Seminario internacional de mints mints internacional seminary



Descargar 416.29 Kb.
Página3/6
Fecha de conversión23.01.2018
Tamaño416.29 Kb.
1   2   3   4   5   6

LECCIÓN 4

Horrenda expectación de juicio para los pecadores. 2° Pedro. 2:4-6

“Porque si Dios no perdono a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entrego a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio. 2°Pedro. 2:4.”

Este es el comienzo de una extensa oración que introduce la repetición de la primera parte de una condición. La recurrente cláusula que comienza si en los versículos 4, 5, 6 y 7 (en la NVI) tienen finalmente su conclusión en el versículo 9.

En este extenso argumento Pedro presenta ejemplo tomado de la historia. Es que si Dios no perdono a los ángeles: Pedro recuerda a sus lectores que el ejemplo que da está basado en un hecho histórico que se usa para demostrar a que se refiere. El escribe “Si Dios no perdono a los ángeles.”

Esta cláusula no es tanto una condición como una declaración de un hecho, dado que el castigo de los ángeles en realidad ya se ha llevado a cabo. Pedro escoge esta primera ilustración de un mundo angélico en el cual los ángeles están juntos a Dios, y rodean su trono. La palabra de Dios no enseña que muchos de los ángeles se rebelaron contra Dios pero no sabemos cuál fue la natura de su pecado. Por consiguiente no debemos especular y decir que los ángeles pecaron cuando ellos “Los hijos de Dios” se casaron con los hijos de los hombres (Gen. 6:2).

Los ángeles son seres espirituales sin cuerpos físicos e incapaces de la procreación. De hecho Jesús explica que en la resurrección, la gente como en el caso de los ángeles del cielo “ni se casaran ni se darán en casamiento (Mt. 22:30).” “Cuando pecaron sino que los arrojo al infierno” Pedro declara solamente que los ángeles pecaron, omite los detalles de su pecado.

Estos detalles no son importantes para su argumento inferimos que los ángeles que siguieron a Santas cayeron en pecado antes de que Satanás tentó a Adán y Eva en el paraíso Dios envió a los ángeles caídos al infierno escribe Pedro. El tema la palabra infierno del lenguaje de la mitología griega, Pedro utiliza este termino no para enseñar o para aprobar la mitología griega sino para hablar en el lenguaje de sus lectores.

Ellos entendían que este termino describía aquella parte del infierno donde estaban confiados los peores transgresores. Los ángeles malos permanecen en el cielo a la espera del juicio de Dios. Esto no quiere decir que en el día del juicio ellos serán librados. ¡Por cierto que no! “Lo que sucederá es que ahora se está reuniendo la evidencia para que cuando Dios pronuncie su veredicto en ese día y noche por los siglos de los siglos (Ap. 20:10).”

Por implicación, la conclusión de este versículo resuelta en un argumento de mayor o menor si Dios no perdono a los ángeles que vieran su gloria en el cielo sino que el arrojo al infierno, ¿no castigara a maestros que buscan descarriar a su pueblo? Hacer lo pregunta significa ya contestarla de los tres ejemplos que Pedro da para apoyar su afirmación de que los falsos maestros enfrentan la perdición y la destrucción, el primero tiene que ver con los ángeles caídos.

Mientras que el primer ejemplo revela solamente la ira de Dios y el juicio venidero para estos ángeles la segunda ilustración revela tanto la ira divina como la protección divina Dios destruye el mundo impío con el diluvio pero protege a Noé y a su familia.

“Y sino perdono al mundo antiguo, sino que guardo a Noé, pregonero de justicia, con otras siete personas, trayendo el diluvio sobre el mundo de los impíos. 2°Pedro. 2:5.”

En ambas epístolas Pedro utiliza el tema del diluvio para describir la desobediencia de los impíos y la salvación de los justos. En su primera epístola escribe los espíritus encarcelados que desobedecieron en tiempos antiguos en los días de Noé, cuando Dios esperaba pacientemente mientras se construía el arca.

“En ella solo pocas personas ocho en total se salvaron mediante el agua (3.19-20).” Él se refiere a los espíritus malvados que con éxito llevaron a todo el mundo antiguo a la desobediencia, con excepción de Noé y los siete miembros de su familia. El vuelve a mencionar el mundo antiguo y el poder destructor del diluvio cuando dice en esta su segunda epístola.

Poe esa agua también fue inundado y destruido el mundo de aquel tiempo (3:6). ¿Quiénes eran esta gente inicua del mundo antiguo? En génesis leemos que “todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el, mal” (6.5), y que la tierra estaba corrompida y llena de violencia (vv. 11-12).

Hay muchas cosas en que vemos un paralelo con nuestros tiempos modernos en que los reportes describen diariamente tristes relatos de crimen y de corrupción en nuestra sociedad. Ellos no recuerdan que estamos viviendo en el mundo cada vez más violento y llegan a preceder que la raza humana se destruirá algún día.

“Jesús compara los días que preceden a su regreso con los tiempos en que Noé construía el Arca (Mt. 24:3-39).” La Escritura nos recuerda que el diluvio fue el juicio de Dios sobre el mundo inicuo en el tiempo de Noé. Dios destruyo a la raza humana y a los animales que protegió en el arca. Que el diluvio allá sido universal o local es algo que no tiene gran relevancia en este punto.

Lo importante es que Dios pronuncio juicio sobre el mundo impío y lo destruyo con las aguas del diluvio (Gen. 6:5—8:19). Pedro llama a Noé predicador de la justicia: “el escritor de la epístola a los hebreos confirma esta observación. Él dice que cuando Noé construyo un arca para salvar a su familia, “condeno al mundo y fue hecho heredero de la justicia que viene por la fe (He. 11:7).”

La construcción de un arca sobre la tierra seca dio pie a numerosas oportunidades para la predicación de la justicia a los habitantes malvados del mundo. Durante 120 años Noé construyo el arca y exhortaba a la gente arrepentirse. Con todo, nadie acepto su enseñanza ya que todos perecieron. Aporte de su énfasis en la destrucción del mundo, Pedro subraya también la protección de Noé y de su familia.

De aquellos a quienes Dios salvo del violento diluvio. Noé y “y a otras siete.” Estas siete incluían a la esposa de Noé, a sus tres hijos y a las mujeres de estos. Dios salvo sus vidas porque eran justos ante sus ojos. Estas ocho personas continuaran la raza humana. Si Dios no perdono al mundo antiguo de los días de Noé, cuanto menos podrá esperarse que perdone a los falsos maestros del tiempo de Pedro. Sin embargo así como Dios protegió al creyente Noé y a su casa, del mismo modo el perdonara a los creyentes que permanecen fieles a la enseñanza de la escritura.

En otras palabras el mensaje de Pedro apunta a exhortar y animar a los lectores de esta epístola. El tercer ejemplo que “Pedro cita describe la destrucción de Sodoma y Gomorra (Gen. 19:24-29).” De la devastación causada por el diluvio el apóstol pasa al incendio de dos ciudades. Y así como ocho personas fueron salvadas del diluvio, del mismo modo solamente tres personas pudieron escapar de la sal y azufre ardiente que llovieron sobre las ciudades de las llanuras del Jordán, “hasta la mujer de Lot fue transformada en estatua de sal (Gen. 19:26).” Solamente Lot y sus dos hijas sobrevivieron.

“Y si condeno por destrucción a las ciudades de Sodoma y de Gomorra, reduciéndolas a ceniza y poniéndolas de ejemplo a los que habían de vivir impíamente. 2°Pedro.2:6.”

Pedro menciona solamente las ciudades de Sodoma y Gomorra como lugares representativos las otras ciudades eran Adna, Zeboim y Bela también conocida como Zoor (Gn. 14:2). Cuando Lot escogió vivir cerca de Sodoma “toda la llanura de Jordán, que todo ella era de riego como el huerto de Jehová como la tierra de Egipto (Gn. 13:10 VRV).”

Unen en aquellos días “Sodoma y Gomorra ya eran ciudades importantes conocidas por su maldad y especialmente por la homosexualidad de sus habitantes (Gn. 19:4-5).” El pecado de este pueblo era tan grave que Dios determina destruir toda la llanura del Jordán. Por medio de causas naturales el devasto para siempre esta zona.

“dado el hecho de que una erupción volcánica es geológicamente improbable, es sumamente posible que fuese un terremoto acompañado por la emisión explosiva de gas y betún y sal de roca lo que causa la destrucción de Sodoma y Gomorra.”38

“Dios destruyo a todos los seres vivientes de la llanura del Jordán con azufre ardiente (Gn. 19:24).” La gente judía conocía completamente la historia de Sodoma y Gomorra. Por medio de sus profetas. Dios les recordaba el pecado la condenación y destrucción de los moradores de estas ciudades. Por ejemplo, Moisés se refiere a la ira encendida del Señor que causo la devastación total de Sodoma y Gomorra, Adna y Zeboim (Dt. 29:23).

El usa esta calamidad como ejemplo de lo que Dios hará a los Israelitas si ellos desobedecen al Señor. Los profetas Isaías, Jeremías, Exequiel, Oseas, Abdías también citan la destrucción de Sodoma y Gomorra como ejemplo de la ira de Dios contra el pecado.”39 “Hasta Jesús compara el destino de estas ciudades con la predicción que espera al incrédulo (Mt. 10:15-11:23-24—Ro.9:23).”

En un relato paralelo, judas especifica el pecado de estas ciudades condenadas. El escribe de modo semejante Sodoma y Gomorra y los pueblos vecinos se entregaran a la inmoralidad sexual y a la perversión contra naturaleza. Por eso sirven como ejemplo de los que sufren el castigo de un fuego eterno.

RESUMEN LECCIÓN 4

Mediante algunos ejemplos tomados de la historia, Pedro compara el destino de los falsos maestros con el de los ángeles que pecaron y que fueron condenados al infierno, con el de los incrédulos coetáneos de Noé que perecieron en el diluvio y con las ciudades de Sodoma y Gomorra, que fueron reducidas a cenizas,

En contraste, Dios protegió a Noé y a su familia, y rescato a Lot. Así vemos que Dios salva al, justo pero castiga al injusto en el día del juicio.

Preguntas lección 4

1-¿La recurrente cláusula que comienza si en los versículos 4, 5, 6, 7 en la NVI que tiene?

2-¿Qué extenso argumento Pedro presenta ejemplo tomado de la historia?

3-Los ángeles son seres espirituales sin cuerpos físicos e incapaces de la procreación.

4-¿Cuándo pecaron los ángeles sí que el arrojo al infierno?

5-Los ángeles malos permanecen en el cielo a la espera del juicio de Dios.

6-¿Dios destruye el mundo impío con el diluvio pero protege a quién?

7-¿Cuántas personas se salvaron del diluvio?

8-¿Cuántos años se demoró Noé en construir el arca?

9-¿Cuántas persona se salvaron de Sodoma y Gomorra?

10-¿Con que destruyo a Sodoma y Gomorra y los seres vivientes?

LECCIÓN 5

El amor de Dios para con el justo y el castigo para los que hacen iniquidad.

2° Pedro. 2:7-10

“Y libro al justo Lot, abrumado por la nefanda conducta de los malvados. (Porque este justo, que moraba entre ellos, afligía cada día su alma justa, viendo y oyendo los hechos inicuos de ellos). 2°Pedro. 2:7-8.”

Más bien, Pedro describe ajustadamente las circunstancias históricas de la vida de Lot en Sodoma.

Lot dudo en dejar la ciudad. Es más, los ángeles tuvieron que tomar su mano y la mano de su mujer e hijas para llevarlos a un lugar seguro (Gen. 19:16). Por medio de sus ángeles, Dios literalmente rescato a Lot y a sus hijas.

Pero la mujer de Lot pereció cuando, desobedeciendo la advertencia del ángel miro hacia atrás para ver el incendio de Sodoma.

Justo. Nótese que tanto a Noé como a Lot se describen como justos, aunque la vida de Lot (tal como se relata en Génesis) no sea demasiado recomendable. Cuando los sodomitas rodearon la casa de Lot y pidieron que les entregase a sus dos huéspedes; “para que podamos tener trato sexual con ellos (Gn. 19:5).” Lot ofreció a sus dos hijas vírgenes a estos hombres lascivos.

“Parecería que el razonaba que era mejor que ellos satisficieran sus apetitos sexuales incontrolables mediante actos naturales que mediante excesos burdamente desnaturalizados.”40 No podemos excusar el modo de pensar de Lot y llegamos a la conclusión de que él era débil en cuanto a su moral.

Además, el estupor de la embriaguez de Lot que ocasiono el pecado de incesto en su propia familia puso una mancha permanente sobre su moralidad personal (Gn. 19:30-38).

“Abraham, sin embargo, consideraba a Lot hombre justo, porque le rogo a Dios que no destruyese la ciudad si tan solo había diez personas justas allí (Gn. 18:32).” “Jesús menciona a Lot en su discurso acerca del fin de los tiempos (Lc. 17:28).”

Y la literatura apócrifa menciona a Lot como hombre justo (Sab. 6:6—19:17). Obsérvese que Pedro describe enfáticamente a Lot tres veces con el adjetivo justo.

“Lot, hombre justo” (v.7); “Ese justo” (v.8ª); “Su alma justo” (v.8b).

Debemos entender la justicia de Lot contra el trasfondo de la misericordia de Dios (Gn. 19:16). En su misericordia, Dios rescato a Lot, y él también sabe cómo rescatarnos a nosotros de las pruebas (v.9).

Pedro describe a Lot como un hombre cuya alma justa estaba abrumada por las prácticas inmorales de los sodomitas. Como creyente, Lot objetaba a los pecados de la gente entre la que vivía día tras día, porque se veía “atormentado en su alma justa por las maldades que veía y oía.”

Lot y su familia no se dejaron devorar por la marca de inmoralidad que había arrasado las ciudades de la llanura. Como Noé y su casa en épocas preveías, también Lot y su familia resistieron a pie firme los embates del pecado. En suma, el alma de Lot no se había encallecido ante los hechos inicuos que veía diariamente.

Atormentado. No debemos tomar esta palabra muy a la liguera; en griego se usa el tiempo imperfecto para indicar una acción continua en el pasado. En este versículo la palabra denota el estado mental de Lot; los hechos inicuos de los sodomitas afectaban el alma de Lot.

Si damos por sentado que Lot les haya predicado a sus conciudadanos, aunque no se conoce como “predicador de la justicia” (v.5), podemos colocarlo junto a Noé. Sin embargo, es necesario recordar que Lot escogió vivir en el fértil valle del Jordán no por razones de evangelismo sino por razones económicas (Gn. 13:10-11). Es por eso que Lot perdió todas sus posesiones materiales cuando tuvo que huir para salvar su vida.

Quizás debiéramos traducir el participio griego vivía del versículo 8 como causa o concesión. Es decir, podemos traducir el versículo de una de dos maneras; “Lot, dado que vivía en medio de ellos”, o “aunque vivía en medio de ellos día tras día, Lot era atormentado.”41

La frase día tras día demuestra que Lot persistió en su oposición a los actos pecaminosos de sus vecinos. Por esta razón, Pedro escribe que el alma justa de Lot estaba atormentada por las maldades. Lo que Lot veía y oía venia de un pueblo que vivía sin ley de Dios.

O bien conocían la ley de Dios pero ignorantes de la ley divina. Sea cual fuere el caso, el hecho es que esta gente siguió atormentando diariamente al alma justa de Lot hasta que Dios en su misericordia lo rescato.

“Sabe el Señor librar de tentación a los piadosos, y reservar a los injustos para ser castigados en el día del juicio. 2°Pedro. 2:9.”

Pedro habla como pastor que busca animar a los miembros de su grey. El dirige en primer lugar a los cristianos con un mensaje de aliento y revela luego el futuro de los incrédulos.

Sus palabras sirven también de advertencia a aquella gente que se va apartando de la verdad de la Palabra de Dios.

“Es porque el Señor sabe cómo librar de la prueba a los piadosos.” La NVI ha añadido una breve frase (Es porque) que resume la esencia de los versículos precedentes. Como la añadidura de esta cláusula, la oración misma tiene una propuesta y una conclusión.

Pedro quiere que sus lectores sepan que Dios tiene el control de toda situación y que ellos pueden estar seguros de ello. Como dice Pablo: “Fiel es Dios, y no os dejara ser tentados más de lo que podéis resistir (1°Co. 10:13).”

Los lectores experimentaron la perniciosa influencia de los falsos maestros que se infiltraron en la iglesia cristiana. Vino también la evidencia de las doctrinas erróneas en la conducta vergonzosa de estos maestros. Y no cabe duda que ellos se preguntaban porque Dios permitía que su pueblo fuese hostigado por hombres malvados.

Por ser un experimentado pastor, Pedro sabe que es posible que el abatimiento surja. Por eso, él dice que el Señor sabe cómo librar. Es probable que Pedro escoja la expresión Señor como variante de la palabra Dios como el nombre que trasmite la gracia y la misericordia de Dios.

El lenguaje que Pedro utiliza en este punto trae a la mente la última petición del Padrenuestro. “Y no nos metas en tentación (prueba), sino líbranos (rescátanos), del maligno (Mt. 6:13 NVI).” Dios probó a Noé cuando le dijo que construyera el arca.

Y Dios permitió que Lot entrase en tentación cuando este escogió vivir cerca de Sodoma. Pero así como Dios libro a ambos hombres de un mundo malvado en la antigüedad, a si “también librara hoy en día a la gente consagrada de sus pruebas y tentaciones ( 2°Ti. 4:18—Ap. 3:10).”

“Y reservar a los injustos bajo castigo para el día del juicio.” En la segunda parte del versículo 9, Pedro revela que está sucediendo con la gente que se entrega al pecado. Visto que ellos violan deliberadamente la ley de Dios, él los pone bajo castigo hasta el día del juicio.

Jesús habla de dicho día, por ejemplo, cuando se refiere al juicio de Sodoma y Gomorra (Mt.10:15).”42 Y Pedro revela que “el cielo y la tierra actuales están guardados para el fuego, reservados para el día del juicio y la destrucción de los impíos (3:7).”

¿Qué sucederá en ese día de juicio? Los impíos que se niegan a apartarse de su vida pecaminosa recibirán castigo eterno. Serán arrogados “al lago de fuego. El lago de fuego es la muerte segunda (Ap.20:14).”

Así como los presos quedan bajo custodia hasta el día en que comparecen ante la corte, del mismo modo Dios guarda a los impíos hasta el día del juicio. Sin embargo, Pedro añade la cláusula bajo castigo. Podemos interpretar esta cláusula dándole una connotación presente o una futura.

Aquí tenemos una traducción representativa que expresa claramente el tiempo presente: “A los culpables el Señor sabe cómo irlos castigando, guardándolos para el día del juicio (NBE).” Y en la siguiente versión se evidencia el tiempo futuro: “Sabe el Señor reservar a los injustos para ser castigados en el día del juicio (VRV).”

Aunque ambas traducciones son corrientes, estoy a favor de la primera, ya que el texto griego tiene un participio presente al cual no podemos fácilmente atribuirle un tiempo futuro.”43 “Además, en la parábola del rico y Lázaro Jesús enseña que el impío sufrirá mientras espera el día del juicio (Lc. 16:19-31).”

Es cierto que no tenemos ninguna indicación de que los falsos maestros del tiempo en que Pedro escribía estuviesen sufriendo el castigo divino, pero sabemos por su conducta que ellos marchaban hacia su propia destrucción.

“Y mayormente a aquellos que, siguiendo la carne, andan en concupiscencia e inmundicia, y desprecian el señorío. Atrevidos y contumaces, no temen decir mal de las potestades superiores.” 2°Pedro 2:10.

Si bien Pedro recurre a eufemismo para describir estas prácticas impías, su mensaje es suficientemente claro: “Ellos siguen los corrompidos deseos de la naturaleza pecaminosa literalmente, carne.”

En el pasaje paralelo, Judas da un detalle similar: “Estos soñadores se contaminan el cuerpo, rechazan la autoridad e insultan a los seres celestiales” (v.8). Tanto Pedro como Judas dan a entender que esta gente impía esta entregada a prácticas homosexuales similares a las que seguían los sodomitas (Gn. 19:5). El resultado de sus prácticas será la destrucción total.

La redacción de este texto indica que estos inmorales sexuales son esclavos de sus deseos corrompidos. “Ellos no son líderes, sino seguidores; van detrás de la pecaminosa naturaleza que les sirve de líder (comparar 3:3—Jud. 16-18).”44 En vez de evitar la contaminación, estos falsos maestros encuentran gran placer en la impureza moral.

Una traducción literal dice, al hablar de ellos; “los que andan en la concupiscencia de la impureza” (NKJV). Palabra griega que se traduce “impureza” se refiere al acto de contaminarse uno mismo y contaminar a otros. Está precedida por el termino concupiscencia y forma la frase concupiscencia de la impureza. Esta frase significa un “ansia por usar la carne de modo ilegal y contaminante.”45

Las doctrinas adoptadas por estos maestros llevan a un rechazo deliberado de la autoridad divina. Pedro se limita a decir “ellos desprecian la autoridad.” Estas palabras dan a entender que estos maestros desprecian la autoridad de Jesucristo. “El verbo despreciar significa en el griego que una persona expresa su odio contra Cristo por medio de la burla y del menosprecio (Mt. 6:24—Lc. 16:23).” Los falsos maestros odian a Jesucristo.

RESUMEN LECCIÓN 5

Mediante algunos ejemplos tomados de la historia, Pedro compara el destino de los falsos maestros con el de los ángeles que pecaron y que fueron condenados al infierno, con el de los incrédulos coetáneos de Noé que perecieron en el diluvio y con las ciudades de Sodoma y Gomorra, que fueron reducidas a cenizas. En contraste, Dios protegió a Noé y a su familia, y rescato a Lot. Así vemos que Dios salva al, justo pero castiga al injusto en el día del juicio.

Preguntas lección 5

1-¿Por qué la mujer de Lot quedo como estatua?

2-¿Quiénes libraron a Lot y sus hijas?

3-¿Por qué Dios nombra a dos hombres que eran justos quiénes eran?

4-¿Por qué Abraham consideraba a Lot hombre justo?

5-¿Por qué Pedro describe enfáticamente a Lot tres veces con el adjetivo común?

6-¿Por qué a Lot se le reconoce como el predicador?

7-¿Cómo dice Pablo de Dios?

8-¿Los impíos que se niegan a apartarse de la vida pecaminosa que castigo recibirán?

9-¿Qué dice la traducción literal al hablar de ellos?

10-¿Estos maestros llevan aun rechazo deliberado de la autoridad divina que dice Pedro?

LECCIÓN 6

Lenguaje desconocido y conducta corrompida de los malos elementos.

2°Pedro. 2:11—14.

“Mientras que los ángeles, que son mayores en fuerza y en potencia, no pronuncian juicio de maldición contra ellas delante del Señor. 2°Pedro. 2:11.”

Aunque tomásemos literalmente el texto griego, nos encontraríamos todavía con la necesidad de indicar quienes son estos seres gloriosos. “Algunos intérpretes aplican la palabra glorias a aquellos dignatarios humanos que ejercen el liderazgo o en los asuntos cívicos.”46

Pero el contexto subsiguiente (v.11) no parece hablar de autoridades eclesiásticas o civiles sino de ángeles (Judo. 8). Si interpretamos el término glorias como una referencia a los ángeles, surge la pregunta acerca de si se trata de ángeles caídos o de ángeles buenos.

La identificación de los ángeles buenos con los seres gloriosos es casi natural, ya que rodean el trono de Dios, comparten su gloria y le sirven como mensajeros.

Sin embargo, el versículo 11 indica claramente que los ángeles “a pesar de superarlos en fuerza y poder, no formulan contra tales seres ninguna acusación insultante en la presencia de Dios.” La implicación tacita es que no son los ángeles buenos sino los malos que “merecen la condenación.”47

Aun si reconocemos que el texto (v.11) parece sugerir esta interpretación, son numerosas las preguntas que quedan. Por ejemplo, aquí tenemos dos de ellas: ¿Por qué se llaman los ángeles caídos “gloriosos” cuando es obvio que han sido condenados?

Pedro revela que los ángeles evitan acusar a los ángeles caídos en presencia del Señor. El usa una clausula comparativa para describir a los ángeles cuando dice, “a pesar de superarlos en fuerza y poder.” ¿Con quién esta Pedro comparando a los ángeles? La comparación podría establecer con los falsos maestros o con los seres celestiales

Los ángeles probos si tienen razones para acusar a aquellos que alguna vez pertenecieron a sus cuadros, pero que han caído y se han apartado de Dios. “No obstante, estos ángeles fieles a Dios evitan cuidadosamente presentar acusaciones contra satanás y sus huestes (comparar con Zac. 3:2—Jud. 9).” al contrario, ellos dejan el asunto del juicio de los demonios en las manos de Dios.

En su arrogancia, los apostatas opinan que son más fuertes que los demonios. Repudian el poder y la fuerza de estos ángeles caídos y piensan que pueden insultarlos trayendo acusaciones difamatorias contra ellos.

Pero nótese que los ángeles de Dios, que están ante la presencia misma de Dios, ni se atreven a acusar a los demonios. En contraste con lo anterior, a satanás y a sus seguidores les es negado un sitio en el cielo. “Ellos perdieron la batalla contra el arcángel Miguel y sus fuerzas, fueron expulsados del cielo y arrogados a la tierra (Ap. 12:7-9).”

En suma, los demonios tienen ahora su lugar entre los hombres. Los apostatas atrevidos y arrogantes, sin embargo, no se dan cuenta del poder y de la fuerza de las huestes de satanás en la tierra. Con sus acusaciones difamatorias sellan su propia destrucción, tal como Pedro lo explica en el versículo siguiente.

“Pero estos, hablando mal de cosas que no entienden, como animales irracionales, nacidos para presa y destrucción, perecerán en su propia perdición. 2°Pedro. 2:12.”

Implícitamente Pedro llama la atención a dos tipos de conocimiento: el espiritual y el natural. Los herejes han despreciado el conocimiento espiritual, ya que en su ignorancia difaman “a los seres celestiales.” Poseen solamente el conocimiento natural, que aun las bestias poseen. “Dicho conocimiento eventualmente los llevara a la destrucción.”48

En su epístola, Judas tiene un paralelo a lo aquí escrito: “Estos, en cambio, insultan todo lo que no entienden; lo que entienden por instinto, como animales desprovistos de razón, es precisamente lo que los destruye (v.10).”

Aunque estos dos textos de las epístolas de Pedro y de Judas presentan el mismo mensaje, la redacción de Pedro es más descriptiva que la de Judas. Ambos escritores se refieren a la ignorancia y a la difamación de los falsos maestros; Pedro compara dicha ignorancia con la de los animales.

“Son como animales irracionales, guiados únicamente por el instinto”

Los animales carecen del poder del raciocinio que el hombre posee y por lo tanto se confían del instinto creado para satisfacer las necesidades de existencia diaria. Aunque esta cualidad innata los guía y los dirige, ellos sin embargo corren el riesgo de ser cazados y destruidos por el hombre o por las bestias.

“Nacidas para que se les cace y se les destruye.” Pedro usa esta ilustración para dar a entender que el hombre no nació para ser capturado y matado, “sino para vivir en libertad y con conocimiento espiritual, con una confianza plena puesta en Dios.”49

“Pero estos hombres que se han apartado deliberadamente de Dios son como bestias del campo. Viven según sus instintos, y a causa de su ignorancia espiritual pronto perecerán (Sal. 49:12).”

“Y también perecerán como animales.” Una interpretación generalmente aceptada por los comentaristas es que estos falsos maestros encuentran una muerte súbita y violenta, “así como los animales son cazados y matados por los hombres.”50

Otra traducción pone el énfasis en el carácter destructivo de la obra que llevan a cabo estos maestros: “Ellos serán destruidos en su propia destrucción” (ASV; véase también BJer). En el contexto del pasaje, esta traducción tiene su mérito.

“Recibiendo el galardón de su injusticia, ya que tienen por delicia el gozar de deleites cada día. Estos son inmundicia y manchas, quienes aún mientras comen con vosotros, se recrean en sus errores. 2°Pedro. 2:13.”

La intención del mensaje de Pedro es señalar la verdad del Antiguo proverbio: “El hombre cosechara lo que sembró (Ga. 6:7—Pr.22:8—Os. 10:12-13—2°Cor.9:6).” Es decir, que los falsos maestros recibirán el pago total de los males que han perpetrado. ¿Cuál es, entonces, el daño que estos apostatas han causado? En los versículos 13 al 15 Pablo presenta un catálogo de males. Aquí esta los dos primeros.

“Su concepto de placer es entregarse a las pasiones sensuales en pleno día.” El objeto de esta oración no es dar a entender que la diversión nocturna sea aceptable. “El pecado es habitualmente cometido bajo la protección de la oscuridad (Jn. 3:19).” por ejemplo Pablo escribe: “Los que se emborrachan, se emborrachan de noche (1°Ts.5:7; Ro. 12:11-13).” Pero esta gente se burla de todas las normas de conducta y va de parranda aun durante el día.

Aparentemente los herejes no tienen deseos de tener un buen empleo, no tiene nada que hacer durante el día, y pasan su tiempo de parranda en parranda (Isa.5:11).”51

Si dejamos de lado el verbo parranda, la oración misma transmite un mensaje positivo, ya que el placer y la luz del día son dones hermosos de Dios, pero la presencia del verbo cambia todo el mensaje: el placer y la luz del día son puestos al servicio del pecado.

“Son manchas y suciedad, que se gozan en sus placeres mientras los acompañan a ustedes en sus comidas.” Las palabras manchas y suciedad son lo opuesto de la descripción que Pedro hace de los creyentes. El los insta a “esfuércense por ser hallados sin manchas ni reproche, y en paz con el Señor” (3:14). Al describir a Jesucristo, Pedro lo describe “cordero sin mancha o defecto” (1°Pedro.1:19).

Las personas que se describen en este texto, sin embargo, son exactamente lo opuesto a Cristo y de su iglesia. Entran en las casas de los miembros de la iglesia y comparten la comida y la bebida que el anfitrión les provee.

Quizás ya en el tiempo de Pedro, la comida comunitaria estaba separada de la Cena del Señor. Este ágape enfatizaba la hermandad de los participantes, la eucaristía marcada la unidad que los creyentes tienen en Cristo. Pablo indica a los cristianos corintios que deben establecer una distinción entre las dos celebraciones cuando les dice: “¿No tenéis casa en las cuales comer y beber? (1°Co. 11:22).” El texto no dice si estos parranderos manchaban de esta manera la mesa del Señor en el tiempo de Pedro. Pedro, sin embargo, indica que banque ataban hasta el punto de que se transformaban en manchas y suciedad para la comunidad cristiana.

“Tienen los ojos llenos de adulterio, no se sacian de pecar, seducen a las almas inconstantes, tienen el corazón habituado a la codicia, y son hijos de maldición. 2°Pedro.2:14.”

“Teniendo los ojos llenos de adulterio, son insaciables en el peca.” La lectura literal del término adulterio es “adultera.” En esta oración la palabra se refiere a “ojos que están llenos de deseos de encontrar una adultera, que siempre están buscando una mujer con la cual cometer adulterio.” 52 El lenguaje descriptivo de Pedro trae ecos de las palabras de Jesús: “Cualquiera que mira una mujer para codiciarla, ya ha adulterado con ella en su corazón (Mt. 5:28).”

Pedro describe a estos maestros como adúlteros que, por andar mirando codiciosamente a las mujeres, nunca dejan de pecar. Qué punto de vista desagradaste del sexo opuesto. “A ojos de estos, una mujer no es una persona sino una herramienta diseñada para satisfacer sus apetitos sexuales.”53

“Seducen a las almas inconstantes.” Pedro toma una palabra del lenguaje del pescador que tira un anzuelo para atrapar al incauto pez (v. Stg. 1:14). Estos maestros tratan de atrapar a hombres y mujeres, especialmente a aquellos cristianos que son inconstantes en su fe, para hacerlos caer en pecados sexuales.

Andan buscando miembros de la iglesia que no se han puesto “la armadura de Dios (Ef. 6:13).” y que no han atendido al consejo de Pedro de “estar afianzando en la verdad (1:12).” Se trata de personas que, por su inestabilidad, distorsionan las Escrituras (3:16) y se transforman en fácil presa del diablo y sus secuaces.

“Son expertos en la avaricia.” “El pecado de la avaricia no es solo una transgresión del décimo mandamiento del Decálogo, sino que equivale a la idolatría (Col. 3:5).” Es decir que el hombre no adora a Dios sino al ídolo de la codicia. Al comenzar su descripción de estos maestros, pero advierte a los creyentes contra él, peligro de ser explotados. Él dice: “Llevados de la codicia estos maestros se aprovecharan de ustedes con los relatos inventados por ellos” (v.3). “Por hacer del dinero su ídolo (Mt. 6:24—Lc. 16:13).” esta gente recibe la maldición de Dios.

“Hijos de maldición.” Pedro revela aquí su antecedencia hebrea, ya que exclama enfáticamente: “Hijos de una maldición.” La expresión hijos de es semita y aparece en la obediencia hijos obedientes (1°Pedro. 1:14).” “Esta expresión se asemeja a la frase hijos de la desobediencia (Ef. 2:2—5:6).”

Pedro evita echar una maldición sobre los falsos maestros, ya que la “Escritura enseña que los cristianos no deben maldecir a su prójimo sino más bien bendecirlo (Mt. 5:44—Lc. 6:28—Ro. 12:14-19).” Pedro observa y describe a la gente que de modo deliberado y constante pecan y por consiguiente se hacen objetos de la ira y de la condenación de Dios.”54

RESUMEN LECCIÓN 6

Estos falsos maestros aun llegan a difamar a seres celestiales, formulan acusaciones con toda arrogancia y se conducen como animales, de manera que encontraran una destrucción inevitable. A plena luz del dia se entregan a la borrachera y practican el adulterio. Son codiciosos y hábiles para la seducción. Pedro utiliza como ilustración la vida y móviles de Balaam, cuyo burro le reprocho.

Preguntas lección 6

1-¿En la implicación tacita es que los ángeles malos que merecen?

2-¿Con quién este Pedro comparando a los ángeles?

3-Satanas y sus seguidores perdieron la batalla contra el arcángel Miguel y sus fuerzas y fueron expulsados de dónde?

4-¿Pedro llama la atención a dos tipos de conocimiento cuáles son?

5-¿Por qué serán destructivos de la obra que llevan a cabo estos maestros?

6-Pedro dice el hombre cosechara lo que sembró.

7-¿Los que se emborrachan se emborrachan de noche?

8-¿Teniendo los ojos llenos de adulterio, son insaciables en ele pecar?

9-¿Son expertos en la avaricia?

10-¿Por qué Pedro dice hijos de una maldición?


1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal