Sí se puede decir que una tierra tiene alma, Jeru



Descargar 112.32 Kb.
Fecha de conversión11.10.2017
Tamaño112.32 Kb.








se puede decir



que una tierra tiene alma, Jeru-

salén es el alma de Eretz Israel... Ieru-

shalaim exige y tiene el derecho de exigir que es-

temos con ella. El juramento hecho al margen

de los ríos de Babilonia (‘Si yo me olvidara de ti Je-

rusalén..’.) es tan válido hoy como era en

aquellos días; solo así tendremos el derecho de

llamarnos el pueblo de Israel”

(David Ben Gurion)




Índice


  • Del Jodesh Pág. 3

  • Introducción Pág. 5

  • Iersuhalaim y su Nombre Pág. 5

  • Hace más de 40 años Pág. 7

  • Guerra de los 6 días Pág. 10

  • Antecedentes Pág. 11

  • Hacia la guerra Pág. 11

  • 5 de junio: Operación Foco Pág. 12

  • 6 de junio: Captura de Umm Qatef y Gaza, cerco de Ierushalaim Pág. 13

  • 7 de junio: Captura de Ierushalaim Pág. 14

  • 8 de junio: Ataque contra el Liberty, propuesta de tregua Pág. 14

  • 9 de junio: Ataque contra Siria Pág. 14

  • 10 de junio: Último día de guerra Pág. 15

  • Consecuencias de la guerra Pág. 15

  • Ierushalaim Hoy Pág. 17

  • Población Pág. 17

  • Gobierno Local Pág. 17

  • Ierushalaim y el tránsito Pág. 18

  • Ierushalaim Cosmopolita Pág. 19

  • Museo de la Coexistencia - Muzeon Al Hatefer Pág. 20

  • McDonalds y la Kashrut en Ierushalaim Pág. 21



Ítems


Avirá: Se evaluará lo que cada kvutzá haya cantado durante el año y, sobre todo, que durante el Jodesh canten todos con canciones creativas que no agredan a otras kvutzot.

 Canción/representación: Cada kvutzá deberá presentar delante de todo el Merkaz una representación, poesía o canción que guarde relación con el tema del Jodesh.

 Chupamediómetro: Sus madrijim trabajan por ustedes todo el año y es hora de recompensarlos. Nos gusta que nos mimen con comida y también con cartitas y abrazos. 

Conducta: Se tendrá en cuenta el comportamiento de los integrantes de la kvutzá durante todo el año y el respeto hacia las otras kvutzot. 

Creatividad: Se premiará a la kvutzá más innovadora, que se destaque por su originalidad para armar los demás ítems. 

Harjavá: Se evaluará el compromiso de los integrantes de cada kvutzá con el Merkaz durante todo el año, y la cantidad de chicos que han venido de acuerdo a sus posibilidades. 

Iniciativa: Se elegirá el proyecto que, de cualquier modo, sea más beneficioso para el Merkaz.

Jidón: Se evaluará el conocimiento de todos los integrantes de la kvutzá sobre el tema del Jodesh. Cabe aclarar que este ítem será muy considerado por el Tzevet de Madrijim. 

Maqueta: Cada kvutzá deberá realizar una maqueta cuyo eje central sea el tema del Jodesh.

 Mataná: Todas las kvutzot deberán entregar a las demás un presente que se encuentre relacionado con el tema del Jodesh.

 Sport: Las kvutzot participarán de distintos juegos deportivos de acuerdo a su edad.Se tendrá más en cuenta el Fair Play (Juego Limpio) que el ganador propiamente dicho.

 Tilboshet: Todos los integrantes de la kvutzá deberán hacer uso del Tilboshet durante todo el Jodesh. Se evaluará la creatividad, concordancia con el tema y la originalidad del mismo.

 Jodesh: Es el premio mayor y será entregado a la kvutzá que haya demostrado una mayor performance durante el transcurso del Jodesh y en cada uno de los ítems. Sin embargo, no necesariamente ganará el Jodesh la kvutzá que más ítems haya conseguido. La decisión inapelable quedará a cargo del Tzevet de Madrijim.

Introducción

Ierushalaim, una ciudad incomparable... La condensación de los tiempos, las imágenes y los relatos que de ella se desprenden, la convierte en un lugar singular que inspira las más diversas apreciaciones.

La Historia y la Teología no han faltado en Ierushalaim; la Literatura y la Arquitectura se han detenido en sus detalles; y los millones y millones que han recorrido sus calles han podido apreciar los innumerables cuadros visuales que ofrece la ciudad. Ierushalaim fue pincelada con los atributos de la eternidad: allí el tiempo no es sino la dinámica confluencia de todas las épocas y de todas las culturas que por ella pasaron.

Pero más allá de esta Ierushalaim eterna, se asoma la ciudad actual entre los límites religiosos y políticos. Los laberintos aparecen en torno a la figura de Ierushalaim como capital a nivel político

Desde la reunificación de Ierushalaim en 1967 tras la Guerra de los Seis Días, festejamos Iom Ierushalaim. Este moderno jag nos abre una puerta para reflexionar acerca de los significados que ha cobrado esta ciudad para el pueblo judío en el suceder de su historia. Pero también nos mueve a pensar en los dilemas que la atraviesan, y que tienen como protagonista al Hombre.

Por ésto, ante los 40 años de Iom Ierushalaim, constituye una tarea nuestra hacer que la reunificación de Ierushalaim no consista sólo en una cuestión geográfica sino en una verdadera unión social, cultural y religiosa que es lo que, en definitiva, hace de Ierushalaim una ciudad única.

Ierushalaim y su Nombre

Al principio era costumbre escribir la palabra ירושלים - Ierushalaim en hebreo con seis letras:ירושלם.

Se escribía Ierushalem y se leía Ierushalaim.

Cuando se agrandó la ciudad, se le agregó una letra más a su nombre, pues se dijo:

“Siete brazos tiene la Menorá. Por lo tanto, también la palabra ירושלים - Ierushalaim se debe escribir con siete letras”.

Se le agregó una letra muy pequeña: la iud, que es la primera letra del nombre del Creador, la primera letra de Israel y la primera letra de ירושלים – Ierushalaim.


Al principio era costumbre escribir la palabra ירושלים - Ierushalaim en hebreo con seis letras:ירושלם.

Se escribía Ierushalem y se leía Ierushalaim.

Cuando se agrandó la ciudad, se le agregó una letra más a su nombre, pues se dijo:

“Siete brazos tiene la Menorá. Por lo tanto, también la palabra ירושלים - Ierushalaim se debe escribir con siete letras”.

Se le agregó una letra muy pequeña: la iud, que es la primera letra del nombre del Creador, la primera letra de Israel y la primera letra de ירושלים – Ierushalaim.
Hace más de 40 años…

   


El rey David convirtió a Ierushalaim en la capital de su reino, así como en el centro religioso del pueblo judío, en el año 1003 AEC. Unos 40 años más tarde, su hijo Salomón construyó el Templo (el centro nacional y religioso del pueblo de Israel) y transformó la ciudad en la próspera capital de un imperio que se extendía desde el Eufrates hasta Egipto.

El rey babilónico Nabucodonosor conquistó Ierushalaim en el año 586 AEC, destruyó el Templo, y exilió al pueblo. Cincuenta años más tarde, cuando Babilonia fue conquistada por los persas, el rey Ciro autorizó a los judíos el retorno a su patria y les otorgó autonomía. Ellos construyeron un Segundo Templo en el mismo lugar del Primero y reconstruyeron la ciudad y sus murallas.



Alejandro Magno conquistó Ierushalaim en el año 332 AEC. Después de su muerte la ciudad fue gobernada por los ptolomeos de Egipto, y posteriormente por los seléucidas de Siria. La helenización de la ciudad alcanzó su clímax bajo el régimen seléucida de Antíoco IV; la profanación del Templo y los intentos de suprimir la identidad religiosa judía provocaron una rebelión.

Dirigidos por Judas Macabeo, los judíos derrotaron a los seléucidas, reconsagraron el Templo (164 AEC) y restablecieron la independencia judía bajo la dinastía hasmonea, que duró más de cien años, hasta que Pompeyo impuso el dominio romano sobre Ierushalaim. El rey Herodes el Idumeo, que fue impuesto por los romanos como soberano de Judea (37 - 4 AEC), estableció instituciones culturales en Ierushalaim, construyó 16 magníficos edificios públicos y reconstruyó el Templo otorgándole gran esplendor.

La rebelión judía contra Roma estalló en el año 66 EC, al transformarse el dominio romano, después de la muerte de Herodes, en sumamente opresivo. Por unos pocos años, Ierushalaim estuvo libre de dominio extranjero, hasta que, en el año 70 EC, legiones romanas mandadas por Tito conquistaron la ciudad y destruyeron el Templo. La independencia judía fue brevemente reinstaurada durante la rebelión de Bar Cojba (132 - 135), pero nuevamente vencieron los romanos. Se prohibió a los judíos la entrada a la ciudad, que fue redenominada Aelia Capitolina, y reconstruida de acuerdo a los patrones de una ciudad romana.

Durante el próximo siglo y medio, Ierushalaim fue una pequeña ciudad provincial. Esto cambió radicalmente cuando el emperador bizantino Constantino transformó a Ierushalaim en un centro cristiano. La Iglesia del Santo Sepulcro (335) fue la primera de una serie de grandiosas construcciones que se levantaron en la ciudad. Los ejércitos musulmanes invadieron el país en el año 634, y cuatro años más tarde el califa Omar conquistó Ierushalaim. Sólo durante el reinado de Abd al-Malik, quien construyó el Domo de la Roca (691), Ierushalaim pasó a ser, por un corto período, la sede de un califa. El dominio de más de un siglo de la dinastía Omeya de Damasco fue sucedido en el año 750 por los abdsidas de Bagdad y con ellos comenzó la declinación de Ierushalaim.



Los cruzados conquistaron Ierushalaim en el año 1099, masacraron a sus habitantes judíos y musulmanes y fijaron la ciudad como capital del Reino Cruzado. Bajo los cruzados se destruyeron sinagogas, se reconstruyeron antiguas iglesias y muchas mezquitas fueron convertidas en templos cristianos. El dominio cruzado sobre Ierushalaim finalizó en 1187, al caer la ciudad en manos de Saladino el curdo. Los mamelucos, una aristocracia militar feudal de Egipto, dominaron Ierushalaim desde 1250. Construyeron numerosos edificios, pero trataron a Ierushalaim únicamente como un centro teológico musulmán, arruinando su economía por medio de pesados y negligentes impuestos.

Los turcos otomanos, cuyo dominio se prolongó por cuatro siglos, conquistaron Ierushalaim en 1517. Suleimán el Magnífico reconstruyó las murallas de la ciudad (1537), construyó la Pileta del Sultán e instaló fuentes públicas de agua potable por toda la ciudad. Después de su muerte, las autoridades centrales en Constantinopla demostraron poco interés por Ierushalaim. Durante los sigios XVII y XVIII, Ierushalaim llegó a la más profunda de sus decadencias.

Ierushalaim comenzó a florecer nuevamente en la segunda mitad del siglo XIX. El creciente número de judíos que retornaba a su tierra, la decadencia del poder otomano y el revitalizado interés europeo en la Tierra Santa llevaron a un renovado desarrollo de Ierushalaim.



El ejército británico mandado por el general Allenby conquistó Ierushalaim en 1917. Entre 1922 y 1948 Ierushalaim fue la sede administrativa de las autoridades británicas en la Tierra de Israel (Palestina), que le fue confiada a Gran Bretaña por la Liga de las Naciones como consecuencia del desmantelamiento del imperio otomano después de la Primera Guerra Mundial. La ciudad se desarrolló rápidamente, creciendo hacia el oeste, en lo que pasó a ser conocido como "la Ciudad Nueva".

Después del término del Mandato Británico el 14 de mayo de 1948, y de acuerdo a la resolución de las Naciones Unidas del 29 de noviembre de 1947, Israel proclamó su independencia, con Ierushalaim como su capital. Opuestos a su establecimiento, los paises árabes iniciaron un ataque total al nuevo estado, provocando así la Guerra de Independencia de 1948-49. Las líneas de armisticio, trazadas al término de la guerra, dividieron a Ierushalaim en dos, ocupando Jordania la Ciudad Vieja y algunas áreas al norte y al sur, y manteniendo Israel los sectores Occidental y sur de la ciudad.



Ierushalaim fue reunificada en junio de 1967, como resultado de una guerra en la que los jordanos intentaron apoderarse de la parte occidental de la ciudad. El barrio judío en la Ciudad Vieja, que fuera destruido bajo la dominación jordana, ha sido restaurado y ciudadanos israelíes pueden nuevamente visitar sus lugares santos, cosa que les fuera negada entre 1948 y 1967.

NOTA: AEC (ANTES DE LA ERA COMÚN = ANTES DE CRISTO)

EC (ERA COMÚN = DESPUÉS DE CRISTO)
La Guerra de los Seis Días


Fecha

5 de junio – 10 de junio de 1967

Lugar

Oriente Próximo

Resultado

Victoria israelí

Casus
belli


Ataque preventivo de la fuerza aérea israelí contra la aviación egipcia en el Sinaí.

Cambios territoriales

Israel ocupa la Franja de Gaza y la Península del Sinaí de Egipto, Cisjordania (incluyendo Jerusalén este) de Jordania y los Altos del Golán de Siria.


Paises enfrentados


Israel

Egipto
Siria

Jordania
Iraq



Comandantes


Yitzhak Rabin,
Moshe Dayan,
Uzi Narkis,
Israel Tal,
Mordejai Hod,
Ariel Sharon

Abdel Hakim Amer,
Abdul Munim Riad,
Zaid ibn Shaker,
Hafez al-Asad




Fuerzas en combate

50.000 soldados (264.000 incluyendo reservistas movilizados); 197 aviones de guerra

280.000 soldados (Egipto 150.000; Siria 75.000; Jordania 55.000); 812 aviones de guerra

779 muertos,
2563 heridos,
15 prisoneros
(datos oficiales)

21.000 muertos,
45.000 heridos,
6000 prisoneros
más de 400 aviones destruidos
(estimado)



Antecedentes


En 1947, la Organización de las Naciones Unidas estableció un plan para la división del Mandato Británico de Palestina en dos Estados, uno judío y otro árabe, quedando Jerusalén y Belén bajo control internacional. Los países árabes y los líderes de la comunidad árabe Palestina rechazaron el plan y atacaron al recién creado Estado de Israel el mismo día de su proclamación, dando lugar a la Guerra árabe-israelí de 1948, que acabó con la victoria de los judíos, su independencia definitiva y la ampliación del territorio de Israel. Por su parte, Egipto se apropió la Franja de Gaza y Transjordania ocupó Cisjordania y parte de Jerusalén (rebautizando el país con el nombre de Jordania).

Los países árabes no aceptaron el resultado de esta guerra y continuaron con acciones de guerrilla contra Israel, lo que llevó a este país a intervenir junto a Francia y el Reino Unido en la Guerra de Suez (1956). Esta guerra fue una victoria militar, pero una derrota política para los tres aliados, ya que la gran presión diplomática por parte de los Estados Unidos y de la Unión Soviética forzó a Francia, Inglaterra e Israel a retirar sus ejércitos. A cambio de retirar sus ejércitos del Sinaí, Israel obtuvo indirectamente de Egipto el compromiso de detener sus envíos de armamento a las guerrillas que luchaban contra Israel. Como resultado, las relaciones entre Egipto e Israel se tranquilizaron (en la medida en que esto era posible) por un tiempo. Además, un cuerpo especial de la ONU, conocido como UNEF por sus siglas en inglés, fue desplegado en la península del Sinaí, interponiéndose entre israelíes y egipcios.


Hacia la guerra


Sin embargo, la presión constante de la opinión pública de los países árabes forzaba a sus líderes a continuar la lucha contra Israel. Como parte de esta lucha, Egipto continuó apoyando guerrillas, e impulsó una alianza militar con Siria en 1966. Tanto Siria como Egipto estaban respaldados por la Unión Soviética.

El 17 de mayo de 1967, Egipto solicitó formalmente a la ONU la retirada de las tropas de interposición (UNEF), y comenzó a remilitarizar el Sinaí y la frontera con Israel. El 23 de mayo del mismo año, Egipto bloqueó los estrechos de Tirán, lo que según Israel contradecía las Leyes Marítimas de la ONU y era causa de guerra. El 30 de mayo, la presión popular en Jordania logró apartar al rey Hussein de su tradicional alianza con las potencias occidentales y le obligó a unirse a la alianza egipcio-siria, otorgando el mando de sus fuerzas a un general egipcio. El 4 de junio Irak se sumó a la coalición.

Aunque el gobierno de Israel no quería la guerra y la temía, los militares israelíes consideraban que era necesario atacar inmediatamente porque sin la ventaja de la sorpresa, Israel no podría sobrevivir. Israel había movilizado a los reservistas y no podía mantener esa movilización indefinidamente. Ante la disyuntiva de atacar o desmovilizar, no habiendo recibido garantía alguna por parte de EE.UU. de que impulsaría una iniciativa internacional, y con el gobierno de Egipto dando muestras públicas diarias de su voluntad de no enfriar la situación, el gobierno de Israel olvidó sus reticencias y siguió el consejo de sus generales

5 de junio: Operación Foco


La guerra comenzó el 5 de junio, cuando Israel lanzó la Operación Foco, ideada entre otros por Ezer Weizman. Esta operación consistía en una serie de ataques a primera hora de la mañana contra las bases aéreas egipcias, para atrapar a los aviones egipcios en tierra a la vuelta de su tradicional primera ronda al amanecer, alrededor de las 8:00 de la mañana. Israel poseía una información extremadamente detallada de las bases egicipias a atacar, llegando a incluir una lista completa de todos los pilotos egipcios y su rango, así que la hora de ataque fue escogida para maximizar el número de aviones enemigos en tierra. En los diversos ataques israelíes durante la mañana del 5 de junio, Egipto perdió 286 de sus 420 aviones de combate, así como 13 de sus más importantes bases aéreas y 23 estaciones de radar. Israel, por el contrario, perdió sólo 19 de sus 250 aviones de combate.

Las graves pérdidas sufridas por los egipcios, tanto en aviones como en bases de lanzamiento de aviones, dieron a Israel ventaja en los combates aéreos durante toda la guerra, explicando en parte el favorable desarrollo de la misma para el bando israelí.

Pocos minutos después del comienzo de la Operación Foco, las fuerzas terrestres de Israel, divididas en 3 divisiones comandadas por Ariel Sharon, Abraham Yoffe e Israel Tal invadieron la península del Sinaí defendida por 7 divisiones egipcias. Tal no encontró resistencia en el norte del Sinaí, ocupando así la Franja de Gaza. Sin embargo, Sharon y Yoffe encontraron una fuerte resistencia por parte de las tropas del general Sa'di Nagib en Umm Qatef.

En el frente central, Israel tenía la esperanza de que la participación de Jordania en la guerra sería sólo testimonial y una confrontación real no llegaría a producirse; sin embargo, esta esperanza se vio defraudada cuando las tropas jordanas lanzaron, alrededor de las 11:15 de la mañana, una serie de bombardeos sobre la parte israelí de Jerusalén y un ataque sobre algunos de los principales edificios, entre ellos, la Casa de Gobierno. A las 12:30 del mismo día, las fuerzas aéreas israelíes atacaron a las fuerzas aéreas jordanas, atrapándolas en tierra y destruyéndolas en gran medida.

En el frente norte, Siria usó su artillería ubicada en los Altos del Golán para bombardear los asentamientos israelíes de Galilea, mientras que la aviación israelí destruía más del 60% de la fuerza aérea siria.

6 de junio: Captura de Umm Qatef y Gaza, cerco de Jerusalén


En la mañana del 6 de junio, las divisiones de Sharon y Tal conquistaron Umm Qatef y El-Arish, mientras que Yoffe avanzó por el centro de la península del Sinaí en una carrera por ocupar los principales pasos antes que las tropas egipcias y lograr así su captura. En Gaza, por el contrario, tras cruentos combates que provocaron la mitad de las bajas israelíes en todo el frente sur, los principales centros de mando egipcios se rindieron, permitiendo a Israel ocupar totalmente la Franja.

La guerra alcanzó ese día también a las tropas de tierra de Israel en el frente central, que ocuparon Latrún, Ramala y Jenín, a la vez que se completaba el cerco de Jerusalén y las unidades de paracaidistas se preparaban para el asalto al centro histórico, la Ciudad Vieja. Las fuerzas aéreas israelíes realizaron ataques contra la base iraquí H-3, probablemente la última esperanza jordana de recibir cobertura aérea para el resto de la guerra.

En el norte, Siria continuó con sus ataques contra los asentamientos israelíes, pero se negó a enviar tropas en auxilio de Jordania

7 de junio: Captura de Jerusalén


Con la captura de Sharm el-Sheij el 7 de junio por parte de unidades de la marina y de paracaidistas, Israel logró reabrir los estrechos de Tirán, e inmediatamente declaró un estatuto de agua internacional de libre paso para los barcos mercantes. Al mismo tiempo, las tres divisiones israelíes del frente sur apresuraron su marcha, llegando a alcanzar el Canal de Suez. Al acabar el día, toda la península del Sinaí —excepto parte de la costa occidental— estaba bajo control israelí.

En el frente central se produjo uno de los hechos más significativos de toda la guerra, cuando la brigada de paracaidistas del general Mordejai "Mota" Gur ocupó la Ciudad Vieja de Jerusalén, incluyendo el Monte del Templo o Explanada de las Mezquitas. Asimismo, las divisiones israelíes en Cisjordania ocuparon Nablús, Judea y Hebrón entre otras ciudades, llegando incluso a cruzar el río Jordán.


8 de junio: Ataque contra el Liberty, propuesta de tregua


El 8 de junio no se produjeron combates de importancia en ningún frente, destacando sólo la ocupación de algunas pequeñas localidades en Cisjordania y el Sinaí. Sin embargo, debido probablemente a un error de identificación, las fuerzas aéreas y navales de Israel atacaron el barco estadounidense Liberty, provocando 34 muertos y 173 heridos. Las 13 comisiones oficiales de investigación (10 en Estados Unidos y 3 en Israel) han concluido que el ataque se debió a un error israelí, aunque algunas fuentes mantienen que el ataque fue intencionado.

Asimismo, el 8 de junio se realizó una propuesta de tregua que fue aceptada por Egipto pero no por Siria, lo que llevó a Israel a lanzar la campaña contra Siria de los días 9 y 10 de junio. A partir de este día, casi no hay actividad en los frentes sur y central de la guerra.


9 de junio: Ataque contra Siria


Apoyadas por continuos ataques de las fuerzas aéreas israelíes, las tres divisiones del frente norte y una división de refuerzo traída desde Cisjordania lanzaron un ataque contra los Altos del Golán. Aunque las fuerzas aéreas fueron incapaces de destruir la atrincherada artillería siria, consiguieron provocar la huida de un importante número de combatientes sirios, permitiendo a Israel ocupar Qala', Tel 'Azziziat y otras localidades cercanas. Creyendo que las pérdidas eran mayores de las reales, el ejército sirio emprendió la retirada la noche del 9 de junio.

10 de junio: Último día de guerra


Ante la retirada de las tropas sirias, las divisiones israelíes pudieron avanzar en todo el frente, llegando a ocupar la importante ciudad de Quneitra, y con el camino expedito hacia Damasco. Sin embargo, ante la inmensa presión diplomática, Israel aceptó el alto al fuego sugerido por el Consejo de Seguridad, terminando así la guerra.

Consecuencias de la guerra


Israel dio por finalizada la Guerra de los Seis Días habiendo aumentado su territorio considerablemente, con la incorporación de los Altos del Golán, Cisjordania (incluyendo Jerusalén Oriental), la Franja de Gaza y la península del Sinaí. Desde el punto de vista militar, tras dos décadas de fragilidad estratégica, Israel obtuvo por primera vez en su historia profundidad territorial, que le concedería capacidad defensiva para defenderse de la artillería árabe lejos de las ciudades israelíes y para evitarse en adelante la obligación de realizar ataques preventivos ante cada amenaza, con el coste que ello supone a efectos de opinión pública. La situación dio por tanto un vuelco geoestratégico y ahora serían las capitales árabes (Ammán, Damasco y El Cairo) las que quedaban al alcance de cualquier incursión rápida de Tsahal (tzabá aganá le Israel –ejército para la defensa de Israel). Además de la expansión territorial y del «colchón» defensivo, Israel demostró en el plano psicológico a sus vecinos árabes su capacidad para defenderse militarmente, y su voluntad para usar dicha capacidad.

En el plano político, y pese a la euforia inicial y al entusiasmo colectivo y espiritual por el reencuentro con el Muro Occidental, la situación no fue tan favorable a Israel y la guerra envenenó aún más el conflicto árabe-israelí. Merced a los territorios conquistados, que inicialmente estaban destinados a ser moneda de cambio a cambio de una paz duradera, Israel se convertiría en potencia ocupante y permanente de una población árabe muy hostil, lo cual estimuló el nacionalismo palestino, creándose nuevas amenazas internas en los territorios ocupados y alejándose toda perspectiva de una solución negociada a corto plazo. Los efectos de todo ello perduran hoy día.

Hubo otro efecto político muy importante y es el hecho de que el conflicto árabe-israelí quedó plenamente encajado en los esquemas maniqueos de la Guerra Fría: la URSS, junto al bloque socialista, rompió relaciones diplomáticas con Tel Aviv e Israel se convirtió a los ojos de una buena parte de la opinión pública internacional en agresor y potencia ocupante y perdió su prestigio de pequeño país en lucha por su supervivencia. A ojos de la retórica antiimperialista y antiestadounidense, Israel se transformó en "peón del imperialismo yanqui". Dio comienzo entonces la «satanización» y el aislamiento internacional, ilustrado por las sistemáticas resoluciones contrarias a Israel en la ONU, y en la idealización y justificación incondicional de las acciones de sus enemigos, incluidos aquellos que practicaban el terrorismo. Para algunos autores, nació entonces una nueva judeofobia, esta vez de cuño ideológico y centrado en el Estado judío.

Por su parte, la derrota sufrida por Egipto, Siria y Jordania fue considerada humillante en esos países, que argumentaron una inexistente intervención militar de Estados Unidos y el Reino Unido para justificar el éxito de la operación Foco israelí. La derrota militar de Egipto y Siria produjo un gran malestar en el mundo árabe, lo que llevó a mantener los años siguientes una Guerra de Desgaste con Israel y, finalmente, a un ataque conjunto egipcio-sirio en la Guerra del Yom Kipur que no alteró el mapa geopolítico establecido tras la Guerra de los Seis Días.

Israel devolvió el Sinaí a Egipto como parte de los acuerdos de paz de Camp David en 1982, más o menos al mismo tiempo que concedía la ciudadanía israelí a los habitantes de Jerusalén Este y de los Altos del Golán, cuyos territorios se incorporaron administrativamente a Israel, si bien sólo Jerusalén Este ha sido legalmente anexionada. En agosto de 2005, Israel evacuó todos los asentamientos de la Franja de Gaza para ceder su control a la Autoridad Nacional Palestina (ANP), siguiendo su plan de retirada unilateral israelí.

Ierushalaim HOY

Muchas veces en el imaginario popular se mantiene la idea de la Ierushalaim Histórica, de la época Tanájica, viéndola como algo que ha perdurado intacto al paso del tiempo. Y si bien en muchos aspectos físicos y arqueológicos esto es cierto, la Ierushalaim del Siglo XXI mantiene poco parecido con la de hace 3000 años.


Fue hace relativamente poco, en 1860, que la ciudad comenzó su expansión más allá de los límites de la amurallada Ciudad Vieja, y hoy en día, en sus calles se mezclan lo antiguo y lo moderno de una forma muy particular que convierte a Ierushalaim en una ciudad dueña de un estilo único.

Población


En mayo de 2006, la población de Ierushalaim era de 724,000 personas, de las cuales 65% son judíos, 32% musulmanes, y 2% cristianos. En 2005, Ierushalaim recibió 2,450 inmigrantes y 3/4 de ellos eran de Estados Unidos, Francia y la ex Union Sovietica. Dentro de Israel, es mayor el número de emigrantes que de inmigrantes a la ciudad: mas de 10mil israelíes migraron a Ierushalaim mientras que mas de 16mil abandonaron la ciudad. De todas maneras, la población de Ierushalaim sigue en aumento debido al gran número de nacimientos entre los arabes y los judíos religiosos (cuya tasa de nacimientos es mayor a la del promedio israelí). 

En 2005, el numero total de residentes en la ciudad subió en 13mil personas, es decir un 1,8%.

De todas maneras, el numero de judíos que viven en la ciudad bajo en comparación a 1967, sobretodo debido al alto costo de la vivienda, el pequeño mercado laboral de la ciudad y el creciente carácter religioso de la ciudad. Muchos jóvenes se mudan hacia la zona de Tel Aviv y la costa en busca de alquileres mas económicos y un estilo de vida mas secular.

Gobierno local


El "Consejo Municipal" de Ierushalaim tiene 31 miembros, uno de los cuales es el intendente de la ciudad. Este último tiene 6 asesores y dura en su cargo por 5 años. Actualmente el puesto esta ocupado por Uri Lupolianski, que fue elegido en 2003. Solo el intendente y sus asesores cobran sueldo, mientras que los miembros del Consejo trabajan como voluntarios sin recibir pago alguno.

La mayoría de las reuniones del Consejo Municipal son privadas, pero una vez al mes sesiona en forma abierta al publico. Dentro del Consejo, los partidos religiosos representan una facción poderosa. El nuevo Complejo Municipal, ubicado en la zona céntrica de la ciudad, esta formado por dos modernos edificios y 10 edificios históricos renovados al rededor de una gran plaza abierta en 1993.


Ierushalaim y el tránsito


No hay ciudad moderna que no sufra problemas de tránsito y Ierushalaim no es la excepción. En la antiguedad el diseño de la ciudad en "manzanas" no aplicaba y, por estar ubicada entre montañas, su diseño es bastante irregular. Además, las calles antiguas son bastante angostas y como en general son todas avenidas, la circulación de gran cantidad de vehículos es bastante complicada. Tel Aviv y Ierushalaim están separadas por solo 60 kilómetros, pero hacer el viaje en colectivo nunca demora menos de 1 hora, porque la entrada a la capital esta siempre muy congestionada. A esto hay que sumarle que en ciertas ocasiones la policía corta por un tiempo breve alguna calle por algún objeto sospechoso. Por todo esto, los embotellamientos son un clásico problema de la ciudad al que aun no se le encuentra solución.
Ierushalaim, de todas formas, posee una interesante red de autopistas que atraviesan algunos sectores de la ciudad, como la Autopista Beguin. También esta pronto a finalizarse una nueva ruta de acceso con lo que el tráfico en los accesos debería reducirse.

El transporte público en la ciudad, que no funciona durante el Shabat, actualmente está formado por colectivos, taxis y "monit sherut", que es una mezcla de ambos (una combi con capacidad para 10 personas y que realiza el mismo trayecto que las líneas de colectivo). Todos son muy usados con lo cual suelen ir bastante llenos y el viaje no es siempre muy placentero. Además, debido a la gran demanda, hay un alto numero de colectivos en la calle, cosa que no ayuda a reducir los problemas de transito. Para mejorar esta situación, actualmente se esta construyendo también una especie de tranvía que recorrerá la ciudad y cuya primera línea estará terminada en 2009. También, para 2011, se espera la concreción de la nueva línea de tren de alta velocidad que unirá Tel Aviv con Ierushalaim en 30 minutos (actualmente existe una línea vieja que hace el recorrido en 90 minutos y es poco usado).

Existe un aeropuerto en las afueras de la ciudad, Atarot, pero actualmente se encuentra cerrado y fuera de uso y todos los vuelos llegan al Aeropuerto Internacional Ben Gurión, situado a 40km de la ciudad.

Ierushalaim Cosmopolita


Las más importantes religiones del mundo confluyen en Ierushalaim, la cual tiene gran importancia para el Judaísmo, el Islam y el Cristianismo. Por ende, una imagen de todos los días es ver pasar gran cantidad de judíos religiosos en variedad de trajes elegantes (y no tanto) pero también árabes con sus atuendos y sus mujeres tapadas, alguna con solo los ojos a la vista y otras que solo se tapan el pelo.
Las tribus urbanas también están presentes en la ciudad, con lo cual es frecuente encontrarse con personas con los pelos teñidos y jóvenes siguiendo las diferentes tendencias de la moda. Muchos no son religiosos en Ierushalaim, por lo que obviamente hay gente vestida "como todos los días" igual que acá o en cualquier lugar del mundo. Están también los Jaialim, los soldados con sus uniformes y sus armas siempre a la vista, no necesariamente en "horario de trabajo" sino yendo y viniendo por la ciudad.
Un viaje en colectivo en Ierushalaim muestra claramente como conviven en el día a día todas estas personas: árabes, judíos religiosos, laicos, soldados y más. Como en todos lados, peleando por un asiento y solamente por eso.

El turismo también constituye una parte importante de la Ierushalaim actual, por lo que nunca dejan de verse cámaras de fotos y abundan los locales para comprar souvenirs, remeras, kipot y narguilas. El ingles es, por todo esto, un idioma importante, y en la mayoría de las veces los carteles están también en este idioma, hablado por casi todos los que viven en la ciudad. El factor turístico de la ciudad la transforma en la más cara del país, y los precios de las propiedades, alquileres y hoteles son también los mas altos.

Hasta hoy se mantiene el tradicional Shuk de Majane Ieudá, cerca del centro de la ciudad. Este mercado, conocido también como el "shuk judío" es uno de los más grandes y es reconocido como uno de los lugares "más auténticos" de Ierushalaim. Allí puede encontrarse prácticamente de todo: sobre una calle, semi techada, funciona un mercado de venta de frutas, verduras, pescado, golosinas y más. Sobre otra calle, al aire libre, hay gran cantidad de mini-supermercados pero con precios más bajos, puestos que venden ropa, algunos que venden crocs y zapatillas. No faltan tampoco las panaderías, los que venden kipot y alguno de comida (falafel, shawarma). Pero además de este shuk, hay otro en la Ciudad Vieja, conocido como "shuk arabe" dado que la mayoría de los puesteros son de este origen. Este es mucho más turístico y pueden conseguirse todos los tipos de souvenirs existentes a precios, con un poco de suerte y técnica de persuasión, bastante mas bajos.

Museo de la Coexistencia - Muzeon Al Hatefer

Un museo construido sobre una “costura” de Ierushalaim promueve el respeto por la diferencia y el diálogo de los pueblos a través del arte.



Ierushalaim ha sido siempre una ciudad multifacética, compuesta por diferentes caras y atravesada por complejos sistemas políticos, religiosos y culturales. En ocasiones como la ciudad de la paz y otras veces como la ciudad de la furia, ha sido habitada desde el tiempo más remoto por los pueblos más diversos de Oriente y Occidente.

Precisamente sobre la fina frontera que dividía a Ierushalaim antes de la Guerra de los Seis Días, se encuentra el Muzeon Al Hatefer - Museo sobre la “costura”. Este nombre hace referencia a la unión que se realiza entre dos partes separadas; remite a la imagen de una sutura hecha sobre una herida, un parche sobre una rotura.

Construido en una casona antigua que se utilizaba como fuerte de vigilancia sobre la mencionada línea verde, permite apreciar una vista completa de la ciudad e imaginar aquellos tiempos previos a la reunificación de 1967, en que la parte oriental y la occidental constituían las orillas de esa herida.

En la entrada a esta casona, sobre un balcón que ha conservado a propósito los residuos de la guerra, se ve un cartel enorme con una imagen sobre un césped, color verde inglés. La inscripción reza: "0,5m. de Coexistencia".

El recorrido por el museo comienza por mostrarnos el conflicto árabe-israelí, en sus dimensiones política, religiosa, económica y bélica, e introduce otras luchas y enfrentamientos mundiales.

Sin embargo, el avanzar por sus pasillos y escaleras permite trascender estas relaciones particulares y reflexionar sobre el entendimiento humano. Cuestiones tan sencillas como el diálogo, la cooperación, la diversidad, se plantean a través de videos, pinturas, fotografías, e instalaciones, presentando al espectador de manera inteligente, las complejas raíces de la comunicación inter-personal.

El museo no plantea soluciones, pero abre preguntas acerca de las dificultades inherentes a la convivencia. Una mirada realista, que lejos de hundirnos en un pesimismo insalvable, nos ubica en una perspectiva que asume las diferencias como constitutivas de toda coexistencia, exigiendo respuestas que respeten esta condición.


McDonalds y la Kashrut en Ierushalaim

La estación Central de Colectivos de Ierushalaim es lo mas similar a un Shopping, de hecho, lo es: la zona de partida de Colectivos de larga distancia se encuentra en el segundo piso, y tanto planta baja como el primero están repletos de locales comerciales y de un patio de comidas.

Entre los lugares donde uno puede comer, se encuentra un infaltable McDonalds. Pero este esconde una historia larga y compleja:

Cuando comenzó hace unos años la construcción de la nueva Estación, McDonalds pidió el alquiler de uno de los locales del patio de comidas. La mayoría de los locales McDonalds del país, y también de Ierushalaim, no siguen normas de Kashrut, pero para la sucursal de la Estación, la empresa estaba en proceso de solicitar un certificado de Kashrut. Pero, para otorgárselo, la Rabanut exigió que McDonalds transformara todos sus negocios en Kosher. La empresa se negó y afirmó que abriría el local sin el certificado.

Entonces, la empresa concesionaria de la construcción de la Estación, luego de amplías críticas y amenazas de bloqueo a la nueva Terminal por parte de sectores religiosos, decidió cancelar el contrato con McDonalds.

Como consecuencia, McDonalds decidió iniciar un proceso judicial contra la empresa constructora, el cual ganó. Por esto, la constructora debió pagar una compensación de 25.000 dólares y McDonalds fue autorizada a abrir su sucursal sin ningún tipo de certificado de Kashrut. El boicot por parte de los sectores religiosos nunca se concretó.






La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal