S wo/pbc/24/18 original: ingléS fecha: 3 de febrero de 2016 Comité del Programa y Presupuesto Vigesimocuarta sesión Ginebra, 14 a 18 de septiembre de 2015



Descargar 1.3 Mb.
Página13/40
Fecha de conversión10.01.2017
Tamaño1.3 Mb.
1   ...   9   10   11   12   13   14   15   16   ...   40

269.La Delegación de Rumania dio las gracias al coordinador del Grupo Africano por su propuesta, que será examinada por el Grupo de Estados de Europa Central y el Báltico. Apuntó un error en la intervención del Grupo Africano, concretamente la afirmación de que la región africana es la única que no cuenta con representación en la red de oficinas en el exterior. La Delegación añadió que comprende la petición del Grupo Africano precisamente porque la región de Europa Central y el Báltico también carece de esa representación. 88

270.El Presidente dijo que, a su juicio, este asunto puede abordarse de inmediato, recomendando que el Grupo Africano hable con las demás delegaciones para lograr cierta convergencia sobre el texto que se va a distribuir. El debate sobre el programa 20 se dio por cerrado hasta el día siguiente. 88

271.El Presidente cedió la palabra para que se formularan comentarios sobre los avances logrados en la búsqueda de un texto de compromiso relativo a las decisiones sobre el programa 6. Invitó a los miembros de la Unión de Lisboa y a los Estados Unidos de América a comunicar a la sesión plenaria los resultados de sus consultas. 88

272.La Delegación de Italia informó de que los miembros de la Unión de Lisboa que participan en el PBC y otros miembros han estado intentando llegar a una postura conjunta, lo que ha supuesto un gran esfuerzo porque, evidentemente, no es fácil alcanzar una posición común sobre varios puntos diferentes. Asimismo, se han celebrado fructíferos debates informativos de carácter bilateral, por ejemplo con los Estados Unidos de América. Se ha redactado una posible decisión final para que sea examinada por el Comité. Como es lógico, dado que se ha redactado apresuradamente, es posible que el texto tenga que ser revisado. Sin embargo, en opinión de la Delegación los miembros deberían centrarse en el fondo y a continuación, por supuesto, podría revisarse el texto para que se atenga al formato en que el PBC da a conocer sus decisiones. Manifestó su esperanza de que los esfuerzos encaminados a mejorar la transparencia del programa 6 sean tomados debidamente en consideración por todas las delegaciones, que tanto en la sesión de julio como en la actual han subrayado que no existe suficiente transparencia. Destacó que si los miembros aprueban reforzar la transparencia y separar los Sistemas de Madrid y Lisboa en el programa 6, ello se hará exclusivamente a efectos contables, a fin de ofrecer una información y unas cifras financieras más claras de modo que las delegaciones puedan entender mejor los objetivos y resultados previstos del Sistema de Lisboa. No obstante, procede señalar que la aprobación de esa separación no tiene repercusiones ni efectos sobre la metodología actualmente utilizada en el Anexo III. La Delegación subrayó asimismo que algunas de las cuestiones planteadas en los últimos días no afectan ni se refieren únicamente a los miembros de la Unión de Lisboa. Son cuestiones de carácter horizontal que afectan a todas las Uniones financiadas mediante tasas, tanto a las ya existentes como a las que se creen en el futuro. A su parecer, es muy importante que todos los miembros sean plenamente conscientes de que los debates no versarán sólo sobre cuestiones y problemas relacionados con la Unión de Lisboa, sino también acerca de asuntos que afectan a todos los miembros. 89

273.La Delegación de los Estados Unidos de América respaldó las declaraciones de la Delegación de Italia y reconoció los considerables esfuerzos desplegados por los miembros de la Unión de Lisboa que asisten al PBC y de otros muchos partidarios del proceso inclusivo que la Delegación empezó a propugnar antes de la Conferencia Diplomática. Se han conseguido ciertos avances y expresó su deseo de cotejar el texto propuesto con la Secretaría al objeto de cerciorarse de que se ha utilizado la terminología correcta. Tal como ha destacado la Delegación de Italia, la cuestión no se refiere únicamente al Sistema de Lisboa, sino que tiene unas repercusiones mucho más amplias. Por tanto, dijo que es consciente de que cabe que esta cuestión no sea resuelta en su totalidad en la próxima Asamblea General, sino que sea necesario un proceso mucho más largo. Expresó su optimismo por el espíritu positivo de las conversaciones desarrolladas en el PBC, esperando que dicho espíritu positivo se mantenga para conseguir resolver los seis principales temas que su país señaló en el último PBC. 89

274.La Delegación de Francia dio su apoyo a la declaración de la Delegación de Italia relativa a que los miembros han realizado todos los esfuerzos necesarios para lograr un mayor nivel de transparencia en el programa 6. No obstante, es preciso entender con claridad que dicha transparencia sólo puede tener consecuencias contables. No ha de tener repercusiones en la metodología usada para asignar ingresos y gastos a las Uniones. La Delegación dijo que atribuye a este punto el máximo grado posible de importancia. En cuanto a las cuestiones transversales planteadas por la Delegación de los Estados Unidos de América en relación con el Anexo III y la metodología de asignación de ingresos y gastos, la Delegación realizó la siguiente observación: se trata de una cuestión transversal para el presupuesto de la OMPI y, en este momento, ciertamente no incumbe únicamente a los miembros de la Unión de Lisboa. Asimismo, manifestó su deseo de consultar con la Secretaría el uso de la terminología adecuada en el texto propuesto. 89

275.La Delegación de la República Islámica del Irán respaldó la declaración efectuada por la Delegación de Italia. A su juicio, algunos de los elementos propuestos por la Delegación de los Estados Unidos de América están en consonancia con el mandato del PBC, por ejemplo la revisión de la metodología de asignación de ingresos y gastos a las Uniones en el presupuesto por programas. Aseguró que, en su opinión, cambiar la metodología requerirá modificar y cambiar el Reglamento Financiero y la Reglamentación Financiera vigente, lo cual es también competencia del PBC. Sin embargo, esa decisión sentaría un precedente que afectaría a los futuros tratados y a las Uniones actuales, por lo que la Delegación no puede apoyarla. En aras de la transparencia, dijo que desea dividir el programa 6, pero sólo por motivos de procedimiento y no de fondo. Reiteró que no puede aceptar cambios de fondo en el presupuesto por programas a este respecto. 90



276.La Delegación de México reiteró su compromiso con los valores que propiciaron la constitución de la OMPI como organismo especializado del sistema de las Naciones Unidas, la cooperación para mejorar la protección de la propiedad intelectual en todo el mundo y el aseguramiento de la cooperación administrativa entre las Uniones establecidas por los tratados administrados por la Organización. A lo largo de esta semana, se han celebrado unos debates francamente informativos y profundos acerca de los principios presupuestarios de la Organización. Dio las gracias al Presidente por su liderazgo y a la Secretaría por la transparencia y diligencia con que ha respondido a todas y cada una de las preguntas. A su parecer, la OMPI ha establecido los principios y procedimientos necesarios en materia de transparencia y rendición de cuentas. La gestión presupuestaria por resultados que se aplica en la Organización es una de las mejores entre los organismos de su clase. Con todo, siempre queda margen de mejora, que es el motivo por el que la Delegación apoyará cualquier actuación encaminada a perfeccionar aún más los mecanismos existentes. Por consiguiente, con objeto de incrementar aún más la transparencia del presupuesto por programas, la Delegación aseguró aceptar la posibilidad de dividir el programa 6 sobre la base de los parámetros indicados por la Secretaría en el documento de preguntas y respuestas. Sin embargo, aseveró que desea aclarar que se ha llegado al acuerdo de que ello sólo se hará a efectos contables. Añadió que no desea modificaciones de la metodología usada actualmente para asignar los recursos presupuestarios en la Organización. En este momento, no puede aceptar ningún cambio de los procedimientos de asignación de los ingresos y gastos a las Uniones en el presupuesto por programas. Volviendo a su declaración inicial, la Delegación declaró que, a su juicio, una modificación de los principios que conforman la piedra angular de esta metodología entrañaría una amenaza inminente y cierta para la adecuada financiación de las Uniones y para los programas que no generan ingresos pero que presentan especial importancia para una gran parte de la membresía, como los de derecho de autor, la Academia de la OMPI, la Agenda para el Desarrollo, el Tratado de Marrakech y otras actividades. La cuestión de la financiación sostenible de la Unión de Lisboa no puede ni debe utilizarse como argumento para modificar un elemento esencial de las actividades de la Organización. Reiteró su compromiso de encontrar una solución para el déficit que actualmente registra la Unión de Lisboa. Entre el momento actual y la siguiente Asamblea, los miembros deben debatir y adoptar decisiones para corregir el déficit, teniendo en cuenta la solicitud realizada en ese sentido por el PBC, consciente de sus responsabilidades. Los miembros de la Unión de Lisboa han emprendido conversaciones para llegar a conclusiones y decisiones satisfactorias antes de la Asamblea de la Unión de Lisboa. Al igual que otras delegaciones, la Delegación de México también confía en que el PBC pueda presentar a las Asambleas una recomendación favorable sobre la adopción del presupuesto por programas. Dijo que espera que la división del programa 6 satisfaga la necesidad de transparencia manifestada por varias delegaciones. Para concluir, la Delegación recalcó la importancia de establecer una separación entre la cuestión de la financiación de la Unión de Lisboa y la metodología de asignación de los ingresos y gastos. Resulta fundamental que ambas cuestiones sean abordadas por separado, a la luz de las razones en que se basa cada una de ellas. 90

277.La Delegación de Chile agradeció a la Secretaría el documento revisado WO/PBC/24/16 Rev., que ha examinado y considera que es mucho más claro, recogiendo muchos elementos debatidos a lo largo de la semana. Se sumó asimismo a la gratitud expresada por la Delegación de México a la Secretaría por su disponibilidad y capacidad de contestar las preguntas y explicar exhaustivamente las repercusiones de la propuesta. Expresó su interés en la transparencia y claridad de la información, valorando positivamente que estos puntos sean respaldados por otros miembros, así como por los miembros de la Unión de Lisboa. No obstante, es difícil excluir un cambio de metodología. Se mostró de acuerdo en que se trata de una cuestión sistémica, que va más allá de los parámetros estrictos de la Unión de Lisboa. Aseguró que desearía comprender mejor las posibles repercusiones de este cambio en los programas que, no generando ingresos, no forman parte de Uniones financiadas mediante tasas. La Delegación propuso celebrar una reunión informativa con la Secretaría, que podría ayudar a los Estados miembros a entender mejor la metodología actual. En ocasiones, los miembros creen haber entendido este tema, pero las reuniones informativas contribuyen a aclarar cuestiones que no se han comprendido adecuadamente, disipando así algunos equívocos. También sería útil un estudio preparado por la Secretaría en el que se presenten alternativas y comparaciones. Con estos dos elementos, los Estados miembros dispondrían de una base sólida para adoptar una decisión informada y exhaustiva. 91

278.El Presidente comentó que, para formular una decisión sobre el punto 10, las delegaciones deben tomar en consideración y evaluar la situación, para a continuación reflejarla en un párrafo de decisión. El párrafo de decisión probablemente podrá aprovechar los progresos realizados y remitir expresamente a la Asamblea General las cuestiones sobre las que no se haya logrado un consenso. Por tanto, es hora de emprender su redacción. El Presidente informó de que ha estado trabajando con la Secretaría en torno a algunos proyectos de ideas que han sido propuestas por los Estados Unidos de América y los miembros de la Unión de Lisboa. Propuso remitirse a una pequeña reunión con objeto de intentar redactar una decisión sobre el programa 6. Animó a las delegaciones a ser constructivas, tan precisas como sea posible y respetuosas con las posiciones de los demás a la hora de reflejar la situación en el eventual párrafo de decisión. El Presidente sugirió un mensaje y una descripción sucinta y práctica de la situación en que se encuentra el Comité. Se trataría de un mensaje dirigido a la Asamblea General acerca de los avances logrados, que refleje las inquietudes de algunos miembros en una parte no consensuada de la decisión sobre el programa 6. Volviendo al programa 20, el Presidente recordó que se ha distribuido el proyecto de texto solicitado por el Grupo Africano. Invitó a la Delegación de Nigeria a presentar la propuesta. Pidió a las delegaciones que tengan en cuenta que el Grupo Africano ha acordado retirar sus pretensiones sobre la introducción de cambios en el presupuesto por programas, que se ha alcanzado un compromiso con la Delegación de la República Islámica del Irán y que el Grupo Africano tiene intención de trasladar sus aspiraciones a la Asamblea General. 91

279.La Delegación de Nigeria, haciendo uso de la palabra en nombre del Grupo Africano, recordó que las oficinas de la OMPI en el exterior fueron la forma en que ésta respondió a la evolución de la realidad mundial, con vistas a que la OMPI adquiera una mayor relevancia y pueda cumplir sus objetivos y metas, incluidas sus nueve metas estratégicas. A juicio del Grupo, ello incluye facilitar el uso de la P.I. en aras del desarrollo. Habida cuenta de que las oficinas en el exterior constituirán un potente elemento impulsor de este desarrollo estratégico, dijo que el Grupo cree que el continente africano está bien posicionado para albergar dos oficinas en el exterior. Indicó que el Grupo recalca su declaración del día anterior, es decir, que África no cuenta con representación de la OMPI como continente ni como región a través de agrupaciones de la OMPI. El Grupo participó en las negociaciones sobre los principios rectores y quedó preocupado por las barreras que se interponían a la hora de emprender las negociaciones sobre los principios rectores. Por ese motivo, el Grupo presentó una propuesta directa a la Asamblea General a través del PBC. Sin embargo, reconociendo la necesidad de disponer de un marco y de asegurarse de que sea manejable, el Grupo se ha comprometido de nuevo con los principios rectores. La Delegación expresó su deseo de que los Estados miembros puedan apoyar su propuesta, que tan solo solicita el reconocimiento de la inexistencia en el continente africano de oficinas de la OMPI en el exterior, mientras que los miembros se comprometen a proseguir las negociaciones sobre los principios rectores. 92

280.La Delegación de Ghana se sumó a las declaraciones del coordinador del Grupo Africano y añadió que África agradecería mucho el apoyo de sus colegas en el PBC porque, como es bien sabido, el continente africano carece de una oficina en el exterior. Contar con una oficina en el exterior supondría un gran paso para el desarrollo y la protección de la P.I. en África. Recalcó su compromiso con los principios rectores y las negociaciones correspondientes. No obstante, aseguró que considera que no deben constituir un escollo o una razón para negar a África una oficina en el exterior o para retrasar la decisión sobre tales oficinas. Afirmó que agradecería mucho que se establecieran dos oficinas. 92

281.La Delegación de la República de Corea dio las gracias a la Delegación de Nigeria por proponer el párrafo de decisión, que requiere un análisis cuidadoso, así como por el compromiso que el Grupo Africano ha mostrado con las negociaciones en curso en torno a los principios rectores. En lo que respecta al establecimiento de dos oficinas de la OMPI en el exterior en el continente africano durante el bienio 2016/17, la Delegación explicó que será complicado incluir el texto propuesto antes de llegar a un acuerdo sobre los principios rectores, ya que supondría una decisión al margen de dichos principios. Por tanto, dijo que no desea que se incluya en el párrafo de decisión la referencia concreta a la apertura de dos oficinas en el exterior en África. Por lo demás, la Delegación se declaró dispuesta a aceptar el texto propuesto. Por tanto, sugirió que se supriman las líneas segunda y tercera de la primera frase. 92

282.La Delegación de China manifestó que considera que, en vista del desarrollo global de la P.I., la OMPI ha de adaptarse a los cambios y al incremento de solicitudes de P.I. y, teniendo en cuenta el papel de las oficinas en el exterior y su inexistencia en África, se mostró de acuerdo con esta propuesta formulada por el Grupo Africano de establecer en África oficinas de la OMPI en el exterior. 92

283.La Delegación de Sudáfrica secundó la intervención de las Delegaciones de Ghana y de Nigeria en nombre del Grupo Africano. Al decir que no África no alberga oficinas en el exterior, la Delegación de Nigeria solo constató una realidad. Expresó su deseo de hacer llegar esta inquietud a la Asamblea General. Añadió que no está de acuerdo en suprimir una parte del texto sobre el establecimiento de oficinas en 2016/2017, como ha propuesto la Delegación de la República de Corea. Desea que se mantenga la actual redacción. 93

284.La Delegación del Camerún se adhirió a la propuesta presentada por la Delegación de Nigeria en nombre del Grupo Africano en lo tocante a las oficinas en el exterior. 93

285.La Delegación de Rumania, haciendo uso de la palabra en nombre del Grupo de Estados de Europa Central y el Báltico, aseguró al Grupo Africano que ha tomado nota de su solicitud para que se establezcan oficinas en el exterior en su continente y que le satisface el compromiso del Grupo Africano con los principios rectores. Recordó que el mensaje que acaban de transmitir la mayoría de los grupos regionales y delegaciones es que la cuestión de las oficinas en el exterior debe abordarse con un enfoque articulado en dos etapas. En primer lugar, un acuerdo sobre los principios rectores, para a continuación poder debatir sobre el número y ubicación de las oficinas. Desde este punto de vista, la Delegación expresó la disconformidad de su Grupo con la redacción propuesta por el Grupo Africano, porque da a entender que el número y las ubicaciones se debatirán, al menos en parte, con independencia de que se aprueben o no los principios rectores. Dijo que el Grupo considera que la propuesta refleja un enfoque selectivo. Como ya se ha dicho, el Grupo no tiene representación en la red de oficinas de la OMPI en el exterior. Por tanto, por principio, el Grupo no apoyará esa redacción. 93

286.La Delegación de la Federación de Rusia afirmó que las oficinas en el exterior contribuyen al desarrollo de la propiedad intelectual. Esto es especialmente importante para los países en desarrollo, por lo que los miembros han de analizar la posibilidad de establecer oficinas en el exterior en el continente africano y en otros países en desarrollo. Concluyó su intervención diciendo que la propuesta presentada por el Grupo Africano merece, en principio, ser aprobada. 93

287.La Delegación de la República Islámica del Irán expresó al Grupo Africano su solidaridad por la falta de representación de la región africana en la red de oficinas de la OMPI en el exterior. Añadió que el Grupo de Asia y el Pacífico, el GRULAC y el Grupo de Estados de Europa Central y el Báltico han señalado que la finalización de los principios rectores es un requisito previo para el establecimiento de oficinas en el exterior. Dijo que considera que las consultas oficiosas deben continuar hasta que se finalicen los principios rectores. Desea que el texto de la decisión recoja que el PBC propone que se finalicen los principios rectores sobre el establecimiento de oficinas de la OMPI en el exterior a fin de presentarlos a la 56ª serie de reuniones de la Asamblea General. 93

288.La Delegación del Brasil, haciendo uso de la palabra en nombre del GRULAC, dio las gracias al Grupo Africano por su propuesta, que se ha debatido en el seno del GRULAC. En la intervención de la mañana, el Grupo Africano mencionó que África es el único continente que no alberga oficinas en el exterior. Es preciso determinar si esta es la nueva redacción de la propuesta o si se mantendrá la palabra “región”. La posición del GRULAC en torno a los principios rectores está muy clara. Se entiende que constituyen un requisito para toda decisión nueva de apertura de oficinas en el exterior. El GRULAC está muy interesado en tener una segunda oficina en el exterior en su región, de ahí la importancia de los principios rectores. En cuanto a las propuestas presentadas, para tomar una decisión como Grupo, el GRULAC solicita a la Secretaría que presente las alternativas que se han propuesto, ya que todas las delegaciones han escuchado las intervenciones de las Delegaciones de la República de Corea, la República Islámica del Irán y el Grupo de Estados de Europa Central y el Báltico. 93

289.La Delegación del Japón, haciendo uso de la palabra en nombre del Grupo B, dio las gracias al Grupo Africano por la propuesta de texto y por su compromiso con las negociaciones en curso sobre los principios rectores. Dijo que el Grupo B reconoce la falta de representación de la región africana en la red de oficinas en el exterior. Al mismo tiempo, como han subrayado muchos grupos y delegaciones, primero han de concluirse los principios rectores. La postura del Grupo B es que no debe adoptarse ninguna decisión o recomendación de manera que se establezcan oficinas en el exterior sin el debido procedimiento basado en los principios rectores. 94

290.La Delegación de Túnez apoyó el texto presentado por el Grupo Africano. Instó al PBC a aprobarlo para reducir al mínimo la injusticia que sufre África. Dijo que dos oficinas es un número adecuado y suficiente para más de 50 países de un continente. 94

291.La Delegación de Marruecos respaldó la declaración efectuada en nombre del Grupo Africano y subrayó que la OMPI reconoce que África carece de oficinas en el exterior y que este es el motivo por el que el Grupo Africano reitera su petición de que el continente cuente con dos oficinas que contribuyan a impulsarlo por la senda de la innovación. En cuanto a los principios rectores, el Grupo Africano participa en las negociaciones. 94

292.La Delegación de Chile declaró que, tras las negociaciones de la jornada anterior, se llegó a un compromiso para contar con un texto neutro en el que se suprimirían las cifras. Añadió que puede apoyar la propuesta inicial iraní, pero entiende que existe el deseo de intentar no introducir connotaciones políticas en el texto y dejarlo lo más neutro posible. La Delegación agradeció la propuesta del Grupo Africano presentada el día anterior, pero dado el interés de Chile en participar permanentemente en las deliberaciones oficiosas para convenir los principios rectores antes de tratar el número de oficinas, dijo que desea que se mantenga la idea de abrir oficinas en el futuro. No obstante, desea una redacción neutral, que exprese el compromiso de todos los miembros del PBC. Asimismo, desea ver la propuesta de la Delegación de la República Islámica del Irán, que parece ir más en esa línea, que refleja la postura chilena. Esta postura se ha repetido a todos los niveles, en las reuniones tanto oficiosas como oficiales que se celebraron el año anterior en el PBC y en otros foros. La Delegación reiteró que desea conocer esa propuesta para ver si permitirá a los miembros formular una solución de compromiso. 94

293.La Delegación de Nigeria, haciendo uso de la palabra en nombre del Grupo Africano, dio las gracias a las delegaciones que han apoyado la propuesta del Grupo y manifestó su reconocimiento a las delegaciones que estiman que hace falta perfeccionarla para poder plasmarla en un enunciado satisfactorio. Reiteró el compromiso del Grupo con las negociaciones sobre los principios rectores y con esos mismos principios, aunque tales negociaciones hayan concitado tanto acuerdos como desacuerdos. Con todo, en los dos últimos años se han establecido oficinas en el exterior, mientras los miembros negociaban los principios rectores y llegaban a posturas tanto polarizadas como de acuerdo. La insistencia en los principios rectores responde a un intento de contar con una estructura, un marco y una previsibilidad que el Grupo Africano reconoce y asume, volviendo a la mesa de negociación de los principios rectores. Sin embargo, dijo que el Grupo subraya la necesidad de reconocer que África no está suficientemente representada en la red de oficinas de la OMPI en el exterior. Esto es incuestionable. Toda delegación con la que se habla, oficial u oficiosamente, lo reconoce. Este reconocimiento ha de figurar en el texto. Las negociaciones sobre los principios rectores han estado muy cerca de alcanzar un acuerdo tantas veces como se han deshecho y han quedado lastradas por otras consideraciones políticas. La propuesta anterior (de 2013) se refería a dos oficinas en el exterior. Desde entonces se han establecido otras oficinas en el exterior, mientras los miembros intentaban impulsar el proceso y reducir las fricciones existentes en aquel momento. La petición del Grupo Africano al PBC consiste en recomendar a la Asamblea General que reconozca la necesidad de oficinas en el exterior en África y ofrezca cierta tranquilidad y garantía mientras los miembros retoman las negociaciones. Varios países quieren oficinas en el exterior y en todos los continentes hay una; en África, ninguna. El Grupo Africano desea que se haga referencia a la declaración efectuada por la Delegación de Rumania de que África no solo está insuficientemente representada, sino que es la única región o continente que se encuentra en esa situación. Dijo que por este motivo, el Grupo ha cambiado el término “región” por “continente”. La Delegación recordó a los presentes que, cuando surgió la idea de abrir oficinas en el exterior, uno de los argumentos fue que reducirían los gastos y el tiempo de viaje derivados de la distancia existente entre la OMPI y otras regiones. Este argumento ha tenido mucho peso en la idea de abrir nuevas oficinas en el exterior. La sede de la OMPI está en Europa y puede dar servicio a toda Europa, pero no tan fácilmente a África. La Delegación concluyó diciendo que el Grupo Africano desea sustituir la palabra “región” por “continente” en la propuesta de texto y que espera que los Estados miembros se sientan más cómodos al examinar dicha propuesta. 94

1   ...   9   10   11   12   13   14   15   16   ...   40


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal