S sccr/19/12 original: Inglés fecha



Descargar 305.22 Kb.
Página1/17
Fecha de conversión15.12.2017
Tamaño305.22 Kb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   17


OMPI



S

SCCR/19/12

ORIGINAL: Inglés

FECHA: 30 de noviembre de 2010



ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL

GINEBRA

comité permanente de derecho de autor
y derechos conexos


Decimonovena sesión

Ginebra, 14 a 18 de diciembre de 2009

ESTUDIO SOBRE LA DIMENSIÓN SOCIOECONÓMICA DE LA UTILIZACIÓN NO AUTORIZADA DE SEÑALES: PartE I: ACTUALES TENDENCIAS DEL MERCADO Y LA TECNOLOGÍA EN EL SECTOR DE LA RADIODIFUSIÓN



preparado por
Screen Digest, Londres
*

ÍNDICE




Resumen

1 El mercado mundial de la radiodifusión es hoy objeto de una expansión y de un cuestionamiento de su estructura sin precedentes. La capacidad de acceso cada vez mayor a los servicios de televisión, a raíz del mayor número de ingresos disponibles en todo el mundo va a la par de un auge de las nuevas plataformas de distribución y de la consolidación de las que ya existen. Se trata de cambios en gran medida propulsados por el perfeccionamiento de los servicios de televisión gratuitos y de pago, a lo que viene a añadirse la generalización de la conexión de banda ancha a Internet y de la telefonía móvil, cambios que explican que las compañías, se trate de organismos de radiodifusión como de titulares de contenido, enfoquen de otra forma la industria de la televisión.



Gráfico 1. 2009: Penetración en los hogares de plataformas de TV





COMPETENCIA EN LOS SERVICIOS DE TELEVISIÓN POR CABLE

2 Para hacer frente al reto que suponen las transmisiones digitales, en Asia, Europa y todo el continente americano, los servicios de televisión por cable están perfeccionando su infraestructura de radiodifusión así como el equipo de recepción. Paralelamente se están introduciendo mejoras en las líneas, lo que favorece el funcionamiento de servicios interactivos como los vídeos a la carta.


3 La televisión por cable se enfrenta hoy a la creciente competencia de las nuevas plataformas en mercados consolidados. En Europa Occidental, la amenaza que suponen los servicios digitales terrestres, a los que vienen a añadirse las plataformas IPTV (televisión por protocolo de Internet) de bajo costo, está perjudicando el sector. Mientras que existe sin duda un mercado para los servicios de televisión por satélite en tanto que plataformas de contenido de alta calidad (Premium) que distribuyen programas deportivos y películas en los hogares de altos ingresos, con lo que dichos servicios mantienen una relación incómoda pero relativamente estable con el sector del cable, la IPTV y TDT se dirigen en gran medida a hogares de menores ingresos que recurren a los servicios por cable.
4 Como mínimo, el número de abonados a servicios de televisión por cable en Europa Occidental y América del Norte ha permanecido estacionario, pero en un gran número de casos ha descendido, por cuanto los clientes se han pasado a la competencia. Se prevé que de aquí al año 2013, la penetración en los hogares de la televisión por cable disminuya en un 2,5% en Europa Occidental; en cuanto a América del Norte, las estadísticas apuntan a una pérdida de alrededor del 6% en los próximos cinco años.
5 En los mercados de países emergentes, el potencial de la televisión por cable es algo más positivo. En Europa del Este cabe prever que la penetración de la televisión por cable en los hogares experimente un aumento del 14% en los próximos cinco años, pasando de entre 28 a alrededor del 32%, penetración que en Asia se prevé aumente en un 15% a partir del 48% y en América Central y del Sur, en un 17%. En Sudamérica se parte de un nivel bajo, con apenas un 19% de hogares equipados con servicios de televisión por cable.
6 Dada la elevada competencia que existe a ese respecto en Europa Occidental y en América del Norte, los proveedores de servicios de cable han introducido las modificaciones necesarias en sus redes a los fines de hacer frente a servicios más perfeccionados. El progreso que supone la televisión digital permite tener más canales, lo que en los Estados Unidos, por ejemplo, es fundamental para la competitividad, y se observa que las compañías de suministro de servicios de cable se han quedado a la zaga de los proveedores de servicios de satélite en la prestación de servicios de televisión de alta definición. En Europa, el progreso de la televisión digital ha sido menos notable, en particular, en lo que respecta a la alta definición, pero ha supuesto una oportunidad para que las compañías de servicios de cable aumenten el número de canales de base que suministran a los consumidores, preservando así su clientela de base frente a nuevos servicios digitales terrestres, y han introducido servicios de pago, lo que ha supuesto un aumento de los ingresos que perciben mediante los clientes abonados.
7 El hecho de que las principales compañías de servicios de cable de Europa Occidental y América del Norte hayan empezado a orientar sus servicios hacia la transmisión digital se ha traducido en una disminución en los precios del material y equipo. De ahí que la tecnología necesaria para la prestación de servicios digitales, en particular, el equipo destinado al consumidor, como los descodificadores de señales digitales terrestres (set top boxes) esté más al alcance de operadores de menor talla y los operadores que trabajan en mercados de menores ingresos por cliente. Eso ha contribuido a que las compañías de servicios de cable de Europa del Este, Asia y Sudamérica empiecen a utilizar esas tecnologías.
8 El primer puesto mundial en lo que al cable digital se refiere lo ocupan los Estados Unidos de América, mercado con una demanda apremiante de televisión de alta definición mediante tecnología digital. En los Estados Unidos, más de dos terceras partes de los hogares equipados con tecnología de cable están también equipados con tecnología digital, porcentaje que en Sudamérica y Asia es del 30%, en Europa Occidental, del 40%, y en Europa del Este, de algo más del 10%. En China, el auge de la tecnología digital, con vistas a los Juegos Olímpicos, es uno de los factores fundamentales que explican el índice relativamente elevado de la transición a la tecnología de cable digital.

TELEVISIÓN A LA CARTA Y TELEVISIÓN POR PROTOCOLO DE INTERNET (IPTV)

9 Los servicios que realmente ofrecen vídeos a la carta y que permiten el acceso instantáneo a un catálogo de obras en un servidor remoto, constituyen un activo cada vez más importante para las empresas de televisión por cable para frenar las iniciativas de los proveedores de servicios de IPTV que aspiran a hacerse con la misma clientela. Hasta la fecha, la puesta en práctica de esos servicios ha sido relativamente limitada, estimándose que a finales de 2009 apenas 27 millones de los 300 millones de hogares europeos equipados de televisión estarán equipados para la recepción de servicios de vídeo a la carta. Para esa misma fecha se calcula que cerca de 50 millones de los 126 millones de hogares en América del Norte tendrán la posibilidad de acceder a vídeos a la carta. En lo que respecta a Asia, menos del 5% de los hogares equipados de televisión tienen en la actualidad la posibilidad de beneficiarse de servicios de vídeo a la carta, porcentaje que en América del Sur y América Central se sitúa en menos del 1%.


10 En Europa, la IPTV es la plataforma de mayor alcance en la prestación de servicios de vídeo a la carta: en la actualidad, más de la mitad de los hogares que están equipados para recibir servicios a la carta recurren a la IPTV. Prácticamente todas las compañías de telecomunicación que están en el mercado ofrecen servicios de IPTV mediante conexiones de banda ancha con el descodificador de señales digitales terrestres. Por lo general se trata de servicios de bajo costo que se ofrecen sin costos adicionales mediante conexión de banda ancha. Los paquetes básicos de TV por los que se paga un precio mensual fijo suelen ser menos caros que los servicios locales de cable digital.
11 No obstante, en Europa, la televisión por cable se está poniendo rápidamente a la altura de la IPTV en cuando a la prestación de servicios a la carta, por cuanto prosigue la transición digital de los clientes a plataformas que ofrecen sistemas a la carta y otros proveedores de servicios y televisión por cable están empezando a ofrecer servicios a la carta. Es importante señalar que, a diferencia de los nuevos servicios de IPTV, los proveedores de servicios de televisión por cable tienen economías de escala que les permiten tomar enérgicas iniciativas y ofrecer contenido a la carta en sus paquetes de TV. Hacia el año 2013, la televisión por cable habrá dejado atrás a la IPTV en la prestación de servicios a la carta a los hogares europeos.
12 Además, el cable va por delante en otras regiones; concretamente, en América del Norte se empezó pronto a prestar servicios a la carta por cable, ganando este último una ventaja con respecto a las nuevas plataformas IPTV. En Asia, dada la calidad de las líneas de telecomunicación, las compañías de telecomunicación de muchos países, como la India, han tenido muchas dificultades para empezar a prestar servicios de IPTV, aunque existen territorios como Hong Kong y Corea del Sur, en los que los sistemas de IPTV han tenido gran impacto. En América del Sur, la legislación encaminada a impedir que las compañías de telecomunicación abusen de una posición de mercado dominante, ha sido un obstáculo para la introducción de la IPTV, pues las principales compañías de telecomunicación no tienen derecho a ofrecer televisión lineal (es decir, sobre la base de un horario fijo) mediante banda ancha. Aunque hay compañías como Brasil Telecom que han intentado empezar a prestar servicios de televisión exclusivamente a la carta, la consolidación del mercado se ha traducido en el abandono de la plataforma de IPTV.
13 Los servicios de TV por satélite, que adolecen de la falta de conexión “uno a uno” necesaria para la verdadera prestación de servicios de vídeo a la carta, recurren cada vez más a Internet para encontrar la solución. La nueva generación de receptores satélite suele venderse con puerto Ethernet, lo que permite su conexión con Internet mediante banda ancha. Eso se da con mayor frecuencia en Europa Occidental y América del Norte, en donde se acusa más la competencia entre los sistemas a la carta por cable y por IPTV. Cabe esperar que esa tendencia se generalice a medida que los servicios de IPTV van ganando terreno en Europa del Este y Asia y se introduzcan mejoras en la infraestructura de los servicios por cable.

EL SALTO A LA TECNOLOGÍA DIGITAL TERRESTRE

14 Los servicios de televisión terrestre, que constituyen la plataforma básica de acceso de la que dependen los miembros más vulnerables de la sociedad para la recepción de televisión, tienen que ser más prudentes a la hora de adoptar la tecnología digital que los servicios de televisión por cable. Las plataformas de televisión de pago se rigen en gran medida por criterios financieros y de competencia, lo que significa que la decisión de pasar de la tecnología analógica a la tecnología digital depende de la liquidez de que se disponga y del rendimiento de las inversiones; ahora bien, los principales organismos de radiodifusión que funcionan mediante servicios terrestres tienen, en la mayoría de los mercados del mundo, la obligación de suministrar acceso prácticamente universal a los canales básicos del servicio público.


15 De ahí que, a fin de utilizar con mayor eficacia las posibilidades que ofrecen las emisiones analógicas, la mayor parte de las plataformas terrestres de los países desarrollados y en desarrollo han iniciado o están por iniciar los preparativos para pasar por un largo proceso de transición en cuyo marco, todos los hogares que utilicen la recepción por medios analógicos terrestres adoptarán la recepción digital. A ese proceso contribuirán varias campañas de sensibilización pública, que normalmente incumben a los organismos de radiodifusión del servicio público. Cabría considerar la posibilidad de ofrecer subvenciones gubernamentales para que determinados sectores de la población tengan acceso a la recepción por esos medios.
16 La transición hacia la tecnología digital varía considerablemente de una región a otra. En lo que respecta a la adopción de la TDT, cabe considerar que Europa Occidental se sitúa por delante de la mayor parte de los mercados. Se prevé que a finales de 2009, más del 27% de los hogares de Europa Occidental utilicen, como principal método de recepción, servicios de TDT, lo que supone un 86% del 32% necesario a los fines de una cobertura relativamente completa de los hogares que no utilizan el cable, el satélite ni la TV por Internet, lo que permitirá el apagón analógico. Se prevé que a finales de 2013, sólo Grecia y Chipre sigan dependiendo de servicios de televisión analógica terrestre, pues la mayor parte de los países adoptarán la TDT a finales de 2012.
17 En otras regiones, ese paso ha sido más lento. En el continente americano, los Estados Unidos, que se caracterizan por una elevada penetración de la televisión de pago, han apagado su red analógica terrestre, y los mercados de América del Sur y América Central acaban de iniciar la adopción de medidas necesarias para la incorporación de la tecnología digital terrestre. Hasta la fecha, y entre los principales mercados de America del Sur, sólo el Brasil ha iniciado la difusión de señales TDT, y en ese país se cifra en menos del uno por ciento el número de hogares que utilizan en la actualidad la televisión digital terrestre. En Asia, los mercados más desarrollados, a saber, Singapur, el Japón y Corea del Sur, no están lejos de la transición digital, a la par de Europa Occidental. Por otro lado están los mercados como China, que ha adoptado un enfoque fragmentado de la adopción de la TDT, es decir, que la transición está llevándose a cabo relativamente despacio, mientras que hay países como la India y el Pakistán que todavía no cuentan con servicios públicos de TDT. En la región del Oriente Medio, Turquía y el continente africano, los países más ricos, Marruecos, Túnez y Arabia Saudita han iniciado la transmisión TDT, pero la mayor parte de los territorios, en particular, los mercados del África Subsahariana (incluido Sudáfrica) todavía no han empezado a utilizar esa tecnología. De los países que ya han comenzado a transmitir por esos medios de la región anteriormente mencionada, la mayor parte tienen previsto el apagón analógico a finales de 2015 o más tarde. En Sudáfrica, el objetivo es la adopción de la TDT en 2012, objetivo cuyo cumplimiento es improbable habida cuenta de la falta de medidas que se han tomado hasta la fecha a ese respecto y del poco tiempo que queda para dicha transición.
18 La disponibilidad de servicios digitales terrestres ha incidido en las actividades de los organismos de radiodifusión comerciales. En un gran número de casos, estos últimos han pasado de tener dos o tres competidores a tener que vérselas con diez o veinte. Ha bajado así la cuota de audiencia, lo que ha repercutido negativamente en los ingresos publicitarios. Tomando el caso de Francia, por ejemplo, en los dos años siguientes al inicio de los servicios digitales terrestres, los organismos públicos de radiodifusión experimentaron un declive del 6% en el índice de telespectadores de los principales canales, lo que contrasta con el aumento en un 25% de la cuota de audiencia de redes multicanales. La fragmentación en ese ámbito incide en la reacción de los telespectadores de programas en directo, y la disponibilidad creciente de servicios de vídeo por Internet contribuye a aumentar la fragmentación del público.

SERVICIOS DE TELEVISIÓN POR INTERNET

19 A esa fragmentación, dada la disponibilidad de contenido por Internet, contribuye la disponibilidad de servicios de banda ancha de alta velocidad. Un factor vital para que los servicios por Internet constituyan una alternativa viable a la radiodifusión, es el acceso relativamente rápido al contenido. Los servicios de banda ancha facilitan el acceso y constituyen un requisito de base para la industria de distribución de contenido por Internet.


20 A finales de 2009, más del 57% de los hogares de Europa Occidental contarán con conexiones de banda ancha de alta velocidad, y se prevé que a finales de 2013 ese porcentaje se sitúe en cerca del 70%. La instauración de un estricto marco reglamentario ha aumentado la competencia entre los proveedores de Europa Occidental, fomentando una baja de los precios y una mayor facilidad de acceso a los servicios. En la actualidad, la penetración de los servicios por Internet en Europa del Este representa menos de la mitad de la de Europa Occidental, situándose en 25%, pero se prevé que hacia el año 2013 la adopción de dichas tecnologías pase a ser del 36%. Por el momento, la Federación de Rusia frena ese promedio, con apenas un 17% de penetración a finales de año. Excluyendo dicho país, se calcula que la penetración media en el resto de los territorios de la Europa del Este sea de alrededor del 50%.
21 Un gran número de mercados de Asia y el Pacífico han optado por los servicios de banda ancha de alta velocidad, y hay mercados como el de Hong Kong, Singapur y Corea del Sur que están en la vanguardia mundial en cuanto a las suscripciones a servicios de banda ancha. En cuanto a China, aunque en la actualidad registra un 24% de penetración, la expansión es rápida y el país representa hoy en día el mayor mercado del mundo de servicios de banda ancha, superando ya a mediados de 2008 a los Estados Unidos en cuanto a número de hogares equipados de acceso a banda ancha. Aun cuando en la India la disponibilidad de banda ancha es cada vez mayor, la adopción de esas tecnologías se ha visto obstaculizada por una velocidad relativamente baja y por una calidad irregular en las líneas. No obstante, dada la demanda de servicios de banda ancha, cabe prever que a finales de 2013 se triplique el número de suscripciones (partiendo, no obstante, de una base del 3%).
22 En América del Sur y América Central se observan las mismas tendencias que en Europa del Este en cuanto a los servicios de banda ancha, con una captación del 22% a finales del año de 2009, que pasará a ser del 33% a finales de 2013. En cuanto a los territorios de Oriente Medio, Turquía y África, la penetración de la banda ancha varía considerablemente de un lugar a otro; entre los países más ricos, por ejemplo Qatar tiene un índice de penetración de más del 50%. En contraste, los mercados del África Subsahariana adolecen de una escasa aceptación de los servicios de Internet, si se tiene en cuenta que menos del 1% de los hogares de la mayor parte de esos mercados está conectado a Internet (ya sea con conexión por línea de red conmutada o mediante banda ancha). Esos porcentajes son más elevados en África del norte. En Egipto, por ejemplo, más del 15% de los hogares recurre a servicios por Internet, aunque sólo 5 a 10% de los usuarios de Internet están equipados para el acceso a banda ancha.
23 Aunque los servicios de vídeo por Internet se ofrecen de varias formas, desde el punto de vista comercial pueden dividirse en servicios de alquiler de películas y servicios financiados a base de publicidad en los que se tiene acceso a series de televisión. Los principales agentes en el alquiler de películas en mercados consolidados como el del Reino Unido o el de los Estados Unidos son los gigantes de la informática Appel y Microsoft. iTunes de Appel se ha hecho con el mercado de películas por Internet en cada uno de los territorios en los que se ha establecido; por ejemplo, se ha hecho con una cuota de mercado de más del 80% de todo el mercado estadounidense de alquiler a particulares por Internet, que representa 600.000.000 de dólares EE.UU. iTunes, líder en lo que respecta a alquiler, se reparte el mercado del alquiler en línea con la consola de juegos de Microsoft Xbox 360, que permite que los usuarios descarguen de forma temporal películas mediante Internet al disco duro de la consola.
24 En lo que respecta al contenido de TV en los mercados desarrollados, a pesar del auge de portales y agregadores como Hulu en los Estados Unidos, que funcionan como las plataformas tradicionales de televisión de pago, los organismos de radiodifusión son los que controlan el contenido que se distribuye por Internet. De ahí que los principales organismos de radiodifusión se lleven una parte considerable de los ingresos de publicidad de la televisión por Internet. En los Estados Unidos, el porcentaje se aproxima al 50%, pero los mercados en los que funciona menos bien el negocio de la televisión de pago y con portales de contenido menos rico, como el Reino Unido, la cuota de los organismos públicos de radiodifusión puede ser tan elevada como el 80% del mercado. Los ingresos son escasos y por el momento insuficientes para colmar las lagunas generadas por la disminución de ingresos publicitarios. Uno de los problemas que tienen en cuenta los servicios de vídeo por Internet es la posibilidad de una menor aceptación de la publicidad. Mientras que los telespectadores de programas radiodifundidos por televisión se tragan con frecuencia varios minutos de publicidad cada 15 minutos, por lo general, los sitios de vídeo por Internet emiten menos anuncios por programa. No obstante, hay organismos de radiodifusión como ITV, del Reino Unido, que han logrado aumentar el número de anuncios a los fines de mejorar los ingresos que se obtiene por programa de televisión. El total de ingresos que se obtuvieron en el Reino Unido en concepto de publicidad emitida por televisión en línea ascendió a apenas 12 millones de libras en 2008 y aunque se prevé que a finales de 2013 ITV se haga con 75 millones de libras en concepto de anuncios de televisión por Internet, eso no colmará el déficit que se proyecta en la publicidad mediante televisión lineal.
25 En los mercados en desarrollo todavía no se han tomado iniciativas claras y en lo que respecta a las economías emergentes, la distribución de contenido de vídeo por Internet no existe prácticamente. Pero, habida cuenta de que en Europa Occidental y América del Norte los servicios de TV por Internet empezaron a funcionar realmente hace dos años, no es de extrañar. Sorprendente sería en cambio, de medio a largo plazo, si los organismos de radiodifusión de los mercados en desarrollo no sacan partido del nuevo mecanismo de distribución. En China, la división de radiodifusión de banda ancha del Shanghai Media Group acaba de poner en marcha una versión de prueba de un servicio por Internet de “catch-up TV” (servicio que permite a los telespectadores acceder a programas emitidos por cualquier canal en los últimos siete días), que ha venido a llamarse Shanghai Online Television. Ese servicio ofrece las mismas posibilidades que los principales organismos de radiodifusión europeos en lo que respecta a 10 canales del grupo, permitiendo que el telespectador acceda a programas emitidos en los últimos siete días, poniéndose así a la par de los principales organismos de radiodifusión, CCTV y Henan TV.

LA TELEVISIÓN MÓVIL EN LOS MERCADOS EMERGENTES

26 Mientras que en Asia, Europa y América del Norte está aumentando el número y mejorando el acceso a los servicios que funcionan mediante computadora y televisión sobre la base de la banda ancha, en los mercados como África, la penetración de la TV, las computadoras personales y la banda ancha es sumamente baja. De ahí que es poco probable que los servicios prestados por Internet ganen terreno en la región en los próximos cinco años.


27 Aun cuando la penetración de la TV y la computadora personal es escasa, contrasta con la utilización de la telefonía móvil, elevada en dicho continente. En África es más elevado el uso de servicios de telefonía móvil que el uso de la telefonía fija, si se tiene en cuenta que entre el 80 y el 90% de todos los clientes tiene teléfono móvil. La penetración de la telefonía móvil sigue siendo baja en África (30 abonos por 100 habitantes) en comparación con Europa Occidental, en la que en términos generales hay un 30% más de abonos a telefonía móvil que habitantes, pero constituye el servicio de expansión más rápida en telecomunicaciones de la región. Dada la baja densidad demográfica y el costo de instauración de infraestructura fija, por lo que los servicios alámbricos son menos económicos que en Europa, los operadores se decantan más por los servicios inalámbricos. Eso ha sido también el caso en el sector de la TV, pues apenas se ha oído hablar de la televisión por cable siendo la televisión por satélite el principal método de recepción en un gran número de mercados.
28 Esa situación se está empezando a extender a la esfera de televisión móvil. Dada la disponibilidad creciente de dispositivos telefónicos con capacidad para recibir vídeos, los operadores se interesan hoy por ese medio. De hecho, África aventajaba levemente a Europa Occidental en 2008 en cuanto a la instauración de servicios de televisión móvil: se instauraron ocho servicios en África del Norte y el África Subsahariana, en comparación con siete en Europa Occidental. La televisión móvil no sustituirá a la TV tradicional en la región, pero si se tiene en cuenta que la penetración de equipo de TV se sitúa entre el 10 y el 40% (en función del país), es evidente que la televisión móvil desempeña una función primordial en el suministro de programas de televisión en África.

  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   17


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal