su mandato. La versión original afirmaba que la Secretaría tenía la intención de consultar con los Estados miembros. Esto es lo que se ha hecho, como se describe en la versión revisada del documento que ha servido de base para los actuales debates. Acerca del comentario formulado por la Delegación de Argelia en el sentido de que el párrafo 21 del documento sugiere que los debates del foro parecen limitarse a los productos de las reuniones regionales, la Secretaría insistió en que esta no es la intención. Debería haber un diálogo abierto que tenga en cuenta los estudios y los productos de las consultas regionales. Sin embargo, las contribuciones de los oradores a los que se invite al foro no estarán limitadas en lo que respecta a las cuestiones que deseen abordar. No hay intención alguna de poner límites a esto. A la Secretaría le gustaría examinar la redacción del párrafo 21 a fin de que esto quede más claro. Sobre el comentario formulado por el Grupo Africano en torno a la duración del foro de alto nivel, la Secretaría afirmó que una reunión de tres días de duración era lo inicialmente previsto. Sin embargo, estimó que una reunión de dos jornadas resulta incluso más adecuada, y entendió, de sus conversaciones con los coordinadores regionales, que esa sugerencia les parecía adecuada a todos. A la Secretaría le complacería retomar la idea de los tres días si los Estados miembros lo desean, con el fin de que haya más tiempo para los debates.




  1. La Secretaría (Sr. Jazairy) se refirió a la cuestión planteada por la Delegación de los Estados Unidos de América en relación con el foro en Internet. El calendario de ejecución del proyecto revisado fue incluido en el informe sobre la marcha del mismo (documento CDIP/12/2). En su página 7 se indica que el foro en Internet es una actividad prevista para después del foro de expertos de alto nivel. La construcción del foro en Internet se inició coincidiendo con la redacción del documento conceptual. La Secretaría ha comenzado a trabajar en ese foro. Así, se ha puesto en marcha un sitio web de prueba. En él se contienen ya los aportes concretos y los resultados registrados hasta el momento. El foro en Internet quedará finalizado en el mismo trimestre en que se celebre el foro de expertos de alto nivel. A continuación, la Secretaría se refirió a la selección de expertos y afirmó que ésta se llevará a cabo de una forma equilibrada. Se seleccionarán expertos de todas las regiones principales, incluidos los países en transición. Las conclusiones extraídas de las reuniones regionales, incluida la reunión de Estambul, son materia para la reflexión. Se trata de aportaciones pertinentes para el foro de expertos de alto nivel y serán tenidas en cuenta por los expertos. La Secretaría señaló que la propuesta del Grupo B de incluir expertos que actúen como potenciales moderadores en algunas sesiones es una buena idea y será tenida en consideración. Sobre las preguntas formuladas acerca de los estudios y el proceso de revisión por expertos, la Secretaría afirmó que trabajará con los Estados miembros para mejorar ese proceso.




  1. La Representante del HEP dijo que el foro de alto nivel es muy importante para los países africanos y para el resto de países en desarrollo. Les resulta necesario. Constituye un paso muy positivo que puede capacitar a otros países, incluidos los países en desarrollo, a ayudar a avanzar a los países del continente africano. La Representante destacó el comentario formulado por la Delegación de Kenya acerca de la necesidad de mantener un equilibrio a nivel de las regiones en los debates.




  1. La Delegación de Kenya, haciendo uso de la palabra en nombre del Grupo Africano, señaló que prefiere que se utilice la palabra “recomendaciones” en lugar de “ideas”. Es preciso mantener el planteamiento inicial de que el foro de alto nivel ha de formular recomendaciones.




  1. El Presidente preguntó a la Secretaría cuánto tardaría en tener ultimado un texto revisado sobre la base de los comentarios formulados por los Estados miembros.




  1. La Secretaría contestó que dicho texto estaría listo para su presentación ese mismo día.




  1. El Presidente anunció que daría a los Estados miembros la oportunidad de analizar el documento revisado en unas horas, durante esa misma jornada.



Examen del documento CDIP/14/INF/2 - Estudio sobre la negociación colectiva de derechos y la gestión colectiva de derechos en el sector audiovisual


  1. La Secretaría (Sra. Croella) declaró que el estudio se llevó a cabo en el contexto del proyecto sobre fortalecimiento y desarrollo del sector audiovisual en Burkina Faso y en determinados países de África (documento CDIP/9/13). Fue elaborado por la Sra. Tarja Koskinen-Olsson, Asesora Internacional, Olsson & Koskinen Consulting Oy, Helsinki, Finlandia El objetivo fundamental del proyecto es potenciar la creatividad en determinados países africanos, mejorando la gestión de los derechos audiovisuales y la rentabilidad de las transacciones basadas en derecho de autor y derechos conexos. Los países seleccionados fueron Burkina Faso, Kenya y el Senegal. La Secretaría invitó a la consultora a presentar los aspectos más destacados del estudio.




  1. La consultora (Sra. Koskinen Olsson) presentó el estudio. Dijo que África está sobrada de creatividad. Cada dos años se celebra un festival de cine en Uagadugú y todos los países africanos cuentan con renombrados cineastas. El estudio tiene por objetivos principales proporcionar una evaluación factual objetiva de los actuales retos a que se enfrentan los tres países seleccionados en cuanto a la gestión de los derechos de autores, artistas y productores del sector audiovisual, habida cuenta de la práctica y normas internacionales por las que se rige este sector; así como identificar áreas prioritarias y propuestas de soluciones susceptibles de ser abordadas en el marco del proyecto a los fines de mejorar la gestión de los derechos audiovisuales y la rentabilidad de las transacciones basadas en derecho de autor y derechos conexos en esos países. Las obras audiovisuales son el resultado de la colaboración entre las personas que intervienen en el proceso creativo o creadores y los asociados financieros. Ambas partes son indispensables para producir películas y otras obras audiovisuales. La titularidad de los derechos sobre las obras audiovisuales se regula en las legislaciones nacionales. En los países africanos francófonos con sistemas de Derecho codificado de tradición romanista el énfasis se pone en la personalidad de los autores. Son autores, entre otros, los realizadores, guionistas o compositores. En los países con sistemas de Derecho del common law, como Kenya, la figura preeminente es el productor cinematográfico, que se encarga de todo lo necesario para producir la película. Los artistas también constituyen un grupo muy importante. En lo relativo a sus derechos, el recientemente adoptado Tratado de Beijing sobre Interpretaciones y Ejecuciones Audiovisuales (el “Tratado de Beijing”) resulta sumamente trascendente, pues aborda expresamente los derechos de los artistas intérpretes o ejecutantes de obras audiovisuales. También es importante garantizar la remuneración de actores, bailarines y otros artistas. El Tratado de Beijing incorpora el concepto de remuneración equitativa para los artistas. Ya está en vigor en países como Kenya y Ghana. Al margen del sistema jurídico de que se trate, los contratos juegan un papel primordial en el sector audiovisual. La titularidad de los derechos de explotación y las modalidades de pago contempladas deben quedar adecuadamente reflejadas en el contrato. Habitualmente, en un contrato del ámbito audiovisual los creadores perciben un salario por su interpretación, guión o labor de realización. Sin embargo, el verdadero problema para la explotación comercial de la obra radica en conseguir que se pague por toda explotación subsiguiente. Las películas y otras obras audiovisuales se exhiben en la mayoría de los países en distintos entornos y por diferentes medios, como las salas de cine, la televisión y el vídeo doméstico, por cable, satélite, transmisión por flujo continuo o mediante descarga o pequeñas interpretaciones públicas. En varios países africanos, las obras audiovisuales se interpretan o ejecutan generalmente en locales pequeños, como peluquerías, tiendas, restaurantes, entidades financieras y autobuses. Las pequeñas interpretaciones públicas también deberían poderse explotar comercialmente. En los tres países piloto existe también un régimen de remuneración respecto de la copia para uso privado. En los países africanos seleccionados, los contratos se negocian individualmente entre un creador y un productor. En los países en los que existen asociaciones y gremios fuertes que representen a los creadores y a los productores, las negociaciones suelen celebrarse entre esos órganos representativos. Este proceso se conoce como “negociación colectiva de derechos”. También existe un sistema denominado “gestión colectiva de derechos”, por el que los titulares de derechos autorizan a un organismo de gestión colectiva a otorgar una licencia para todos o algunos de los derechos de explotación y recaudar la remuneración correspondiente. En los países africanos francófonos existen marcos legales para la gestión colectiva. En esos países, los organismos de gestión colectiva también se conocen como organizaciones polivalentes que gestionan los derechos de todas las categorías de obras, incluidas las audiovisuales. En Burkina Faso y el Senegal, los titulares de derechos respecto de obras audiovisuales no suelen gozar de derechos de explotación exclusivos. Solo se les garantiza el derecho a obtener una remuneración equitativa, que reciben por ejemplo, de los organismos de radio y teledifusión. En el Senegal dicha remuneración es actualmente del 4%. Los titulares de derechos sobre obras audiovisuales tienen que compartirlo con los de la música, el texto y los demás elementos presentes en la obra. Son también titulares de un conjunto de derechos exclusivos en el entorno de Internet. La situación es algo distinta en el África anglófona. Algunos países cuentan con organismos de gestión colectiva polivalentes. Botswana es un ejemplo de ello. Existen algunos organismos de gestión colectiva muy recientes en Ghana, Nigeria y Uganda. Nigeria es un país con gran peso en la industria cinematográfica. La Comisión de Derecho de Autor de Nigeria ha autorizado recientemente la creación de un nuevo organismo de gestión colectiva, tal como exigía su legislación. También desde hace muy poco Kenya cuenta asimismo con un organismo de gestión colectiva de artistas. Dicho organismo se basa en el marco jurídico vigente y en el derecho a obtener una remuneración equitativa. A continuación, la consultora presentó una reseña de las principales conclusiones y recomendaciones del estudio. En primer lugar, en lo relativo a la relación contractual que se establece entre creadores y productores, ha de encontrarse una posición de equilibrio por la que los productores conserven todos los derechos de explotación para vender sus películas allí donde lo deseen y los creadores obtengan una remuneración equitativa que les permita seguir creando. Hay que disponer también de herramientas empresariales adecuadas. Como los países piloto carecen de unos sindicatos fuertes, sería de utilidad contar con modelos y listas de verificación. La OMPI está en condiciones de facilitar las negociaciones entre las partes interesadas de esos países y de redactar unos contratos que sean aceptables. De esta manera los productores podrán dedicarse a administrar sus derechos. Sin esos contratos, no podrá acreditarse la debida y puntual observancia de los derechos de autor. Los intermediarios internacionales no comprarán una película si sobre ella pesa la amenaza de una posible demanda por infracción del derecho de autor. Por tanto, unos contratos detallados son un requisito previo indispensable para este tipo de comercio. En segundo lugar, los organismos de gestión colectiva necesitan dotarse de unos planes de negocio precisos. Tendrán que saber cómo administrar los derechos. Los organismos de radiodifusión son importantes consumidores de obras audiovisuales, por lo que el diálogo con ellos resultará ineludible. La remuneración por las copias para uso privado y las pequeñas interpretaciones públicas son otros aspectos importantes a considerar. A este respecto, será preciso articular la impartición de formación en los planos nacional y regional. La OMPI está también francamente bien posicionada para organizar seminarios regionales y nacionales. Con miras a potenciar la comercialización, los organismos de gestión colectiva habrán de desempeñarse correctamente y rendir cuentas ante los usuarios y los titulares de derechos. En tercer lugar, las películas ya se comercializan por Internet. Existen plataformas nacionales, panafricanas e internacionales. Hay demanda de películas africanas. Los titulares de derechos habrán de ser titulares de derechos exclusivos para poder comercializar eficazmente su derecho de autor en el entorno en línea. También tendrá que aclararse si es el productor o el organismo de gestión colectiva quien está autorizado para conceder una licencia sobre la obra. No importa realmente quién esté finalmente legitimado para ello, siempre y cuando no haya dudas y el derecho de autor lo permita. Una de las recomendaciones aboga por que la OMPI organice talleres sobre prácticas de concesión de licencias en línea sobre obras audiovisuales. Los titulares de derechos de los países pilotos también habrán de mantenerse al tanto de la relación de intercambio aplicable. En cuarto lugar, y en relación con el fomento del respeto por la P.I., no habrá posibilidad de reducir eficazmente el uso ilegal si no hay en el mercado productos con licencia. La concesión de licencias es un requisito previo necesario para minimizar el uso ilegítimo. En este sentido, las prácticas de concesión de licencias para servicios en línea y el fomento del respeto por la P.I. irían de la mano. Los países africanos han de beneficiarse de la creatividad de sus respectivos sectores audiovisuales. Sus ingresos han de verse incrementados. Deberán definirse nuevos enfoques de colaboración entre creadores y productores. Los países piloto deberán contar con contratos detallados y una sólida base para la gestión colectiva a los efectos de elevar las relaciones de intercambio y hacer llegar a los países incumbidos los beneficios asociados a la titularidad del derecho de autor y derechos conexos dentro de sus industrias creativas.
1   ...   9   10   11   12   13   14   15   16   ...   22


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal