S sccr/10/5 original



Descargar 184.31 Kb.
Página1/4
Fecha de conversión10.01.2017
Tamaño184.31 Kb.
  1   2   3   4


OMPI



S

SCCR/10/5

ORIGINAL: Inglés

FECHA: 31 de enero de 2004



ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL

GINEBRA

comité permanente de derecho de autor
y derechos conexos


Décima sesión

Ginebra, 3 a 5 de noviembre de 2003

INFORME


aprobado por el Comité

1 El Comité Permanente de Derecho de Autor y Derechos Conexos (en adelante, el “Comité Permanente” o “el SCCR”) celebró su décima sesión en Ginebra del 3 al 5 de noviembre de 2003.


2 Estuvieron representados en la reunión los siguientes Estados miembros de la OMPI o de la Unión de Berna para la protección de las obras literarias y artísticas: Albania, Alemania, Argelia, Argentina, Australia, Austria, Bahrein, Bangladesh, Bélgica, Brasil, Bulgaria, Burkina Faso, Canadá, Chile, China, Colombia, Costa Rica, Croacia, Dinamarca, Egipto, El Salvador, Eslovenia, España, Estados Unidos de América, Federación de Rusia, Filipinas, Finlandia, Francia, Georgia, Ghana, Grecia, Guatemala, Haití, Honduras, Hungría, India, Indonesia, Irán (República Islámica del), Irlanda, Italia, Jamahiriya Árabe Libia, Japón, Kenya, Kirguistán, Letonia, Luxemburgo, Malasia, Malta, Marruecos, Mauricio, México, Mongolia, Namibia, Nicaragua, Nigeria, Noruega, Nueva Zelandia, Países Bajos, Panamá, Paraguay, Perú, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, República de Corea, República Dominicana, Rumania, Rwanda, Senegal, Serbia y Montenegro, Singapur, Sri Lanka, Sudán, Suecia, Suiza, Tailandia, Trinidad y Tabago, Túnez, Turquía, Ucrania, Uruguay y Venezuela (83).
3 La Comunidad Europea (CE) participó en la reunión en calidad de miembro.
4 Participaron en la reunión, en calidad de observador, las siguientes organizaciones intergubernamentales: Oficina Internacional del Trabajo (OIT), Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Organización Mundial del Comercio (OMC), Liga de Estados Árabes (LEA), Unión Africana (UA) y Unión de Radiodifusión de los Estados Árabes (ASBU) (7).
5 Participaron en la reunión, en calidad de observador, las siguientes organizaciones no gubernamentales: Agence pour la protection des programmes (APP), Asociación Americana de Comercialización Cinematográfica (AFMA), Asociación Internacional de Escritores y Directores de Obras Audiovisuales (AIDAA), Asociación Internacional de Hoteles y Restaurantes (AIHR), Asociación Internacional de Radiodifusión (AIR), Asociación Jurídica para Asia y el Pacífico (LAWASIA), Asociación Literaria y Artística Internacional (ALAI), Asociación Nacional de Intérpretes (ANDI), Asociación Nacional de Organismos Comerciales de Radiodifusión en el Japón (NAB Japan), Asociación Nacional de Organismos de Radiodifusión (NAB), Asociación Norteamericana de Organismos de Radiodifusión (NABA), Asociación de Organizaciones Europeas de Artistas Intérpretes (AEPO), Asociación de Televisiones Comerciales Europeas (ACT), Canadian Cable Television Association (CCTA), Civil Society Coalition (CSC), Co-ordinating Council of Audiovisual Archives Associations (CCAAA), Centro de Investigación e Información en materia de Derecho de Autor (CRIC), Confederación Internacional de Sociedades de Autores y Compositores (CISAC), Daisy Consortium, European Bureau of Library, Information and Documentation Associations (EBLIDA), Federación Europea de Sociedades Conjuntas de Administración de Reproductores de Copias Audiovisuales Privadas (EUROCOPYA), Federación Europea de Realizadores Audiovisuales (FERA), Federación Iberolatinoamericana de Artistas Intérpretes o Ejecutantes (FILAIE), Federación Internacional de Actores (FIA), Federación Internacional de Asociaciones de Distribuidores Cinematográficos (FIAD), Federación Internacional de Asociaciones de Productores Cinematográficos (FIAPF), Federación Internacional de Periodistas (FIP), Federación Internacional de Asociaciones e Instituciones de Bibliotecarios (FIAIB), Federación Internacional de Músicos (FIM), Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI), Federación Internacional de Videogramas (IVF), Federación Norteamericana de Artistas de Televisión y de Radio (AFTRA), Instituto Max Planck para el Derecho Extranjero e Internacional sobre Patentes, Derecho de Autor y Competencia (MPI), International Affiliation of Writers Guilds (IAWG), International Music Managers Forum (IMMF), Japan Electronics and Information Technology Industries Association (JEITA), Oficina Internacional de Sociedades Administradoras de Derechos de Grabación y Reproducción Mecánica (BIEM), Unión de Confederaciones de la Industria y de los Empleadores de Europa (UNICE), Unión de Organismos Nacionales de Radio y Televisión de África (URTNA), Unión de Radiodifusión de Asia y el Pacífico (ABU), Unión Europea de Radiodifusión (UER), Unión Internacional de Editores (UIE), y Unión Mundial de Ciegos (UMC) (43).
6 Abrió la sesión el Sr. Geoffrey Yu, Subdirector General, quien dio la bienvenida a los participantes en nombre del Dr. Kamil Idris, Director General de la OMPI. Asimismo, expresó el agradecimiento de la Secretaría por la eficaz manera con que la Reunión de Información sobre Contenidos Digitales para Discapacitados Visuales había sido dirigida por el Sr. Carlos Teysera Rouco, Presidente del Consejo de Derecho de Autor de Montevideo, y agradeció asimismo a los miembros del Comité su participación en dicha reunión, así como a los oradores, cuyas alocuciones calificó de útiles e informativas.
ELECCIÓN DE LA MESA
7 El Comité Permanente eligió por unanimidad Presidente al Sr. Jukka Liedes (Finlandia) y Vicepresidentes a los Sres. Shen Rengan (China) y Abdellah Ouadrhiri (Marruecos).

ADOPCIÓN DEL ORDEN DEL DÍA


8 A propuesta del Presidente, el Comité Permanente adoptó el orden del día, que figura en el documento SCCR/10/1.

PROTECCIÓN DE LOS ORGANISMOS DE RADIODIFUSIÓN


9 El Presidente declaró que se había avanzado enormemente en la protección de los organismos de radiodifusión durante la sesión anterior del Comité Permanente. Esa cuestión ha formado parte del orden del día de la OMPI desde 1997, cuando se celebró en Manila el primer foro mundial sobre los derechos de radiodifusión, y ha estado incluida en el orden del día del Comité a partir de 1998. El Comité ha examinado la protección de los organismos de radiodifusión en nueve ocasiones, han sido presentadas numerosas propuestas y se ha obtenido un panorama claro de la cuestión. El Presidente propuso que el Comité examine en primer lugar todas las cuestiones y puntos que las delegaciones consideren importantes, incluidas las cuestiones siguientes:  i) el alcance de la protección, incluido el objeto de la protección;  ii) los derechos que han de otorgarse;  iii) el trato nacional;  y iv) las relaciones con otros tratados. En segundo lugar, el Comité podría debatir la labor futura respecto de los derechos de los organismos de radiodifusión y la posibilidad de organizar una conferencia diplomática. En tercer lugar, el Comité podría evaluar los avances realizados y tomar las decisiones pertinentes en relación con otras cuestiones y reuniones ulteriores. Por último, el Comité podría examinar otras cuestiones, y la Secretaría podría dar cuenta de los avances realizados en su labor.
10 La Delegación de la Comunidad Europea agradeció a la Secretaría la organización de la Reunión de Información sobre Contenidos Digitales para Discapacitados Visuales. En cuanto a la protección de los organismos de radiodifusión, recordó que los principios, su utilidad y su conveniencia están bien establecidos al menos en todos de los actualmente 76 Estados Contratantes de la Convención de Roma. La Comunidad Europea y sus Estados miembros conceden a los organismos de radiodifusión una protección todavía mayor a la prevista en la Convención de Roma. Dicha protección es en ambos casos –es decir, en virtud de la Convención de Roma y en el marco de Unión Europea  equilibrada y funcional. La Delegación reiteró el compromiso de la Comunidad Europea y sus Estados miembros de actualizar la protección de los organismos de radiodifusión. Dicha actualización deberá basarse en la Convención de Roma y complementarse mediante ciertos elementos que actualmente ofrecen el WPPT y los sistemas de derechos conexos nacionales o regionales. La Delegación sigue estando convencida de que al comparar las distintas propuestas, documentos de sesión y demás documentos, sólo quedan unas cuantas cuestiones pendientes. Propuso que el Presidente resuma la situación en un documento consolidado que permita al Comité tomar una decisión con respecto al calendario y la posible conclusión de la futura labor, esperando que lo haga en la próxima sesión del Comité.
11 La Delegación de la Federación de Rusia respaldó la declaración de la Delegación de la Comunidad Europea y convino en que la elaboración de un proyecto de propuesta básica haría avanzar los debates. La labor realizada hasta la fecha ha ayudado enormemente a que su Gobierno elabore un proyecto de ley en el que figuran los derechos de los organismos de radiodifusión, teniendo en cuenta los problemas planteados por el entorno digital. La Delegación instó a todos a que aúnen sus esfuerzos a fin de alcanzar el consenso acerca de la difusión por Internet.
12 La Delegación de Suiza declaró que ha llegado el momento de convocar una conferencia diplomática sobre la protección de los organismos de radiodifusión, puesto que ha habido numerosos años de debates sobre el tema y se han realizado grandes avances al respecto. La Delegación solicitó a la Secretaría que elabore un documento en el que se reflejen los puntos objeto de controversia, así como los puntos sobre los que existe el consenso, lo que permitirá que las eventuales deliberaciones sobre el tema sean más eficaces y fructíferas.
13 La Delegación del Senegal reiteró el compromiso de fortalecer la protección de los derechos de los organismos de radiodifusión. Recordó las preocupaciones que había manifestado durante la sesión anterior del Comité respecto de la propuesta de protección de los organismos de difusión por Internet. Es necesario obtener mayor información sobre esa cuestión y analizarla más detenidamente a fin de que las delegaciones puedan tomar postura con mayor conocimiento de causa. Ha llegado el momento de examinar las cuestiones debatidas hasta la fecha y de pronunciarse sobre la elaboración de una propuesta completa.
14 La Delegación de los Estados Unidos de América declaró que el hecho de que la protección de los derechos de los organismos de radiodifusión haya formado parte del orden del día del Comité Permanente durante mucho tiempo refleja las dificultades que existen a la hora de analizar detalladamente las cuestiones que se hallan en juego. La propuesta de la Delegación tiene por fin abordar la cuestión de las nuevas tecnologías y los derechos de los titulares. En la propuesta figuran definiciones que garantizan que los derechos de los organismos de radiodifusión no entren en conflicto con los derechos de otros titulares, teniendo en cuenta asimismo los intereses de los consumidores. Habida cuenta de la amplia gama de propuestas existentes, es necesario determinar las esferas en las que existe el consenso y aquellas en las que existen diferencias. Así pues, es necesario establecer un mecanismo a tal efecto antes de que finalice la presente reunión, para poder avanzar en la cuestión.
15 La Delegación de Georgia señaló los avances tecnológicos que han tenido lugar durante los últimos diez años. A consecuencia de éstos, el Comité tiene que avanzar en la protección de los organismos de radiodifusión, y debe establecerse el equilibrio entre los derechos otorgados a esos organismos y los intereses de la sociedad en general. El Comité debe llevar a cabo una labor productiva de manera que esté más cerca de encontrar una solución a los problemas planteados, a resultas de lo cual podrá convocarse una conferencia diplomática.
16 La Delegación del Japón apoyó la idea de reagrupar las propuestas efectuadas y declaró que es necesario que la labor del Comité avance de manera transparente y visible.
17 El Presidente propuso dividir las cuestiones objeto de debate en tres grupos. El primer grupo hace referencia al objeto de la protección, el segundo a los derechos y obligaciones, y el tercero guarda relación con otros elementos complementarios. En caso de que haya tiempo suficiente, podrían participar en el debate las organizaciones no gubernamentales. El objeto de la protección podrá examinarse con arreglo a determinados niveles de prioridad. El primer nivel, respaldado por la mayoría de las delegaciones, atañe a la protección de la radiodifusión tradicional y de las señales tal y como se define en la Convención de Roma. El segundo nivel corresponde a los elementos que constituyen sólidos candidatos a la protección, a saber, las transmisiones originales de cable o las emisiones por cable, la protección de las señales anteriores a la difusión y la transmisión simultánea en caudales por Internet. Por último, el tercer nivel abarca las transmisiones no simultáneas por redes digitales o las transmisiones de programas propios por Internet, que tienen un apoyo muy limitado en el Comité. En opinión del Presidente, en la sesión anterior del SCCR se había presentado un panorama completo de la cuestión relativa al objeto de la protección, por lo que no es necesario debatir extensamente ese tema durante la presente sesión. La cuestión del alcance de los derechos podrá constituir un subgrupo. Concretamente, abarcará los derechos relativos a la reproducción de emisiones, como el derecho de controlar y reproducir una fijación, reconocido en la Convención de Roma; el derecho de distribución de una fijación, y los derechos relativos a la transmisión de las emisiones, como los derechos de retransmisión y de redifusión por cable de las emisiones. Muchas delegaciones han convenido en la protección contra las redifusiones simultáneas por cable o por redes digitales, así como en la protección contra la radiodifusión diferida o la retransmisión. Existen opiniones divergentes en cuanto al derecho de puesta a disposición de emisiones fijadas, previsto en el WPPT en relación con las interpretaciones o ejecuciones fijadas. El derecho de comunicación al público podría reconocerse en un nuevo instrumento sin que esté sujeto a ninguna condición de pago de una tasa de admisión, como está previsto en la Convención de Roma. Asimismo, el Presidente hizo referencia a las obligaciones relativas a las medidas tecnológicas de protección y a la información sobre la gestión de derechos que han sido suscritas en varias propuestas; no obstante, también se han efectuado propuestas sobre la necesidad de reconocer un derecho de descifrado para completar la protección de las emisiones contra la piratería. Por último, el Presidente hizo referencia a los dos planteamientos generales en los que puede basarse la protección de los organismos de radiodifusión, a saber, un sistema completamente desarrollado de derechos de propiedad intelectual patrimoniales o un sistema más limitado, concebido contra el robo de señales. Asimismo, también se ha hecho referencia a otras legislaciones, como la legislación relativa a las telecomunicaciones.
18 La Delegación del Japón indicó que ha sido ampliamente debatida en su país la cuestión de si debe incluirse un derecho de descifrado en el nuevo tratado y que todavía se está debatiendo el tema en los círculos nacionales. La Delegación declaró que debería incluirse el derecho de puesta a disposición de emisiones no fijadas en el nuevo instrumento, y está convencida de la eficacia de ese derecho en el entorno digital. La transmisión por caudales es un caso específico de transmisión de emisiones no fijadas. Por lo tanto, a fin de mantener el equilibrio entre los derechos reconocidos por el WPPT, el derecho de puesta a disposición debe figurar en el nuevo tratado.
19 La Delegación de los Estados Unidos de América señaló las cuestiones que merecen una mayor atención, indicando que la mayoría de las definiciones se basan en la redacción del Tratado de la OMPI sobre Derecho de Autor (WCT) y el WPPT, en particular en lo concerniente a las definiciones de “fijación” y “radiodifusión”, en las que la referencia a la “representación de éstos” tiene por fin tener en cuenta la cuestión de las representaciones digitales. Se ha planteado la cuestión de si, en el contexto de la emisión simultánea o difusión por Internet, esta expresión podría incluir la representación de todo elemento que figure en un sitio Web tradicional. La Delegación declaró que no se trata de prever un amplio alcance de cobertura por lo que han de volverse a formular las definiciones a ese respecto. Otra cuestión de interés es la de las posibles esferas de conflicto entre los derechos de los autores y los de los posibles beneficiarios del nuevo instrumento, a saber, los organismos de radiodifusión, los organismos de difusión por cable y los organismos de difusión por Internet. La Delegación no tiene intención de crear un conflicto entre los derechos propuestos en el nuevo instrumento y los derechos sobre el contenido, que pertenecen a otros titulares, sino establecer cierto grado de paralelismo entre los derechos sobre el contenido y los derechos de los organismos de radiodifusión, los organismos de difusión por cable y los organismos de difusión por Internet. El Artículo 1.2) de la versión revisada de su propuesta (SCCR/9/4 Rev.) se ocupa de ese punto concreto y ha sido tomado del Artículo 1 de la Convención de Roma. No es intención de la Delegación permitir que resulte afectada la protección del derecho de autor o los derechos de otros titulares conexos. La Delegación está dispuesta a examinar otras propuestas para obtener una mayor seguridad jurídica. Asimismo, se mostró preocupada por la definición de radiodifusión propuesta por la Comunidad Europea y sus Estados miembros en la que se pretende incluir la emisión simultánea por Internet dentro del objeto de la protección del tratado propuesto. Esta preocupación se deriva de una decisión reciente de un tribunal de apelación de su país que ha considerado que la actividad de emisión simultánea de un organismo de difusión por Internet, por una parte, y las transmisiones de programas propios por Internet, como la difusión por Internet, por otra, han de considerarse actividades similares a los efectos del cumplimiento de la legislación en materia de derecho de autor. El principio según el cual estas actividades han de tratarse en pie de igualdad también es aplicable a las deliberaciones del Comité.
20 La Delegación de la Federación de Rusia hizo referencia al objeto de la protección y a los derechos que han de ser otorgados en el nuevo instrumento, y declaró que no cambiado su postura sobre esas cuestiones. El nuevo instrumento tiene que centrarse en la actualización de la protección otorgada a los organismos de radiodifusión tradicionales, incluida la protección de las señales. Asimismo, la Delegación señaló que está dispuesta a estudiar las posibles soluciones para la protección de los organismos de difusión por Internet. El Comité ya casi ha alcanzado un compromiso sobre los derechos tradicionales que han de otorgarse a los organismos de radiodifusión, como el derecho de fijación, el derecho de redifusión, el derecho de distribución al público y el derecho de puesta a disposición. También podría figurar en la lista de derechos que han de otorgarse el derecho de descifrado. La Delegación consideró que podría resultar útil examinar todas las cuestiones relativas a Internet en un nuevo acuerdo independiente que podría ocuparse de la protección de esos titulares de derechos.
21 La Delegación de Australia hizo referencia a algunos acontecimientos recientes que han tenido lugar en su país. La cuestión de determinar cuál es el tiempo de emisión necesario para que tenga lugar una emisión ha sido objeto de una importante controversia entre los organismos de radiodifusión televisiva, y el Tribunal Federal ha decidido que una sola imagen de una transmisión televisiva podría considerarse como emisión. Todavía no se ha pronunciado la decisión definitiva a ese respecto. La Delegación consideró que únicamente se avanzaría en los debates si se distingue la protección de las emisiones por Internet de la protección de los organismos de radiodifusión tradicionales.
22 La Delegación del Canadá hizo referencia a la naturaleza básica de la protección que debería concederse a los organismos de radiodifusión. Se pronunció a favor de un planteamiento basado en la lucha contra la piratería e hizo hincapié en dos características al respecto. Todo derecho sobre una fijación tiene que guardar relación con las fijaciones efectuadas sin la autorización del organismo de radiodifusión o realizadas en virtud de una extensión o limitación legítima pero que han sido utilizadas con otros fines. En el caso en que un organismo de radiodifusión transmita el contenido protegido por el derecho de autor o los derechos conexos, el titular de ese contenido tendría que tener derecho a autorizar cualquier acto para el que se exija por lo demás el consentimiento del organismo de radiodifusión. De esta manera los derechos de los organismos de radiodifusión no pondrán trabas a los derechos sobre el contenido.
23 La Delegación de China observó que en las propuestas relativas a la protección de los organismos de radiodifusión se refleja el desarrollo económico, social y cultural de los países, compartiendo al mismo tiempo determinadas posiciones en relación con esa protección. Como en este momento las concordancias de opinión son mayores que las divergencias, existe una base satisfactoria para un futuro acuerdo. Trayendo a colación las consultas nacionales sobre la cuestión, la Delegación reiteró la posición anterior de que los derechos de los organismos de radiodifusión, en calidad de transmisores de información, deberían ser revisados sobre la base de la Convención de Roma o que, en caso contrario, se deberían reconocer nuevos derechos en el marco de un nuevo tratado y aplicables a nuevos entornos. En concreto, existe la necesidad de equilibrar los derechos y obligaciones de los artistas intérpretes o ejecutantes y de los organismos de radiodifusión. Haciendo referencia al alcance o al objeto de la protección, la Delegación hizo suya la declaración de la Delegación de Australia, en particular en lo concerniente a la exclusión de la difusión por Internet de cualquier protección que se otorgue a los organismos de radiodifusión. En su país, Internet es un nuevo medio de comunicación y la difusión por Internet se halla en las fases iniciales de desarrollo, de manera que es necesario volver a estudiar y considerar la cuestión de su protección. La Delegación observó que en Internet se infringen habitualmente los derechos de autor y los de los artistas intérpretes o ejecutantes, mientras que todavía no está clara la manera de garantizar su protección. Aunque su país está comprometido a participar activamente en los debates, también es importante estudiar más detenidamente la cuestión de la difusión por Internet y reglamentar la protección de los organismos de difusión por Internet en un instrumento distinto. El cifrado y el descifrado constituyen medidas tecnológicas que han sido tratadas de manera adecuada en el marco del WCT y del WPPT y que por otra parte deben ser reglamentadas por la legislación nacional. Por lo tanto, resultaría inadecuado examinar dichas cuestiones como derechos distintos de los correspondientes a los organismos de radiodifusión.
24 La Delegación de Kenya mencionó el documento SCCR/10/3, que contiene su propuesta, presentada originalmente en el documento SCCR/9/3, y solicitó al Comité que tome nota de las siguientes modificaciones: en la página 35, en el Artículo 5.1)f), debe añadirse los términos “y radiodifusión” después de “emisiones”; en el mismo párrafo debe añadirse un nuevo punto i), en el que figuren las palabras “la toma de fotografías de sus emisiones” para dejar constancia del Artículo 29.3) de la legislación de derecho de autor de su país, y también debe añadirse el punto j), en el que figuren las palabras “la explotación de todos los derechos mencionados por medio de la emisión simultánea” a fin de reflejar la situación nacional en esa esfera; en la página 47 (del inglés), debe suprimirse la palabra “first”; y en la página 59, en el Artículo 10 debe sustituirse la palabra “Protocolo” por “Tratado”.
  1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal