Secretaría de ramsar



Descargar 23.06 Kb.
Fecha de conversión02.05.2018
Tamaño23.06 Kb.
Secretaría de RAMSAR

D. Tobías Sálate

Consejero Principal para Europa

28 Sue Mauvemey

CH 1196 Gland –Swuitzerland

Asunto: Incumplimiento del Ayuntamiento de Valencia y Generalitat Valenciana de las Conclusiones de la Misión RAMSAR nº 58 de Asesoramiento al sitio Albufera de Valencia de 2006.

En Diciembre de 2006 la Misión Ramsar de Asesoramiento al sitio Albufera de Valencia visitó el Parque Natural de la Albufera y mantuvo reuniones de trabajo durante tres días, emitiendo las oportunas conclusiones.


La Misión se produjo como consecuencia de las denuncias efectuadas por el Grupo Municipal Socialista del Ayuntamiento de Valencia; Acció Ecologista-Agró y la Fundació d’Amics de la Albufera.
El motivo de la denuncia fue la aprobación por parte de la Generalitat Valenciana del Decreto 71/93 de Régimen Jurídico del Parque Natural de la Albufera, por el que se pretende permitir nuevas edificaciones en determinadas zonas del Parque.
La más significativa, y que motivó la denuncia de nuestro Grupo Municipal, mediante escrito del 30 de junio de 2004, pretende edificar viviendas en Pinedo. Un proyecto que el Ayuntamiento de Valencia mantiene a pesar de las conclusiones de la Misión.
Efectivamente los representantes de la Misión Ramsar comprobaron in situ que “ el límite sur de Pinedo se encuentra en una situación de degradación a pesar de que la zona está incluida en el Parque Natural” y tras las diferentes reuniones constataron que la recalificación urbanística basada en el realojo de afectados por el proyecto de la ZAL no tenía fundamento pues “ una parte de las familias afectadas por las obras de acceso a la ZAL han sido realojadas y las autoridades responsables de la infraestructura de la ZAL parece que no han solicitado en ningún momento al Ayuntamiento de Valencia la dotación de nuevo suelo urbano en la pedanía de Pinedo” y por tanto “queda patente que no existe demanda sorial real de vivienda en la pedanía”.
Por ello, la Misión concluyó que “la actuación más adecuada sería la recuperación ambiental de las zonas degradadas incluidas en el Parque Natural, con el fin de restaurar el límite sur de Pinedo. Cabe por tanto instar al Ayuntamiento de Valencia, como órgano competente, iniciar sin demora la elaboración y tramitación de un Plan Especial, de los previstos en la Ley 16/2005 de 30 de diciembre de la Generalitat Valenciana, que contemple prioritariamente este objetivo de restauración ambiental”. (documento 1)
Han transcurrido tres años desde este acuerdo de la Misión RAMSAR, y la situación actual, lejos de mejorar, ha empeorado, por el empeño de las autoridades valencianas en continuar con la recalificación urbanística en terrenos afectados por el sitio Ramsar de la Albufera.

1

Revisión del Plan General de Valencia

El Ayuntamiento de Valencia mantiene, tal como figura en el cuadro adjunto, su pretensión de recalificar esta zona sur de Pinedo con una superficie de 89.171 m2 que permitirían construir 345 nuevas viviendas. (documento 2)


Este documento de revisión del Plan General fue expuesto al público en abril de 2008 y aprobado por el Ayuntamiento de Valencia en la sesión plenaria de 31 de julio de 2009. Como pueden comprobar en la página 5 del documento del acta que se adjunta el Grupo Municipal Socialista advirtió a la Alcaldesa de la vulneración del convenio Ramsar.
Y esta aprobación la realiza el Gobierno Municipal del Ayuntamiento de Valencia, a pesar de figurar en el expediente informe del Jefe de Servicio de Ordenación Sostenible del Medio (Conselleria de Medio Ambiente) que advierte del informe Ramsar y de sus conclusiones.
Por tanto, en la fase de aprobación de la Memoria Ambiental de la revisión del PGOU, la Generalitat Valenciana ha obligado al Ayuntamiento a rebajar las expectativas urbanísticas de las 345 viviendas, a las que prevé el PRUG que se refiere a recalificar suelo para las viviendas “estrictamente necesarias para el realojo”, manteniéndose por tanto la recalificación de terrenos en contra del informe final de la Misión RAMSAR.
2

La degradación se extiende al sur de Pinedo

Las expectativas urbanísticas que las autoridades valencianas han generado con esta recalificación de terrenos, está posibilitando que la degradación se vaya extendiendo hacia el sur. Los terrenos de cultivo han sido abandonados y su lugar lo ocupan ahora aparcamientos de vehículos y basuras. Se adjuntan algunas fotografías (documento 3).



3

La situación jurídica

Mediante sentencia 484/08 (documento 4) se declara parcialmente contrario a Derecho el Decreto 258/04 de 19 de noviembre del Consell de la Generalitat Valenciana, por el que se aprueba el Plan Rector de Usos y Gestión (PRUG). Este decreto, entre otras cosas, anula las pretensiones de las autoridades valencianas de recalificar terrenos para edificar.

Sin embargo, la Generalitat Valenciana, no ha acatado la sentencia y la ha recurrido al Tribunal Supremo, manteniendo por un lado la incertidumbre jurídica y por otro lado evitando asumir las conclusiones de la Misión nº 58 Ramsar.
Si esta sentencia es declarada firme por el Tribunal Supremo, esto implicaría la anulación absoluta, sin excepciones, de la posibilidad de expansión urbanística del núcleo de Pinedo y las otras áreas afectadas.
Por tanto, al haberse recurrido la sentencia, el PRUG sigue vigente (en contra de lo manifestado por la Misión RAMSAR), y es conveniente recordar que este documento permite la recalificación de terrenos en Pinedo.

4

Las determinaciones del PRUG

El PRUG dice en su artículo 35.4 “Con carácter excepcional el Consejo Directivo del Parque Natural, a propuesta de los Ayuntamientos respectivos podrá emitir informe favorable, preceptivo y vinculante, sobre la realización de las actuaciones urbanísticas necesarias para alcanzar las finalidades descritas en el siguiente apartado 4.3 en determinados ámbitos colindantes al suelo urbano, entre ellos el de Pinedo (término municipal de Valencia). En este caso de Pinedo, la finalidad única es permitir el realojamiento, en su misma pedanía de origen, de los vecinos de la misma desplazados de sus viviendas por la construcción de infraestructuras de acceso a la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) del Puerto de Valencia”.


Cuando se realizó la visita de la Misión Ramsar, ya se constató la innecesariedad de nuevas viviendas para realojos, y por tanto de ahí el informe vinculante sobre la obligación de elaborar un Estudio de Paisaje para regenerar los terrenos.
Pero, a mayor abundamiento, las primera fase de viviendas construida por la Generalitat en terrenos situados en el barrio de Natzaret, próximos a la ZAL, no han sido ocupadas en su totalidad por vecinos afectados por las expropiaciones de la ZAL, (documento nº 5) concluyéndose por tanto el realojo, y quedando vacantes viviendas que ahora se adjudicarán a quién esté interesado independientemente de su lugar de residencia. En la fotografía adjunta se puede comprobar el solar donde aún está pendiente edificarse una segunda fase, que se destinará a cualquier ciudadano mediante concurso, dada la innecesariedad de realojo.
Luego, si queda superado el problema de los realojos de los vecinos afectados por la ZAL, que era el único argumento para recalificar estos terrenos, no entendemos muy bien cuál es la obstinación de las autoridades valencianas, que han recurrido la sentencia al Tribunal Supremo y no acatan las conclusiones de la misión Ramsar, manteniendo las expectativas urbanísticas.
5

Conclusión

El Ayuntamiento de Valencia y la Generalitat Valenciana han incumplido las conclusiones del informe elaborado por la Misión Ramsar nº 58 de Asesoramiento al sitio Albufera de Valencia que exigían que tras la visita a varias zonas del Parque constató que se mostraban marcas de degradación ambiental muy avanzada recomendando ejecutar en un plazo breve un programa global de restauración ambiental de los espacios periurbanos y rurales degradados con el fin de planificar las actuaciones necesarias para el mantenimiento del carácter ecológico del ecosistema de l’Albufera y que incluya entre otras, la restauración de todas las áreas degradadas mencionadas en el informe.


Por otro lado, dice el informe “el desarrollo urbanístico dentro del Parque Natural de la Albufera debía limitarse estrictamente”, y en cuanto a Pinedo señalan que “la actuación más adecuada sería la recuperación ambiental de las zonas degradadas incluidas en el parque natural, con el fin de restaurar el límite sur de Pinedo. Cabe por tanto instar al Ayuntamiento de Valencia, como órgano competente, para que inicie sin demora la elaboración y tramitación de un Plan Especial, previstos en la Ley 16/2005 de 30 de diciembre, de la Generalitat Valenciana, que contemple prioritariamente este objetivo de restauración ambiental”.
Como queda demostrado en este escrito, la Generalitat sigue defendiendo su Plan Rector de Usos y Gestión de la Albufera (PRUG) que permite edificar en varias zonas del parque, a pesar de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, y de las conclusiones de la Misión Ramsar citadas anteriormente.
Por este motivo, le solicitamos adopte las medidas administrativas de carácter sancionador que procedan para que se cumpla el Convenio Ramsar, relativo a los humedales de importancia internacional especialmente como hábitat de aves acuáticas (convenio sobre los humedales o convenio Ramsar), en lo referente al Parque Natural de la Albufera que pertenece al mismo desde diciembre de 1989 (BOE nº 110 de 8 de mayo de 1990).
Valencia, 25 de enero de 2010

Vicente González Móstoles



Concejal Grupo Municipal Socialista





La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal