Sabes qué, vamos a escribir nuestra vida como una especie de novela, pero claro, cambiaremos todos los personajes



Descargar 207 Kb.
Página2/7
Fecha de conversión17.12.2017
Tamaño207 Kb.
1   2   3   4   5   6   7

Ahora, no se trata de buscar culpables ni de hacerse la víctima, se trata de tomar las riendas de tu vida y tomar la decisión de cambiar lo que puedes cambiar, se trata de dejar de lado toda la mierda que te estorba para que puedas accionar con libertad a favor de tu bienestar. Haya pasado lo que haya pasado tú puedes ahora crear un nuevo camino para ti, pero si no dejas ir, si sigues atado al pasado, volteando siempre hacia atrás nunca vas a poder caminar hacia el cambio que necesitas, por ello necesitamos perdonar y dejar atrás todo y avanzar simplemente; nadie puede cambiar el pasado pero todos podemos escribir un nuevo final a nuestro gusto. En mi caso y en muchos casos pues esto lamentablemente ya no es posible, bueno sí es posible hacer todo el cambio y avanzar y mejorar un poco la calidad de vida, pero a pesar de esto el dolor ya no se va, así como un diabético deja cosas atrás y hace nuevas cosas como dietas y cosas por el estilo pero sabe que nunca se va a ir la enfermedad, así mismo personas como yo sabemos que no hay una cura posible, sólo un milagro, pero los milagros no se buscan ni se encuentran, sólo ocurren o no.

Como bien dijo Mr. Rochester en el libro “Jane Eyre”, el antídoto contra el resentimiento es el cambio de carácter, pero también puede ser crear un mundo de fantasía o el perdón. Para no sufrir por las cosas horribles de este mundo puedes cambiar tu carácter como Mr. Rochester y hacerte duro como una roca, o como cenicienta puedes ver el mundo no como es sino como a ti te gustaría que fuera, como podría ser, puedes ignorar la injusticia y la fealdad de la vida real y ver el mundo como tú quieres. Lo que hice mucho tiempo fue precisamente encerrarme en mi mundo de fantasía pero no por ingenuo sino porque no me gusta el mundo como es en la vida real, mi mundo era perfecto y por voluntad propia me quedaba en él tanto como pudiese para evitar el dolor de este mundo y disfrutar de mi fantasía. Pero lamentablemente sí llega el momento en el que es casi imposible permanecer en el de fantasía e ignorar este; como en Cenicienta siempre hay algo que te golpea tan fuerte que te saca de tu mundo y cuando esto sucede pues sólo queda tratar de hacer los cambios que sabes que se deben gestar alrededor de tu vida y si no puedes pues entonces creo que sucederá lo mismo que con Mr. Rochester, que es lo que justamente me ocurrió, aunque sigo viendo el mundo con ojos soñadores, pero no puedo ignorar, como antes, el dolor ni los golpes pues cada vez son más frecuentes y más duros, pero sigo llegando a mi mundo de fantasía cada vez que puedo.

Y quiero y necesito decir que claro que responsabilizo de mi sufrimiento a mis padres en una gran parte, en primera por hacerme nacer, la verdad es que hubiese deseado nunca haber nacido, desde que nací tengo problemas a diestra y siniestra y la mayor parte de estos se la debo a mis padres. Sí, he dicho que perdono a todo el mundo y que no importa lo que haya pasado decido dejarlo atrás y moverme por mi cuenta para cambiar toda la mierda que me pasó y hacer algo nuevo y objetivo y decido dejar de culpar a otros para poder avanzar y crear nuevas cosas, pero también es cierto que no soy un santo y quiero decir que se pasaron de verga, no soy tan humilde para no decir que me jodieron la vida sin que yo pudiese hacer algo y no sólo ellos también todos los demás, maestros, gente que se decían amigos, conocidos, familiares, etc., no les guardo rencor pero se pasaron de pendejos la verdad y tengo que reconocerlo y eso es lo que pienso del mundo en general, que todos son una mierda en gran parte. Veo lo mejor del mundo y lo que podría ser pero también veo lo que es cierto y es que la gran mayoría son egoístas y pendejos y así es esto.

Una de las cosas es que me enseñaron todo lo incorrecto que se me pudo haber enseñado de acuerdo a mi forma de ser, todo lo que no era para mí me lo hicieron tragar a la fuerza, todo lo que iba en contra de mi forma de ser me lo dieron a la fuerza, me trataron de programar a la fuerza con cosas que no creo y que no son para mí y de hacerme devorar a la fuerza todas esas creencias, costumbres, formas de pensar, etc., me fueron echando a perder desde niño y cuando llegué al punto en que decidí cambiarlo todo porque sabía desde siempre que algo no encajaba y no estaba bien ya no pude cambiarlo, ya estaba demasiado condicionado y afectado, ya no pude cambiarlo como debía cambiarlo, sólo pude deshacerme de ciertas cosas y cambiar unas cuantas pero al estar tan golpeado ya no sirvió como debía servir. En primera se me inculcó una religión como en la mayoría de los casos de la población, y me obligaban a creer en ello y a hacer todo lo que hacían, nos enseñan a creer en algo por costumbre y por egoísmo o por ciegos, lo cual es antinatural, cómo puedes aprender a creer en algo, el espíritu no se aprende, el espíritu sólo es y lo sientes como todo, no puedes aprender a comer o a hacer del baño o a respirar o a abrir los ojos, lo haces y ya, es natural. Pero bueno, se me enseñó a esconderme del mundo, a vivir con miedo e inseguridad, se me enseñó a ver mal todas las demás religiones, a cuidarme en exceso, a no hacer un chingo de cosas, a abstenerme de otro montón de cosas porque son “malas”, y un montón de cosas que nada más me hacían daño y me condicionaban en exceso. Cómo creer en algo si a todo lo que me enseñaban lo contradecían totalmente, yo desde siempre sabía que no podía creer en las mismas cosas que los demás, todos hacían siempre lo contrario de lo que me enseñaban, pura hipocresía siempre y así sigue siendo en todos lados, en cada nueva relación sacan a lucir su suciedad.

Y respeto a las religiones y hasta me gustan, tomo lo que sea objetivo de ellas y me edifico, pero qué tontería que Dios te diga que mates a un pueblo que es malo, pero si tú quieres matar a alguien es malo hacerlo, ppfff, por favor, si lo dice Dios está bien y si no lo dice está mal, ¿y quién dice que Dios lo manda y lo está diciendo, quién dice cuáles son las leyes de Dios si todas las religiones hablan de lo mismo pero todas se atacan las unas a las otras, quién tiene la razón si todas afirman tenerla y ser la correcta y única religión?; todas buscan probar su verdad pero pues ya no podría ser verdad algo que no se demuestra por sí mismo, si necesita demostrar entonces depende de la razón y la lógica y ahí entonces se pierde la fe y etc., etc., siempre algo les falta o les sobra….

Always missing something, or always with something broken…

Y puedo vislumbrar ahora que nunca he tenido claridad en mi vida, nunca he tenido paz por más de dos minutos, nunca he estado sano por más de tres meses, nunca he tenido una paz, una salud, una felicidad constante, ahora que tengo tiempo para reflexionar y observar mi vida me doy cuenta de que nunca ha habido nada completo, siempre todo es efímero e inconstante. Y sólo cuando he encontrado puentes que me lleven hacia mi conexión con el espíritu es cuando logro salir de esa oscuridad y a pesar de todo sentirme dichoso y pleno aunque sea por unos instantes, pero así es y ahora puedo saber que no va a cambiar, hoy por ejemplo tuve un día de subidas y bajadas pero al final me sentí tan despierto y tan libre y en paz que no pude contenerme a llorar de dicha y a agradecer, pero de repente en un instante cambia todo y se vuelve a nublar mi cabeza sin razón o motivo alguno, sin aviso y sin que algo lo accione y así siempre ha sido, ahora lo veo claro, ahora puedo ver claramente que nada ha sido claro totalmente en mi vida por más de dos segundos. Nunca nada se ha completado ni ha sido constante y nunca lo será, soy una persona veleta desde siempre y así seguirá siendo y no lo digo con ánimos de llamar la atención o de que se compadezcan de mí, simplemente lo digo como una aseveración pues estoy contando mi vida.

Sí, necesito mucho apoyo, mucho afecto, mucha ayuda, pero no es justo que por ayudarme los demás dejen de vivir, pues necesito demasiado, y es por eso que no me he quejado proporcionalmente a la medida en la que estoy sufriendo y he sufrido, no he externado del todo mi dolor no he exigido apoyo, no he pedido más de lo que sé que las personas pueden dar, sé que cada quien apenas puede con su vida como para ayudar a todo el mundo y además casi nadie está capacitado para ayudar a personas como yo, siempre me he considerado el más apto para ayudarme y es por todo esto que decidí guardarlo sólo para mí este asunto. Me pudiesen ayudar un poco, pero nmuy poco realmente y exigir más de ese poco que me pudieran dar no está chido, ni para mí ni para los demás; yo acepto, aunque no sea mi culpa lo que me pase, que la vida de uno de pues es de uno mismo y aunque no sea justo uno tiene que ver por sí mismo como pueda y por más que sufras no hay porqué involucrar de más a otras personas en tu sufrimiento. Por ello entonces esto es mi gran secreto.

Bueno hablemos pues de las heridas curables e incurables. Se dice que cuando una cicatriz aparece en la piel significa que el dolor ha cesado y ahora se está en buen estado y también he escuchado que las cicatrices son como los tatuajes y que son para mostrar el dolor que se lleva por dentro o que se llevó… bueno, la verdad es que la mayoría de heridas cierran y sanan, a veces solas como en el caso de una pequeña cortada en la piel o hablando en el plano emocional una discusión o pelea en la escuela o cosas por el estilo, a veces con un poco de ayuda como una herida más profunda que necesita varios puntos o en lo psicológico que te digan “todo va a estar bien”, a veces con medidas drásticas como cuando alguna parte del cuerpo requiere ser operada forzosamente y hablando de lo psicológico por ejemplo tener que cortar una relación dejando las cosas en claro y cerrar ese círculo y alejarse por un tiempo de aquello que lo causó. Hay muchas formas y maneras de dar camino a la sanidad, con terapias, con reposo, con rehabilitación, con operaciones, con abstinencias, con alejarse, con medicina, con interactuar con la naturaleza, con hacer lo que te gusta y con muchas otras cosas se puede ayudar a que sanen la mente y el cuerpo, tan sólo has de poner tu atención y tu convicción en ello y todo será más fácil.

Bien dicen que todo es energía y las cosas suceden de acuerdo a esta verdad y esta verdad no entiende de razones, sólo es y hace que sucedan las cosas, un pequeño “accidente puede hacerte una ligera cortadita o puede tomar tu vida o dejarte en un estado de incapacidad permanente. Y de esto es de lo que quiero hablar, las heridas que la vida te deja o que tú te dejas son cosas que ocurren porque así ocurren y ya, eso es todo, no puedes comprender cosas incomprensibles como piensa la ciencia o la religión, ellos creen poder comprender pero no es así, si fuese así todos lo veríamos clara y fácilmente, todo sería irrefutable y absoluto pero la verdad es que nada es absoluto ni si quiera el decir que nada es absoluto, simplemente las cosas son lo que son y no lo que dicen de ellas y las cosas que pasan son como pasan y no como quieras comprenderlo o decirlo, no puedes comprender y juzgar algo hasta que lo experimentas en carne propia y estas heridas provocadas por acontecimientos no se pueden juzgar porque así sucedió. Como he mencionado hay “accidentes” que provocan lesiones permanentes y hay lesiones que se ven y otras que no se ven, pero se convierten en reales en el momento en que las sientes, sabes que existen porque se sienten y a veces están en el cuerpo y a veces están en la cabeza. Hablando en nuestro tema de “la vida suicida” la gente “normal” no comprende que así como las personas con Sida o con cáncer tienen que lidiar con algo horrible y permanente, así mismo las personas con trastornos psicológicos tienen que lidiar de la misma manera, todas estas personas sufren y lamentablemente no pueden evitarlo del todo pues no pueden quitarse esa enfermedad que ya es parte de su propio ser, que ya está impregnada y no se puede sacar, a menos que ocurra un milagro, pero no puedes pasar tu vida buscando milagros, al igual que los accidentes los milagros ocurren o no y no se buscan, y bueno no se puede evitar del todo pero sí se puede controlar la situación y se puede lidiar hasta cierto punto con la enfermedad o herida o golpe o como se le quiera llamar a esto que provoca sufrimiento y es compensar el dolor con cosas que lo inhiban, con cosas que te hagan feliz y que te hagan olvidar el dolor que está incrustado en el alma, buscar actividades que ayuden o sustancias que ayuden, pero claro todo con control y medida si no pues resultará peor.

Las cosas pasan entonces y las lesiones quedan, pero no siempre es culpa de uno mismo quedar como quedó, todo en esta vida es energía y los acontecimientos suceden por energía y esa energía produce resultados y estos suceden y ya, no hay justicia o injusticia en ellos, como dije pueden ser un golpecito o un cáncer, suceden y no es culpa de nadie quedar traumado o discapacitado o trastornado o enfermo o loco o lo que sea, pasó y ya no se puede cambiar, aunque claro hay ocasiones en las que sí se provocó el resultado que se obtuvo, por ejemplo un alcohólico se puede volver alcohólico por no tomar control sobre su vida, o por ir dejando que se junten situaciones que al rato ya se convirtieron en problemas por no resolverlas a tiempo como cuando dejas que se junte la basura en tu casa y cuando te das cuenta ya tienes un desmadre y aparte un montón de animales y hasta enfermedades por dejar que se acumulara la basura y esa basura puede ser también física o mental o puede ser también que dejes de decir las cosas importantes o que vayas a cumulando resentimientos y malos deseos, todo esto al final o en algún punto te cobra la factura y casi nunca nos alcanza para pagarla y hace sus estragos. Pero bueno, quiero que las personas comprendan que las situaciones acontecen y algunos quedan heridos permanentemente y no es culpa de un suicida terminar siendo suicida pues yo sé que no siempre se encuentra el camino de regreso a la felicidad, no siempre alcanzan las actividades o terapias, no siempre son suficientes las herramientas, no siempre son suficientes los medicamentos o las rutinas, a veces no alcanza con el afecto de otras personas, a veces no hay suficiente apoyo y el daño está hecho y nada puede quitarlo, (como ya dije, no siempre es igual, a veces sí y a veces no) todo ayuda pero nada puede quitar lo que ya está hecho, a veces sí y a veces no, pero pues si ya no se puede remediar pues querer y buscar la muerte no es algo malo, la muerte es algo natural como todos saben, algo de lo que no se puede escapar y al igual que se decide tener hijos o como se decide hacer una carrera o renunciar a un trabajo o a un estudio, de la misma manera se puede decidir morir, es una decisión y una actividad más.

Que qué es una de las cosas que me pasó?, pfff, sobreentrenamiento mental, físico y espiritual, me exploté de más y colapsé, en algunas cosas poco a poco y en otras de trancazo, mi “burn out” tenía que ocurrir… y al mismo tiempo hice una estupidez, mientras me sobrecargaba de todo iba al mismo tiempo regresando a las mismas pendejadas de antes y me caí de lo bello al regresar a lo feo y me caí de lo hermoso al pretender ir más allá de lo que debía y de lo que podía, por ir tan a prisa, por inexperto, por exigirme de más y por reincidir en lo que no debía, cuando tuve libertad la verdad es que me atasqué con ella y exageré en todo… aaah, y por muchas cosas más

Son trastornos, desordenes, padecimientos, los cuales no califican como enfermedades según la mayoría pero que a fin de cuenta te causan lo mismo que una enfermedad, o sea un malestar y un sufrimiento y por lo general estos desordenes llegan a generar enfermedades tarde o temprano.

Sólo para controlarlo… no para sanar pues es imposible

Y voy a terminar superándome aún más antes de mi partida, ese el plan, vivir de nuevo todo lo bello que viví y me hizo vibrar de emoción, aunque sea con todo el trabajo y con todo el dolor del mundo acariciaré una vez más todo lo hermoso de esta vida y me iré satisfecho.

A todos los que han tomado su decisión como yo les exhorto a que no se rindan del todo, suena paradójico lo sé, pero hay que saber que hay que dejar ir aunque parezca lo que pueda parecer pero también hay que dar un último esfuerzo, como dice una cita: “dejar ir no significa darse por vencido, sino aceptar que hay cosas que no pueden ser”. Entonces a todos mis iguales les invito a que luchen por vivir lo mejor posible sus últimos días, que lo hagan con entusiasmo y con amor, con felicidad y con paz, sin miedos ni preocupaciones, yo sé que es lo mejor y tú debes saberlo también, así que vayámonos seguros de nosotros mismos, orgullosos de lo que hicimos y fuimos, honrémonos una vez más y amémonos una vez más, pues nuestra vida es nuestra vida y así como alguien decidió que quería traernos a este mundo así nosotros porque es nuestra vida así también es nuestra decisión dejar este mundo, o aún si no decidieron traernos a este mundo sigue siendo lo mismo.

Puedes mejorar tu calidad de vida, puedes buscar actividades o cosas que compensen el dolor y que hagan que lo olvides y cuando agotes todos tus recursos y fuerzas y ya no haya más cosas que te puedan ayudar a mejorar entonces como yo podrás despedirte con felicidad y en paz, antes de que el sufrimiento regrese y sea inaguantable una vez más.

Antes de partir toma riesgos como yo le hice, abandona cosas, deja ir más cosas, haz nuevas cosas, arriésgate, aventúrate por el mundo, haz locuras (claro que sin dañar a la naturaleza o a otras personas), haz lo que amas hacer, cierra círculos con personas (o sea habla con personas que sabe que tienes que confesar o hablar ciertas cosas, sean tus padres, amigos, ex novios o ex novias o quien sea), perdona, vete de tu casa y viaja por última vez, ama una vez más, ríe, goza, disfruta, manda a la chingada a quien debes mandar a la chingada, viaja, llora, desahógate, grita, escribe tus memorias, canta, maneja sin rumbo o toma el primer avión o autobús que salga, hazte un tatuaje, haz una lista de cosas por hacer antes de morir, vete a vivir tus últimos días a una cabaña en el bosque o en la playa o algo así, simplemente vive una vez más.

A veces un pequeño error puede tomar y destruir tu vida y no es tu culpa, no es justo en absoluto y a veces es más fuerte que tú y debes reconocerlo y está bien querer dejar de sentirte mal. Entonces cuando alguien es golpeado tan fuerte que queda chueco y mal para siempre no es su culpa quedar así y que no haya remedio… así, pues, no siempre es culpa de un suicida ser suicida.

La cuestión es

Y hablemos un poco de nuestra vida, todos los doctores, todas las terapias, todo lo que hicimos y deshicimos, abstinencias, gente, aventuras, decisiones, descubrimientos, lo que dejamos atrás, de lo que nos deshicimos, lo que construimos, lo que terminamos haciendo, lo que aprendimos, lo que escribimos, estilos de vida, cambios, transformaciones, ciudades, personas, los golpes, las caídas, los errores

Lo que es la ansiedad y los trastornos, pánico, paranoia, estrés, ansiedad, depresión

Lo que me pasa, lo que me pasó, lo que sufro

Pues todo empezó a destruirse a finales de 2012 o a mediados de 2013, no lo sé con certeza pero sé que por esas fechas comenzó todo lo horrible en lo que se convirtió mi vida.

Durante todo este tiempo dejé de lado muchas cosas y personas o más bien todo pero ni aun así pude encontrar alivio, dejé de tratar y de igual forma, nada pasó para bien; la enfermedad, la depresión, la ansiedad, el estrés, la paranoia, la obsesión, todo fue creciendo inevitablemente y no pude hacer nada para cambiarlo, lo intenté todo y nada funcionó, traté con terapias, traté con el perdón, traté con cosas espirituales, traté con doctores y tratamientos controlados, traté con excesos carnales al final, traté con abstinencias, con descanso, con todo realmente, con mudarme de casa, con cambiar mi entorno, mis hábitos y mis costumbres, con conocer nuevas personas, con aislarme de todo el mundo, con esperar…

Todo, como ya lo había dicho, desde siempre ha sido duro, difícil y feo en cierta forma y aun con nuestro crecimiento espiritual y la sabiduría que adquirimos fue inevitable que todo terminase siendo lo que es ahora, nada pudo evitarlo, ni las circunstancias, ni los acontecimientos, ni las personas, ni mi crecimiento personal y espiritual, ni la experiencia, ni la mente, nada pudo cambiar este resultado ni nada podrá. Y bueno todo ha sido difícil desde siempre pero justo cuando todo en mi vida comenzaba a transformarse en algo maravilloso y bello fue cuando todo se fue a la mierda, es curioso, lo entiendo de cierta forma pero sigue siendo horrible, por esas fechas en que todo se empezó a ir a la mierda recuerdo que no había un solo día en que no me levantase de mi cama dando las gracias y en que no llorara de felicidad, pero sólo fue como un sueño, sólo lo viví unos pocos meses y luego todo murió y creo que eso es lo peor que te puede pasar, estar en el cielo y que al día siguiente te arrojen al infierno sin que lo merezcas y sin la posibilidad de poder regresar al cielo…

Realmente yo pienso que los acontecimientos deben ser contados pero que también no importan mucho pues lo que interesa es que todo ya no estaba bien y que ahora todo está mal…

Cómo sucede, qué sucede

Porqué pasa

Mi vida desde que tengo memoria ha sido una especie de lucha y satisfacción al mismo tiempo, pero desde que recuerdo todo ha sido muy difícil, tengo muchas memorias en las que muchos lapsos de mi vida son oscuros y otras en las que son luz, pero nunca ha habido claridad totalmente, siempre todo ha sido muy difuso.

Empezaré con mi niñez obviamente, no la recuerdo bien pero en los flashazos que puedo vislumbrar veo que nada ha estado bien desde el principio de mi existencia. Para empezar puedo recordar que mi problema de insomnio ya estaba presente en mi vida desde que tenía yo creo unos 3 años, obviamente no puedo saber qué lo detonó pues era muy pequeño para poder recordarlo y no soy ningún genio que recuerda todo, queda claro, pero hay ciertos acontecimientos que narraré para hacer más interesante la cosa.

Bien, alrededor de los tres años tenía un amigo, o no sé si era mi amigo pero jugábamos, eso sí lo sé, él era mayor que yo, jugábamos y una de las cosas que hacíamos era cambiarnos entre nosotros la ropa y lo que llego a recordar es que no sabía claramente lo que hacía al no conocer casi nada pero mis instintos me decían que no estaba del todo bien lo que hacíamos, suena gay y enfermo pero es lo que recuerdo, viene a mi mente un momento en el que estábamos en mi habitación él y yo a punto de cambiarnos de ropa o terminando, no lo sé pero oíamos que alguien subía las escaleras y entonces dijimos algo así como “ah, ay vienen, rápido”, no queríamos ser descubiertos de nuevo, creo, porque según yo esa fue la última vez que lo hicimos; no sabía a quién creerle o qué creer, si lo que me decía él o lo que mis padres me decían o lo que yo sentía, ese es mi primer recuerdo de confusión que tengo. No sé qué más hacíamos pues muchos recuerdos de esos los reprimí y los borré debido a que sentía que no era algo del todo normal lo que pasaba en mi vida, pero supongo que ese niño era una especie de pervertido por lo que llego a recordar, y la verdad es que nunca me importó del todo lo que pasó pero talvez esos acontecimientos dieron paso a ciertos nuevos problemas. No sé qué más haya pasado, no logro recordar, pero recuerdo que en ese entonces solía hacer una especie de masturbación o algo así, porque tengo memorias en que yo estoy en una cama algo así como tocándome y mi padre entra a la habitación y yo como que me tapo pues sabía ya que no estaba bien al haberlo hecho antes y haber sido reprendido por ello, siempre sentí que no estaba bien del todo pero ahí ya sabía que estaba mal pues así me lo habían dicho y así lo aprendí entonces, ya sabía que estaba mal y quien era yo para contradecir lo que los mayores dijeran, ¿cierto?, pero como dije pues no estaba seguro de qué estaba bien y qué mal o porqué algo debía estar bien y mal, no estaba seguro de qué pensar y creer ni de qué hacer, sólo recuerdo y sé que aprendí a aprender, aprendí a saber que puedes causar un malestar si haces lo que te dicen que no hagas, aprendí a ser condicionado por un agente externo a mi persona. Después de aquellos acontecimientos recuerdo tener algún tipo de sueño erótico con mi maestra del kínder, entonces por lo que veo que estoy escribiendo realmente se detonó en mi cabeza algo que no debía aparecer a esa edad, se impregnó un nuevo conocimiento en mi conducta y creo que eso fue lo que dio paso y cabida a mis problemas en la adolescencia.

1   2   3   4   5   6   7


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal