S cdip/14/13 original: ingléS fecha: 20 de abril de 2015 Comité de Desarrollo y Propiedad Intelectual (cdip) Decimocuarta sesión Ginebra, 10 a 14 de noviembre de 2014



Descargar 1.02 Mb.
Página17/22
Fecha de conversión10.01.2017
Tamaño1.02 Mb.
1   ...   14   15   16   17   18   19   20   21   22




  1. La Delegación de China formuló algunos comentarios sobre el estudio “Usurpación de marcas: el caso de Chile”. La metodología aplicada brinda el cauce idóneo para examinar el tema. El estudio incluye algunas descripciones de las marcas chinas. Sin embargo, éstas no son totalmente exactas. Se menciona además que la consideración de diferentes marcas no está sujeta a examen en China. La Delegación declaró que sí existe un proceso de examen en su país.




  1. La Delegación de la República Unida de Tanzanía se refirió a la relación entre el Derecho de competencia y la protección de la P.I. El uso de los derechos de P.I. está sujeto al Derecho de competencia. Señaló que a veces surgen conflictos entre este último y la legislación en materia de P.I.




  1. El Presidente invitó a la Secretaría a responder a las preguntas planteadas y a los comentarios formulados por los presentes.




  1. La Secretaría (Sr. Fink) se refirió a la inexactitud fáctica señalada por la Delegación de Tailandia y declaró que se va a rectificar. Aludió al comentario formulado por la Delegación de los Estados Unidos de América sobre la usurpación de marcas. La investigación ha recabado pruebas puntuales de usurpación en todo el mundo. Los estudios y las metodologías son bienes públicos. La metodología propuesta en este estudio para identificar a los que pretenden registrar marcas usurpadas se puede aplicar en otras jurisdicciones. En relación a la pregunta planteada por el Representante de la TWN sobre si existe una comparación entre las pautas en materia de presentación de solicitudes de las empresas chinas locales y las de las filiales de empresas extranjeras, la Secretaría declaró que en los datos disponibles no es posible reconocer a las filiales extranjeras. No obstante, hasta cierto límite, el estudio sobre Chile permite examinar las estrategias que aplican las empresas multinacionales en materia de presentación de solicitudes. Se observa que en la mayoría de los casos las sedes proceden a presentar estas solicitudes. El recurso a filiales locales para cumplir con este trámite es relativamente menor, en particular en lo que se refiere a patentes. En el caso de las marcas, la proporción de solicitantes locales que de hecho representan a empresas multinacionales es un poco más elevada. En lo que a China se refiere, la Secretaría no dispone de estadísticas concretas. En realidad, no existen datos brutos sobre la cuestión. En lo que atañe a los comentarios formulados por la Representante del HEP sobre la transparencia y la participación de diversas partes interesadas, incluidas las ONG, señaló que existen talleres en donde se aborda todos los estudios. Para ello se identifica y trae a los interesados pertinentes. La P.I. constituye un tema especializado y los estudios acometidos revisten un carácter bastante técnico. Los investigadores locales que participan en los mismos proceden sobre todo del mundo académico y de institutos de investigación locales pues poseen las capacidades idóneas. En lo concerniente a procedimientos y presentación de resultados, la Delegación del Uruguay ha mencionado el taller organizado en su país. Talleres similares se llevan a cabo en otros países. Sin duda alguna, están abiertos a los aportes de las diversas partes.




  1. La Secretaría (Sr. Raffo) se refirió a las cuestiones planteadas acerca del estudio sobre el impacto de la P.I. en la industria farmacéutica del Uruguay. En lo que atañe a las diferencias de precios, los datos ofrecen a los investigadores la posibilidad de identificar cada medicamento vendido en el Uruguay, independientemente del envase o la forma en que se presente. Facilitan información acerca del ingrediente activo de un determinado medicamento. Permiten determinar los diversos aspectos similares. Los medicamentos con protección de P.I. se comparan con medicamentos análogos. Estas comparaciones se pueden afinar. Ello concierne la comparación entre medicamentos legalmente disponibles en el mercado uruguayo. Los vendedores proporcionan la información sobre los precios. Los productos falsificados no están considerados. Con respecto a los demás factores que inciden en los precios, la Secretaría declaró que se describen en el estudio. Por ejemplo, en los últimos 10 a 15 años se han introducido modificaciones significativas en el sistema de salud uruguayo. Entre éstas, cabe mencionar la creación de un sistema de salud unificado y de una unidad de adquisición centralizada, responsable de la compra de medicamentos. Se han realizado muchos cambios. Éstos atañen a la cantidad y a la variedad de los medicamentos. Inciden asimismo en los precios y en las prácticas. En lo que se refiere a la protección de la P.I. y a la competencia, la Secretaría declaró que no se observa una relación directa entre los medicamentos protegidos por un registro de patente y el número de proveedores en las clases terapéuticas. Muchas clases no cuentan con medicamentos protegidos. No obstante, muy pocos proveedores los suministran. La Secretaría alentó a las delegaciones a que examinen el estudio pues contiene información interesante. Dijo que pretende poner los datos a disposición de los investigadores. Con ese fin, trabaja en colaboración con las autoridades gubernamentales del Uruguay y, en particular, con la oficina de P.I.




  1. La Secretaría (Sr. Fink) aludió a la observación formulada por la Delegación de la República Unida de Tanzanía acerca del Derecho de competencia. Se trata de un aspecto que realmente no se aborda en los estudios. Si bien en éstos se analiza la competencia. Los estudios sobre el sector farmacéutico en el Uruguay y sobre la usurpación de marcas en Chile brindan buenos ejemplos de análisis de la P.I. en relación con las condiciones de competencia en el mercado. No obstante, las conclusiones no llegan a proponer soluciones jurídicas. En el estudio sobre usurpación de marcas, los investigadores examinan un caso gestionado por el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) de Chile. Este caso está claramente relacionado con el Derecho de competencia. Sin embargo, ninguno de los estudios ofrece conclusiones normativas sobre la aplicación del Derecho de competencia en relación con la P.I.




  1. La Secretaría (Sr. Raffo) se refirió a los comentarios realizados por la Delegación del Brasil y el Representante de la TWN relativos al estudio sobre el uso de la propiedad intelectual y el rendimiento de las exportaciones de las empresas brasileñas. Éstos ilustran las fortalezas y las limitaciones de la metodología empleada. La oficina de estadísticas brasileña posee muy buena cobertura en lo referente al registro de estadísticas y la calidad de sus datos es excelente. Las encuestas exigen una gran inversión de tiempo. En el caso de la encuesta sobre innovación, la muestra abarca a 10.000 empresas. Ello representa un ejercicio muy laborioso. Implica el envío de los cuestionarios y la recepción de los datos. La magnitud de las encuestas industriales es aún mayor. La labor realizada en China también requirió un denodado esfuerzo para mandar los cuestionarios y recabar y tratar los datos. Por consiguiente, en el momento que se usan los datos de las encuestas siempre se dan algunos años de desfase. Además, el Instituto Nacional de Estadísticas realiza numerosas verificaciones antes de que los investigadores externos puedan usar los datos. No obstante, es la mejor manera de comparar a los usuarios del sistema de P.I. con los que no lo son. La información sobre propiedad intelectual procedente del registro de datos individuales de P.I. está más actualizada. Comprende la presentación de solicitudes, los registros y las concesiones en relación a diversas formas de P.I. Por ese motivo se pone particular empeño en incluir ambos enfoques en todos los estudios de países, y en particular, en el realizado en el Brasil.




  1. El Presidente cerró el debate sobre los estudios ante la ausencia de comentarios por parte de los presentes. Acto seguido invitó al Comité a examinar el documento conceptual revisado sobre el proyecto sobre P.I. y transferencia de tecnología: Desafíos comunes y búsqueda de soluciones.




  1. Con respecto al estudio sobre el impacto de la P.I. en la industria farmacéutica del Uruguay (CDIP/13/INF/5), el Representante de la ALIFAR presentó por escrito la siguiente intervención:

“Nos expresamos en nombre de la ALIFAR, que incluye entre sus miembros a la Asociación de Laboratorios Nacionales (ALN) del Uruguay. A su vez, esta asociación agrupa a los laboratorios uruguayos y latinoamericanos que suministran aproximadamente el 90% de las unidades físicas consumidas en el Uruguay, cuya mayoría se produce localmente.


Creemos que la presencia de esta industria nacional en el país constituye, ahora y en el futuro, una garantía fundamental del derecho humano a la salud del pueblo uruguayo, habida cuenta que facilita el acceso a medicamentos seguros, eficaces y de calidad, con algunos de los precios medios más bajos en América Latina.
Es por ello que la industria farmacéutica, representada por la ALIFAR, acoge con satisfacción la evaluación de este Comité sobre el impacto de la P.I. en la industria farmacéutica uruguaya. Por ende, deseamos expresar nuestra especial gratitud a la Secretaría ya que entendemos que el texto sometido a nuestra consideración en el documento CDIP/13/INF/5 brinda un punto de partida para un examen al que se puede y debe prestar mayor atención.
Por esa razón formulamos los comentarios siguientes ya que, de cara al futuro, confiamos estar en medida de entender en su totalidad las complejas relaciones y dinámicas que existen entre las patentes y la industria farmacéutica, y tener la capacidad de dilucidar si ciertas características observadas en un determinado mercado son susceptibles de generalización o si sencillamente se han de atribuir a las particularidades del propio mercado.
Uno de los resultados iniciales del informe revela que la introducción de la protección de patentes en el Uruguay no supone una incidencia notable en las condiciones del mercado farmacéutico nacional, mientras que, por el contrario, afecta de forma sustancial al uso de la P.I. Si bien estamos de acuerdo con esta conclusión, confiamos en aportar una nueva perspectiva que explique los motivos de esa incidencia relativamente modesta en el mercado uruguayo.
Habida cuenta nuestra experiencia en dicho mercado, colegimos que esta incidencia limitada se debe a que las autoridades gubernamentales, cuando cumplen con las obligaciones relativas a patentes farmacéuticas que figuran en su legislación interna, hacen un uso intensivo y juicioso de las flexibilidades previstas en el Acuerdo sobre los ADPIC. La incorporación de esas flexibilidades - o tal vez cabe decir el estricto cumplimiento del equilibrio de derechos y obligaciones contemplado en el Acuerdo sobre los ADPIC - en los procesos de examen de las solicitudes de patentes, puede explicar las bajas tasas de patentes concedidas, en beneficio del dominio público.
En lo referente a esta cuestión, consideramos asimismo oportuna la formulación de algunas observaciones sobre la estructura de los mercados farmacéuticos y el modo de fijar los precios en dichos mercados, tanto para contribuir a futuros trabajos que aborden la validación de las constataciones con respecto a ciertas condiciones de competencia en relación con la P.I. como para facilitar la extrapolación de esos hallazgos a otros países en desarrollo.
Antes que nada, consideramos que en estudios de esta índole procede aplicar la metodología a la que habitualmente recurren las autoridades de competencia para definir los mercados que abarcan los productos de nivel 3 en la Clasificación anatómica terapéutica (CAT) de la OMS.
Por otra parte, también entendemos que, en lo que respecta a la oferta de medicamentos, la comparación entre mercados debe tener en cuenta que muchos de ellos, a pesar de que pertenezcan, por ejemplo, a la misma clase CAT03, no son intercambiables.
Ello es relevante en particular cuando se trata de medicamentos protegidos por patentes pues, en esos casos, muchas autoridades de competencia suelen analizar el mercado de productos correspondientes al nivel CAT05, con el fin de evaluar la eventual sustitución de un ingrediente activo patentado por otro perteneciente al dominio público.
En ese contexto, parece asimismo esencial disponer de datos sobre cuotas de mercado en cada uno de los niveles, pues se trata de una variable indispensable para el análisis de las condiciones de competencia.
Volviendo a la cuestión específica del mercado uruguayo, nos gustaría destacar algunos aspectos que, en nuestra opinión, inciden de forma sustancial en su competitividad, a saber:
1) El Uruguay es un país relativamente pequeño, con una población de cerca de 3,4 millones de habitantes. Si bien el estudio determina que la escala es un factor susceptible de influir en las condiciones de competencia o monopolio, lo cierto es que algunos mercados uruguayos son tan reducidos que la presencia de más de un proveedor no resulta económica.
2) Muchos de los mercados con mayor concentración están condicionados por factores tecnológicos como, por ejemplo, la necesidad de plantas o líneas de producción dedicadas en exclusiva a la fabricación de determinados medicamentos, como los antirretrovirales o los tratamientos contra el cáncer; o el sencillo requisito de tecnologías de las que no disponen las empresas locales.
3) Razones estrictamente reglamentarias, como la obligación de presentar estudios de biodisponibilidad y bioequivalencia, cuyo costo no justifican el tamaño del mercado o la tasa de retorno esperada.
En conclusión, señor Presidente, reiteramos nuestra declaración inicial. Consideramos que este estudio es importante pues representa un punto de partida y no un punto final. No se trata de evaluar de nuevo sus constataciones, sino más bien de explotar las ideas que surjan del mismo, tales como las referentes a determinar la incidencia de las 18 patentes que, conforme con el estudio, están relacionadas con medicamentos comercializados en el Uruguay (cuadro A-2 del anexo). Entre esas 18 patentes, sólo unas pocas tienen realmente la finalidad de brindar protección a los productos frente a la competencia; las otras son patentes de procedimiento, polimorfos, etc. que dificultan pero no previenen la comercialización de medicamentos similares mediante el recurso a estrategias que no incurren en infracciones.
Cúmplenos agradecer de nuevo a la Secretaría la elaboración de este estudio fundamental, y volvemos a insistir en la importancia que concedemos a que se siga con el examen de algunas de las cuestiones mencionadas con anterioridad. Naturalmente, tanto la ALN como la ALIFAR están a su disposición para colaborar en toda labor futura y aportar documentos e información adicionales que, por su naturaleza, quedan fuera del ámbito del presente estudio”.

Examen del documento CDIP/14/8 Rev. - Documento conceptual relativo al proyecto sobre propiedad intelectual y transferencia de tecnología: desafíos comunes y búsqueda de soluciones (continuación)


  1. La Secretaría (Sr. Matthes) presentó el documento revisado, que fue distribuido como documento oficioso. Dijo que se han intentado incluir los comentarios formulados por las delegaciones en el anterior debate. Se han introducido cambios en tres partes del documento. El primer grupo de cambios afecta a sus párrafos 3, 4 y 5. Estos cambios se han realizado con el fin de incorporar los comentarios formulados por diversas delegaciones acerca de la definición de la expresión “transferencia de tecnología” y haciendo constar que únicamente se ha acordado una definición a efectos del proyecto, y para ningún otro fin. La Secretaría espera que los cambios introducidos en el párrafo 3, la supresión del párrafo 4 y la pequeña modificación en lo que hasta entonces era el párrafo 5 hayan tenido en cuenta todos los comentarios hechos a propósito de esos párrafos. El siguiente cambio responde a la intervención de la Delegación de Argelia en relación con el texto de lo que ahora es el párrafo 20, en la que pidió que se aclarase que los oradores y el alcance de los debates del foro de expertos no se limitasen a los resultados de las reuniones regionales de consulta y a los estudios de expertos. La expresión “entre otras cosas” fue incluida de la frase final de ese párrafo. Por último, se ha introducido un cambio en el que ahora es el párrafo 25 para adecuarlo al comentario formulado en nombre del Grupo Africano de que entre los Estados miembros se observa una preferencia por volver sobre lo previsto inicialmente, es decir, que el foro de alto nivel tenga una duración de tres días, y no simplemente de dos jornadas.




  1. La Delegación del Japón, haciendo uso de la palabra en nombre del Grupo B, pidió a la Secretaría que aclarase dos cuestiones. La primera, que el nuevo párrafo 29 incluye todavía la expresión “recomendaciones que emanen del foro de expertos de alto nivel”. El Grupo reiteró que la palabra “recomendaciones” debe ser sustituida por la palabra “ideas”. Recordó que la Secretaría había confirmado esto en aras de la coherencia con el resto de partes del documento. En segundo lugar, el Grupo se refirió al párrafo 24 del documento, e insistió en las dudas que le plantea la pertinencia de un mandato. También subrayó que, incluso si los Estados miembros se propusieran establecer un mandato, habría de evitarse el enunciado “una lista de sugerencias y posibles medidas”, ya que el resultado adecuado del foro de expertos de alto nivel sería un informe fáctico.




  1. La Secretaría (Sr. Matthes) retomó la sugerencia planteada por la Delegación del Japón en nombre del Grupo B tendente a sustituir la palabra “recomendaciones” del párrafo 29 por la palabra “ideas”. La Secretaría insistió en que, aunque le gustaría atender a esta sugerencia, la Delegación de Kenya, en nombre del Grupo Africano, ha anunciado que no aceptará dicho cambio. Como ya se ha señalado anteriormente, la palabra “recomendaciones” se utilizaba en el documento original del proyecto aprobado por el CDIP en 2010. Ese documento señalaba que el resultado previsto del foro de alto nivel consistiría en la adopción de una lista de sugerencias, recomendaciones y posibles medidas para promover la transferencia de tecnología. Por ello, la Secretaría entiende que en este punto carece de una buena base para suprimir esa palabra. En relación con la pertinencia de conferir un mandato a los oradores, la Secretaría recordó que la idea inicial de celebrar consultas con los Estados miembros acerca del otorgamiento de ese posible mandato se basó en la petición que se describe en el documento del proyecto aprobado por el CDIP. El Comité solicitó a la Secretaría que pidiese la aprobación por su parte de los criterios de selección de los oradores y que consultase con los Estados miembros acerca del mandato. Estos aspectos han sido tenidos en cuenta en el párrafo 24 del documento revisado. La Secretaría aludió entonces a la expresión “una lista de sugerencias y posibles medidas” e insistió en que es la misma que se utilizaba en el documento original del proyecto aprobado por el CDIP. Como ya se ha señalado, ese documento preveía que el resultado previsto del foro de alto nivel consistiría en la adopción de una lista de sugerencias, recomendaciones y posibles medidas para promover la transferencia de tecnología.




  1. La Delegación de Kenya, haciendo uso de la palabra en nombre del Grupo Africano, confirmó que desea que las recomendaciones formen parte del resultado del foro de alto nivel. Se refirió entonces al párrafo 27 del documento revisado, que reza “En consonancia con las eventuales recomendaciones que emanen del foro de expertos de alto nivel, tal como se prevé en el documento relativo al proyecto aprobado por el CDIP, los materiales, los módulos, las herramientas didácticas y otros instrumentos serán preparados e incorporados en el marco mundial de fortalecimiento de capacidades de la OMPI”. Aludió igualmente al párrafo 29, el cual dispone que “En consonancia con las eventuales recomendaciones que emanen del foro de expertos de alto nivel, tal como se prevé en el documento relativo al proyecto aprobado por el CDIP, los resultados derivados de las actividades anteriormente descritas serán incorporados en las actividades de la OMPI, tras su examen y aprobación por el CDIP y teniendo en cuenta las posibles recomendaciones que formule el Comité a la Asamblea General”. El foro de alto nivel tiene objetivos. El uso de los resultados previstos se ha descrito con claridad. Es importante que los debates del foro de alto nivel se revelen fructíferos en aras de la consecución de esos objetivos. Las recomendaciones deben formar parte de esos resultados. Unas perspectivas y representación geográfica equilibradas son esenciales para garantizar que los resultados acompañen en el camino a seguir trazado en los párrafos 27 y 29.




  1. La Delegación del Japón, haciendo uso de la palabra en nombre del Grupo B, se refirió a las aclaraciones ofrecidas por la Secretaría. Dijo que se propone sopesar las cuestiones planteadas. El Grupo se reservó el derecho de comentarlas en un momento posterior.




  1. La Delegación de Kenya, haciendo uso de la palabra en nombre del Grupo Africano, dijo que cree que sería conveniente resumir los resultados de los estudios en el documento. Esto contribuiría a darles visibilidad ante los Estados miembros y los participantes.




  1. La Secretaría (Sr. Matthes) afirmó que los estudios son llevados a cabo por expertos independientes. Las opiniones expresadas en ellos pertenecen a los autores y no reflejan necesariamente la opinión de la Secretaría de la OMPI ni la de sus Estados miembros. Por ello, no resultaría adecuado que la Secretaría resumiera los estudios más allá de lo que se recoge en el Apéndice III del documento. En él se menciona a los autores, se presenta un breve resumen de la materia objeto de los estudios y se subraya el hecho de que los estudios son revisados por expertos. La Secretaría reiteró que los Estados miembros están invitados a comentar los estudios en la presente sesión. Dijo que presentaría sus comentarios a los autores. Esos comentarios serían entonces tenidos en cuenta en el foro de alto nivel. Los estudios serán presentados por sus autores en el transcurso de ese foro. Una vez finalizada su presentación, podrían ser sometidos a un turno de preguntas y respuestas.




  1. La Delegación de Kenya, haciendo uso de la palabra en nombre del Grupo Africano, sugirió que se brinde a los Estados miembros la oportunidad de examinar a fondo el documento revisado. El Comité podría retomarlo al día siguiente.




  1. La Delegación de Italia, haciendo uso de la palabra en nombre de la UE y sus Estados miembros, aludió a los estudios e insistió en la importancia de garantizar el rigor en la contratación de estudios externos y en la calidad de sus productos finales. Se refirió a continuación a la conversación mantenida con el Economista Jefe y recalcó la necesidad de velar por que en las revisiones por expertos se observen las mejores prácticas en todos los niveles de la Organización.




  1. El Presidente preguntó si el Comité aceptaría la sugerencia, formulada por la Delegación de Kenya en nombre del Grupo Africano, de retomar la cuestión del documento revisado al día siguiente. La propuesta fue acordada ante la ausencia de objeciones por parte de los presentes. A continuación, dio paso a la cuestión de los estudios realizados en el contexto de este proyecto.
1   ...   14   15   16   17   18   19   20   21   22


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal